¿Es Pokémon un kodomo? Aka los mitos de las demografías en el anime

¡Hola mundo! La verdad es que desde hace un montón de tiempo que quería estrenar el blog con una entrada respecto al tema del uso de foros de discusión en pleno 2020, pero lo cierto es que debido a los aspectos técnicos que quiero manejar aún me falta organizar bien toda la información y ver cómo la hago digerible.

Hace pocos días con la salida del nuevo remake de Digimon Adventure se volvió a reavivar un debate que en su momento estaba “justificado” debido a la falta de información y de accesibilidad a los medios, pero que hoy en día simplemente no tiene lugar y demuestra que quienes lo fomentan no han estado en contacto con ambas franquicias en más de veinte años: Pokémon vs Digimon y la eterna discusión de que uno es “kodomo” y el otro es “shonen” (y por tanto mejor porque es más serio, maduro porque OMG TIENE VIOLENCIA!!!!111ONCE).

Cualquiera que esté levemente familiarizado con el mundillo del anime habrá oído esas palabras alguna vez y, con toda certeza, en alguna página habrá leído que series como Dragon Ball, One Piece, Fairy Tail, series más recientes como Kimetsu no Yaiba o Boku no Hero Academia son “Shonen“, series para jóvenes entre unos 12-18 años mientras que Pokémon, Doraemon, Hamtaro, entre otros son “Kodomos” para el público infantil y pre-adolescente a lo más; así como Monster, Lain, Evangelion o la adaptación de Berserk son “Seinen” para adultos por tener grandes dosis de violencia o tocar temas como religión o política.

Y es algo que está tan difundido en todos los portales de anime que entonces debe ser cierto. Verdad…. ¿Verdad?

Lo cierto es que… No. Pero la respuesta no es tan fácil de explicar. Y para esto es necesario aclarar una serie de puntos previos a la conclusión.

Demografías no son géneros

Esto es algo que a fechas más recientes la gente sabe porque a tenido mayor difusión gracias a youtubers que saben de anime, así como por blogs informativos. Pese a ello, sigue habiendo mucha confusión entre lo que es una y otra cosa. Un género en artes se define como una serie de elementos determinados que en su conjunto crean un estilo. Saber qué elementos en concreto definen un género no siempre es una labor sencilla ya que estos suelen cambiar en relación del tiempo y lugar. La definición clásica de comedia implicaba una crítica al sistema político o religioso y una modalidad coral que más adelante en la literatura mutaría a obras con una resolución satisfactoria. Es por esta razón que la “Divina comedia” de Dante es una Comedia Clásica pese a no tener “chistes” en ella.

En el caso del anime y manga hay criterios algo más definidos respecto a los géneros. La gran mayoría sencillamente se pueden encasillar en géneros populares como Fantasía, Ciencia Ficción, Aventura, Romance, etc. También existen géneros creados por los mismos japoneses como el Tokusatsu, que es el género mayor para denominar a las producciones vistosas con gran cantidad de efectos especiales (que no necesariamente sean CGI) y que engloban subgéneros como el Mecha (robots gigantes) , Kaijus (monstruos gigantes) o Super Sentai (súper escuadrones).

Lo que nosotros popularmente conocemos como “shonen de peleas” en realidad se llaman Nekketsu [熱血], que significa sangre caliente, ardor o pasión. Se le suele denominar así a las series cuyo protagonista justamente cumple al pie de la letra lo de ser alguien apasionado a quién le mueve más el sentimiento que la cabeza. Yep, el típico prota que evangeliza CON EL PODER DEL AMOR… y si no, CON PUTAZOS TE VA A METER ESE AMOR. Aunque el artículo de Wikipedia cita una serie de características adicionales para definir el género que se ajustan más a la acepción popular de shonen, lo cierto es que en ningún lado cita fuentes que lo confirmen. El artículo tampoco cuenta con una versión en inglés y sólo conduce a la versión francesa, en cuya intro informa que el acuñador del término es el escritor estadounidense Joseph Campbell. Esto es bastante importante de señalar porque me hace pensar que los japones como tal no ocupan este término de manera generalizada para encasillar esa clase de series.

El anime de Pokémon por terminología popular puede no ser un nekketsu, pero Ash por definición estricta SÍ es un protagonista Nekketsu… ¡Anda la osa! Y agárranse los pantalones que esto apenas está empezando.

Las demografías SÓLO aplican al manga

Aquí es donde la mayoría de los reseñadores promedio de anime ya no suelen entrar a fondo (?).

Entendiendo que lo nosotros le decimos shonen no es shonen como tal toca ver qué carajos en un shonen. Lo que todos saben: que significa muchacho [少年] y que hay una revistita que es la Shonen Jump que es un compendio de capítulos de varios mangas bajo la misma editorial y que a todo lo que salga en esa revista con tranquilidad le podemos llamar Shonen.

La cosa es que… la clasificación de Shonen es únicamente para los mangas y no puede ser trasladada de forma directa a las versiones animadas, aunque de eso voy a hablar más adelante.

Para nosotros como occidentales es muy normal pensar que en Japón aplican los mismos criterios que acá imperan en cuanto a qué clase de contenido va para cada edad: si te habla del amor y la amistad es para niños, si tiene acción en la que muestren algo de violencia y sangre es para adolescentes y si tiene muertes explícitas o sexo es para adultos. De nuevo, es lógico pensar de esta manera porque aquí regularmente así se clasifica el contenido. Pero lo cierto es que Japón es bastante excepcional en esto y ellos consideran otra serie de factores que únicamente aplican allá… como el idioma.

La cosa está así. Nosotros usamos el alfabeto griego para formar palabras: De la A a la Z, juntamos letritas y listo, tenemos palabras. De niños se nos enseña a leer y escribir y apenas logremos dominar las letras será cosa de ir aprendiendo vocabulario conforme leamos (aunque sea los diálogos de los videojuegos). En Japón… oh boi…

El japones, a pesar de ser un  sólo idioma, se puede escribir de maneras diferentes: existen los kanjis y los silabarios hiragana y katakana. Aprender a leer y escribir los kanjis no es nada fácil ya que consta de miles de símbolos y cada uno puede tener más de una lectura diferente. Es por eso que para los niños y jóvenes que aún están aprendiendo se emplean los furiganas, que vienen siendo algo así como una pequeña guía adjunta de cómo debe leerse el símbolo (algo así como en los cheques que los números romanos se escriben también con letra para que no se confunda si la coma parece punto). Aunque los criterios también dependen de la editorial que publique, el uso de los furiganas es la principal diferencia de los mangas shonen de los seinen, que no cuentan con esta ayuda visual y están directamente escritas en kanji.

Con esto podemos resumir en que lo que distingue lo uno de lo otro es:

  1. El uso de furiganas para los shonen
  2. La editorial de publicación ya que también se le puede denominar Shonen a todo lo publicado a la Shonen Jump o Ace y Seinen a otras revistas que se especialicen en publicar trabajos en kanji.

¿Recuerdan que he estado haciendo mucho énfasis en que los géneros no constituyen las demografías? Pues bien, cuando uno se pone a ver qué mangas son Shonen y cuáles Seinen se puede llevar un montón de sorpresas que contradicen a las creencias populares.

  • Death Note es un shonen ya que fue publicado en la Jump pese a sus “altas dosis de violencia”
  • Sayonara Zetsubō Sensei, que hace juego de la depresión y el suicidio, es un shonen publicado en la Shūkan Shōnen Magazine
  • Shirokuma Café, un manga sobre animalitos tiernos está clasificado como Josei, o sea mujeres adultas
  • K-on! fue publicado en Manga Time Kirara, una revista especializada en Seinen
  • Hay algunos mangas que empiezan a ser publicados como shonen y posteriormente cambian de revista. Este es el caso del manga de Evangelion, cuya casi toda su serialización fue Shonen. Sí, el anime por excelencia MÍRENME YO SOLO VEO ANIME PROFUNDO Y MADURO 10/10 era shonen en la versión manga. LOL
  • Otros pese a tener al menos una publicación en medios shonen son infinitamente más populares en targets seinen y muchas veces se les suele clasificar como tal. Tal es el caso de Lucky star

Para la creación de este artículo estuve buscando qué revistas se pueden considerar Kodomos como tal y si existía una diferencia técnica real para diferenciarlos del manga shonen, pero lo cierto es que información fidedigna hay poca. Por ejemplo, un portal de cultura japonesa afirmaba que así como Pokémon o Doraemon son kodomos… ¡también lo era Shirokuma Café! Y su argumento es que era para niños porque animalitos tiernos y cómo iba ser de otro modo si no tenía violencia. ¡Háganme el mentado favor! Una vez más, los géneros se confunden con las demografías a pesar de que ya vimos que existen innumerables Slices of life que apuntan a una demografía adulta sin tener un ápice de lo que occidentalmente consideramos “para adultos”. Y en realidad, tiene mucho sentido que así sea en una sociedad donde los adultos viven bajo una enorme presión social y laboral… ¿no es lógico pensar que es esta clase de gente la que busca un medio de entretenimiento que endulce un poquito su vida en relación a un preadolescente que aún sueña con tener poderes y ser el ‘más mejor del mundo’ y buscar validación adulta?

Lo cierto es que si bien existen (o existieron) revistas como la Kodomo Pakku, la mayoría de los mangas cuyas adaptaciones son clasificadas popularmente como kodomos, están serializadas en espacios “shonen” y “shojo” (y otros ejemplos curiosos como obras de Tesuka publicándose en Shojo Club o Sazae-San, otras de las favoritas de “ES KODOMO xD” publicándose originalmente en un diario como Mafalda o Garfield.). Mientras no exista una limitante en la edad que impida a un niño de siete u ocho años comprar una revista shonen, la clasificación de kodomo termina siendo completamente irrelevante y hasta inexistente.

El poder del “Apto para todo el público”

Y bueno, todo este choro que si shonen o seinen aplica al manga… ¿Qué pasa con el anime?

El que algo en tv sea clasificado para niños, jóvenes o adultos no depende necesariamente del criterio del espectador, oficialmente son organizaciones (generalmente gubernamentales) quienes se encargan de clasificar el contenido. Por ejemplo, en México es la Dirección de Radio, Televisión y Cinematografía de acuerdo a lo establecido por la Secretaría de Gobernación quien se encarga de delimitar el material destinado a televisión pública. Aquí, además, existe una división entre el contenido dirigido para niños (AA) del material para público en general (A) y cualquiera que alguna vez se haya puesto a ver la programación de Canal 11 o 22 verá que mucho del material A no necesariamente puede ser de interés de los niños (temas de ciencia o política) pero que no contiene criterios de violencia o lenguaje explicito como para ser clasificado para jóvenes (B) y menos para adultos (C).

Esta división no existe en muchos países ya que en varios se empieza directamente en G o PG, que significan para Público en General, por lo que Pepa Pig es tan PG como el programa de chismes de la mañana. Otro punto a resaltar es que estos criterios no son universales y lo que en un país se considera impropio para la juventud no necesariamente lo es en otros. Un ejemplo de esto es que en Estados Unidos tanto Deadpool como Joker eran estrictamente R y esta última por la polémica que desató no fue emitida en algunas salas e incluso se dispusieron controles muy estrictos para evitar un potencial tiroteo. Acá, ambas cintas fueron clasificadas como B15 y no dudo que en varias salas pequeñas se limitaran a darlas como B haciendo posible que cualquier puberto pudiese entrar.

En Japón, por otro lado… parece que no tiene un sistema de clasificación como en otros lados para tv. Al menos no algo oficial que limite y censure de forma estricta el contenido, sino que depende más del criterio de las televisoras para el horario de emisión que permita colocar productos, porque el anime, en su mayoría, es un comercial de media hora para promover la venta del manga, los blu rays o figuritas. Y ya que el público más “neet” y “otaku” es el que se queda por la noche, suele ser más por ese motivo que varias cosas subidas de tono se emiten de madrugada y así garantizar la venta de figuras de la waifu.

Lo que sí existe el el sistema EIRIN (映画倫理機構, Eiga Rinri Kikō) que es el encargado de hacer las regulaciones para cine que se compone de G, PG12, PG15 y PG18.

Sabiendo que sí existe una clasificación oficial para cines, me gustaría hacer un pequeño experimento. Si asumimos que Pokémon es un kodomo (G) mientras que otros animes como One Piece o BNHA  son “”shonen”” (PG12), ¿querrá esto decir que veremos esto reflejado en las calificaciones de las películas ya que evidentemente vimos que desde el manga no se puede hacer la traslación de demografías? Bueno pues, veamos qué nos arroja el Google Fú.

Ya que la última de Mewtwo aún no está en Amazon Prime Japón que es donde me sale el sistema EIRIN probemos con cualquiera de la franquicia… una de XY a propósito de que es la temporada ‘chonen’.

image

G, obviamente. Pero veamos los otros animes que no son para “nenes chicos”…..

image

image

image

image

Ah caray… ¿Me están diciendo que los ponjas consideran los ‘chonen’ como material para todo público al igual que Pokémon? ¡Qué sorpresa!

(not)

Así que al final:

El anime de Pokémon es…

El anime de una metafranquicia.

Así como existen animes que son adaptaciones directas de un anime de autor (ya sea bajo supervisión de éste o que simplemente haya vendido los derechos al estudio sin participar directamente en él) existen otros trabajos que son más bien re-interpretaciones de un concepto y son su propio universo independiente del producto base u origen, que en este caso son los juegos. En Japón, estos productos son bastante comunes y van desde otros animes del estilo como Yu-Gi-Oh, Digimon, Beyblade hasta algunos Tokusatsu cuyas series son independientes unas de otras. En Amérca igual pegan fuerte, básicamente todo el imperio de Marvel y DC entran en esta clasificación así como franquicias icónicas como Tortugas Ninja, Transformers, etc.

Aquí viene el punto de inflexión. ¿Por qué se dice que Pokémon es para “nenitos” pero a otras series, justamente como Digimon, se les suele perdonar más el término y la gente generalmente se pone violenta si te atreves a insinuar que ambos proyectos están en la misma clasificación?

Porque Pokémon, no sólo el anime, sino toda la franquicia está muy planificada para occidente. Y si bien otras metafranquicias en su momento quisieron sacar provecho de la tajada de occidente, al ver que Poke en los 90’s estaba DEMASIADO cimentado terminaron por volcarse en favor de su público local y, en algunos casos, volverse series de nicho. Es decir, más que apuntar a gente con una edad determinada, apelaron a un público con gustos determinados… un público más “otaku”, mientras que Pokémon se inclinó más al gusto de la gente que habitualmente no consume anime “especializado” (y ya que estamos, tampoco va para el público hardcore gamer sino para el casualito que le maman los juegos de Nintendo para matar el rato).

Pokémon va para el niño que quiere los juguetes.

Pokémon va para el joven que quiere echar batallitas en en online.

Pokémon va para el señor que llega de una tarde pesada de la oficina y se quiere relajar un rato y no pensar en lo horrible que es la vida adulta.

Pokémon va para la señora que encuentra adorables los peluchitos y quiere llenar la casa con ellos.

El ser “para todos”, para bien o mal, ha sido lo que le ha permitido a la marca estar vigente hasta el día de hoy. Basta ver lo que Go impulsó entre el público que nunca se había acercado por la limitación de no interesarle el juego en consola o directamente el competitivo. Y en el caso del anime es un tanto curioso que a día de hoy donde se suelen escuchar muchas quejas de que la industria del anime está decayendo y que todas las series apelan por el fanservice de monas, resulte que el anipoke termine siendo una pequeña bocada de aire fresco porque su appeal siempre a sido ser una serie buen rollito para disfrutar sin pensarle mucho.

Una vez más, lo que es su virtud también es ante los ojos de mucha gente su principal debilidad, porque Poke tiene que cuidar lo que muchas series no y esa es su distribución en occidente. Basta con recordar los días de Kanto y todos los escándalos de censura porque “no era apto para niños” y “era demasiado japones”. Desde que se occidentalizó casi por completo han sido mínimas las quejas que ha recibido (hasta que los americanos han saltado por cosas que los japones, tú y yo nos quedamos con cara “son idiotas o qué”). Eso no lo niega nadie, pero hay una abismal diferencia decir que Pokémon se ha tenido que adaptar (o suavizar) para evitar problemas de distribución en donde son muy estrictos con el contenido infantil y otra cosa es apelar a falacias y mentiras que repetidas mil veces parece que se han vuelto verdades incuestionables dentro de la cultura popular otaku. Y cuando estas mismas se utilizan como recursos para demeritar el trabajo ha hecho el anime porque HUR DUR SHONEN BUENO KODOMO MALO sólo queda darnos una palmada en la cabeza, darle una palmadita en la espalda a esa persona y decirle amablemente: “La salida está en la segunda puerta a la izquierda. De nada”.

 

 

Fuentes:
<https://www.liceus.com/producto/la-comedia-griega/>
<https://es.wikipedia.org/wiki/Tokusatsu>
<https://fr.wikipedia.org/wiki/Nekketsu>
<https://books.google.com.mx/books?id=E2jHAhPXxgEC&pg=PA29&lpg=PA29&dq=Kodomo+Pakku&source=bl&ots=6v7UlEnes3&sig=ACfU3U0GdiBxLRxTF6EYYi7twJXC8c1LAg&hl=es-419&sa=X&ved=2ahUKEwjAmtaDuuHoAhUCMawKHbUdCW8Q6AEwAHoECAsQMg#v=onepage&q=Kodomo%20Pakku&f=false>
<https://www.excelsior.com.mx/2011/06/12/funcion/744203>
<https://www.youtube.com/watch?v=48_naePccn8>
<https://en.wikipedia.org/wiki/Television_content_rating_system>
<https://www.amazon.co.jp/dp/B00GT3YHOW/ref=cm_sw_r_cp_ep_dp_wTrBCb02TXRNP>
<https://www.youtube.com/watch?v=KyAqIEOAWSU>
Like
1
Love
1
Ah Ah
0
Wow
0
Sad
0
Argh
0
Hear the Noivern roar!

1
Leave a Reply

1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Stillness Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
Stillness
Member
Stillness

Mmm…La clasificación de demografías en Japón es interesante. En realidad todo es a nivel cultural, pero lo que pesó siempre fue más el uso de los kanjis y ese tipo de cosas. Tiene sentido si su lenguaje es logográfico, por lo que resulta más complejo que el nuestro es alfabético. Bueno, uno aprende algo nuevo todos los días. Mientras que en occidente, más bien tendemos a clasificar por demografías en función al contenido explícito de la serie en cuestión. Mientras más dosis de violencia y sexo, mayor es la clasificación. Concuerdo que Pokémon es para todo público, trata de ser… Read more »