Oneshot- Tu presencia

ExtensiónOneshot
Extension larga
FranquiciaCoregames
GéneroAmistadRomance
Resumen

Hay demasiada gente. Y se supone que él no debe estar aquí. [TrickyShipping - Lance & Lyra]

#1
Una multitud de ojos -personas y pokémon- se concentraron en ella; las cámaras al fondo, los micrófonos a su lado, todos en silencio, sin embargo su mirada se desviaba constantemente hacia un punto alejado de todo aquello con el fin de concentrarse en su discurso, en su propio mensaje, y no en que le tiemblan ligeramente las rodillas.

Se acerca al podio con cautela, toma un poco de aire y llenar sus pulmones de valor ante aquellas miradas. Ser el centro atención de esta manera no era para nada lo que esperó una vez se coronó como la vencedora de la Liga de Johto y Kanto.

Pero ahí está, en un vestido de gala y sola entre tanta gente.

Su voz sale como un hilo lleno de timidez que poco a poco gana fuerza a medida que entre ellos logra distinguir a la figura del ex campeón, ¿realmente es Lance quien se escabulle entre la muchedumbre? Puede ver su cabello entre las cámaras del fondo.

Continúa con su discurso de agradecimiento, olvida a las miles de personas y procede a presentar a su equipo pokémon, cada integrante de su equipo estaba orgulloso junto al listón en reconocimiento por el logro, Lyra puede verlo en sus ojos; todo el entrenamiento valió la pena.
Los aplausos se hacen presentes, las felicitaciones llenan el salón y por fin puede sentirse más tranquila.

Le busca, entre toda la gente, pero ya no le ve.

¿Lo habrá imaginado?

Tal vez.

.

Lorelei suspiró el notar la mueca de fastidio en el rostro de su compañero de trabajo. Desde que la campeona había bajado del escenario no le habían dado un solo segundo de paz, entre las preguntas de los periodistas, celebridades, busca talentos y otros entrenadores talentosos, no había segundo en que un grupo considerable de personas estuviese ahí para robarle su tiempo.

Y ella tan amable aunque nerviosa, respondía a lo que podía.

En la pared, Lorelei toma un poco de champaña, cerca de la ventana por la cual tiene una vista privilegiada del salón principal y de Lance, quién intenta en vano de mantenerse oculto.

—Deberías ir a sacarla de ahí, parece agobiada.

Toma un sorbo de su copa de champaña, escucha un quejido de sorpresa aunque el otro no se ha movido de su lugar.

—Aunque, es más curioso el hecho de que tú estés aquí —a pesar de que rechazó la invitación al banquete, esta era una mesa formalidad para la prensa de ambas regiones, la elite no tenía la obligación pero a Lorelei le gustaban las fiestas. —¿Ella te ha dejado una buena impresión?

Y ese es su intento número quince de la tarde en tratar de entender cómo es que el ex campeón pasó de contarle anécdotas de una entrenadora interesante a ponerse tenso cuando le preguntaban por ella.

—Deja de hablar como si lo supieras todo —responde por fin, su mirada no se ha despegado de Lyra.

Lorelei solo puede reír internamente cuando logra que la mirada de ambos se crucen entre tanta gente.

Una corriente de aire helado acaricia la nuca de Lance en el momento en que la sonrisa incomoda se transforma en un solo instante en una de alegría, como si hubiese encontrado algo que hace mucho perdió y por fin había vuelto a sus brazos.

—Permiso —Lyra rechaza la compañía de los reporteros, hábilmente se escabulle entre los micrófonos, esquiva a un segundo grupo de entrenadores bastante famosos y logra llegar a aquel rincón del salón con su mirada fija en su objetivo.

Lance.

Por fin lo encontró.

.

—¿Sabes? Hay muchísima gente aquí, pero hace tanto frío —susurra con temor a que otros le escuchen. Él la mira en silencio, mantiene su distancia a pesar de que algo le dice que debería ir a abrazarla.

Pero hay demasiada gente.

Y se supone que él no debe estar aquí.

Ambos se han retirado a un balcón, la noche está a punto de caer sobre los cielos de la meseta, pocos son los rayos de sol que aún se cuelan entre las copas de los árboles. Lorelei tuvo que ir a distraer a los reporteros con tal de darles un tiempo a solas.

—La sima suele ser un lugar solitario —Lance se afirma en el barandal, se sorprende al escuchar una risa bajita de parte de ella.

—Lo dices por la experiencia ¿no?

Él sonríe, ella lo toma como un sí.

—Pero tienes a tu equipo pokémon —Lance suspira y en su mente aparece el amigo de la infancia de Lyra cuyo nombre omitió de sus recuerdos.

Lyra asiente, aunque no es la respuesta que necesitaba en esos momentos, tampoco es el camino por el que está tratando de guiar la conversación, hace un mohín mientras afirma su rostro en sus manos.

—¿Por qué no querías venir? —después de un largo silencio, ella soltó su inquietud.

—Tenía asuntos importantes —miente, los nervios le abrumaron luego de recibir la invitación a la ceremonia y tener que volver a ver a Lyra luego de aquello.

—¿Es por lo  que te dije no?

Sí, lo es. Piensa Lance, por supuesto que ella lo sabe, ambos lo saben pero él no quiere decirlo en voz alta. Se pone nervioso, siente que después de esas palabras su mente confirmó una serie de sentimientos que ignoró deliberadamente.

Por qué ¿estaba bien todo eso?

—Yo no tengo una respuesta a eso —y omite deliberadamente la palabra confesión.

—No esperaba una —le corta Lyra, dejando de mirar al horizonte y centrándose en Lance, sólo para reafirmar su punto cara a cara—, sólo quiero que lo sepas.

Lance sonríe, recordando que fue lo que le llamó la atención la primera vez que le vio durante su viaje, esa mirada llena de determinación. Verla combatiendo era todo un espectáculo, y él tuvo la suerte de luchar a su lado.

Pudo verla crecer y mejorar como entrenadora, enfrentarse al Team Rocket, defender a los pokémon y alzarse con el título de campeona en la región que los vio nacer a ambos, más enfrentarse a ella en la cima de la Liga Kanto tiempo después, cuando le perdió la pista, fue un balde de agua fría.

No sólo había mejorado, era un estilo de batalla en sí mismo.

Pero sobre todo ella. Lyra. El porte, la manera en que se plantó delate de él con una pokeball en mano y una sonrisa en su rostro, la seguridad, la emoción, la adrenalina que llenó el salón de combate, todo en conjunto creó un ambiente único.

Fue una batalla maravillosa, y por sobre todo, fue maravilloso volver a verla tan cambiada pero con la misma poderosa presencia.

—Además, conquisté dos ligas, no me rendiré contigo.

—Estaré esperando entonces —Y se demora demasiado en decirle esto, sin darse cuenta ella está a solo medio metro de distancia.

Escuchan ruidos detrás de ellos y al voltear notan como los medios de comunicación dejaron de lado a Lorelei para ponerse en busca de la nueva campeona.

Lyra hizo una mueca de disgusto, realmente n quería volver a entrar, aquella enorme sensación de frío se había ido en el instante en que cruzó miradas con Lance, sí volvía con ellos la sensación volvería ¿no?

Antes de que pudiera protestar y antes de que ellos cruzaran las puertas de cristal que los separaban de la figura de la campeona, su mano fue tomada con cierta fuerza y con un ligero toque de duda.

Lance la atrajo en un rápido movimiento levantando parte de su cuerpo a centímetros del suelo.

¿Cuándo sacó a sus Dragonite de la pokeball?

Un momento.

¡Va a saltar por el barandal!

—¿Qué…?

—Estas cosas no son para entrenadores como nosotros —y sonríe con descaro, sus piernas se flexionan sobre la baranda de madera y salta.

Cae sobre Dragonite, Lyra se aferra a su ropa por el temor de separarse del agradable calor de Lance, lo disfraza de miedo a caer aunque, sabe con certeza que él no permitiría eso.

—¡Está…!

—¡Se lleva a la campeona!

—No puede ser…

Lo último que las cámaras graban es a un enorme Dragonite con dos de los entrenadores más fuertes de las regiones de Kanto y Johto, alejándose hacia algún rincón de la región mientras el manto de la noche y la poca iluminación en la cima de aquel cerro les impide distinguir a ambas figuras.

Lyra no se suelta de su agarre, sabe que no va a caer y que Dragonite es confiable, pero no siente la necesidad de alejarse aún de la presencia de él. Lance no parece molesto por esto, y se permite disfrutar de su compañía.
Mostrar The Ineffable Plan
[Imagen: tumblr_pt4lj24SSY1tdwtzro3_r4_540.gif]
 0  0  0  1  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#2
Me meto a Discord temprano por la mañana.

Veo en el canal del foro que se ha subido este fic.

Yo:

Mostrar
[Imagen: jHsqnAQ.gif]
[Imagen: RuZWhtx.gif]
[Imagen: sKMXi4J.gif]
[Imagen: xzzf62K.gif]
Mientras lo estaba leyendo:
Mostrar
[Imagen: G4DlxQW.jpg][Imagen: NZIoXyD.jpg]
[Imagen: KDIBGRz.gif]
Cuando lo acabé:
Mostrar
[Imagen: 5geRwSW.jpg]
[Imagen: PNSNLOi.jpg]
AGHSJDKLSKJAHGGHSJKD AAAAAAAAAAAAHHHHHHHHH No sabes CUÁNTO pero CUÁNTO lo disfruté. Omg es que fue tan GENIAL en todos los sentidos. Sí me imagino a Lira estando nerviosa al tener que hacer frente a las cámaras cuando hasta entonces había vivido una vida más o menos tranquila, sí me imagino a Lance haciéndose el medio difícil que dice que no va a ir pero luego sí, sí me imagino que sigue haciéndose el medio difícil/tiene dudas cuando no le da una respuesta a Lira en cuanto a la confesión. Pero al final, cuando de verdad importa, cuando la puede ayudar, saltan juntos y huyen en Dragonite bajo el cielo nocturno huyendo de las cámaras.
 
(05 Aug 2020
12:01 AM)
Nathy Marisson escribió:
—Estas cosas no son para entrenadores como nosotros —y sonríe con descaro, sus piernas se flexionan sobre la baranda de madera y salta.

ASDFGHJHGFDSA NO EN SERIO ES PRECIOSO. PRECIOSO. SE VAN SOLOS EN MITAD DE LA NOCHE SOBRE UN GRAN POKÉMON AGSHDJFK YO ASÍ NO PUEDO.
 
(05 Aug 2020
12:01 AM)
Nathy Marisson escribió:
—Además, conquisté dos ligas, no me rendiré contigo.

Me encantó. O sea me encantó. Por ahí tengo un headcanon de que por x o y razón Lance no acaba de decidirse y Lira no se rinde, tiene claro lo que quiere y va a luchar por conseguirlo, y si él tiene dudas ella se va a encargar de darle las respuestas. Últimamente estaba en un momento en el que me los imaginaba muy pastelosos así que este fic ha sido un agradable cambio. El título me pareció muy lindo, me gustó muchísimo la personalidad que le diste a los dos personajes, y eso me dio inspiración para hacer más fics de ellos desde otra perspectiva. Muchísimas gracias por este bello relato, ten por seguro que lo guardaré como si fuera un tesoro durante mucho tiempo.

P.D.: Btw no sé si lo viste, a lo mejor sí, pero hace unos días subí el fic del Marissonshipping que me tocaba hacer. Este es el enlace por si se te pasó.
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#3
Bien logrado por Lance. No se iba a aguantar las reacciones del público, así que su mejor decisión fue llevarse a Lira. Aunque parte de mí no puede evitar imaginarse a la prensa exagerando las cosas.
Rompe mi armadura si quieres. Al final, terminarás arrepintiéndote de hacerlo...
[Imagen: IIhG3l7.gif]
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#4
Lance potato.
Bueno, no potato, pero Lance se come demasiado la cabeza; me imagino que se pregunta el qué dirán y como el nuevo puesto de Lira pudiera afectar. Aunque el final está lindo porque después de tanto sobrepensar tiene ese momento de "fuck it, vamos hacia el horizonte de todos modos(?)", aunque es una acción más traviesa que romántica, dejando esa promesa de Lira de que no se va a rendir hasta que le diga que sí.
[Imagen: iSs3j2Q.jpg] 
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)