Índice - Viaje por Compromiso
#1
Viaje por Compromiso

Bueno, después de semanas, he finalmente comenzado la secuela de Antes de Ponerse la Capa. Mi recomendación sería que por favor le den una leída a esa historia antes de empezar con esta, para el mayor disfrute. Pueden leerla aquí.

Para los nuevos lectores, si por alguna razón, esta región original les recuerda a Galar, quiero explicar rápidamente que la precuela fue originalmente publicada una semana antes de que Pokémon Sword and Shield fueran anunciados, si necesitan tener una prueba clara de que lo hice, dejen les proveo de una evidencia. Afortunadamente, mis ideas no entran directamente en conflicto con las de la octava generación, así que la historia no se verá afectada.

Dicho esto, espero y disfruten la lectura.

PD: Feliz cumpleaños a mí mismo, ahora tengo veinte más uno.


Índice:
ARCO I: Entrenador, Héroe, Fantasma...
Mostrar Opening y Ending


Capítulo 1: Demasiado fuerte para principiantes
Capítulo 2: Terminando la Práctica
Capítulo 3: El Primer Gimnasio
Capítulo 4: Lo que Damian no puede hacer, Blankface lo logra
Capítulo 5: La Jefa
Capítulo 6: Un Día por Lonhart
Capítulo 7: Salvando un Castillo
Capítulo 8: Pésimas Ocurrencias llevan a lo Peor
Capítulo 9: Decisiones de un Alto Precio
Capítulo 10: De Telarañas y Secretos
Capítulo 11: El Misterioso Ser con la Capa
Capítulo 12: Año Nuevo
Capítulo 13: Aquel Extraño Pokémon
Capítulo 14: La Maldición en el Gran Bosque
Capítulo 15: Pasando el Tiempo en Lover's Pool (Parte 1, Parte 2)
Capítulo 16: Dos Caras del Amor Fallido
Capítulo 17: La Danse Macabre
Capítulo 18: Reflexionando


ARCO II: No Más Señor Inferior
Mostrar Opening y Ending


Capítulo 19: Laura
Capítulo 20: Fuego Implacable
Capítulo 21: La Prueba de Arthur
Capítulo 22: Un Último Asunto antes de lo Importante
 
Capítulo 23: Confrontaciones Tras la Fama
Capítulo 24: Conociendo a Edward
Capítulo 25: El Laberinto
Capítulo 26: Reuniendo a Todos
Capítulo 27: Todos Cometemos Errores
Capítulo 28: La Última en Salvar
Capítulo 29: Enemigos No Más
Capítulo 30: Cuidado con el Lycanroc Feroz


Mostrar Bios de Personajes
Damian Kaine aka Blankface
[Imagen: Y49kW32.png][Imagen: ugn6Upm.png]
"¿Crees que esto duele? No tienes idea de lo que es el verdadero dolor."
Damian es el héroe principal de la historia. Después de haber caído en un sentimiento de inferioridad continua como entrenador, recuperó la confianza gracias a su entonces amiga y novia, Danielle. Sin embargo, después de un fuerte altercado en la Montaña de los Caídos, ambos se separaron. En lugar de volver a caer, Damian ha decidido demostrarle a ella y al resto de sus seres queridos que es fuerte. Su alter-ego Blankface combate contra el mal en Bristar.
Edad: 16 años.
Cumpleaños: 16 de Abril
Comida favorita: Hamburguesas
Pokémon:

[Imagen: 5jdYjAP.png]
Movimientos:
Carga Dragón -> Pulso Dragón
Colmillo de Fuego
Pulso Umbrío
Foco Resplandor


[Imagen: Scizor_HGSS.png]
Movimientos:
Puño Bala
Tijera X
Superpoder
Danza Espada


[Imagen: Gardevoir_HGSS.png]
Movimientos:
Fuerza Psíquica
Fuerza Lunar
Onda Certera
Paz Mental

[Imagen: Roserade_DP_hembra.png]
Movimientos:
Tormenta de Hojas -> Hierba Lazo
Carga Tóxica
Poder Oculto (Roca) -> Bola Sombra
Púas Tóxicas


[Imagen: Gliscor_HGSS.png]
Movimientos:
Acróbata
Terremoto
Cuchillada Nocturna
Roca Afilada

[Imagen: Growlithe_HGSS.png] ----> 
Movimientos:
Rueda de Fuego -> Velocidad Extrema
Mordisco -> Colmillo de Trueno
Rastreo -> Lanzallamas
Doble Patada -> Combate Cercano

[Imagen: CQ1bPtl.png]
*Sprite por Crocovyle y LeParagon
Movimientos:
Demolición
Cabezazo
Foco de Energía
Puño de Trueno


Danielle "Dani" Miranda Abbeystead
[Imagen: tifkByk.png]
"No me hace falta decir ese nombre “maldito” para decir que estás apegándote a lo que ya fue. Ahora las cosas son diferentes."
Hija de una familia muy adinerada. Antes novia de Damian Kaine. Le ayudó en su momento como una forma de devolverle el favor por haberla salvado muchos antes. Sin embargo, aquel altercado que les separó la cambió de manera radical. Toda la esperanza y alegría que emanaba ya no está con ella. Se puede creer que es incluso algo siniestra.
Edad: 16 años
Cumpleaños: 3 de Agosto
Comida Favorita: Spaghetti Nero
Pokémon:
[Imagen: Togekiss_DP.png]
Movimientos:
Aire Afilado
As Aéreo


Ron Johann Abbeystead
[Imagen: u9KSf6y.png]
"Simplemente estoy harto de tener qué ver ese circo que hacen mi papá y mi hermana cada cuando."
Hermano mayor de Danielle. Siempre fue muy protector de ella, por ende su relación con Damian fue mayoritariamente de enemistad. Sin embargo, terminó ganándole respeto. Ahora se preocupa por ser el siguiente magnate en su familia.
Edad: 17 años
Cumpleaños: 3 de Marzo
Comida Favorita: Nigiri de Octillery
Pokémon:
[Imagen: Rhyperior_DP.png]
Movimientos:
Taladradora
Romperrocas
Machada
Giro Brutal
[Imagen: Salamence_HGSS.png]


Charlotte Merlina Carroll
[Imagen: J55IrVA.png]
"Descuida. Tú no me vas a defraudar."
Hija de la Familia Real de Bristar. Vivía una vida normal hasta un reciente altercado con el Equipo Anarquía, grupo de oposición creado por Edward Carroll. Debido a lo ocurrido, y a otro incidente que le impidió salir de la región, ahora queda al cuidado de Damian y los Abbeystead, incluso si puede defenderse por sí sola.
Edad: 16 años
Cumpleaños: 28 de septiembre
Comida Favorita: Shepherd's Pie
Pokémon:
[Imagen: Milotic_Pt.png]
Apodo: Cleo
Movimientos:
Escaldar
Viento de Hielo
Cola de Hierro
Gota Vital


Laura Helia Blaise
[Imagen: QLrpv1F.png]
"¿Quieres entregarme? Tendrás que someterme primero."
Una misteriosa ladrona. Junto con su fiel Houndoom, Helga, comanda a un grupo pequeño de ladrones llamado "Los Houndoom Furiosos." ¿Por qué vive una vida tan lamentable? Se debe a un pasado muy fuerte para ella. Incluso Blankface entiende cómo se siente.
Edad: 16 años
Cumpleaños: 1 de Octubre
Comida Favorita: Beef Stroganoff
[Imagen: Houndoom_HGSS_hembra.png]
Apodo: Helga
Movimientos
Llamarada
Pantalla de Humo
Triturar


Michael "Mike" Stewart Gardner
[Imagen: wTHj6a9.png]
"Si es mi oportunidad para demostrar la clase de protector que soy, mejor aprovecharla"
Hijo de otra familia adinerada. El nuevo pretendiente de Danielle. Fue traído hacia los Abbeystead como un medio para sanar las heridas emocionales de Dani, y en sus intentos entabló una fuerte amistad con los Abbeystead. Su mayor propósito es ser el novio ideal para que ella pueda volver a ser feliz.
Edad: 17 años
Cumpleaños: 22 de Noviembre
Comida Favorita: Currywurst
[Imagen: Pidgeot_HGSS.png]
Movimientos:
Ciclón
Ataque de Ala
Ave Brava
[Imagen: l1Mexwv.png]
Best Friends
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder

Longfic- Viaje por Compromiso

Extension largaLongfic
FranquiciaOtros
GéneroAventuraDrama
Resumen

Damian eligió regresar de su retiro como entrenador. Sin embargo, incluso con sus viejos pokémon, el viaje no será fácil. Secuela de Antes de Ponerse la Capa

AdvertenciaViolenciaMutilacionesContenido sexual
#76
(17 Dec 2021
07:45 PM)
Nemuresu escribió:
Honestamente hablando, me interesa mejorar ese ratio lo mejor que pueda, no puedo decir que lo prometo, pero sí que definitivamente lo tendré en la cabeza.

...

Alright, han pasado tres meses. Mi intención original era completar un set de cinco capítulos para irlos posteando a un ritmo semanal. Ahora que el colectivo vendrá dentro de un mes, creo que es mejor si ya empiezo a postear los que ya terminé antes de que sea demasiado tarde. No sé si pueda postear los cinco en sí, debido a que los últimos me han causado un bloqueo de escritor algo duro, pero quiero al menos intentarlo. ¿A alguien aquí le molestaría si estas siguientes actualizaciones son más rápidas (say, por ejemplo, que en unos cinco días postee el siguiente cap)? Me gustaría escuchar opiniones. Ahora, a la respuesta:

@MrKiwi Me gusta ese poema. La persona que te invita a ser valiente, a enfrentarte a lo peor sin que te consuma la negatividad. Un tipo de persona increíble. Aprecio que compartas algo así conmigo. También aplica lo mismo para esa anécdota de tu amigo Nacho y que lo encuentres en los lugares más bizarros. Me gusta que hagas eso. Ahora, Ron en realidad no se rinde con sus ideas respecto a la identidad de Blankface, en este caso, fue que alguien más las jodió sin que él pudiera hacer mucho al respecto. Mi decisión por la cual tuve a los Houndoom deducir dicha identidad es en parte porque ellos no tienen qué darse vueltas respecto a alguien del que conocen poco o nada, por ende no les molesta tanto correr con la idea de que Damian y Blankface son solo uno. Me alegra que te esté gustando Aegislash, y espero pueda hacer de éste un pokémon entrañable en lo que sigue de la historia.

Sin mucho más qué decir, quiero darles mis sinceras gracias a todos los que se han quedado a leer esta historia hasta este punto. Desde mi corazón.


Capítulo 25: El Laberinto 

Oswald, Conan y Arthur eran amigos bastante apegados. Quizás si no hubiera accedido a aquella conversación en recreo, el primero no estaría a su lado, pero lo estaba. Sin embargo, eso no significaba que las experiencias fueran de lo más dulces, especialmente para el pobre Oswald.
 
—¡Awrgh! —cayó de dolor.
 
—¿Eso fue tu mejor? —un bravucón le echó en cara—. Ya era de imaginar que no tenías el talento para la esgrima. No me sorprendería si no eres apto para ninguno.
 
—¡Ya cállate, Lancelot! —Arthur le gritó—. Todos tenemos nuestros fuertes y debilidades.
 
—Eso lo podría dejar pasar, pero no soporto cuando los corrientes se meten donde no les llaman.
 
—Quizás si no fueras tan engreído, no harías enojar a los demás. —Conan explicó.
 
—Solo me tienen envidia.
 
—Es cierto, ¿quién no quisiera llegar a la cima siendo un completo tarado?
 
Los demás niños gritaron en burla hacia el joven Lancelot, quien se sintió humillado por el comentario.
 
—Insúltame todo lo que quieras. Hasta ahí funciona tu cerebro.
 
El trío de amigos se fue del gimnasio escolar donde aquel mal evento ocurrió. Se sentaron en el parque de la escuela mientras aún tuvieran tiempo.
 
—No lo tomes tan a pecho, amigo. —Arthur le tocó un hombro.
 
—Sí. Todos encuentran su talento a su debido tiempo.
 
—Ahórrenselo. Ustedes saben bien que no me sirve si al final fui humillado.
 
—Hoy. Mañana será diferente.
 
—Sí, claro…
 
—¿Pues qué esperas hacer? ¿Le lanzarás una piedra a la cara en recreo?
 
—Hmm… ¡no! —se levantó—. Pero me acabas de dar una buena idea.
 
Oswald dejó la escuela después de ello. Conan, con sus habilidades detectivescas ya en desarrollo, dedujo a qué lugar se había ido, aunque no era lo suficientemente rápido para llegar hacia él antes de la noche. Estaba sentado junto a una pila de piedras en un área muy sumergida dentro del Gran Bosque.
 
—¡¿Oz, qué crees que haces?! —el joven inteligente le gritó.
 
—Ah, chicos. Primero que nada, quiero disculparme con ustedes. Creo que me dejé llevar demasiado por mi orgullo.
 
—Eso está bien y todo —el rubio ignoró—, ¿pero cuál es tu razón para haberte ido hasta acá?
 
—A eso iba: decidí desquitar mi rabia con los árboles de aquí. Ya saben que muchos tienen frutas, así que me puse a tirar las frutas con estas piedras. Por la razón siendo, le di a varias, y empecé a practicar con distancias más largas. Les debo una grande ahí, porque definitivamente fue divertido.
 
—¿Entonces harás de esto un hobby?
 
—Sí. ¿Ven ese árbol hasta allá? —indicó hacia uno muy lejos, separado por una laguna—. Quiero darle un buen golpe. Solo necesito unos cuantos días.
 
—Bueno, eso lo puedes ver después, a menos que quieras dormir en la intemperie.
 
Los tres se fueron de regreso a Lonhart para dormir cómodamente. Oswald no dejó de practicar sus lanzamientos de piedras, y cuando más sintió que estaba listo para ponerlo en práctica, un día los invitó al gimnasio.
 
—¿El club de arquería? —Arthur preguntó.
 
—Créanme, chicos. Les va a gustar saber que mis habilidades fueron a parar a una habilidad muy práctica.
 
—Eso está bien y todo, ¿aunque no crees que fue una mala idea pedirnos que metiéramos a Lancelot en esto?
 
—¡Nah! Solo así será divertido.
 
El dúo de amigos se quedó sentado en un colchó suelto para poder ver la demostración del club, donde cada uno dio unos resultados decentes en lo que concernía a disparar flechas con gomas hacia tres dianas. Cuando fue el turno del huérfano, este consiguió una puntuación perfecta: tres disparos hacia el mero centro. Todos los demás aplaudieron ante el acto, acto que terminó coincidentemente el momento en que Lancelot apareció en el gimnasio.
 
—Muy bien, ¿qué querían que vieran?
 
—Te lo perdiste. Oswald consiguió tres disparos perfectos.
 
—¿En serio me rogaron venir por semejante cosa? Háganme reír por favor… este tipo no podría ni disparar un avión de papel. Nada bueno sale de los huérfanos.
 
—¡Oye! —el entrenador le regañó—. Nada de burlarse de las condiciones de los demás.
 
—Tranquilo, señor. Ya usted entenderá a su tiempo.
 
—Tú eres el que tiene qué respetar aquí. A no ser que quieras mostrarnos tu conocimiento.
 
—Perdóneme que se lo niegue, pero no ando con tiempo para ello.
 
—Típico de los habladores.
 
—¿Disculpe? —se acercó al adulto para discutir—. ¿Tiene idea de mi récord en esgrima?
 
—Sí y no me importa.
 
Oswald aprovechó la discusión para un truco que haría reír a sus compañeros.
 
—Debería importarle, porque si quisiera, lo podría humillar.
 
—Oh claro, un niño cree poder aleccionar a un adulto. Para tener talento debes tener disciplina y ciertamente no la reflejas.
 
—Mi disciplina es de la más estricta. ¿Quiere verme seguirla por un día?
 
—Creo que necesitas checar tus calificaciones, porque ciertamente no sabes entender frases.
 
—Una lástima que ustedes los adultos no sepan captar el sarcasmo-
 
Una flecha rosó el pelo del muchacho y lo hizo brincar de miedo. Volteó y notó que Oswald había apuntado un arco hacia él.
 
—¡JA! ¡Te hice brincar de miedo!
 
Todos los jóvenes en el gimnasio se rieron del chico presumido al verlo en un estado vulnerable.
 
—¡Suficiente! —el entrenador detuvo las risas—. Ambos, vayan con el director, ahora.
 
Por no meterse en más problemas, los niños regañados obedecieron al adulto. Después de una conversación larga, el joven de pelo negro se reunió con sus amigos a la salida.
 
—¿Cómo estuvo el director? —Arthur preguntó.
 
—Predecible.
 
—Era de esperar. ¿Crees que esto te afecte?
 
—Es solo mi primera ofensa. No tengo ganas de hacer más tonterías, así que me siento bien con eso.
 
—¿Qué hay de Lancelot?
 
—Me quiso jurar la venganza, pero bien le dije: “estamos a mano; o te conformas con eso o nos matamos el uno al otro hasta que uno termine en el hospital, y créeme, nadie quiere pagar esas cuentas.” Con eso basta.
 
—Ah, bueno. Veo que seguiste mi consejo. —Conan sonrió.
 
—Sí. Debo admitir que es mejor a estar en una guerra constante.
 
—Piensas bien. Debemos celebrarlo con algo.
 
—Elije, Oz.
 
Aunque le interesaba la idea de ir a beber smoothies con sus compañeros, sintió que debía aprovechar la situación para algo más importante.
 
—Hmm… ¿les importaría si vamos al Gran Bosque por un rato? Quiero capturar un pokémon.
 


“¿Dónde diablos estoy?”
 
Damian apenas podía darse una vaga idea del sitio en el que despertó, pues era un lugar con poca iluminación. Hizo un abdominal para ver un poco más, lo primero que vio siendo Roserade, quien estaba dormida junto a él. Se tomó la molestia de despertar a su pokémon y esperó poder ver a sus demás combatientes, solo para irse con las manos vacías. Se levantó apropiadamente, vio una mesa que tenía un sobre reposando, el cual abrió sin pensar dos veces:
 
“Hola, Damian.
 
Si estás leyendo esto es porque bajaste tu guardia y conseguí ponerte a dormir de nuevo. No le des importancia. Seguramente te preguntarás en qué sitio estás. Te ubicas en el complejo subterráneo que he usado por años para poder hacer mis operaciones. Es un lugar bastante grande y puedes fácilmente perderte. Yo sé muy bien lo que te he causado, así que te daré dos vías: por un lado, puedes presionar el botón de alarma junto al closet con tus cosas (no te preocupes, no abrí tu mochila ni dejé que nadie lo hiciera), así, un escuadrón vendrá a recogerte, te llevará de vuelta conmigo, yo te contaré todo lo que necesitas y tú trabajarás para mí; o por el otro lado, puedes abrir la puerta y tratar de escapar por tu propia cuenta. Considera que si tomas la segunda ruta, activarás la cuenta regresiva de varias bombas, solo tendrás seis horas para huir, y encima de todo, tus pokémon y un puñado de niños ricos están atrapados en mi largo complejo, ¿no vas a querer que mueran o sí? La elección es toda tuya. No intentes desactivarlas, eso solo causará que exploten antes de tiempo. Plantea bien tu decisión.
 
-Edward Nero Carroll.”
 
—Sí serás… —gruñó y apretó la carta.
 
“Bueno, al menos ya puedo ir por Charlotte y compañía…”
 
—Oye, Roserade, ¿crees estar en condiciones para luchar? Porque estoy seguro de que nos caerán unas legiones de locos allá afuera.
 
La planta asintió para su fortuna.
 
—Okay… —se tronó unos cuantos huesos y checó su mochila—, sí, creo que no la tocaron, o quien sabe. Mis días como Blankface se han acabado y ciertamente los chicos tendrán que saberlo. Dicho esto… —sacó sus bombas de humo, pues sintió que iban a ser necesarias—, ¡vámonos!
 
Abrió la única puerta existente. Cuando puso pie afuera, una alarma roja se encendió. Pronto notó que había un detector láser justo en la salida.
 
“Bueno, fuiste honesto…”
 
No tomó mucho tiempo antes de que ambos notaran que se ubicaban en un pasillo oscuro y largo. Se pusieron a correr, aunque se agotaron rápidamente por la longitud del sitio. Intentaron buscar un atajo, pero lo único que vieron fueron vías ferroviarias, seguramente para algún vehículo.
 
El dúo eventualmente vio una cavidad hacia alguna parte del complejo. Creyendo que tendrían alguna ventaja sobre el camino de vías, se metieron ahí.
 
Si ya antes era difícil de ver por lo oscuro, aquí llegaba a ser casi imposible de ver, al punto en que apenas podían distinguir formas adentro. Damian y Roserade podían sentir la humedad, pero desgraciadamente, no solo había agua sucia ahí. Por accidente, Roserade despertó a uno de varios Muk, los cuales se vieron furiosos por su aparición.
 
—¡Roserade, usa Hierba Lazo y sujétate de mi brazo!
 
La flor enmascarada creó un lazo con sus poderes y lo ató a su entrenador para que no se separaran, pues la única acción que el joven pudo tomar fue correr lo más rápido posible. Desgraciadamente, no logró evitar recibir golpes y mordidas de algunos, pero consiguió llegar hacia una salida. El dolor se sintió longevo.
 
Eventualmente, ambos llegaron por mera casualidad a lo que ellos solo podían interpretar como una estación, donde nueve miembros del Equipo Anarquía operaban. Principalmente, los notó vigilando una clase de cuarto parecido a aquel en el que se encontraba.
 
“Ahí debe estar uno de los chicos…”
 


Mientras tanto, una persona grande había llegado a Ciudad Nova, preocupado. Todos le vieron por lo raro de la situación, aunque no le prestó a atención a nadie. Pronto llegó a la estación de metro local.
 
Una vez que entró al sitio, se topó con una enorme cantidad de línea policial con algunos miembros del escudo entrevistando y ayudando a las víctimas, mientras que otros arrestaban a cuantos más miembros del Equipo Anarquía quedaran en el tren.
 
—Disculpe, señor —el comisario local apareció—, pero no pued-
 
No terminó la frase, pues pudo reconocer a aquel hombre.
 
—Oh, lord Reinhardt. —el policía se sintió intimidado por el tamaño grande del tipo, así como una mirada intimidante gracias a sus ojos verdes.
 
—Ah, veo que sí recibiste el mensaje de tu monarca. Y yo que pensaba que pondrían resistencia viendo el tiempo que Lord Jacob me tuvo esperando.
 
—Señor, no puedo realmente detenerlo, pero debo preguntarle: ¿de verdad cree que valga la pena meterse en un túnel?
 
—Se lo dije a tu rey, y es mejor que te quede claro a ti también: a algún otro lado ha de haber parado ese tren si Charlotte y sus amigos desaparecieron, no me importa que tenga a otro guardia, que por algo me llamó a mí. No le tengo miedo a lo que sea que haya detrás, que por algo soy príncipe.
 
—Entonces no tengo más qué decir. Ande con cuidado, por favor.
 
—Más me preocuparía que su cuerpo policiaco termine agotándose con tanto criminal ahí adentro.
 
Reinhardt von Dietrich no le presto más atención al jefe, sacó a un par de pokémon: Machamp y Electivire, y se pasó por alto la línea policiaca, luego dio un salto para posar sobre las vías ferroviarias.
 
—Prepárense, esto va a ser algo tedioso.
 
Los tres entraron al oscuro túnel para hacer una ardua investigación sobre el túnel ferroviario.
 
—¡Electivire, Destello!
 
El enorme pokémon amarillento cargó una larga cantidad de energía eléctrica. Para no verse afectados por el movimiento, sus compañeros se taparon los ojos y guardaron algo de distancia. Un haz de luz iluminó toda la zona como si varios focos estuvieran operando.
 
—Muy bien, esto debería durar lo suficiente.
 
Pensando en que el tren debió haber tomado otro camino, se fijó en los rieles que el metro debía tomar naturalmente. Caminó por lo que sintió como una larga cantidad de tiempo, pues la presión de no poder encontrar más rápido le hizo sentir que el tiempo se alargaba. Pronto notó una ruta alterna.
 
—Hmm...
 
“¿A dónde llevarán éstas?”
 
Los tres siguieron aquel camino alterno. Fue un tanto más corto de lo que pensaron, pues pronto vieron que dichas vías solo llevaban a un camino sin salida.
 
—Veamos —golpeó la pared en la que terminaban los rieles—. Justo lo que pensaba —luego miró a su Machamp—. Quiébrala, debería ser fácil.
 
Sin mucho esfuerzo, el pokémon con cuatro brazos tumbó la pared con un golpe, uno que ni siquiera tenía demasiada fuerza, pues con esa poca fuerza, logró revelar que la pared era falsa.
 
—Ah, justo lo que esperaba.
 
Notaron la existencia de un camino alterno de las vías del tren, inspeccionaron la pared que destruyeron y notaron que se abría gracias a un mecanismo, como si fuera una puerta enorme. No fue difícil deducir que había un complejo más allá de las viejas rutas de metro, las cuales estaban siendo usadas por el Equipo Anarquía.
 
—Bien, en marcha. Charlotte debe estar por aquí.
 


Mientras tanto, Damian y Roserade se habían escondido detrás de una pila de cajas para no ser vistos. Los soldados daban vueltas por toda el área para evitar que cualquiera pudiese invadir. Los héroes observaron con cuidado para que alguno intentara acercarse a su zona, eventualmente, un solo matón se acercó, cuando éste intentó mirar sus alrededores, el adolescente le jaló de una pierna, lo tumbó y noqueó con un par de golpes a la cabeza.
 
Una vez que se habían quitado a ese tipo de encima, una parte del área quedó sin vigilancia, una con zonas oscuras donde podían esconderse, a la cual ambos se movieron, pues estarían más cerca del cuarto resguardado.
 
—Mira, Roserade —el joven le dijo en voz baja—, lo más importante es que lleguemos a la habitación rara lo más pronto posible. Si alguno de esos locos grita, no gastes ni un momento en callarlos.
 
La flor le asintió, imitando un gesto parecido al de un dedo deslizándose por un cuello. Observaron su entorno con el mejor análisis posible: había una zona central suficientemente iluminada para que se pudiera ver cualquier figura, la más cercana al destino del par: un pequeño almacén cerrado, de igual forma, la parte oscura donde ellos estaban se conectaba con dicho centro rápidamente, además, había un par de pasillos oscuros que apenas podían verse; sin embargo, había todavía muchos hombres vigilando, dos junto al cuarto, los cuales no podían observar a los demás por la estructura del sitio; cuatro en el par de pasadizos cercanos y otros dos cerca de lo único que ambos podían interpretar como la entrada de un metro.
 
Una vez que finalizaron de analizar, escucharon un grito.
 
—¡Oigan, encontré a alguien inconsciente! —un matón llamó a sus compañeros.
 
—¿Qué? ¿Pero cómo? Si el niño hubiera entrado, lo habríamos visto venir.
 
—¿Se habrá metido por otra parte?
 
—No creo que sea tan listo para haberse metido por el alcantarillado.
 
“Bueno, no se equivoca del todo…” el adolescente pensó, mientras veía de donde salían sus voces, estaban en el pasillo derecho, más lejos que aquel del cual salió. Gracias a unas escaleras y su sombra, vio que podía llegar allá con cuidado sin ser visto, cosa que le motivó a acercarse.
 
—¿Deberíamos sacar a nuestros pokémon y revisar?
 
—Es una buena pregunta… ándense con cuidado. Si caemos en pánico y sacamos a nuestros pokémon ahora, quizás ese niño pueda aprovecharlo a su favor. Dejemos que pase un tiempo, voy a llamar a los de arriba para que tomen acción si intenta alguna broma.
 
Pronto, uno de los cinco matones que vieron el cuerpo inconsciente empezó a separarse. Sus compañeros no le vieron por mucho tiempo, así que Damian pudo aprovechar la situación para deshacerse de él.
 
Con el riesgo de ser delatado por la luz, el muchacho aprovechó un momento donde aquel sirviente intentó llegar hacia las escaleras, le agarró de la boca para que no pudiera gritar, y lo sostuvo en esa posición hasta que cayera inconsciente en la oscuridad. Dejó su cuerpo reposando justo detrás de las escaleras para que no pudieran verlo.
 
—Raro, creía que volvería.
 
—Bueno, quizás se olvidó y ya lo resolvió. Volvamos a nuestras posiciones.
 
Damian observó a los cuatro matones dividiéndose en dos. Ya que volvieron a sus respectivos pasillos, el muchacho decidió planear su siguiente fase.
 
“No puedo hacer este tipo de ataques sigilosos sin que eventualmente salgan de mi control, debo quitarme a estos idiotas rápido. Aunque antes…”
 
Él y su pokémon se fueron directo hacia el pasadizo izquierdo, aquel por donde habían llegado. Cuidadosamente se acercaron a las espaldas de ambos, y con rapidez, Roserade tumbó a ambos con Hierba Lazo para que luego ella y su entrenador golpearan sus cabezas contra el suelo hasta que quedaran fuera de combate.
 
Inmediatamente, ambos se fueron hacia el pasillo opuesto, con una idea muy diferente. Al igual que antes, el par de lacayos estaban a sus espaldas, pero en lugar de un ataque sigiloso, Damian hizo algo muy diferente.
 
—Bola Sombra…
 
La rosa enmascarada disparó una fuerte bomba de energía oscura, la cual debido a su ambiente, no podía materializar ningún elemento, pero no necesitó de uno para causar los efectos deseados. Una explosión hizo ruido por todo el lugar.
 
-—¡¿Qué fue eso?! —uno de arriba notó.
 
—¡Quédate aquí! —el compañero sacó a un Mightyena para defenderse—. El niño ha de haberse metido.
 
El otro, para no caer rápido, liberó a un Loudred para defenderlo.
 
“Te tengo, perra,” Damian sonrió con satisfacción, logró alarmar a los vigilantes del cuarto, y con uno de camino a su posición, corrió lo suficientemente rápido para poder llegar a las escaleras sin cruzarse con ese matón. El vigilante que se quedó lo vio directamente y trató de reaccionar, pero antes de ello, fue agarrado por las vainas mágicas de Roserade, con las cuales fue bajado para recibir una patada del joven justo en la barbilla. El pokémon no tuvo mejor oportunidad, pues trató de hacer un grito, pero en un momento oportuno, recibió un disparo de Carga Tóxica a su boca para detenerlo.
 
A sabiendas de que los otros tres guardias ya sabían de su presencia, subió al cuarto junto al pokémon para atender a quien estuviera del otro lado. Frente a él, se encontraba Dani, su exnovia, sorprendida.
 
—¡Damian!
 
—¡Dani! —luego suspiró—. ¡Qué fortuna!
 
—¡Sácame de aquí! ¡Estos tipos me tienen atada por horas!
 
—Solo dame un segundo, por favor. Hay tres tipos esperándome allá afuera de los que me debo deshacer.
 
—Espera, ¿por qué no los atacaste antes?
 
—Te explico cuando acabe.
 
El muchacho se fue a acabar su trabajo, mientras que la chica suspiraba de la molestia. Ella escuchó varios quejidos y golpes, los cuales duraron más de lo que su paciencia aguantaba. Luego, su ex volvió.
 
—Bien, ahora sí te explico —se acercó a su espalda para desatarla—. Me dijeron que tenían a todos secuestrados por estos lares. Este lugar va a explotar dentro de unas seis horas, quizás menos del tiempo que pasé quitando a estos tipos de encima —después de esa frase, la desató y la abrazó—. Me alegra poder haberte encontrado-
  
—A la próxima deshazte de todos —ella le interrumpió—. No es muy prudente dejar que estos tipos puedan atacar de vuelta.
 
—Perdón, eso me pasa por querer adelantarme.
 
Ella siguió mostrando parte de ese cinismo hacia quien alguna vez amó. Miró a Roserade, quien se veía molesta por la actitud que mostraba hacia su entrenador. Se lamentó por un momento y suspiró.
 
—No hay problema, solo evítalo. No tenemos mucho tiempo… —indicó a algo detrás del joven.
 
Detrás de la silla en la que Danielle había sido atada, había una bomba en cuenta regresiva:
 
5:21:18
 
—Es una promesa. —dijo con miedo.
 
Los tres salieron del cuarto, sin idea de a donde ir a partir de ese punto.
 
—¿Por dónde fue que entraste?
 
—Por un pedazo de cloaca.
 
—Ay… —le olfateó—. Con razón algo olía tan mal.
 
—El precio de meterse donde no. Al menos me llevó a ti.
 
—¿Hay más atajos aparte de ese?
 
—Ni idea, este fue el primero que vi, y la verdad es que el camino de vías era bastante más largo de lo que hubiera deseado.
 
—Entonces veamos la otra salida.
 
Lo que hicieron fue checar aquella entrada que los guardias estaban vigilando. Aquel pasillo de metro resguardado no parecía tener nada interesante más que un par de caminos, uno amurallado y otro abierto. Sin embargo, lograron dar con un pequeño tren de carga.
 
—Espero que esta cosa funcione.
 
El mecanismo funcionaba con palancas, una de las cuales permitía que el vehículo se encendiera. Damian probó con la más grande primero por pura intención, pero no funcionó, intentó con un botón grande, y tampoco. Dani en cambio, notó una palanca más pequeña debajo de todas las grandes, jaló dicho objeto y afortunadamente, el tren hizo ruidos para demostrar su funcionalidad.
 
—Okay, eso es algo bueno.
 
Sin embargo, el tren empezó a moverse sin que ellos lo desearan. El muchacho quiso ver qué mecanismo causó el efecto, el cual resultó ser la palanca más grande. Ahora que ya tenían un entendimiento algo claro del vehículo, se movieron con tranquilidad por el camino de rieles.
 
Después de un tiempo, el vehículo se acercó a lo que ambos vieron como una clase de estacionamiento grande. Aquel sitio estaba vacío, tenía muchas sillas, una máquina expendedora de frituras con el cristal roto, otra de refrescos en condiciones idénticas, y un enorme letrero de vías.
 
—¡Oh, cielo santo! —la muchacha pronunció al leer semejante mapa—. Estas… ¡estas vías abarcan toda la región!
 
—Así que de esa forma se movían por todos lados… vaya genios. Tienen suficientes campamentos a donde ir.
 
—Espera, ¿campamentos?
 
—Oh, cierto, me olvidé de explicarte antes: algo quería su líder conmigo. Edward Carroll.
 
—¿Y eso era…?
 
—Unírmele. No sé por qué, pero quería hacerlo. Me trató con una hospitalidad muy rara. Lo que se que fuera, no se lo di, pero antes de obligarlo a decirme donde estaban, me drogó y terminé en este complejo raro.
 
—¿Y no te dio ni siquiera un indicio de por qué?
 
—Solo un par, bueno, un indicio y algo que me desconcertó. Algo de una pérdida, y luego dijo que mi padre podía pegarle más fuerte que yo.
 
—¿Tu padre? Que yo sepa solo tienes a tu madre.
 
—Eso mismo pensé yo. No tengo ni idea de quien sea ese hombre, toda mi vida la pasé únicamente con mi mamá y ella nunca me dijo nada sobre él.
 
—Algo no concuerda de ello, o tu madre te está ocultando un secreto, o ese tipo te acaba de ver la cara de idiota.
 
—Necesitaré hablarle de esto a Míster Conan cuando salgamos. Él también me ocultaba algo, creo que quizás esto lo convenza de revelármelo —luego cambió de tema—. ¿Cuántos trenes hay además del nuestro?
 
—Unos cuatro.
 
Cuando escuchó eso, se puso a preguntar por los colores de la estación, cada uno llevaba a una parte diferente de Bristar.
 
—¿Alguno en la línea roja?
 
—No.
 
—¿Violeta?
 
—Sí.
 
—¿Azul?
 
—Sí.
 
—¿Dorado?
 
—No.
 
—¿Verde?
 
—Es el que tomamos.
 
—¿Naranja?
 
—Sí.
 
—¿Celeste?
 
—No.
 
—¿Marrón?
 
—Sí.
 
—¿Rosa?
 
—No.
 
“La mayoría de los lejanos…” concluyó Damian una vez que terminó de escuchar los colores.
 
—¿Qué querías saber con todos eso?
 
—Esencialmente, saber qué trenes tenemos a nuestra disposición, y para nuestra buena o mala fortuna, estos nos llevan bastante lejos.
 
—¿Qué tan lejos?
 
—Admira.
 
El muchacho se apartó para que la joven adinerada pudiera ver el mapa, con el cual vio las rutas a donde llevaba cada tren: la mayoría de zonas tenía la palabra “campamento” y al lado dos letras correspondientes a una ciudad: Lh (Lonhart), Bg (Bigbridge), LP (Lover’s Pool), Nv (Nova), Bl (Bluetank) y Br (Brokenglass); junto a esas seis estaciones, había además otros tres: CG, ubicado en una zona muy alejada entre el Gran Bosque y Bigbridge, AP, el más cercano de todos desde la estación principal, y PS, ubicado en una costa hacia el este de la región.
 
—Ay… —Danielle se molestó—, el abuelo de Charlotte va a tener tremendo patatús cuando vea esto.
 
—Ni que lo digas. Los trenes de aquí nos llevan a Brokenglass, Lover’s Pool, y Lonhart.
 
—¿Qué no son cinco?
 
—Tengo un presentimiento de los otros dos. Primero quisiera lidiar con los que dirigen a ciudades. Así que vamos a Brokenglass.
 
A partir de ese momento, tomaron el tren de la vía violeta. Ya de camino hacia aquella estación, Dani se puso a hablar.
 
—Bueno, viendo que es un camino algo largo, quiero preguntarte algo: ¿hacia dónde iba el tren que tomamos?
 
—Bigbridge.
 
—Oh… ha de haber sido una caminata fea desde donde viniste.
 
—Usamos un atajo, pero de igual forma, fue horrible. Había un montón de Muk por ahí, no querían invasores en su territorio.
 
—Típico de las cloacas. Estos sitios son como un lugar hecho para ellos. Es más, ahorita que estamos moviéndonos, creo que vi a un par de Raticate —se puso a mirar hacia el camino que dejaron atrás—, no, eran más.
 
—¡Ugh!
 
La conversación se detuvo abruptamente desde ese punto, pero Danielle aún quería seguir hablando con quien alguna vez fue su amante. Pensó en algo que pudiera tenerlo conversando por un tiempo, hasta que una idea incómoda pasó por su cabeza.
 
“¿Hace cuanto que los dos hemos estado solos? Ha de haber sido mucho tiempo… no me sirve de nada continuar con esto por más…
 
Quizás no haya otra chance de hablar de esto.”
 
—Oye… —suspiró— sinceramente hablando, perdón por lo de antes.
 
—¿De qué hablas?
 
—Sobre lo de ayer, o hace rato, o cuando sea que pasó. Ya sabes, cuando te encontramos en Nova y yo actué muy ruda frente a ti.
 
—Ah… —sintió vergüenza de pensarlo, pues sintió rencor en su momento—, no te preocupes realmente por eso. También fui muy inmaduro al reaccionar tan mal en el tren.
 
—Damian, yo lo instigué. Soy tan responsable como tú. Aunque… sí me molestó que actuaras así, pero no porque te enojaras, sino porque esperaba mejor de ti.
 
—¿A qué te refieres?
 
—¿Preguntas en serio? ¿De verdad piensas que te gané alguna clase de desprecio en el mero instante que fuimos separados?
 
—Es difícil explicarlo. Todo lo de aquella vez, aún lo cargo conmigo. La culpa es mía y de nadie más, pero… aún recuerdo cuando gritaste mi nombre antes de que me fuera del hospital. El último recuerdo que tuve de ti por mucho tiempo.
 
—Entonces sabes que me importaste hasta el último momento.
 
—Hasta tuve cierta esperanza. Al poco tiempo después de que todo eso pasó, me fui de viaje a Kanto para luchar, terminé en Johto haciéndome más fuerte junto a unos cuantos artistas marciales que me ofrecieron ayuda por un buen dinero. Pasé todo ese tiempo pensando en que si ganaba poder, si podía vencer los más fuertes de Bristar, podría quizás volver a estar junto a ti.
 
El corazón de la muchacha se hundió en reacción a lo escuchado. Varios sentimientos negativos que habían quedado en su subconsciente fueron reemplazados con tristeza y confusión, unidas en impacto.
 
—¿Y cuándo perdiste esa esperanza?
 
—Hace muchos meses para ser sincero. Yo… te había visto en Lonhart el día que volví, quise hablarte pero… —trató de contener la tristeza en su interior—, te vi con Mike, los seguí, los vi besarse… ahí perdí cualquier chance de volver contigo.
 
Ahora los sentimientos que se acumularon en Danielle se transformaron en un arrepentimiento.
 
—Pero sabía bien que mandar todo al caño a estas alturas era estúpido, así que seguí luchando, y eso es lo que hago ahora.
 
Ella no sabía cómo reaccionar a todo lo ocurrido, incluso quiso buscar una razón para no cambiar su personalidad.
 
—¿Estás siendo sincero conmigo o me estás mintiendo?
 
—Cien por ciento honesto. Si estás yendo por donde creo, te hago saber que mis mentiras se acabaron. Lo siento mucho.
 
Una vez que escuchó eso, sintió una realización fuerte. No esperaba comerse su orgullo en ese momento o cualquiera, y la vida le jugó una broma pesada. Para respaldar esa reacción, la rosa enmascarada le hizo una mueca de decepción. Dani qué debía hacer en respuesta a lo dicho, sin embargo, Damian detuvo el tren con demasiada fuerza, al punto que el freno le hizo caer.
 


Mientras tanto…
 
Reinhardt no podía terminar de imaginar lo largo que era aquel trayecto, pasó un tiempo estudiando el sitio, viendo que podía deducir del enemigo.
 
“Veo que así lograban entrar,” analizó. “De alguna forma, hacían que trenes se metieran dentro del metro, de esa forma lograban que miembros de la organización llegaran a las ciudades para hacer sus crímenes. Aunque claro, no estaría investigando esto si fuera normal que secuestraran trenes. Tiene qué haber una base que explique esto.”
 
Se puso a caminar hasta que pudiera obtener respuestas del camino. Pronto, lo que parecía indicio de ella apareció en la entrada hacia una estación cercana, sin vigilancia, sin embargo, Reinhardt y sus pokémon se acercaron con sigilo por precaución, luego escucharon voces viniendo de aquel sitio.
 
—Veo que tenías un deseo de muerte. —una voz adulta dijo.
 
—Sí, de muerte para ustedes, títeres. —una voz joven respondió.
 
—¡Cállate! —se escuchó una patada.
 
—¡Agh!
 
—¿Sabes? Teníamos planeado matarte a ti y a tus amiguitos para atormentar al enemigo de nuestro jefe. Nos hicieron creer que ustedes solitos se mataron en alguna alcantarilla, pero veo que esperamos demasiado.
 
—¡JA! Eso demuestra que ni siquiera ustedes nos pueden mata- ¡ow!
 
—Esta vez no vas a poder huir de tu destino.
 
—Mi único destino es rescatar a la jefa de sus sucias garras.
 
—Oh, no te preocupes, te reunirás con ella… ¡en la otra vida!
 
Solo más golpes se escuchaban. Reinhardt y su grupo pronto se subieron a la estación. Cuando dieron su salto, vieron a varios matones del Equipo Anarquía atacando a un joven con pinta de criminal, pero se detuvieron al ver al invasor.
 
—¡¿Quién eres?!
 
—Vinimos aquí por Lady Charlotte. Entréguennosla o sufran las consecuencias.
 
—Lo sentimos, pero esa niña está en otro castillo.
 
—Okay, ustedes lo pidieron —luego dio una orden—. ¡Destello!
 
Con ese movimiento, Electivire logró dejar ciegos a todos los criminales del lugar, eso le dio una chance a él y a sus compañeros de poder atacar sin piedad. Casi ninguno de los matones logró ver dónde les golpearon antes de caer inconscientes. El único que pudo abrir sus ojos fue aquel joven maltratado, quien fue inmediatamente agarrado por el príncipe.
 
—Tengo unas cuantas preguntas para ti…
 


Danielle no entendió por qué fue que Damian se detuvo de forma tan abrupta, ni siquiera pudo hablarle antes de que él tomara acción.
 
—¡Salten! —le pidió antes de brincar.
 
Ella se molestó por aquel acto, pero le siguió la corriente.
 
—¡¿Pero qué te pa-?!
 
El muchacho puso una mano en su boca, le iba a indicar algo, pero antes de lo hiciera, voces sonaron.
 
—Oigan, ¿escucharon ese freno?
 
—Tal parece que ese niño decidió venir para acá.
 
Con eso, ella entendió muy bien lo que hizo. Los adolescentes y la Roserade que les acompañaba se agacharon y miraron hacia el camino, vieron a un par de guardias junto a un Mightyena acercándose al tren. Los tres tuvieron la fortuna de que empezaran a buscar por el lado derecho en lugar del izquierdo, donde ellos estaban.
 
—Muy bien, Dani —habló en voz baja—, ¿qué tan buena eres para tirar y noquear a alguien?
 
—Nunca he hecho algo así.
 
—Entonces solo sigue nuestros pasos. Nosotros nos hacemos cargo de todo.
 
Después de escuchar los pasos por unos segundos más, el trío dio una vuelta por el tren hasta ponerse justo en frente del mismo, vieron que los matones estaban por dar su propio giro con tal de buscarlos al otro lado. Con ese detalle en mente, el muchacho y su pokémon decidieron tumbarlos. Cuidadosamente, se movieron agachados hacia sus blancos, pronto, la hiena maligna volteó para verlos, momento que aprovechó Roserade para callarle la boca con las vainas mágicas de Hierba Lazo, mientras que Damian tacleó al par de maleantes. Aunque la rosa tuvo la fortuna de poder callar al adversario con un par de azotes gracias a su ataque, el adolescente no tuvo la misma suerte, pues en su intento de atacar a ambos simultáneamente, uno se levantó y le golpeó con fuerza. Asustada porque el plan fallara, Danielle tacleó a aquel matón, el cual no logró levantarse antes de recibir una fuerte patada de la chica, mientras que el joven consiguió noquear al otro con puñetazos.
 
—No te hubieras metido. —Damian dijo.
 
—Por quedarme quieta es que ese Greninja casi te mata —ella le reprochó—. Prefiero que salgamos lastimados, pero vivos, a que yo sola salga ilesa, mientras que tú pagas los platos sucios con tu vida.
 
El muchacho no pudo responder a aquel comentario.
 
—Vamos, hay qué continuar.
 
Los tres se asomaron hacia la estación para ver su estructura. El lugar era mucho más parecido a un pasillo largo, lleno hasta el fondo de pequeños almacenes parecidos a tiendas de comida. Por alguna extraña razón, los guardias del sitio no parecían estar tan vigilantes como los de Dani, sin embargo, ambos eligieron mantenerse escondidos por precaución.
 
—Muy bien, vamos a meternos en las tiendas cercanas y las usaremos para llegar a ese del fondo. ¿Puedes luchar por ti misma allá?
 
—No creo…
 
—Entonces llévate a Roserade. Yo podré solo si algo malo pasa.
 
Aprovechando que los vigilantes miraban para otros lados, el trío se movió rápidamente y se metió en los almacenes en posiciones paralelas. A partir de ahí, siguieron un patrón efectivo: entraban por las puertas traseras con cuidado, luego tumbaban sigilosamente a cada matón que se acercara; mientras Damian lo hacía agarrando directamente a los soldados para golpearlos, Dani era asistida por la rosa, quien usaba sus lazos para jalarlos y que la muchacha les pegara solita; después de todo el proceso, salían con cuidado a la siguiente marquesina.
 
Mientras hacían su lento paso, el adolescente había escuchado algo raro. Escuchaba ruidos saliendo de un refrigerador, con cuidado, se acercó para poder sorprender a lo que estuviera ahí; luego de esperar, la puerta se abrió cuidadosamente, ahí fue cuando vio a uno de los Houndoom Furiosos, quien gritó del susto que le causó ver al muchacho. Dicho grito llamó la atención.
 
—¡¿Quién está ahí?!
 
Pronto, varios miembros del Equipo Anarquía corrieron a la tienda de donde vino el grito, y sin más opción, Damian dejó al vagabundo para luchar con sus oponentes. No eran demasiado duros por sí solos, pero pronto, empezaron a soltar pokémon para poder someterlo, Roserade dejó su escondite para poder ayudar a su entrenador, recibió el Aire Afilado de un Golbat, per contestó con Bola Sombra, luego esquivó la tacleada de un Rampardos para montarlo con Hierba Lazo, usando dicha ventaja, noqueó a todos los lacayos, y finalmente se soltó del monstruo para tumbarlo con otro látigo que le hizo.
 
Con todos fuera de combate, Damian dio un suspiro, y miró al enano que delató su presencia, quien le vio aterrado.
 
—Tú te quedas aquí, hay un par de cosas que quisiera preguntarte.
 
Bert dispuesto a huir, pero antes de que pudiera, Roserade brincó y le impidió alejarse, pues amenazó con atacarlo.
 
El muchacho de ojos rojos, por su parte, se metió al almacén donde seguramente debía estar alguno de los demás ricos, el cual ya no estaba vigilado, pero terminó saliendo con las manos vacías.
 
—No, no había nadie aquí. Ya era de imaginar que habría algunos sitios trampa por aquí y acá. Ahora —miró al enano—, ¿qué haces aquí y a dónde fueron tus amigos?
 
—¿Eh? —perdió el miedo.
 
—Te hice una pregunta: ¿qué hacen ustedes aquí?
 
—Bueno, les diré si deciden no vengarse de nosotros.
 
El muchacho miró a su exnovia, con solo ver su rostro ya entendía que ella lo reconocía al igual que él.
 
—No estamos en condiciones para vengarnos. Mejor ve escupiendo la sopa, porque no tenemos mucho tiempo antes de que este sitio explote.
 
—Uhm… okay, les contaré: mira, no sé si recuerdas lo de hace un par de días que buscabas a nuestra jefa.
 
—Espera —Dani le interrumpió al oír eso—. ¿Qué hay con eso, Damian? ¿Por qué buscabas a una ladrona?
 
—Te explico rápido: esa chica es tremendo nombre buscado: Laura Helia Blaise, la única de una familia ya muerta.
  
—¿La conoce? —Bert alzó la voz.
 
—Míster Conan me contó de su caso cuando lo fui a ver en Lonhart. Cuando sus padres murieron, huyó de casa y empezó una nueva vida como acróbata. Su única tía es un monstruo, o eso entendí.
 
—Más que un monstruo, ¡esa tipa hace tratos con el Equipo Anarquía!
 
—¿Por qué no me sorprende?
 
—Bueno —la muchacha sugirió—, no sé mucho de los Blaise, pero mi papá me contó alguna vez que ellos eran muy ambiciosos y tenían sitios secretos para experimentar con el metro. Quizás algo de eso explique este sitio.
 
—Vaya, vaya… —el joven pensó en las implicaciones, pero pausó sus pensamientos para dirigirse al ladrón—, continúa.
 
—Ah, bueno —Bert contestó—, ahora que mencioné al Equipo Anarquía, quiero explicar que ellos vinieron para llevarse a la jefa, pudimos burlarlos la primera vez, pero luego llegaron a Ciudad Nova y nos atraparon. Terminamos en este raro complejo que parece cloaca, logramos escapar por pura suerte, y… queremos ver si ella está por aquí para salvarla.
 
—¡Cielos…! —suspiró—. Si mi intuición no me está fallando ahora, creo que su búsqueda es inútil. Seguramente la habían separado de ustedes, ¿verdad?
 
—Sí.
 
—Entonces ya la han de haber llevado con su tía. Lo mejor que puedes hacer es venir con nosotros, ya veremos eso después.
 
—¿En verdad puedo acompañarlos? —el ladrón esbozó una sonrisa exagerada.
 
—Es en serio. Ahora ven.
 
El enano fue guiado hacia el tren que los jóvenes usaron para llegar a dicha estación. Los cuatro se metieron pronto para poder llegar a la estación principal. No les tomó mucho tiempo volver al principio, sin embargo, cuando llegaron, se habían encontrado con una sorpresa.
[Imagen: l1Mexwv.png]
Best Friends
 0  0  1  0  0  0  0  0  1  0  0  0  0
Responder
#77
Wassup. Es increíble lo ligero que se vuelve leer algo de siete mil palabras cuando sabes que son siete mil y no siete mil por veinte.

Me puse a pensar mientras leía y me acordé de un montón de cosas. De las cosas que no pudieron ser. De cómo Charlotte llegó de repente y el DD dejó de ser realidad. De cómo de verdad Laura iba a ser importante, de un modo u otro, y de cómo el prólogo con Oz, Doyle y Seiba se siente re fuera de lugar.

Ah, sobre lo que decías, veo perfectamente bien que subas capítulos cada cinco días. Hace un par de semanas te hubiera puteado pero ahora que estoy al corriente me parece perfecto. Sí, soy así de voluble. 

Antes de hablar del capítulo en sí, te quiero aconsejar algo: no hagas proofreading a las cinco de la mañana porque es lo mismo que no hacerlo. Está lleno de faltas de ortografía, sean typos, omisiones, errores de sintaxis y tildes mal puestas. Una persona descansada nota todas estas y las corrige de un plumazo. ¿Alguien que lleva toda la noche en vela? No. 

Realmente no hay tanto qué decir porque tampoco pasa mucho porque es la primera parte de este mini arco de escape en la estación zombi. Si te tengo que criticar algo es lo estúpidos que se muestran los reclutas. Es el problema de que tu protagonista espía ninja MEDA GUERRERO ESPACIAL X sea un adolescente y no quieras hacerlo un Gary Stu noqueando un montón de mooks con un latigazo de su pene; que tienes que hacer más idiotas a los villanos, como asumiendo que es normal que el otro guardia no encuentre nada y se olvide de todo. O que hablen abiertamente de lo que piensan y sus deducciones para que Damian pueda saber qué hacer. Sumado a ello, se siente medio random que Ed sea tan estúpido, descuidado y putas loco como para poner montón de bombas por ahí y darle una oportunidad de juego justo al niño, poniendo en peligro su propia infraestructura y dándole la opción de escapar a ese mismo niño. Se siente un poco caricaturizado. Forzado digamos, para poder llevar a cabo todo el arco de la escapada con la acción que quieres escribir. Le resta un poco de credibilidad al buen Ed.

Otro consejo: va a ser fácil olvidarse del prólogo sobre los chicos de jóvenes cuando nos cuenta algo tan random y tan desconectado del resto del capítulo que está cargado de intercambios y setting. Porque tenemos que Reinhart entra como todo un badass a poner orden (algo que me pareció re badass), la conversación entre DD, info sobre Laura por ahí y tener el setting tipo misión imposible con las líneas de tren y demás con la canción de los diez panes y los tres pirulís como para acordarnos del buen Lancelot y el buen Oz que se toma tres dosis de Independent Action y se acuerda que la clase Archer sí está hecha de arqueros. ¿Sabías que doblar puentes es calificación suficiente para ser un Archer? 

Pero me desvío. Me agrada ver que las historias entre Laura y Damian por fin se están mezclando, o mejor dicho, el ver que por fin se revela que tal vez siempre estuvieron cruzadas, y puntos por algo importante: que por fin se da algo de tiempo a DD juntos. ¿Por qué?

Porque el núcleo de esta historia fue DD por mucho tiempo. Porque ella es la razón por la que él decidió cambiar, porque ella es la razón por la que volvió a caer en la depresión y tuvo la fuerza para levantarse de vuelta. Que sí, las razones que hayan sido te llevaron a ponerla a ella con Mike y a él con Charlotte, pero no puedes simplemente pretender que no hubo algo ahí y que dejó de importar para ambos. Necesitaban tiempo solos, soltar lo que tenían adentro y quizá necesitan un poco más. Pero cortar la importancia del vínculo entre estos dos en favor de un shipping hubiera sido un insulto a tu historia que no hubiera tolerado, por lo que acá te aplaudo por acordarte. 

Y... poco más. Me hizo gracia la repentina referencia a Mario Bros y me encanta el hecho de que los malos usen el sistema ferroviario en complicidad con la tía de Laura para movilizarse. Me gusta que la rosita tenga tiempo para lucirse y que los próximos capítulos auguren estar repletos de acción, razón de más para publicar uno después del otro pa que no se pierda el momentum.

Y como dijo Lemus... ahí nos vemus.
[Imagen: 6zFZgO5.png]
Animus. Antrum. Unverse. Anima, Animusphere
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#78
Mostrar  22-25
Tuve que leer desde el capítulo 19 para ponerme al día con la historia, a pesar de que había comentado hasta el 22. No tengo mucho más que decir aparte de repetir lo que ya te había comentado hace un par de días, sumado con el comentario que tengo justo arriba mío que básicamente resume lo que pienso del último capítulo.

El 22 me genera sentimientos encontrados. Por el lado del menos, es el hecho que tenemos otra pelea de casi 6000 palabras contra un líder de gimnasio que podría apostar la vida a que no va a volver a aparecer en el resto de la historia porque está ahí solamente para ser otro personaje que da una medalla. Cabe aclarar que en los previos 21 capítulos de esta historia, existen exactamente 0 (cero) menciones previas al personaje de Ignacio. Que sí, que no tiene por qué ser un PJ metido completamente en la trama, pero espero que mostrartelo así te de una idea de lo desconectadas que se sienten los combates por medallas del resto de la historia. Por el lado del más, y como ya te dijeron, es bastante comédico el hecho de que sean los personajes más tontitos de la historia los que logran conectar las dos neuronas suficientes como para darse cuenta que Damian "Wayne" Kaine es Batman. Es bastante gracioso si lo ves con buena luz, es bastante estúpido si lo ves con mala luz. Estaría más forra si la deducción hubiera sido EL [DEBATE SERIO] como si necesitaras 3000CI para deducirlo, pero el hecho de que sea una conversación tan liviana realmente da a entender que el tono de la gran revelación entre los personajes es lo absurdamente fácil que es sumar dos más dos.

A estas alturas solamente me estoy esperando la escena de los Simpsons donde Marge le dice a Homero que era más que obvio que él era el "Hombre Pie".
 
Vamos al que sigue. Este es el capítulo en el que, después de unos cuantos de espera, tenemos el espectacular combate entre Damian y EL NOVIO. Muchas veces me olvido del foco central de esta historia y me espero que haya una conspiración espectacular, un villano de Sherlock Holmes con una caracterización tan espectacular que corra por las venas de la historia y muestre como siempre estuvo ahí, esperando su momento... pero después me acuerdo que esta no es esa clase de historia. VxC es una historia de aventura mezclada con un fuerte dramón romántico adolescente. Y es una historia simple. No importa en qué momento la agarres y decidas leer un capítulo, siempre vas a tener al protagonista o a su álter ego pateando culos con una facilidad sorprendente - y he llegado a la conclusión, después de muchos y muchos capítulos con ese mismo estilo una y otra vez, que puede que no haya nada de malo en eso.

Es una historia fácil de leer, con una premisa super simple y un tanto surrealista, y eso me parece perfecto. Pero por el otro lado, siento que es una historia que a veces desaprovechas en tu objetivo para que puedas crecer como escritor. Tenés a muchos personajes que son lienzos en blanco, que podrían tener un desarrollo impresionante si les dedicaras el mismo cariño y pasión que le tenes a tu protagonista, pero en este capítulo al igual que en el 19 parece que una vez más le hubiera faltado un poco de horno a las ideas. Porque las motivaciones de EL NOVIO y su personaje en sí no dejan de ser más que eso. Cumplir su rol como EL NOVIO. Siento que esta historia es una donde vos podés sentirte cómodo y trabajar en lo que te gusta, pero no te motiva lo necesario como para ponerte a prueba. Tenés que recordar siempre que lo que estamos escribiendo, a fin de cuentas, no es más que un fic pedorro en un forucho perdido de la mano de dios donde nos leen menos gente de la que podemos contar con los dedos de una mano. Estás en un atelier privado, pintando por tu propio gusto y dejando que solamente un pequeño grupo de gente vea lo que creás - no tengas miedo de experimentar y salir con algo que te ponga a prueba: esto no significa que te estés quedando sin ideas, sino de que te pongas a prueba a vos mismo dando vuelta a tu historia patas para arriba como una tortuga.

Siento que es un poco egoísta dar como ejemplo mi historia cuando estoy haciendo un comentario hacia la tuya. Pero siento que lo que te quiero decir con este comentario va más allá de cosas relacionadas a la trama de VxC. Si, podría seguir con el ritmo con el que empecé este comentario, hacer un chiste más sobre el beso de lengua y sobre Mike efectivamente siendo un loser que todo el mundo sabía que iba a perder. Podría pasar al siguiente y decirte como la super exposición de Edward como el antagonista principal no deja de ser más que eso. Una mega exposición en la que habla él solo durante 1500 palabras en lugar de una conversación hecha y derecha. Y podría pasar al último, decirte que estoy de acuerdo con el kiwi sobre lo disparatada que es la idea del laberinto, las bombas y el hecho de que un personaje que en principio parecía inteligente termine recurriendo a este... juego o lo que carajo sea para tener una vez más el protagonista su momento de héroe. Pero al final remataría con el hecho de que la escena de Damian y la tóxica es un punto alto de la historia, que se dejó esperar y que fue muy satisfactorio. "Nos vemos en el próximo capítulo, seguí así Nemu".

Si, esa era mi idea para este comentario, con más o menos detalles. Porque qué carajo importa lo que cualquier otro metiche piense de este comentario, cuando es algo exclusivamente mío hacia vos. Podría borrar todo esto y mandartelo por mensaje privado, pero cuál es la gracia en eso. Estos comentarios me llevan horas y horas, y muchas veces les pongo el mismo esfuerzo que le doy a mi propia historia. Me parece muy lindo que este foro tenga por tradición dejar comentarios con tanta dedicación, en lugar del interesante+me gustó+ratio+conti plis. O quizás incluso peor, la lacra restante del foro que al parecer no es ni capaz de eso.

En fin, vamos al punto. Vamos a poner este comentario patas para arriba.

¿Sabes cual era mi idea original para GB? Hacer una historia donde el villano fuera el protagonista. Kalm iba a ser un asqueroso sin escrúpulos que, usando todo lo que tuviera a su disposición, iba a desafiar a los enanitos mágicos que se quisieron hacer el piola con él. Atacando a la gente de Celeste y reemplazandola por Dittos, de a poquito se iba a adueñar de la ciudad sin que nadie se de cuenta, con Misty siendo el primer personaje importante que iba a terminar en la guillotina. Recuperando a todos sus bichos desde el Sistema de Almacenamiento en la cabaña de Bill y armando un mini ejército con base en la Cueva Celeste, iba a empezar a avanzar ciudad por ciudad, hasta que nadie supiera en Kanto quien era una persona y quien era un Ditto. Mi idea era que reinara el caos, que su influencia se dispersara por toda la región, y que Kalm buscara una forma de inyectar a sus propios bichos con el virus para que fueran como él, y que dieran rienda suelta a su malevolencia.
 
En su momento me pareció una idea magnífica. Los líderes de Kanto iban a ser una luz en la oscuridad. La Liga iba a ser la fuerza opositora más prominente. Y los enanitos mágicos iban a ser la meta final del protagonista. Una historia edgy digna de estar en explícitos. Pero creo que no hace falta ni decir que cambié de parecer muy rápidamente. La razón principal es porque empecé a sentir lástima de mis propios personajes. Mi objetivo era que el lector sintiera lástima por toda la gente que se enfrentara a Mewtwo. Pero cuando empecé a encariñarme con el grupo inicial, me di cuenta que probablemente la gente que leyera esto iba a compartir ese sentimiento. Entonces decidí poner la historia patas para arriba, y generar ese sentimiento en ambos lados.
 
"Giovanni va a llegar en un helicóptero, acompañado de Sabrina. Y sin explicación, previo aviso ni nada, iba a sacar a los pollos hermanos."
 

Iba a ser sorpresivo. Iba a ser espectacular, e iba a llevar a una persecución super larga que me llevara por un montón de lugares, después de tantos capítulos estancada en el mismo lugar. Iba a ser el verdadero comienzo de la historia. Iba a cambiar el rumbo por el que la quería llevar. Esta escena sola, en lo simplemente absurda que era, me dio material para escribir por casi dos años. Estaba intentando pintar un retrato, y solamente aguanté 9 capítulos antes agarrar la brocha más gruesa que tenía y meterle un pincelazo en el medio de la cara con la pintura del color más espantoso que encontré, antes de empezar a trabajar en base a eso. Una idea puramente experimental con la que me puse a prueba a mí misma.

Habiendo escrito algo así, ¿cómo iba a explicarlo? ¿Cómo podía trabajar con todas estas piezas y armar algo interesante? Podés ver el cambiazo total que esto generó a partir del capítulo 13. Porque a partir de ese momento, había despedazado tanto mi idea original que tuve que ponerme a trabajar desde cero. Había pasado de tener un grupo de tres protagonistas (Kalm/Arya/Vi) y dos antagonistas (Bill/Misty), a un grupo gigantesco de personajes desparramados por toda la región. ¿Cómo podía darle a cada uno un poco de desarrollo? ¿Cómo podía encariñarme con cada uno de la misma forma que lo había hecho con los primeros tres? ¿Y cómo podía usar todos estos lienzos en blanco en los que había dividido la historia, cruzados por la misma línea, para formar de vuelta una sola imagen?
 
Mi plot original. Una historia de misterio. Había plantado todas las raíces de esta historia en los primeros capítulos, y después la había roto en pedazos. Si yo podía usar todo esto para reconstruir la imagen... ¿no podría el lector hacer exactamente lo mismo, adelantándose por completo y destapando la historia antes que yo? En ese momento, me di cuenta de lo que había hecho. Dándote todas estas piezas, ¿vas a poder rearmar la imagen completa antes que yo termine de juntarlas? A día de hoy, a 9 capítulos de terminarla, el desafío sigue en pie. Cada pregunta que puedas plantearte ya está respondida de una forma u otra. 

Pero a qué quería llegar con esto. A vos te gusta mucho el inglés. Estoy más que segura que escuchaste el término "writing oneself into a corner." Algo que se ve como super malo, que se tiene que evitar. "Planea bien tus historias, y nunca vas a tener que pasar por algo así". ¿Pero qué pasa cuando intentas acorralarte a vos mismo, teniendo una habitación tan grande que todavía ni siquiera podés ver las esquinas de la habitación en la que estás? Esta es la situación en la que estás vos ahora mismo. Tu historia tiene tanto, TANTO margen para desarrollarse, que podrías salir con la escena más absurda, más ridícula, más estúpida y más disparatada que se te podría ocurrir, y ramificar a partir de eso un montón de ideas que jamás se te habrían ocurrido. Una vez más, tenes que acordarte lo que estas escribiendo: un fanfic. No tenés editores presionándote, no tenés una carrera profesional que pende del éxito de esta historia. En este momento, tu historia es una herramienta a tu disposición para crecer y mejorar. Podés estirar los límites de tu creatividad, aprovechar este momento para jugar con tu historia, tomar el mayor de los riesgos y hacer con eso algo espectacular. Algo impensado, algo que puedas volver a leerlo de acá a un año y pensar "¿pero cómo se me ocurrió todo esto?". Porque solamente tenes que sentarte un momento a pensar... ¿qué es lo peor que puede pasar? ¿Que la historia quede abandonada? ¿Que mi grupito de amigos que me leen digan "jajaja que es esto Nemu"? El riesgo es nulo. Lo único que vas a obtener va a ser práctica y experiencia.

Este artículo es magnífico y explica con un poco más de teoría lo que te quiero decir. No tengas miedo de experimentar con tu historia, porque no solamente sé que sos capaz de hacerlo, sino que va a ayudarte a crecer, a mejorar como escritor, y a superarte a vos mismo. No creas que no aprecio tus intenciones en estos capítulos de armar algo más grande. Le diste a Laura su propia historia, para ahora hacer que se cruce en el camino del protagonista. Le diste a Batman y a ELNOVIO su pelea, para que en la vuelta en subte todos se vieran envueltos en la misma situación en la que metiste a los dos de antes + poder darle un poco de escena al antagonista de la historia. Porque si no hubieras planeado todo esto, si no te hubieras sometido a este quebradero de cabeza tuyo por querer meter al núcleo de protagonistas en la misma situación, no podríamos haber tenido la escena en el subte entre Damian y la tóxica. No podríamos haber visto cómo la tóxica resulta no ser tan tóxica sino una chica dolida, y cómo el simple hecho de que Batman sea honesto con ella es más que suficiente para que ella vuelva a convertirse en un personaje agradable de leer una vez más.

Asumiste un riesgo en un setting un poco más complejo, y obtuviste un beneficio poniendo a uno de los personajes que estaban volviéndose más odiosos de vuelta en el lado bueno del lector. Y el sentimiento, creas que no, es muy satisfactorio.
[Imagen: iBRKG73.png]
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  1  0  0
Responder
#79
Bueno, vamos a repetir el esquema que usé para Capa, con una breve opinión de cada episodio y citas, y me dejaré la opinión general para el final o.o

Mostrar Citas sin compromiso (?)
Capítulo 1

Ha sido un episodio mayormente de transición entre el final de Capa y su secuela. El título lo dice todo, aunque fuera del resultado previsible, es bueno ver que la motivación de Damian se mantiene, a pesar de su corazón roto ;w;

Capítulo 2

Ha empezado como un episodio de entrenamiento, pero se ha convertido una buena muestra de la relación que tienen Damian y sus Pokémon más antiguos, de quienes hemos podido ver algo más de caracterización en la primera mitad, dándoles más foco como personajes. La segunda ha sido el reencuentro con ese grupo de delincuentes a los que Blankface ha apalizado de nuevo; las dudas del chico son entendibles, aunque hay que decir que el paso hacia aquello que no quiere hacer ya lo dio desde el momento en que les dio la primera tunda... así que queda ver en qué devendrá esto en particular. La sorpresa ha sido el final, pues parece que el peligro igual va a seguir a Dani aunque no esté ya con Damian, además del primer vistazo del llamado Equipo Anarquía y la mención de quien parece ser su cabecilla, un tal Edward (cuya existencia he conocido al ver la lista de episodios, my bad)

Capítulo 3

OH BOY. Madre mía, cómo ha empezado este episodio. Lo ocurrido desde el punto de vista de Dani y lo poco que desea ese noviazgo (oh, la ironía, que Damian piensa todo lo contrario); ya con lo contado, por el momento, su flamante novio se me hace tan antipático como era Ron al inicio de Capa, si no peor owoU. La segunda mitad ha sido un poco el periplo de Damian por la ciudad y su batalla, aunque realmente el resultado fuera previsible; Growlithe hizo bien su trabajo y le espera un buen futuro... a diferencia de cierta banda, si me tengo que fiar del final del episodio y los títulos de los siguientes :3U

Capítulo 4

El título me da una sensación de hacer una referencia a Spiderman... fuera de esto, hemos tenido el primer cruce tras tanto tiempo entre Dani y Damian tras el secuestro de la primera. La conversación del chico con sus Pokémon ha sido interesante, en cuanto a que hemos podido ver un poco más del sentir de ellos respecto a quien consideran que los ha traicionado (es una gran devoción la que le tienen, aunque me preocupa que pueda ser algo ciega... cosas mías). En cuanto al rescate, no hay mucho que decir, fue todo viento en popa y Dani no sospecha de la identidad de su salvador... pero tiene curiosidad, así que vamos a ver a qué nos lleva esto.
 
Cita:—Papá, ¿esto es para mí?

—Más o menos. Digamos que será mi regalo para el día en que te cases. Te lo daré para que puedas tener una gran luna de miel, para vacaciones o lo que sea que necesites.
Hiram tirándole indirectas muy directas a su hija D:

Capítulo 5

Y éste se ha convertido en mi episodio preferido hasta el momento. Ha empezado como siempre que Damian se encuentra a ese trío, pero esta vez ha podido dar con la jefa del mismo, dándose una pelea en la que el chico ha pecado de demasiado caballeroso; pero no tengo quejas, ha sido más interesante así, sobre todo porque la jefa parece ser un personaje mucho más interesante de lo que sus esbirros dejaban atisbar. Me viene un nombre a la mente, de entre algunos que he ido escuchando de cuando los demás hacen alusión a este fic, pero ya veremos. Cuanto menos, tengo curiosidad por cómo se desarrollará lo siguiente o.o
 
Cita:—Detente, Helga.
Sí, siento que en cuanto a nombres no somos demasiado originales, pero nos encantan los juegos de palabras xD
 
Cita:—No entiendo. ¿Está enojada con el lunático, su barriga o nosotros? —interrogó Franky.

—¡CON TODOS!

La perra infernal tomó algo de ofensa, aunque su dueña se calmó rápidamente.

 —Excepto contigo, Helga. Tú no hiciste nada malo.
Cómo con unas pocas líneas se puede hacer tanta caracterización :D
 
Cita:—Ni idea. Solo sé que no quiero correr el riesgo de toparme con mi tía loca otra vez, y después de lo ocurrido, tengo miedo de que sea el final para nosotros…
Dun dun dun... owo

Capítulo 6

Y éste tampoco ha decepcionado. El encuentro entre Damian y Conan y su puesta al día ha sacado muchos temas interesantes, empezando por acabar de atar los cabos con las revelaciones del episodio anterior, la historia de la Primarina de Damian o el hecho de que Conan es un personaje intrigante, aparentemente capaz de hacer deducciones con las que el común de la gente sólo podría soñar. El final, sin embargo, nos muestra a Edward, quien curiosamente no quiere un derramamiento de sangre a pesar de su ambicioso objetivo.
 
Cita:—Carmilla Blaise… —refunfuñó—. Primero: mi amigo Damian y yo vinimos porque queríamos entretenernos un rato después de no habernos visto en mucho tiempo; y segundo, yo debería preguntarle lo mismo: ¿qué anda haciendo usted en el espectáculo de los hermanos Napier?

—¿Bromea? Si no fuera gracias a este circo, mi pobre sobrina Laura hubiera muerto o desaparecido para siempre.
Así que la "jefa" se llama Laura... sí, uno de esos nombres que había mencionado antes owo

Capítulo 7

Pues se me ha hecho largo, en el buen sentido; la frase "un sólo hombre puede hacer una gran diferencia" le va como anillo al dedo a este episodio, con la infiltración de Damian en el castillo para salvar a la familia real tras la petición de Conan. Me suena haber visto algún comentario negativo sobre Charlotte, pero fuera de la típica introducción de alta alcurnia hacia un extraño, el personaje me ha resultado agradable... y de hecho, esta misteriosa familia real, que parece ser capaz de defenderse si hace falta, aunque parece que les hayan pillado muy por sorpresa (cosa que no es de extrañar, dado que fue un miembro de la misma quien planeó todo). En cualquier caso, fuera del rescate en sí, lo más destacable es cómo la identidad de Blankface ha pasado a ser cosa conocida por toda la familia, además del permiso de Conan para que Damian siga usando el disfraz, con unas condiciones muy estrictas pero aparentemente necesarias. Igualmente, dado que los Carroll van a dejar la región, quizá no corra demasiado la voz... quizá. A ver qué planea Edward, ahora que esta operación ha fallado...
 
Cita:—Entendido. Voy a… intentar convencerlos de bajar, ¿qué tan difícil puede ser apartar a dos amantes?
Qué irónico que sea Damian quien diga esto... ówò
 
Cita:—Tengo ideas, pero para entretenerlas, necesito herramientas, llamadas, y el tiempo que incorrectamente les quité en esta misión. Preparen unas cuantas bombas y contacten a nuestro amigo doble-cara, quiero que él robe algo importante.
Un traidor entre nosotros D:

Capítulo 8

Ha sido un episodio curioso, al centrarse mucho más en Charlotte (y en menor grado, Dani) que en Damian. Aquí vemos cómo un plan puede irse al garete por un pequeño error en el momento menos oportuno, además de enterarnos de más cosas sobre la familia real que fueron aludidas en el episodio anterior (ese misterioso poder de naturaleza psíquica, al parecer); aunque en lo personal no me llaman demasiado las historias de la nobleza en los tiempos modernos, no puedo decir que les tenga antipatía a los Carroll, aunque suela ser mi predisposición usual. Ahora queda ver qué pasará en la historia, considerando que Edward no tiene a su sobrina como prioridad... lo cual lleva a preguntar qué podría lastimar incluso más al abuelo. Ya veremos o.ó

Capítulo 9

Whoa. Este episodio me ha dado mucho más de lo que esperaba. Empezamos en una de las ciudad de Bristar que aún no nos habías introducido, con un líder y profesor y su amigo, quien ha resultado ser el agente oculto de Edward (que tuviera a Morpeko era un flag evidente y que contribuye mucho a consolidar su caracterización); el encuentro de Damian y Apollo parece fortuito, pero nos deja ver algo más sobre los lacayos de Laura (un hermano mayor y los otros que lo saben)... cosa que conduce a un nuevo choque con Blankface que distrae a éste cuando Robert, o mejor dicho, el señor Vivet ha sido "activado" por su jefe para robar unas cosas que necesitaba (¡y vaya cosas!). Como si la pelea no hubiera sido lo suficientemente cruenta (con Damian y Laura aprovechando lo que saben del otro para ganar ventaja), al chico la ha tocado recibir los reproches de Dani, quien ya llevaba tiempo sospechando de su alterego (aunque queda pendiente ver lo que tenga que decirle a Charlotte); un detalle que no he pasado por alto es que, a partir de este episodio, la chica parece algo más receptiva a los esfuerzos de Mike, cosa que debe ser un puñal para quienes shippean a D&D owo

Oh, y puntos extra por dejarnos ver el examen de Damian. Contribuye mucho a mostrarnos más gráficamente su carácter y experiencia con algo que ha sido escrito con su puño y letra. El caso es que, hasta el momento, éste ha sido mi episodio favorito, superando cualquier cosa que haya podido decir antes :o
 
Cita:—¿Qué te pasa? Pensé que estabas hecho de material más durable.
¿Es esto una referencia a "I thought you were made of sterner stuff"? owo

Capítulo 10

Vaya sorpresas las de este episodio. Empezamos con la batalla de Damian, que estuvo entretenida de leer, tanto por el progreso de Growlithe como el hecho de que su entrenador se viera por primera vez en una situación relativamente complicada en un desafío, como no le pasaba desde antaño. La desarrollo de la misma ha hecho que Newton pasase de un probable personaje eventual a alguien con mucha relevancia en el presente arco, por su pasado compartido con Rob/Jean y todo lo que nos ha revelado la investigación del apartamento de éste y el flashback (aquí tengo que decir que se ha sentido como leer un cómic de esos que muchas veces hablas y aprecias, en particular por la temática y la forma de estructurarlo). Aunque el final me ha dejado una buena sorpresa, dado que Mathilda aparentemente se recuperó del coma (asumo que el número que le dio a Damian era el suyo), pero Robert no era consciente de esto o Jean no se lo permitía saber... son circunstancias muy misteriosas que hacen crecer mi curiosidad al respecto.
 
Cita:—Hey, Mathilda. Lamento que esto incomode pero, descubrí algo muy feo sobre Rob, y necesito que me ayudes. ¿Tienes demasiadas citas hoy?
... wait a second! o_O

Capítulo 11

Me esperaba un episodio relajado, y lo ha sido... al principio. Ha sido refrescante ver un poco de lo que los Pokémon de Damian gustan de hacer cuando se les da la oportunidad, pero todo esto ha llevado a la confrontación con los "falsos" Blankface. Por el tema, me recuerdan a la Royal Flush Gang de Batman, aunque aparentemente están del lado de Damian. Personajes misteriosos que parecen conocerlo más de lo que él cree... ¿podría ser que hubiera alguna conexión con su padre, del que poco hemos sabido durante la historia? No sé, me ha venido a la mente ahora. En cualquier caso, más misterios y una construcción de mundo que sólo se expande y le da más vidilla a la historia o.o
 
Cita:No logró terminar la frase, pues Damian jaló su capa y le metió una patada a la espalda, que lo empujó directo hacia la mantis para que ésta le diera un Tijera X en el pecho. Desde ahí, ambos empezaron a golpearlo por igual, consiguiendo que se arrodillara. Los dos le pegaron a la máscara  en un ataque simultáneo, que dejó al imitador fuera de combate. Luego, Damian cayó agotado y el demonio se tomó la molestia de cargarlo.
Damian y Scizor aprendieron Paliza. Es súper efectivo (?)

Capítulo 12

Episodio de fin de año. Parecía ser al principio una recopilación de lo que harían distintos personajes por la fecha, pero acabó centrándose en Damian, su identidad como Blankface y su presente relación con las que por ahora son las tres mujeres más influyentes en su vida: su madre, Dani y Charlotte. Es esperable que un adolescente, que ya de por sí ha pasado por mucho, tenga tantas dudas y reflexione mucho al respecto, sobre todo en su particular situación, aunque la promesa que le ha hecho a Eliza es reconfortante de algún modo. Ha sido un gran episodio que nos ha permitido ver el progreso de esos tres vínculos, además de dejarnos hints sobre otros personajes que han ido apareciendo (las dudas de Arthur, el hecho de que Conan decidiera ir a cenar con quienes aprecia, lo que ocurre en casa de Dani y Ron, incluso a ese par de la Blankface Gang, por llamarlos de algún modo). El final sólo anticipa que las cosas se van a poner más peliagudas D:
 
Cita:—Si es por la otra vez —suspiró—, estaba corajuda por lo que ocurrió. No te odio realmente, solo detesto que pases por cosas tan horribles. Así que ve esto como una demostración de ello. —comentó abriendo sus brazos para él.
Awwwwwwwwwwwwwww :'3
La entiendo, pobre ówò
 
Cita:—¿Siquiera te importo de verdad o únicamente el que te manden?

—Me importas, Charlotte. Las palabras no me bastan para demostrártelo. Yo no esperé nada a cambio cuando fui a salvarte en el castillo, tú elegiste darme una amistad como recompensa y te pusiste a demostrármelo, me ofreciste comer cuando pudiste dejarme a mí suerte, me diste un medio para hablar contigo, y escogiste escucharme cuando te lo pedí. Darle un regalo a alguien que ya tiene todo es algo muy complicado para un simple entrenador como yo. Lo mejor que te puedo dar es mi lealtad. Si me necesitas para cualquier cosa, voy a estar ahí.

—Oh, Damian… es lo más dulce que he oído de ti desde que empezamos a hablar seguido.
Es gracioso cuando lo piensas, en el sentido de que ésta era otra amistad que Damian no se esperaba... y no sé en qué va a acabar, pero es bonita de ver ;w;
 
Cita:Blankface empezó a pensar un poco con Hydreigon sobre lo que Charlotte quería cumplir.

—¿Crees que le gusto?
La gran pregunta... lo mejor es la ambigüedad de la cuestión, por ahora owo
 
Cita:—Era de imaginarse. Bien dicen que a veces los pokémon reflejan los sentimientos de sus dueños, pero ella no es de las princesas que caen por plomeros o caballeros.
AY POR FAVOR XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
 
Cita:—Se los agradezco tanto. Y pensar que esta chica muerta sería mi único regalo para el Año Nuevo.
El hombre al otro lado colgó inmediatamente, para la molestia del remitente.

—Qué amargado —luego apreció el cadáver de su víctima—, lamento que me vieras de esa forma, ya no tendrás que hacerlo después de esto.
... shit :3UUUUUU

Capítulo 13

Y por fin veo cómo Damian "obtiene" a Kubfu, librándome por fin del spoiler que me comí leyendo comentarios sobre Crowned y la comparación entre Damian y Shima. Bueno, volviendo a lo que toca... vemos en paralelo el entrenamiento del prota con el osito, la preparación de los ricos para ir al festival de Lover's Pool (donde Damian y Charlotte se podrán encontrar), y en medio de todo esto, el plan de Newton y Mathilda para intentar salvar a Robert, la determinación de Laura tras recibir una paliza de parte de los Pokémon de Damian (de quienes pudimos ver un punto de vista muy interesante respecto a su situación) y cómo el plan del equipo Anarquía va avanzando... muchas cosas que ocurren en paralelo y que hacen que la historia se ponga cada vez más interesante o.O

Capítulo 14

Me ha gustado ver un poco más directamente a Arthur y enterarme un poco más del trasfondo de los dos élites y su conexión con la familia Damian. Las batallas psicológicas de afrontar los errores que uno ha cometido durante su vida siempre son duras, pero el campeón ha demostrado estar a la altura y ser capaz de resolver el problema, aprendiendo en el proceso la verdad sobre aquel Aegislash y la persona a quien quería proteger por una promesa. Y con esto nos enteramos que Conan es tío de Damian... esto explica mucho, así como que Arthur sea su padrino. Todas esas conexiones que estaban ahí, pero aún no habíamos tenido oportunidad de ver con más claridad. Aunque honestamente, se me hace un tanto rebuscado tener que buscar una ocasión para devolver al Aegislash, pero... ya sabemos que Damian es complicado como él solo.
 
Cita:No pasó mucho tiempo antes de que el campeón encontrara a la causa de las ilusiones: se trataba de un Aegislash de colores oscuros, clavado en una piedra con su escudo reposando cerca.

—Así que tú eres quién maldijo el Gran Bosque. ¿Qué te hizo pensar que esto era una buena idea?

El hombre se le acercó y con rapidez, sacó a la espada de ese lugar. Esa acción provocó que viera los recuerdos de un joven deprimido que le capturó, era alguien que ya estaba harto de perder y perdió la cabeza al final de una liga; lo vio declarar su retiro como entrenador pokémon, la triste reacción de todos sus compañeros y la necesidad de la espada por huir hasta que huyó al Gran Bosque y se desquitó con todos usando una maldición.

—Santo cielo…
OH... OH... cielos, me había olvidado de este Pokémon, pero sí :3UUU

Capítulo 15

Como pasó con su par de Capa, decidí leer todo del tirón. Se notan las diferencias respecto a aquella época, y para bien. Lo cierto es que han pasado muchas cosas, pero el miniarco de Julius y Yoko me ha pillado por sorpresa, pensaba que iban a pasar como líderes sin pena de ni gloria, y al final han sido partícipes de algo entretenido, que además ha servido para enmarcar el progreso en los vínculos entre Damian y Charlotte. El otro punto ha sido la actitud que Dani ha tomado... lo cual es confusa tanto para los personajes como para quienes leemos la historia. ¿Qué es lo que planea? Porque parece feliz con su novio actual, ha dejado claro que no odia a Damian pero sí que lo pase mal, así como su aprecio como amiga por la princesa. Así, pues, parece querer hacer algo que sacudirá el status quo de la historia, y esto no puede parecer algo bueno. Habrá que ver, sobre todo con los planes de Jack acercándose a su realización :c
 
Cita:Hey, Charlotte. Ya estoy en Lover’s Pool, en el Centro Pokémon. ¿Estás ya allá? Nada más te aviso.

Eso le alegró mucho. La chica tomó sus cosas para la otra habitación que alquilaron, no sin antes dejarle un mensaje.

Aguárdame unos minutos, Damian. Iré a verte.
Pues oye... química tienen owo
 
Cita:—Hazme los honores de despertarlos, mi preciosa.

Rápidamente, la víbora escupió varios chorros de agua para que los tres adolescentes despertaran. Con lo que no contó su dueña, fue no haber especificado la temperatura, por ende los pobres se levantaron con gritos de ardor.
Ouch :3UUUUUUUUU
 
Cita:Aunque las cosas se calmaron a partir de ese punto, Charlotte no pudo quitarse de la mente la idea de que Dani tramara algo. Fue incapaz de imaginar el posible plan, más cuestionar si tenía un amigo a sus espaldas y luego dejarlo ir tan simple no podía lidiar a nada.
Yo también lo sospecho owo...
 
Cita:—¡JA, JA, JA! No se preocupen, solo bromeo. Aunque, mentiría si dijera que no le aposté a Conan que me compraría un Rapidash Galariano si descubrimos que se terminan amando.
Señorita, usted está echando mucha leña al fuego xDD

Capítulo 16

El episodio de aguas termales ha empezado más picante de lo que esperaba, entre los (entendibles) sueños de Damian y los comentarios de Dani respecto a la cita en el spa, vamos sobrados (?). Bueno, ahora en serio... lo del spa ha sido muy tenso, y tanto el chico como Charlotte la regaron mucho con sus propios descuidos... que sumados al acto caótico de Jack, pues ha sido todo un pandemonio. Sin embargo, de todo esto ha sido algo bueno, y no hablo sólo del acercamiento de DC, sino del hecho de que, por primera vez desde que empezó la historia, Damian entretenga la noción de que efectivamente no es el ser inferior que lleva años considerándose. Como que Dani es quien le devolvió su motivación para luchar, pero parece que será Charlotte quien le devolverá su amor propio (queda por ver, pero es prometedor). Y esto se hace muy contrastante con la parte de Jack donde narra su trasfondo, viendo lo retorcido y malévolo que es, asustando incluso a quienes se supone que son soldados de una organización delictiva y que harían lo que fuera para llevar a Edward al poder. Dice mucho de la amenaza que Jack es dentro de su universo.
 
Cita:El pobre Damian no supo cómo responder. Una parte quería apartarla para no emular aquel sueño, pero otra deseaba tenerla cerca; incluso la cicatriz dejó de punzarle casi convenientemente. Lo siguiente que supo fue que se dieron un beso en los labios. Saliva les quedó colgando de sus bocas, pedazos cayeron al suelo mientras otros terminaron en sus cuerpos. Miró el rostro de su amiga y vio esos ojos amarillentos de nuevo antes de que los dos cayeran por completo al suelo, con las manos apretándose entre sí. Sabía que solo un milagro iba a poder salvarlo de la espiral que ahora surgía figuradamente en ellos.
Oh, por fin owo xDD
 
Cita:“Tenía a una princesa en mis brazos. Ella me dio el consentimiento que necesitaba y lo arruiné de todas formas. Todo por decir algo que siempre he percibido como la realidad. Será…

¿Será que realmente no soy inferior?”
Ídem a lo anterior; realmente, me hacía falta leerlo de él mismo D:

Capítulo 17

Wow. Ha sido un capítulo muy satisfactorio. Y ha empezado de la peor forma posible para los personajes, con el conflicto que teníamos del episodio anterior para Damian y Charlotte, y el inicio del ataque del equipo Anarquía. El efecto de ver gente a la que no pudo salvar en Damian se ha hecho crudo para él y le ha llevado a una furia que por suerte pronto vio que era inútil y nociva para el equipo, justo a tiempo, pues tras una serie de agotadoras peleas, se las ha tenido que ver contra Jack. Menuda pelea sin cuartel, en la que finalmente ha sido Charlotte quien ha tenido que intervenir para que acabaran salvándose de forma mutua. Menuda battle couple. Sí, finalmente, SON PAREJA. Mira que me había encantado el DamianxDani, pero la progresión de estos dos ha sido... impresionante. Sobre todo por el hecho de que Damian por fin ha tomado conciencia de su peor error: negarse su propio reconocimiento y felicidad. Y sí, me estoy saltando muchas cosas, pero es que tenía que decirlo, de verdad me ha encantado por ver esto, por fin. La ejecución de Jack, previa ninguneada por parte de Edward, ha sido la guinda del pastel owo (?)

Ahora lo que me preocupa es qué planea Dani y cómo va a reaccionar a esto... ah, y se ha cumplido lo de la Blankface Gang xD
 
Cita:El grupo se puso a trabajar en equipo y empezó a revisar cada edificio del boulevard. Su primer objetivo fue una casa cualquiera cubierta en llamas. Encontraron cero víctimas en la planta baja, pero al llegar a un cuarto personal en el segundo piso. Vieron a un hombre de vestimentas verdes enterrado junto a un Roserade bajo concreto. Aquella persona logró mirar a los héroes.
Oh, hola Nando owo
 
Cita:La joven sangre azul estresó responder, pues ver a semejante pokémon le hizo recordar la vez que ella y Damian habían encontrado a uno volando por los cielos, justo en el día que coincidentemente, Dani le hizo una mala broma a su propia amiga. Ahora era más sospechosa de sus actos.
Sin duda, es muy sospechoso o.o

Capítulo 18

Capítulo corto, como para poner algo de calma tras todo lo ocurrido y cerrar el arco. La situación ha sido manejada con pinzas, y Jacob sospecha de que su nieta se haya enamorado... es comprensible, lo cual va a lleva a una prueba que será determinante para el futuro de Damian. Y hablando de éste y Charlotte... ¡par de pillos! xD. Bueno, hemos tenido unas cuantas buenas explicaciones mediante, la afirmación de la decisión del chico respecto a no sentirse inferior, confesiones entre ambos, la normal ambigüedad entre amor romántico y deseo por el otro... así que, ¿happy ending? Parece ser el caso, al menos para este arco. Queda ver qué nos deparan los siguientes episodios, que aún me quedan 7 para ponerme al día owo

Ah, una idea loca, aunque seguro me equivoco... 5 Blankface de la baraja... un campeón y 4 élites; cuatro hombres y una mujer... y sabemos que el nombre de uno del primer grupo empieza con L... muy sospechoso, sí owo

Capítulo 19

Laura ;w;

Ay, cielos, estos episodios de trasfondo trágicos de personajes secundarios siempre me pueden. En serio, pobre niña... es que lo suyo ha sido una vida plagada de malas jugadas, entre la pérdida de sus padres, la existencia de Carmilla y las traiciones que ha sufrido. Además, hemos podido ver el mejor lado de aquel trío con quien siempre anda, con lo que se entiende mejor sus acciones posteriores. Esto y un mar de referencias (que voy a esperarme a acabar de leer los episodios que faltan antes de mirarme tu post en el tema de inspiraciones); en fin, ha sido un gran episodio, y su timing no habría podido ser mejor.

Capítulo 20

Hemos tenido un inesperado episodio corto, pero que ha resultado significativo. Jacob está paranoico y Conan le intenta parar los pies, todo porque se acerca la prueba de Damian; éste, por su parte, empezó su búsqueda de una piedra fuego para Growlithe, quien finalmente accedió a ella durante la dura lucha contra el Darmanitan de la cueva. Al final, todo ha sido para generar el ambiente de tensión para la prueba que viene :o

Ah, como detalle curioso... me sentí un poco como leyendo el fic de Alola de AJ, cuando empezó a darse la conversación entre Pokémon entendible para el lector sin que Damian estuviera involucrado en ello. No es que estuviera mal, sencillamente se me ha hecho curioso o.o

Capítulo 21

Y llegó finalmente la prueba. Aunque es cierto que todo el setting es un montaje necesario para no revelar la identidad de Damian al público, la pelea se sintió auténtica, muy disfrutable de leer. Lo que sí me faltó un poco, personalmente, fue la escena de la reunión con Aegislash; estuvo bien, aunque creo que podría haber tenido algo más de intensidad, dada la manera en que dejó a Damian (supongo que esto se profundizará luego, que esta historia es especialista en no dejar cabos sueltos, de momento). La escena en casa de los Abbeystead fue... graciosa y dramática por igual, lo primero por lo exagerado de la reacción de Hiram, y lo segundo por lo demás; ha sido interesante poder ver un poco más de lo que Dani deja deslizar al respecto de cómo se siente (si es que podemos creer en lo que dice), mientras que Mike... se ha cansado de ser el comic relief y no sabe la tunda que le espera, a menos que se saque un underdog power y pueda plantar cara a Damian. Oh, y Reinhardt escoge el peor momento para responder los mensajes de Charlotte... mientras que Edward nos revela una posible conexión con Oswald, dado su interés por Damian. La cosa se pone mucho más interesante owo

Capítulo 22

Bueno, bueno. Hemos visto la batalla de Damian, y ha sido bastante entretenida de leer, sobre todo por lo interesante que resulta su interacción con Ignacio al darnos el suficiente contexto de éste sin desviarnos de la trama principal de la historia (me refiero a que está bien, como recurso para variar). Pero lo que se ha robado el show ha sido la segunda parte, con la charla entre Laura, Franky, Billy y Bert; hemos podido conocer más de sus trasfondos, ver cómo ha ido progresando la relación que tienen, y más importante, haberse dado cuenta de que Damian y Blankface son el mismo (too dumb to fool, podría decir alguno xD). Aunque aún no tienen los detalles, han tomado una decisión al respecto... para dejarnos con un cliffhanger al ser emboscados por el equipo Anarquía. A ver a qué lleva esto owo

Oh, y antes de que lo olvide, el datazo: Damian es hijo de un campeón muy reconocido, seguramente el antecesor de Arthur owo
 
Cita:Tommy y John, ambos eran entrenadores medianamente queridos en Galar, cuyo transfondo era más duro: eran niños enfermos que habían salido de un orfanato: Leon les dio la oportunidad de participar en la Liga regional, cosa que no cualquiera podía obtener, por ende se volvieron una historia inspiradora. Tenían un talento destacable, pero eso les subió el ego y transformó en abusones. El adolescente conoció esos detalles gracias a un grupo de fanáticos galarianos que les siguieron; simplemente se sintió afortunado de haber puesto un poco de disciplina en ambos tras vencerlos en diversos tipos de combate hasta que se rindieran.
Hola, cameos de Twilight Wings owo
 
Cita:—¿No querría un servicio de porristas?
 
—Las porristas son para entrenadores que jamás brillarán.
 
—¡Pero Gary Oak tiene las suyas!
 
—¡¿Y adivina qué fue de él?!
Ouch, that burned :3UUUUUUUUUUUUUU

Capítulo 23

Y finalmente se dio el choque entre Damian y Mike... que por un momento parecía una victoria para el segundo, pero no, se impuso el hecho de que Hydreigon fuera un Pokémon entrenado cuidadosamente para luchar contra un Pokémon adquirido y entrenado por otro (síndrome común en los ricos de este mundo, al parecer). Tras esto, se dio la confrontación de Damian con sus antiguos amigos, el recién llegado y Charlotte, con lo que hubo un poco de paz al decidir tener una conversación al respecto... sólo para ser emboscados por el equipo Anarquía, quienes también se han hecho con Laura. Por lo pronto, parece que van a llover hostias si alguien no hila fino (y sí, hablo de Edward xD)

Capítulo 24

Me esperaba que Edward nos diera algo de su trasfondo, pero lo cierto es que su origen ha sido sorpresivo, no así su motivación, dado lo que nos ha mostrado de momento como personaje. La otra sorpresa ha sido su resolución por no lastimar a Damian, lo cual apunta no sólo a que tiene aún algo de honor personal, sino que hubo al menos respeto por Oswald. A ver qué ocurre, que estas situaciones del grupo central atrapado por los antagonistas generalmente es una cosa de alta tensión :o

Capítulo 25

Y aquí empieza otro arco de acción, en la que no sé si todos saldrán bien parados, dada la complejidad de la tarea que le aguarda al grupo de Damian. Por esas cosas del destino, la primera a quien encuentra es a Dani, por lo que pueden tener un tiempo a solas tras el período que pasaron separados y manifestar cosas que no habían podido hasta ese entonces. Así que parece que buena parte del comportamiento de la chica era por orgullo... aunque esto aún no nos da pistas de su "plan", así que supongo que tendremos que esperar. Y Reinhardt también viene a ayudarlos, habiendo cada grupo encontrado a uno de los lacayos de Laura, así que por el momento tenemos localizados a 4 de los... 9 secuestrados. Nada, tensión a tope, a ver cómo sigue :o

Bueno, pensaba que tardaría más, pero aquí estamos, habiéndome puesto al día por fin. Mi primera impresión es que se ha hecho gratificante ver el crecimiento de Damian desde el principio de la historia, y que la separación de Dani al final de Capa no le haya hecho tirar la toalla respecto a seguir sus propios objetivos. Como he ido comentando en la parte de spoilers, el vínculo que formó con Charlotte ha sido fundamental para quitarle prácticamente lo que le faltaba sacarse de encima para poder realizarse como persona: su terquedad para amarse a sí mismo. Es complicado, sin duda, pero ha sido un viaje natural hacia esto, con sus esperables baches, desvíos y atajos. Ahora sí que puedo ir a leer lo que me faltaba de tu explicación de Pokémon Twisted y hacer una comparación como es debido. Y puedo decir, siendo eso mi opinión, que VpC está mucho más logrado que la propuesta que tenías para esa versión previa de tu historia, se siente mucho más orgánica y plausible al no recurrir tanto a ciertos tropos de los cómics (como las resurrecciones en un setting en el que la magia ni el misticismo no han sido muy tocados). Pero bueno, la historia no brilla sólo por el progreso, sino también por sus otros personajes. Dani está dando señales de dejar de ser una damisela indefensa (aunque se ha dejado consumir por el orgullo), Ron también ha crecido, mientras que Laura, wow, Laura. Me hace pensar un poco en ser una combinación de Carol y Mary del fic de Saku, en cuanto a su trasfondo (básicamente, sería Carol convirtiéndose en Mary, salvando las diferencias, como que no tiene una familia con quien volver) y porque se desarrolla en paralelo a la trama principal, pero afectándola y viéndose afectada por la misma. Y luego está Charlotte. Madre mía, Charlotte. Al principio de la historia esperaba que Damian y Dani pudieran retomar lo suyo tras aclarar los malentendidos ocurridos entre ellos, pero ahora mismo, muy honestamente, prefiero a Charlotte sobre Dani como pareja de Damian. No porque tenga antipatía a su primera novia, sino porque sería muy triste que haya sido la princesa quien haya hecho todo el trabajo de apoyar a Damian para que éste luego vuelva con la ex... que no descarto que pueda pasar, la vida es así. Pero como creo que dijo Meri en algún sitio, esto es básicamente una historia de líos de adolescentes, y añado que se desarrolla en medio de un conflicto más grande, pero tiene toda nuestra atención precisamente por ser a través de quienes vemos la historia. Ah, y no olvidemos a los secundarios que dan buena parte del trasfondo de la región y que se interconectan con los chicos, ya sean el campeón y los miembros de la élite como el propio Edward... como he dicho, la historia promete mucho.

Así, pues, fuera de unos personajes geniales, está el hecho de que esta historia tiene cabos que se van atando de manera tan adecuada que no puedo sino preguntarme qué tan elaborada la tienes en mente y qué surge sobre la marcha, ya por mera curiosidad. Aunque es cierto que algunas partes me resultaron un tanto cansinas de leer, el resultado global ha sido el de una lectura que me enganchó de principio a final.

Y a partir de aquí, lo digo muy en serio, esto es mi opinión y no tienes que tomártela a rajatabla, quiero dejar esto claro. Coincido con Kiwi en que es mejor darte tu tiempo, revisar y que no tengas prisa en publicar, para evitarte frustraciones con correcciones posteriores (que siempre las habrá, somos humanos y en algún momento acabamos fallando... y te lo dice alguien que es muy maniático con sus propios deslices al escribir). Lo cierto es que tu redacción ha mejorado mucho desde el primer capítulo, pero a veces aún abusas del exceso de calificativos para referirte a los personajes, en lugar de economizar el lenguaje y valerte más de los sujetos implícitos, más que nada porque esto le quita un poco de naturalidad a lo que quieres compartir. Y esto ya no me incumbe, ni tampoco sé si es el caso o no, pero... es mucho más liberador poder disfrutar del proceso de la escritura, crear historias que uno pueda ser el primero en disfrutar y no estar tan al tanto de los opiniones de otros como base de tu valoración como escritor. Sí, sé que puede sonar contradictorio, pero el primer indicador debería ser siempre tu propio criterio, dado es que propia voz metafórica la que va hilando esta historia. No digo que esté mal el hecho de desear que otros validen nuestro trabajo y esfuerzo, es algo completamente natural... pero esto sólo debería ser un complemento que se apoye sobre tu propia aprobación; que sí, puede ser complicado, pero... para estas cosas, te tienes que poner de pie por tu propia cuenta, aunque haya quien te apoye, porque nuestra propia realización, felicidad y afines son una responsabilidad propia. Y voy a parar aquí, que quizá me estoy yendo demasiado de tema. Me gusta mucho esta historia, pero sinceramente deseo que incluso a ti te pueda gustar mucho más, sin presiones externas, sólo esto.

Y ahora me voy a leer (por fin) tu post sobre inspiraciones, ya sin miedo de spoilearme nada del fic. Así, pues, nos veremos en el siguiente comentario (y todo lo que quieras comentar en medio, pues tenemos el Discord o.o)

Mostrar
[Imagen: anh12KW.png]

Wasureruna saigo no buki wa ai sa
♪♪
 
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#80
Buenas tardes señorito, bonito fic por cierto.

Me gusta que ahora tengo ciertas cosas para comentar, y es que por fin el villano de la historia deja de ser genérico y tiene mucha más profundidad, dándole un pasado y una motivación detrás de sus acciones, al menos aparente porque siempre existe la posibilidad de que haya mentido, exagerado o omitido unas cuantas cosas para tener la simpatía del amigo de Roberto Musso (o sea, Damian).

Además de que le dieron importancia a un aspecto del mundo que ha sido olvidado. Voy a ser sincero contigo. La verdad es que pensé que eso del desastre que borró a todas las especies de Bristar era más que nada una excusa para explicar porque solo hay pokés ya conocidos en una región desconocida… hasta hoy. Sientes empatía cuando te cuentan todo lo que se ha perdido y nunca se va recuperar. Quieras o no, Bristar es una región destruida y miserable. No solo ha perdido a sus especies endémicas sino su identidad entera, convirtiéndose en una simple quimera de las demás regiones que ni siquiera perdieron nada por sus errores. Comprendes hasta cierto punto cual era el plan de Edward, y comprendes todavía más las razones al darte cuenta de su trasfondo como indio americano.

Debo decir a mucha gente que si esta de moda seguir recordando el genocidio europeo en América, que lo que le los ingleses hicieron a los indios americanos deja a los españoles básicamente a nivel de hermanitos de la caridad. Aplastaron sus creencias sobre la naturaleza y comenzaron a construir ciudades para vivir a su manera, aprovechándose de los recursos de esos bosques que antes eran sagrados. 

A Edward le arrebataron su identidad, lo mismo que a Bristar. Es genial que hayas unido estos dos conceptos de esta manera.

Ya que hablamos de lo serio, ahora… METAL GEAR SOLID: DAMIAN REVENGE.

Ah, perdón, el pasado de Oswald, Conan y Arthur, sí sí. Pos estuvo bien. Me pregunto en que clase de escuela estaban los tres para que les enseñaran esgrima. El pokémon que quiere capturar Oswald me suena que podría un honedge, pero solo son presentimientos míos.

Ahora sí. METAL GEAR SOLID: DAMIAN REVENGE.

Me hace mucha gracia que el concepto de Damian de dejar inconsciente a los soldados sea darle golpes en la cabeza hasta que no se puedan levantar.

Sea como sea, el capítulo esta bastante divertido. 

La escena de Damian con Danielle es algo que necesitábamos, pero no nos merecíamos. Damian hablando de manera sincera y Danielle dándose cuenta de que perdió a su simp y desbaratando un poco su mascara de bruja consumada que lo que le pasa es que esta intoxicada.

Espero la conclusión de esta parte de la historia.

Saludos.
[Imagen: g325fpf.png]
Los Fan Arts usados en esta edicion son propiedad de sus respectivos autores
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#81
Bueno, han pasado dos meses desde la última actualización. Hubiera querido publicarlo antes, pero veo que me tardé demasiado pensando y aplicando los cambios necesarios para el capítulo, luego empezó el colectivo y el resto es historia.

Por la razón siendo, sus comentarios sí que me han ayudado a incluir detalles en los próximos capítulos, que antes creía terminados, sin embargo, con este en particular tuve un enorme dilema: "¿qué tanto puedo incluir en este capítulo antes de que quede hecho un disparate de cosas azarosas?" La respuesta a ello fue: poco, pude añadir lo que son esencialmente semillas, semillas que mostrarán su crecimiento en los siguientes capítulos. Es algo que estuve pensando por algo de tiempo.

También me aseguré de hacerle unos cortes de la otra vez que hablamos del tema de mis oraciones. Dicho sea de paso, me estuve pensando si los cortes estuvieron bien o no, sobre todo por las escenas de acción, que siento que demandan detalles para tener sentido. Prioricé todas esas oraciones largas a las que decidí apodar "Montaignes", así que esos fueron las que más modifiqué. Si ven que sigue habiendo muchas de esas, voy a hacer unos cuantos cortes más fuertes, eso y otra idea que tengo en mente.

En cuanto a las nuevas adiciones de esos caps, creo que les van a gustar, quizás inflen su tamaño, pero pienso que valdrán la pena. No sé si pueda publicar más capítulos ahora que el enfoque de todos está en el colectivo, pero uno nunca sabe. Ahora a las respuestas.

@MrKiwi  No te culpo por pensar que las partes de Oswald chico se encuentran fuera de lugar. La realidad es: tengo en mis planes un capítulo dedicado a eventos del pasado, uno que al menos en mi proyección, aspira a ser muy largo, así que algunas secuencias son incluidas para acortar su extensión. Dicho sea de paso, las partes que sí estarán en ese capítulo serán más fuertes, en el sentido del impacto que tienen en la trama.
Con Edward, verás un poco de lo que mencioné en capítulos futuros, pero para no simplemente ocultar las cosas, voy a dejar una pista: si se deshizo de ese complejo, es porque no tiene un valor útil en su siguiente plan.

@Velvet  De verdad, aprecio muchísimo lo que me has dicho. Es gracias a ti que tuve una gran idea, que espero que te guste, viendo lo que me has dicho sobre Mike. Pienso que podrá llevar a un resultado satisfactorio, ¿y por qué no? Llevar la historia a ideas más lejos de lo que esperaba.
Agradezco bastante el que me contaras esas ideas que tenías antes sobre GerBer. Ya nos habías mostrado antes que la historia no funcionaba en blanco y negro, muchas veces dije que Sabrina era seguramente lo más malo del mundo, y en tus últimos capítulos mostraste un lado muy distinto de ella. Lo mismo con toda la idea de si Mewtwo era malvado o no, o si siquiera era Kalm en primer lugar. Dices que te echaste para atrás con la idea del Kalm malvado porque sentías lástima por tus personajes, y recuerdo entonces que toda esta historia surgió porque me rehusé a matar a Dani en primer lugar. Quería un fic muy distinto donde Damian peleaba con Ash como un literal reflejo del mismo. En lugar terminé con una idea que terminó por gustarme más. Aprecio que me muestres ese tipo de confianza para hablarme de este tema.
Y gracias por el artículo, me gustó mucho. Apegarme al plan era algo que deseaba hacer en un principio, pero tanto de mi experiencia quitando la muerte de Dani, como de todo lo que he hablado y visto con ustedes, termino por apreciar el lugar hasta donde me ha dejado esta historia, con todas las improvisaciones que he hecho y las que haré en el futuro.

@SoujiFujimura  Es cómico. Cuando había creado a Charlotte, su propósito era uno muy distinto. Una middlewoman en esencia, alguien que escucha a una pareja que ya terminó y saca ideas al respecto. Su popularidad sí que la puso en una posición muy distinta a la que esperaba, y me siento honestamente orgulloso de ello.

@DoctorSpring Edward es un caso curioso. Es un tipo que logró abrazar las costumbres de su nueva familia sin mucho problema, y por ese lado no guarda tanto rencor, pero con la gente que creció, ahora toma esa actitud sobre los eventos históricos. Consecuencias de agarrarle cariño a su familia adoptiva sobre la biológica.

Espero que disfruten el capítulo. No recordaba lo largo que era hasta que lo volví a checar. Si así estaba este, no quiero ni imaginarme la longitud de los otros que ya había terminado.

 

Capítulo 26: Reuniendo a Todos 

Tras aquel logro, el trío de amigos había tomado la decisión de buscar algo para celebrar la habilidad de Oswald. Le compraron una bola veloz, útil para poder capturar pokémon de un intento, así como le dieron una linterna barata, las cual pidió sin explicar. Lo que no esperaron Arthur y Conan fue la tardanza del muchacho.
 
—Hombre, ¿qué estás buscando exactamente? No falta mucho para que caiga el sol. —el rubio se quejó.
 
—Son alrededor de las cinco de la tarde —el genio del grupo comentó—. Improvisé un reloj solar.
 
—Ya no queda mucho —el amigo de ambos respondió—. Sé que los he visto en mi tiempo lazando piedras, solo me desubiqué un poco.
 
El muchacho les guio a una parte un tanto profunda del Gran Bosque. En aquel sitio había montones de lagunas y lagos, y para poder llegar al nido de pokémon deseado, era necesario tomar como referencia una laguna cerca de un árbol torcido.
 
Tras pasar por algunas de las cuevas, el grupo llegó a un árbol torcido diferente, parecido más a una catapulta. Ahí habitaba un nido de Murkrow, todos estaban dormidos.
 
—Okay, chicos —dijo el joven en vos baja—, este es el plan: aquí hay un montón de piedras para provocarlos, lo que vamos a hacer es aventarlas y obligarlos a atacar. Los van a intentar herir, fíjense bien en quién lastima peor que los demás.
 
—¿Por qué siento que esto la vamos a pagar caro?
 
—Nunca alcanzas tus metas sin que duela en el proceso.
 
Los dos amigos solo accedieron con molestia, pues confiaban en que Oswald lograría su cometido, pero tampoco apreciaban que eso fuera a doler.
 
—Muy bien… —los tres agarraron piedras para lanzar—, una, dos, ¡TRES!
 
Aunque el grito logró despertar a la parvada entera, no les sirvió para poder reaccionar con anticipo. Varios Murkrow recibieron golpes fuertes a la cabeza, y eso les llevó a atormentar a sus atacantes con picotazos.
 
—Oigan —el chico de cabello azabache llamó a sus compañeros—, ¿alguno les duele más?
 
—No puedo determinarlo con tantos molestando. —Conan se quejó.
 
—¡Tuviste una muy mala idea, Oz! —Arthur le regañó.
 
En el proceso, lo único que el trío consiguió fue espantarlos para que los dejaran en paz, aunque algunos todavía guardaban el rencor para continuar atacando. En particular, uno quiso vengarse disparando una ráfaga de Aire Afilado, la cual salió disparada hacia Oswald. Él por pura suerte había conseguido esquivar el ataque, que cortó la parte superior de un árbol. Al notarlo, el muchacho supo qué debía hacer.
 
“Bingo…”
 
—¡Oye, idiota! No sabes disparar, apuesto a que apestas picando también.
 
Ese insulto irritó al cuervo, quien inmediatamente decidió vengarse. Voló hacia su enemigo para atacarlo con As Aéreo, un ataque inevitable. Oswald fingió temor para que ese cuervo no se echara para atrás. Cuando recibió la tacleada, abrió la bola veloz para que tomara al pokémon, y la apretó contra su pecho para que nadie pudiera quitársela.
 
Click.
 
Click.
 
Click.
 
La captura funcionó. Toda la parvada se fue sabiendo que habían perdido.
 
—Hey, Oz, ¿estás bien? —Conan preguntó luego de acercársele.
 
—Lo conseguí.
 
El chico intentó levantarse por sí solo, pero sentía dolor al hacerlo, sus amigos tuvieron qué ayudarlo.
 
—Me alegra que pudieras atraparlo. —Arthur le felicitó.
 
—Por favor no nos vuelvas a pedir que hagamos esto.
 
—No se preocupen, chicos, no está en mis planes. Les debo una grande.
 
—Por favor invítanos unos smoothies. —el rubio le pidió.
 
—Se los invitaré, y haré algo más que eso.
 
El trío se fue victorioso de regreso a Lonhart.
 
Varios días después, Oswald cumplió con su parte, y pagó unos smoothies para los tres en una ocasión en que se sentían muy relajados. Sin embargo, ese pago no le bastó. El chico empezó a ausentarse las veces en que sus amigos se reunían para pasar el rato, solo iba a clases, después se iba. Arthur y Conan sintieron preocupación por lo que hacía, hasta que en una ocasión, el muchacho les entregó un par de obsequios.
 
—¿Qué son estos?
 
—Ábranlos y vean por sí solos.
 
Los dos abrieron las cajas pequeñas que Oswald trajo, se trataban de dos bolas veloces.
 
—No vamos a capturar pokémon contigo otra vez. —Arthur le reprochó.
 
—¿Quién dijo que íbamos a capturar?
 
Esa pregunta solo intrigó al par, quienes abrieron las esferas, de esas salieron un Farfetch’d del tipo galariano y un Abra.
 
—¡Wow! —los dos se sorprendieron.
 
—¿Estuviste ausentándote por esto, Oz? —Conan le preguntó.
 
—Más tiempo del que hubiera querido, pero esos Abra son una prueba de precisión.
 
—Hombre, no te hubieras tomado tantas molestias. —el genio sintió algo de culpa por el esfuerzo que su amigo hizo.
 
—Les dije que les iba a pagar el favor que me hicieron. Espero que les sean de ayuda.
 
—¡Oh, por supuesto que lo serán! —Arthur.
 
Gracias a aquel obsequio es que las vidas de los tres tomaron un curso largo más adelante en sus vidas.

—¡¿Quiénes son ustedes?!
 
Damian y Dani no esperaban que apareciera alguien en la estación oculta, o que viniera acompañado. Aquella persona se les acercó para poder distinguirlos mejor, pronto entendió que no eran enemigos.
 
—Hey, ¿no los he visto antes?
 
Aquella persona parecía reconocerlos, de igual forma, ambos pudieron distinguir al muchacho alto con una mano de hierro.
 
—Eres el novio de Charlotte, ¿no? —la muchacha preguntó.
 
Era su novio, pero sí.
 
—Bueno, nosotros somos sus amigos, Damian y Dani.
 
—¡Ah, ya los ubico! Son la pareja de ese baile.
 
—Los mismos.
 
—Jamás pensé que se volverían amigos. Veo que mucho ocurrió cuando no hablaba con ella.
 
—No lo éramos hasta hace unos meses, pero como sea —Dani no estaba sorprendida—. Reinhardt, ¿verdad? ¿Qué estás haciendo aquí?
 
—Charlotte me mandó un mensaje sobre un ataque. Supe que algo no andaba bien, encontré este complejo, la estoy buscando aquí. ¿Importa si me dan un contexto de todo lo que ha pasado?
 
—Para resumir —Damian explicó—: mis amigos fueron secuestrados en estas estaciones raras mientras el líder del Equipo Anarquía trataba de chantajearme, luego me tiró en su pequeño complejo, salvé a Dani y a este chico de aquí —apuntó hacia Bert el enano—, ahora-
 
—¡Bert! —un muchacho que acompañaba al príncipe interrumpió.
 
—¡Billy!
 
Los dos se abrazaron como si hubieran evitado una tragedia, para ellos no parecía raro, pero para el resto solo pareció algo un tanto exagerado.
 
—Como decía —el chico de ojos rojos continuó—, ahora estamos buscando al resto.
 
—Ah, entonces los demás deben estar en alguno de esos lados, incluidos nuestros pokémon.
 
—Sí, solo que ya pasamos por algunas estaciones, así que sería bueno ir planeando una ruta.
 
—Además —añadió la chica—, no tenemos mucho tiempo, este lugar va a explotar en unas horas.
 
—¡¿En serio?! —alzó la voz del susto—. Entonces no perdamos más tiempo, ¿qué sitios debemos evitar?
 
—Hay un mapa —Dani y él se acercaron al letrero para que Rein entendiera—. Nosotros pasamos por unas partes ya: estuvimos por Brokenglass y Bigbride, evita también el tren que dice CG, porque yo estuve ahí. ¿Por qué línea llegaste?
 
—No lo sé, solo sé que era anaranjada.
 
—Entonces pasaste por Nova. Tomemos eso como referencia para el plan.
 
—¿A dónde llevan estos trenes? Además del que tomaron.
 
—Lonhart, Lover’s Pool, Nova y la estación CG. Estos tipos no nos dejaron el trabajo fácil, así que sí o sí debemos ponernos a caminar para las demás partes.
 
—Esas déjennoslas a nosotros. Con mis pokémon eso no será tanto problema.
 
—¿Estás seguro de que puedes con ello?
 
—No sería un príncipe sino fuera lo suficientemente fuerte.
 
—Bueno —suspiró—, me alegra que puedas darnos una mano con esto.
 
—Mientras todos salgamos vivos, no habrá problema.
 
Los tres se separaron para irse moviendo a otros lados, pero antes de tomar su siguiente tren, Damian llamó a los criminales que aún no se soltaban.
 
—¡Hey! Debemos ir a sacar más personas.
 
—¿Por qué deberíamos hacerlo? —Billy preguntó.
 
—Bueno, ¿quieren ver de vuelta a su jefa o no? Ayúdennos o quédense aquí a morir y que ella se pudra.
 
Los dos solo se le quedaron viendo con indignación.
 
—Solo porque ella nos importa, pero nos vamos con el grandote. —apuntó hacia Reinhardt.
 
—¡Tsk! —el príncipe se molestó—. Tan solo porque no pueden estorbarnos, pero vengan.
 
El par de matones siguió al grupo de grandotes por la vía celeste, mientras que Damian, Dani y Roserade tomaron su vehículo hacia Lonhart, de línea azul.
 
—No mentiré —la chica comentó—: prefiero mejor no compartir mi tiempo con esos tipos. Me da grima el solo verlos.
 
—Estoy de acuerdo, pero preferiría tener la ayuda extra. Quién sabe si podamos valernos por nosotros mismos por más tiempo.
 
—Vamos, sé que yo no hice mucho, pero somos nosotros, podemos con eso. Además, mira el otro lado, si encontramos a Mike y a Ron, aligeraremos la carga… —Damian no contestó sabiendo lo que ya pensaba de esa idea, así que Dani intentó formular algo más para decir—, por cierto, ¿cómo se te ocurrió el-?
 
—¡Espera! Ya debemos ir parando.
 
No era una mentira, ya el tren se encontraba cerca de la siguiente estación, así que se prepararon para un freno fuerte con más cuidado.
 
Aunque el freno siguió llamando la atención, los tres ahora ya estaban más preparados para lo que seguía: otro par de matones apareció para investigar el escenario. Ellos no vinieron acompañados de algún pokémon, así que el trío dejó que se acercaran al tren. Cuando lo hicieron, Roserade los agarró con Hierba Lazo para que Damian y Dani los noquearan a pisotones.
 
—Bien… —el muchacho sacó una bomba de humo de sus pantalones y lo entregó a su compañera—, toma, esto te va a ser útil.
 
—¿Ah? —ella no podía moverse de la sorpresa.
 
—¿Ocurre algo?
 
—Eh… —le dio vergüenza—, no, gracias —tomó el explosivo—. Solo debo tirarla al suelo, ¿verdad?
 
—Úsala con cuidado.
 
Los tres luego se subieron a la estación para ver la estructura, ahora era mucho más pequeña. Se parecía a la de Bert, pero más ancha que larga. Las zonas cercanas al almacén vigilado podían verse con claridad, mientras que partes con otras tiendas ya no eran tan distinguibles. Había además muchas rejas de ventilación por todo el piso. Sin embargo, la vigilancia estaba preparada, pues los siete matones vieron al dúo inmediatamente, y atacaron sin que ellos pudieran reaccionar.
 
—¡Rayos, ya sacó a alguien! —uno apuntó hacia Dani.
 
El grupo sacó a los siguientes pokémon: Hariyama, Weavile, Wigglytuff y Aggron, el más duro de todos. Damian y Roserade intentaron enfrentarlos, usando Hierba Lazo para aventar la comadreja, pero ésta cortó los látigos antes de que le tocaran y con su velocidad, le pegó a la rosa con Puño de Hielo. El muchacho quiso proteger a su pokémon pateando al atacante, pero falló, y recibió un rayo del conejo rosado. Todos los criminales consiguieron golpearlos sin que se pudieran defender. Uno de los tipos se acercó a Dani, pero ella en impulso, aventó la bomba de humo que tenía hacia el grupo grande, eso distrajo a su atacante y le dio una oportunidad a la chica para sacar a sus compañeros del peligro.
 
Con esfuerzo, Danielle logró ver a sus amigos en la enorme nube de humo, ambos lograron levantarse adoloridos. Los tres salieron de la nube y se movieron lo más rápido posible hacia el centro del lugar, donde abrieron una reja de ventilación y se metieron adentro.
 
—¡¿A dónde se fueron?!
 
El grupo se puso a buscar, esperando a poder verlos en alguna de las partes más oscuras del lugar. Aprovechando la distracción, el grupo se movió hacia una tienda oscura y solitaria, abrieron la reja y reposaron por un momento.
 
—¡Diablos! —Damian se frustró en voz baja.
 
—No sé por qué no pensamos esto mejor.
 
—Creo que nos confiamos, pero apesta.
 
—¿Cómo vamos a vencer a estos tipos?
 
—Tengo una idea, pero para ejecutarla, debemos volver a las rejas.
 
Dani y Roserade accedieron a la idea del adolescente. Volvieron a moverse por toda la zona sin entender a dónde ir, hasta que llegaron a una parte oscura donde estaba un criminal. Damian salió de las rejas y rápidamente sorprendió al tipo a golpes hasta tumbarlo.
 
—Ah —la exnovia le preguntó desde abajo—, ¿vas a vencerlos así?
 
—Las veces que pueda. No estoy en condiciones de pelear abiertamente.
 
El chico volvió y con sus compañeras. A partir de ese momento, siguió el proceso de una forma lenta. Durante el tiempo que los demás matones seguían buscando, encontraron a un par descuidado, a los cuales, tumbaron en conjunto, cada uno hizo un empujón, luego Damian se encargó de noquearlos a patadas. Después fueron con uno que se metió en una tienda, al cual vencieron atacándolo contra la pared, tras ello el muchacho salió de la tienda por puerta, en lugar de usar la rejilla.
 
—Muy bien, Roserade, no tenemos mucho tiempo antes de que alguien nos intente ver, sal.
 
La flor enmascarada no entendía por qué le pidió semejante cosa, pero le tuvo la confianza para obedecer.
 
—Dispara unas púas tóxicas a dónde te indique.
 
Ella hizo caso, y disparó hacia partes superiores de la tienda, donde las púas se clavaron, aunque no era muy probable que alguien pudiera tocar esas partes. Tras ello, el muchacho le ordenó que se escondiera y este se metió de nuevo al sitio para hablar con Dani.
 
—Aléjate de la tienda. Tengo un plan.
 
—¿Qué vas a hacer?
 
—Algo loco.
 
La muchacha estaba tan confundida como el pokémon, siguió los pasos del muchacho desde las rejas. Después de un tiempo, notó que él fue a llamar la atención de un matón, el Weavile y la Wigglytuff de antes, los instigó a que le persiguieran, cosa que logró. Cuando todos entraron en la tienda, no vieron al muchacho, pero lograron escuchar un grito:
 
—¡Carga tóxica a la tienda, Roserade!
 
Repentinamente, el pokémon ramillete salió de su escondite y disparó un chorro contra las zonas que tenían púas venenosas clavadas. El poder combinado de las púas con el ácido creó una sustancia corrosiva para hacer que la estructura se derritiera y cayera encima de sus víctimas. Dani logró asomarse para ver el plan, se sorprendió de lo logrado, también vio a sus compañeros meterse de nuevo en las rejas.
 
Mientras se movían debajo del piso, escucharon las pisadas enormes de los pokémon más pesados, así como de otro matón que les acompañaba.
 
—¡Vamos hacia el almacén! —Damian le dijo a Dani en voz baja.
 
El grupo se dirigió a esa zona. Cuando se acercaron a ese cuarto, el adolescente salió y sorprendió al único guardia, el cual gritó, pero recibió una paliza. Con esa consecuencia, aquel chico solo abrió la puerta sin checar quién estaba, luego volvió a las rejas.
 
—Espera, ¿por qué no fuiste a ver? —su exnovia cuestionó.
 
—Distraerlos, si funciona como deseo, lo que sigue hará todo fácil.
 
Aquel trío de villanos que sobraba fue a ver lo ocurrido. El hombre se asustó y quiso ver el interior del almacén para entender su situación, mientras que Hariyama y Aggron vigilaban.
 
—Hariyama no está vigilando a sus amigos —después dirigió su palabra a la chica—, ¿qué hay del otro?
 
—Tampoco está viéndolos.
 
—Bien…
 
Sin que se dieran cuenta, Damian abrió una reja, Roserade la usó para disparar una Bola Sombra a la espalda del lagarto metálico, luego volvió rápidamente a meterse. Aggron no se dio cuenta de que alguien más le atacó, simplemente culpó al sumo y corrió hacia éste para pelear. Ambos llamaron la atención del último vigilante, quien trató de calmarlos, pero fue noqueado por la rabia de sus ataques. Luego de darse arañazos y golpes, los dos intentaron vencerse con disparos, con una Onda Certera y un Hiperrayo. El par cayó inconsciente.
 
Ya con todo acabado, los tres salieron para checar el almacén.
 
—¡HERMANO! —Danielle gritó al ver a Ron atado.
 
—¿Hermana? ¿Damian? —él se vio incrédulo al verlos—. ¿De verdad están aquí?
 
—Sí. Vamos a sacarte de aquí.
 
El muchacho de cabello negro desató al joven rico. Lo primero que aquel adinerado hizo fue abrazar a su hermana del alivio.
 
—Por favor dime que Mike, Charlotte y nuestros pokémon están bien. —él rogó.
 
—Lo siento, pero aún no los hemos visto. Pero por el lado positivo, el ex de Charlotte, Rein, vino y nos está ayudando a encontrarlos, así que es posible que los haya encontrado.
 
—Bueno —suspiró de tristeza—, espero que al menos lo logre —luego miró a Damian—. No esperaba decirlo, pero me alegra que estés aquí.
 
Sin embargo, el adolescente de ojos rojos no contestó. Notaron que él se quedó mirando a la bomba que detonaría ahí.
 
2:05:39
 
—¿Qué significa eso?
 
—El tiempo que nos queda antes de que este sitio explote. Me tardé tanto por querer vencerlos sin que me vieran.
 
—¿Y por qué necesitabas vencerlos así?
 
—Porque nos dieron una paliza antes y no podía arriesgar a que nos cayeran todos encimas.
 
—Espera —miró a su hermana—, ¿te lastimaron?
 
—No tanto —ella sonrió—, solo una vez que me intentaron tocar y unas pocas donde quise pelear por mí misma. No quería que Damian y Roserade se sobreesforzaran y me quedara sola.
 
—¡Válgame! —Ron se lamentó—. Entonces es algo bueno que yo esté aquí —volvió a ver al exnovio—. ¿Aún pueden luchar?
 
—Ya estamos algo cansados —admitió—, pero mientras no encuentre a todos, no planeo pararme a descansar.
 
—Entonces déjenme ayudarlos. No seré bueno golpeando, pero estoy de acuerdo con Dani, es mejor no sobreesforzarse.
 
—Esa es la actitud.
 
Ron no estaba seguro de si debía dejar que su hermana siguiera luchando, pero viendo sus alternativas, aceptó esa decisión como la menos mala de todas.
 
—Okay, vamos a buscarlos.
 
El grupo se salió de la estación y tomó el tren con el que llegaron, ahí fue donde Damian y Dani explicaron todo lo ocurrido anteriormente.

—Hola… —un matón saludó a un pokémon encerrador en una jaula, pero éste no le contestó—, ah, ya no tienes ganas de seguir jugando, ¿verdad? Y pensar que los de tu clase son los más temibles de varias regiones. Supongo que no te ves tan intimidante así.
 
El tipo se rio del pobre ser, quien furioso, le quiso responder con un mordisco, pero falló y en consecuencia, fue electrocutado con un bastón.
 
—¡Pedazo de imbécil! —se alejó—. A ver si te sientes tan valiente cuando todos ustedes mueran.
 
—Condenada, escoria… —el monstruo se enojó.
 
—¿Sabes, Hydreigon? Podrías simplemente destruir esta reja de un disparo y eso nos haría salir de aquí tan inmediato. —Gliscor le reprochó.
 
—Si fuera tan fácil, ya lo habría hecho. Todavía me siento algo somnoliento de esa cosa que nos dieron. Además, escuchaste lo que dijeron esos tipos, no podemos simplemente salir destruyendo, o una bomba nos va reventar de frente.
 
—¿Y accedimos a no destruirlas porque…?
 
—Porque no miente —Aegislash contestó a la pregunta—. Siento a nuestro maestro por aquí, y él está consciente de un peligro enorme.
 
—Ah, cierto. ¿Cómo es que puedes hacer eso?
 
—Cuando estábamos en Kalos llegó a poner su mano en mi mango. Desde entonces puedo sentirlo como aquel que me posee, un caballero de mi espada si eso te sirve como referencia.
 
—Ah, entonces así sientes lo mismo que él.
 
—Es algo que no me podré quitar a menos de que alguien más me use.
 
—¿Y qué hay de ti, Gardevoir? —el escorpión alado miró a su compañera ninfa—. ¿Sincronía sigue sin servirte?
 
—No. El maestro debe estar muy lejos para que mi habilidad no pueda funcionar.
 
—Pensé que esa solo servía para transmitirle veneno y quemaduras a tus enemigos. —Scizor creyó.
 
—Puede funcionar así, pero también es una cadena mental que busca a tus iguales. Como la “igual” del maestro, puedo buscarlo si está cerca, pero a distancias largas no es posible.
 
—Con un demonio —la mantis roja suspiró—. Espero que él y Roserade estén bien.
 
—Eh… solo para cerciorarme —Kubfu preguntó—: Roserade es versátil, ¿no?
 
—Lo suficiente debería decir —Hydreigon contestó—. Todos en el grupo estamos hechos para enfrentar a un desafío distinto, y hay cosas que ella puede hacer que ninguno de los demás puede.
 
—¿Cómo qué?
 
—Tumbar pokémon más grandes que ella. Tal vez no hayas podido verla poniendo eso en práctica, pero su velocidad y tamaño la hacen buena para sacar de quicio a los de mi tamaño, quizás más grandes.
 
—También puede valerse bien con los voladores por su velocidad —Scizor añadió. Con suficiente coordinación, puede hacer que uno caiga a un suelo de púas tóxicas.
 
—Su única verdadera debilidad es que tiene prohibido matar como todos —Gardevoir dijo—. Eso y los que son inmunes al veneno. Si no fuera por ello, podríamos vencer a nuestros enemigos con más facilidad.
 
—Entiendo… —el osito se sintió un poco más seguro—, espero que entonces todo salga bien.
 
—Qué cosa tan triste, que debamos poner toda nuestra fe en un humano y un pokémon tan poco intimidante como un Roserade… —un Salamence contestó.
 
—¡Cuida tu boca, estúpido! —la hidra contestó, irascible—. Esos dos son los únicos competentes para luchar.
 
—Sí, he visto muchos Roserade en mi vida, y ninguno ha sido… fuerte. Con suerte es capaz de tumbar a este gigantón de aquí. —miró a Rhyperior.
 
—¡No me faltes al respeto! —el rinoceronte se quejó—. Estamos sirviendo a la misma familia.
 
—Tampoco lo tomes a pecho, solo digo que somos diferentes.
 
—Y con eso, puedo determinar que eres tan idiota como eres hablador —el dragón de tres cabezas se burló—. Seguro igual o más que Pidgeot.
 
—¡Oye, no me metas en esto! —el pájaro se enfureció.
 
—¡BASTA! —Cleo dijo para callar a todos—. ¿No están viendo que no les sirve pelearse ahora? Solo están haciendo llorar a Togekiss.
 
—¿Saben? —la paloma blanca explicó mientras gemía—. Yo antes surcaba por cielos hermosos, donde luego encontraba aldeas pacíficas. Cómo quisiera estar ahora en una en lugar de esta pocilga apestosa.
 
El grupo solo se lamentó de lo ocurrido, aunque hubo unos pocos pokémon que se burlaron.
 
—¡Qué drama el de ustedes! —un Raticate comentó—. ¿En serio así se la pasan ustedes los ricos?
 
—No… —Pidgeot se avergonzó—, hemos tenidos días más tranquilos que estos. ¿Ustedes la han pasado mejor?
 
—Somos ladrones. Nunca la pasamos mejor.
 
—Ahora que lo mencionas —Sableye pensó—, ¿crees que nuestros amigos hayan muerto? Ya llevamos muchas horas sin verlos.
 
—Preferiría no pensar en ello por un tiempo más. Si ellos mueren, no tendremos a dónde ir, a no ser… —miró a los pokémon de otros entrenadores—, ¿creen tener espacio para tres-?
 
—¡NO! —todos respondieron al unísono.
 
Tras ello, el grupo escuchó una molestia por parte de los matones que les tenían de rehenes.
 
—¡Ven aquí, gordo!
 
Alguien los había encontrado, pero no parecía tener ganas de pelear.

—Raro… Rein no ha vuelto. —Damian se extrañó al ver semejante cosa
 
—Quizás simplemente aún no ha terminado —Dani propuso una solución—. Recuerda que él está yendo por pie.
 
—Supongo, aun así, esperaba volver a ver a Mike o a Charlotte. Ya no nos queda mucho tiempo.
 
—¿A dónde deberíamos ir ahora? —Ron preguntó.
 
—Vamos a Lover’s Pool ahora. El de la línea rosada.
 
Los tres sin poner más preguntas, se fueron por el tren que los llevaría a aquella ciudad que aún se reparaba.

Mientras tanto, el grupo de Reinhardt había caminado bastante más tiempo del que esperaban, pues era lento llegar desde la estación a Bluetank. Para no perder rastro de nadie, los pokémon del príncipe cargaron con los ladrones, quienes no eran demasiado pesados para frenarlos.
 
—Bueno, ¿qué clase de loco crea este tipo de complejos subterráneos? —Billy se quejó.
 
—La respuesta es obvia: combina al hijo más idiota del mundo con la tía más nefasta del mundo. —Bert contestó.
 
—No te olvides de padres con muy mala suerte.
 
—Y el circo traidor. Ese también es tan culpable de todo.
 
—¡¿Podrían callarse?! —Reinhardt regañó a los dos por sus chistes.
 
—Hey, no necesitas gritarnos —Billy se quiso defender—. Estos pasadizos son tan largos que quizás quieras pensar que son eternos.
 
—Incluso si no lo fueran, no pasaría mi tiempo quejándome. Solo irritan al escucharlas.
 
—Tal vez si entendieras el dolor de nuestra jefa, podrías dejarlo pasar.
 
—Y si ustedes entendieran mi dolor de escucharlos, se habrían ido al carajo de mi vista.
 
El par se sintió avergonzado por el insulto, al punto en que bajaron la cabeza en humillación. Aunque no duró mucho, pues los pokémon se detuvieron.
 
—¡Esperen!
 
Reinhardt apuntó a la silueta de un vehículo no muy lejano de donde estaba.
 
—¿Qué es-? —Bert no pudo terminar la frase.
 
—Guarden silencio. Estamos ya en una estación.
 
Con sigilo, los cinco se empezaron a acercar al tren que reposaba justo en la entrada del lugar, sin que los matones de cerca pudieran verlos. El grupo se puso en una posición apropiada donde podían analizar un poco del escenario: no podían distinguir mucho, pero por la presencia de unas escaleras vieron que era un sitio muy grande.
 
—Okay, chicos. Vamos a hacer un ataque en equipo. Vamos a salir a la cuenta de tres.
 
Antes de empezar a contar, Rein esperó a que los guardias de en frente voltearan para atrás. Una vez que lo hicieron, el príncipe se apuró:
 
—Una, dos… ¡tres!
 
El joven y sus pokémon corrieron tan rápido como aún podían y brincaron hacia la entrada. Lo primero que hicieron fue taclear al par de vigilantes y noquearlos. Los ladrones pronto siguieron para ayudar, aunque poco lograron, pues ellos ya habían hecho el trabajo entero.
 
Lo que les deparó a partir de lo ocurrido fue que muchos otros guardias aparecieron. Con una carga, el grupo pasó por la horda sin mucho problema, sin embargo, eso solo les hizo ver lo poco que habían logrado: la estación era increíblemente grande, mucho más que las otras; estaba más sumida al suelo para así permitir un enorme piso superior encima. Semejante estructura albergaba a muchos sirvientes del Equipo Anarquía, los cuales en su mayoría bajaron para pelear.
 
Muchos de los matones sacaron a sus pokémon para pelear. Ahí fue cuando Rein decidió que era necesario tomar medidas más drásticas.
 
—Okay, esto no les va a gustar, mejor cierren los ojos —dijo a los vándalos que le acompañaban y después miró a su Electivire—. ¡Destello!
 
Como ocurrió antes, el monstruo liberó una descarga que dejó ciego a todos los sirvientes del Equipo Anarquía en un instante.
 
—¡Láncenlos!
 
Billy y Bert no entendieron esa orden hasta que los pokémon del príncipe los agarraron para inmediatamente aventarlos hacia el piso superior. Fue una experiencia dolorosa, pero lograron caer encima de algunos matones para poder moverse.
 
Así fue que empezó una dura guerra de agotamiento entre los equipos.

Mientras tanto.
 
Elizabeth Boudica Kaine descansaba por la tarde oscura. Habían terminado los negocios para ella, así que se quedó en casa. Decidió recostarse en el sofá de la sala y permitió que Gossifleur y Arcanine se le acercaran. Encendió la televisión para buscar algo en qué distraerse, empezó con una película de acción que no le interesaba, después una caricatura, un vídeo musical, al final llegó a las noticias, con una bastante triste:
 
“Tren entero fue secuestrado. Se cree que algunos pasajeros han desaparecido.”
 
Vio a un reportero narrar la historia ocurrida. Algunas víctimas eran entrevistadas, hablaban de cómo algunos pasajeros revelaron uniformes del Equipo Anarquía para su desgracia.
 
“Y pensaba que las cosas no se pondrían peor después de Lover’s Pool…” la mujer pensó. “Hasta que el rey pierda la cabeza…”
 
De repente, escuchó el timbre de su puerta, cosa muy rara de ocurrir, pues nadie podría estar visitándola tan pronto. Elizabeth se preguntó por aquella persona dispuesta a tocar. Se fue a la zona de recepción y abrió, para su mala fortuna.
 
—Hola, Elizabeth. —el campeón de Bristar pronunció nervioso.
 
—¿Arthur, Conan? —ella se asustó al verlos—. ¿Qué hacen aquí?
 
—Responderé con otra pregunta —el hombre de gabardina la intimidó—: ¿viste las noticias?
 
—Las del tren, ¿verdad?
 
—Efectivamente.
 
—Déjenme adivinar: Damian es uno de los pasajeros desaparecidos.
 
—No hubiera ocurrido si su majestad fuese menos imprudente.
 
—Vinimos para avisar y decirte que… —Arthur estaba avergonzado por decirlo—, bueno, estamos para ayudarte con cualquier cosa. También te pedimos que tengas fe en tu hijo. Nosotros creemos que saldrá bien. Además, en caso de que algo salga mal, vamos a-
 
La pelirroja les cerró la puerta abruptamente. Si los dos hubieran estado un poco más cerca, habrían sido lastimados en sus caras. El campeón se lamentó al ver semejante actitud.
 
—Eli-
 
—Déjala —Conan le interrumpió—. Ya soportó bastante con escuchar eso.
 
—¿Pero si Damian de verdad no-?
 
—Él va a estar bien. Lo mismo aplica a los ricos y a Lady Charlotte. Se pudieron defender en una ciudad en llamas, a fin de cuentas. —se alejó de la casa.
 
—¿Podrías anticiparte a lo peor por una vez? —le siguió, condescendiente.
 
—Ya me anticipé a lo peor —sacó un cheque de su gabardina—. Es solo un pedazo del plan, claro. Espero cosas peores si algo le pasa a sus amigos.
 
—¿En serio llevas eso contigo? —el rubio conocía aquel pedazo de papel con números.
 
—Cuando se trata de nuestro sobrino, siempre lo llevo conmigo —guardó el objeto—. Nunca sabes cuando va a quererlo, o si ya no podrá tenerlo. El tesoro de Oz no terminará en manos ajenas a su familia.
 
Repentinamente, la puerta del hogar Kaine volvió a abrirse. Ambos miembros de la Élite vieron a una Elizabeth con ojos rojos.
 
—No vinieron a reprocharme nada, ¿o sí? —gruñó.
 
—Si quisiéramos reprocharte algo, ni siquiera habríamos dejado que cerraras la puerta.
 
—Bien… quiero tomar té y me hace falta compañía.
 
Los dos entrenadores solo se vieron el uno al otro por un momento antes de ir a acompañarla. Pensaron que sus presencias le harían bien para evitar perder la cabeza.

—¿Están… todos… bien…? —Rein dijo entre jadeos.
 
—Seeeeehhh… —Billy y Bert respondieron al unísono, tan cansados como el príncipe.
 
Electivire y Machamp, por su parte, levantaron sus brazos para demostrarle a su amo que todavía estaban bien.
 
Todos estaban agotados después de lidiar con semejante pelea. El monstruo de cuatro brazos había sido quemado directamente por un Magmortar. El gigante eléctrico por su parte, solo había logrado salir victorioso porque consiguió usar Electromotor a su favor. Los miembros de los Houndoom Furiosos habían sido afortunados de pelear con muy pocos enemigos, pero aquellos quienes sí les enfrentaron casi los tiraron desde la planta alta. Finalmente, Rein había lidiado con más matones de los que hubiera querido, pues algunos lograron atacarlo en sus costillas para dificultar su movilidad.
 
—Muy bien, ya va siendo de ver si alguien anda por aquí.
 
—Creo que vi a un par de soldados vigilando ese sitio de allá. —Billy indicó hacia una especie de tienda en el segundo piso.
 
El grupo no dudó en checar ese lugar. Incluso en el caso de que el sitio estuviera vacío, servía para agotar posibilidades en cuanto a la chance de encontrar a alguien. Reinhardt abrió la puerta de una patada, y para su fortuna, encontró a alguien.
 
—¡CHARLOTTE!
 
—¡REIN! ¡Atendiste mi mensaje!
 
La princesa fue rápidamente desatada por su exnovio, le sonrió por el acto, aunque brevemente, pues pronto vino la preocupación.
 
—¿Cómo-cómo fue que terminaste aquí?
 
—Te explicaré todo luego. De momento, te puedo decir que no soy el único buscando en estos lares.
 
Ambos salieron del sitio, ahí fue que la muchacha vio a los dos matones que acompañaban al príncipe.
 
—¡Ooh, la la! —Bert se emocionó, pues tanto él como su amigo sabían quién era—. ¡Salvamos a una persona importante!
 
—¡Es un gran honor! —Billy se inclinó como si fuera un soldado obediente.
 
—¡Cállense! —Rein no permitió que tomaran crédito por lo ocurrido, luego se dirigió a su ex—: No son ellos de los que hablaba. Estos solo están aquí por coincidencia.
 
Charlotte sintió algo de alivio, pues creyó que podía tratarse de Damian o de alguno de los ricos. No le constaba que un par de Rattata callejeros fueran quienes idearon el rescate.
 
El grupo se fue directo hacia el tren que estaba estacionado en la estación. Luego de un par de minutos con Reinhardt entendiendo el control, partieron directo hacia la central.

Un par de miembros de la Élite había viajado hasta la Mansión Abbeystead. Solo habían estado ahí antes por cuestiones de negocios, por ende, carecían de expectativas frente a la posible reacción de los inquilinos. Apenas imaginaron que iba a ser intensa.
 
—¿Quién habla? —Magnus, mayordomo de la familia, atendió el timbre.
 
—Somos Lancelot de Troyes y Tristana Daaé. Necesitamos hablar con Lord Hiram.
 
—Ya veo. Esperen unos minutos a que Lord Hiram les atienda.
 
La puerta grande de la mansión se abrió para que el par de entrenadores pudieran entrar al jardín. Ellos aprovecharon el momento para hablar.
 
—He oído que ese hombre es muy irascible. —la cantante hizo chisme.
 
—¿Qué no entrenaste un Togekiss para él?
 
—No lo entregué directamente, se lo di a su mayordomo.
 
—¡Hmph! Pues en mi caso, tuve la “fortuna” de haber podido conocerlo en persona. Sinceramente, terminé con un mal sabor de boca. Me da la impresión de esas personas que creen que el dinero puede lograr lo mismo que la disciplina.
 
—Viendo con quien sale su hija, al menos puedo decir que es algo astuto.
 
—¿Por qué sabes semejante cosa? —levantó una ceja.
 
—Estaba en el incidente de Lover’s Pool. Estoy segura de que se los conté.
 
—Ah, por esa parte…
 
Luego, la puerta principal de la mansión se abrió. El par fue recibido por el mismísimo Hiram Abbeystead, quien se veía amargado por su presencia.
 
—¿Qué hacen aquí? —el magnate les preguntó, con una muestra notoria de nervios.
 
—Lord Hiram —Lancelot se dirigió sin temor—, ¿escuchó sobre el caso de los pasajeros desaparecidos?
 
—Esa noticia está por todos lados. ¿Qué hay con eso? —ya mostraba miedo ante la respuesta.
 
—Iré al grano: sus hijos, el joven Michael Gardner, y Lady Charlotte Carroll estaban en ese tren, y no han aparecido desde entonces. Vinimos para avisarle que estamos a su servicio para cualquier cosa.
 
—¡No digan tonterías! —el adinerado se indignó con ese comentario—. Mis hijos fueron al teatro.
 
—¿El teatro? —ninguno de los dos entrenadores se creyó ese comentario, el de cabello plateado en particular, se vio extrañado—. Señor, sabemos bien que ese no es el caso. Llevan ya mucho tiempo sin aparecer.
 
—¿Qué? ¿Acaso ahora monitorean los celulares de todos?
 
—Para nada. Solo nos basamos en un par de mensajes que Lady Charlotte envió a Lord Reinhardt von Dietrich antes de desaparecer.
 
—¡Puras babosadas! —sacó su celular—. Voy a llamar a mi hija solo para demostrarles que están bien.
 
El obeso magnate marcó al número de Danielle, pero el dispositivo solo lo mandaba al buzón de voz. Con cada intento, solo perdía más la paciencia, mientras veía a los entrenadores mirándole con cinismo. También intentó llamar a Ron, pero solo vio más de lo mismo.
 
—Es mejor que deje de intentar —Tristana dijo—. Incluso si de verdad estuvieran en el teatro, no contestarían por reglas del sitio, pero nadie pasa tanto tiempo ahí.
 
—No tiene ningún sentido… —quiso negar la verdad—, ¿qué harían esos niños en un metro si tienen pokémon para volar? Y más todavía, ese tren estaba en Nova, ¿por qué irían a-?
 
Ahí fue que el hombre recordó algo importante: tanto él mismo como los adolescentes habían visto a Damian Kaine por televisión, evento que delató cosas del pasado. Pudo intuir que los hijos Abbeystead le habían contado algo a sus amigos, después decidieron ir a ver al ex mientras estuviera en Nova.
 
—¡MALDICIÓN! —gritó frente a los servidores del rey—. ¡Me mintieron!
 
—¿Quiénes? —Lancelot preguntó.
 
—¡Los niños! ¡¿Cómo no pude haber pensado antes que iban tras ese idiota de Damian?! —luego pensó en que aquel adolescente había conseguido fama gracias a la Élite—. ¿Por qué diantres es que Arthur eligió pelear con él?
 
—Órdenes del rey, señor. —Tristana contestó esa pregunta.
 
—¿Y por qué al rey le interesa?
 
—Revelar esa información está fuera de nuestros límites —el de cabello plateado comentó—. Si quiere saberlo, pregúntele a su majestad.
 
—Mejor dígale que se replantee a la clase de aliados que quiere hacer, porque de ese chico no sale nada bueno. Y de paso, hágale saber que consiga una mejor Élite —Hiram quiso desquitarse con ellos—, porque sus pokémon no sirven para defender.
 
—Somos profesionales. Le di un buen entrenamiento al Salamence que tiene. El que usted no sepa cómo usarlos o cuidarlos es problema suyo.
 
—Lárguense… —gruñó antes de azotarles la puerta.
 
—No puedo decir que me sorprende.
 
—Esos niños la van a pasar mal si esa es la actitud de su padre —Trish estaba disgustada por aquella forma de actuar—. Espero que Joe la esté pasando mejor con Lord Zachary. —Hizo alusión al hecho de que el boxeador, compañero de ambos, debía atender a ese rico.
 
—Va a estar bien. He hablado con ese hombre un par de veces, es bastante más tranquilo, y mucho más comprensivo. Quizás demasiado, honestamente… —reflexionó.
 
—¿Por qué lo dices?
 
—Digamos que por donde Hiram es irascible y sobreprotector, Zachary es sensible y temeroso.
 
Ahí fue que recordó un evento muy importante.
 
Hace tiempo, envió a una Altaria que antes fue Swablu. La puso por un entrenamiento duro, pero se sintió muy satisfecho con sus resultados. Cuando se la entregó al magnate, éste había mostrado un miedo.
 
—Disculpe, señor de Troyes… —la voz le temblaba.
 
—Dígame.
 
—¿Cree que esta Altaria sea lo suficientemente buena para vencer a un Pidgeot que solo ha peleado en un parque por un tiempo?
 
—Suena muy ambiguo lo que dice. Asumiré que habla de un pokémon mal entrenado. De ser el caso, sí, puede vencerlo, en teoría.
 
—¿Por qué “en teoría”?
 
—Es solo cosa de su propia disciplina. Si entiende cómo manejar a un pokémon, no tendrá problema ganando una lucha así, pero si no, tal vez pueda pelear.
 
Zachary suspiró ante semejante respuesta, cosa que instigó a Lancelot a mostrar curiosidad.
 
—¿Qué es lo que busca?
 
—Quiero desmotivar a mi hijo…
 
Ya no quiso recordar más. Era un momento incómodo, y en el caso donde las cosas solo se ponían peores, solo estresaría peor.
 
—Te explicaré después —le dijo a Tristana—. Primero quiero saber si todos estarán bien.
 
El par se fue de regreso al Castillo Real, pensando en que muy probablemente, el rey Jacob se reiría de la reacción de Hiram.

Damian y su grupo habían llegado a un complejo largo, no muy diferente del que tomaron sus compañeros. No había tantos matones del Equipo Anarquía, pero para compensar, el sitio era más largo. Esos detalles hicieron del rescate bastante duro, pues no podían ver al enemigo con facilidad, al punto en que Roserade quedó agotada de tanto luchar.
 
Para la fortuna de todos, Dani y Ron habían conseguido una chance de meterse en el cuarto donde debía estar Mike. Lo encontraron sin mucho problema, luego lo desataron.
 
—¿Chicos? —el rubio les preguntó—. ¿Cómo llegaron aquí? ¿Qué fue lo que les pasó?
 
—Una larga historia, pero para hacértelo rápido, a todos nos secuestraron, y Damian empezó a sacarnos. Le estamos ayudando a reunirnos. —Dani resumió.
 
—Esperen… —notó que ambos tenían heridas por todos lados—, ¿por qué decidieron lastimarse?
 
—Porque solo así vamos a salir vivos.
 
—¡Pero así solo se van a enojar con todos! —entró en pánico—. ¡¿No ves lo que eso implica?!
 
—Meh…
 
El rubio se mostró enojado por ese cinismo que la chica emitió. No podía creer que ella le daría tan poca importancia a la situación.
 
—¿Es que siquiera te importa lo que-?
 
—Por supuesto —no le permitió terminar—. Ahora pregúntate: ¿de verdad hay qué preocuparnos por algo tan absurdo cuando más importa sobrevivir?
 
Imposible era debatir con ello. Seguramente, él se hubiera hecho daño de mil y un formas para proteger a sus amigos si estuviera en esa posición. Sin embargo, aún necesitaba proteger su orgullo.
 
—No quiero estar solo otra vez —musitó—. ¿Sabes lo que se siente?
 
—Ya he estado en esa posición. Por eso estoy luchando. Ahora…
 
Danielle indicó a la salida. Ahí, el trío vio un sitio muy vacío, salvo por un detalle: solo quedaba un único matón, el cual había agarrado desprevenido a Damian.
 
—Tomaste una pésima decisión —el hombre le reprochó mientras lo empujaba contra un barandal—. Ya no tienes mucho tiempo antes de que todos mueran aquí, y todo será tu culpa.
 
—¿“Mi culpa”? Yo no soy el idiota al que se le ocurre autodestruir un complejo entero por una persona.
 
—Eres parte de una guerra, niño. Toda decisión que tomes va a afectar a alguien, y al elegir traicionar a nuestro líder, comprometiste muchas vidas.
 
—Tarado, él ya mató a varios con su idiotez en Lover’s Pool.
 
—Y ahora serás parte de ese número junto a nosotros.
 
El joven ya no tenía muchas fuerzas para quitarse a ese matón de encima, y sentía que el barandal no iba a resistir mucho. Creyó que terminaría por caer desde el piso superior, pero antes de que semejante cosa pasara, una silla cayó encima del lacayo, quien cayó inconsciente. Luego de eso, vio que Michael Gardner había sostenido el mueble.
 
—Bueno, te salvé la vida —comentó con sarcasmo—. Supongo que luego de esa pelea, podemos decir que estamos a mano.
 
—Sí, gracias. —le ofreció una mano para mostrar su gratitud.
 
Michael no estaba seguro de si debía aceptar esa mano, debido a la frustración que cargaba consigo mismo. Por otra parte, el que ese entrenador se molestara en poner tanto esfuerzo por salvar sus amigos le hacía guardar algo de respeto.
 
—Guárdalo para más tarde. Ahora importa que vayamos por los demás.
 
Damian lo aceptó, aunque claramente vio que ese acto no lo hizo por gusto. El grupo entero corrió lo más rápido hacia el tren para regresar a la estación central, mientras soportaban el dolor de haber luchado con tantos enemigos. Usaron el tiempo que esperaron en el tren para tratar de reposar siquiera un poco, pero antes de que pudieran empezar a sentir el efecto del descanso, habían vuelto al punto de inicio.
 
—¡Chicos! —Charlotte sonrió de ver a sus compañeros, pero perdió la sonrisa al notar a Damian agotado—. Por favor díganme que están todos bien.
 
—Un poco adolorido del orgullo. —Mike respondió.
 
—Relativamente bien porque estás con nosotros, no tanto por haber peleado en un pasadizo oscuro. —Ron dijo por su parte.
 
—Satisfecha hasta cierto punto —Dani mencionó—. No aprecio el dolor, pero sí el que esto esté por acabar.
 
—Así que con ustedes ya son todos. —el príncipe se metió en la conversación.
 
—Sí —el rubio contestó—. Tú eres el ex, ¿verdad?
 
—Por supuesto.
 
—Pues me alegra saber que recibiste ese mensaje del peligro… —hizo alusión a lo ocurrido en el metro, luego vio a los Houndoom Furiosos—, aunque hubiera querido no ver a este par de lacras aquí.
 
Los miembros de la pandilla tomaron ofensa por ese término, pues lo vieron como algo que no merecían.
 
—¡Oye, no te hicimos nada, Ken! —Billy quiso reprocharle.
 
—¿Se olvidaron ya de lo que nos hicieron en Bigbridge?
 
Con esa pregunta bastó para que ninguno de los dos se molestara en contestar, cosa que causó satisfacción en el rico.
 
—Ya imaginaba. ¿Qué hacen siquiera aquí, idiotas?
 
—Bueno, justo como tú, princesita —Bert explicó—, fuimos secuestrados. Puedes darle las gracias a Carmilla Blaise por esto.
 
—¿La gorda del metro? —ubicó un poco a esa persona—. No habría forma en que- —se interrumpió solo al pensar un poco más—. ¿Pero cuál sería la razón para trabajar con ellos?
 
—Laura Blaise. Nuestra jefa. Carmilla mandó al Equipo Anarquía a secuestrarla para hacerle quién sabe qué cosas.
 
Mike solo estaba confundido intentando procesar lo que le acababan de decir. Ya era difícil de creer que los villanos poseyeran un complejo subterráneo, y encima añadir nuevas personas a dicha explicación le hizo estresarse.
 
—El caso es que ahora tenemos al mismo enemigo —Billy resumió vagamente—. Somos equipo.
 
—Espero que sean siquiera capaces de tomarse la situación en serio.
 
—Luego de lo que nos pasó para sacar a la princesa, estamos completamente serios. Cero chistes.
 
—Así me gusta —Reinhardt le dio un manotazo a los dos ladrones en sus espaldas, después se dirigió a Damian—. ¿Alguien más falta?
 
—Solo nuestros pokémon… —el joven de ojos rojos explicó.
 
—Y no tenemos mucho tiempo —Dani quiso apresurar—. Nos queda como una hora para eso, quizás menos.
 
—Además, no sabemos cuánto podría tomarnos encontrarlos y rescatarlos —Ron pensó—. Quién sabe si siquiera seamos capaces de sacarlos.
 
 —No voy a irme sin mi equipo —Damian afirmó—. Eso queda claro.
 
—Pero, hombre, ¿cómo sabes si siquiera llegarás encontrarlos con todas estas estaciones? Todavía hay sitios que no hemos visto.
 
—Además —Bert interrumpió—, no hemos visto a Franky por ningún lado, así que también tendríamos que buscarlo.
 
Sin embargo, esa última parte se contestó sola, pues algo lejos, escucharon el grito de ese gordo, quien vino corriendo desde una estación.
 
—¡Muchachos, no van a creer lo que vi! —luego paró para jadear un momento antes de continuar—. Hay un lugar donde tienen enjaulados a un montón de pokémon. Me tuve qué esconder porque la seguridad tenía bastones eléctricos y- ¿quiénes son esta gente y qué hacen aquí?
 
 —Tus aliados de aquí en adelante —Damian respondió—. ¿Qué tan lejos está ese lugar?
 
—No mucho. Llegar hasta allá no toma mucho tiempo, pero tuve qué esconderme de los locos esos.
 
Escuchar semejante cosa solo le dio un poco de confianza para tomar una decisión. El muchacho le hizo un gesto a su Roserade, quien no dudó en seguirlo para rescatar a sus queridos compañeros.
 
—¡Espera! —Franky quiso detenerlo—. ¿En serio vas a aventarte a semejante sitio? Podrían matarte.
 
—Pues que lo intenten. Prefiero eso a darle la espalda a mi propio equipo.
 
La partida de ese par dejó pensando a los demás por unos segundos, hasta que empezaron a seguirle bajo sus propias explicaciones.
 
—No quiero perder a Cleo… —Charlotte comenzó.
 
—Si tú vienes, nosotros también. —Reinhardt y sus pokémon prefirieron no arriesgar a que esa chica pudiera perder la vida en el encuentro.
 
—Preferiría no perder a Pidgeot. —Mike anunció.
 
—Y yo no voy a dejar que Togekiss muera.
 
Ron también les siguió por mera lógica de asistirlos. Luego de ello, Billy se puso a caminar por la misma ruta.
 
—¿Por qué los vas a seguir? —Bert cuestionó.
 
—En primera porque sin ellos, ni loco podremos salir de aquí. En segunda, porque todavía quiero rescatar a la jefa, y ciertamente espero que ayudar a estos ricos sirva para eso.
 
Convencidos, decidieron marchar. Ahora eran un grupo enorme. Damian tuvo la esperanza de que con semejante equipo, podría ser exitoso en el rescate.
 
Como había sugerido Franky, llegar fue algo fácil. Cuando menos lo esperaron, ya pudieron notar la luz de aquella estación. Obviamente, el grupo no se aventó hacia el peligro, se detuvo para planear siquiera algo.
 
—Tengo una idea —el joven cabello negro sugirió al príncipe—: tú, yo y nuestros pokémon, vamos directo hacia ellos. Tengo una bomba de humo para cegarlos, usaremos eso para darles una golpiza y de ser el caso, tomar cualquier llave que tengan.
 
—Es una idea algo arriesgada… —quiso pensar en algo mejor, pero se rindió con facilidad—. Guarda esa bomba de humo, voy a dejar que Electivire los ciegue por sí solos. El tiempo es demasiado corto, más vale que nos sirva.
 
El grupo de cinco estuvo a punto de correr, pero fueron detenidos por Mike.
 
—Esperen, ¿qué hay de nosotros?
 
Ninguno de los dos quería arriesgar a los demás, pero con la situación, solo pudieron responder de una manera absurda.
 
—Cuídennos las espaldas.
 
Nadie estaba convencido por esa respuesta. Solo decidieron seguirlos de cerca sin llamar la atención para actuar en caso de que el plan fallara.
 
Damian, Reinhardt y sus pokémon pronto saltaron hacia la estación con tal de poner en marcha su ataque. Fueron sorprendidos por doce hombres, todos armados con bastones eléctricos como describió el gordo de los Houndoom.
 
—¡Destello!
 
Rápidamente, el gigante amarillento cegó a sus enemigos antes de que éstos pudieran lastimarlos. Ese flashazo causó que los matones tiraran sus bastones. Sin mucho esfuerzo, los héroes notaron que uno tenía consigo un juego de llaves, al cual, Machamp persiguió para poder quitárselo. Fue un movimiento exitoso, pero repentinamente, un enorme Bastiodon lo tacleó y causó que soltara las llaves. Uno de los miembros consiguió sacar un pokémon para defenderse.
 
Por instinto, Roserade agarró el objeto con Hierba Lazo, acto que centró su atención en ella. Electivire intentó de cegar al enemigo de nuevo, pero antes de que pudiera hacerlo, un Yanmega fue invocado para distraer a los héroes con Zumbido. Damian y Reinhardt pudieron ver que a lo lejos, detrás de sus obstáculos, estaban muchas jaulas de pokémon, los cuales reconocieron con facilidad.
 
—¡Maestro! —Gardevoir llamó desde su posición—. ¡Estamos aquí!
 
Tanto el adolescente de ojos rojos como su fiel rosa no gastaron ni un momento en correr hacia sus compañeros. Pero el número de oponentes era grande, algunos ya habían recuperado sus bastones eléctricos, y sin alcanzar siquiera un metro de distancia, ambos ya habían sido electrocutados.
 
El príncipe no quiso que el plan se fuera al caño, así que tacleó a los matones que les electrocutaron para darles algo de tiempo, cosa que solo resultó en que más aparecieran para atacarlo.
 
Al escuchar los gritos de dolor, el resto de los héroes decidió subirse para tratar de ayudar.
 
—Bien… —un lacayo comentó—, todos vinieron a cavar sus tumbas.
 
Mike trató de interponerse para sacar a Damian y compañía del peligro, pero solo fue electrocutado. Dani quiso arrebatarle el bastón al loco que atacó a su novio, pero fue sorprendida por otro secuaz. Cada miembro del grupo empezó a caer adolorido. Damian y Roserade apenas consiguieron unos segundos para moverse. Luego de ser atacado en la pierna, el muchacho supo que ya no tenía de otra más que usar su bomba de humo para aturdir al enemigo. Justo en el momento en que su pokémon recibió una patada, el explosivo reventó.
 
La pobre planta enmascarada estaba demasiado agotada para hacer mucho. Lo único que la motivó a moverse fueron las palabras de su entrenador en el humo.
 
—¡Sácalos a todos! ¡Cuento contigo!
 
Aún poseía las llaves, así que con sus últimas fuerzas, corrió lo mejor que pudo. Pronto empezó a escuchar las voces de sus compañeros.
 
—¡Roserade, abre mi celda! —Hydreigon la llamó—. ¡Voy a destrozar a estos idiotas!
 
Ella no se lo pensó dos veces a la hora de ir hacia el dragón, pues conocía su fuerza lo suficiente para saber que era buena idea. Se movió hacia él, pero fue sorprendida por el Tajo Aéreo del Yanmega de antes. Volteó a verlo y pensó para sí misma:
 
“Es mi última oportunidad…”
 
Continuó su paso hacia las celdas, mientras intentaba esquivar con brincos los disparos de su oponente. Una vez al piso, luego otra en una pared, y otra al techo. Le era difícil pensar que podría alcanzar a sus amigos, así que decidió usar un último Hierba Lazo para aventarlo directo a la jaula de la hidra y usarlo para abrirla. Dio su salto y consiguió encajar la llave, sin embargo, fue en ese instante que un arma eléctrica impactó contra su espalda.
 
—Casi lo logras. Una lástima… —un matón recogió el bastón que aventó—, hoy desgraciadamente es su perdición. Tan cerca, y tan lejos.
 
Aquel enemigo estuvo a punto de volverle a atacar con esa arma, pero antes de hacerlo, escuchó una puerta abrirse. Ahí fue que vio cómo Gardevoir, usó sus poderes psíquicos, logró liberar a Hydreigon con la llave clavada. Recibió un Pulso Dragón, que terminó cambiar la atención de todos.
 
—Hiciste un gran trabajo —le dijo a su compañera casi inconsciente—. No dejaré que nadie te lastime más.
 
El dragón soltó un gran rugido y empezó a pelear contra todos en el sitio. Los matones sabían que no podrían contra la bestia por en esas condiciones, así que sacaron más pokémon para detenerlo. Con Abomasnow, Carracosta, Druddigon y Krookodile, quisieron tumbarlo. El gigante helado quiso empezar a acribillarlo, pero antes de que pudiera disparar, recibió una roca gigante.
 
—¿Necesitas ayuda? —Rhyperior salió de su celda.
 
—Toda la que puedas darme. —la hidra pidió.
 
Yanmega voló encima de ellos con tal de intentar atacar a Roserade, pero recibió una Cuchillada Nocturna de Gliscor.
 
—¡No te metas con mi familia, imbécil! —el escorpión alado le reprochó, algo que causó que la rosa se enterneciera.
 
—Te debemos una grande. —Gardevoir apareció para alagarla.
 
—¿Podemos irnos a reposar en un jardín después de esto? —ella preguntó con un tono de broma—. De verdad me haría bien tomar uno ahora.
 
—Primero deberíamos llevarte a que te atiendan.
 
—“Atenderme…” —se burló—. No voy a morir. Soy demasiado bonita para morir ahora.
 
La ninfa solo pudo sentir algo de preocupación ante semejante comentario, incluso si tenía esperanza por lo mejor. Prefirió no pensar en ello y sacar a su entrenador del peligro. Kubfu decidió cargar a Roserade para que ella pudiera evitar esforzarse cuando salieran.
 
Con todos los pokémon sueltos, los miembros del Equipo Anarquía se pusieron nerviosos, así que intentaron con su poco tiempo, matar a los héroes, solo para fallar miserablemente.
 
El que atacó a Damian fue paralizado por Gardevoir, quien usó Psíquico para azotarlo contra las paredes hasta que quedara inconsciente.
 
Reinhardt fue salvado gracias al Psicocorte de Aegislash, que le dio una oportunidad al príncipe de desquitarse con su atacante.
 
Cleo sacó a Charlotte del peligro con una fuerte Cola de Hierro directo a la cabeza del enemigo, cosa que llevó a la princesa a abrazar fuertemente a su mascota.
 
Carracosta, Krookodile y Druddigon, quienes trataron de detener a Hydreigon y Rhyperior, fueron atacados por Togekiss y Salamence, quienes ayudaron a sus compañeros con Brillo Mágico y Pulso Dragón.
 
Pidgeot agarró a los atacantes que lastimaron a Mike y a los hermanos Abbeystead. Levantó a esos matones con un remolino para rematarlos con Onda Ígnea. Al ver semejante cosa, el rubio le dio a su pokémon unas buenas palmadas en su cabeza.
 
—¿Qué sería de mí sin ti, amigo?
 
Eso fue un gesto que el enorme pájaro apreció, y ciertamente le hizo sentir satisfacción luego de haber tenido una amarga derrota ante Hydreigon.
 
Billy estuvo a nada de morir de un bastón clavado en su cabeza, pero antes de que el objeto pudiera dirigirse a él, Raticate mordió al enemigo en una pierna. El bastón cayó al suelo y el ladrón aprovechó para darle a ese matón una cucharada de su propia medicina hasta tumbarlo.
 
—¡Y eso es solo el principio! —reprochó. Todavía quería salvar a su líder para terminar de desquitarse con ellos.
 
Detuvo su ataque para acariciar a la rata. Estaba demasiado agradecido con ese pokémon por haberle salvado de morir.
 
Sableye rescató a Bert usando sus poderes para traspasar paredes, los cuales usó con tal de clavar al enemigo con en el suelo sin que pudiera moverse. Eso permitió tanto al fantasma como su compañero golpear a ese hombre hasta noquearlo.
 
Swalot disparó Bomba Ácida hacia el bastón de otro oponente, cosa que le sorprendió. Franky aprovechó aquel momento para darle un fuerte derechazo noqueador.
 
Finalmente, en la zona del tren, Electivire y Machamp todavía tenían problemas con el Bastiodon que les había detenido antes. Apenas podían seguir agarrándolo, aunque este se esforzaba en soltarse, hasta que recibió un golpe en el lomo.
 
—¿Necesitan ayuda? —Scizor les preguntó.
 
—Depende —pensó el amarillento—, ¿crees tener un golpe fulminante contigo?
 
 —¿Les basta con un Superpoder?
 
Los pokémon del príncipe se dieron una mirada antes de explicar.
 
—Escucha —Machamp dijo—, a la cuenta de tres, te bajas y entre los tres lo vamos a golpear.
 
La mantis asintió a lo que pidió el gigante, así que no dudó en enfocarse sobre en esa orden.
 
—Muy bien —el demonio rojo se bajó—. ¡Una, dos, TRES!
 
El trío, en sincronía, atacó con una combinación de Superpoder, Tajo Cruzado y Puño de Hielo, cosa que terminó por noquear al pokémon prehistórico. Así finalizó toda la lucha. Lo siguiente fue que Cleo decidió usar Gota Vital para sanar las varias heridas de todos.
 
—Así que esto es ser un “héroe” —Billy se puso a pensar tras haber luchado por un bien y ser recompensado—. Haces cosas buenas por los demás y te ayudan cuando estés en una mala posición. ¿Cuándo fue la última vez que me sentí así?
 
—Creo que fue cuando sacamos a la jefa del circo. —Franky sugirió.
 
—¿Podemos volver a esos días? —Bert preguntó—. Se sentía bien poder ayudarla en tan malos tiempos. Aunque luego se hizo medio mimada.
 
—Solo tenía miedo —el greñudo abogó—. Mejor no tratar eso como un mal cambio de actitud.
 
—¡Aún quiero salvar a la jefa! —el gordo lamentó por lo ocurrido antes de ser secuestrados.
 
—¡Nosotros también! —sus compañeros estaban tan frustrados por aquel evento.
 
—La podrán salvar —Damian les habló—. Pero primero lo primero —se dirigió hacia uno de sus pokémon—: Gardevoir, ¿crees poder ver uno de los contadores y decir cuánto tiempo nos queda?
 
A la ninfa no le costó trabajo buscar algún contador, sobre todo cerca de las jaulas en las que estaban, ya estaba bastante corto de tiempo.
 
—Unos veinte minutos, maestro.
 
—Bueno, eso debería ser lo suficiente para irse al tren y… —caminó hacia aquel vehículo, pero lo vio destrozado—. ¡Ugh! ¡Claro que esto debía pasar! —habló a todos—. Espero que aún puedan correr, porque-
 
Sin embargo, Hydreigon se había acercado. Le hizo un gesto a su entrenador, el cual le hizo sentir como un idiota por pensar en alternativas más arriesgadas. Después, otros pokémon hicieron lo mismo, como una clara señal, a la cual, los humanos respondieron retirando a todos los monstruos que no volaran.
 
—Gracias… —acarició la cabeza media del dragón, y se subió junto a Kubfu—. ¿Alguien quiere subirse?
 
Charlotte estuvo dispuesta a acompañar a su novio luego de esencialmente haber pasado muchas horas lejos de él, pero alguien le puso una mano en el hombre.
 
—¿Importa si te acompaño? —Dani le dijo con una expresión de vergüenza—. Preferiría no… compartir lugar con esos vagos.
 
La joven de realeza le hubiera puesto objeción, pero por su tono de voz, intuyó que no lo pedía con malas intenciones, así que accedió.
 
—Por favor, guárdame un asiento. —Billy decidió subirse en Hydreigon.
 
—¿Importa si les acompaño? —Bert preguntó a Ron y Reinhardt, quienes se montaron sobre Salamence.
 
—Eres pequeño, así que no debería haber problema con que te subas. —el príncipe lo invitó.
 
—Más vale que no me tires, panzón. —Mike amenazó a Franky cuando este quiso subirse en Pidgeot.
 
Con todos preparados, los héroes se pusieron a volar sobre el camino desde la estación hasta la central. Después de ello, Rein guio al grupo para que pudiera llegar hasta la entrada de Nova, donde se detuvieron y retiraron a los pokémon.
 
—¿Dices que esta pared se puede abrir? —Damian preguntó al príncipe.
 
—Claro, está algo sensible.
 
El entrenador chasqueó los dedos.
 
—Gardevoir, abre esta cosa.
 
Con sus poderes psíquicos, la guardiana consiguió llevarlos de vuelta al metro principal de Bristar. Todos corrieron rápidamente y volvieron a cerrar el complejo.
 
—Muy bien, aléjense de esa cosa —Rein pidió—. No vaya a ser que salga volando con la explosión —todos hicieron caso por seguridad—. Voy a ir de vuelta a la estación. No sé si pueda conseguir que pasemos sin los noticieros cayéndonos encima.
 
—Inténtalo si puedes, por favor —el de ojos rojos pidió—. Si llegan a saber que sobrevivimos, es muy probable que el Equipo Anarquía lo sepa también, y por ende, que llegue a Carmilla Blaise. Así sería imposible salvar a Laura.
 
Tras ello, el príncipe dejó al grupo para que conversaran por un tiempo.
 
—¿Por qué es que te importa esa tipa? —Mike preguntó—. Me noqueó de una patada en la cabeza.
 
—Es una larga historia. Solo diré que hice algunas cosas que no debí, y que se encuentra en la situación que está por mi culpa. Eso y que ella sabe al menos un par de cosas que me importa conocer.
 
—Eso suena estúpido… —Billy se mostró escéptico—. ¿Qué clase de cosas le podrías sacar a una acróbata de circo en fuga?
 
—¡Espera! —el rubio interrumpió—. ¿Una acróbata de circo?
 
—Sí, trabajaba en el espectáculo de los Hermanos Napier como trapecista. Haciendo piruetas con Ambipom, girando por los aires como un tornado… es muy buena. Les diría que fueran a verla algún día, pero los tipos de ahí la expulsaron porque mintió sobre su identidad, que a su vez pasó porque sus padres murieron y su tía es horrible… —sintió tanta vergüenza por explicarlo—. Miren, no sé si estén dispuesto a perdonarnos, pero hablando de la jefa, ella es una muy buena persona, tuvo una pésima vida, pero de verdad que es gentil, y estoy seguro de que si tuviera mejores amigos en lugar de nosotros, quizás la verían muy feliz… —se esforzó por contener las lágrimas—. Estuvimos protegiéndola por más de un año, realmente no queremos que la vuelva a pasar mal. Por favor ayúdennos.
 
—Ya no los odio —Damian les dijo—. Olvídense de lo que pasó con el collar. Eso para mí ya está en el pasado.
 
—Yo también enterré ese evento —Danielle añadió—. Eso es seguro.
 
—Por mi parte, estoy dispuesto a perdonarlos. —Mike se unió.
 
—Es la primera vez que los veo, así que no los puedo despreciar, excepto por el hedor. —Ron dio su parte.
 
—Digo lo mismo. —Charlotte finalizó.
 
Los Houndoom Furiosos estaban felices por pensar que habían tenido el consuelo de otras personas, gente rica encima. Sintieron además que eso abriría puertas a posibles amistades en el proceso.
 
—Gracias. —Billy dejó que las lágrimas cayeran.
 
—Les prometo que voy a ir a la Mansión Blaise en cuanto pueda y trataré de sacarla. —Damian aseguró.
 
—¿Estás seguro de que estará ahí? —Dani le preguntó.
 
—Es lo más probable. No puede haber pasado tanto tiempo desde que los Houndoom hayan sido secuestrados.
 
—Nos agarraron hace como una mañana —Franky explicó—. Ni sé qué horas son, pero ciertamente no puede haber pasado más de un día.
 
—Entonces todavía hay chance de encontrar a Laura.
 
—Pues espero pronto tener una charla con esa chica si es que la llegan a encontrar. —Mike bromeó.
 
—Te va a patear el trasero otra vez. —Bert le dijo.
 
—Es libre de intentarlo. Y si lo vuelve a hacer, siempre habrá un tercer round.
 
Ellos solo se rieron ante lo absurdo de semejante sugerencia.
 
—Hablando de enterrar rencores —el rubio se dirigió al de cabello azabache—, Damian, ya no quiero estar enojado contigo. No creo que a ninguno de los dos nos convenga luego de esto. Creo que sería demasiado rápido decir que seamos amigos, pero quiero paz.
 
—Es lo mismo que pienso yo. —se acercó para darle un apretón de manos.
 
—Eh… preferiría mejor esto. —cerró un puño.
 
Damian captó lo que el rico deseaba, así que cerró su mano también y la chocó contra la de Mike en señal de respeto mutuo. Cosa que llevó a Danielle a enternecerse.
 
—Oh… —gimió y después se les acercó para abrazarlos—. Me hacen muy feliz con esto.
 
Ella les dio a ambos un beso en la mejilla, luego los soltó. El par se sintió un tanto avergonzado por ese acto, sobre todo Mike, que sintió celos por ver a su pareja besando a su ex. Él decidió dejarlo ir porque entendía que lo hizo con buenas intenciones.
 
“Por favor que no termine solo después de esto…” él pensó, pero para evitar que dichas ideas se comieran su cabeza, buscó algún tema de conversación, hasta que notó algo en los pandilleros.
 
—Oigan, ¿por qué los dos llevan chaqueta y el gordo nada?
 
—Tenía una —Franky contestó—, pero tuve qué dársela de comer a unos Muk para que no nos mataran. Fue un sacrificio difícil.
 
El silencio se hizo incómodo para todos. Ya se habían quedado sin temas de conversación convincentes. Repentinamente, un enorme rugido empezó a sonar desde sus espaldas, se hizo cada vez más fuerte hasta que la pared que permitía paso hacia el complejo oculto salió volando.
 
—¡Uf! —Mike se alivió—. Esquivamos una bala ahí.
 
—¡OIGAN! —Reinhardt volvió para llamarlos—. Conseguí hablar con la policía y van a sacarnos de aquí anónimamente. Nos llevarán a la comisaría de Lonhart para testificar por todo lo ocurrido. Vengan. Les van a poner bolsas en la cabeza por un momento, así que espero que no les moleste.
 
El grupo no dudó en acompañar al príncipe para irse del metro. Los pandilleros hubieran querido evitar ir con oficiales, pero era su única opción, se determinaron a tratar de evitar el arresto si podían. Charlotte marchó cerca de su ex con tal de hablarle.
 
—Gracias por todo, Rein. De verdad que nos hiciste un favor aquí.
 
—Me debes una grande.
 
—Lo que quieras, te lo puedo dar.
 
—Dijiste que tenían un nuevo novio —gruñó—. Quiero verlo y saldar cuentas con él por no haber estado para protegerte.
 
La adolescente de pelo celeste se espantó al escuchar semejante cosa. Lo único que pudo hacer fue mirar a Damian, quien suspiró por lo que eso significaba para él y su relación. Dicha reacción causó que Mike y Ron se sorprendieran.
 
—Un segundo… —el rubio susurró a los hermanos Abbeystead—, ¿por qué ella miró a Damian si ni siquiera se conocen?
 
—¿No te es obvio? —Dani actuó sin sorpresa—. Mira al Kubfu.
 
“¿Qué tiene qué ver ese pokémon con nada?” él se preguntó por un tiempo, hasta que empezó a hacer juegos de asociaciones. Recordó lo ocurrido en el spa de Lover’s Pool, cosa que le puso a pensar.
 
“¡Oh, mierda! Damian es Blankface… “
 
“Y sale con Charlotte…”
 
“Y estuvo siguiéndonos en el festival de música…”
 
“¡¿Desde cuándo?! ¡¿Cómo?! ¡¿POR QUÉ?!”
 
Nunca tuvo una chance de abrir la boca, pues cuando menos esperaron, ya se habían acercado a la estación de Nova.
 
La policía interceptó al grupo, les puso bolsas como había explicado el príncipe. Nadie pudo identificarlos. Los guiaron todo el camino a la salida y les subieron a tres coches, donde les permitieron quitarse los objetos para cuando salieran de la ciudad. Ya era de noche.
 
Luego de una hora y media de viaje, los autos lograron llegar a la comisaría de Lonhart. Ahí tuvieron sentados todo el grupo de adolescentes.
 
—Escúchenme, niños —el comisario les explicó—. Sé que han pasado por una pésima experiencia. No deberíamos tenerlos esperando aquí por mucho tiempo, pero debo explicar algo. A los jóvenes Michael Gardner, Danielle y Ron Abbeystead, hemos llamado a sus familias, Hiram Abbeystead vendrá por ustedes.
 
—Estamos jodidos —con esa frase altisonante, Mike consiguió que el oficial levantara una ceja—. ¡Ah! ¡Perdón, señor! No lo decía por usted o por algo que pasara ahí, sino asuntos familiares. Difícil de explicar.
 
—Más lo vale, chicos —después se dirigió a la pareja—. Lady Charlotte Carroll, Damian Kaine, Lord Jacob quiere hablar con ambos; los está esperando en la sala de interrogaciones, así que vengan —volvió a enfocarse en los demás adolescentes—. Luego siguen los ricos. Al final van los ladrones, ¡y uy!
 
—¿“Uy”? —Billy ya sabía que eso implicaba algo malo.
 
—Billy Ryder, Francis Wight, Bert Coleman, los tres tienen varios cargos en contra. Robo de tiendas por toda la región, asalto a varios botes en Bigbridge, estafas a al menos veinte individuos, secuestro… esto no se ve muy bien para ustedes.
 
—En nuestra defensa, ese último no es cierto. La muchacha nos acompañó.
 
—Eso lo van a tener qué explicar en el interrogatorio, también decírselo al juez—después volvió con la Damian y Charlotte—. ¿Qué están esperando? ¡Vayan!
 
Ambos solo suspiraron y siguieron a la policía para hablar con el rey. Cuando llegaron, el viejo monarca les miró con desdén, acompañado por dos guardias reales.
 
—Estoy muy decepcionado de ambos. —fue lo primero que dijo.
 
—Nos agarraron por sorpresa, mi lord —el joven quiso abogar—. Nadie hubiera esperado que el Equipo Anarquía tomaría un tren entero.
 
—Y con todo eso, fuiste incapaz de sacar a mi nieta del peligro.
 
—Abuelo —la muchacha quiso ayudar a su novio—, ni siquiera los mejores guardias de aquí pudieron con la vez que nos atacaron. Dale a Damian un respiro.
 
—No hables. Lo puse a prueba por una buena razón. Está en el nivel de la Élite y ni siquiera con eso puede evitar que semejante cosa ocurra.
 
—¿Y no te viene a la cabeza que por exponerlo al público quedó como un blanco de Edward?
 
Para desgracia suya, el rey tuvo qué comerse esa culpa. A fin de cuentas, fue él quien ordenó que se grabara el combate entre Damian y Arthur para poder juzgar su habilidad. Además, Edward ya sabía reaccionar hacia anuncios como pasó con Lover’s Pool, por ende, Jacob tuvo cierta influencia en los eventos ocurridos.
 
—Es cierto, cometí un grave error ahí. Lo siento —cambió de tema para evitar sentir más humillación—. Apuesto a que te intentaron chantajear. —se dirigió al muchacho.
 
—Más de lo que quisiera admitir —Damian explicó—. Me llevaron a un campamento raro que tenían por ahí.
 
—¿Dónde estaba ese lugar?
 
—No lo sé, creo que entre Lonhart y Bigbridge. Tenían un complejo subterráneo enorme y en el mapa entendí que el cuartel general estaba por ahí.
 
—Interesante… ¿Qué más nos puedes decir de ese complejo?
 
—Era enorme, señor. Tenían tiendas y depósitos por todos lados. Parece que había campamentos cerca de cada ciudad. Y solo digo “parece” porque no tuve tiempo de salir a ver alguno de ellos. Usé todo mi tiempo para poder sacar a Danielle y compañía.
 
—Rein me dijo que él fue quien salvó a Charlotte.
 
—Lo hizo —ella contestó—, más no significa que Damian no puso su parte para salvarnos.
 
—Hmm… —habló a su nieta—, ¿viste algo del sitio?
 
—No, abuelo. Estuve encerrada en un lugar oscuro todo el tiempo.
 
—Extraño, ¿qué hay de ti, chico? Dices que pasaste por el campamento.
 
—Así es. Edward quiso convencerme de sus ideas locas de volver a empezar otro imperio, cómo fue adoptado de una tribu, que leyó historia oculta y demás cosas.
 
—¡Válgame! —suspiró—. Imagino que te dijo de muchas cosas que se perdieron tras la guerra, ¿no?
 
—Algunas cosas, sí. Me ofreció incluso que me uniera, pero le dejé en claro que no lo haría. Podría haberlo matado en ese tiempo, pero… —se avergonzó de admitirlo.
 
—¿Pero qué? —rabia empezó a salir del rey ante la idea de que ese muchacho podría haber acabado todo y lo hizo.
 
—Dijo algo de mi padre, que él podría matarlo con más facilidad que yo. Luego me quedé nervioso porque no sabía nada de él. Luego me drogó y terminé en el complejo subterráneo. Ahí me dio un ultimátum: o me unía a ellos, o salvaba a todos y corría el riesgo de morir. Ya sabe qué decisión tomé. Y sí que fui por un montón, necesité incluso ayuda de los demás para poder salir.
 
Jacob estaba indignado por eso. Tanto tiempo y la familia de Damian no se había dignado en explicarle algo al muchacho. Se dio una palmada en la cabeza y empezó a gruñir de estrés.
 
—Voy a llamar a tu madre y a tus tíos.
 
—¿Mis tíos?
 
—¡Arthur y Conan! Esos dos son tan culpables de esto como Elizabeth. ¡Qué desastre han dejado!
 
—Por favor dígame lo ocurrido, mi lord.
 
—Debería soplarte todo lo que ellos te han escondido, chico, pero no lo haré sin primero darles a ellos su merecido reproche. Además, esto es por no querer meterme en problemas con la corona de Zephya, pero necesito que me acompañes al Castillo Real y que luches contra Reinhardt como él quiere.
 
—Abuelo, eso es una estupidez, ¿cómo se te ocurre algo así? —Charlotte quería impedir que su novio saliera más lastimado.
 
—Está bien —el muchacho accedió—. Puedo hacerlo entrar en razón.
 
—Buena suerte con eso —se burló de la idea—. No lo hagas. Es más fácil que descanses para que puedas irte y buscar a Laura Blaise.
 
—Esperen —Jacob los interrumpió—. ¿De qué están hablando?
 
—Lo explicaré fácil, su majestad. El complejo que usaban el Equipo Anarquía al parecer era propiedad de la familia Blaise. Según mis compañeros, Carmilla trabaja con ellos, y les entregó el lugar entero.
 
Semejante cosa dejó sorprendido al monarca, quiso intentar negarlo, pero algo apareció en su mente que le obligó a seguir esa idea.
 
—Esa mujer nunca fue muy social a comparación de su hermano, Jonathan. Ese complejo lo usaban para hacer pruebas con diversas estaciones de metro, de cierta forma, aunque hubo algunas ocasiones donde se usó para fiestas lujosas. Alguna vez quise comprarlo para establecer reservas de comida, pero la familia murió antes de poder concretar un trato. Carmilla jamás me permitió tenerlos.
 
—Imagino que también sospecha, de ella, ¿verdad?
 
—Claro. ¿Quiénes son los compañeros que escucharon semejante cosa?
 
—Son los pandilleros con quienes salimos. No se deje llevar por sus apariencias. Esos tipos no tenían nada qué hacer ahí, y cuidaban de Laura Blaise, así que su presencia solo puede tener algo qué ver con esa señora.
 
—Hmm… dejaré que el comisario los interrogue, pero no dudes que vaya a enviarte a investigar.
 
—Ya planeaba hacerlo.
 
—Entonces no se diga más —Jacob se levantó—. Acompáñame al castillo, vamos a resolver esto de Reinhardt rápido —luego miró a su nieta—. Vuelve con tus amigos, vas a seguir con ellos hasta que tu padre vuelva.
 
—¡Oigan, debo ir! —Charlotte quiso insistir, y abogó por ello—. Damian, deberías descansar siquiera un poco antes de ir por esa chica. Sé que mi abuelo y tú dirán que “estoy lastimada”, pero yo no iré a ningún lado mañana. Es mejor si me dejan hacer esto. Además, soy yo quien rompió con Rein, así que la responsabilidad de esta pelea es mía.
 
El entrenador tuvo un encuentro de miradas vergonzoso con el rey. Ninguno podía poner mucha objeción, siendo que ella continuaría insistiendo. Ambos suspiraron antes de responder.
 
—Okay, hazlo. —el abuelo le dijo.
 
—Yo estaré viendo en caso de que las cosas se pongan mal —Damian añadió—. No lo dudes.
 
—Te diría que no exageres —la princesa contestó—, pero conociendo a la ironía, aceptaré que vengas.
 
De ahí, los tres se fueron al castillo.

Por su parte, los adinerados aún esperaban a su turno, el cual apareció repentinamente.
 
—Es su turno, niños. —el comisario los llamó.
 
—Un segundo, ¿a dónde fueron Damian y Charlotte? —Ron notó su ausencia.
 
—Se fueron a resolver unos asuntos personales con el rey.
 
—¡Puras tonterías! —Mike se quejó—. ¡Quería sacarle todo a ambos!
 
—Ya podremos sacarles todo después —Dani explicó—. Aunque ciertamente, pienso que ya no vale la pena… —pensó en algo duro que todavía no podía sacar de su pecho.
 
—¿Te preocupa que puedan sentirse humillados?
 
—Aquí será otro al que humillarán. —una voz ajena apareció.
 
El grupo volteó hacia una entrada de la comisaría. Todos vieron a Hiram Abbeystead acompañado por Magnus. El magnate vio a todos con una decepción igual o peor, a lo cual, el grupo solo inclinó sus cabezas.
 
—¿En serio? —el gordo los incitó a reaccionar—. ¿No van a decir nada?
 
—Tenemos un interrogatorio, míster —Mike respondió—. Una cosa a la vez.
 
—Entonces querrás tener tu castigo sin que algo más pase.
 
—Sí. Pero eso es siquiera asumiendo que soy de alguna forma, más deshonesto que usted.
 
—Ya veremos…
 
Nadie dijo nada más, solo permitieron que el interrogatorio ocurriera con todos. Se sentía de cierta forma, como un día de negocios saturados, donde los compromisos eran tan estresantes que, de cierta forma, era imposible sentir miedo en un momento aterrador.
[Imagen: l1Mexwv.png]
Best Friends
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)
task