La Soledad de un Campéon-Los pokémon de Ethan

Cuando terminé de escribir “La Soledad de un Campeón”, el primer fanfic de Pokémon que publiqué oficialmente en mi cuenta de FanFiction.net y que daría luz al nacimiento del que muchos en el foro y en el server comenzaron a llamar el Lunaverso o “Moonverse”, algo de lo que hasta día de hoy me arrepiento es no haber podido darles personalidades notables a los integrantes del equipo pokémon de Ethan, algo inevitable considerando que era imposible debido a la duración del relato y porque el foco de la trama era Ethan y por extensión Red. En este post me gustaría profundizar un poco en la historia de cada pokémon de forma individual, algo que, valga la redundancia, no pude en su momento.

Empecemos con Typhlosion: al igual que como en la historia original de los juegos de la segunda generación (Oro, Plata y Cristal) y sus remakes (HeartGold y SoulSilver), Typhlosion fue escogido por y dado a Ethan en el laboratorio de Pueblo Primavera por el profesor Elm, cuando apenas era un pequeño y asustadizo Cyndaquil. Con el tiempo y mientras iba fortaleciéndose con cada combate ganado, evolucionando de Cyndaquil a Quilava y de Quilava a Typhlosion, el pokémon mustélido ígneo desarrolló un espíritu fiero y competitivo, siempre buscando oponentes poderosos y tratando de darlo todo en cada duelo. Es de lejos el pokémon más poderoso en el equipo de su entrenador, sin contar obviamente a Lugia, y fue quien le dio a su entrenador sus victorias más importantes contra varios de los líderes de gimnasio, los comandantes del Neo Equipo Rocket, el Dragonite de Lance y los dos encuentros con Red. Sería capaz de morir defendiendo tanto a su entrenador como a Lyra, sabiendo cuándo anteponer el bien de sus amos y amigos a su orgullo.

Ampharos, por otro lado, fue el primer pokémon que Ethan capturó como un Mareep en la ruta 32, y pese a ser físicamente débil compensa dicha vulnerabilidad realizando veloces y potentes ataques eléctricos a la hora de combatir. Fuera de las batallas es bastante callado y respetuoso con sus amigos y con otros pokémon, y depende demasiado de la aprobación de sus compañeros para recordar que es un componente crítico e indispensable para el éxito de su equipo.

Si Typhlosion es el as bajo la manga de Ethan, Heracross es aquel pokémon al que Ethan utiliza para barrer con cuantos oponentes le sea posible antes de mandar a Typhlosion. Fue capturado por su entrenador en uno de los árboles de Pueblo Azalea, a pedido de la nieta de César, quien quería que el pokémon escarabajo dejase de venir por las noches a comerse la miel que extraían de los panales de los árboles cercanos. Es muy glotón, y no aceptará ningún tipo de bayas si estas no han sido previamente bañadas en miel, la cual le enloquece a más no poder.

Como se establece en el fic, el Gyarados de Ethan es aquel Gyarados rojo que se había visto forzado a evolucionar a causa de las ondas de radio del Equipo Rocket, y tuvo que ser capturado en el Lago de la Furia para que su cólera fuese controlada. Pasado el efecto de las ondas, demostró a su entrenador y al resto de su equipo ser un pokémon bastante simpático y amigable, conservando la personalidad que tenía cuando era un Magikarp. No obstante también padece un notorio síndrome de estrés postraumático, pues en ocasiones suele rememorar el intenso dolor que las ondas de radio causaron tanto a su cuerpo como a su mente, lo que produce que pueda llegar a perder el control de sus emociones y a dejarse llevar por la ira. Es por esto que Ethan suele usarle únicamente en momentos muy específicos, ya sea cuando entrena junto con Lance y Clair, quienes son los únicos capaces de tranquilizarlo debido a sus habilidades de doma-dragones miembros del Clan Endrino, o cuando decide visitar Kanto haciendo Surf, pues le ayuda a mantener lejos a cualquier pokémon salvaje y acuático que intente atacarle. Cuando no está combatiendo se queda bajo el cuidado de la madre de Ethan, y le gusta nadar y cazar alegremente en el largo río que conecta Pueblo Primavera con la ruta 29.

Tyranitar es por mucho el más temperamental y vanidoso del equipo. Fue capturado en la Zona Safari de Johto tras que el encargado de la misma ofreciese una recompensa para aquel entrenador que pudiese capturarle para que dejase de causar estragos en la misma y que Ethan aceptó con gusto, cuando era un Larvitar. El evolucionar en Pupitar y posteriormente en Tyranitar no modificó en lo más mínimo sus malos instintos, y por el contrario solo logró que su enojo y su poder se incrementasen exponencialmente, lo que le otorgó a Ethan numerosas y muy significativas victorias por el último tramo de su viaje, antes de desafiar al Alto Mando y a Lance. Es huraño por naturaleza, y tiene una intensa rivalidad con Typhlosion, buscando probar que es más fuerte que el inicial para ganarse la atención y el reconocimiento de su entrenador. Si alguien le molesta o le provoca, arrasará con todo lo que tenga en su camino cegado por la ira, motivo por el cual Ethan solo le saca de su Safari Ball cuando tiene que combatir o comer. En una ocasión Lyra le preguntó a Ethan si había considerado viajar a Kalos y hacerse con una piedra activadora y una Tyranitarita, a lo que Ethan se negó, temiendo que si su pokémon llegase a alcanzar el estado de la mega-evolución no habría entrenador y pokémon en por lo menos cuatro regiones que pudiesen pararle los pies.

Y no puedo no mencionar a Lugia, quien desde luego es el pokémon más poderoso en el arsenal de nuestro protagonista por obvias razones. Emulando la historia de Pokémon SoulSilver, el pokémon legendario eligió a Ethan porque veía algo en él, razón por la cual le permitió combatir contra él y que le capturase en las Islas Remolino, sumándose oficialmente a su equipo. Comprende perfectamente el lenguaje humano y puede hablarlo con telepatía, escogiendo quién puede escucharle y quién no. En muchas circunstancias suele ser la voz de la razón, aunque no compartirá su conocimiento con Ethan ni le dará consejos a menos que este lo busque primero para permitirle cometer sus propios errores y así aprender de ellos él mismo, sin tener que depender de él para saber lo que está haciendo bien y lo que está haciendo mal.

Hear the Noivern roar!
Loading spinner
Subscribe
Notify of
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Kiwi
Kiwi
1 month ago

Eso fue interesante. Pensarle una backstory a los pokis

Loading spinner
1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x