Longfic- Pokémon: Path to Glory

Extension largaLongfic
FranquiciaOriginal
GéneroAventuraComedia
Resumen

Una historia de superación, de inspiración, de redención. Imponentes palabras que no se pueden aplicar a este fic: Disfruta de las típicas aventuras de un viaje pokémon

#1
[Imagen: Pu2LLBY.png] 
ignoremos mi maravillosa edición
Bienvenidos todos a Pokémon: Path to Glory mi primer y único longfic hasta el momento. Realmente no se que más añadir: simplemente pedir perdón a los posibles lectores por los muchos vicios que tengo ya adquiridos y difícilmente podré subsanar (escribir pokemon sin tilde e indistintamente mayúscula y minúscula es un buen ejemplo) Tambien decir que usare este primer post para editar con las fichas de los personajes y también capítulos

Finalizo diciendo que Path to Glory es una historia con personajes originales (quizás algo clichés pero originales al fin y al cabo (?) sin perjuicio de que cualquier personaje ya existente ( un líder de gimnasio por ejemplo) pueda gozar de cierto protagonismo . Espero lo disfruten. 


Mostrar Capitulos

Capitulo 0: Thanks for the memories / Gracias por los recuerdos
Capitulo 1: Una ardiente batalla
Capitulo 2: Tensión y distensión
Capitulo 3: Movimientos
Capitulo 4: Una tarde en-tera
Capitulo 5: Conversaciones
Capitulo 6 : El hogar
Capitulo 7: La dureza de la tierra
Capitulo 8: Preparativos
Capitulo 9: Inauguración
Capitulo 10: Primera ronda (I)
Capitulo 11: Primera ronda (II)
Capitulo 12: Estilo Directo
Capitulo 13: Pasión versus percepción
Capitulo 14: Apretados resultados
Capitulo 15: Nuevas andanzas
Capitulo 16: La familia que cría unida
Capitulo 17: Malos bichos
Capitulo 18: Amargos Aromas
Capitulo 19: Una batalla de altura
Capitulo 20: Bajo un mismo cielo 

Mostrar Personajes

Nombre Completo: "AJ" Slifer
Color de pelo: Negro
Color de ojos: Marrón
Primera aparición: Capitulo 1: Una ardiente batalla
Grupo sanguíneo: 0
Edad: 15 años(En el Capitulo 1: Una ardiente batalla)
Cumpleaños: 28 de Diciembre
Familiares:
Aiko(Hermana)
Padre
Madre
Tema: Woodman Theme (Super Smash Bros Ultimate)
Pokemon:
Saur(Ivysaur macho/Pokemon inicial)
Hydra(Seadra hembra)
Yami(Eevee macho)
Hammer(Kingler macho)
Foxy(Ninetales hembra)
Henshi(Butterfree macho)
Iwasa(Aerodactyl macho)
Waru(Haunter macho)
Blade(Scyther macho)


Nombre Completo: Eric Blaze
Color de pelo: Castaño
Color de ojos: Verdes
Primera aparición: Capitulo 1: Una ardiente batalla
Grupo sanguíneo: A
Edad: 16 Años (Al inicio del fic)
Cumpleaños: 8 de Agosto
Familiares: Familia no presentada
Tema: ?
Pokemon
Charmeleon(macho/Pokemon inicial)
Beedrill(macho)
Pidgeot (macho)
Golduck(macho)
Pikachu(macho)
Onix(macho)

Nombre Completo: Izumi Evans
Color de pelo: Negro
Color de ojos: Azul
Primera aparición: Capitulo 3: Movimientos
Grupo sanguíneo: B
Edad: 16 años(inicio del fic)/
Cumpleaños: 8 de Abril
Familiares: Familia no presentada
Tema:
Pokemon:

Zelvy (Wartortle macho/ pokemon inicial)
Mory (Skarmory hembra)
Kiba (Growlithe macho)
Mauz (Meowth macho)
Wanda(Gloom hembra)
Dory (Nidoran hembra)



Nombre completo: Angélica Sparks (Angie)
Color de pelo: Rubio
Color de ojos: Miel
Primera aparición: Capítulo 7: La dureza de la tierra
Grupo sanguíneo: AB
Edad: 13 años (Capítulo 7: La dureza de la tierra)
Familiares:
Tema:
Pokemon:
Pichu (hembra/pokémon inicial)
Ekans (macho)







Responder
#2


Los echo de menos, sí, no hay duda, añoro aquellos tiempos.

Es curioso el siempre devastador paso del tiempo, el cómo hace que lo que ha pasado hace apenas unos meses parezca tan lejano, como si nunca hubiera sucedido, y teniendo en cuenta que lo que a mí me sucedió fue bastante más de unos meses sería lógico pensar que lo he olvidado.

Evidentemente no lo he olvidado y hablar de mí en esta historia sería egoísta cuanto menos ya que, obviamente, no fui yo el único participante en aquella gran competición que reunió a gente de todo el mundo, de unas partes más que de otras, pero tampoco hay que ser tan detallista... ¿Qué decía? Ah sí, yo y mis amigos participamos en tan épica competición, no éramos más que un grupo de... bueno, no novatos, pero pese a la experiencia casi ninguno habíamos ganado algún trofeo o condecoración así que supongo que eso nos hace novatos...y si la gente supiera lo que hicimos...aunque mejor así, me gusta tener privacidad para, por ejemplo, dar un paseo por Ciudad Iris, en otoño está especialmente bella y su aura mística se amplifica con la fresca brisa otoñal que derriba las decoloradas hojas de las árboles. Por supuesto iría acompañado de alguno de mis fieles amigos Pokemon gracias a los cuales pude llegar a dicha competición, parece una perogrullada, pero a más de uno no le vendría mal fijarse un poco más en ellos y menos en la pompa y el champán, volviendo a lo que iba, supongo que alguno se escandalizaría de verme caminar con mis Pokemon ya que la mayoría no son muy... “paseables” por usar un término. Como en alguna ocasión me dijo una de mis amigas, también participante en el torneo, “puedes ir con un Pikachu, un Piplup o un Axew en la cabeza y nadie te dirá nada, pero lleva un Sneasel y la gente te mirara mal” un Sneasel pesa más, es cierto, pero no veo el por qué hay que ver sistemáticamente a unas especies Pokémon como buenas y a otras como malas, o peor aún, atribuirle dichas características al entrenador de esos Pokemon, mi sentido común me dice que eso es falso y mis años de entrenador me lo han confirmado, pero sí la humanidad quiere dirigirse a donde se está dirigiendo allá ellos.


Creo que se me ha ido un poco el hilo, como estaba diciendo yo y mis amigos participamos en dicha competición, no se podía decir que estuviéramos solos, mucha de la gente con la que nos habíamos encontrado durante nuestros viajes se encontraba allí. No puedo evitar emocionarme al recordar como todos, cada uno con nuestros propios sueños, ideales y ambiciones dimos el todo con el todo para ganar, como nuestra, entonces joven, sangre era un tsunami hirviente que nos obligaba a hacer lo máximo.


Tsunami...bueno, tsunami para algunos, un arroyo para otros, yo creo que nunca tuve ese carácter apasionado y competitivo, tan ridículamente ensalzado por algunos, pero no podía negar que me...perdón, nos esforzamos para intentar ganar. Hablando de mis amigos ¿Qué habrá sido de ellos? Yo los sigo considerando como tal, pese a que el contacto con algunos se ha distanciado mucho aún intentamos mantenerlo, es obvia la distancia... cada uno hemos hecho lo que mejor considerábamos para nosotros y eso nos ha llevado a distintos lugares.


Supongo que a estas edades es cuando se entiende aquello de que los trofeos no tienen tanta importancia, también sería insultante decir que no tienen ninguna, porque, aunque no puedo recordar su brillo y sus joyas apenas que los mire recuerdo perfectamente cada detalle del día de la final. Aquel cielo oscuro que amenazaba con desencadenar el mismísimo Diluvio, aquel viento frío que susurraba los nombres de todos los que no pudieron llegar y.… la grada absolutamente repleta, para mí, y tengo a buen seguro que los que no podían estar presentes lo veían desde sus casas, aunque posiblemente con la misma pasión que los que allí estaban.


Nuestros Pokémon lo hicieron lo mejor que pudieron y debido a ello cualquiera hubiera sido un justo ganador, aunque lo que tienen las competiciones es eso: un ganador y el resto perdedores, lo que no impide que estos saboreen la gloria también a su manera.


Sí, mi vida actual está muy bien, tengo un trabajo que me gusta y puedo mantener a mi familia, no todo el mundo puede decir eso, mis Pokemon y yo seguimos juntos. Solo espero que esto pueda mantenerse así.


Pero indudablemente añoro esos días de juventud.
1
1
Responder
#3
CAPÍTULO 1: UNA ARDIENTE BATALLA

En el sur de Kanto, concretamente en la ruta acuática que unía Ciudad Fucsia con Isla Canela, un modesto barco de pasajeros se dirigía a esta última, muchos de los pasajeros con intención de pasar unos días de vacaciones en tan turística isla , otros ,tal vez , por algún motivo de trabajo, e indudablemente otros para dirigirse al gimnasio Pokemon que la isla albergaba, el penúltimo en la ruta oficial de gimnasios cuyas medallas eran necesarias para poder participar en la Liga Pokemon de Kanto, esta historia comienza con unos de esos entrenadores


- ¡Otra vez no! - exclamo el joven, tras lo cual hubo de liberar de su boca una ráfaga de fluidos, cuyo aspecto es mejor no especificar, que cayeron en el retrete de una de las habitaciones de ese barco - ¿Quién me mandaría hacer este viaje? -dijo el chico reincorporándose


-Eivy sor-exclamo el Pokemon de joven mientras señalaba con una de sus patas una bolsa de galletas a medio comer, el Pokemon en cuestión era una criatura cuadrúpeda , con tres uñas en cada pata, poseía además dos orejas de un color azul claro, al igual que toda su piel , que está salpicadas de manchas de un color más intenso, sin embargo que más llamaba la atención de su anatomía era el bulbo de color rosado que poseía en la espalda , de cuya base surgen cuatro hojas ,parecidas a helechos, apuntado cada hoja hacia un punto cardinal distinto

-Tu también has comido- dijo el chico recién sentado en la cama de la habitación – y ya sabes lo que me pasa en los viajes – dijo el chico mientras se pasaba la mano por su puntiagudo peinado negro-bueno supongo que faltará poco para llegar- dijo mientras se estiraba en la cama de sábanas naranjas sobre la cual destacaba el color negro de su mochila, idéntico color que el de su camiseta, en la cual había inscrita en letras plateadas la palabra “Soul”y el color característico de sus vaqueros en los cuales a la altura de la cintura había un cinturón con seis pokeballs

-¡Pasajeros les informamos que el “Cruzamares” ha llegado a Isla Canela, agradecemos que viajen con nosotros!-informó una voz por megafonía

-Vamos Saur-dijo el chico mientras cogía su mochila y se dirigía hacia la puerta, si bien aun visiblemente mareado, seguido del cuadrúpedo Pokemon

Una vez ya sobre suelo firme el chico había recuperado su color natural de piel y sus ojos castaños volvían a tener su brillo habitual, comenzó a caminar por las calle transitadas calles mientras disfrutaba de la agradable brisa fruto de la mezcla de la corriente húmeda que venía de la costa con el viento más fresco que bajaba del volcán haciendo una tarde muy adecuada para pasear, si bien eso no era lo que iba buscando nuestro protagonista

-¡Te reto a un combate forastero!-Dijo un entrenador que había visto a nuestro pelinegro caminar con Saur

-¿Es a mí?-preguntó el entrenador del Ivysaur con cierta incredulidad ya que el retador apenas le llegaba a las rodillas

-Sí, yo Tim de Isla Canela te desafió a un combate doble-dijo el retador con mucho orgullo-¿Dime, aceptas o no?

-Muy bien, yo AJ de Pueblo Paleta acepto tu desafío-afirmó nuestro entrenador

-Pues adelante-dijo Tim mientras cogía dos de sus pokeballs y las lanzaba generando un fuerte fulgor blanco al abrirse las mismas que tras extinguirse dejó ver a sus Pokemon , uno de ellos era un roedor ,un poco más pequeño que Saur, de pelaje castaño, a excepción de su vientre de un color más suave y de su cola desnuda poseía además 3 bigotes a ambos lados de la cara, que por su tamaño debía tratarse de un espécimen macho , en la que brillaban unos desarrollados dientes, el otro Pokemon tenía el cuerpo redondeado de un color azul ,además de unas pequeñas patitas y una cola palmeada más desarrollada que estas, por lo demás en el vientre poseía una superficie blanca decorada con una espiral negra

-Un Raticate y un Poliwag-pensó AJ, teniendo en cuenta que en este gimnasio no os podré usar esta será un buen entrenamiento para vosotros, yo escojo a Saur y a Yami- dijo ahora en voz alta

Junto al Ivysaur que había dado en un paso adelante para colocarse en la improvisada zona de combate se manifestó un pequeño mamífero cuadrúpedo de color café a excepción de la punta de su peluda cola y una especie de collarín de pelo debajo de su cabeza, ambos de una tonalidad más clara

- ¡Vii!- exclamó el Pokemon moviendo sus largas orejas lo que causó la admiración de varios, especialmente del género femenino, de los muchos espectadores que se habían acercado a ver el combate

-Poliwag usa Burbuja, Raticate usa Placaje- mandó Tim

-Saur destruye ese Burbuja, Yami usa Cola Férrea contra Raticate-pidió AJ con serenidad

Así el Pokemon acuático generó un cúmulo de burbujas dirigidas hacia sus oponentes, si bien no llegaron ni a acercarse ya que el Pokemon de planta usando un látigo que se extendía desde debajo de su bulbo destruyó todo el ataque acuático con un solo barrido, por su parte el roedor se dirigía dispuesto a embestir al pequeño zorro sin embargo a escasos metros de este , el Eevee tensó sus músculos de la cola , que ahora tenía un fulgor metalizado golpeando duramente a su atacante antes de que tuviera oportunidad de atacar

-Bien – dijo AJ-Ahora Saur utiliza Hoja Afilada y Yami utiliza Ataque Rápido contra Raticate- comandó el entrenador seguro de su victoria

El Ivysaur agitó su lomo liberando una enorme cantidad de punzantes hojas que golpearon duramente a sus oponentes especialmente al renacuajo, además el pequeño zorro empezó a correr hacia el Raticate, dejando tras él una estela blanca como prueba de su velocidad embistiendo con fuerza al roedor, que rodó hacia los pies de su entrenador

-Vamos chicos levantaos-dijo Tim tratando de animar a sus Pokemon-Poliwag usa el ataque que estuvimos practicando, usa Hidropulso y Raticate usa Placaje de nuevo –Dijo Tim intentando controlar el ritmo del combate

Así mientras el roedor cargaba contra sus adversarios el pequeño Poliwag se reincorporo generando en su boca una gran esfera de agua, sin embargo, este no fue capaz de controlarla y fue dirigida a su compañero de equipo que fue derrotado

-Eso fue raro- pensó AJ mientra se formaba una gota de sudor en su cabeza al igual que a sus Pokemon
- ¡Maldición! –gruñó Tim-usa tu Hidropulso otra vez

El pequeño anfibio visiblemente nervioso volvió a generar la esfera de agua, sin embargó esta vez no se atrevió a lanzar el ataque haciendo que la esfera creciera, como consecuencia el pequeño Pokemon cayó de espaldas disparando su ataque contra su sorprendido, y ahora empapado entrenador, que no pudo evitar caer al suelo, eso causo una sonora risa de la multitud que rápidamente se disipó

-¿Estas bien?-preguntó AJ mientras le ayudaba a levantarse
-Sí, solo me duele el orgullo-dijo Tim- y el culo-afirmó ahora con gesto de dolor
-Tú no tienes mucha experiencia en esto ¿verdad? -preguntó AJ mientras regresaba sus Pokemon a sus pokeballs
-Lo hice para impresionar a las chicas je je je-confesó Tim haciendo que AJ se pasara la mano por el rostro con cierta vergüenza ajena, posiblemente porque esa frase le había recordado a alguien
-Cambiando de tema- dijo AJ nada interesado en la vida social de su adversario - ¿Sabes dónde está el Centro Pokemon? -pregunto AJ – vengo por mi séptima medalla y...
- ¿Tienes seis? -preguntó Tim visiblemente admirado-con razón me ganaste, el Centro Pokemon esta solo un par de calles más a la izquierda, debo decir a la gente que me ganaste ya que tienes seis medallas –dijo Tim cambiando de tema y corriendo a explicar el porqué de su derrota a alguien que quisiera escucharla

-Se resfriara- pensó AJ mientras veía al empapado Tim correr hacia la lejanía, -En fin, hubiera esperado un combate más interesante pero ya se a donde tengo que ir- pensó mientras se dirigía hacia donde le había indicado Tim,

En escasos minutos consiguió llegar al Centro Pokemon, era un edificio de fachadas blancas, con un tejado abombado de color rojo, existiendo la letra “P” en la fachada, demostrando que era un edificio autorizado de la liga Pokemon, una vez dentro AJ se dirigió al mostrador, siendo atendido por una enfermera de cabello rosa, con dos coletas atadas en modo de aros y ojos azulados, realmente como todas las enfermeras que trabajaban en ese edificio a lo largo y ancho de la región

-Joy le traigo a mis Pokemon para que compruebe su estado- dijo AJ mientras colocaba sus seis pokeballs en lo alto del mostrador
-Sí, claro- respondió la enfermera mientras colocaba las pokeballs en una bandeja plateada, dispuestas para ser llevadas a la máquina encargadas de los chequeos
-¿Oiga, quedan habitaciones?- preguntó AJ sabiendo de lo transitada de la isla y temiendo tener que dormir al aire libre
-Sí, todavía queda una-respondía la enfermera, mientras cogía las llaves de dicha habitación suponiendo que el pelinegro quería hospedarse, suponía bien,


Una vez con sus Pokemon siendo curados y con la llave en el bolsillo, AJ se dirigió hacia la sala de espera y sentándose en uno de los sillones añiles de dicha sala cogió una revista de la mesita en el centro de la sala y se dispuso a leerla


-El líder del Gimnasio de Ciudad Verde sigue ausente, provocando numerosos problemas a los entrenadores que quieren desafiarle-leyó AJ en voz alta , tras lo cual su expresión facial cambió a una mucho más seria y tensa , era evidente que en esa noticia bien por la ciudad o bien por la identidad del líder de gimnasio había algo que no le agradaba lo más mínimo, sin embargo sabiendo que no podía hacer nada al respecto, decidió pasar la página comenzando a leer un artículo sobre Misty, la líder de gimnasio de Ciudad Celeste

-No parece tan gruñona en la foto- dijo AJ para sí mientras no podía esconder una sonrisa que se había dibujado nada más ver sobre quien trataba el artículo-tengo que llamarla un día de estos-pensó mientras pasaba la página


El chico continuó leyendo hasta que fue a recoger a sus Pokemon ya totalmente sanos a la recepción, colocando cada uno en el lugar correspondiente de su cinturón hasta que se detuvo cuando la pokeball a colocar era una especial conocida como Safari-Ball, una pokeball que en vez tener su parte superior de color rojo la tenía de un color similar a un estampado de camuflaje

-Casi lo olvido-pensó AJ que se dirigió hacia una especie de ordenador especial situado en la recepción, el chico sacó de su bolsillo su licencia de entrenador Pokemon, consistiendo esta en un pequeño rectángulo de color azul con una banda magnetizada que incluía los datos del usuario introduciéndola por una ranura dicho artefacto, si bien nada paso

-Condenado trasto- susurró el chico para después darle un discreto golpe a la parte superior del aparato, definitivamente no tenía demasiada paciencia ni habilidad con los artilugios electrónicos, si bien es cierto que el aparato comenzó a funcionar, apareciendo una señal que decía: Conectando con Laboratorio Pokemon de Oak, tras lo cual apareció en la pantalla dicho sujeto, tenía el pelo espigado de un color gris, en contraste con el negro de sus desarrolladas cejas vestía además una bata blanca de investigador Pokemon sobre su ropa de diario consistente en una camisa roja y unos pantalones marrones

-Hola AJ- dijo el investigador Pokemon –dime que quieres a estas horas- añadió tras un largo bostezo
-Necesito que me mande uno de mis Pokemon para el combate de gimnasio, a Hammer para ser más exacto- dijo AJ que había ignorado el largo bostezo
-Bien-dijo Oak mientras ponía la pokeball de dicho Pokemon en una superficie plana, cosa que AJ emuló colocando su safari-ball en una superficie igual situado en el ordenador, de modo casi instantáneo ambas pokeball intercambiaron de lugar
-Cuide de Blade-dijo AJ mientras se disponía a acabar con la comunicación

Una vez que el pelinegro había hecho lo que había considerado preciso se dirigió hacia su habitación, según la llave que la habían dado la número 009, para disponerse a descansar para el duro combate que seguro tendría la mañana siguiente, además el viajecito en barco junto a la caminata por la ciudad le habían dejado más cansado de lo que aparentaba, así que entró en la habitación la cual disponía de una cama de cobertores rojizos , una mesita de noche y un escritorio, el chico no se fijó mucho más , en la habitación ya que tras cerrar la puerta con llave se precipitó sobre la cama quedando casi dormido en el acto, si bien pudo recordar cierta cosa que tenía que hacer al día siguiente ,antes de su batalla de gimnasio, pero por el momento solo se preocupó de descansar lo necesario

A la mañana siguiente y tras haberse informado correctamente sobre a dónde debía dirigirse, se encaminó hacia la parte sur de la isla, concretamente al Laboratorio Pokemon de Isla Canela donde debía entregar un objeto

-Buenas días-dijo el chico nada más entrar-traigo un paquete del Museo de Ciudad Plateada.
-Es al todo al fondo-indicó una recepcionista mientras señalaba un largo pasillo
- ¿Le importaría entregarlo usted? - dijo el chico que tampoco quería perder demasiado tiempo
-Dónde está el paquete- preguntó la recepcionista
-Está aquí- respondió el joven de ojos castaños que sacó de su mochila un recipiente cristalino y transparente el cual contenía una óvalo de un color ambarino pudiendo apreciarse en el centro unos pequeños restos de un ser vivo

El chico una vez habiendo hecho el reparto se dirigió al centro Pokemon para desayunar antes de la batalla de gimnasio sin percatarse que cuando el alejaba del laboratorio cierto individuo que había estado merodeando cerca del mismo se decidió a acercarse más todavía al establecimiento

-Base, aquí el agente Igno estoy en frente del laboratorio ¿Me dispongo a actuar? -preguntó el sujeto por una especie de comunicador
-No-fue la firme respuesta dada por la voz al otro lado del comunicador- le recuerdo que el éxito de esta misión es muy importante para el Team Rocket, cuando vaya actuar compruebe que lo tiene todo calculado y a su favor- añadió la voz
-Sí-respondió fríamente dicho agente mientras apagaba el aparato de comunicación

Ajeno a esa conversación AJ acaba de entrar al centro Pokemon dispuesto a dirigirse a la cafetería de dicho establecimiento cuando fue interrumpido por alguien

-¡Ey AJ!-le llamó una voz a lo que el chico se giró para ver de quien se trataba ,si bien ya conocía bastante bien


La voz provenía de un chico de su misma edad y de una altura también bastante similar sus ojos eran de un color esmeralda, en contraste con la chaqueta que llevaba de un color verde más intenso, su pelo era de un color castaño deliberadamente aclarado, adquiriendo así una tonalidad más cercana al rubio, sus pantalones eran de un color también verde oscuro y vestía con una camiseta de color naranja en la cual había dibujada una llama estereotipada, El color verde de su chaqueta destacaba en contraste con el color del Pokemon que lo acompañaba, dicho Pokemon era un reptil ligeramente superior al metro de altura cuyo cuerpo bípedo era coloreado de un intenso color rojo a excepción de su vientre ,de una tonalidad más suave del mismo color, poseía además una protuberancia similar a un cuerno ligeramente apuntando hacia atrás donde se encontraba su cola acabada en una vigorosa llama

- ¡Eric!-respondió AJ contento con toparse con el nombrado-¿Qué haces aquí?- dijo mientras le estrechaba la mano

-Mira- tras decir esto metió la mano en su bolsillo del cual sacó un pequeño estuche, lo abrió y sacó de él una brillante medalla en forma de llama de tonalidades rojas-bonita ¿verdad?-añadió con orgullo mientras ponía la mano sobre la cabeza de su Charmeleon también visiblemente orgulloso
-Yo iba a tener el combate por ella-contestó AJ – después de desayunar claro –dijo mientras se ponía la mano en el estómago recordando que no había cenado la última noche
-Te acompañó, Charmeleon y yo también tenemos hambre – añadió Eric caminando junto a AJ y el reptil

Una vez en la cafetería, Eric tomaba un bocadillo de variados ingredientes y un café, por otra parte mientras debajo de la mesa Saur y Charmeleon, felices de verse de nuevo comían su comida Pokemon, AJ tomaba una tostada con mermelada y un vaso de zumo

- Estas nervioso ¿verdad?- dijo Eric que veía como AJ apenas prestaba atención a la mermelada
- No- respondió AJ-Solo que siempre me he preguntado el porque alguien mancillaría la mermelada poniéndosela a un trozo de pan quemado-mintió AJ
- Si tú lo dices-dijo el ojiverde -pero tú en condiciones normales te habrías comido siete tostadas- añadió Eric

-Tienes razón -dijo AJ- es que estamos tan cerca de poder participar en la Liga Pokemon, que creo que es inevitable ponerse un poco nervioso-confesó el pelinegro

- Recuerda que prometimos vernos los 3 en las finales de la Liga- comentó Eric mientras le daba un sorbo a su café
-Claro que me acuerdo-dijo AJ- Por eso debo ganar este combate –dijo AJ levantándose de la silla visiblemente más animado mientras le daba el último mordisco a la tostada y el último trago a su zumo
- Totalmente de acuerdo – dijo Eric que también había acabado de comer -además voy a acompañarte hace mucho que no te veo combatir y me interesa que Charmeleon vea este combate, podría ayudarle con sus ataques de fuego-añadió el joven de chaqueta verde

Así tras poner al Ivysaur en su pokeball, los chicos y el reptil llameante se dirigieron hacia el gimnasio situado a los pies del famoso volcán de Isla Canela, ambos entraron y tras acreditarse AJ como entrenador oficial el árbitro del combate dirigió a ambos hacia el campo de batalla, aumentando más la temperatura cuando más se acercaban a este

-Bien ya hemos llegado-dijo el árbitro- el líder de gimnasio no tardará en llegar, colóquese en sus rincones respectivos- añadió el árbitro, colocándose AJ en un extremo del campo, por su parte Eric y Charmeleon se sentaron en un banquillo como espectadores, mientras que el árbitro se asentó en un punto intermedio del campo, durante ese tiempo AJ no pudo evitar fijarse en el campo de batalla, las paredes eran de pura roca volcánica , por lo que no era de extrañar el sofocante ambiente dentro de ellas, sin embargo el suelo era de arena , lo que AJ agradeció ya que no quemaría tanto como un suelo hecho de la misma roca

-Ya estoy aquí-dijo el líder de gimnasio, este era un hombre de avanzada edad, como delataba su cabeza calva y su largo bigote blanco , vestía además una bata blanca que dejaba ver un traje negro y una corbata de color rojo, además poseía unas gafas de sol que tapaban sus ojos

-Comencemos entonces, comienza el combate de gimnasio entre el líder de gimnasio Blaine contra el aspirante AJ Slifer, el combate será a tres Pokemon y solo el aspirante podrá cambiarlos durante el transcurso del mismo-Dijo el juez con voz potente apartándose del campo de combate

-Empezaré yo- dijo el líder mientras lanzaba su pokeball al campo

El Pokemon que surgió de dicha pokeball tras extinguirse el característico resplandor era una masa roja, que daba la sensación de ser lava, poseía dos ojos amarillos de inexpresiva mirada además de una concha rocosa a la espalda de la cual brotaba una llama

-¡Maaag!-exclamó el Pokemon recién liberado

Por su parte de la pokeball usada por el aspirante salió una criatura de aspecto bastante diferente, poseía un cuerpo escamoso de color celeste a excepción de su vientre de color pastel, también poseía números espinas en la cara, donde también se encontraba su hocico-boca tubular, además su cuerpo acababa en un apéndice enroscado que no debía resultar demasiado útil para deslizarse por tierra y finalmente un par de aletas en su espalda, aunque más que aletas estas parecían un par de alas

-¡Draaa!- exclamo la Pokemon acuática

-Un Pokemon de agua, no es nada original- apreció Blaine-¡Magcargo usa Lanzallamas!- exclamó ahora totalmente enfrascado en el combate

-Hydra esquívalo usando Agilidad- mando AJ a su Pokemon

Así el Pokemon de fuego disparó desde su boca un torrente abrasador del mismo elemento directo hacia la Seadra que frente al ataque ígneo relajó los músculos de su cuerpo permitiendo aumentar considerablemente su velocidad durante un breve período de tiempo pudiendo evadir el torrente de fuego, además su cuerpo adquirió un ligero brillo celeste como prueba de su incremento de velocidad

-Debemos aprovechar el impulso dado por Agilidad-pensó AJ-¡Usa tu Rayo Burbuja!-exclamo en voz alta

Así la Pokemon acuática exhaló desde su boca una rápida sucesión de burbujas de variado tamaño directas hacia su oponente

-Magcargo usa Tormenta de Arena-pidió Blaine consciente de la debilidad de su Pokemon hacia los ataques de agua

El molusco de fuego se introdujo en su concha y comenzó a girar velozmente levantando una nube de polvo que exploto todas las burbujas además dicha nube de arena se extendió por todo el campo ocasionando un tornado de arena que mantenía a Magcargo seguro en el centro del mismo

-Magcargo, para y usa Sofoco-dijo Blaine consciente de que la tormenta de Arena recién generada duraría lo suficiente

-¡Hydra trata de esquivarlo con Bote!-exclamo AJ que sabía el daño que ese ataque podía hacer a su Pokemon
 
-Charmeleon presta atención a ese ataque-pidió Eric a su Pokemon que junto a él seguía en el banquillo a lo que el lagarto ígneo respondió fijándose, todo lo bien que la tormenta de arena permitía, en el Pokemon del líder del gimnasio

Ajenos a esto en el campo de batalla la babosa ígnea adquirió un fuerte fulgor escarlata prueba de la gran temperatura que su cuerpo estaba alcanzando, acto seguido expulsó desde su boca un tremendo caudal de fuego, muy superior al del lanzallamas antes utilizado, dirigido hacia su acuática oponente la cual a modo de respuesta flexionó su cuerpo de modo similar a un muelle hasta que su cola enroscada adquirió un refulgente brillo , señal tras la cual liberó su cuerpo propulsándose lo suficiente en el aire para esquivar el tórrido ataque , y poniéndose a la altura del ojo del tornado arenoso en cuyo interior se refugiaba su oponente

-¡Rayo Burbuja!-exclamó AJ sabedor de la oportunidad que tenía

-Magcargo usa Trampa Rocas- dijo Blaine sabiendo que su Pokemon no podía defenderse del ataque acuático por el cansancio acumulado

Así Seadra volvió a lanzar el aluvión de burbujas a un jadeante Magcargo que con las pocas energías que le restaban consiguió que su concha generara varias pequeñas rocas que rápidamente fueron minando el campo, Sin embargo el Pokémon de tipo dual no pudo esquivar el burbujeante ataque que lo dejó derrotado en el suelo

- El aspirante gana el primer asalto-dijo el juez de combate alzando una bandera verde

- ¡Bien hecho Hydra!-felicitó el ojos castaños a su Pokemon, que se veía visiblemente agotada pues si bien no había recibido un daño directo, el continuo roce con las partículas de la tormenta de arena, que ya amainaba, si le habían producido micro cortes por la superficie de su escamoso cuerpo, además el calor en el ambiente no le resultaba especialmente agradable
- He de felicitarte -dijo Blaine con su sereno semblante mientras su Pokemon volvía a su Pokeball-has debido de entrenarlo muy bien para conseguir que se desenvuelva tan cómodamente en la tierra- añadió
- Muchas gracias, nos costó mucho pero creo que valió la pena- respondió AJ contento de que un líder de gimnasio hubiera apreciado su labor de entrenamiento
- Pero veamos si puedes con esto- dijo el hombre de cano bigote mientras de la nueva pokeball que había escogido salió una criatura también rocosa pero muy diferente a la primera

Este era un Pokemon bípedo, cuyo tamaño se aproximaba a los dos metros, todo su cuerpo era de un color grisáceo desde su cabeza hasta su larga cola, a excepción de su vientre de color crema y un desarrollado cuerno similar a un taladro situado en su hocico que a juzgar por su tamaño demostraba el género masculino del individuo

-¡Doon!- bramó el Pokemon que hizo temblar el suelo nada más posarse sobre el

-Un Rhydon, Hydra no puede compararse en potencia física a el y no puedo contar con su velocidad por lo cansada que está- caviló AJ- Hydra descansa un rato-dijo mientras el monstruo de bolsillo regresaba a su pokeball y el agarraba y lanzaba otra de sus pokeball la cual dio lugar a una criatura del mar muy diferente a su compañera de equipo

Este era un ser de que contaba con seis extremidades, cuatro de ellas apropiadas para la locomoción mientras que las dos superiores contaban con dos poderosas pinzas, siendo la del lado izquierdo muy superior en tamaño a del lado derecho, poseía además unas espinas naranjas, como toda la parte superior del cuerpo, en la cabeza mientras que la parte inferior de su cuerpo, de color blanca, asomaban unos colmillos de su boca a un estando esta cerrada, Sin embargo cuando el Pokemon toco el suelo múltiples rocas emergieron del mismo golpeando al Pokemon de las pinzas para luego desaparecer

-¿Que ha sido eso? - Preguntó AJ viendo como su Pokemon ya había sido dañado apenas tocar el campo
-Eso ha sido Trampa Rocas-Explicó el líder del gimnasio mientras se atusaba el bigote con una mano- Ahora todos tus Pokemon que entren al campo de combate recibirán una cantidad de daño dependiendo de su resistencia a los ataques de Roca-concluyó el líder de gimnasio
-Ha sido una buena elección de Pokemon-valoro Eric desde el banquillo para sí mismo-cuenta con una buena ofensiva y defensiva y por su hábitat natural se moverá con más comodidad por la arena, es tan típico en él las elecciones de ese tipo-pensó ahora el ojiverde mirando a su amigo

-Hammer usa Hidropulso- dijo AJ
-Rhydon esquívalo y usa Pulimento-dijo el líder de gafas oscuras


Así el Pokemon crustáceo generó en su boca una esfera de agua similar a un balón de baloncesto que rápidamente se dirigió hacia el rinoceronte bípedo, el cual no sin cierto esfuerzo consiguió eludirlo para luego iniciar su ataque en el cual su comenzó a frotarse su propio cuerpo adquiriendo este una tonalidad plateada

- ¡Rhydon usa Puño Trueno! -comandó enérgicamente el líder de gimnasio

Así el Pokemon hibrido entre un dinosaurio y un rinoceronte comenzó a correr hacía el Kingler mientras su puño izquierdo se rodeó de energía eléctrica, a la vez que emitía un tenue chisporroteo

- ¡Hammer bloquéalo! - fue la orden dada por su entrenador

Sin embargo, el incremento de velocidad por que Rhydon había adquirido por el uso de Pulimento era mayor de la que habían calculado haciendo que el Pokemon rocoso diera un izquierdazo a Hammer sin que este pudiera reaccionar, de hecho, la potencia del ataque hizo retroceder al crustáceo varios metros

-¡Kuki ku!-exclamó el Pokemon cangrejo dolorido, pese a lo cual se recompuso rápidamente

-Rhydon repítelo- pidió Blaine tras lo cual la rocosa criatura se dispuso a aproximarse al Kingler para golpearle con el electrizado puño
 
-Hammer usa Hidropulso contra el suelo- pidió AJ que ya se le había ocurrido algo

De ese modo ante la carga del rocoso oponente el crustáceo disparó el Hidropulso contra el suelo cuando Rhydon estaba a escasos metros de él, el choque de la táctica acuática contra el suelo generó una pequeña ola que obligó al Rhydon a frenar en seco para no entrar en contacto con ella

- ¡Ahora usa Martillazo! -exclamó AJ
-Kuki ku.

Obedeciendo a su entrenador el Kingler se abalanzó hacia su oponente mientras su pinza de mayor tamaño relucía de un intenso color blanco, con ligeros matices azules, golpeando duramente con ella a su desprevenido adversario, derribandolo

-Hidropulso de nuevo- volvió a pedir AJ

Así Kingler se alejó de su oponente para lanzar la esfera acuática hacia su oponente que trataba de reincorporarse

- ¡Pedrada! - exclamó el calvo líder el gimnasio

Así ante la esfera acuática que se acercaba el Rhydon, aun no totalmente de pie expulsó desde su boca una piedra del tamaño de una pelota de tenis, pese a lo cual consiguió desintegrar el ataque de su oponente, además esa roca fue seguida de otras 3, a cada cual de mayor tamaño y aunque el crustáceo pudo esquivar dos de ellas, la tercera acabó impactándole

-Acabemos con esto- dijo AJ viendo que los ataques a larga distancia no daban demasiado resultado- ¡Hammer termina con Martillazo! - exclamó con energía
- ¡Rhydon usa tu Puño Trueno! -exclamó Blaine con idéntica actitud

Sendos Pokemon avanzaban el uno hacia el otro preparado para ejecutar su ataque, sin embargo, estos en vez de bloquearse se cruzaron recibiendo así el impacto de su oponente cayendo los dos al suelo derrotado

- ¡Empate! - exclamó el Juez levantando sus dos banderas

-Un combate bastante interesante- añadió Blaine- pero el momento de terminarlo- dijo mientras se materializaba su último Pokemon

La última elección del líder de gimnasio era un Pokemon bípedo que por la disposición de sus colores rojo y amarillo daba la sensación de ser un incendio vivo, poseía además una llama al final de su cola, y otras dos en la parte superior de su cabeza, sus brazos estaban recubiertos de una serie de escamas rojas, del mismo color que las protuberancias de su espalda finalmente en contraste con tan cálidos colores tenía también una especie de brazaletes negros en su cuello y patas

-¡Mag maaar!- exclamó el Pokemon de fuego que nada más tocar el campo le dirigió una serie mirada al Charmeleon del banquillo, que este no dudó en devolver mientras enseñaba su afilada dentadura


- Tranquilízate, ahora les toca combatir a ellos- aconsejó Eric a su Pokemon – Esperó que AJ no se confié con ese Pokemon solo porque le queden dos- pensó el ojos verdes que ya había lidiado con ese Pokemon

- Es increíble, la mera aparición de ese Magmar ha elevado la temperatura-Pensó AJ ajeno a los pensamientos de su amigo mientras cogía la pokeball de la Pokemon acuática que ya había utilizado – Sé que estás cansada, pero si queremos tener una oportunidad tienes que agotarlo todo lo que puedas- añadió finalmente mientras volvía a salir la Seadra, que al tocar el suelo fue presa del Trampa rocas

-¡Hydra usa Rayo Burbuja!- dijo AJ

La Hipocampo azul volvió a usar el ataque burbujeante que velozmente se dirigía hacia el Magmar, si bien la mirada de este y su entrenador denotaba tranquilidad

- ¡Llamarada! - fue la clara orden dada por el líder de gimnasio


Así el Magmar lanzó desde su boca de pato una gran llama a la cual rápidamente le surgieron cinco candentes apéndices dando el parecido a una letal estrella de fuego, que vaporizó completamente el Rayo Burbuja y alcanzó a la usuaria de este quedando con graves quemaduras el suelo sobra decir que derrotada

-Hiciste lo que pudiste, descansa - dijo el entrenador mientras su Pokemon volvía a su pokeball – Ahora todo depende de ti – añadió mientras lanzaba su última pokeball y se apartaba el sudor de su cara que tan caluroso ambiente le provocaba

El ultimo Pokemon por parte del aspirante era una pequeña mamífera cuadrúpeda cuyo pelaje era de una suave tonalidad rojiza, a excepción de su vientre blanquecino, poseía además seis colas al final de su cuerpo siendo estas de color de naranja, del mismo color que los bucles que poseía en su cabeza

-¡Piix!- la Pokemon al tocar el suelo tras lo cual las dichosas rocas surgieron para golpear a la pequeña criatura, siendo notablemente más dañinas para ellas que para sus compañeros de equipo

-Parece que está bien entrenado –pensó el líder de gimnasio al ver a la adversaria de su Pokemon,- veamos si lo suficiente, ¡Magmar usa Mega Puño!- dijo Blaine sabiendo que los ataques de fuego serían inútiles

-Foxy esquívalo con Ataque Rápido – fue la señal dada por AJ

Así el Pokemon bípedo avanzó hacia su oponente lanzando un puñetazo envuelto en un refulgir blanco


Justo cuando el ataque del Magmar iba a impactar a la Vulpix ,esta, usando su propio ataque, consiguió evitar el de su oponente, provocando que el puñetazo de Magmar fuera recibido por el suelo arenoso, en la que quedó ligeramente atorado

- ¡Foxy usa Rayo Confuso!- exclamó AJ aprovechándose de esa situación

Inmediatamente la raposa fijó su mira en su oponente mientras que sus almendrados ojos comenzaron a brillar de variados colores, oscilando rápidamente el paso de uno a otro, lo que terminó de confundir a su oponente

- ¡Foxy Ataque Rápido! - volvió a ordenar AJ queriendo causar el mayor daño posible sabiendo del estado transitorio de la confusión

La pequeña mamífera comenzó a lanzar una rápida serie de embestidas a su oponente incapaz de moverse por su estado de confusión ante la aparente impasibilidad de Blaine

-Una última vez-alentó AJ a su Pokemon

Así la pequeña Pokémon se dispuso a darle la última embestida, que sentenciaría el combate a su favor, estando ya a escasa distancia de este, la voz de Blaine ordenando Mega Puño sobresaltó a Pokemon y entrenador, más aún cuando vieron que el Magmar, sin ningún ápice de confusión enganchó un poderoso derechazo a la Vulpix que fue arrastrada varios metros por el suelo

- Increíble, ha estado calculando el daño y ha esperado al momento justo en que se ha ido la confusión - pensó AJ con admiración

-Magmar terminemos con Poder Oculto-pidió Blaine a su Pokemon

El Pokémon escupefuego generó a su alrededor múltiples y pequeñas esferas de color blanco las cuales adquirieron una apenas perceptible tonalidad azul marino para acto seguido lanzarse contra la Vulpix

- ¡Excavar, rápido!- Pidió AJ

Viendo la situación Foxy cavó con sus patas rápidamente en la superficie arenosa, consiguiendo desaparecer en ella antes que el ataque de su oponente llegará a impactarle

-Magmar, presta atención-dijo Blaine

El Pokémon flamígero se quedó quieto en mitad del campo, quedando todo en silencio, a excepción del suave crepitar de las llamas de este y del Charmeleon del banquillo, también expectante de ver el posiblemente el último movimiento del combate, fue entonces cuando el suelo repentinamente la Pokemon de AJ salió recubierta de una espesa capa de arena alrededor del cuerpo , embistiendo a su adversario que cayó derrotado al suelo, sin embargo para asombro de todos los presentes la criatura que salió del suelo era muy distinta a la que se había introducido en él , Esta casi doblaba la altura de la original , sus anteriores ojos grisáceos ahora eran de un brillante rojo , el color de su cuerpo también había cambiado siendo ahora de un color a caballo entre el blanco y el dorado , a excepción de la punta de sus ahora nueve colas que eran de un color más intenso

-¿Cómo ha sido eso?- preguntó AJ sabiendo que su Pokemon necesitaría de determinado objeto para evolucionar

- El subsuelo de esta isla contiene bastantes Piedras Fuego, formadas debido a las numerosas erupciones desde antiguo-Explicó el Líder del gimnasio, demostrando poseer el conocimiento que todo el que aspirara a ese cargo debiera tener sobre su ciudad, -Ahora mi deber como líder de gimnasio es entregarte la medalla Volcán-dijo mientras sacaba de su bolsillo dicha insignia

-Muchas gracias- dijo AJ aceptando emocionado la medalla, en parte también por la evolución de la pequeña Foxy a una Ninetales

AJ había metido su medalla en un estuche guardado en su mochila y devolvió a Foxy a su pokeball, tras su merecida felicitación mientras se esperaba a que le ingresaran la cantidad de dinero asignada por vencer dicho gimnasio, para lo que le había dado su tarjeta de entrenador al árbitro, al recibirla se disponía a abandonar el gimnasio junto a Eric cuando un niño de alborotado cabello marrón entró en el gimnasio gritando, AJ lo reconoció, era Tim

-¡Señor Blaine, salga inmediatamente! - dijo el niño entre jadeos

Preocupados por el alarmado estado del chaval, el líder de Gimnasio seguido de los entrenadores salió a la calle, viendo algo que nunca nadie podría haber imaginado.
1
1
Responder
#4
Debo admitir, si bien siento que a la presentación fic le hace falta algo de pulimento, me gustó como escribiste la pelea contra Blaine. Bastante dinámica diría yo.
1
Responder
#5
Si hay algo que verdaderamente me gustó de este fanfic fue la introducción. Tipo, es muy amena y hace que te den ganas de saber esas aventuras de las que habla el productor ejecutivo. Lo único es que sí se hace un poquito redundante, y cuando ves que el capítulo promedio es mucho más largo, se siente como una escalada.

Algo que me parece muy refrescante es que, aunque un montón de historias usan la fórmula de "Mi oc basado en mí viviendo las aventuras del juego", esta en particular se salta los primeros pasos, los insoportables primeros pasos como la entrega del inicial, el gimnasio de Brock (el mil putas veces visto primer gimnasio) y la Misty, y el encuentro con los Rockets, y el Pueblo Lavanda y el marowak y antes... de que nos demos cuenta, el autor ya dropeó su fanfic a medio camino. Y aunque aquí también empezamos en el archiconocido Kanto, nos podemos saltar toda la parte aburrida y conocer a los protagonistas ya en la última recta de la carrera de medallas, aunque me parece medio extraño que ninguno de los tres tenga evolucionado al máximo a su inicial cuando suelen estar listos en el cuarto o quinto gimnasio. Detalles, detalles.

Aún me da la sensación de que pasa muuuuucho en cada capítulo, pero sigue siendo preferible a tardar años en que la historia arranque. Acá tenemos bien rápido Rockets y conocidos ya se hace tiempo, colegas, rivales y pokémon fuertes que pueden dar pelea en lugar de el inicial y los dos bichos que puedes capturar al principio de la aventura. Suma que casi todos los pokes del Dragón Celestial de Osiris me gustan, menos el eevee, el puto eevee..., no tienes idea de cómo odio en los fanfics a los puuuuutooooos eeeeeeeeveeeeeeeeeeeees. Pero es uno de muchos, además tiene a Haunter para compensar.


En fin, que está bastante cool y la historia promete. ¡Nos vemos!
[Imagen: JCEDJoJ.png]
1
Responder
#6
Hola, por fin tuve tiempo para leer.
En fin no vengo a hablar de eso sino del fanfic semi original.

La introducción estuvo bien lograda, no tan corta pero tampoco tan larga y si llamó mucho mi atención. Al principio creí que seria original al %100 y me asusté porque pensaba que seria región nueva, pokemon nuevos, todo nuevo aaaaah. Pero nop jaja. Estamos en Kanto y clásico.

Iniciamos directamente con el protagonista y su odisea por convertirse en campeón de la Liga Pokemon. Ya tiene 6 medallas... bueno 7.

La batalla estuvo dinámica, tal vez más larga a lo que estoy acostumbrado pero nada de que preocuparse. Fue divertido de leer.

Bueno de momento sería todo, esperaré el siguiente capítulo para ver como se continúa, ah si estoy ansisoso por ver que pasó, que vio Tim y que sucederá salu2!!!
Entrenador Pokemon en busca de la Perfección y diversión.
1
Responder
#7
Ese si no mal recuerdo también fue una de esas historias que les leí como 2 caps y luego no puedo más por cosas de la vida. Así como ya dijeron arriba es interesante que el punto de partida sea la pre-liga y no tengas que leer por 2781271826 vez al rattata del vecino haciendo embestida... y eso supone una ventaja porque te permite arrancar con pokes evolucionados que dominan un rango mayor de movimientos, lo que implica batallas mucho más elaboradas desde el cap 1 como ha sido el caso y más cuando les metes un plotwist como esa evolución.

Quizás precisamente como no es un un arranque desde el mero inicio algunas descripciones como que se sienten bastante pesadas sobre todo en los pokémon porque, no se, en teoria es como que ya no estás tratando con un recién iniciado y uno esperaría que ese dinamismo y a la vez conocimiento se viene reflejado en la escritura, dando detalles mínimos de cada poke en vez de algo más detallado, pero igual es una cuestión mía. También me agrada que la rivalidad de los chicos se ve bastante sana en el sentido de que Erick no es un Gary pero tampoco un Hau e.e

Por otro si la liga va a ser el entremedio de la historia también hace que pique la curiosidad si es que van a pasar más cosas en el medio, si habrá postliga o que será lo que depare la historia. Por el momento toca esperar.
[Imagen: UTen4qq.png]
1
Responder
#8
Buep. Empecé pensando "no pienso dejar review de ninguna historia vieja" y acá estoy haciendo una review de una historia vieja. Dentro del mini-prólogo, me encantó esa especie de introspección media rara del mismo personaje, y aunque es poco ortodoxo (uh la la señor frances) el cambio de primera a tercera de vuelta lo deja con un toque más solemne o como tengas ganas de llamarlo.

Sobre el primer capítulo, no me convence mucho las descripciones de cada Pokémon - principalmente porque todo el mundo sabe como son ya. El Ivysaur, el Raticate, el Rhydon... si bien las peleas no son mi fuerte para leer, y ABSOLUTAMENTE TODAS se me hacen aburridísimas, en tu historia se cancela con el hecho de que arranca bien adelante en el progreso de la carrerita por las medallitas, sumado a que la presentacion de los personajes también se puede dar vuelta por el hecho de que ya se conocen, y no son los típicos vecinitos del barrio que comienzan su aventura. No puedo saber mucho con el primer capítulo porque básicamente de los personajes se muestra poco y nada, pero aún así lo voy a tener en cuenta para proximos capítulos porque es como leer la parte final de una historia al principio, cosa que muchos se tienen que fumar para llegar hasta lo que les interesa.
1
Responder
#9
CAPÍTULO 2: TENSIÓN Y DISTENSIÓN    


El sol brillaba en su punto más alto, como cada mediodía y la suave brisa marina barría la isla, mitigando la temperatura, pese a ello las calles estaban casi desiertas, sin motivo aparente, o eso creían nuestros protagonistas...Cuando un agudo grito desgarró el aire viéndose todos forzados a mirar hacia arriba para ver el origen de dicho ruido siendo este una criatura voladora de piel grisácea a excepción de la parte inferior de sus alas de un color violáceo y siendo estas más similares a un murciélago que un ave , teniendo al final de dichas estructuras unas pequeñas garras, para hacer aún más terrible su aspecto contaba con una mandíbula poblada de afilados dientes, así como unos cuernos en su cabeza y una larga cola acabada en un pequeño triángulo

- ¿Eso es un...? - pensó AJ con incredulidad mientras de su bolsillo sacó aparato electrónico rectangular de color metalizado, la cual se abrió como si de una consola se tratara para luego apuntar con el aparato al Pokémon volador

-Aerodactyl: el Pokémon Fósil, Se cree que este Pokemon de afilados colmillos fue el terror del cielo en épocas pretéritas – fue la información dada por el aparato electrónico que AJ volvió a poner a buen recaudo en su bolsillo

-Un Pokemon así solo puede haber salido del Laboratorio Pokemon- puntualizó Blaine

-El laboratorio está destrozado-comentó Tim aun entre jadeos

- ¿Podemos ayudar en algo? -Preguntó Eric

-Sí, sí que podéis- dijo Blaine mientras se retorcía su bigote – vosotros y Tim id al laboratorio Pokemon, yo me quedaré lidiando con el Aerodactyl- ultimó el líder de gimnasio

- Espere- interrumpió AJ- tengo la sensación de que yo soy culpable de todo esto, me gustaría intentar solucionarlo atrapando a ese Aerodactyl- finalizó AJ que no podía evitar pensar que su visita al laboratorio y la aparición de dicho Pokemon están relacionadas


Pero AJ- añadió Eric- si no me equivoco tú no tienes Pokemon voladores capaces de enfrentarse a esa cosa ¿verdad?- añadió el ojiverde

A modo de respuesta el chico de pelo negro liberó de su pokeball a un Pokemon insecto, similar a una mariposa de cuerpo morado, mientras que sus extremidades y su hocico eran de color azul, poseía además dos pares de alas blancas con marcas de color negro, si bien la ausencia de éstas en parte baja del individuo confirmaba la sexualidad masculina del mismo, finalmente contaba con dos grandes ojos rojos con los que miró a su entrenador mientras se posaba dócilmente en su hombro

¡No puedes enfrentarte a eso con un Butterfree! – Exclamo Eric – Pero con esto tal vez-añadió mientras cogía dos de su pokeballs

De una de ellas surgió un Pokemon insecto similar a una avispa en colores y forma si bien este contaba con solo cuatro extremidades estando las dos superiores dotadas con poderosos aguijones, mientras que el tercer aguijón estaba colocado en su abdomen, además de dos ojos rojos similares al Butterfree de AJ, de la otra Pokeball emergió un ave de metro y medio, de plumajes mayoritariamente de color marrón oscilando entre las diversas tonalidades de este , a excepción de las coloridas plumas de su cabeza siendo estas de un color rojo y amarillo


- ¿Qué te parecen? - preguntó Eric orgulloso del Beedrill y el Pidgeot que acababan de manifestarse – Chicos quedaos aquí y obedeced a AJ- añadió luego a lo que sus Pokemon asintieron

Luego tras devolver Charmeleon a su pokeball, Eric junto a Tim se montaron en el Pokemon de Blaine, este era un caballo, si bien contaba con un cuerno en la frente, de color blanco con una ondulante crin de fuego similar a su cola y las llamas de sus tobillos, un Pokemon conocido como Rapidash el cual rápidamente cabalgó hacia el mencionado laboratorio

-Bueno-pensó AJ mientras veía como se alejaban- es nuestro turno- dijo mirando a los tres Pokemon – Henshi sube ahí e intenta calmarlo – pidió el entrenador a su Butterfree

Así la mariposa voló a la altura del Aerodactyl el cual nada más verlo se dispuso a golpearle violentamente con sus alas, si bien la mariposa pudo evitarlo para luego alejarse a una distancia prudente del saurio volador

- No lo entiendo, no está causando daño a nadie, pero nos ataca si nos acercamos, tal vez esté nervioso- pensó AJ- ¡Pidgeot usa Danza Pluma! - dijo el Pelinegro

El ave con un par de fuertes aleteos alcanzó la altura del dinosaurio el cual intentó atacarlo, pero el Pidgeot batió sus alas desprendiéndose muchas plumas las cuales se adhirieron al cuerpo de su oponente menguando considerablemente su capacidad ofensiva, aun así, este abrió su boca mientras sus colmillos rezumaban electricidad, clavándola en el Pokemon pájaro

-Beedrill usa Puya Nociva y Henshi usa Psicorrayo – ordenó el Pelinegro viendo que no podían detenerlo por las buenas.

Así el Pokemon avispa golpeó al Aerodactyl con sus aguijones que presentaban un fulgor púrpura como muestra del veneno que portaban, esto consiguió que soltara el ala del ave que junto a su compañero de equipo se alejaron que del Pokemon pétreo que estaba a punto de recibir el ataque de la mariposa consistente en un rayo multicolor, si bien los tonos magentas y lilas eran los predominantes, de energía psíquica disparados desde sus ojos directamente hacia el cuerpo del enemigo el cual se desplomó al suelo

-Pidgeot y Henshi poneos debajo y usad Tornado- dijo AJ sabedor de que si el Aerodactyl caía directamente al suelo se haría algo más que daño, si bien le resultaba extraño que un Pokemon así cayera de apenas dos golpes

Cumpliendo la orden ambos Pokemon agitaron sus alas levantando un viento que hizo suavizó bastante la caída del Pokemon, una vez esté en el suelo el chico se aproximó, cuando lo tocó para comprobar su estado de salud, sucedió un extraño fenómeno

De repente la temperatura había aumentado y existía una bochornosa humedad, miró para el suelo que estaba recubierto de una exuberante y extraña vegetación, nervioso miró a su alrededor, ni el Pidgeot, Beedrill o Henshin estaban presentes , sí podía ver a una distancia prudente múltiples Pokemon que no sabía calificar , a excepción de un joven Aerodactyl que volaba apaciblemente siguiendo a otros de su especie cuando un volcán estalló violentamente expulsando además de largos ríos de lava , múltiples fragmentos de rocas y nocivos gases, que dispersaron a la familia de Aerodactyl haciendo que el más joven de estos cayera en un gran tronco de árbol hueco lleno de resina en la cual cayó y por más que luchaba por zafarse de ella no era capaz de librarse de tan triste destino

El chico no pudo evitar taparse los oídos mientras oía los desgarradores gritos del Pokemon luchando por su vida, eran demasiado desagradables. Por fortuna todo eso terminó y el chico pudo verse de nuevo en medio de las desiertas calles a un paso del inconsciente Aerodactyl rodeado de su Butterfree y de los Pokemon de su amigo

- No me extraña que estuvieras tan alterado- pensó AJ viendo al inconsciente Pokemon, el chico se dispuso a acariciarle la cabeza cuando cayó en la cuenta de que su mano derecha temblaba violentamente recubierta de una levísima aura púrpura

-Maldición, otra vez esto- masculló con cierta rabia, tras lo cual después de soltar un largo suspiro de resignación buscó en su mochila una pokeball sin utilizar, la que lanzó hacia el inconsciente Pokemon, el Pokemon se convirtió en una masa de luz roja que entró en la pokeball, la cual parpadeo y se agitó varias veces para luego estarse quieta

-Vamos a llevarte al centro Pokemon aunque deberé de dejar un Pokemon con el Profesor Oak para que puedas estar conmigo-pensó AJ caminando hacia dicho establecimiento acompañado del ave y los insectos

Mientras en el Laboratorio Pokemon el escenario era lamentable, el tejado del mismo estaba totalmente destruido además de severas quemaduras en todas las paredes del edificio, así como en el mobiliario, afortunadamente ninguno de los trabajadores había sido herido mortalmente, si bien varios estaban en el hospital con ligeros síntomas de intoxicación y asfixia


-Estas quemaduras- pensó Blaine revisando la escena mientras unos asombrados Eric y Tim pululaban por el laboratorio - no puede haberlas hecho un Aerodactyl, además si atravesó el techo para salir porque todas las salas están desordenadas, aquí hay algo que no encaja- Pensaba el líder de gimnasio, este intuitivamente miró hacia una de las ventanas que quedaban en pie, tal vez hubiera oído algo como efectivamente era, sin embargo, dicho causante ya estaba muy lejos

A muchos kilómetros de allí un hombre vestido con un uniforme totalmente negro a excepción de una R roja en el pecho y una banda roja en brazo izquierdo se encontró con otros de idéntica indumentaria, a excepción de la banda roja, tal vez por ser de menor rango, el primero entregó un gran maletín lleno de informes, se disponía a desaparecer cuando fue interrumpido en dicha acción

- Igno, nos dijeron que debías traer Pokemon fósiles- dijo uno de los reclutas
-Decid que ha surgido un imprevisto- respondió este mientras se arreglaba su cabello pelirrojo, el cual describía una gran ondulación en el mismo
-¿Qué tipo de imprevisto?-preguntaron con curiosidad
- Qué te parece que un Pokemon extinguido atraviese el techo-respondió el de mayor grado y a juzgar por la acidez de la respuesta no le hacía gracia dejar el trabajo a medias

Volviendo a Isla Canela, Tim, Eric y Blaine coincidieron con AJ en el centro Pokemon, alegrandose mucho, especialmente los primeros, de encontrarlo allí sano y salvo


-¿Qué ha pasado con el Aerodactyl?-preguntó Tim

-La enfermera Joy está revisando su estado junto al de Pidgeot- respondió AJ que estaba sentado acompañado de los dos insectos, si bien el Beedrill se pusó a revolotear junto a su entrenador nada más verlo - ¿Cómo está el laboratorio? -preguntó este

-Está destrozado- respondió esta vez el de ojos verdes - pero por suerte no hay que lamentar pérdidas humanas- añadió más tranquilo.

Sí, ese Aerodactyl debe de ser muy fuerte para haber hecho todo eso- comentó Tim


Pasados unos escasos minutos la enfermera Joy trajo en una mesa camilla al Pidgeot y la pokeball correspondiente al Aerodactyl. lo que causo un gran impacto a los dos jóvenes


- ¡¿Lo has capturado?!- vocearon a coro Tim y Eric, a lo que el pelinegro respondió con una pequeña sonrisa, mientras lo dejaba salir de la pokeball, afortunadamente no había nadie en el centro Pokemon.


Al salir el Pokemon rocoso este abrió su boca bostezando dejando ver una larga hilera de dientes que hizo que Tim se escondiera detrás de Eric.


-¡Eres un Pokemon muy malo, ha podido morir mucha gente!- le reprendió Tim aun escondido tras el ojiverde, lo que hizo que el Pokemon alado agachara la cabeza y tratara de esconderse tras AJ

-Eso no es cierto-intervino Blaine, de hecho, creo que los científicos le deben casi la vida a ese Pokemon – añadió ante una atónita mirada de los chicos- De hecho, AJ me gustaría que resolvieras una sospecha, analiza con tu pokedex los ataques de ese Aerodactyl.

-Muy bien- dijo AJ mientras apuntaba al Pokemon alado con el sensor de la pokedex, para luego tocar una tecla de la misma donde aparecieron múltiples datos, entre ellos los ataques de este Pokemon, entregándole entonces la pokedex a Blaine


-Lo imaginaba, este Aerodactyl todavía no conoce ningún ataque que haya podido causar las quemaduras o la asfixia- concluyó Blaine

-¿Entonces?-preguntaron los tres jóvenes a la vez cada vez más intrigados

-Veréis- empezó Blaine- En esta isla habitan múltiples Pokemon de fuego, tanto cerca del volcán como en la vieja mansión abandonada, en la que además habitan Pokemon venenosos, sin embargo, la magnitud de las llamas y de los gases no son propios de Pokemon salvajes, sino de uno entrenado, y me atrevo a decir que, si tú Aerodactyl no hubiera hecho el agujero en el techo, además de llamar nuestra atención, mucho de esos hombres hubieran muerto por asfixia.

-Vaya, siento haberte dicho eso Aerodactyl- se disculpó Tim con el Pokemon de roca a lo que este amistosamente le lamió en la cara
-¡Intenta comerme, socorro! - exclamó Tim a grandes voces, lo que causó la risa de los presentes
-Parece un Pokemon bastante apacible, cuesta creer haya formado tanto escándalo- dijo Eric
-Solo estaba nervioso, es lógico, el proceso de reconstrucción del ADN que ha sufrido debe ser traumático- puntualizó la enfermera Joy que debido a la falta de trabajo se había quedado escuchando la explicación de Blaine

-Bueno AJ- dijo el ojiverde tras mirar el reloj de su muñeca –creo que ya es hora de que me vaya, nos veremos en la liga Pokemon – finalizó ofreciendo la mano al de ojos castaños
-Por supuesto- respondió este aceptando el saludo de manos

Tras lo cual lo siguiente que se oyó al salir el castaño fue un fuerte batido de alas que se iba haciendo más y más tenue

-¿Con que esto es una Pokedex?-Dijo Blaine para sí mientras todavía sujetaba la de AJ- Este Oak y sus ocurrencias-dijo tras esbozar un pequeña sonrisa mientras le devolvía a AJ su aparato electrónico
- ¿Conoce al Profesor Oak? - pregunto el chico de pelo negro
-Oh sí, coincidimos varios años cuando estábamos en la universidad de ciudad Azulona, ah que buenos tiempos aquellos- concluyó el líder de gimnasio en un tono nostálgico- Oh, casi lo olvidaba debo avisar la policía por lo que ha pasado- dijo el Líder que tras despedirse salió por la puerta.

En ese momento el pelinegro sacó a todos sus Pokemon de sus pokeballs, mientras llamaba al Aerodactyl, ante a un sorprendido Tim

-¡Qué guay!- exclamó el chico emocionado,-¡un Ninetales, y un Seadra!

-Veréis chicos- dijo AJ referido a sus cinco Pokemon – este nuestro nuevo compañero de equipo...Es cierto, aun no te he puesto nombre- dijo el pelinegro mientras se ponía discurrir uno- Iwasa, te llamaras Iwasa, - concluyó el chico, a lo que el Pokemon respondió asintiendo con la cabeza, para luego recibir un saludo de sus nuevos compañeros de equipo.


-Bueno creo que deberíamos prepararnos para partir- pensó el chico mientras revisaba su mochila, una vez ya con sus Pokemon guardados en sus recipientes y estos a su vez colocados en su cinturón, una vez ya había abandonado el edificio sanitario y despedirse del pequeño Tim


En eso pensaba el chico cuando dando un paseo por el puerto, pensado que barco podría llevarle al pequeño puerto de Pueblo Paleta, su lugar natal, cuando vio salir de cierto barco dos individuos, que trastocaron sus planes, en el sentido positivo de la palabra trastocar


Uno de ellos tenía el pelo de color castaño llevado de un modo descuidado, sus ojos presentaban el mismo color, vestía con una sencilla camisa azul y unos pantalones verdes, el otro sujeto tenía el cabello de color naranja, y peinado en forma de picos siendo de color naranja, vestía un chaqueta de chándal del mismo color que dejaba ver una camiseta blanca , los pantalones iban a juego con la chaqueta siendo del mismo color que está, además sus ojos castaños estaban protegidos por unas gafas de montura marrón


- ¡Bill, Alan, aquí! - dijo AJ levantando la mano para llamar la atención
- ¿Ese no es...? -pensaron los aludidos que al comprobar de quién se trataba se acercaron a él
- ¿Qué estáis haciendo tan lejos de Ciudad Celeste? -preguntó el pelinegro
- Vamos a visitar a un amigo Bill en Isla Prima y hemos parado para estirar las piernas y comprar un par de cosas - respondió el del pelo naranja
-Me sorprende que Bill aun no te haya despedido-bromeó AJ
-Nunca lo haría es el mejor y más barato ayudante que he tenido- respondió Bill también riéndose – ¿Oye te gustaría acompañarnos? - preguntó este
-Nunca he visitado el Archi7-pensó AJ – además un poco de descanso no nos vendrá mal- dijo el chico mientras recordaba que había tenido tres combates de gimnasio en menos de un mes
-Piensa muy bien que Pokemon llevas, el sistema de Transporte Pokemon del Archi7 no funciona como debería- advirtió Alan
-En ese caso esperad un poco- dijo AJ que corrió rápidamente hacia el edificio que acababa de abandonar, que fuera a descansar no significaba que no fuera a entrenar con los Pokemon que menos había utilizado


Tras su ida y venida al centro Pokemon, tiempo en el cual Bill y Alan aprovecharon para hacer las compras requeridas, los tres se montaron el barco que les llevaría a la isla, tras un trayecto que transcurrió dentro de la normalidad, incluyéndose dentro de la normalidad las cuatro veces que AJ hubo de ir al cuarto de baño, llegaron a la susodicha ínsula , en el puerto de la misma esperaba a Bill un chico de piel pálida, con cabello y ojos de una extraña tonalidad a caballo entre el verde y el marrón, vestía también una camisa a cuadros de color azul

-Me gustaría presentaros- dijo Bill- Chicos, este es Celio desarrollador del sistema de transporte de Pokemon de Archi7, Celio estos son AJ Slifer, aspirante a campeón Pokemon y el otro es Alan Turner, ayudante mío en los temas de informática-Concluyó Bill
-Mucho gusto-dijo Celio estrechando las manos con AJ y Alan
-Igualmente-Respondió el de pelo naranja.
-Campeón Pokemon me parece un poco exagerado-expresó AJ-pero encantado también-añadió el pelinegro estrechando también la mano.

Tras las presentaciones Celio les guió hasta el centro Pokemon de la pequeña isla, el aspecto era igual que el de todos los demás, sin embargo, una vez dentro Celio les guío hacia una sala en concreto en la cual había una colosal máquina con múltiples cables esparramados por el suelo, lo que sorprendió sobre manera a AJ, no tanto a los demás

-¿Qué demonios es eso? -dijo viendo aquel monstruo
-Es el ordenador central que gestiona todo el sistema de almacenaje del Archi7-Explicó Celio
-Esto va a tardar un tiempo- dijo Bill- ¿Por qué no Alan y tú no os dais una vu...? - comenzó a decir Bill.

Sin embargo, al girar su cabeza no pudo evitar impresionarse a ver que AJ y Alan estaban ya ataviados para la ocasión vistiendo el primero un bañador de color celeste, en el cual había dibujados múltiples Pokemon de agua y con unas chanclas en los pies, mientras que el segundo llevaba el mismo calzado y llevaba un bañador de colores terrosos, además de haberse cambiado sus gafas de diario por unas de sol.

-Estaremos en la playa para lo que nos necesitéis- dijo Alan saliendo del centro Pokemon junto a AJ

Bill lanzó un largo suspiro mientras junto a Celio se ponía a la labor de verificar el fallo del sistema

Mientras tanto, la playa presentaba unas aguas claras y cristalinas que con el sonido de su vaivén parecía dar calma, por su parte la cálida arena estaba llena de gente de todas edades y colores, si bien como AJ pudo apreciar estaba bastante menos masificada que las playas de Ciudad Carmín

-Esto es vida, ¿verdad? -comentó Alan estirándose en su toalla
-Y que lo digas- dijo AJ que al no tener toalla estaba tumbado en el suelo- ¿Qué tal las cosas por Ciudad Celeste? -preguntó por hablar de algo
-Más o menos como cuando pasaste por allí-yo con mis ordenadores, la gruñona con el gimnasio, lo de siempre-dijo Alan para lanzar un largo bostezo
-Si te hubiera oído hubiera hecho que Gyarados te masticara...otra vez- añadió AJ que no pudo evitar sonreírse al recordar esos hechos

-No llegó a cogerme, además he mejorado bastante con los Pokemon-se defendió Alan

-Cuando quieras lo comprobamos-añadió AJ
-Sí pero hoy no-añadió – aunque para que veas que he mejorado...-dejó caer Alan mientras lanzaba su pokeball

El Pokemon que salió de ella podría camuflarse perfectamente con la arena, era una criatura bípeda dotada de poderosas garras tanto en sus patas como en sus brazos, además poseía en su espalda una ingente cantidad de púas siendo estas de un color más oscuro que el resto de su cuerpo
 
-Sand sand-exclamó el Pokemon que acaba de salir
-Veo que ha evolucionado-dijo AJ-pero mi Saur también-dijo mientras de su pokeball salía el mencionado Pokemon

Lejos de tener la mínima intención de combatir ambos Pokemon charlaron amigablemente disfrutando uno del sol y otro del contacto con la suave arena. Cosa que sus entrenadores también hicieron charlando sobre los más diversos temas

- ¿En serio, Misty tiene novio? -preguntó AJ entre extrañado e interesado

-Eso se dice por allí, por lo visto el es un líder de gimnasio de las Islas Naranja, que conoció cuando viajó por allí, si me preguntas mi opinión creo que son habladurías- dijo el del peinado naranja mientras se ajustaba las gafas de sol-No creo que sea su tipo.
-Esperemos que sea quien sea no le haga daño- dijo AJ visiblemente preocupado por la chica a la que parecía conocer desde hace mucho
-Lo mismo digo, sabemos que Misty por muy fuerte que parezca ha sufrido bastante, no se merece sufrir otra vez- añadió Alan que pese a su actitud también parecía preocuparse por la chica
-Lo que le hicieron sus hermanas fue una...- comenzó a decir AJ aunque dudó
-Puedes decirlo claramente, una puñalada trapera con todas las letras-dijo claramente Alan
-En fin, cambiemos de tema- dijo AJ
-Totalmente de acuerdo- secundó Alan

Tras unos minutos más en los cuales también disfrutaron del agua, a excepción del Pokemon de tierra, se dispusieron a irse cuando Pokemon de planta olisqueaba el aire, para luego llamar la atención de AJ, si bien la expresión del Pokemon no era de preocupación lo que hizo que su entrenador le restara importancia


-Yo no noto nada, Saur-dijo el chico acariciando la cabeza del Pokemon planta creyendo que le había dado demasiado el sol
- ¿Tu notas algo Sandslash? -preguntó a Alan a su Pokemon para obtener la negativa del mismo.
-Vamos a ver cómo le va a Bill y Celio –dijo AJ mientras volvía Saur a la pokeball, acto que Alan imitó con su Pokemon


Sin embargo, alejados por apenas doscientos metros, pero tras una formación rocosa cierto Pokemon también olisqueaba algo

-Cálmate Zelvy-dijo una voz femenina a su Pokemon- Ya hemos descansado lo suficiente, tenemos que entrenar otro rato-repitió la chica.
-Warto war-exclamó la tortuga mientras volvía a su pokeball

Mientras tanto AJ y Alan llegaron al centro Pokemon, atravesando el pueblo en que las mayorías de las casas tenían sus fachadas blancas para minimizar el efecto del sol donde, encontraron a unos exhaustos Bill y Celio

- ¿Habéis encontrado el problema? -preguntó Alan
-Hemos encontrado ciertos fallos en el sistema-comenzó a decir Celio-No es que sean difíciles de solventar, pero se requiere tiempo-concluyó el mismo
-Contad conmigo-dijo Alan mientras se remangaba los brazos, más por simbolismo que por necesidad
-Yo creo que iré a entrenar-dijo AJ
-Cerca de esta isla se encuentra el Camino Candente, creo que sería un buen sitio-sugirió Celio
-Entendido, gracias-dijo AJ mientras abandonaba el centro Pokemon

El chico se encaminó hacia el norte de la isla, hubo de atravesar un pequeño brazo de agua que con la ayuda de Hydra pudo solventar sin problemas para llegar a donde había indicado Celio, realmente era un buen sitio, un poco más allá de la línea de costa comenzaba a crecer múltiple vegetación, además numerosas construcciones rocosas, era como un desfiladero a escasos metros de la playa

-Creo que aquí estará bien-dijo AJ tras llegar a un sitio que consideraba adecuado dejando salir a todos sus Pokemon, junto a la Seadra, el Ivysaur, el Eevee y recientemente incorporado Aerodactyl se manifestaron otros dos Pokemon uno de ellos era una masa de un intenso púrpura que levitaba en el aire, contaba con tres picos a ambos lados de su cabeza la cual parecía adelgazar por la parte inferior dando la sensación de contar con una cola, esa cabeza parecía ser todo el cuerpo del Pokemon a excepción de dos garras flotantes separadas del mismo, el otro era un Pokemon insecto de metro y medio con su cuerpo de color verde , contaba a su vez con un par de alas, siendo la parte de estas de un color crema, también poseía una cabeza por su forma más cercana a la de un reptil que a la de un insecto, pero lo que realmente llamaba la atención de su anatomía era dos peligrosas cuchillas donde se suponía que debían estar las manos

-Blade, tú y Saur ya sabéis lo que tenéis que hacer-dijo AJ
-Sor
-¡Saider!
-Hydra tú y Waru os atacareis y esquivareis el uno al otro-dijo AJ
-¡Draa!
- ¡Jon Jon! - exclamó el Pokemon fantasma ruidosamente
-Yami tu relevaras al que primero se canse- dijo refiriéndose al pequeño Eevee
-Iwasa respecto a ti, me gustaría probar una cosa- Añadió el chico
- ¿Aero? -preguntó el Pokemon extrañado
-Vamos a ver si eres capaz de llevarme volando –reveló el entrenador


Así se colocaron en una zona donde solo hubiera arena, y AJ había advertido al Ivysaur y al Haunter para que actuaran en caso de que se cayera, el entrenador se subió en el Pokemon volador agarrándose al cuello con las manos y con sus piernas colgando a ambos lados del cuerpo, el Pokemon alzó el vuelo y tras un inicio algo titubeante debido a la falta de costumbre en uno y de experiencia en el otro rápidamente cogió altura, AJ por su parte estaba impresionado a dicha altitud soplaba una agradable brisa libre de la incómoda arena además se podía apreciar como el sol cada vez estaba más cercano al mar dando la sensación de estar cayendo en el mismo, también se apreciaba en la distancia separado por un cuerpo de agua una montaña conocida como el Monte Ascuas

AJ creyó ver personas vestidas de negro en las laderas de este, sin embargo, creyendo ser fruto de su imaginación decidió que era momento de bajar al suelo

-Bien hecho Iwasa-felicitó AJ a su Pokemon -ve a entrenar con los demás

Así mientras el fósil volador remplazaba a Waru y Yami sustituía a la Pokemon acuática, AJ se sentó en una piedra, había cosas en las que debía pensar,

-¿Por qué demonios habrá pasado eso?-Se preguntó el chico así mismo sobre lo sucedido al mediodía -¿Tal vez es debido al Psicorrayo de Henshi?, tal vez por eso pude ver los recuerdos de Iwasa –pensó AJ-Aunque fuera así ,¿por qué ese resplandor violeta?¿Por qué otra vez?-pensó haciendo mucho hincapié en la la palabra otra - al menos esta vez fue más leve que la anterior , tal vez me esté inmunizado ¿Pero inmunizando a qué?- se volvió a repetir- He leído bastante sobre gente con poderes y diversas capacidades sobrehumanas , ¿pero qué capacidad tengo yo aparte de brillar como una bombilla morada?

En ese momento algo cortó de raíz sus pensamientos, un fiero y poderoso rugido proveniente de...su estómago, no había comido nada excepto el desayuno que tomó junto a Eric, desayuno que probablemente ahora estaría alimentando a alguien en el fondo del mar, así que sacó de su mochila un bocadillo envuelto de papel albar, además de una bolsa de comida Pokemon la que repartió entre sus seis Pokemon

- ¡Viii! -protestó el Pokemon escupiendo parte de la ración que se le había asignado

-Eres muy delicado para todo lo que te gusta comer-dijo AJ- pero cometela y mañana compraré algo que te guste, además Waru no hace ascos-respondió viendo como el Haunter comía a manos llenas, para después relamerse los labios con su larga lengua ante la avergonzada mirada del Scyther que tenía como compañero de equipo, era obvia la diferencia de personalidades entre ambos


-Bueno chicos ya es hora de irnos-dijo AJ notando los últimos rayos del astro rey que se escondía hasta el día siguiente,

Así el chico devolvió a todos sus Pokemon a sus Pokeballs, a excepción de Iwasa en el cual fue volando hasta llegar al centro Pokemon. Al no ver a ninguno de los tres en sala del gran ordenador, dedujo que debían estar en la cafetería cenando. Efectivamente así era.

- ¿Habéis encontrado que fallaba? -preguntó AJ
-Hemos solucionado los fallos en los cálculos-respondió Alan
-Aun así, el sistema no acaba de funcionar perfectamente, es como si algo causara interferencias – añadió Bill

- ¿Tal vez algún aparato en aquella montaña? -preguntó AJ, que comenzaba a sospechar algo

-Es posible que haya algo en el Monte Ascuas, es el punto más alto de la zona-añadió Celio

-Mañana iré a comprobarlo-se ofreció AJ-pero antes iré a dormir un par de semanas –bromeó el chico mientras se dirigía a la habitación que previamente había reservado.


Al llegar a esta estaba demasiado cansado, el combate, Aerodactyl, etcétera, así que, al ver la cama, que fue realmente lo único que llegó a ver se dejó caer en la misma, cerrando los ojos aguardando hasta el nuevo día

Respondiendo comentarios
Mostrar
Primero. Gracias a todos por los comentarios
Cita:Algo que me parece muy refrescante es que, aunque un montón de historias usan la fórmula de "Mi oc basado en mí viviendo las aventuras del juego"
Y pienso seguir usándola   PikaSwag

He de decir que por original que la idea parezca fue  "copiado" de uno de los primeros fic que leí y (probablemente el que más me ha influenciado. Eso explica tambien lo de las descripciones que comenta Plushy y Velvet). Y que también es un recurso para evitar todos los encuentros con personas y/o Pokemon sean calcados del anime. Y también es cierto que a diferencia de otras regiones todos conocemos Kanto y puede hacerse mucho más cansino que en cualquier otra región
Cita:esta en particular se salta los primeros pasos...y antes... de que nos demos cuenta, el autor ya dropeó su fanfic a medio camino

Esto tristemente todavía no es descartable. En fin, el tiempo dirá.
Cita:Al principio creí que seria original al %100 y me asusté porque pensaba que seria región nueva, pokemon nuevos, todo nuevo aaaaah.

Mi cabeza no da para tanto xD. Me alegra que te haya resultado entretenido ya que habrás muchas batallas D̶e̶m̶a̶s̶i̶a̶d̶a̶s̶ ̶p̶a̶r̶a̶ ̶m̶i̶ ̶s̶a̶l̶u̶d̶
 
Cita:También me agrada que la rivalidad de los chicos se ve bastante sana en el sentido de que Erick no es un Gary pero tampoco un Hau
Si. Diria más bien que Eric es tipo Barry(Aunque siempre lo he visto como mi Ash particular). Y el carácter de AJ tampoco da para una rivalidad agresiva 
Cita:y ABSOLUTAMENTE TODAS se me hacen aburridísimas
No te tendré mucho por aquí entoncesLettalKWA
 
Cita: Dentro del mini-prólogo, me encantó esa especie de introspección media rara del mismo personaje
Gracias. Pero siempre digo que el tono reflexivo e introspectivo. Bueno...no es lo más característico de este fic
1
Responder
#10
Listo, capítulo 2 leído, un poco menos dramático que el primero, salvo por unas escenas. Pero bueno al parecer damos un poco de freno a la aventura de Aj de ir por la Liga Pokemon.

Al final el pokemon fósil no fue un problema taaaan grave (escena dramstica) el verdadero villano de este Fanfic podrá ser el Team Rocket, estos bastardos quieren algo y en un futuro se sabrá que es.

Estamos en un día de playa para descansar o mejor dicho... entrenar, ay Aj te pareces tanto a Goku xD. (escena dramatica 2) el hecho de que Aj tengo algo así como... poderes? Wowowow brilló morado que le permite ver el pasado de alguien? Esto está raro, me preguntó si más personajes tendrán algo asi. En la Liga veremos esos poderes? O que es exactamente?

Pobre Bill preguntó si su máquina funcionará algún día, sino mal recuerdo en el juego hay que vencer a unos del team Rocket y después jala. Ya veremos su pasa.

Salu2!!!
Entrenador Pokemon en busca de la Perfección y diversión.
1
Responder
#11
Bueno, debo estar de acuerdo en que el capítulo fue más tranquilo.

No mucho de drama, solo calmar al Aerodactyl que ahora forma parte del equipo de AJ. A ver qué más le aguarda y a sus compañeros.
1
Responder
#12
Tengo un poco más de los mismos pensamientos que antes. Siento que los fics centrados en batallas se enfocan demasiado en lo que está pasando, en la descripción de los ambientes, de los ataques, de los bichos, de la coreografía de la batalla… pero nunca logro encontrar el sentido de todo eso.
Tendría que hacer un post en el foro hablando de esto porque cada vez me carcome más la cabeza. Pero voy a dejar el tema de lado. Me gusta la millonada de referencias a la serie, a los juegos, a los remakes, a lo que se te ocurra. Me matan los bichos diciendo su nombre porque siempre me parecio “jaja que lindo” en la serie… pero en escrito, OOF.
A pesar de que en los comentarios digas que EQUISDE ESTA LLENO DE BATALLAS y que por lo tanto tendría que descartar este fic inmediatamente, lo voy a seguir leyendo a modo experimental porque quiero ver a donde apunta todo el tema de las peleas, si hay un verdadero desarrollo de los personajes que lo separe del típico “ser mas fuerte en las peleas y que toda mi evolución como persona(je) se trate de eso”. No me decepciones, eh?
1
Responder
#13
 CAPÍTULO 3: MOVIMIENTOS


La luz del sol de las diez de la mañana entraba con suavidad en la habitación del Centro Pokemon en la cual dormía nuestro protagonista, el cual rápidamente comenzó a desperezarse, al hacerlo se quitó la ropa que llevaba puesta cambiándola en su lugar por una camiseta blanca de manga corta, que llevaba escrita en el pecho la palabra “Power”, en lugar de los vaqueros se puso un pantalón de chándal negro, metiendo la ropa que se había quitado en la mochila, habiéndose luego aseado convenientemente se decidió a tratar de averiguar que sucedía en el Monte Ascuas, no sin antes despedirse de los demás que seguían revisando el ordenador, Así el chico subido en el Pokémon prehistórico se acercó hacia la montaña, sin embargo al sobrevolar la zona sobre la que ayer estuvieron entrenando pudo ver a una figura femenina practicando con dos de sus Pokemon


- No paro de encontrarme con conocidos-pensó AJ que reconoció a dicha persona – Sin embargo, será mejor no decirle nada, porque si esto llega a ser lo que imagino...-se dijo para sus adentros el chico

Mientras tanto en el suelo...

- ¡Muy bien Zelvy!- le animó su entrenadora-¡y tu Mory tienes que esquivar un poco mejor!-le dijo ahora a su otro Pokemon-venga chicos una vez más- terminó por añadir la entrenadora

Así el primer Pokemon era una tortuga bípeda cuya piel estaba coloreada de color índigo, en cambio la parte trasera de la concha era de un color marrón oscuro, siendo la parte delantera de una tonalidad más suave, la concha contaba con varios orificios en los cuales asomaban sus extremidades y su cabeza, estando esta coronada por un par de peludas orejas, de apariencia similar a la cola del dicho Pokemon, el cual abrió mucho su boca, exhalando de esta un chorro de agua a alta presión dirigida a su compañero de equipo, siendo este una ave de color gris siendo de diversas tonalidades del mismo el color mayoritario de su cuerpo excepto sus rígidas plumas en parte de color rojo y sus ojos ambarinos, dicha ave consiguió evitar el ataque acuático, no sin esfuerzo, dejando que la tromba de agua chocara con la roca horadándola varios metros


-Creo que ya dominas el Hidrobomba-dijo la entrenadora acariciando la cabeza del Pokemon acuático
-¡Warto!-respondió el Pokemon tortuga contento

La chica de largo cabello negro dirigió su vista hacia la lejanía, clavando sus ojos azules en la figura del Aerodactyl que aterrizaba en la base del monte Ascuas

- ¿De verdad cree que no le he visto? -pensó la chica poniendo los brazos en jarras – En fin, habrá que seguirle – suspiró

En ese momento la chica regresó al Pokemon acuático a su Pokeball y acto seguido se subió en la ave metalizada que emprendió el vuelo dirigiéndose a donde ya estaba el chico pelinegro y su Pokemon

Ajeno a esto AJ, que ya había guardado a Iwasa en la pokeball, ascendía con suma cautela por la montaña, cuyo suelo estaba recubierto de una escasa capa vegetal dominada esta por hierbas de pequeño tamaño posiblemente para disminuir el efecto del viento, sabiendo que su cautela debía extremarse aún más si efectivamente era de los Rockets con quien estaba tratando, no era la primera vez que trataba con ellos, si bien las dos primeras veces había sido un accidente, rápidamente el entrenador se detuvo al ver que había dos Rockets apostados en la entrada de una cueva, al verlos AJ se tiró al suelo tratando de que no le vieran, maldiciéndose así mismo porque su vestuario destacase tanto en el verdor de suelo y el gris de las paredes rocosas

-Parece que no me han visto-suspiró el chico- ¿No se oye como un aleteo? -pensó luego para sí

Al girar la cabeza pudo ver el origen de ese aleteo proveniente de dos aves de color castaño de largo cuello, estas criaturas poseían una cresta roja en su cabeza que junto a su alargado pico les daba una pinta más amenazadora

-Pues parece que sí me han visto- pensó el chico que rápidamente tuvo moverse para evitar un picotazo de la pareja de Fearow
- ¿Damos la señal de alarma? -preguntó uno de los Rockets presentes a su compañero
-No, acabaremos pronto-respondió este muy ufano
-Es tu primera batalla, pero necesito que ganes-pensó AJ mientras cogía la pokeball de Iwasa mientras liberaba a dicho Pokemon
-Seguimos siendo dos contra uno-pensó el Rocket al ver al Aerodactyl- ¡Pico Taladro! ordenó ahora en voz alta
- ¡Tú también! -ordeno su compañero

Así el pico de las dos aves comenzó a girar velozmente mientras se abalanzaban hacia el Aerodactyl

- ¡Iwasa, esquívalo y Colmillo Rayo! – dijo el entrenador a su Pokemon

El Pokemon prehistórico pese a que no tenía demasiada experiencia en los combates, sí poseía instinto por lo que usando su mayor velocidad se escabulló del ataque de los Fearow, lanzándose a uno de ellos una poderosa dentellada electrificada en el cuello, el Pokemon plumífero no pudo evitar soltar una expresión de dolor

- ¡Maldición, Fearow usa Hiperrayo! – dijo el Rocket cuyo Pokemon había sufrido el ataque
-Tú también- volvió a decir su compañero
-Tengo una idea –pensó AJ- ¡Iwasa usa Supersónico!


Las dos aves abrieron sus picos acumulando en ellos ingentes cantidades de energía siendo esta de color ambarino, sin embargo, cuando se disponían a dispararla el Pokemon prehistórico genero desde su boca una serie ultrasonidos que parecieron confundirlos profundamente, con la suerte para nuestro protagonista de ambos lanzaron su destructor ataque contra el otro, quedando ambos totalmente derrotados

- ¡Rápido, da la voz de alarma! -ordeno uno de los Rocket a su compañero, sin embargo, cuando estos intentaron huir se dieron de bruces contra el suelo, notando que unas lianas les tenían agarrados por los tobillos
-Bien hecho Saur- le dijo al entrenador a su Pokemon – ahora Somnífero-le pidió a su Pokemon

El Pokemon planta se sacudió un poco liberando desde su bulbo múltiples partículas de color verde, las cuales al entrar en contacto con los Rockets les hicieron bostezar abiertamente, cerrando sus ojos y durmiendo plácidamente en apenas unos segundos después

-Gracias a Dios que esos despistados no se dieron cuenta de libere a Saur cuando no miraban – dijo el chico

Lo próximo que AJ junto a sus dos Pokemon observaron es como a escaso centímetros del entrenador un Pokemon de forma esférica, aunque con irregularidades y dos gruesos brazos era impactado contra la pared totalmente derrotado

-Creo que tú precisamente no deberías hablar de despistes- dijo una voz femenina a su espalda, con un tono medio en broma medio en serio
-Izumi, ¿no me habrás seguido verdad? -preguntó el chico
-Por supuesto que te he seguido ¡Y no vuelvas a ignorarme! -dijo mientras le daba una sonora colleja
-No grites- le dijo AJ- ¿Esa es tu Skarmory? -preguntó el chico fijando la atención en la ave metálica que había derrotado al Geodude, ahora empotrado en la pared, mientras se frotaba en la zona adolorida por la colleja.
-Veo que la recuerdas- dijo la chica con orgullo
-Me alegro de verte, ahora vete- le instó AJ cambiando de tema
-No pienso irme, yo también he luchado contra los Rockets y lo sabes- dijo la chica clavando sus ojos azules en los del joven

AJ miró a la chica de arriba abajo, era cierto que había luchado contra los Rockets, pero como su amiga que era no podía implicarla, no porque fuera una chica precisamente, puesto que tampoco implicaría a Eric o Alan, si bien al primero no hacía falta implicarlo, pero en fin ella le había salvado de ese Geodude, y ese tipo de errores solían ser muy peligrosos contras los Rockets

- ¿Y bien? - preguntó la chica mientras el viento hacía ondear su pelo negro y la capucha celeste de su sudadera del mismo color
-Venga vamos-dijo el chico dejándose convencer

Acto seguido la chica devolvió su Pokemon a la pokeball, tomando otra de la cual surgió un Pokemon canino cuyo pelo era de color anaranjado decorado con rayas negras en las patas y espalda, también poseía un pelaje de color crema situado este en el pecho, cola y cabeza en esta última a modo de pequeña cresta

-Kiba rastrea- dijo la chica a su Pokemon el cual instintivamente olisqueó a los dormidos Rockets para seguir el rastro llevándole este hasta la entrada de la cueva que los dos protegían
- ¿Entramos? -preguntó la fémina
-No- dijo AJ-lo que estoy buscando debe estar en la cima-añadió AJ

Tras lo cual ambos jóvenes ascendieron por la montaña acompañados del Pokémon planta y el pequeño canino, no vieron a ningún otro Rocket aunque sí observaron a múltiples Pokemon de fuego los cuales si bien no hicieron el menor gesto de atacar si se les veía algo turbados

-Dicen que en esta montaña vive Moltres-le dijo Izumi al otro pelinegro
-Eso explicaría el interés de los Rockets – dijo AJ – pero hay algo que no me encaja- sospechó el chico
- ¿La falta de vigilancia, ¿verdad? -adivinó Izumi
-Así es, sí realmente quieren capturar a Moltres deberían traer muchos más miembros, y yo solo he visto dos y bastante flojos-añadió el joven que rápidamente se detuvo al ver que ya casi estaban en la cima

El escenario visto en la cima era el de varios Rockets, tres de ellos soldados rasos mientras que dos de ellos parecían ostentar un grado mayor, todos prestaban mucha atención a un gran armatoste el cual lanzaba periódicamente una serie de sondas al cráter, tras lo cual se registraban una serie de lecturas en la máquina, al ver ese hostil escenario ambos chicos se escondieron detrás de una enorme piedra prestando mucha atención a todo lo que ocurría

-Parece que no hay nada-dijo la Rocket de mayor grado, la única mujer allí presente, al otro Rocket de grado superior

-Ya lo veo Wendy-dijo este prestando atención a las lecturas – pero debemos seguir intentándolo - concluyó este, que pareció mirar directamente a la piedra donde se ocultaban los jóvenes, para luego alzar la voz- No se quienes sois, pero ¿Vais a salir por vuestro propio pie, o vais esperar a que os saque yo? - concluyó amenazante mientras cogía una de sus pokeball

- ¿Qué hacemos? -preguntó Izumi tras el peñasco
- No tenemos más remedio-suspiró el pelinegro- eso sí pase lo que pase no podemos usar nuestros nombres, sería muy peligroso que conocieran nuestra identidad.
- Lo entiendo- dijo Izumi saliendo de detrás del peñasco junto a AJ, si bien tanto en la cara del par de jóvenes como en los Rocket de mayor grado se dibujó una expresión de sorpresa y de bastante hastío
- ¡¿Vosotros?!- exclamaron los cuatro a la vez
-Empiezo a pensar que nos seguís-dijo el Rocket de mayor grado el cual poseía cabello de color rubio, peinado como si le hubieran electrocutado
- ¿Nos encargamos de ellos? -preguntaron los Rocket rasos a sus superiores
-No, Ayr y yo nos apañamos con estos dos, vosotros ya sabéis lo que tenéis que hacer dijo la mujer mientras se acicalaba su largo cabello de un vistoso color rosa
-Entendido-respondieron estos, que ignoraron a los jóvenes entrenadores y descendieron montaña abajo
- ¿Pero que...? -pensó AJ, pero no pudo pensar mucho más ya que debió actuar rápidamente para esquivar una descarga eléctrica

Dicha descarga provenía del Pokémon recién soltado por Ayr, este era un Pokemon bípedo de pelaje amarillo estriado por rayas negras en todo el cuerpo, desde sus pies hasta sus brazos, siendo estos últimos bastante similar a los de un humano, poseía además dos pares de antenas en la cabeza, uno de ellos parecidas a plumas, siendo estas una prolongación del pelo mientras que el otro si eran antenas propiamente dichas

- ¡Electabuuuzz! - exclamó el Pokemon eléctrico
-Ese Pokemon otra vez –pensó AJ- Saur te toca- añadió luego confiando plenamente en su primer Pokemon

A los dos Pokemon se les unieron la ya conocida tortuga azul por el lado de Izumi, mientras que por el lado de la mujer Rocket apareció una pequeña ave de plumaje azabache, que además en la parte superior de su cabeza tenía el plumaje de tal manera que daba la sensación de ser un sombrero de bruja

- ¡Croow! -graznó el ave
- ¡Electabuzz usa Rapidez! -ordenó el Rocket
- Saur usa Hoja Afilada- dijo AJ

El Pokémon Eléctrico agitó sus brazos generando energía que expulsaba en forma de múltiples estrellas dirigidas hacia sus dos oponentes, por su parte el Ivysaur liberó su ráfaga de hojas las que colisionaron contra la lluvia de estrellas inutilizando ambos ataques

- ¡Zelvy, Hidrobomba! -dijo Izumi señalando al Murkrow como objetivo
- ¡Murkrow usa Niebla! -dijo la mujer de largo peinado rosa

Antes de que la tortuga pudiera exhalar desde su boca la potente tromba de agua el ave de plumaje negro liberó desde su boca un denso vapor blanquecino que se extendió por todo el campo ocultando su posición y la de su eléctrico compañero, por lo que la tortuga hubo de detenerse a no saber dónde estaba su objetivo, sin embargo tanto Izumi como AJ pudieron divisar un movimiento en la densa niebla, acto seguido lo siguiente que pudieron ver fue como el Electabuzz golpeaba con su puño electrificado al Pokemon acuático

-Murkrow usa Pico Taladro contra el Ivysaur-dijo Wendy
-Saur no le dejes, usa Látigo Cepa-dijo AJ que apenas podía ver a su Pokemon

El ave buscó al Pokemon planta entre la niebla lanzándose en picado mientras su pico giraba a gran velocidad, sin embargo, las lianas del Ivysaur si bien no acertaban a su objetivo sí lo mantenían alejado impidiendo que lo golpeara

-No podremos aguantar así mucho tiempo-pensó Izumi -Zelvy dispersa la niebla con Giro Rápido –pidió luego a su Pokemon

El Pokemon tortuga metió sus extremidades además de su cabeza dentro de su caparazón girando rápidamente dispersando así la niebla existente, más no contento con ello también impacto contra el Murkrow, que se precipitó hacia el suelo

- ¡Ahora Hidrobomba! -dijo Izumi

El Pokemon acuático abrió su boca exhalando esta vez el potente caño de agua que se dirigía hacia el ave

-Doble Equipo-pidió con calma la dueña de este

El potente ataque acuático se dirigió hacia el ave azabache sin embargo este generó múltiples copias holográficas de sí mismo, siendo una de esas copias la que fue alcanzada por el Hidrobomba

-¡Electabuzz usa tu Puño Trueno!- dijo Ayr a su Pokemon
- ¡Saur no le dejes! -dijo AJ

El Pokemon eléctrico saltó con su puño envuelto en chispas, dispuesto a darle un derechazo al Wartortle ahora indefenso en el aire, sin embargo, Saur agarró con sus cepas a su compañero de batalla apartándolo de la trayectoria del ataque eléctrico

-Creo que ya los hemos distraído lo suficiente- susurró la Rocket de pelo rosa a su compañero
-No me digas que no te estás divirtiendo- le contestó este en el mismo tono mientras esbozaba una apenas imperceptible sonrisa
-Tal vez-respondió esta que no pudo evitar sonreír también
- ¿De qué se reirán? -pensaron a dúo AJ e Izumi
- ¡Acabemos con esto! -rugió el hombre-¡Electabuzz Rayo!
-Murkrow usa Pulso Umbrío-añadió la Rocket

El cuerpo del Pokemon eléctrico comenzó a rezumar una gran cantidad de energía eléctrica lanzándola como una potente flecha acompañada del ataque del Pokémon ave consistente en una esfera de energía oscura de la cual surgieron múltiples aros de energía de colores oscuros, morados y negros mayoritariamente

- ¡Zelvy!

El Pokemon tortuga había entendido lo que debía de hacer por lo que se interpuso en la trayectoria de los dos ataques mientras su cuerpo quedaba recubierto de una superficie plateada reflectante que devolvió el ataque al oponente eléctrico, dada la inmunidad del ave a la técnica defensiva, que quedó visiblemente dañado, si bien el ataque también pasó factura al Pokemon acuático que cayó derrotado al duro suelo

-Ya es suficiente- pensó el Rocket que, junto a su compañera, tras meter a sus Pokemon en sus Pokeball, se dieron la vuelta para saltar al vacío
- ¿Pero que...? -pensó AJ visiblemente extrañado

Sin embargo, escasos segundos después pudo ver cómo un helicóptero con la letra R en el lateral del mismo se alejaban prestamente pudiendo ver una larga cabellera rosa, indudablemente estaban allí dentro

-Pon rumbo a Ciudad Carmín-dijo Ayr al conductor del helicóptero mientras este le daba una especie de spray que aplicó en la piel del Pokémon eléctrico cediéndolo a su compañera que hizo lo mismo en la piel del Pokémon ave
- ¿Habéis encontrado a Moltres? -preguntó el conductor con interés a la pareja de Rocket
-No, parece que las leyendas mienten-dijo el rubio mientras comprobaba el estado de su Electabuzz
-De todos modos, era solo una sub-misión y la principal ha sido resuelta satisfactoriamente – añadió Wendy
- Sigo sin entender por qué usáis vuestros propios Pokémon cuando en la base tenemos Pokémon disponibles bastante más fuertes-comentó el conductor mientras giraba en el aire poniendo rumbo al continente
- Y yo no puedo entender porque nuestros helicópteros no tienen piloto automático- exclamó la fémina que con esa frase consiguió que todos los presentes se rieran, incluyendo el conductor del helicóptero que raudo puso rumbo a su destino

Ajenos a la conversación del helicóptero, en el duro suelo de la montaña...

- ¿Está bien? -preguntó AJ a Izumi mientras está esparcía un aerosol sobre el Pokémon
-Se recuperará-contestó esta mientras metía a su Pokemon en su pokeball para que descansara
-Bien, ahora toca destruir la máquina - dijo AJ mirando a la máquina mientras lanzaba otras de sus pokeballs de la que surgió el Pokémon mantis
- ¡Blade destrúyela! -exclamó AJ señalando el artefacto

El Pokémon bicho se lanzó velozmente hacia la máquina mientras cruzaba sus cuchillas recubiertas estas de energía para luego golpear con las mismas describiendo una X en el aire quedando dicha máquina con profundos cortes para luego explotar

-Bien hecho Blade-felicitó AJ a su Pokemon que con su firmeza habitual se limitó a sentir con la cabeza mientras volvía a su pokeball junto al Pokémon planta, siendo estos reemplazados por el dragón rocoso que se manifestó junto a la Skarmory de Izumi
- ¿Ya nos vamos, ¿no? -preguntó la chica mientras se montaba en el ave metálica
-Sí-añadió AJ mientras hacía lo propio con Iwasa

Ambos Pokemon alzaron el vuelo dejando atrás el Monte Ascuas ignorando lo que sus profundidades ocultaban, dirigiéndose rumbo al pequeño núcleo urbano de Isla Prima

¿Llevas poco tiempo con ese Aerodactyl verdad? -preguntó Izumi
- Así es ¿Por qué lo dices? - preguntó AJ
-Te agarras muy fuerte, ¿no tendrás miedo de volar? -preguntó para después dibujar una sonrisa en su rostro
-No tengo miedo a volar, a lo que le tengo miedo es a caerme y partirme la cabeza-replicó AJ con tan gráfico ejemplo - ¿No te extraña que esté volando en un Pokémon fósil? -preguntó luego
-De ti ya me creo cualquier cosa-dijo la chica mientras se reía cuando mientras ya se disponían a aterrizar cuando vieron una imagen que les extrañó

Dicha imagen consistía en dos Pokemon luchando uno de ellos era un Pokemon de piel amarilla, a excepción de una especie de hombreras marrones, poseía también cuatro extremidades dotadas las dos superiores de tres dedos, al igual que las inferiores también poseía una larga cola y una mirada somnolienta su oponente era un Pokemon insecto de cuerpo redondo, recubierto este por un manto de pelo púrpura,del que asomaban unas pequeñas extremidades comparadas al tamaño de los grandes ojos rojos divididos estos en múltiples celdillas, se cerraba la anatomía del individuo con un par de antenas blancas, lo extraño evidentemente no era el combate pero sí los dueños de ambos Pokemon

-¡Venonat usa Doble Rayo!- dijo Alan
-Abra esquivalo y Puño Fuego- pidió Bill a su Pokemon

El Pokémon insecto disparo desde cada uno de sus ojos un brillante rayo de distinto color en el origen pero que se cruzaron rápidamente dirigiendo igualmente hacía Abra el cual desapareció de la vista de todos eludiendo el ataque para después aparecer detrás del Venonat, rápidamente el Pokemon psíquico concentro energía en su mano izquierda aumentando la tempera de la misma hasta el punto que esta se recubrió de una intensa
llama, golpeando entonces al insecto por la espalda que rodó varios metros por el suelo

- ¿Por qué combaten? -preguntó AJ a Celio que observaba el combate
-Pues...-comenzó a decir cuando vio de repente al Aerodactyl que miraba el combate con atención
-No te preocupes por él-dijo AJ que notaba como Celio miraba a Aerodactyl
-A sí – continuó este- comprobamos que sistema de almacenaje funcionaba y viendo que tardabas mucho y como Alan creía que su Venonat podría evolucionar pronto aquí los tienes- dijo mientras volvía a poner los ojos en el ordenador portátil que llevaba en el regazo, que parecía interesarle mucho más que el combate.
-Entiendo, parece que Bill no se desenvuelve mal en un combate- dijo AJ mientras los observaba
-A mí también me ha sorprendido-añadió Celio- ¿Quién es ella? -preguntó a AJ refiriéndose a Izumi
-Soy Izumi – respondió la aludida- un placer conocerte- añadió luego
-Yo soy Celio, igualmente-respondió este
-Será mejor que curemos a los Pokemon- dijo AJ que junto con Izumi entró en el centro Pokemon dejando a Celio como observador de la batalla

Así los chicos entraron y le entregaron sus pokeballs a la enfermera que Joy que al prometer no tardar mucho hizo que los chicos se quedaran en el mostrador

- ¿Qué haces tú por aquí Izumi?-preguntó AJ a su amiga
-Imagino que lo mismo que tú, es decir tomar el sol y entrenar para la Liga-respondió esta
-¿Tienes ya la medalla del gimnasio de Ciudad Verde? -volvió a preguntar
-No la necesito ¿Recuerdas que en Ciudad Azafrán había dos gimnasios? -preguntó ahora ella
-Así es, pero el de Pokemon de tipo lucha perdió su categoría de oficial-respondió AJ algo extrañado
- Efectivamente pero cuando yo pase por allí todavía era oficial, y según la Liga Pokemon esa medalla cuenta como oficial para la competición de este año- terminó por explicar Izumi
- ¿Por qué soy el único que no tiene esa medalla? -expresó AJ mientras una gruesa gota de sudor se desplazaba por su cabeza
-Pues porque llegas tarde a todos lados-expresó la chica con cierto divertimento
-Solo un día-respondió AJ
-Lo suficiente-volvió a responder ella
-En fin-suspiró el chico mientras volvía a colocar en su lugar respectivo las pokeball que la enfermera Joy les acababa de devolver
-Quieres venir conmigo a isla Tera – comentó Izumi repentinamente
- ¿Hay algo de especial en esa isla? -preguntó AJ
-Hay un enorme bosque llamado Bosque Baya y pensé que te interesaría conseguir bayas gratis-dijo la chica
-La verdad es que se me ha acabado la comida Pokémon así que vale-aceptó AJ

Ambos chicos salieron del centro Pokémon encontrando que la batalla anterior había terminado con la victoria de Bill, cosa que les dijo Alan cuando se cruzaron con él en la entrada cuando fue a curar a su Pokémon, tras las respectivas presentaciones de Izumi a Bill y al propio Alan

- Bill, ¿podrías hacerme un favor? -preguntó AJ
-Sí claro ¿De que se trata? -preguntó este
-Préstanos a tu Abra para tele-transportarnos a isla Tera.
-No creo que haya problema- dijo Bill que sacó a su Pokemon de su esférico recipiente el cual puso sus manos en la frente de AJ e Izumi desvaneciéndose estos junto al Pokemon

Mientras los chicos se rematerializaban en el puerto de isla Tera, no eran conscientes de lo que se fraguaba en la base de la montaña en la hace escaso rato habían estado, tras la entrada a la cueva que aquellos dos Rockets custodiaban, aquella entrada por la que AJ había despreciado ir considerando que lo que buscaban debía estar forzosamente en la cumbre, como así era, ignorando lo que en los más profundo se ocultaba, tras atravesar kilómetros de cueva en los que Slugma y ocasionalmente algún Magcargo se ocultaban de los invasores, túneles en los que abundantes cráteres expulsaban igualmente abundantes cantidades de gases existía una sala con abundante actividad tanto humana como Pokemon

-Vamos, más deprisa- dijo un hombre ataviado de bata blanca con la ya conocida R estampada en el hombro mientras varias máquinas trataban de taladrar una pared, ayudadas estás de varios Rhydon, siendo los esfuerzos de estos bastante improductivos

-Panda de inútiles-murmuró Igno para sí mientras cogía un par de pokeballs de su cinturón materializándose un Magmar de una de ellas, mientras que de la segunda pokeball surgió un Pokemon flotante, de color morado, compuesto de dos esferas, contando la primera, más desarrollada, con una expresión casi ausente en la mirada presentaba también una boca abierta sobresaliendo dos colmillos por la parte inferior, además de una marca parecida a una calavera con huesos cruzados en el “pecho” de dicho Pokemon, la segunda esfera estaba unida a la primera poseyendo en el abdomen un aro blanco, el Pokemon en su conjunto presentaba múltiples protuberancias por las que ocasionalmente liberaba gas

-Weezing usa Giga Impacto, Magmar usa Puño Certero- pidió Igno

El Pokémon flotante cargó violentamente hacia la pared rocosa recubriendo su cuerpo de una descomunal cantidad de energía, en su mayoría de color rosada adquiriendo ciertas franjas ambarinas debido a la velocidad de su ataque, con toda esa velocidad obligó a los demás Pokemon así como a los que manejaban las máquinas a apartarse antes de que el Pokemon impactará agrietando considerablemente esa pared, para acto seguido ser seguido del Magmar que también acumulaba una intensa cantidad energía en su puño izquierdo adquiriendo este un resplandor celeste golpeando en el mismo punto que su compañero haciendo que se desmoronara la pared liberando esta un brillo rojo

-Perfecto –dijo el científico mientras cogía entre sus manos el origen de dicho brillo, siendo es un rubí bastante grande que emitía un subyugante fulgor rojo-Esto es el comienzo –añadió mientras miraba no sin cierta locura lo que portaba en las manos

Dicho esto, las máquinas, Pokemon y demás Rocket evacuaban la zona no sin antes llevarse un buen botín en recursos minerales, restando solo Igno ya en susodicha sala

-Esperaba que estuvieses aquí- dijo para finalmente abandonar la sala con paso firme.


Mostrar Respondiendo Comentarios

De nuevo. Gracias por los comentarios
Cita:y en un futuro se sabrá que es.
Exacto. Pero en futuro muy lejano...
Cita: día de playa para descansar o mejor dicho... entrenar, ay Aj te pareces tanto a Goku xD
Conozco a Goku, como todo el mundo supongo, pero la verdad es que Dragon Ball nunca me ha llamado la atención. De hecho siempre he intentado que el carácter de AJ sea algo alejado del de típico héroe shonen(Cosa que humildemente creo que por ocasiones consigo) Aunque aquí estamos casi al inicio y los todas las características de los personajes no están definidas.

Respecto a lo de los poderes. bueno. El tiempo dirá  

 
Cita:Tengo un poco más de los mismos pensamientos que antes. Siento que los fics centrados en batallas se enfocan demasiado en lo que está pasando, en la descripción de los ambientes, de los ataques, de los bichos, de la coreografía de la batalla… pero nunca logro encontrar el sentido de todo eso.
Supongo que a veces parte del simple gusto por los combates, o del gusto infantil de querer usar pokemon que te gustan y darles el protagonismo que no has visto en otros medios. No lo sé. Imaginó que cada uno tendrá sus motivos. 

Me gusta pensar que este fic ha ayudado a crear el tema que hablas ^-^ 
Cita:No me decepciones, eh?
Haré lo que pueda. Terciopelo Senpai (?) Gracias por el interés




1
Responder
#14
Primero que nada, coño, me había propuesto comentar capítulo a capítulo este fanfic.

Segundo que nada, la portada me triggerea porque ya con ocho medallas y ninguno ha evolucionado a su inicial.

Mola bastante el capítulo del Dactyl. Al final lo de los poderes de AJ no se aclara mucho y me temo que va a pasar bastante para que veamos más al respecto (fuck, justo cuando dejé de leer apenas se retomaba el tema), así que no te atrevas a dejarlo inconcluso. En este punto, Alan e Izumi me caen algo mejor que el Productor Ejecutivo, especialmente por las puyas que se lanzan entre los tres y esa amirivalidad entre ellos. Como trío, me molan para protas. Igual, creo que ya lo había dicho, pero me hace gracia la relación que tienen con los rockets tipo "estos jodidos niños otra vez" y que no parezcan tan completamente inútiles (prácticamente ellos ganaron, y parece que se van a mandar algo problemático con el Graudón.

Una cosa más, me triggerean los nombres que les pones a los pokes así que probablemente no recuerde ninguno al final. Yami, Zelvy, Waru, Henshi, Iwasa... Suenan a los nombres que un niño que se sabe unas pocas palabras en japonés le pondría a sus pokes porque guay. Heck, es la clase de nombres que yo les hubiera puesto y se siente super raro.

Nos leemos en una semana. PikaSwag
[Imagen: JCEDJoJ.png]
1
Responder
#15
Wow cap 3 apenas y ya es material nuevo para mí... qué sad xD

Me mola bastante que la historia no sea únicamente enfocada en las batallas de  gym y tenga sus propias cosas como lo de los poderes sensoriales y, por supuesto, el equipo rocket dando lata con algo que se ve grande. Me gustó bastante toda la historia de aerodactly y que se le pudo hacer frente con pokes "débiles" y que cosas como el guiño a las hermanas de Misty hacen sentir esto completamente animeverse con las ventanas que eso puede conllevar.

Me siguen pesando algo las descriociones de los pokes sobre todo porque luego se juntan varios parrafos de pura descripción que con el largo de los caps, aunque no sea mucho lo hacen algo pesado pero al menos el carisma de los personajes lo compensa mucho.
[Imagen: UTen4qq.png]
1
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)
task