Longfic- Pokémon: Una nueva aventura

Extension largaLongfic
FranquiciaOriginal
GéneroAmistadSuperación
Resumen

La aventura de un chico solitario y amargado que irá conociendo a personas que poco a poco le sacarán de ese agujero y enfrentará incontables desafíos

#1
Mostrar Índice
Prólogo: Un solitario chico
Capítulo 1: El día que lo inició todo
Capítulo 2: Nuevos compañeros y el inicio del viaje
Capítulo 3: Pequeños conflictos
Capítulo 4: El nacimiento de una dura rivalidad
Capítulo 5: Revelaciones

Mostrar Fichas de personajes
[inspoiler=Pablo]
Nombre: Pablo
Edad: 12
Altura: 1,30
Apariencia: Pelo negro muy largo recogido en una coleta, ojos azules, su vestimenta consiste en zapatos deportivos negros, pantalones largos de color negro, una camiseta interior negra y encima una chaqueta también negra
Personalidad: Tiene una personalidad fría y distante, prefiere evitar toda relación con otras personas
[/inspoiler]
[inspoiler=Sally]
Nombre: Sally
Edad: 12
Altura: 1,40
Apariencia: Pelo castaño claro corto, ojos azules, su vestimenta consiste en botas color morado, pantalones vaqueros azules, pero lo suficientemente flexibles para dar libertad de movimiento, una camiseta negra y, sobre esta, un vestido sin mangas color amarillo con una extensión que llega hasta sus rodillas junto a un cinturón donde llevar sus pokéballs
Personalidad: Tiene una personalidad amable, siempre dispuesta a ayudar a los que lo necesitan, es muy calmada e inteligente tanto mental como emocionalmente[/inspoiler]
[inspoiler=Lans]
Nombre: Lans
Edad: 10
Altura: 1,35
Apariencia: Tiene el pelo negro un poco en punta, ojos castaños, su vestimenta consiste en unas gafas de aviador colgando de su cuello, camiseta interior negra, una chaqueta de chándal corta color rojo con dos rayos azules colocados en la zona de los bolsillos en la zona abdominal, unos pantalones color gris y zapatos completamente rojos
Personalidad: Tiene una personalidad seria y calmada, si tiene que decir algo no se guarda nada de lo que tenga que decir, al igual que su hermana es muy inteligente, pero también muy curioso, en especial por los dispositivos electrónicos[/inspoiler]
[inspoiler=Mega]
Nombre: Mega
Edad: 10
Altura: 1,35
Apariencia: Pelo castaño oscuro corto y liso, ojos castaños su vestimenta consiste en unos zapatos azules con toques blancos, pantalones color azul oscuro, una camiseta interior negra, una chaqueta de chándal blanca con un patrón azul que asciende por toda la cremallera hasta el cuello y de ahí a sus mangas totalmente azules y una gorra azul con el dibujo de una pokéball blanca en ella
Personalidad: Al igual que su hermano cuenta con una personalidad seria y tranquila, nunca se guarda nada de lo que tiene que decir, también es muy inteligente, pero al contrario que su hermano no tiene ese nivel de interés por los dispositivos electrónicos, prefiere entrenar a sus pokémon
[/inspoiler]
PRÓLOGO
 
Un solitario chico.

 Ciudad Luminalia, una cálida ciudad famosa por su gran iluminación en toda la ciudad, excepto para un chico, a pesar de ser una noche cálida su pecho se sentía frío, a pesar de estar rodeado por la blanca luz de las farolas, los colores neón de tiendas y carteles publicitarios no era capaz ver ese baile de colores, sus pasos se sentían pesados, su mirada apagada desentonaba con el brillo de tan hermosa ciudad. Parecía que caminaba sin rumbo por la ciudad, pero no era así, solo buscaba un lugar donde pasar la noche ya que, al día siguiente sería un día especial para cualquier joven de su edad pese a que su corazón no albergaba el mismo sentimiento que todos esos jóvenes llenos de sueños.

 Su caminar se detuvo frente a un rojo edificio con una de tan famosas esferas sobre la puerta para señalar el lugar de descanso para los viajeros como él y las maravillosas criaturas que también habitaban ese mundo. Sin ánimos el chico solo se limitó a cruzar por la puerta que se abrió a su paso y se dirigió a la recepcionista de pelo rosa que permanecía sonriente en su puesto siempre dispuesta a ayudar a cualquiera que cruzara esa puerta en busca de ayuda. –Una habitación por favor. – Fueron las palabras que salieron de la boca del chico en un tono apagado, pero sin dejar atrás la cortesía. Tras esto la amable recepcionista que también era quien se encargaba de atender a los heridos que llegasen a ese edificio le dejó una llave para una de las habitaciones donde podría pasar la noche –Gracias. – Fue lo único que salió de su boca al tomar la llave de su habitación y dirigirse donde le indicó la amable mujer que le atendió.

 La habitación era simple, una cama sencilla con una mesilla de noche, un pequeño escritorio que también contaba con una lamparilla para alumbrarse y un cuarto de baño. El chico se limitó a soltar la goma que mantenía su pelo negro en una coleta y agitó su pelo para sentirse más cómodo, dejó su negra mochila con toques azules a los pies de su cama y tomo dos esferas del tamano de canicas que, al pulsar el botón que poseían se agrandaron al unísono para luego abrirse por la mitad liberando dos aces de luz que materializaron dos criaturas, una tenía el aspecto de un chacal bípedo del tamaño del chico, con pelaje azul en brazos y cintura, el pecho tenía un mayor pelaje de color amarillento además de un pico de acero, sus patas que hacían la función de manos eran negras con un pico del mismo material que el del pecho en el dorso de la pata, tambien tenía un patron negro en su rostro que hacía la función de máscara además de contar con dos apéndices en forma de gotas que colgaban de la parte posterior de su cabeza, la otra criatura era una larva con un pelaje blanco y cinco apendices alrededor de su cabeza que con solo acercar la mano se podía sentir el calor que producían. –Lucario, Larvesta descansar, mañana nuestro viaje iniciará de verdad, demostraremos a todos nuestra verdadera fuerza. – Sus palabras, a pesar de tener un tono apagado también denotaban cierta ambición en su objetivo, un objetivo a cumplir junto a sus compañeros, ambas criaturas conocidas como pokémon se limitaron a asentir viendo fijamente al que todos toman por su entrenador, pero para ellos ese chico era algo más que un entrenador ordinario, era su amigo, un amigo con el que pasaron muchas experiencias antes de llegar al lugar donde están ahora.

 El chico solo se limitó a dejarse caer en su cama para poder descansar mientras el Lucario se sentó cruzado de piernas al lado de la cama y la Larvesta se subió a la cama del chico acostándose con él y empezando a emitir calor de su cuerpo intentando que el chico pudiese sentir algo de calidez, el sueño se apoderaba de los tres mientras cerraban sus ojos para descansar y poder tener energías para iniciar el día siguiente, un importante día que marcaría el resto de sus días.

Mostrar Notas del autor
¿Qué estabas haciendo hace 2000 días? En mi caso iniciar mi trayectoria como escritor de fanfics de pokémon, una trayectoria que se truncó en 2018 por falta de ánimos que hoy, y esperemos que durante un largo tiempo vuelvo con energías renovadas y un fanfic renovado, en principio actualizaré una vez por mes, si mis estudios lo permiten, esperemos que tenga un buen apoyo. Dudas, sugerencias y correcciones será aclarado en el capítulo 1 que se subirá el lunes 25 de octubre. @"Maze" espero que la forma en que he puesto todo sea la correcta, si tengo que hacer algún cambio házmelo saber y cuando pueda lo haré dentro de esta semana.
Y bueno, esto ha sido todo espero podáis disfrutar de los próximos capítulos de este original.
Adiós y que el aura esté con vosotros.
 0  0  0  1  0  0  0  0  1  0  1  0  0
Responder
#2
Pokémon: Una nueva aventura

Capítulo 1: El día que lo inició todo

Los rayos de sol de la mañana atravesaban la ventana provocando que los párpados del chico empezasen a temblar ante la pequeña molestia que esto le producía, causando su despertar.

–Amaneció. –Comenta mientras se cubre su rostro con su mano derecha ante la molestia producida por la luz matutina.

Tras despertar no perdió más tiempo y se levantó junto a sus pokémon, como se tiró sin más a la cama la noche previa no tuvo que alistarse demasiado, se limitó a recoger su pelo con la goma que dejó en el escritorio, tomó su mochila y salió de la habitación listo para empezar su día.

–Hoy será el día en que todo empiece a cambiar. –Apretando su puño con decisión, tras desayunar y entregar la llave de su habitación a la recepcionista del centro pokémon salió por la puerta del centro listo para iniciar su nueva aventura.

Al salir miró todo su alrededor, todo se veía de forma totalmente diferente a la noche, pero aún así no era suficiente para los ojos de ese chico, para él la ciudad y todo lo que le rodeaba, al igual que sus ojos se seguía viendo sin brillo alguno, pero no le importó, estaba ya acostumbrado por lo que no perdió más tiempo y fue en dirección a un mapa informativo de la ciudad para saber en donde se encontraba el edificio que necesitaba encontrar como primer paso para iniciar su aventura.

No le tomó mucho tiempo encontrarlo en el mapa por lo que revisó cual sería la ruta más rápida hacia su destino e inició su caminar.

Su caminar se detuvo frente a un edificio que se diferenciaba de los altos edificios que lo rodeaban, la entrada estaba vallada con dos grandes pokeballs de piedra a cada lado de la primera entrada, tras observar un poco la fachada del edificio continuó su paso y abrió la puerta de entrada que por el día permanecía abierta para todos los que necesitasen entrar.

Tras cruzar la puerta observó todo el lugar, el suelo enmoquetado, las escaleras que se alzaban frente a él para llegar al primer piso y ciertas fotografías de más de las criaturas que habitaban ese mundo.

–¿Puedo ayudarte en algo? –Una voz en tono alegre lo sacó de sus pensamientos y dirigió su mirada al final de las escaleras donde una mujer joven, pelirroja con una boina y ropas color verde cargando unos libros lo observaba desde el final de las escaleras.

–Busco al profesor Ciprés. –Respondió el chico observando a la mujer que, tras la respuesta se despidió con un “voy a buscarlo” en un tono alegre caminando en la dirección donde ella sabía que se encontraba la persona a la que buscaba.

Mientras esperaba un sonido lo sacó de sus pensamientos, era la puerta del laboratorio abriéndose para que un grupo de tres personas entrasen. La primera; una chica de un corto cabello castaño claro cuya vestimenta consistía en una prenda superior color amarillo con una extensión ligeramente más estrecha en la parte frontal y trasera que colgaba hasta sus rodillas, mangas cortas de color negro y un cinturon donde llevar las pokeball, mientras que la prenda inferior eran unos pantalones azules y un par de botas moradas.

Tras ella estaban dos chicos de ligeramente menor estatura, uno con el cabello color negro algo alborotado notándose unas gafas de aviador colgando de su cuello y una vestimenta algo más simple, siendo una chaqueta de chandal corta color rojo con dos rayos azules colocados en la zona de los bolsillos y unos pantalones color gris; el otro chico poseía un cabello castaño oscuro algo más ordenado vistiendo de igual forma una chaqueta de chandal corta color blanco con un patron azulado que ascendía por la cremallera y al llegar al cuello donde se dividía en dos franjas para volver las mangas de la chaqueta azules contando también con dos dibujos en los bolsillos, en su caso consitían en dos gotas que recordaban a los apendices del compañero pokémon del chico además de unos pantalones azul oscuro.

–Oh, hola. –Saludó en un tono dulce la chica del grupo, para recibir un seco “hola” como respuesta del chico que esperaba la llegada del profesor pokémon.

–Vaya, que hablador. –Comentó de forma irónica el chico de pelo alborotado tras escuchar cómo respondió a la chica que los acompañaba, causando una mueca de molestia hacia el chico que observaban.

–Vamos, no seas así. –Respondió la chica a su compañero mientras caminaba hacia el primero en llegar. –Mi nombre es Sally y ellos son mis hermanitos Lans y Mega. –Sin dejar su tono animado y amable la chica se presentó a ella misma y a los que eran sus hermanos pequeños, siendo Lans el chico de cabello alborotado y Mega el que poseía un peinado más ordenado. –Viniste a recibir a tu primer pokémon ¿A qué sí? –Sin dejar de ver al chico dedujo la razón por la que estaba ahí, siendo que acertó de lleno en su deducción al recibir un simple asentimiento del chico.

–Aunque no se le ve muy emocionado. –Añadió el castaño al notar que el rostro que observaban no se veía emocionado, a diferencia de otros jóvenes en la misma situación. –Por cierto, normalmente cuando se presentan ante ti también deberías decir tu nombre. –Ese comentario molestó un poco más al de larga cabellera, ya que él no quería presentarse ante unos desconocidos y mucho menos sin que él llegase a conversar con ellos en primera instancia.

El portador del Lucario estaba por decir algo, cuando una voz cordial les llamó a todos la atención, levantando la vista hacia el final de las escaleras, observando a un hombre que, pese a superar los cuarenta años seguía manteniéndose joven, vistiendo una bata blanca de laboratorio y unos pantalones vaqueros de color azul. El hombre descendió las escaleras prestando especial atención al grupo de tres que recién había entrado, los tres hermanos saludaron en un tono más amistoso al profesor Ciprés, mientras este cuestionaba su estadía en la región, recibiendo la respuesta de que decidieron iniciar su viaje por la región de Kalos.

–Disculpe. –Interrumpió el chico para llamar la atención del profesor. –Vine porque quiero iniciar mi viaje como entrenador. –Añadió para luego ver a los pokémon que lo acompañaban. –Ellos han sido mis compañeros por mucho tiempo, no sé si eso sea un impedimento para recibir mi primer pokémon. –Tras ese último comentario el profesor negó que fuese un impedimento, pero había un problema.

–No pasa nada, muchos entrenadores vienen a iniciar su viaje con algún compañero que estuvo con ellos desde siempre. –Tras esta aclaración del profesor Ciprés los tres hermanos esbozaron una sonrisa que el chico no percibió. –El problema es que hace un rato llegaron tres entrenadores y se llevaron a los tres iniciales que tenía preparados por lo que no tendré preparados otros pokémon iniciales hasta dentro de dos días. –Ese comentario sentó como un jarro de agua fría al chico, llevaba mucho tiempo esperando su oportunidad, incluso trató de ser rápido en llegar al laboratorio, para que ahora no pudiera recibir a su inicial.

Al notar cómo le afectó el comentario al chico, la chica llamada Sally se acercó al profesor en busca de una solución. –Disculpe profesor ¿No tiene otro pokémon que pueda tener como inicial? Estoy segura que aunque no lo parezca por dentro debe estar emocionado por tener un pokemon inicial con el que iniciar su viaje. –Esta sugerencia de Sally hizo sonreír a sus hermanos al demostrar de nuevo el buen corazón que poseía la fémina, mientras que el chico, pese a no querer mostrarlo, ya estaba algo molesto por la ayuda que brindaba esta, sentía que se había apiadado de él.

El profesor se mostró dubitativo, pero admitió tener algo para el chico, pese a que notoriamente fuese algo de lo que no estaba muy seguro, aún así pidió que lo acompañasen a una zona del laboratorio que parecía un invernadero con un alto techo de cristal donde había un hábitat perfecto para los pokémon que residían en el laboratorio, ahí dejó ver a una rana azul de grandes ojos con una pequeña bufanda blanca hecha como de burbujas parada en dos patas mientras golpeaba el tronco de un árbol para dar un gran salto hacia atrás y con sus patas delanteras lanzó dos bolas de burbujas provenientes de su cuello que se pegaron totalmente al árbol dejando a los hermanos asombrados y llamando la atención del chico. –Él es Froakie, el inicial de tipo agua, el problema es que él siempre estuvo obsesionado con entrenar hasta el punto de ser demasiado fuerte para ser un inicial, tres entrenadores intentaron llevárselo, pero lo devolvieron debido a que Froakie era demasiado orgulloso y no era capaz de seguir las indicaciones que le daban. –Explicó el profesor la situación del pokémon que, al notar al grupo se limitó a observarlos mientras el chico dio un paso adelante aceptando la responsabilidad de tomarlo como su inicial.

–Lo haré, no me importan esos detalles, solo quiero poder tener un inicial para iniciar mi viaje. –El comentario de chico, ciertamente demostraba algo de hambre de desafíos, uno que estaba dispuesto a aceptar.

Por lo que tras esto, el profesor salió del invernadero un corto periodo de tiempo para regresar y entregar al chico la pokéball de Froakie, además de un juego de cinco pokéball y el dispositivo con el cual le permitiría identificar a cualquier pokémon del que buscase información.

–Aquí tienes, la pokéball de Froakie, cinco pokéball extra y la pokédex. –El profesor entregó dichos objetos al entrenador que empezaba a iniciar como entrenador pokémon, al nombrar la pokédex se pudo notar que era un dispositivo móvil color azul oscuro y, de uno de los focos de iluminación apareció un rayo de energía eléctrica que se introdujo en el dispositivo provocando que este de encendiese y cambiase levemente de forma. en la parte superior emergió una protuberancia en forma de rayo y en la parte trasera dos ojos ovalados verticalmente y una boca sonriente se hicieron presentes. –Esta es una Rotomdex, en ella no solo podrás disponer de la información de todos los pokémon conocidos hasta ahora, sino que también podrás guardar tu información como entrenador y conectarte a internet en casi cualquier lugar de la región. –La explicación fue clara, gracias a ese dispositivo podría disponer de muchas más funciones a de las que disponían las pokédex antiguamente. –Por cierto, aún no me has dicho tu nombre. –Mientras observaba a Pablo tranquilamente introducir su información como entrenador en la Rotomdex aprovechó la oportunidad para conocer el nombre del joven ya que, con todo lo que sucedió, no tuvo ocasión de tener las debidas presentaciones.

–Me llamo Pablo. –Respondió el chico revelando a todos los presentes su nombre.

–Bien Pablo, pues mucha suerte con Froakie y en tu viaje, ya eres un entrenador pokémon. –Tras saber su nombre el profesor Ciprés se dirigió al chico en un tono animado alzando los brazos, dándole la bienvenida al inicio de su viaje como entrenador.

–Bien. –Dijo el chico para luego ver al Froakie. –Supongo que juzgas a tus entrenadores para ver si son dignos de tu confianza, por lo que tendré que ganarme tu confianza. –Finalizó viendo al Froakie fijamente mientras este le daba una mirada desinteresada.

–Oye, ¿Qué te parece un combate para que Froakie y tú vayáis estrechando lazos? –Este ofrecimiento por Lans llamó la atención tanto de Pablo como del Froakie mientras sus hermanos apoyaban su iniciativa.

–¿Y contra quién sería? –Preguntó el aludido viendo a los hermanos preguntándose quien sería su oponente.

–¿Qué te parece una battle royale? –Ofreció Mega dejando totalmente en duda a Pablo sobre lo que era ese formato de combate.

CONTINUARÁ...

Mostrar comentarios del autor
perdón por el pequeño retraso, tuve dos días ocupados, aquí está el primer capítulo de este original que espero disfruten, correcciones dudas o sugerencias pueden comentar y responderé en el siguiente capítulo. Esto ha sido todo, si os gustó el capítulo podéis dejar una reacción y un comentario. Un saludo y nos vemos a la próxima.
Adiós y que el aura esté con vosotros.
 0  0  1  1  0  0  0  0  1  0  0  0  0
Responder
#3
¡Buenas! No te vi antes por el foro, así que bienvenido. Primero que nada, y más allá de que nos gusta que te animes a compartir tu historia en la sección de fics, quiero invitarte también a presentarte con el resto de usuarios así sabemos más de vos y de tus gustos. Conocer al autor también nos ayuda a tener un acercamiento diferente a la historia, porque así nos damos una mejor idea de qué quiere contarnos. Tenés varias opciones:

a) Tema de presentación estándar para darte la bienvenida, en el subforo correspondiente.
b) Tema de CuevaDex, donde se te da una lista de preguntas para que te explayes más sobre vos y tus pokegustos en general.
c) Tema de Fichas de Entrenador, donde podés detallarnos todavía más tus gustos y tu forma de encarar el Mundo Pokémon. Aunque, eso sí, esto es mucho más específico, pero siempre es divertido pispear las fichas de los demás. xD!

Ahora sí, pasemos a tu fic.

Se ve que tenemos el esquema clásico del viaje por una región, aunque con alguna variante como que el protagonista se ve especialmente retraído y malhumorado. Parece que hace más el viaje para probarle algo al mundo que para divertirse o tener una gran aventura. Asimismo, acá el prota Pablo ya tiene dos pokémon propios antes de empezar siquiera, y son dos bastante difíciles de conseguir y entrenar. ¿Cómo llegó un supuesto novato a estar acompañado por un Lucario y un Larvesta? Uno de los misterios que plantea el principio de la trama. Aunque, teniendo en cuenta que hablamos de Kalos, posiblemente el Lucario se lo hayan regalado junto con un McCombo.

El prota va al laboratorio de Lumiose y ahí se encuentra a tres afortunados jóvenes que ya recibieron sus iniciales, dejándolo a él con las manos vacías. Y acá me enojo primero por la actitud insoportable de los dos hermanos de Sally, que no me explico por qué carajo esperan que un desconocido diga mucho más que "Hola" en respuesta a un saludo cordial, molestándolo por "no ser muy hablador". ¿Cuándo vieron estos chicos a alguien que les cuente su carta astral completa luego de que un extraño lo saludara? Pesados, ya me cayeron mal. Y, en segundo lugar, me molesta que el baboso de Pablo se sienta decepcionado por no poder obtener su inicial cuando... TIENE UN FUCKING LUCARIO Y UNA FUCKING LARVESTA EN EL EQUIPO. Re egoísta el chabón queriendo encima su inicial cuando esos tres mocosos ni siquiera debían tener un mísero Pidgey de mascota en sus casas, no seas malo Pablo, compartí un poco que vos tenés de sobra para cruzar media región solo con el chacal op.

Al final se propone un Battle Royale, lo cual es interesante por la fusión de mecánicas de SM en el contexto de Kalos, peeero no te niego que me da un poco de nervios porque son peleas muy difíciles de esquematizar y narrar, participando tantos pokes a la vez de la misma. Me intriga ver cómo escribís la acción, porque un fic de Pokémon con un viaje más o menos estándar tiene que tener acción bien escrita ya que los combates posiblemente ocupen una buena parte del desarrollo, así que... Nada, espero que sea una apuesta arriesgada con buenos resultados. Si Pablo cuenta ya con cierta experiencia a sus espaldas, no le debería resultar difícil encargarse solito de los otros tres rookies.

¡Ah! Y si finalmente ligó un Froakie supongo que esto quiere decir que en el laboratorio los únicos iniciales que se dan normalmente son los de Kanto, ¿no? Estimo que los hermanos tendrán a Bulbasaur, Charmander y Squirtle.

Con respecto al escrito como tal, la verdad es que me despertaste sentimientos encontrados. Por un lado, lo primero que salta a la vista es que no escribís para nada mal, y la ortografía es más que correcta en todo momento. Realmente se hace ameno de leer y se ve que tenés claro lo que querés contarnos a través de tan meticulosas descripciones (ojo, soy de los que se preocupan más por conocer bien las personalidades de los personajes que los detalles de la ropa que usan, pero en un primer capítulo es muy pronto para eso xD), peeeero por otra parte hay algo que entorpece la narrativa y es que hay varias oraciones súper reiterativas donde los conceptos que querés plasmar pegan una vuelta completa. Te doy unos ejemplos:
 
Cita:Ciudad Luminalia, una cálida ciudad famosa por su gran iluminación en toda la ciudad

Tres veces la palabra "Ciudad" en una misma oración no garpa. Tal vez podría quedar mejor indagando en los sinónimos y suprimiendo lo innecesario, tipo "Ciudad Luminalia: una cálida urbe, famosa por su gran iluminación", o incluso "Luminalia: una cálida ciudad, famosa por su gran iluminación". Cuando decís "en toda la ciudad" realmente no le estás sumando nada a la descripción previa, porque ya quedó claro que estabas hablando de la ciudad.

Y si leemos de corrido el párrafo completo, notamos todavía más la reiteración:
 
Cita: Ciudad Luminalia, una cálida ciudad famosa por su gran iluminación en toda la ciudad, excepto para un chico, a pesar de ser una noche cálida su pecho se sentía frío, a pesar de estar rodeado por la blanca luz de las farolas, los colores neón de tiendas y carteles publicitarios no era capaz ver ese baile de colores, sus pasos se sentían pesados, su mirada apagada desentonaba con el brillo de tan hermosa ciudad. Parecía que caminaba sin rumbo por la ciudad, pero no era así, solo buscaba un lugar donde pasar la noche ya que, al día siguiente sería un día especial para cualquier joven de su edad pese a que su corazón no albergaba el mismo sentimiento que todos esos jóvenes llenos de sueños.

Avanzamos un poco más y notamos otra reiteración de conceptos que cae en la redundancia:
 
Cita:Sin ánimos el chico solo se limitó a cruzar por la puerta que se abrió a su paso y se dirigió a la recepcionista de pelo rosa que permanecía sonriente en su puesto siempre dispuesta a ayudar a cualquiera que cruzara esa puerta en busca de ayuda

En este caso no es tan llamativo, pero ya con saber que la recepcionista sonriente estaba siempre dispuesta a ayudar a cualquiera que lo necesitase era suficiente.

Asimismo, en el prólogo encimás los diálogos con los párrafos narrativos. Esto lo modificás en el primer capítulo, dándole una estructura general más clara y prolija, así que la lectura ahí se vuelve mucho más amena.
 
Cita: Fue lo único que salió de su boca al tomar la llave de su habitación y dirigirse donde le indicó la amable mujer que le atendió.

Innecesario agregar al final "que le atendió", porque ya sabemos que te estás refiriendo a la recepcionista. Como alguien que derrocha recursos al pedo y se va por las ramas alargando tanto las oraciones que los capítulos terminan teniendo una extensión insoportable, te aconsejo darle mucha bola a la economía de palabras. Cuantas más puedas ahorrarte para transmitirnos lo que nos querés transmitir, mejor. Si releés una oración y ves que podría contarse con menos palabras, no es mala idea al menos intentar la segunda versión más breve, concisa y concreta y recién ahí decidir cuál te gusta más para emplear en tu relato.
 
Cita:La habitación era simple, una cama sencilla con una mesilla de noche, un pequeño escritorio que también contaba con una lamparilla para alumbrarse y un cuarto de baño.

Buena descripción del espacio, pero no olvides que antes de empezar a contarnos cómo es parte por parte, tenés que poner los dos puntos que ilustran esa intención. La coma, en este caso, está de más.

Un ejemplo más de redundancia innecesaria y termino, que total se entiende ya a lo que apunto:
 
Cita:–Hoy será el día en que todo empiece a cambiar. –Apretando su puño con decisión, tras desayunar y entregar la llave de su habitación a la recepcionista del centro pokémon salió por la puerta del centro listo para iniciar su nueva aventura.

Acabás de decirnos que entregó la llave de su habitación a la recepcionista del centro, para inmediatamente después contarnos que salió por la puerta del centro. Ya con que nos digas que devolvió las llaves de la habitación sabemos que es la habitación del Centro Pokémon, y que luego de eso lógicamente está saliendo por la puerta del mismo. Podés decirnos que se las devolvió a la recepcionista, eso no está necesariamente de más (aunque también podía omitirse sin que perdiéramos información relevante), pero insistir dos veces en el espacio por el que se mueve el personaje es muy innecesario a estas alturas, y más teniendo en cuenta que todo el prólogo se desarrolló en ese mismo espacio.

Y ya, eso es todo lo que considero que deberías pulir a la hora de poner el foco en la escritura de los próximos capítulos. Espero ver el avance de la historia y cómo te desenvolvés con la acción en este improvisado Battle Royale de starters.
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  1
Responder
#4
Pokémon: Una nueva aventura

Capítulo 2: Nuevos compañeros y el inicio del viaje

El ofrecimiento de Mega dejó totalmente confuso a Pablo, no tenía idea de lo que era una “battle royale” ni en qué consistía hasta ese momento.

–¿Una battle royale? –Preguntó el chico dubitativo ante la sugerencia de Mega, buscando una explicación clara sobre ello.

–Es un formato de batallas pokémon muy famoso en la región de Alola, consiste en una batalla normal solo que cuatro contra cuatro, o mejor dicho, todos contra todos. –Explicó el chico de chaqueta roja causando cierto interés tanto en Pablo como en Froakie, sin duda sería una forma de batallar diferente a la que estaban acostumbrados.

–Las reglas son simples, es una batalla pokémon todos contra todos. No hay equipos, puedes atacar a cualquiera de tus rivales, y gana el último pokémon en pie. –Terminó de explicar el castaño para dejar claras las reglas, terminando de convencer al chico, quien junto a Froakie aceptaron el reto.

Ante esto el profesor Ciprés, emocionado por ver cómo los entrenadores estrecharían lazos con sus pokémon iniciales, los llevó a un ala del laboratorio donde tenía un campo de batalla ordinario, donde se daría la batalla entre los cuatro jóvenes entrenadores.

–De acuerdo, nosotros estamos preparados, sacar a vuestros pokémon. –Mencionó el chico del Froakie junto a su pokémon a la espera de que sus rivales revelasen a sus pokémon.

–Bien,yo primero. ¡Adelante Riku! –Lans llamó a su pokémon lanzando la esfera al cielo que, al abrirse emergió un rayo de energía azulado que materializó a un pequeño conejo bípedo color blanco, con la punta de sus orejas color rojo, sobre la nariz su pelaje se tornaba en un cuadrado amarillo dando la apariencia de ser una tirita y también color rojo en la punta en sus grandes patas.

–Ahora yo. ¡Adelante Mimi! –Gritó Sally en tono animado lanzando también la pokéball que materializó a una pequeña serpiente verde, pero con extremidades como pequeños brazos y piernas, su cola terminaba en la forma de una hoja y sobre sus brazos poseía dos extensiones curvadas de color amarillo teniendo además unos grandes ojos color café.

–Pues ahora yo ¡Adelante Axel! –Exclamó Mega lanzando la esfera para liberar a un pokémon con la apariencia de una nutria bípeda, teniendo una cabeza redonda de color blanco y un pequeño cuerpo azulado con una vieira en su abdomen, sus extremidades superiores eran color blanco mientras que, sus patas y cola de un color azul oscuro.

Ante estas tres revelaciones Pablo fue sorprendido pues desconocía la clase de pokémon que eran, por su apariencia era obvio saber el tipo al que pertenecían, pero en busca de algo de información extra acerca de los pokémon decidió tomar la pokédex y apuntar con ella a los tres pokémon que sus rivales liberaron en orden de aparición.

“Scorbunny, el pokémon conejo de fuego. Scorbunny se pone a correr para elevar su temperatura corporal y propagar la energía ígnea por todo el cuerpo, para desatar así su verdadera fuerza”

“Snivy, el pokémon serpiente hierba. Frío, calmado y sereno, Snivy usa la fotosíntesis para coger energía con la hoja de su cola, también se le da mejor usar sus lianas que sus manos”

“Oshawott, el pokémon nutria. Oshawott ataca con la vieira de su tripa, en cuanto para un ataque pasa al contraataque sin más dilación”

Tras escuchar las descripciones de los tres pokémon el pelinegro se sintió mucho mejor preparado para empezar la batalla que daría inicio tras la señal del profesor Ciprés, la cual se efectuó cuando los cuatro entrenadores dieron el visto bueno al inicio.

–Froakie burbuja en Scorbunny. –

–Riku, esquívalo y empieza a correr. –

–No te dejaremos, Mimi detenlo con látigo cepa. –

–Axel aprovecha y usa pistola agua en Froakie. –

La batalla dio inicio y Pablo no dudó en iniciar un ataque directo contra el pokémon que tenía desventaja de tipo contra su pokémon, a lo que Froakie saltó y lanzó una sucesión de pequeñas burbujas contra Scorbunny que, tras recibir la orden de su entrenador esquivó con facilidad el ataque empezando a correr y liberando pequeñas brasas de sus patas, pero fue detenido por los látigos de la pokémon de Sally que amarraron sus patas y lo elevaron para alejarlo del suelo impidiendo liberar su temperatura corporal, mientras tanto el Oshawott disparó de su boca un chorro de agua contra el pokémon de Pablo que impactó de lleno en el objetivo causando una ligera molestia en el chico y su pokemon.

–Froakie usa destructor en Oshawott. –

–Axel bloquealo con tu vieira. –

–Muy bien Mimi, ahora azótalo contra el suelo. –

–Libérate con ascuas. –

Froakie, tras la orden saltó emitiendo un brillo blanco en su pata directo a golpear al pokémon nutria que tomó la vieira de su barriga y empezó a usarla como escudo frente a los ataques de Froakie, mientras tanto Mimi se dispuso a elevar a Riku para empezar a azotarlo contra el suelo, pero antes de que sucediese este, en el último momento liberó de su boca una pequeña bola de fuego que impactó en Mimi causando daño muy efectivo en ella y liberándose de sus látigos.

–Muy Bien Riku, ahora corre. –

–No te dejaremos, Axel pistola agua. –

–Froakie aprovecha y usa destructor de nuevo contra Oshawott. –

–Mimi, látigo cepa contra Froakie. –

Con la orden de Lans, Riku comenzó a correr liberando pequeñas brasas de sus patas y Axel disparó un chorro de agua contra el pokémon tipo fuego que logró esquivar gracias a su agilidad, mientras Froakie saltó y tomó las llamadas frurbujas de su cuello lanzándolas contra Riku logrando golpearlo y dejándolo inmovilizado gracias la composición pegajosa de estas. Pese a que fue una buena técnica por parte de Froakie, a su entrenador no le agradó demasiado que el pokémon no siguiera sus instrucciones. Mimi también atacó sacando sus látigos comenzando a azotar con ellos al tipo agua siendo también muy efectivo contra ese tipo.

–Riku, rápido liberate. –

–No tan rápido. Axel, de nuevo pistola agua. –

–Mimi tú también, usa látigo cepa. –

–Froakie, usa destructor contra Axel. –

Froakie volvió a desobedecer a Pablo usando burbuja contra Riku que, unido al ataque de los otros dos pokémon, no dejó oportunidad de esquivar al conejo de fuego que cayó debilitado, eliminando a Lans de la battle royale quedando solo tres.

–Regresa amigo, te esforzaste. –Dijo Lans con algo de lástima al haber perdido el combate, pero agradecido por el esfuerzo que puso su pokémon.

–¿Qué haces Froakie? Haz caso a lo que digo. –Pablo se veía molesto ante la situación, buscaba que Froakie se ganase su confianza demostrando que podía llevar bien un combate, pero sentía que su compañero no cooperaba. Ante esto Froakie se limitó a mirarlo de reojo sin ninguna expresión y se dedicó a volver a centrarse en el combate.

–Mimi usa látigo cepa contra Froakie. –

–Axel ayuda a Mimi con placaje. –

–Froakie usa… –

Pablo no pudo terminar la orden ya que Froakie se lanzó a atacar por su cuenta moviéndose a una alta velocidad para esquivar los látigos y golpear con más fuerza a Axel que retrocedía un poco por el impacto.

–Así que ataque rápido. Axel pistola agua. –

El tipo agua con esta orden disparó de su boca un chorro de agua contra Froakie y este sin esperar a la orden del que en principio era su entrenador, usó el ataque burbuja para protegerse, pero ambos se descuidaron de su rival más peligrosa, que atacó a los dos usando látigo cepa dejando a ambos algo cansados debido a que volvía a ser un daño muy efectivo.

–Buen trabajo Mimi. –Felicitó Sally a su pokémon que, pese a atacar sin que ella lo ordenase, a diferencia de Pablo, ella se veía satisfecha por la actuación de su pokémon.

–Froakie ataque rápido contra Mimi. –Esta vez la orden de Pablo surtió efecto ya que Froakie se lanzó a gran velocidad contra la pokémon planta.

–Esquívalo con tus látigos. –Tras esta orden de Sally, Mimi desplegó sus látigos que usó para impulsarse hacia arriba y evadir a Froakie. –Ahora placaje hacia Axel. –Aprovechando la oportunidad la chica volvió a ordenar un ataque a la pokemon planta y ella descendió con fuerza contra la nutria de agua logrando impactar con él y debilitando al pokémon, siendo que esto ya era cosa dos.

–Diste un buen combate Axel, ahora descansa. –El chico de pelo castaño devolvió satisfecho a su compañero a su pokéball para poder descansar, había perdido, pero se sentía pleno tras el buen combate que ofreció su amigo.

Solo quedaba Froakie frente a Mimi, aunque Froakie se veía notoriamente más cansado que Mimi ya que recibió más daño durante el combate.

–Mimi látigo cepa. –

–Froakie bloquea con burbuja. –

Mimi volvió a desplegar sus látigos dispuesta a azotar con ellos a Froakie, pero el pokémon volvió a desobedecer a Pablo usando esta vez destructor para bloquear los látigos, aunque por un fallo de Froakie hizo que Mimi pudiese tomar su pata y acercarlo hacia ella para lanzarlo y empezar a dar una serie de latigazos contra el pokémon tipo agua que lo lanzó a los pies de Pablo quedando debilitado y resultando en Sally como la ganadora de la battle royale.

–¡Ganamos Mimi! –Sally se veía realmente alegre por la victoria mientras corría a abrazar a su amiga para celebrar con ella la victoria que tuvieron juntas.

Pablo solo se limitó a observar a Froakie sin ninguna expresión mientras se agachaba para darle una fruta azul que sacó de uno de sus bolsillos. –Toma, una baya aranja Froakie. –Dijo Pablo entregando la baya a su pokémon que la comió recuperando parte de sus energías. –¿Por qué no me escuchaste? –Dirigió la primera pregunta. –¿No querías que me ganase tu confianza? –Necesitaba una respuesta. –¿Entonces por qué no seguiste mis órdenes para demostrarlo? – Pablo empezó a cuestionar a Froakie en un tono recriminatorio provocando que este empezase a emitir los sonidos típicos de su especie que, aunque no se entendiese, también se podía sentir un tono recriminatorio hacia Pablo por su gestión del combate. –Si hubieses usado burbuja Snivy no te habría atrapado. –Pablo seguía recriminando cosas de la batalla y Froakie hacía lo suyo en su lenguaje.

–Ya está bien los dos. –Una voz cortó la discusión entre humano y pokémon, ambos voltearon para ver a la amable chica de cabello castaño con los puños en sus caderas viéndolos con una seria expresión, para luego cambiar a una que rebosaba paz y ponerse en cuclillas para estar a la altura de ambos y verlos cara a cara. –Pablo, quieres ganarte la confianza de Froakie y eso está bien, pero la base de la confianza en tus pokémon también radica en que ellos a veces tomarán decisiones por su cuenta en el combate, hay situaciones en que el pokémon verá mejor que el entrenador qué decisión tomar, ese será el momento en que debas adaptarte a la decisión de tu pokémon y confiar en él para poder tomar la siguiente decisión. –Sally explicó en un tono calmado los fallos de Pablo mientras veía al chico a la cara provocando que el chico cambiase su expresión de molestia a una pensativa recordando los fallos que cometió a lo largo del combate, tras esto Sally dirigió la mirada hacia Froakie. –Froakie, así como hay veces en que es mejor tomar una decisión por tu cuenta, debes confiar más en las indicaciones de Pablo, él tenía algo de razón en que ese último ataque debiste usar uno que no hiciese contacto físico con los látigos de Mimi, pero aún así ambos demostraron que son bastante fuertes. Estoy segura de que ambos serán grandes amigos y podrán confiar el uno en el otro– Su mirada dejaba ver una gran sonrisa, causando que ambos pensasen en los fallos propios en vez de los ajenos.

Pablo y Froakie se vieron con un rostro algo arrepentido por todo lo que se habían recriminado sin pensar en lo que había hecho mal cada uno. Pablo tomó la iniciativa y extendió tímidamente su mano hacia Froakie en señal de disculpa, señal que el tipo agua aceptó, tomando la mano del entrenador con la suya provocando que una sonrisa se dibujase en el rostro de todos los presentes, más aún en Lans y Mega que vieron como la actitud de gran corazón por parte de su hermana volvía a hacer efecto.

–De acuerdo, vamos Froakie, es hora de iniciar el viaje. –Mientras se levantaba Pablo hizo un ademán con la cabeza para indicar que Froakie podía subirse en su hombro y empezaba a caminar, pero fue detenido por una pregunta.

–Oye ¿Viajarás solo? –Preguntó Lans, una pregunta que parecía algo obvia por la actitud que mostraba Pablo y porque no habían más personas con él cuando lo conocieron, pero era algo que quería confirmar.

–Sí, así estoy mejor. –La respuesta de Pablo se sentía fría, realmente parecía que no quería más compañía que la de sus pokémon hasta que una segunda pregunta por parte de Mega causó un detonante.

–¿No quieres viajar con nosotros? –Esta pregunta por parte de Mega llamó la atención de todos, pero sobre todo, llamó la atención de los dos pokémon que habían estado más tiempo con Pablo.

–Es una buena idea, siempre es más divertido viajar en compañía que solo. –Sally se veía positiva ante la propuesta de Mega, al igual que Lans que también veía bien la proposición de Mega.

–Solo estoy mejor, gracias por los consejos, pero seguiré mi propio camino. –Pese a la positividad de los tres hermanos, Pablo se negaba a aceptar su compañía, por lo que empezó a caminar para salir de la zona del campo de batalla, cuando unas brasas impactaron cerca de sus pies deteniendo su paso. Al ver de donde procedían se encontró con Lucario y Larvesta deteniendo su paso, la mirada de Larvesta denotaba una gran seriedad, mientras que la de Lucario esbozaba una ligera sonrisa confiada, ambos pokémon veían en esa propuesta una oportunidad, para que su amigo pudiese cambiar un poco esa solitaria actitud y no iban a dejarla pasar.

–Creo que tus amigos tienen una opinión diferente. –Comentó Lans sonriendo mientras veía a los pokémon del chico que no dejaban que siguiese su camino.

Pablo se veía contra la espada y la pared, no quería aceptar, pero sus amigos no iban a dejarle rechazar la oferta, por lo que solo se limitó a soltar un suspiro y un “de acuerdo” aceptando viajar con los tres hermanos.

Después de aceptar todos fueron a la salida del laboratorio donde eran despedidos por el profesor Ciprés mientras hablaban de cuál sería su siguiente destino, a lo que Pablo hizo un comentario que causó la duda de todos.

–Supongo que al gimnasio de aquí. –Este comentario de Pablo dejó en dudas a los hermanos y al profesor pokémon debido a que había un impedimento del que Pablo no sabía.

–¿No lo sabías? Hace tiempo que la asociación pokémon puso una nueva regla para los gimnasios. –Aclaró Lans viendo a Pablo que parecía no saber de esa regla que se había implementado.

–La asociación pokémon decidió que, como hay ciertos líderes de gimnasio que tienen una fuerza que puede llegar a rivalizar incluso con algunos miembros del alto mando, lo mejor sería poner por norma que solo acepten desafíos de los entrenadores que tuviesen siete medallas de gimnasio, para que así el entrenador pueda poner todas las experiencias vividas y lecciones aprendidas a lo largo de su viaje en un último combate por la medalla que les dará acceso a la liga pokémon y así, tanto el entrenador como el líder puedan dar un emocionante combate donde el líder no tenga que contenerse tanto al enfrentarse a un entrenador más experimentado– La explicación del profesor Ciprés sorprendió a Pablo ya que no sabía nada de esa regla, aunque tampoco es que se hubiese interesado anteriormente en informarse de ella.

–Y en la región de Kalos el líder más fuerte es Clemont, el líder de gimnasio de ciudad Luminalia, por lo que no le podremos desafiar hasta haber conseguido siete medallas de gimnasio. –Añadió Mega explicando la situación del gimnasio de Ciudad Luminalia, por lo que no podrían desafiar el gimnasio hasta el final de su viaje por la región de Kalos.

A Pablo no pareció importarle ese impedimento, incluso lo tomó como un desafío siendo que enfrentaría al líder más fuerte de la región con una mayor igualdad de condiciones.

–Entonces vayamos hacia la ruta 5. –

–¿Desde cuándo das tú las órdenes? –

–Somos compañeros de viaje, debemos estar de acuerdo en las decisiones que tomemos. –

El comentario de Pablo, si bien no causó desagrado, necesitaba una aclaración por parte de sus compañeros. Lans preguntó de forma irónica mientras Sally aclaró la situación en la que tendría que adaptarse a partir de ahora.

–Dicho esto, vayamos a la ruta 5. –Comentó Mega siendo aceptado por sus hermanos ya que la idea de Pablo en sí era buena, así que todos se pusieron de acuerdo y, tras despedirse del profesor Ciprés, se pusieron en marcha hacia la ruta 5, los tres hermanos caminando juntos y Pablo dos pasos por detrás con Froakie en su espalda y Lucario caminando a la par de él mientras cargaba a Larvesta. El día aún iniciaba por lo que tenían tiempo de sobra para avanzar en su viaje, un viaje que recién iniciaba y cientos de emociones y experiencias les aguardaban a este grupo.

CONTINUARÁ...

Mostrar Fichas de entrenador
[Imagen: MJRfBdY.png][Imagen: 2KU84nh.png][Imagen: HikF2UU.png][Imagen: at8zYH1.png]

Mostrar comentarios del autor
Bien, aquí está el segundo capítulo de este fanfic donde da lugar la battle royale prometida, creo que lo llevé lo mejor posible, espero opiniones de ella.

Ahora respondere a @Tommy sobre su visión de los capítulos: para empezar cuando este en la PC haré las presentaciones, segundo respondiendo a su punto de vista sobre fallas argumentales o personalidades solo pido paciencia, poco a poco se irán revelando posibles inconsistencias o razones de la forma de actuar de los personajes, pero invito a todo el que lo note a recalcarlas por si se da el caso de que hay una inconsistencia que no noté y podré esclarecer a futuro, y por último sobre fallos reiterativos pues me di cuenta de varios fallos que cometí en la narrativa que haré lo posible por evitar a futuro, también es cierto que tengo a alguien corrigiendome esos fallos, pero somos humanos y a todos se nos pasan detalles. Tomé nota de los consejos dados y mejoré un poco más este capítulo antes de subirlo, así que gracias por la crítica porque me vino bien.

Y bueno, esto ha sido todo sugerencias o dudas pueden dejarlas en los comentarios y las responderé en el siguiente capítulo que se subirá, si no hay retrasos, dentro de dos semanas.

Gracias por leerme.

Adiós y que el aura esté con vosotros
 0  0  1  1  0  0  0  0  1  0  0  0  0
Responder
#5
Primero que nada, saludos; no sé si es impresión mía, pero me suenas mucho, quizá de la época que estuve en Safari... anyway, vamos a lo que toca. No puedo decir más sobre el primer epiosodio de lo que ya ha hecho Tommy, así que voy a centrarme en el segundo. Tras la necesaria explicación de cómo iban a luchar, podemos ver a los iniciales de los hermanos, la primera sorpresa del episodio, pues no eran ni los de Kanto (como esperaba Tommy) ni los de Kalos (como esperaba un servidor), sino de diferentes regiones. Es un detalle curioso que siempre vi en fics para sorprender, pero que por lo general tenía una explicación dentro de la historia; a ver en qué caso nos encontramos ahora o.o

La batalla fue tan caótica como esperaba, al ser de 4, pero no estuvo mal, no. Cierto que al principio se me hizo demasiado secuencial, como si la cosa fuera por turnos, pero conforme fue avanzando, le cogiste más el ritmo, con lo que los bichos empezaron a caer. Lo que sí rescato como un gran qué es la intervención de Sally en la disputa entre Pablo y Froakie, ambos de caracteres tan parecidos que no me extraña que choquen así. Lo segundo, que empalma con esto en el momento adecuado, es la intervención de Larvesta y Lucario para que su amigo acepte la oferta de viajar con los hermanos; ya con esto, se han ganado toda mi simpatía.

Y con esto, vino la siguiente sorpresa. Ahora Clemont es el líder más fuerte de Kalos... supongo que tiene sentido, dado el setting que has propuesto al principio del fic. Se me hace curiosa esa combinación de localización geográfica tipo Giovanni, pero con el tipo de Volkner. Y tras una pequeña aclaración, empieza el viaje conjunto... a ver qué tal o.ó

A nivel técnico, se nota la mejora en comparación al episodio anterior. Tiene buen ritmo y no la redacción no resulta demasiado redundante, aunque personalmente la acción en el combate no me ha acabado de calar. Igualmente, cumple con su labor y es un buen cimiento para la relación entre el prota y su nuevo Pokémon, y en particular, el inicio de su crecimiento como personaje. Así que tengo curiosidad hacia dónde llevará todo esto.

Pues esto, nos vemos en el siguiente :)

Mostrar
[Imagen: anh12KW.png]

Wasureruna saigo no buki wa ai sa
♪♪
 
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#6
¡Yow!

Me dicen Wiki. Digo cosas estúpidas. A veces tengo razón. A veces no. Como Tommy ya te hizo las acotaciones gramáticas pertinentes, probablemente no diga nada de valor, sino un par de impresiones. Y en desorden.

Voy a empezar con detalles que yo encuentro un poco negativos. Es mi opinión y mi opinión nada más, una que no te va a servir de mucho a menos que hablemos de waifus. Y como no es el caso, prepárate para una perorata sin sentido.

Los nombres se sienten... raros. Pablo es un nombre normal. Sally es un nombre normal. Lans, Mega... no tanto. Es un poco difícil tomarse en serio a los pjs cuando tienen nombres que parecen sacados de nicknames de internet. Y lo digo porque tengo un amigo que justamente se llama Mega. Por internet, claro, no en persona. Lo que trato de decir es que se siente un tanto raro.

Creo que es cool tener iniciales de distintas gens... pará, que eso ya lo dijeron. Una parte de mí siente que el cast está algo sobrecargado para empezar. Pero probablemente soy el más hipócrita al decir esto así que no me hagas caso.

Se siente un tanto... raro que Ciprés esté tan bien en darle un pokémon y todo a un entrenador del que ni sabe el nombre. Es solo uno de esos detalles que rompen la inmersión, como decía con los nombres. Son, digamos, acciones que se sienten poco naturales.

Y luego está Pablo. Personalmente no me acaba de caer bien. Como que... tiene dos pedazos de Pokes como Lucas y Bebé Mothra y medio hace una rabieta porque le niegan un pokémon porque ya se acabaron. Como que intenta parecer cool y al mismo tiempo buenito y queda como un poquito, un poquiiiito mala onda. Supongo que la idea es que es un chico introvertido que no sabe socializar y se amuralla en su soledad, pero ahí está el detalle... que odio a los niños así XD.


Pasando a lo bueno, me gusta que haya un contraste entre Ash y Pablo tratando con el mismo Froakie. Es una forma inteligente de establecer las diferencias entre uno y otro. Y es que aunque diga que Pablo me cae mal, que lo hace, tengo la impresión de que estás escribiendo un personaje con fallas de carácter a propósito para que pueda superarlas de forma natural a lo largo del fanfic, y el ejemplo más inmediato fue la discusión que detuvo Sally.

Sally is kinda cute. Me cae bien.

Kalos. Kalos merece más amor.

Y como que no odio a los enanos. Como que, al igual que Pablo, si bien su hostilidad inicial se siente un poco empujada, siguen siendo niños y a esa edad todos somos un poco bobos.

La ultima vez que ví un fanfic en el que un grupo de entrenadores hacía el recorrido de medallas en vez de ir solo el prota me llevé una gratísima sorpresa, así que espero grandes cosas del tuyo también.

Nos vemosh

[Imagen: 6zFZgO5.png]
Animus. Antrum. Unverse. Anima, Animusphere
 0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#7
Buen día/tarde/noche Mewwave

Vengo a dejar mi comentario MincinnoKnife

Primero que nada...
 
(27 Oct 2021
04:29 AM)
GuardianAura escribió:
–Aquí tienes, la pokéball de Froakie, cinco pokéball extra y la pokédex. Por cierto, aún no me has dicho tu nombre. –Tras entregar los objetos al chico añadió la duda ya que entre los saludos a los hermanos y la situación del pokémon inicial, no tuvo la oportunidad de conocer el nombre del chico que rellenaba la pokédex con sus datos, para servir también como identificador, como entrenador pokémon

Querido Kiwi... Tienes muchas esperanzas puestas en los profesor Pokémon, pero recuerda que Oak no sabe reconoce ni tú sexo ni tu nombre ni el de su nieto... Birch lo encontramos en una situación patética y termina por entregar un valioso inicial, que debía ser para algun otro niño, al recien llegado al pueblo, es decir, tampoco te conocía y te lo deja por algún motivo divino... Rowan es mucho peor... en diamante y perla le deja dos iniciales a un par de niños que los toman de su maletin olvidado, que sí los tomaron porque era una emergencia, pero la realidad es que no es muy diferente a robarlos.

Mientras que en platino se los da a dos niños que pilla al azar y que están a punto de cruzar la hierba sin saber nada de ellos... Aurea no se queda atrás, ya que en la primera edición manda los iniciales por mensajería a los niños y en la segunda con su asistente, así que solo los conoce mucho después cuando estos van a su laboratorio por primera vez.

Así que no... Que Cipres le entregue un inicial a un chico del que no conoce de nada... no es anormal... sino que sigue los lineamentos de todos sus predecesores... Malicious

Muy bien ahora vamos con la historia...

¿¡Es la fiesta de los chacales o por qué todos de repente los ponen en sus fic!? Estoy segura que a alguien no le gustara saber de esto... Chespin

Bueno centrandome en el relato... es un tanto extraño y a la vez peculiar la fijación que tiene nuestro protagonista, Pablo, con el conseguir un inicial, cuando ya cuenta con dos Pokémon relativamente envidiables como compañeros. Entiendo el sentimiento que debe producir el portar alguno de los Pokémon emblema, porque seamos claros... no muchos niños parecen gozar de dicho privilegio y si se pueden dar ese lujo, dudo mucho que quieran rechazarlo.

Por otro lado no siento a Pablo como alguien introvertido o solitario, sino como alguien que prefiere aislarse socialmente y solo interactuar si es realmente necesario. Son personas que no es que no puedan relacionarse con otras, algo que demuestra Pablo al hablar con soltura con los demás, el problema que tienen es que no les gusta que los empujen a ello y que pueden malinterpertar de sobre manera dicha acción.

En pocas palabras... Sally ya le cae terriblemente mal, porque toma la iniciativa, algo que para las personas como Pablo resulta irritante e incomodo. Por eso malinterpreta completamente sus intensiones y solo piensa negativamente, no es porque realmente crea que es así, sino la sensación de que se están imponiendo sobre él.

Muy bien retomemos la historia...

Todo muy normal hasta que llegamos al laboratorio y nos topamos con el trío de niños... ¿Son trillizos? ¿Son gemelos y la chica es la mayor/menor? De ser el primero comprendo que esten los tres juntos al momento de elegir su inicial, pero de ser lo segundo... lo veo un poco extraño... aunque supongo serán cosas que se explicaran más adelante...

Me parece un detallazo que justo Ciprés entregue Pokémon de otras regiones, teniendo en cuenta que podría ser una forma marcar la influencia/contacto que tiene con otros profesores, además de compensar un poco mejor la demanda que tienen los mismos. No solo los entrenadores tendrán mayor variedad de elección, sino que también le da un poco más de dinamismo al significado de tener estos "Pokémon raros", aunque dudo que esto aplaque el favoritismo que tienen determinadas especies.

En cuanto a los nombre de los personajes... creo que el problema que causa a mis compañeros es que estos no tienen una temática clara, algo que genera cierto choque al intentar entender las razones de los mismos. Estoy segura que si el protagonista se llamara Paul, en vez de Pablo... no se notaría tanto el drama, pero esas son cosas de cada quien.

Lans y Mega pueden ser apodos o sus nombres... lo mismo con Sally o quizás sus padres fueron más rebuscado con los nombres de los dos chicos que con el de ella. No le veo nada importante al tema... a finde cuentas cada quien con sus formas...

Por último el combate todos contra todos... no soy experta en la materia y vaya que no, pero siento que una mejor forma de abordar el tema de 4 vs 4 es que inicies en 1 vs 1 al narrar y que después los vayas entremezclando, solo para no usar tanto el 4 ordenes y escaramuza de forma tan constante. A fin de cuentas en sí la mayoria de las veces fue un 1 vs 1 hasta que alguien más intervino haciendolo un 1 vs 2, podría hacerlo un poco más fácil de escribir, pero repito... no soy la indicada para el tema...

Bueno creo que eso es todo... supongo que nos vemos en un próximo capítulo... Mewwave
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  1  0  0
Responder
#8
Pokémon: Una nueva aventura

Capítulo 3: Pequeños conflictos

Tras despedirse del profesor Ciprés y haber pasado por el centro pokémon para que sus pokémon se pudieran recuperar, además de que Pablo, Lans y Mega se registraron para la liga pokemon recibiendo sus respectivos medalleros. Los cuatro entrenadores emprendieron la marcha hacia la salida que daba a la ruta 5.

Caminaron bastante tiempo por el camino marcado en la ruta mientras los hermanos observaban maravillados el verdor del césped a ambos lados del camino tintado con diferentes y coloridas flores, en los ojos de los hermanos se reflejaba una gran emoción al ver el gran paisaje que se extendía ante ellos, a diferencia de Pablo que para él todo lo que le rodeaba no significaba nada, ni tampoco veía el paisaje con los mismos colores que los hermanos, no eran problemas de visión, simplemente prefería obviar el hermoso mundo que le rodeaba.

Tras un largo tiempo avanzando por la ruta los hermanos decidieron que era buen momento para detenerse y aprovechar a comer algo mientras descansaban, ya que había pasado bastante tiempo desde el mediodía, pero Pablo opinaba diferente, pese a que sí se detuvo con ellos, solo se limitó a sacar un par de bayas color rojo intenso rodeadas con unos pequeños picos de su mochila y dárselas a dos de sus pokémon.

-Lucario, Larvesta. Comer estas bayas tamate y vamos a entrenar- Dijo Pablo viendo a los pokémon que lo acompañaban mientras les entregaba las bayas que sacó de la mochila y también sacaba una baya aranja para Froakie que estaba fuera de su pokéball igual que los demás.

Tanto Lucario como Larvesta al comer la baya sintieron un fuerte picor en su paladar, pero también los llenó de energías listos para su entrenamiento mientras Froakie simplemente comió la baya tranquilamente.

-¿No vas a comer con nosotros?- Esta pregunta de Lans seguido de una negativa por parte de Pablo causó que el rostro de los hermanos pequeños se tornase serio seguido de un pequeño sermón hacia el solitario chico. -Escucha, si solo te interesa la fuerza e ignoras todo lo demás déjame decirte que podrías acabar mal si sigues por ese camino- Estas palabras, aún con el tono de seriedad no causaron ningún efecto en Pablo que empezó a organizar el entrenamiento de sus tres pokémon.

-Buscas fuerza, pero si esa fuerza existe solo para ocultar todas tus debilidades déjame decirte que estarías mejor sin ella- Estás palabras de Mega sí que afectaron de verdad a Pablo que sintió su sangre hervir al entender equivocadamente que lo estaban llamando débil.

-¡Yo no soy débil!- Realmente le afectó que se refiriesen a él con la palabra “débil” tanto que perdió el control al liberar ese grito para luego verlos con un rostro ligeramente enfadado. Tras unos segundos que para él se sintieron como minutos recuperó la compostura, pero solo para voltearse y empezar a caminar sin dejar que sus pokémon lo siguieran. -Quiero estar solo- Fue lo último que dijo antes de alejarse a caminar un poco para calmarse completamente.

La pokémon larva de fuego con su rostro serio estaba por empezar a seguirlo, pero fue detenida por los pasos de Sally que lo empezó a seguir a una distancia prudencial.

-Déjala ir a ella, seguro consigue hacer que se calme y puede que empiece a dejar de obsesionarse por la fuerza- La palabras de Lans denotaban una gran confianza en su hermana y ante esto Larvesta se limitó a asentir y confiar en Sally.

Tras unos pocos minutos caminando y ver que estaba bastante alejado Pablo se sentó en el pasto encogiendo sus piernas y ocultando su cabeza entre ellas mientras las abrazaba, en su mente solo podía escuchar las palabras “débil” una y otra vez al tiempo que trataba de luchar por evitar ese pensamiento y repitiéndose a sí mismo una y otra vez “no soy débil” todo era así hasta que el sonido de la hierba crujir tras él lo sacó de sus pensamientos

-Dije que quería estar solo- Dijo Pablo tras mirar de reojo a la chica que lo siguió, pero ella solo se acercó a él y se sentó a su izquierda, pero a una distancia prudencial para darle espacio y no atosigarlo.

-Lo entiendo, pero quería venir a disculparme por lo que dijeron mis hermanos, ellos suelen ser siempre muy directos a la hora de hablar y no se guardan nada de lo que piensan- Tras estas palabras se formó un silencio mientras Sally observaba el cielo azul y Pablo mantenía su cabeza entre sus piernas.

-Aún así tienen razón- Pese a que el comentario pareciese ser susurrado Sally llegó a escucharlo y su mirada se fijó en Pablo que reposó sus manos en el césped y estiró un poco sus piernas dejando libre su cabeza que se seguía manteniendo baja con una mirada sin emociones. -Soy débil, por eso quiero ser más fuerte- Seguía hablando mientras apretaba con fuerza su mano izquierda arrancando algunas briznas de hierba. -Quiero ser más fuerte para callar a todos los que me llamaron débil y que se arrepientan de ello- Su comentario denotaba furia y no solo su comentario, también sacudió con fuerza su mano izquierda al aire soltando su agarre y liberando al viento las briznas que arrancó.

-La fuerza no solo radica en el físico o lo bueno que seas en las batallas pokémon, también radica en tus sentimientos, el sobrellevar tus victorias, tus derrotas, los momentos felices y los tristes- Pablo al escucharla hablar en ese tono sereno volteó a ver a la chica. -Cuando Mega dijo que tu fuerza es para ocultar tus debilidades se refería a que solo buscas ser fuerte para que vean tu fuerza exterior y así no se fijen en tu debilidad interior. Este viaje estará lleno de emociones y experiencias por aprender, debes saber aprender de tus victorias y de tus derrotas, si algo no te sale bien a la primera no debes enfadarte, ya habrá una segunda vez para poder hacerlo mejor- Estas palabras empezaban a calar muy hondo dentro de Pablo, realmente sentía como su furia desaparecía para tornarse en arrepentimiento por su forma de actuar. -Este viaje no solo te servirá para lograr esa fuerza que ansías, también te servirá para aprender a convertir tus debilidades en fortalezas, en vez de ocultarlas busca la forma de hacerte más fuerte emocionalmente, el primer paso para poder ser más fuerte en las batallas pokémon es controlar tus emociones para no desesperarte y poder confiar plenamente en tus pokémon- Tras finalizar su pequeño discurso le dedicó al chico una cálida sonrisa seguido de unas últimas palabras que en verdad le afectaron. -Además no estás solo, has tenido dos amigos que siempre han estado contigo y ahora también tienes a Froakie y a nosotros, por lo que nunca estarás solo- Al terminar con estas palabras que llegaron muy profundo en el interior de Pablo, Sally se levantó y caminó de regreso con sus hermanos para dejar a Pablo tranquilo hasta que sintiera que era el momento de volver con los que serían sus amigos a partir de ahora.

Pablo permanecía pensado, sentado con la mirada pérdida en el suelo mientras en su mente comenzaba a procesar cada palabra que le dijo Sally pensando también en el dulce tono de sus palabras ¿Amigos? ¿De verdad había dicho que ellos eran sus amigos, que no estaría solo y nunca lo había estado? Mientras pensaba en esas palabras los recuerdos que compartió con sus pokémon comenzaban a aparecer en su mente. Siempre que se sentía devastado ahí estaba Lucario para extenderle su pata, siempre que sentía el frío de la soledad en su pecho ahí estaba Larvesta para ayudarle a que no pasase frío con el calor que emitía.

Pensando en todos esos recuerdos la visión de los tres hermanos también apareció en su mente cuando un leve dolor apareció en su pecho provocando que con su mano derecha agarrase su negra chaqueta. No era un dolor por una condición física, llegó a identificar ese dolor como una ruptura, una ruptura de una de las tantas corazas que fue formando en su corazón y ahora una de esas corazas se estaba rompiendo permitiendo ser un poco más abierto.

Tras calmar el dolor en su pecho Pablo pudo levantarse quedándose viendo el cielo por un pequeño rato, si bien aún quedaban muchas corazas por romper para poder abrir su corazón a las demás personas, esta primera ruptura consiguió que al menos la idea de abrir su corazón a los demás comenzase a hacerse levemente presente, además en sus ojos se podía comenzar a vislumbrar un pequeño brillo y él también empezaba a observar su alrededor un poco más colorido.

-Veo que volviste- Lans observó al chico que regresó junto a ellos, pero algo distinto se veía en él, si bien seguía con un rostro que no mostraba felicidad podía observarse un cierto cambio en sus gestos corporales.

-Chicos yo… siento por como me comporté antes yo…- No dejaron terminar la disculpa de Pablo ya que entendían que estaba arrepentido por lo sucedido y solo le invitaron a sentarse con ellos para comer algo. -Gra… Gracias- Fue la palabra que salió de su boca caminando hacia ellos esbozando lo que los hermanos detectaron como una pequeña sonrisa que duró poco.

-¿Eso fue una sonrisa? Wow, primera vez que veo una en ti. Como siempre nuestra hermana haciendo un gran trabajo para calmar el corazón de humanos y pokémon- Comentó Mega entre risas causando que su hermana se sonrojara, ligeramente avergonzada por el comentario de su hermano.

Pablo se sentó y Lans le dejó tomar uno de los bocadillos que estaban comiendo. Cuando dio el primer bocado sus ojos brillaron un poco más, sin duda, aunque era algo simple, para él se sentía como un manjar y procedió a comer con algo más de rapidez causando que los tres hermanos lo viesen y emitieran una pequeña risa al mismo tiempo.

Y así el resto del día prosiguió, tras acabar de comer todos volvieron a caminar por la ruta, en Pablo se notaba un cambio, sus pasos no se sentían tan pesados y pese a caminar detrás de los hermanos ya no caminaba tan alejado de ellos, también se notaba que observaba un poco más a Lucario que caminaba a su lado cargando a Larvesta y a Froakie que permanecía en su propio hombro sin duda su vida estaba por dar un gran giro.

CONTINUARÁ...

Mostrar Comentarios del autor
Por fin tuve tiempo de subir el capítulo. El no tener acceso al PC estos días se hace muy molesto, pero bueno a ver si puedo ponerme y hacer las cosas pendientes de aquí más cómodamente.

En lo referente al capítulo pues espero hayan resuelto algún tema que criticaron en materia de personalidad, más pronto que tarde seguiré revelando detalles que causan dudas ahora.

Ahora contestaré a los comentarios del anterior capítulo @SoujiFujimura Primero; No, no creo que me hayas visto porque recién entré aquí. Segundo;a su debido tiempo habrá una explicación de esos tres iniciales. Tercero; el combate por turnos al ver las críticas pensé en los ejemplos dados y se leía mejor, en futuras batallas de varios entrenadores recordaré eso y por lo demás me alegra saber que te agrada el rumbo que estoy llevando, seguiré tratando de mejorar la narrativa y a ver si soy capaz de llevar bien las tramas futuras del fic.

@Kiwi pues por lo de los nombres es opinión de cada uno, futuros personajes puede que el nombre guste más o menos, pero eso es cosa de cada uno y no podré contentar a todos, también es cierto que para inventar nombres pues no soy muy buenos que digamos así que no puedo prometer nada con que puedan gustar futuros nombres. En lo que está sobrecargado solo diré que el viaje principal será esos cuatro, a futuro igual aumentan temporalmente o muy, muy a futuro se añaden acompañantes algo más fijos, tendré cuidado para que no esté demasiado saturado. En las personalidades pues espero que este capítulo te haya aclarado algunas cosas, además canonicamente estos tres primero capítulos transcurren en el mismo día, por lo que digamos que se ha avanzado bastante con Pablo, ya veréis que va sucediendo a futuro y aclarando cosas que aún no se revelan. Me alegro que te haya parecido interesante

@Katsurane pues no he leído ningún fic de aquí por lo que si soy cliché en ese aspecto lo siento je, je, je. La fijación de Pablo con el inicial será aclarada, no sé si en un futuro cercano pero será aclarada. Tu perspectiva sobre Pablo pues confirmo que es una mezcla entre lo tuyo y lo que dijo Kiwi un chico aislado socialmente y algo edgy no busca caer bien, solo ser solitario.

Vale en la duda de los hermanos, como no he podido poner fichas de personajes aún por falta de comodidad al no tener PC confirmo edades de los hermanos. Lans y Mega tienen 10 años y Sally 12 la razón de que los tres empiecen a la vez será explicada seguramente en el siguiente capítulo. Los nombres son todos oficiales como dije cada uno tiene su opinión de ello.

Y por último lo del combate, leí bien las críticas y me imaginé la forma de narrar el combate más a corde con las sugerencias y me gustó la forma de hacerlo, por lo que como dije la próxima vez que haya un combate de más de dos haré lo posible por llevar el combate de esa forma a ver si mejora la narrativa.

Bueno pues esto es todo me alegro que haya gustado los primeros capítulos y espero os haya gustado este capítulo.

Dudas, críticas o sugerencias se pueden dejar en los comentarios.

También me podéis encontrar en Twitter como @thetriforcepowe

El siguiente capítulo será dentro de tres semanas ya que necesito tiempo de hacer el capítulo 4 y los estudios del grado medio de cocina en el que estoy, pero bueno poco a poco

Gracias por leerme

Adiós y que el aura esté con vosotros
 0  0  0  1  0  0  0  0  1  0  1  0  0
Responder
#9
Bueno, ha sido un episodio agradable de leer o.o

Ciertamente el título hace honor al contenido del episodio y nos ha mostrado bastante más de lo que Pablo no dejaba ver, ese furia contenida y esa renuencia a ser llamado débil. Aunque aún no tenemos detalles de las circunstancias de esto, las palabras de Sally son lo suficientemente efectivas para hacerle decidir dar ese primer paso para confiar en sus nuevos compañeros de viaje, así como tener más presente la compañía que Lucario y Larvesta le han dado incluso antes de conocer a todos ellos. Me ha gustado el recurso de mencionar ver el mundo un poco más colorido, me recuerda al que usaba un anime que vi hace unos meses cuando la vida de la protagonista se hacía más plena por las experiencias que iba viviendo. Con esto, Sally ha reafirmado su rol como el corazón y voz de la razón del grupo, mientras que los demás aún intentan asentarse a la presencia de los demás; al menos, tienen la voluntad para tener una convivencia llevadera para todos.

A nivel técnico, siento que a la redacción aún le falta un poco de trabajo para acabar de resaltar aquello que quieres expresar, pero la idea es buena, así que es cuestión de seguir y mejorar con la práctica. Así pues, queda ver cómo seguirá esta historia, pues aunque empieza a dar sus primeros pasos, aún está en búsqueda de su identidad. De momento, creo que va por buen camino ^^

PD: No hagas mucho caso al ave frutal, le gusta quejarse de todo (?)

Mostrar
[Imagen: anh12KW.png]

Wasureruna saigo no buki wa ai sa
♪♪
 
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#10
Buen día/tarde/noche totodile

¡Vengo a comentar! MincinnoKnife

Pero primero que nada...
 
(21 Nov 2021
06:33 AM)
GuardianAura escribió:
-¿Eso fue una sonrisa? Wow, primera vez que veo una en ti. Como siempre nuestra hermana haciendo un gran trabajo para calmar el corazón de humanos y pokémon- Comentó Mega entre risas causando que su hermana se sonrojara, ligeramente avergonzada por el comentario de su hermano.

Mostrar Sally
[Imagen: 30902521]
Sally necesita enseñarle a sus hermanos que ser discretos...
 
(21 Nov 2021
06:33 AM)
GuardianAura escribió:
pues no he leído ningún fic de aquí por lo que si soy cliché en ese aspecto lo siento je, je, je.

No es por nada en especial... solo que precisamente LadyAzulina y tú comenzaron sus fic, ambas con un Riolu y un Lucario respectivamente, justo cuando hice la aclaración de que a uno de los personajes de mi fic le tiene tirria a dicha especie, por eso mi comentario...

Bueno ahora sí con la historia...

Interesante... Ahora conocemos un poco más los motivos por los cuales Pablo decidió aislarse y ser como es. En un inicio pensé que Sally iba a ser atacada y regresada con sus hermanos, después de algún otro ataque de histeria de Pablo, pero es bueno ver que no es tan cerrado como para no darse cuenta de su propia situación y del ofrecimiento que la chica le hace.

Es gracioso que los hermanos ya se tomen tantas libertades con el "extraño", pero supongo que es la diferencia de crianza entre ellos y nuestro solitario protagonista, así como un vestigio del hecho de que se supone que ahora son "compañeros de viaje". Solo esperemos que los chicos realmente sean buena influencia para Pablo y no se conviertan en víctimas de un la ira de Pablo... aunque supongo que para eso está Sally, para calmar las aguas(?) Malicious

Bueno no tengo nada más que decir y solo me queda ver como evoluciona la historia, hasta otro capítulo y comentario  totodile
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#11
Pokémon: Una nueva aventura
 Capítulo 4: El nacimiento de una dura rivalidad

 El día proseguía para nuestro cuarteto, si bien Pablo seguía manteniendo una distancia prudente con el trío de hermanos, las distancias empezaban a acortarse, sin duda el pequeño conflicto y reconciliación de hace unas horas había sido útil para que Pablo empezase a abrirse un poco, pese a que aún ocultaba una gran cantidad de cosas sobre su pasado.

 –Con un poco de suerte llegaremos al siguiente pueblo al anochecer. –Comentó Lans mientras revisaba su Smart-Rotom, sin duda este dispositivo había sido un gran avance ya que en los últimos años terminó sustituyendo a todas las formas de pokédex gracias a todas las funciones extra de las que disponía.

 –Bien, al menos no habrá nada que nos retrase. –El comentario de Pablo denotaba un pequeño toque de impaciencia, realmente deseaba hacer un viaje lo más directo posible para completar su objetivo sin imprevistos que lo retrasaran.

 –Recuerda chico, no debes ser tan impaciente, tienes que aprender a disfrutar más de cada momento de tu viaje, siendo así de impaciente cuando aparezcan imprevistos que nos retrasen no creo que los tomes con tranquilidad y cabeza. –Una respuesta clara de Mega ante el comentario de Pablo causó que el ceño del amargado chico se frunciera un poco.

 –Lo importante del viaje es aprender de todas tus experiencias y disfrutarlo al máximo, de nada servirá este viaje si no aprendes nada y no lo disfrutas. –Respondió la chica de cabello castaño con una de sus brillantes sonrisas volteando a ver a Pablo que simplemente suspiró y aceptó las palabras de los hermanos cuando un sonido los distrajo de la conversación, era un sonido del ataque de un pokémon haciendo impacto.

 –¿Oyeron eso? –

 –Sí y creo que venía de entre los árboles. –

 –Vamos a investigar. –

 La pregunta de Lans, seguido de las respuestas de Pablo y Mega hizo que todos se pusieran de acuerdo en ir a investigar la procedencia del sonido, sin duda por el sonido parecía un ataque fuerte y cercano.
 Todos se adentraron entre los árboles fuera del camino para investigar, caminaron bastante alertas cuando Pablo notó algo saliendo de unos arbustos. Un ser bípedo de piel blanca hasta la cintura que terminaba en forma de una pequeña falda, patas de color cian y pelo cian con dos protuberancias naranjas creciendo de su cabeza emergía de entre los arbustos, se notaban ciertas heridas en su cuerpo y su rostro era el de alguien desesperado por huir de un depredador. Tras eso un ser más grande con placas metálicas y cuernos además de una fuerte cola apareció tras la pequeña criatura dispuesto a atacar con sus grandes garras.

 En un solo segundo el ataque impactó en quien no era su principal objetivo; Lans, Mega, Sally, Lucario, Larvesta y Froakie quedaron con un rostro que denotaba una mezcla de sorpresa y horror al ver a su compañero y amigo haber saltado a recibir el ataque en lugar de la criatura. La fuerza del ataque fue tal, que lo lanzó directo a un árbol cercano quedando casi inconsciente. Tres marcas de garras rasgaron la ropa del chico, que sacrificó su integridad física por proteger a la herida criatura, notándose también unos pequeños cortes superficiales en su piel de los que empezaba a emanar un poco de su sangre sin ser excesiva.

 –¡PABLO! –El grito de los tres hermanos junto al sonido de los pokémon ocurrió justo al unísono. Los hermanos corrieron a socorrer a su compañero mientras los pokémon del chico se colocaban frente al pokémon, en el rostro de los tres denotaba furia por lo que el intimidante pokemon le hizo a su amigo, pese a que estaban listos para atacar el pokémon de placas de acero permanecía tranquilo, sin intención de atacar ni siquiera al pokémon que acechaba.

 –¿Qué ha ocurrido? –Una voz sonó detrás del pokemon que se desvió observando a los arbustos de los que salió un chico, aproximadamente era de la edad de Pablo. Su cabello era algo corto resaltando su color plateado, denotaba una mirada sería y fría, sus ropas consistían en una chaqueta de chándal con mangas largas de color negro y el resto de un color grisaceo, mientras que sus pantalones eran de un color también gris pero algo más oscuro. –Aggron, Kirlia ¿Por qué os detenéis? –Cuestiona el misterioso entrenador a los dos pokémon que por el trato estaba claro que eran sus compañeros.

 –¿Esos pokémon son tuyos? –La pregunta de Lans captó la atención del chico de cabello plateado que notó la situación de los otros entrenadores.

 –Sí, ambos son míos. ¿Qué le pasó a ese? –Su respuesta en tono frío y sin preocupación al ver a Pablo con las marcas de garras, mientras los hermanos trataban sus heridas para que ese leve sangrado no fuera a más, causó una gran molestia sobre todo en Lans y Mega.

 –Tu Aggron estaba atacando a Kirlia, aún cuando estaba en el suelo muy herida siguió atacando. Si él no se hubiese interpuesto en el ataque tu Kirlia habría acabado muy mal. –Mega respondió en tono recriminatorio la actuación del pokémon acero de nombre Aggron, realmente tanto él como los compañeros de Pablo estaban muy molestos ante lo que sucedió.

 –La culpa fue suya por entrometerse en el entrenamiento de Kirlia. –Ante esta respuesta del entrenador definitivamente causó la furia de los hermanos pequeños que se levantaron dispuestos a confrontar al entrenador.

 –¿Entrenamiento? ¿Llamas a eso entrenamiento? Más bien eso es una tortura, tienes suerte de que siga viva.

–Lans fue el primero en confrontar al entrenador ante las respuestas que había dado, pero Aggron se puso delante de su entrenador como una seña de que tendría que pasar por encima de él si quería acercarse más. Este acto hizo que un leve movimiento en una de las pokéball de Lans y Mega fuera imperceptible para todos excepto para ellos dos.


 –No es mi problema que sea tan débil, si no es capaz de hacerse fuerte, solo es una patética buena para nada. –El comentario del entrenador realmente causó una tormenta de emociones negativas en los presentes; su Kirlia, aún herida en el suelo lo vio empezando a emitir lágrimas de sus ojos sintiéndose una inútil ante su entrenador; Lans y Mega sentían su sangre hervir mientras Sally trataba de no perder la compostura al tiempo que trataba las heridas de Pablo.

 Un movimiento hizo que las manos de Sally se alejaran de la zona de las heridas del chico al que trataba. Pablo, ante las últimas palabras del entrenador comenzó a levantarse dispuesto a enfrentarlo, realmente las palabras “débil”, "patética” y “buena para nada” lo afectaron y  enfurecieron.
 –¡Tú! ¿Cúal es tu nombre? –Cuestionó con furia el herido entrenador sosteniendo su pecho exigiendo una respuesta para saber a quién estaba enfrentando.

 –Mi nombre es Shinji ¿Y eso qué tiene que ver? –La respuesta del entrenador de nombre Shinji siguió sintiéndose fría sin interés alguno en el conflicto que había generado él mismo.

 –No pienso consentir que digas que es débil, si no es capaz de hacerse fuerte es porque no sabes entrenarla bien y te lo voy a demostrar. Lucario. –Ante estas palabras de Pablo, Lucario asintió y, haciendo uso de su velocidad tomó a la herida Kirlia antes de que cualquiera pudiese reaccionar dejándola con Sally para que también tratase sus heridas. –Voy a demostrarte que te equivocas. –Realmente en la mirada de Pablo había una mezcla entre furia por los actos de Shinji y determinación por demostrar que esa no era la forma de cuidar y entrenar a sus pokémon. Pablo, aún con sus heridas estaba retando a Shinji a una batalla pokémon, la cual él aceptó alegando que sería un buen calentamiento para Aggron iniciando así la batalla entre Lucario y Aggron.
–Lucario esfera aural. –Pablo quiso iniciar la batalla con la primera orden, la cual su pokémon acató creando una esfera azul de energía que lanzó al pokémon acero roca.

 –Aggron, garra metal. –Shinji respondió tranquilamente al ataque de Lucario y su pokémon, haciendo uso de sus afiladas garras golpeó la esfera de aura logrando destruirla sin problemas. –Ahora prosigue con doble filo. –La orden de Shinji se efectuó y su pokémon, rodeado de un aura blanquecina se lanzó con gran fuerza embistiendo al pokémon aura lanzándolo contra un árbol, sin sufrir mayores daños y dejando ver que el pokémon que ejecutó el ataque tampoco recibió daños.

 –¡Lucario! ¿Estás bien? –Al ver como Lucario se levantaba listo para atacar nuevamente suspiró aliviado al ver que su pokémon seguía bien. –Lucario usa ataque óseo. –Ante esta orden Lucario creó un hueso con el que se dispuso a usar como arma de ataque.

 –Aggron bloquealo con garra metal. –El tipo acero, haciendo uso de sus potentes garras comenzó a bloquear cada intento de Lucario por conectar cualquier golpe, realmente Shinji estaba dominando fácilmente el combate mientras Pablo empezaba a sentir pequeños mareos por las molestias de sus heridas. –Aléjalo con tu cola. –La orden del chico de pelo plateado fue acatada por su pokémon que, con un rápido movimiento, golpeó con su cola a Lucario alejándolo de él. –Usa puño certero. –Esto causó una sorpresa en los tres hermanos, realmente sabían lo peligroso que sería ese ataque si realmente era ejecutado.

 –Lucario, velocidad ex…– Pablo no pudo terminar de dar la orden debido a que los mareos hicieron que cayera arrodillado causando que Lucario se distrajese, viendo a su entrenador y quedando vulnerable frente al ataque de Aggron.

 Aggron conectó un potente puñetazo en lucario que lo envió contra otro árbol causando daños en la corteza de este por el golpe y dejando a Lucario totalmente fuera de combate.
 –Lu...Lucario. –Fueron las únicas palabras que salieron de la boca del peli negro al ver a su compañero fuera de combate.

 –Me equivoqué, al final no sirvió ni como calentamiento, vaya pérdida de tiempo. –Shinji fue el claro vencedor, una victoria fácil que dejó a Pablo con la moral y orgullo por los suelos. Solo se limitó a regresar a Aggron a su ball, no era una pokéball ordinaria, su color era negro con un patrón amarillo tratándose de una ultraball y se dispusó a seguir su camino lanzando una mirada a Kirlia. –Kirlia, vamos es una orden. –Lanzó una seria mirada a Kirlia que era sostenida por Sally, por la expresión de miedo de Kirlia era claro que no quería ir con él, estaba aterrorizada. –¿Eso quieres? Bien, no necesito a una pokémon tan patética conmigo fuera de mi vista. –Tras este comentario tomó la pokéball de Kirlia y la tiró al suelo para luego arremeter de un pisotón en ella dejándola destruida como muestra de que la había rechazado, dejando a la blanqui azulada pokémon completamente devastada.

 –Ni creas que vamos a dejar que te vayas de así como así. –Lans, junto a Mega se interpusieron en el camino de Shinji, realmente no tenían intención de dejarlo ir, sobre todo por el maltrato al que sometió a Kirlia, pero un comentario puso fin a todo lo sucedido.

 –Dejarlo ir. –El comentario de Pablo que trataba a su Lucario realmente sorprendió a todos y mientras se levantaba jadeando señaló a Shinji. –Te voy a demostrar que te equivocas, sigue tu camino, pero te juro que la próxima vez que nos veamos te derrotaré. Es más, te juro que te arrepentirás de haber rechazado a Kirlia, sacaré todo su potencial para que veas que no es débil. ¡Recuerdalo bien! –Tras estas palabras Pablo llegó a su límite y cayó desmayado haciendo que Lans y Mega corrieran a ayudar a su amigo dejando libre paso al exentrenador de la Kirlia que lanzó un mensaje a los hermanos para que se lo diesen a Pablo.

 –Decirle a vuestro amigo que acepto el desafío, espero que la próxima vez dure un poco más. –Tras estas palabras terminó dedicando unas últimas palabras a Kirlia. –Y tú, recuerda bien esto. Si eres débil una vez, lo eres para siempre, solo eres una pérdida de tiempo. –Al terminar con esas hirientes palabras que remataron los sentimientos de la pequeña pokémon reanudó su marcha mientras los hermanos trataban de solucionar todos los problemas que causó este duro encuentro.

 Los ojos de Pablo comenzaban a abrirse, no sabía donde estaba, todo estaba rodeado de telas. Poco a poco trató de reincorporarse sintiendo una pequeña molestia en el pecho notando que no tenía camisa y había varios vendajes alrededor de su pecho con su herida ya tratada.

 –Veo que despertaste. –Ese comentario llamó la atención de Pablo que desvió su mirada y vió al chico de cabello castaño oscuro sentado junto a él. –Antes de que preguntes nada, estás en mi tienda de campaña, tienes suerte de que llevemos una extra y un saco de dormir extra, no preguntaré qué haces haciendo un viaje sin eso, pero agradece que teníamos algo para ti. –Esta explicación de Mega hizo que Pablo observara con más atención a su alrededor cuando vio otra cosa que le llamó la atención. –Sally pudo tratar sus heridas físicas, pero su autoestima quedó destruida. Cuando pudimos tratar tus heridas y quisimos dejarte en la tienda ella quiso quedarse aquí. –Continuó explicando algunos detalles que ocurrieron mientras Pablo permanecía inconsciente.

 –Se equivoca… Ese tipo está totalmente equivocado y se lo demostraré. –Al recordar todo lo sucedido y las palabras que dijo aquel entrenador sobre Kirlia hizo que Pablo apretase con furia sus puños teniendo un tono de rencor hacia el entrenador y rabia por haber perdido aquella batalla.

 –Estará equivocado, pero te daré una advertencia. Si te obsesionas con la fuerza acabarás como él, aunque creas que no, a la larga irás exigiendo a tus pokémon más fuerza para completar tus objetivos y eso hará que acabes como él. Si de verdad quieres demostrar que se equivoca empieza a cambiar tu enfoque sobre esa fuerza que ansias, deja de obsesionarte, simplemente entrena sin sobreexigirte y con el objetivo de progresar junto a tus pokémon, ve con calma y así podrás obtener esa fuerza, tardarás un tiempo, pero de esa forma te aseguras que no acabarás siendo un idiota que hace lo que sea por ser más fuerte. –Este discurso de Mega se sentía duro, pero inteligente, realmente las palabras elegidas eran duras, pero no hirientes y logró que Pablo empezase a plantearse ciertas cosas, él estaba convencido que jamás sería como él, pero tras eso empezó a plantearse el caso de que llegara a ocurrir y eso le afectó, imaginar a cualquiera de sus pokémon en la misma situación de Kirlia por su culpa le dolió.

 –De acuerdo. –Pablo aceptó las palabras de Mega, era posible que él empezase a cambiar cierto enfoque que tenía del viaje, las palabras de Mega realmente surtieron efecto en el chico cuando recordó algo. –Por cierto ¿Y Lucario está bien? –Tras esclarecer un poco su mente recordó el duro golpe que se llevó su amigo en la batalla y quiso saber de su estado.

 –Tranquilo, está bien. Mi hermana también trató sus heridas. Ya es bastante tarde, pero antes de que vuelvas a descansar deberías comer algo– El castaño pudo notar en Pablo que su cuerpo, ajeno a sus heridas no se veía bien, por su aspecto era claro que el chico de cabello negro no se alimentaba demasiado bien. –No sé que vida llevaste antes de conocernos, tú verás cuando nos lo dices, pero algo está claro, será mejor que empieces a hacer caso a nuestros consejos si quieres aprender a mejorar, empezando por eso. –Mega señaló el cuerpo de Pablo para dar su observación. –A partir de ahora comerás junto a nosotros y empezarás a comer debidamente, para ser fuerte no solo hay que entrenar, también debes estar bien alimentado, tanto para el físico como para la mente. –Al acabar de decir estas palabras Mega salió de la tienda a por algo de cenar para Pablo.

 El primer día terminaba de una forma bastante agridulce, una rivalidad había nacido, era algo más que una rivalidad, era una lucha de ideales, la cual solo estaba iniciando, quién sabe qué sucederá la próxima vez que ambos entrenadores se encuentren, aún quedan sucesos por aclarar, pero eso sería al siguiente día. La aventura recién estaba iniciando e incontables sucesos, conflictos, emociones y experiencias los aguardaban.

 CONTINUARÁ...

Mostrar Comentarios del autor
Bueno, hasta aquí el capítulo, el cual fue bastante intenso y espero que os haya gustado el inicio que le he querido dar a esto igual parezca muy brusco y puede que las cosas que doy de primeras no puedan convencer de inicio, pero como dije tengo muchas cosas planeadas a futuro que le irán dando coherencia a ciertos aspectos, pero os sigo animando a que comentéis cualquier aspecto negativo que le encontréis a la trama para que en el siguiente capítulo pueda confirmar si tengo pensado eso o no me había dado cuenta como cierto detalle que he mencionado en este capítulo.

Cometí un error en el capítulo 1, no dije nada de la pokédex, así que os confirmo que la pokédex de Pablo también es una Rotom-dex, perdón por no mencionarlo, pero fue uno de esos detalles que no tuve en cuenta al inicio.

En respuestas a los dos usuarios que comentaron sobre mi escritura, pues sigo haciendo lo posible por mejorar y transmitir mejor al lector los sentimientos y situaciones que suceden en cada momento y viendo que haciéndolo así los capítulos me salen algo largos pues me adaptaré y dejaré que mi escritura fluya, si sale muy largo lo siento pero prefiero no dejarme detalles. En tema de la trama veo que no hubo muchas dudas y, si las hubo con la actitud de Lans y Mega aquí las respondí un poco y en las fichas de personajes que por fin pude subir, no son idiotas, solo que a la hora de decir las cosas son demasiado directos, al punto de que a veces no miden correctamente sus palabras, pero para eso está Sally, para decir lo mismo que ellos solo que con más tacto.

Por ahora tengo poco más que decir, me vuelvo a disculpar por el tema de la Rotom-dex, dejarme en los comentarios si sería buena idea editar el primer capítulo para incluir ese detalle que se me pasó o que se quede así.

Y esto ha sido todo, espero que os gustase este capítulo.

Dudas, críticas o sugerencias podéis dejarlas en los comentarios

Podéis encontrarme en Twitter como @thetriforcepowe 

Próximo capítulo dentro de dos semanas que por fin tendré vacaciones de navidad y podré preparar bastantes capítulos

Gracias por leerme.

Adiós y que el aura esté con vosotros
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  1  0  0
Responder
#12
Buen día/tarde/noche

Vengo a comentar MincinnoKnife

Pero primero que nada...
 
(11 Dec 2021
03:29 PM)
GuardianAura escribió:
Pablo, ante las últimas palabras del entrenador comenzó a levantarse dispuesto a enfrentarlo, realmente las palabras “débil”, "patética” y “buena para nada” lo afectaron y  enfurecieron.
 –¡Tú! ¿Cúal es tu nombre? –Cuestionó con furia el herido entrenador sosteniendo su pecho exigiendo una respuesta para saber a quién estaba enfrentando.

 –Mi nombre es Shinji ¿Y eso qué tiene que ver? –La respuesta del entrenador de nombre Shinji siguió sintiéndose fría sin interés alguno en el conflicto que había generado él mismo.

Mostrar En la mente de Katsu
[Imagen: spiderman-meme-1630319444.jpg?resize=640:*]
Pablo vs Paul/shinji...

Después de eso solo fue reír... Chespin

Muy bien ahora en cuanto a la historia...

Siento que Pablo está haciendo la función de buen samaritano, al recojer a cuanto Pokémon renegados por el resto se encuentre por su camino, pero al mismo tiempo se está haciendo con un grupito un tanto cheto si se usa de forma adecuada...

Supongo que este escenario es necesario para marcar la diferencia de Pablo con el resto de asociales y que él de una forma u otra quiere cambiar para no caer en el "convertirte en lo que odias/juraste destruir"

Aunque el hecho de que no haya aprovechado su ventaja de tipo contra el Agro me parece un poco... En fin que Lucario no podía brillar como buen justiciero, porque no todo puede salir bien a la primera ¿no?

En este episodio la presencia de los hermanos fue un poco menos notoria, supongo porque el foco principal del mismo sigue siendo el tratar la personalidad insondable de Pablo y que se comporte como gente con el resto, incluidos los Pokémon, aunque parece que esto último no es un problema real o por lo menos por el momento...

Sobre tu consulta sobre la Pokédex, supongo que podrías editarlo para que así futuros lectores ya estén al tanto de lo mismo, ya que no todos leen las respuestas a los comentarios que no son con ellos, sino que se limitan a ponerse al día con la historia.

Bueno eso es todo por el momento... hasta un próximo cap totodile
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  1
Responder
#13
POKÉMON: UNA NUEVA AVENTURA

Capítulo 5: Revelaciones

Tras el agridulce final del día anterior era hora de iniciar un nuevo día y en la carpa que prestó uno de los hermanos despertaba el chico llamado Pablo. Su despertar fue tranquilo sin perturbación alguna en su sueño, al comprender su despertar, el chico cambió de postura para quedar sentado llevándose la mano derecha a sus vendajes recordando el final del día anterior, notaba una ligera molestia, pero gracias a que sus heridas fueron tratadas se sentía mucho mejor. El chico se mantuvo absorto en sus pensamientos hasta que advirtió sus prendas superiores a su lado junto a una nota.

“Mi hermana te cosió las rasgaduras de la ropa y de paso te la arregló un poco más ya que estaba bastante mal, no te olvides de dar gracias”

Tras leer la nota que venía firmada por Lans observo su camisa y chaqueta, tomó ambas prendas y se tomó un tiempo para observar cómo estaban, sin duda se veían mucho mejor a como estaban antes, a parte de las marcas que dejó aquel Aggron también había algunas zonas desgastadas que fueron arregladas. En su mente podía sentir un gran agradecimiento hacia los tres hermanos por todo lo que habían hecho por él en un periodo tan corto de tiempo, empezaba a sentir una gran paz en sus sentimientos que rápidamente desaparecieron cuando el chico agitó su cabeza tratando de ignorar esos sentimientos. Se rehusaba a aceptar los buenos sentimientos que empezaban a brotar en su interior, algo había dentro de él que le hacía renegar de ello, era como si no quisiera avanzar y solo quedarse anclado en el pasado.

Tras ese momento se puso las prendas superiores y salió de la carpa para ver a los tres hermanos junto a los pokémon de los cuatro reunidos mientras desayunaban.

Todos notaron la presencia del chico: los iniciales del trío solo lo vieron mientras continuaban con su desayuno, los tres hermanos sonrieron al ver a su compañero despierto y los pokémon de Pablo se acercaron a ver cómo estaba su entrenador.

–No os preocupéis, estoy bien. –Fue la respuesta de Pablo ante el acercamiento de sus amigos notando una expresión de alivio en sus rostros, especialmente en el de la pequeña pokémon peli azul.

–Ven, aquí tienes también tu desayuno. –Mega llamó la atención de Pablo para que se sentase a desayunar con ellos, inmediatamente Pablo notó que el desayuno era abundante, como le dijo el día anterior, a partir de ahora los tres se encargarían de que se alimentase debidamente.

Pablo, evitando mostrar una expresión de agradecimiento simplemente caminó hasta donde los hermanos y con un seco “gracias” comenzó a comer.

–Por cierto, gracias por lo de mi ropa. –Al recordar la nota se dirigió a Sally para agradecer el detalle de arreglar su ropa. El tono, como de costumbre, no denotaba un sentimiento agradecido, pese a que era sincero con sus palabras, no lo era con los sentimientos mostrados.

–No tienes que agradecer, para eso están los amigos. –Esta respuesta seguida de una sincera sonrisa de la hermana mayor hicieron que el interior del solitario chico se estremeciera ante más muestras de amabilidad, las cuales en su mente se negaba a aceptar.

Como los hermanos ya habían terminado su desayuno se levantaron para comenzar a recoger el pequeño campamento que montaron el día anterior, los chicos eran observados por los pokémon de Pablo con una expresión seria y curiosa a la vez, mientras Pablo permanecía desmayado el día anterior pudieron presenciar algo en ellos que mantenían oculto al chico, al parecer el chico de pelo largo no era el único que ocultaba importantes aspectos de su vida a sus compañeros.

Pablo observó a Kirlia que permanecía a su lado mientras el chico desayunaba. –Oye tú, aunque creas que eres débil no es tu culpa, sino de ese intento de entrenador que tuviste. Creo que no solo Lucario y yo tenemos cuentas que saldar con él, tú también quieres demostrarle que puedes ser fuerte. –El chico de pelo largo dejó de desayunar para ver a Kirlia mientras sacaba una pequeña pokéball de su bolsillo, la cual agrandó al pulsar el botón. –Te ayudaré a ser más fuerte, no permitiré que te digan débil sólo porque no supieron sacar tu máximo potencial. No puedo prometer que te harás extremadamente fuerte, pero lucharemos juntos para que jamás nos vuelvan a decir que somos débiles. ¿Qué dices? –Esas palabras, seguido de la pregunta final hicieron que la pequeña pokémon cambiase de una expresión algo temerosa, la cual persistía desde que la conocieron, a una seria con una mirada que rebosaba determinación por luchar para ser más fuerte y, tras el cambio de expresión tocó el botón de la pokéball causando que esta se abriera y ella fuese absorbida por un rayo rojo al interior de la esfera la cual empezó a temblar mientras el botón mantenía un pequeño parpadeo rojo hasta que se detuvo y emitió un sonido para identificar que la captura se había efectuado con éxito.

–Felicidades por la captura. –Comentó el chico de cabello castaño felicitando al chico por su captura.

–Por cierto tengo una pregunta. –Mientras observaba a los hermanos recoger el campamento una duda le llegó a la mente que quiso resolver. –Sois hermanos, vale, pero veo que Sally es la mayor y que por lo que comentaron empezaron el viaje juntos. ¿No debería haber empezado el viaje mucho antes? –La duda era clara, Sally era la hermana mayor, pero curiosamente había empezado el viaje a la vez que los hermanos en vez de haber iniciado ella su propio viaje.

–Hagamos un trato, si quieres saber más cosas de nosotros primero nos tendrás que decir algo sobre ti y así estaremos a mano. –Esa fue la respuesta de Lans frente a la duda del chico de ropas negras que respondió con una mueca de molestia. –Dicho esto, lo que pasa es que nuestra hermana quiso esperar a iniciar su viaje hasta que nosotros tuviésemos la edad para hacerlo y así empezar el viaje los tres juntos. –Sin esperar un dato sobre su amargado compañero, Lans respondió directamente a su pregunta causando una gran sorpresa en el chico. –Este dato invita la casa, así ves que puedes confiar en nosotros. –Tras responder a la primera duda y antes de que preguntase nada, respondió la duda que le había surgido en su mente. Con esto Lans dejó claras las intenciones de que los tres confiaban en el chico, eran precavidos, pero los hermanos veían algo en Pablo que les hacía confiar en él, pese a su encuentro inicial no le veían como alguien con malas intenciones, solo un entrenador que necesitaba algo de ayuda para ser mejor y no caer a un foso del que nunca podría salir por sí solo.

Tras todo lo dicho por Lans, Pablo terminó aceptando el trato, tampoco es que tuviese más cosas que preguntarles, por lo que los detalles que ocultaba permanecerían ocultos sin mayores problemas para sus compañeros de viaje. Pablo terminó de desayunar y todos, con el campamento recogido iniciaron de nuevo su caminar hacia el siguiente pueblo.

El suelo adoquinado marcó la entrada al pueblo y el cuarteto fue recibido por un estruendoso sonido que causó que todos se taparan los oídos preguntándose qué era ese fuerte sonido. Caminando por el pueblo llegaron a la plaza central viendo a una enorme y rechoncha criatura de cara, barriga y pies color carne, el resto del cuerpo era de un tono azulado.

–Pero si es un Snorlax. –Dijo Mega antes de que ese pokémon emitiese un fuerte ronquido siendo el origen del sonido que escucharon al inicio.

–¿Snorlax? –Preguntó Pablo sacando su Rotomdex para buscar información del pokémon.

“Snorlax, el pokémon dormir. Su estómago puede comer todo tipo de comida, incluso si está podrida o mohosa. Cuando acaba de comer se queda dormido”

–¿Pero qué estará haciendo aquí en medio del pueblo? –Volvió a preguntar Pablo observando a su alrededor y notando como la gente del pueblo parecían hacer sus vidas con normalidad ignorando al gigante y sus fuertes ronquidos.

–Disculpe ¿Sabe que es lo que pasa con ese Snorlax? –Sally se dirigió a una persona del pueblo que no escuchó bien la primera pregunta debido a que llevaba unos tapones para los oídos causando que la chica tuviese que repetir la misma pregunta tras ver a dicha persona despojarse de los tapones auditivos.

–Oh, ese Snorlax. Veréis Snorlax y este pueblo mantienen una relación simbiótica, una vez al año Snorlax baja de las montañas para alimentarse de los troncos sobrantes de las cosechas de bayas y al hacerlo remueve la tierra para que la cosecha del siguiente año sea próspera, el pueblo en agradecimiento y como parte del festival le da a Snorlax una parte de la cosecha mientras el lord del castillo Caduco toca la pokeflauta y así Snorlax se termina las ofrendas para regresar bailando a su hogar en la cima de las montañas. –La explicación de la mujer sobre el festival fue bastante clara causando interés en el trío de hermanos por el festival mientras el chico del Lucario que cargaba en sus brazos a Kirlia permanecía indiferente. –Pero… ocurrió algo, el lord del castillo Caduco falleció hace unos meses y él era el único que sabía tocar la pokéflauta. –El tono de sus palabras pasó de estar animado al relatar el festival a un tono de lamento por la triste noticia que dio. –Snorlax se comió los troncos de los arbustos, pero mientras esperaba a las bayas se quedó dormido y ahora no hay forma de despertarlo, sin alguien que toque la pokéflauta será casi imposible despertar a Snorlax y eso no es lo peor, sus ronquidos son muy fuertes y hace que los habitantes de pueblo no sean capaces de dormir bien, si no despierta pronto creo que tendremos que buscar la forma de sacar a Snorlax del pueblo. –Tras esa explicación con un tono de tristeza por la situación causó una expresión de lástima en los hermanos.

–Nuestra hermana quizás pueda ayudar. –Dijo Lans causando que llamasen la atención de la habitante del pueblo y de su hermana.

–Es cierto, a ella se le da bien la música. –Acompañó Mega al comentario de su hermano causando un poco de nerviosismo en la chica de pelo castaño.

–Bu-bueno, creo que si practico un poco pueda hacerlo. –Sally se notaba nerviosa por los comentarios de sus hermanos, ellos sabían que podría hacerlo sin problemas, pero ella no tenía esa confianza sin practicar antes, pero por intentarlo no perderían nada.

Tras esas afirmaciones la mujer con la que estaban conversando se notó mucho más animada y señaló en dirección al castillo notándose que el puente levadizo se encontraba bajado y de los laterales del castillo colgaban dos bandas negras en señal de luto por el fallecido lord.

El cuarteto llegó a la entrada del castillo siendo recibidos por el que, en su día, era el mayordomo del fallecido lord.

–¿Puedo ayudarles en algo? –La pregunta del mayordomo fue ejecutada en un tono muy cordial dirigiéndose a los niños que habían llegado al castillo.

–Verá, nos explicaron la situación del festival y el desgraciado fallecimiento del lord del castillo, pero venimos a dar una solución para el problema de Snorlax. –La respuesta de Lans fue emitida en el mismo tono cordial causando una pequeña sorpresa en el mayordomo.

–Verá, creo que nuestra hermana podría ser capaz de tocar la pokéflauta para despertar a Snorlax, pero necesitaría un tiempo de práctica antes de hacerlo bien, si nos la pudiera prestar para que pueda practicar. –Mega también hizo el comentario en un tono cordial causando que el mayordomo observase a los cuatro emitiendo un suspiro de pesar.

–Tienen muy buenas intenciones, puedo verlo en sus ojos, pero desgraciadamente me es imposible poder cederles la pokéflauta. Hará unos días la hija de los duques del palacio Cénit vino aquí de visita y, por capricho, se llevó la pokéflauta. Traté de hablar con sus padres para recuperarla, pero fue en vano, tienen demasiado consentida a su hija y le dio totalmente igual la situación, tampoco tuve el valor de decirlo a los habitantes del pueblo por temor a que pudiesen tomar represalias contra ellos. –El mayordomo explicó la situación a los jóvenes entrenadores que mostraron una expresión de molestia, especialmente en el chico que sostenía la Kirlia de diferentes colores que dio media vuelta y empezó a caminar hacia la salida del castillo siendo detenido por Lucario que sostenía a Larvesta y llevaba a Froakie en su hombro derecho.

–Espera Pablo ¿A dónde vas? –Preguntó el chico de chaqueta roja observando al de ropas negras.

–¿A dónde crees? Voy a recuperar esa pokéflauta, no voy a permitir que una niña mimada se salga con la suya y si puedo decirle sus verdades a los inútiles de sus padres mejor. –La respuesta del chico fue clara en un tono que emitía una gran molestia por lo que hizo esa chica y los actos de los padres.

–Aunque comparto tus intenciones no puedes ir así a lo loco. –Le recriminó el chico castaño observando a Pablo.

–Pablo, primero cálmate. –Le dijo Sally para luego voltear a ver al mayordomo. –Escuche, le prometemos que recuperaremos la pokéflauta sin causar problemas. –Sally vio fijamente al mayordomo con una expresión y tono tranquilizador la cual el mayordomo terminó aceptando y tras esto emprendieron la marcha hacia el palacio Cénit, lugar donde se encontraba la pokéflauta.

Al llegar al palacio fueron sorprendidos por la inmensidad del edificio además de su estilo de arquitectura, también era destacable el muro que hacían los altos arbustos y las doradas puertas de rejas que custodiaban la entrada al patio del lugar. Sin duda era un lugar con una gran historia tras él, pero no era tiempo de maravillarse ante tan majestuosa arquitectura, rápidamente empezaron a caminar cerca de los arbustos que servían como muros, todos se preguntaban cómo podrían entrar al palacio cuando Kirlia emitió un brillo azul de sus ojos que afectó a todos a su alrededor empezando a hacerlos flotar y elevándolos por encima de los arbustos para aterrizar al otro lado observando los amplios jardines con algunas estatuas de míticos pokémon, zonas llenas de flores y setos laberínticos.

–Wow, eso fue psíquico, nada mal. –El hermano pequeño pelinegro realmente se encontraba sorprendido por el movimiento que efectuó la Kirlia de su compañero, realmente pensó que fue bastante astuto por parte de la pokémon para entrar.

–Kirlia, gran trabajo, realmente tienes un gran potencial oculto, no te preocupes, sacaremos todo tu potencial poco a poco. –Pablo se encontraba satisfecho con la labor de la pokémon de ojos naranjas y acarició la cabeza de la pokémon como muestra de agradecimiento. La pokémon se asustó al ver la mano de Pablo alzada sobre ella, pero en cuanto empezó a sentir las caricias en su cabeza sintió una gran paz que la calmó de todo miedo que sentía, ella comenzaba a sentir cómo era realmente apreciada por su entrenador.

La tranquila situación fue interrumpida por una voz que llamó la atención de todos observando a una chica de aproximadamente unos años menor que ello, pelirroja con ropas notoriamente de clase alta acompañada de un grupo de mujeres vestidas de sirvientas que iban lanzando pétalos de rosas a su paso.

–¿Quienes sois y qué hacéis en los jardines de mi palacio? –Preguntó la chica notándose un tono soberbio denotando que por su estatus se creía que estaba por encima de todos.

–Por lo que dijiste supongo eres la hija de los dueños de este palacio, venimos a recuperar la pokéflauta que tú robaste. –Pablo respondió en un tono serio ignorando toda cordialidad, para él una persona como esa chica no se merecía la más mínima muestra de respeto.

–¿De qué hablas? Yo no robé nada, vi que desgraciadamente el dueño de la pokéflauta no iba a poder usarla más y la tomé para darle un mejor uso. –Esta respuesta, seguida de una risa denotando soberbia siendo apoyada por las sirvientas que la acompañaban causó una gran molestia en los tres hermanos, en cambio Pablo sentía su sangre hervir.

–¿Quién te crees que eres para decir esas cosas? –Empezó a cuestionar Sally la actitud de la princesa. –¿Acaso sabes todos los problemas que estás causando? –Seguía cuestionando mientras veía a la chica realmente su tono y expresión, normalmente calmados y pacíficos cambiaron a unos que denotaban una gran molestia y disgusto por la actitud de la niña.

–Yo soy la princesa Allie y no me importa lo que haya pasado, nadie iba a usar esa pokéflauta, si tienen problemas que vengan y la compren, si es que pueden. –Tras decir estas palabras volvió a empezar a reír de la misma forma que antes. Ella aún riéndose pudo notar a la pokémon que Pablo sostenía en sus brazos, captando toda su atención. –Oye, a propósito, esa pokémon que tienes ahí se ve de lo más linda y bonita, es una pena que su belleza sea manchada por estar junto a un tipo con tan mala clase como tú, creo que estará mejor con alguien como yo, así que aceptaré cuidarla para que esté a la altura de alguien como yo. –Tras estas palabras chasqueó los dedos y una de las sirvientas se fue para regresar al poco con un collar con correa y recibir la orden de ponerselo a Kirlia, la cual se llenó de terror al imaginar el ambiente en el que estaría sin ser debidamente valorada.

La sirvienta se acercaba, pero unas ascuas saltaron a la correa causando que se prendiera en llamas y fuera soltada abruptamente por la sirvienta que observó como un ligero humo salía de la boca de Larvesta que observaba todo con una expresión totalmente seria.

–Escucha, niña pija malcriada. –Pablo empezó a hablar mientras caminaba hacia la princesa de nombre Allie pisando los restos de la correa con la que pretendían atar a Kirlia, en su tono se podía notar una gran seriedad y furia contenida. –Si crees que tienes el derecho de tomar lo que quieras sin preguntar déjame decirte que te espera un terrible destino. –No se contenía, seguía manteniendo el mismo tono con la mirada fija en la chica que quería llevarse a Kirlia. –Crees que un pokémon es como un objeto ¿Tienes más pokémon, cuando fue la última vez que pudiste sentir el verdadero cariño de un pokémon, cuándo fue la última vez que tus pokémon se preocuparon por ti cuando te encontraste mal, cuando te encontraste triste? –Estas preguntas realmente golpearon fuerte a la chica, al pensar en ello solo pudo recordar que las veces que ella enfermó los pokémon que ella poseía no se quedaban a su lado para acompañarla, cuando ella rebosaba salud sus pokémon no parecían expresar felicidad al estar a su lado. –Y por último déjame decirte algo ¿Tienes personas que quieran estar realmente contigo y no por el dinero, cuántas de las personas que te rodean no están cobrando por estar contigo? Esa actitud solo te hará conseguir amistades por tu dinero y no por quien eres, lo que tienes lo tienes por tu riqueza, en el momento que la riqueza desaparezca de tu vida serás una patética buena para nada con la que nadie querrá estar. –Según terminó de hablar de los ojos de Allie empezaron a brotar lágrimas por la brusquedad de sus palabras, tampoco era su intención evitar ser brusco, para él una persona así no merecía nada de respeto y lo demostró al no contenerse en ni una sola palabra que dijo.

La dura situación que se formó se detuvo abruptamente por el fuerte sonido de una alarma proveniente del palacio mientras una de las sirvientas del palacio salía para alertar de un robo causando que la princesa Allie y sus sirvientas corrieran alteradas hacia la mansión y el cuarteto decidió ir también ante la presencia de problemas. El cuarteto al entrar ignoró todos los lujos que los rodeaban pues no había tiempo para observar, corrían siguiendo a las sirvientas para llegar a la sala donde se efectuaba el robo, al llegar observaron a varios pokémon en el suelo debilitados y a un grupo de sirvientas atadas y amordazadas siendo los perpetradores un grupo de tres hombres trajeados de rojo que seguían robando varias joyas y objetos de valor en esa sala además de verse a más pokémon también debilitados y amordazados. Los tres hermanos al observar a los hombres de rojo quedaron impactados, parecía que habían oído hablar de personas vestidas con esos atuendos y no podían creer tenerlos delante de ellos.

–¡ALTO! Dejen a mis pokémon. –El grito que emitió Allie exigiendo la liberación de los pokémon que retenían los de rojo captó la atención de los tres ladrones que voltearon a verla.

–Genial, más molestias. Vosotros encargaros de esos estorbos, yo seguiré tomando todo lo que pueda. –El que aparentemente era el líder del grupo continuó tomando todo lo que podía de la sala mientras sus subordinados avanzaron.

–Oye, esa chica parece ser la hija de los dueños del palacio ¿No crees que nos darán mucho dinero como rescate por ella? –Uno de los dos tipos de rojo se detuvo a pensar por el gran dinero que pagaría los dueños del palacio por el rescate de su hija, cosa que su compañero aceptó la sugerencia.

–Muy cierto, con todo ese dinero sin duda lograremos el resurgir de team Flare. –Tras decir esas palabras todos se pusieron alertas cuando observaron que lanzaba una pokéball de la cual emergió un can de color negro, hocico naranja, cola puntiaguada y una serie de huesos a lo ancho de su espalda. –Houndour tráeme a esa mocosa. –Esa orden hizo que su pokémon saltase en dirección a la princesa.

La princesa fue jalada hacia atrás antes de que el pokémon lograse atacarla, cuando observó quien la jaló pudo ver al chico que anteriormente la había dicho esas cosas tan hirientes de espaldas al pokémon como si la hubiese querido proteger, pero él tampoco resultó herido ya que notaron un campo de fuerza a su alrededor, quien creó esa barrera protectora no fue otra que Kirlia, gracias a ella nadie resultó herido. Pablo, al ser consciente del movimiento que usó por dentro se llenó de orgullo por su nueva compañera, aunque en su expresión no se viese ese sentimiento.

–Eso fue protección. Kirlia, gracias por eso. Lucario Larvesta va… –Pablo estaba por prepararse para el combate pero no terminó la frase ya que vio al trío de hermanos delante de él desafiantes ante los que revelaron intentar resurgir al equipo que tanto daño había hecho a la región de Kalos tiempo atrás.

Los otros dos tipos de rojo al ver como estaban por ser desafiados lanzaron sus pokéball de la que emergieron dos intimidantes pokémon, uno era color blanco con una de sus orejas, sus dos garras y una marca en el pecho roja con el nombre de Zangoose y el otro era un gran oso marrón con un aro amarillo en su pecho de nombre Ursaring.

–¿Qué hacéis? Nuestros iniciales no tienen oportunidad contra esos tres dejar que yo… –La palabras de Pablo fueron detenidas abruptamente al observar como los hermanos sostenían unas pokéball que no pertenecían a los pokémon que conocía. Las expresiones de ellos tres denotaban seriedad, realmente querían ocultar algo, pero por la situación estaban forzados a revelar uno de sus secretos.

CONTINUARÁ…

Mostrar comentarios del autor
hasta aquí el capítulo, primero que nada quiero disculparme por el retraso, realmente tuve problemas para hacer el capítulo ya que me salió tan largo que tuve que dividirlo en dos partes y también porque las ideas las tenía claras, pero me costaba expresarme correctamente, intenté arreglar ciertas cosas pero es posible que se encuentren algunos errores de lógica. En lo que respecta al contenido del capítulo será común ver a Pablo renegar de los sentimientos que comienzan a aflorar en el, pero tampoco abusaré de tal recurso, me alegro también de que agradase el capítulo anterior, cualquier cosa que necesitéis comentar hacerlo y responderé con gusto en el siguiente capítulo.

Y bueno, esto ha sido todo. Dudas, sugerencias y críticas podéis dejarlas en los comentarios, próximo capítulo esta vez sí, dentro de una semana.

Adiós y que el aura os acompañe
 0  0  0  0  0  0  0  0  1  0  1  0  0
Responder
#14
Y por fin me he puesto al día o.o

Pues vaya que han pasado cosas. El encuentro con Shinji y la adquisición de Kirlia para el equipo de Pablo tras todo el conflicto con alguien que ha llevado al extremo la filosofía de querer hacerse fuerte; las palabras de Lans y Mega dejan ver que tienen mucha más profundidad de lo que podría haber parecido al principio... y también son un indicio de lo que ocurre al final del episodio 5. Me parece súper interesante el tema de los secretos que guardan entre sí y ese voto de confianza para ir revelándolos poco a poco, cuando Pablo se sienta listo para confiar (su pelea interna por no aceptar esas muestras de aprecio llevan a pensar en alguna traición... sólo puedo especular que algo pasó con su familia al respecto, pero aún no tengo suficientes indicios para ahondar en esto). Otro tema son los remanentes Flare, lo cual lleva a preguntarse qué pasará :o

A nivel técnico, pienso que la narración aún podría tener algo más de pausa, dado el abuso de las comas en lugar de puntos o puntos y coma. Por lo demás, las sensaciones que querías transmitir han llegado bien y los personajes se hacen cada vez más interesantes y relacionables, sin dejar ir demasiado rápido los misterios que aún les envuelven. En cuanto al largo, en serio, no te preocupes... que los capítulos salgan como tengan que salir o.o (lo dice la persona que te pone mínimo 10k por episodio... xD)

En cuanto a lo del Smart-Rotom, sin problema, estas cosas pasan a veces. Lo tendré presente a partir de ahora o.o (y ya de paso, iré a mirarme las fichas)

Mostrar Citas
(11 Dec 2021
03:29 PM)
GuardianAura escribió:
 –¿Qué ha ocurrido? –Una voz sonó detrás del pokemon que se desvió observando a los arbustos de los que salió un chico, aproximadamente era de la edad de Pablo. Su cabello era algo corto resaltando su color plateado, denotaba una mirada sería y fría, sus ropas consistían en una chaqueta de chándal con mangas largas de color negro y el resto de un color grisaceo, mientras que sus pantalones eran de un color también gris pero algo más oscuro. –Aggron, Kirlia ¿Por qué os detenéis? –Cuestiona el misterioso entrenador a los dos pokémon que por el trato estaba claro que eran sus compañeros.
No voy a mentir, mi primera impresión fue la de un mini Máximo Peñas (¿Mínimo Peñas? xD)
 
Cita:Un movimiento hizo que las manos de Sally se alejaran de la zona de las heridas del chico al que trataba. Pablo, ante las últimas palabras del entrenador comenzó a levantarse dispuesto a enfrentarlo, realmente las palabras “débil”, "patética” y “buena para nada” lo afectaron y  enfurecieron.
Uh, normal que se lo tome tan personal, considerando lo visto en el episodio anterior o.ó
 
Cita: –Decirle a vuestro amigo que acepto el desafío, espero que la próxima vez dure un poco más. –Tras estas palabras terminó dedicando unas últimas palabras a Kirlia. –Y tú, recuerda bien esto. Si eres débil una vez, lo eres para siempre, solo eres una pérdida de tiempo. –Al terminar con esas hirientes palabras que remataron los sentimientos de la pequeña pokémon reanudó su marcha mientras los hermanos trataban de solucionar todos los problemas que causó este duro encuentro.
Uh, qué duro :s
 
Cita: –Estará equivocado, pero te daré una advertencia. Si te obsesionas con la fuerza acabarás como él, aunque creas que no, a la larga irás exigiendo a tus pokémon más fuerza para completar tus objetivos y eso hará que acabes como él. Si de verdad quieres demostrar que se equivoca empieza a cambiar tu enfoque sobre esa fuerza que ansias, deja de obsesionarte, simplemente entrena sin sobreexigirte y con el objetivo de progresar junto a tus pokémon, ve con calma y así podrás obtener esa fuerza, tardarás un tiempo, pero de esa forma te aseguras que no acabarás siendo un idiota que hace lo que sea por ser más fuerte. –Este discurso de Mega se sentía duro, pero inteligente, realmente las palabras elegidas eran duras, pero no hirientes y logró que Pablo empezase a plantearse ciertas cosas, él estaba convencido que jamás sería como él, pero tras eso empezó a plantearse el caso de que llegara a ocurrir y eso le afectó, imaginar a cualquiera de sus pokémon en la misma situación de Kirlia por su culpa le dolió.
Buen discurso o.o
 
(01 Jan 2022
02:06 PM)
GuardianAura escribió:
mientras Pablo permanecía desmayado el día anterior pudieron presenciar algo en ellos que mantenían oculto al chico, al parecer el chico de pelo largo no era el único que ocultaba importantes aspectos de su vida a sus compañeros.
Dun dun dun... owo

Y ya está, de momento. A ver cómo sigue la cosa :o

Mostrar
[Imagen: anh12KW.png]

Wasureruna saigo no buki wa ai sa
♪♪
 
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#15
POKÉMON: UNA NUEVA AVENTURA

Capítulo 6: Revelaciones II

Los tres hermanos lanzaron sus pokéball al mismo tiempo revelando a tres pokémon que dejaron a absolutamente todos, tanto humanos como pokémon asombrados. Pablo pudo notar claramente al pokémon liberado por el castaño igual que su Lucario pero sus colores eran totalmente diferentes, su pelaje en vez de azulado era grisáceo, las zonas de su piel en vez de negras eran azules y el pelaje del pecho en vez de amarillo era de un tono celeste. El pokémon liberado por Lans era cuadrúpedo con el aspecto intimidante de un león, el pelaje era de un rojo intenso, su piel grisácea y su cola terminaba en una estrella de color turquesa. El pokémon de Sally se trataba de una mariposa de la mitad de su altura con las alas ligeramente rosadas, sus patas superiores e inferiores eran de un rosa más intenso, el cuerpo color morado y sus ojos verdosos. A nadie le dio tiempo a reaccionar antes que el Lucario del castaño lanzara una serie de fuertes puñetazos a gran velocidad contra el Houndour que fue envíado a los pies del Flare.

Los otros dos pokémon de los Flare se lanzaron al ataque contra los demás, pero Sally con solo decir el nombre de su pokémon “Bugsy” hizo que ambos pokémon enemigos fuesen rodeados de un brillo azulado que los detuvo completamente notándose un brillo similar en los ojos del pokémon mariposa.

–Spark, usa colmillo trueno. –

–Grey, a bocajarro. –

Lans y Mega dieron las órdenes a sus pokémon que saltaron a efectuar el golpe, el pokémon que Lans conocía como Spark emitió una fuerte descarga eléctrica de sus colmillos mordiendo con fuerza al Zangoose que, a parte del daño de la mordida, recibió una fuerte descarga eléctrica y el pokémon que respondía al nombre de Grey volvió a dar una ráfaga de fuertes golpes contra el gran pokémon café que cayó debilitado, al igual que los otros pokémon enemigos. Todos quedaron absortos por la gran fuerza y destreza que mostraron los pokémon en el combate, pero antes de que los tres ladrones pudieran reaccionar una lanza rodeada de un brillo azul voló hasta ellos y se retorció con fuerza a su alrededor quedando atrapados como si hubiesen sido atados con una cuerda.

Pablo observó con incredulidad a sus compañeros de viaje, sin duda eran entrenadores novatos, pero que ya contaban con una gran experiencia en las batallas pokémon, además de contar con tres pokémon de una gran fortaleza.

–¿Qué fue… todo eso? –La mente de Pablo se llenó de dudas tras lo que vio buscando respuestas, pero los tres hermanos tras ver como el pokémon llamado Bugsy liberó de sus alas unos polvos que hicieron dormir a los ladrones solo se limitaron a regresar a los pokémon a sus pokéball y observar seriamente tanto a Pablo como a los presentes.

–Escuchen, esto es muy importante. Guarden el secreto del aspecto de los pokémon que vieron, no queremos llamar en exceso la atención y solo los sacamos cuando es una emergencia. –La chica del pokémon mariposa pidió con una gran seriedad en su tono y rostro que no revelasen nada del aspecto de los pokémon que mostraron ya que era notorio el extraño aspecto que tenían y la gran fuerza que poseían, ante las serias palabras de la chica tanto las sirvientas, como la princesa se limitaron a asentir aceptando guardar el secreto, pero Pablo no hizo nada ya que aún no salía de su asombro al ver lo fuertes que eran realmente sus compañeros de viaje y no unos simples novatos como parecía en un inicio.

–Pe-perdonar. –La voz nerviosa producida por la joven a la que siempre trataron como una princesa sacó de su absorto a pelinegro y captó la atención de los tres entrenadores. –Gra-gracias por detener a los ladrones y… salvar a mis pokémon. –Se podía sentir un tomo temeroso por toda la experiencia ocurrida, pero sinceramente agradecida por toda la ayuda que prestaron unos desconocidos a los que infravaloró tanto desde el inicio. Cuando vio como las sirvientas que la acompañaban fueron a prestar ayuda a las que permanecían amordazadas y también a los pokémon heridos pensó algo que sorprendió a todos cuando lo dijo. –Quiero compensarlos por todo lo que han hecho. –Tras decir eso vio a una de sus sirvientas y ordenó que trajeran la pokéflauta cosa que se cumplió en cuestión de pocos minutos llegando en un carro a disposición de la joven, tomó con suavidad dicha flauta y caminó hasta Pablo, que era el que más cerca tenía para terminar adelantando sus manos para cederla.

Pablo tomó tranquilamente la pokéflauta y por primera vez su tono de voz se volvió cordial al expresar su agradecimiento por serles regresado el objeto que ella se llevó del castillo Caduco, tras recibirla se la entregó a Sally, se prepararon para irse del palacio y regresar a pueblo Vánitas para solucionar el problema de Snorlax, pero antes de que salieran por la puerta la chica pelirroja en un tono ligeramente nervioso los detuvo, bueno en especial detuvo a Pablo buscando saber la forma en la que podría mejorar para evitar el destino con la que el entrenador amenazó. El pelinegro pudo notar en los ojos de la joven una petición de ayuda para evitar el mal camino que estaba siguiendo, por lo que aceptó a dar algunos consejos a la espera de que la policía se llevase a los maleantes, también acordó con el trío de hermanos que, en lo que él trataba de aconsejar ellos irían a solucionar la tarea que quedaba pendiente.

Pablo se quedó con la princesa en lo que sus compañeros solucionaban el problema restante, en la conversación que tuvieron, el chico dio sabios consejos para que la chica dejase atrás toda soberbia que llegó a mostrar en su día, que comprenda los sentimientos de los demás antes de exigir nada para ella, pensar en toda la gente no tuvo una vida tan fácil como la suya y no todo se soluciona con las riquezas que se posean, finalmente con respecto a los pokémon sus consejos fueron en pos del debido cuidado sentimental, si ella querría recibir el afecto de sus pokémon a partir de ahora ella también debería entregarles su afecto y eso no se conseguiría solo con con cuidados lujosos necesitaría darles su cariño, pensar en lo que quieren ellos, si ella quiere jugar pero sus pokémon están cansados lo mejor sería dejarles descansar, el hacer sacrificios por otros es una buena forma de demostrar que tus intenciones son buenas. Ella al escuchar cada consejo no pudo pensar en lo difícil que sería llevarlos a cabo, pero el pensar en el auténtico aprecio que recibiría de las personas a su alrededor fue lo que de verdad le dio los ánimos para comenzar a cambiar y evitar el terrible destino que la podría aguardar.

Con el grupo de hermanos, llegaron de vuelta al pueblo y fueron directos al castillo Caduco donde el ahora ex mayordomo de lord Caduco mostró a Sally la partitura que tocaba el fallecido lord, la chica comenzó a practicar, hacía tiempo que no practicaba por lo que al inicio le costó bastante agarrarle el truco, pero mientras pasaban los intentos y los minutos cada vez fue haciéndolo mejor hasta conseguir emitir una melodía que al anciano mayordomo que los acompañaba le recordó a la que emitía en vida el difunto por lo que, totalmente segura de sí misma salió al balcón donde pudo observar a la mole dormida y comenzó a tocar la pokéflauta emitiendo una dulce melodía que hizo que el cuerpo de Snorlax se estremeciera y sus cerrados ojos comenzasen a moverse. Un gran bostezo fue emitido por el pokémon mientras se balanceaba al ritmo de la música hasta lograr pararse y, al ver la montaña de bayas que le aguardaba como ofrenda comenzó a caminar dando saltos para empezar a comer las bayas una a una hasta quedar totalmente saciado y despedirse alegremente del pueblo para regresar en dirección a las montañas.

Tras solucionar el tema de Snorlax los tres fueron de regreso al palacio para buscar a su compañero siendo recibidos cordialmente por las sirvientas del palacio y viendo regresar a su amigo junto a la pelirroja a la que estuvo aconsejando, pero antes de que emprendieran la marcha, la princesa quiso dar un obsequio al entrenador que cargaba a la Kirlia por lo que había hecho por ella, desde protegerla del ataque de aquel Houndour hasta tomarse la molestia de dar los consejos necesarios para ser una mejor persona, tras eso una de las sirvientas llegó empujando un carro en el que se encontraba una espada envainada con una funda de cuero azúl oscuro, pero esa espada no parecía de las de antaño, en el pomo y los extremos de la guarda permanecían tres doradas pokéball, en el centro entre la guarda y empuñadura se podía apreciar un botón que activaría algún dispositivo dentro de la misma.

–Esta espada fue uno de mis tantos caprichos, las pokéball que ves en ella están hechas de oro. La espada es de especial uso para el torneo de justas pokémon que inició hace algún tiempo, pero solo la quería simplemente por tenerla. –Allie comenzó a describir los aspectos más lujosos de dicha espada, añadiendo que sería especial para un tipo de evento llamado justas pokémon.

–Son esos torneos que se crearon como alternativa masculina a las exhibiciones pokémon ¿Verdad? –La duda que lanzó la chica de ropas amarillas fue resuelta por un asentimiento de la chica que estaba regalando la espada.

–Una competición solo para hombres donde el entrenador en la primera ronda deberá dar una muestra de fuerza, ingenio o habilidad junto a su pokémon y la siguiente ronda consiste en batirse en un duelo con entrenador y pokémon luchando juntos por lograr la victoria. –Mega dio un breve resumen de qué consistían dichas justas, dicho resumen causó un leve interés en el chico de pelo largo por dicha competición.

–Por favor, te pido que aceptes este obsequio como parte de mi buena voluntad para que veas que de verdad estoy dispuesta a cambiar. –Las palabras de la joven se sentían realmente sinceras cosa que Pablo pudo notar y caminó hacia ella para tomar dicha espada y colgarla en su espalda ajustando la hebilla para poder llevarla adecuadamente.

–De acuerdo, lo aceptaré como muestra de mi confianza, pero si descubro que sigues actuando de forma egoísta me encargaré de destruirla. –El tono de las palabras del chico se sentían serias y amenazantes, un pequeño temor se hizo presente en el interior de la chica a la que se dirigía, pero se mantuvo firme y aseguró que no volvería a actuar de tal forma y que seguiría los consejos que recibió para poder mejorar como persona.

Al dar por finalizado el encuentro el cuarteto viajero se despidió de la pelirroja siendo que, en lo que los hermanos despertaban al Snorlax la policía se llevó a los ladrones que amenazaban con originar el resurgir del team Flare, y continuaron su viaje.

Mientras caminaban Pablo detuvo al grupo de hermanos para poder responder la gran duda que surgió en la batalla contra el trío villano. –Por cierto ¿Qué fueron esos pokémon que sacaron? No se veían nada comunes y esa fuerza, realmente era fuera de lo común. –Realmente tenía muchas dudas por lo que sucedió; la apariencia de los pokémon, su gran fuerza, necesitaba saber qué clase de entrenadores eran sus compañeros de viaje.

–Bueno, supongo que es momento de que cumplas tu parte del trato. Dinos qué relación tienes con Lucario y Larvesta y nosotros te diremos la nuestra con nuestros amigos. –El chico de pelo alborotado respondió a la pregunta de su amigo con un recordatorio del trato que hicieron en la mañana, en cuanto supiesen la relación entre el entrenador y los dos pokémon que lo acompañaban desde antes de ser oficialmente un entrenador, ellos harían lo suyo con los suyos.

–Está bien. –Respondió el chico de cabello negro suspirando por la situación al verse obligado a hablar sobre sus pokémon si quería saber sobre los de sus compañeros de viaje. –Lucario está conmigo desde que tenía cinco años obtuve un huevo pokémon y de él salió un Riolu que luego evolucionó a Lucario, mientras que Larvesta. –En ese momento hizo una pausa para mirar a la larva de fuego que sostenía su compañero más veterano, la pokémon simplemente se limitó a observar con un semblante serio a su entrenador con un ligero asentimiento como si le estuviese diciendo que no había problemas en contar su historia. –A ella… la conocí cuando viajaba antes de convertirme en entrenador, la encontré observando un lago al cual saltó por su propia voluntad. –Tras ese dato el rostro de los hermanos cambió de uno tranquilo a uno impactado al saber que llegó al tal extremo. –Yo salté al lago para rescatarla y pude lograrlo. En ese momento pude ver en sus ojos que se sentía como si no valiese para nada, que estaría mejor en el fondo de ese lago por lo que prometí que haría que dejase atrás su debilidad para que nunca más se volviese a sentir débil. –Y de esa forma terminó la historia de la pokémon fuego/bicho dejando a los hermanos estupefactos ante tal anécdota. En ese momento la visión de los hermanos sobre Pablo cambió totalmente, pese a que era obvio que era una persona amargada y solitaria veían en él a alguien que realmente buscaba el bien para quien lo necesitase, no dudó en sacrificarse para salvar a Kirlia de aquel Aggron, tampoco tuvo reparos en ayudar a la chica que había mostrado una actitud tan soberbia hacia ellos para que pudiese cambiar su actitud y mejorar como persona y, tras escuchar sobre lo que hizo por Larvesta confirmaron el nuevo punto de vista que tenían sobre él y en el interior de cada uno se propusieron ayudarle para que de ninguna forma acabase en ese foso solitario al que se acercaba poco a poco siguiendo ese solitario camino, estaba claro que no lo tendrían fácil, pero sabían que serían capaces de ayudarle a salir de ese camino y que pudiese obtener, aunque fuese un buen final.

Y tras esas revelaciones fue el turno de los hermanos para dar explicaciones, cosa que hicieron según el trato que hicieron con el amargado chico al inicio del día.

–Bien, es momento de que nosotros te digamos sobre nuestros pokémon. –El chico del que colgaban las gafas de aviador fue el primero en dar el paso para hablar. –Bugsy, el Butterfree; Grey, el Lucario y Spark, el Luxray. Eso son los pokémon que viste. –Inició por dar el nombre de cada especie que se vio en la batalla con el nombre que cada uno dio a dicho pokémon.

–Los seis llevamos juntos desde pequeños, a Bugsy lo conocí como un Caterpie dorado mientras paseaba con mis padres por el bosque y pensaron que sería un buen pokémon como primera toma de contacto antes de empezar mi viaje como entrenadora. Sus colores son lo que se conoce como un pokémon variocolor o shiny un tipo de apariencia diferente a lo común que pueden presentar algunos pokémon. –La explicación de Sally fue clara, no solo por el encuentro entre ella y su pokémon sino que también por los colores que presentaba su Butterfree.

–Respecto a Lans y a mí encontramos los huevos pokémon abandonados en una montaña a la que fuimos de excursión y al poco de encontrarlos comenzaron a brillar señal de que estaban por eclosionar por lo que tuvimos que darles calor para que nacieran bien. –Mega fue el siguiente en explicar dejando ver que el encuentro entre ambos hermanos y sus pokémon fue simultáneo. Su hermano tomó el relevo de la explicación.

–Respecto a sus colores, todos quedaron asombrados, se supone que la versión variocolor de esas especies es de un tono amarillo o dorado, pero nadie daba crédito a esa coloración de piel y pelaje. Dejamos que les hicieran algunas pruebas, pero a parte de sus colores no tenían nada raro en su físico por lo que seguimos con ellos. Nuestra relación es como si fuesen también nuestros hermanos ya que siempre estuvimos juntos. –Lans siguió explicando el encuentro entre ellos y sus pokémon terminando de solucionar varias dudas que le habían surgido a Pablo, pero aún quedaba una y puede que fuese la más grande, la fuerza, esa fuerza que los tres mostraron era extraordinaria y por lo que dijeron los hermanos no parecía que los colores de los pokémon influyesen en su fortaleza por lo que ¿De dónde venía tal fuerza?

–Y respondiendo tu última pregunta. Ya has visto que nuestro pokémon son bastante fuertes, llevan con nosotros desde pequeños y desde pequeños hemos entrenado entre todos para poder ser grandes entrenadores. –La chica respondió la última duda de su compañero de viaje, la explicación le pareció vaga ¿Qué clase de entrenamiento tuvieron para que llegasen a tal punto? Algo más le estaba ocultando. –Solo te diré que no fue un entrenamiento fácil, además nuestros pokémon también nos empujaron a un entrenamiento algo más duro. Digamos que todos llevamos los combates en la sangre. –Tras esta última aclaración la castaña emitió una sonrisa la cual acompañaron sus hermanos.

Pese a que algunas de sus dudas fueron resueltas le generaron otras aún más grandes ¿Con qué clase de entrenadores estaba viajando? Serían dudas que seguiría resolviendo a lo largo del viaje siempre y cuando él estuviese dispuesto a revelar más cosas sobre él.

CONTINUARÁ…

Mostrar
Mostrar Comentarios del autor
Y aquí está la segunda parte del capítulo, para ser sincero me cuesta un poco hacerlos. Las ideas las tengo claras, pero me cuesta plasmarlas y supongo que eso se refleja en que aún me queda de mejorar la narrativa, en fin será cuestión de seguir, al menos me alegra saber que la trama está gustando solo espero que ciertas ideas que implementaré más adelante no sean mal vistas, como dije los aspectos más importantes de la trama están hechos de forma que no haya cabos sueltos o al menos haya los menos posibles. Respecto a los pokémon de esos tres para confirmar lo único especial son sus colores, el resto fue a base de entrenamiento, la duda sobre la razón de tanta fuerza a base de entrenamiento también será resuelta a futuro, pero ese será mi recurso para cuando las cosas se pongan muy feas y puedan tener un salvavidas.
@SoujiFujimura me alegra saber que la trama te está gustando y te parece interesante, eso me tranquiliza para seguir manejando la trama como hasta ahora, por la narrativa pues sigo haciendo lo posible por mejorarla, pero aún tengo ese problemilla que solucionar.

Y hasta aquí el capítulo, cualquier duda, crítica o sugerencia pueden comentarla y yo responderé cuando salga el siguiente capítulo que será dentro de dos semanas ya que regreso a clases. Sin nada más que decir me despido.

Adiós y que el aura esté con vosotros
 0  0  0  0  0  0  0  0  2  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)
task