Índice - Pokémon: La vía de Alola
#1
[Imagen: wGFyEa3.jpg]
Una parte de mi no desea hacer esto. Otra, ve imprescindible que lo intente 


Bienvenidos a todos a este nuevo fic de su amigo y vecino AJ. Me conocerán de otros fics como: "Pokémon Path to Glory" fic el cual no esta terminado y... Voy a ser honesto. No estoy en el mejor momento de mi vida para iniciar un nuevo proyecto...pero si estuviera en un buen momento desde luego tampoco escribiría fics. Me gustaría pensar que en estos diez años he mejorado algo (Ya le confirmo a quien tenga esa duda que para nada) estoy desvariando.Pero en lo referente a este fic quiero decir que siempre tuve  la idea de escribir una especie de trilogía, en la cual Path to Glory sería el primer fic y este, Pokémon: La Vía de Alola, que ahora les traigo aquí sería el segundo. E imagino que esto generara distintas dudas.
Para eso:

Mostrar
¿SEÑOR ESCRIBIDOR, SEÑOR ESCRIBIDOR¿ DEBO LEER SU ANTERIOR FIC PARA ENTENDER ESTO?¡¡¡NO QUIERO!!!

No. No es necesario. Mas allá de algún personaje no influirá a nivel de trama.

SEÑOR ESCRIBRDOR SEÑOR ESCRIBIDOR ¿VA A ABANDONAR SU ANTERIOR FIC? ¡NO TIENES VERGÜENZA NI LA CONOCES!  

No. Path to Glory no esta abandonado. Pero si es cierto y es obvio, e innegable, que su ritmo de publicación será aún más irregular. Que nadie espere capítulos frecuentemente de ninguno de los dos fics.

UNA MÁS SEÑOR ESCRIBIDOR ¿SALDRA LILI? ¡YO AMO A LILI Y A SU HERMANO Y A SU..!

No. En principio no esta planeado de que aparezca ninguno de los tres.

Creo que de momento eso es todo. Añadir que para este fic intento hacer algo "nuevo" y aclaro: Algo nuevo para mí, la cueva esta llena de fic que ya intentan hacer eso. Aprovecharé este primer post para dejar los capítulos.

Sin más que decir, espero que lo disfruten.


 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder

Longfic- Pokémon: La vía de Alola

Extension largaLongfic
Franquicia
GéneroAventuraComedia
Resumen

Ah shit. Here we go again, tropical versión.

#31
Mostrar Pyromentario del capítulo 5
Llevaba un tiempo sin leer las flipantes aventuras de los niños de Alola de AJ.
Vamos empezando y Sofía ya es dejada de lado  Ksad . Aunque por el lado positivo eso dio a poder centrarse más en Daini y Taro.
Fue en escancia bastante divertido, no se porque me da la sensación de que estas tomando inspiración en JoJo, viendo el apartado de la comedia y un poco las batallas, faltando únicamente las onomatopeyas xD. Y en cuanto al humor, me haces difícil el hacer memes sobre el episodio considerando que hay muchos esparcidos.
El ritmo lo encontré algo desordenado, siendo rápido y lento a momentos, pero también me gusta como vas manejando los elementos de la región construyendo algo distintivo, como lo son los escenarios y los pokémon.
Los pokémon en si son el alma de la historia, con nuevos integrantes como el hada y el buitre que tienen personalidades diferentes y que van generando interacciones variadas con el resto de personajes (Incluso el Ekans es muy carismático, demás que consigue un spinoff xD).
En si la premisa del capítulo es bastante simple pero sirve para que conozcamos aunque sea un poco a Daini, sembrándome la duda sobre los movimientos Z y nuestro conocedor de comida. (Concuerdo un poco en lo que comenta Luna sobre Daini y los personajes humanos, pero confió en que los protas relucirán mucho más en el futuro, digo, están escritos por un ser de luz).
Y hablando de comida, todos los pokémon quieren comida, y pese a que el simio se fue con el Kahuna Ex Machina, en las sombras todavía queda el reto de Melemele con la plaga de ratas.
Sin nada más que escribir, nos leemos en otra ocasión.
PD: Cuando el mono pateó a Vullaby pensé que en vez de patearla, la iba a matar de una forma horrible y salvaje, algo así como "Se volvió Pyroverso de golpe". [Imagen: mewtwoLUL.png]
                                       [Imagen: APTHhOg.jpg]
 0  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#32
CAPÍTULO 6: ¿ROER O PERDER? EMBOSQUE EN LA CUEVA SOTOBOSQUE



 Centro Pokémon de Ciudad Hauoli, recepción 


 -Así es señorita-Dijo la recepcionista algo azorada-Tanto Daini Chilwell y Adam Uría se despertaron antes que usted y se marcharon.

Al oír “se despertaron antes” la originaria de Kalos no pudo evitar agachar la cabeza ligeramente avergonzada. Involuntariamente se estaba ganando una fama de dormilona.

-¡Pero dejaron una nota para usted!-recordó de inmediato la recepcionista.

Una parte de la chica sentía también algo de vergüenza que una persona claramente mayor que ella le tratara de “usted” Claro que otra parte también estaba encantada. Así sostuvo la nota y la leyó, ya con cierta predisposición negativa independientemente de lo que se fuera a encontrar: 

-Hola Sofía, Yo y Daini
-Daini y yo-corrigió mentalmente Sofía.
-Yo y Daini-continuó leyendo-Hemos madrugado para salir a entrenar temprano, tocamos a tu puerta pero nadie respondía, supongo que estaremos de vuelta en el Centro Pokémon a la hora de la comida.
Posdata: Sofía prueba la Dulcesada para desayunar, no suelen ofrecerlas en el Centro Pokémon pero son una de las especialidades de Hauoli.
-Cómo la vamos conociendo dudo que se despierte para desayunar, no Daini no escribas eso-Creyó leer bajo un agresivo tachado.

 La chica suspiró, que la primera parte de la nota estuviera escrita en celeste y la posdata en verde le resultaba agresivo visualmente. Por otro lado, la nota decía que la habían llamado. Si así era no tenía derecho a enfadarse, por mucho que Daini, bajo la perversa dirección de Adam le hubiera llamado dormilona…Quizás lo de perversa dirección era algo exagerado.

 La cafetería del Centro Pokémon a esa hora estaba relativamente despejada, pese a no ser tan temprano como a ella le hubiera gustado levantarse aún estaban lejanas las horas centrales del día y si bien la cafetería contaba con servicio de camareros este solía reservarse precisamente para esas horas y para la cena, dejándose para las comidas más ligeras el autoservicio.  Y así se veía Sofía sola en su mesa circular, bueno, no sola: acompañada del par de vulpinos que cada uno comía en su cuenco respectivo debajo de la mesa.

 -Así que la han dejado sola-comentó el Nickit comiendo, no especialmente entusiasmado, su pienso-No es la más popular precisamente ¿Verdad?
 -¡Lupin!-respondió ofendida la Fennekin-eso es très terrible.

 Ajena a la conversión de los zorros Sofía revisó el desayuno que ella mismo había  elegido: Un yogur variado de frutas, un zumo de Pinia y la recomendación gastronómica de Daini: La Dulcesada.

 -¿Qué es eso?-preguntó el zorro de Galar olisqueando el aire-Lo que huele a frito-precisó.
 - Malasada, creo que la llaman-respondió Hermione-Es un plato típico de Alola, por lo que tengo entendido.
 -Tiene un olor peculiar-agregó Lupin-Dulce pero frito, con un relleno armonizado pero que no logro distinguir.

 Sofía miró el dulce, Tanto la profesora Pimpinela como Kukui le habían invitado a probar alguna, de hecho la profesora incluso se había ofrecido a cocinar alguna expresamente para ella pero siempre había declinado educadamente el ofrecimiento. No le llamaba la atención esa aspecto a fritura y recubierto de azúcar. Claramente un plato que cualquier dietista o nutricionista desaconsejaría…Pero la gente parecía feliz cuando se las comía…Había visto a la mencionada profesora Pimpinela comerlas, también a Daini, a Kukui, a Daini,también a Adam, a múltiples profesores de la escuela Pokémon, a Daini, a multitud de compañeros en la escuela, incluso el profesor Ciprés le había pedido que le llevara algunas al volver a Kalos…Y probablemente Daini también se las pediría.

 -Bueno.

 La chica se reincorporó en la silla y acercó sus manos hacia el dulce.

 -Su forma casi esférica se adapta perfectamente para poder comerlo en la calle-reconoció-Y tiene la consistencia justa para que no se rompa al manipularlo-Vamos allá.

 Sofía acercó aún más el plato local a su boca para darle un mordisco, no, ni siquiera eso, apenas un ósculo, podía notar como debajo de la mesa los ojos amarillos de Lupin centelleaban esperando un veredicto. También como el relleno sonrosado se desbordaba dentro de su boca como un torrente primaveral en el deshielo.

 -Maldición-dijo con apenas un hilo de voz-Está muy rico. 


 Ruta 3

 Un viento más frío pero seco barría la escarpada Ruta 3 de Melemele. Una ruta intermedia si así se quería ver: Entre las playas y zonas boscosas de la Ruta 2 y el suave descenso entre riachuelos para llegar a Pueblo Lili. Era esta una ruta visiblemente más elevada y montañosa, cercana al punto más alto de la isla y el hábitat preferido de muchos Pokémon pájaro. Y también de forma temporal el lugar donde otros tres Pokémon entrenaban.

 -Zappy, Garu, Ariel creo que ya es suficiente -dijo la voz de Adam.

  Adam revisó los entrenamientos, en su mayor parte de puntería que sus Pokémon habían hecho. Habían acertado a sus respectivos blancos pero no es como que los árboles y las piedras destacarán por su elevada capacidad de evasión.

 -“ Me parece que si crees que acertar un ataque significa algo estas muy equivocado”-Recordó Adam las palabras de su madre-Deberíamos de entrenar con oponentes reales-añadió en voz alta-¿No huele a quemado?

 Tanto la foca como el perro miraron al roedor eléctrico el cual se quitaba la carbonilla de su piel, fruto de su propio pelo chamuscado por sus propios ataques eléctricos.

 -Que puedo decir, estoy que ardo-dijo el pequeño roedor con ligero tono sarcástico.

 -También deberíamos de practicar con movimientos no eléctricos para ti, Zappy-dijo Adam-No puede ser sano que acabes quemado y electrocutado la mitad de las veces que intentas atacar.
-A las Pokémon hembra no les importa que sea puro fuego-dijo el Pichu llevándose la mano a su barbilla.
 -Cierto, a esa Pikipek no le importaste lo más mínimo-comentó inocentemente Ariel, haciendo que el menudo roedor cayera al suelo.
 -Quizás practicar un combo o algo así-continuó hablando Adam-Liam y su Smeargle nos barrieron, aunque tú Ariel lo hiciste muy bien-reconoció el entrenador originario de Kanto, acariciando la cabeza de la foquita.
 -¡Gracias!-agradeció sinceramente la Popplio aplaudiendo con sus aletas superiores.
 -¿Que es un Liam?¿Se come?-preguntó el cachorro.
 -Liam es un entrenador muy amable y tiene un Smeargle muy fuerte-respondió Ariel.
-¿Smeargle?-preguntó de nuevo el perro agitando su cola.
-Es un Pokémon perro como tu, creo, que anda sobre dos patas y su cola parece una brocha.
-Aaaaaah-entendió Garu sin parar de menear la cola-Como ese Pokémon.

 Los tres Pokémon, así como Adam, pudieron ver como subiendo la cuesta que llevaba a su posición llegaban el entrenador de tipo normal y el que parecía ser su Pokémon más fuerte.

 -Saludos Adam-dijo el de cabello rosado-¿Entrenando en esta maravillosa mañana?
 -Buenos días-saludó educadamente el Smeargle a los Pokémon allí presentes.
 -Sí, más o menos-respondió Adam-Supongo que deberíamos combatir contra Pokémon salvajes, pero siempre me pareció siniestro asaltar Pokémon que no nos han hecho nada.
 -Eso significa que tienes buen corazón-añadió el capitán-Conozco-retomó la conversación-Un buen lugar para que entrenes.
-¿Cuál?-dijo interesado Adam.
-La Cueva Sotobosque.
-¿La Cueva Sotobosque?

 La Cueva Sotobosque era, como su nombre indicaba, una caverna situada en la ruta 2, un lugar conocido por la gran cantidad de vegetación presente pese a la situación subterránea. También por la presencia de Pokémon inusuales como Noibat

 -Y aquí estamos, la Cueva Sotobosque-dijo Liam frente a la entrada que más bien parecía una boca en la montaña recubierta de la vegetación. 

 -Gracias, supongo-Dijo Adam-No hacía falta que te desviaras de tu camino¿Donde te dirigías por cierto?
-Smeargle y yo íbamos a los jardines de Melemele a buscar inspiración.
-He oído hablar de ellos, quizás deberíamos ir también.
-Son unas vistas realmente hermosas-respondió el de lustroso cabello rosado-Nos despedimos.
 -Buena suerte jóvenes Pokémon-Se despidió igualmente el Smeargle-La necesitareis.
 -Adiós-respondió Adam viendo al par alejarse-¿Entramos?

 Adam no espero una respuesta por parte de sus Pokémon y se dispusó a internarse en la boca de la montaña.

 -Guau.

 Había algo extraño en esa amplia bóveda y no era la fina capa de musgo que cubría el suelo, o los líquenes que se abrazaban a las paredes rocosas y trepaban por las mismas tratando de absorber el agua que por ellas fluía, ni tampoco los pequeños árboles que refugiados en la relativa oscuridad tenían una oportunidad de crecer, oportunidad limitada por que sus raíces deberían de atravesar un suelo rocoso demasiado duro para ellas pero por otro lado una oportunidad que quizás al aire libre con tantos Pokémon de tipo volador o bicho nunca hubieran tenido. Lo verdaderamente llamativo eran los haces de luz que se filtraban por las oquedades naturales en las paredes y techo de la cueva. Casi como si lo que parecían columnas de luces casi divinas se aliaran con la oscuridad del lugar para permitir la vida dentro del mismo. 

 -Se me mojan las patitas-comentó Zappy para después trepar hasta el hombro de Adam.
 -Así que está es la Cueva Sotobosque-dijo el entrenador.

 El originario de Kanto agradeció la luz que entraba del exterior que si bien se notaba la diferencia respecto a mismo también permitía una visión perfecta dentro de la misma. Cosa de agradecer teniendo en cuenta que en ciertos lugares de la cueva, lejos de donde estaba él, había zanjas a las que Adam prefirió no acercarse para verificar cuán profundas eran.

 -¡Oh!¡Vienen!-Dijo repentinamente el Rockruff sin parar de mover la cola.
-¿Quién viene, Garu?-preguntó Ariel.
-¡Esos Pokémon tan divertidos del puerto!
-Yo no veo a nadie-Comentó el roedor desde los hombros de Adam.
-¡Pero si que están aquí!-respondió el Rockruff-Puedo olerlos
 -¿Pasa algo, Garu?-cayó en la cuenta Adam de cómo el Pokémon perro se quedó apuntando a los arbustos de unos de los costados.
 -Están aquí-añadió el perro-Puedo olerlos, huelen a pescado pasado y huevos-Continuó con su tono alegre y desenfadado.
 -¡¿Quién dices que huele como pescado?!-chilló enfadado un Rattata de Alola.
 -¡Un Rattata de Alola!-exclamó Adam, seguramente recordando cuando encontró a Ariel atacada por esos roedores en Ciudad Hauoli.
 -¡Maldición me han descubierto!-se quejó el ratón negro.
-¡Claro que te han descubierto, imbécil-expresó otro ratón de la misma especie asomando su cabeza en el mismo arbusto-De perdidos al río ¡Venid todos!¡Defended a su enormidad!

 Los cuatro allí presentes pudieron ver como esos Rattata regiones abandonaban su escondrijo para formar, juntos a otros roedores salidos de otros arbustos y alguna que otra oquedad de la pared, una especie de cordón de seguridad varios metros más adelante que les impedía el paso.

 Naturalmente Adam y sus Pokémon miraron a ese “cordón” pudiendo percatarse que de superar esa línea llena de bigotes y dientes parecía que podrían acceder a una especie de salida natural.

 -¡Hey!-Alertó uno de los bigotudos roedores-Son los Pokémon de Ciudad Hauoli que nos causaron problemas.
-¡Es cierto!-Corroboró otro-Aunque faltan el zorro forastero y el Turtwig.
-¡Es hora de la venganza!-añadió el que había convocado a los demás, haciendo que tanto Garu como Ariel adoptaran una posición defensiva-¡Especialmente contra ese Pichu!
-¿Y por qué contra mí?-alcanzó a preguntar el eléctrico con tono tragicómico.
-¡Te bebiste la nata!-apostilló uno.
-¡Has traicionado tu “ratoneidad”-indicó otro
-¡Yo solo quiero pegarle porqué en el fondo me parece mono!-finalizó otro. 

 Varios de los Rattata rompieron su formación para lanzarse usando el ataque de la estela blanca, consiguiendo reducir la distancia inicial que había entre ambos grupos.

 -¡Pistola Agua y Lanzarrocas!-apremió Adam.
 
 Una rápida corriente de agua expulsada por Ariel fue secundada por un par de rocas que parecían haber sido generadas y expulsadas por esa especie de collar pétreo natural que Garu tenía alrededor del cuello.

 -¡Lo estáis haciendo bien!-animó Zappy

-¡Lo estamos haciendo todo!-replicó alegremente el perro lanzando otra pequeña andanada de rocas contra los roedores.

 Mientras los roedores se reagrupaban Adam trató de revisar el escenario, tratando de encontrar una ventaja para sus Pokémon.

 -¿Quizás sí…?-caviló Adam viendo las paredes llenas de distintas plantas trepadoras así como musgo y líquenes varios.
 -¡Habéis bajado la guardia!

 Tanto Adam como Zappy se vieron sorprendidos al ver como un Rattata regional había evitado a Garu y Ariel trepando por esas paredes que paradójicamente les habían distraído y ahora se lanzaba enseñando sus brillantes colmillos en dirección al joven entrenador.

 -¡Zappy!
-¡Yo me encargo!

 El roedor saltó del hombro directo a enfrentarse en el aire contra su homónimo que enseñaba sus dientes brillantes con clara intención de asestar un Mordisco.

 Y es que  justo cuando el Rattata se disponía usar el ataque bucal tuvo que verse sorprendido al ver como el ratón amarillo comenzó a agitar su pequeña cola negra delante del otro roedor, que obviamente no esperaba eso y, desestabilizado, cayó al suelo.

 -No esperaba un Látigo-pensó Adam viendo como el Rattata volvía a su posición, probablemente avergonzado por el hecho de que un Pichu
le hubiera desorientado con un simple movimiento de culo -¡Ariel usa Voz Cautivadora!

 La Popplio dejó de emitir el ataque acuático para en su lugar emitir una vibrantes ondas de energía rosada acompañada de un tenue sonido, lo cual seguro que no consolaba a los siniestros roedores al recibir el impacto sónico. 

 -¡Que guay, corazones!-expresó Garu al ver las formas que adoptaban las ondas sónicas.
 -¡Continua con Voz Cautivadora!

 La Popplio continuó con el ataque sonoro de tipo Hada, que además de ser eficaz contra los siniestros roedores se beneficiaba de que el hecho de estar en una cueva provocaba que los ataques de sonido reverberaban con más potencia.

 -¡Tapaos los oídos y contraatacar!-Comandó el Rattata de Alola adoptando la postura bípeda a la que le obligaba el gesto de taparse los oídos-¿Eh?¿Qué quieres?-agregó al notar como alguien le tocaba el hombro.
 -Este Pichu va a hacer que os lo paséis Chupi-comentó con malicia el roedor amarillo, que era quien le había tocado el hombro al tipo siniestro.
 -¡Espera!¿Com..?
 -¡Zappy Impactrueno!-Exclamó Adam

 El Pichu que había ganado la espalda a los siniestros roedores esbozó una sonrisa pícara viendo como la electricidad que chisporroteaba por su cuerpo conseguía desprenderse del mismo y golpear a los Rattata de Alola, mojados por la Pistola de Agua de Ariel lo cual hizo que ese ataque eléctrico se extendiera con más facilidad y sus consecuencias fueran más lesivas para los bigotudos antagonistas.

 -Aaag-gruñó un Rattata notando como las quemaduras de la electricidad se marcaban incluso en su piel morena-No os dejaremos pasar-agregó con dolor.
 -Dejadlos pasar.

 Los Rattata, todos, se giraron para mirar la puerta que estaban custodiando y por la que atravesó esa voz firme y calmada, pero que producía una extraña sensación, como un hormigueo que recorría los cuerpos de los jóvenes Pokémon. 

 -Al final funcionó todo-comentó Adam-Esperaba que la cueva potenciara los ataques de sonido. Y al ver al Rattata usar las vegetación de la pared pensé que Zappy podía hacer lo mismo-decía en voz alta pero con un tono más para el que para sus Pokémon-Y al estar mojados confiaba en el que el ataque eléctrico funcionará mejor. 

 -Ooooh, que inteligente-comentó el Rockruff que caminaba felizmente moviendo su cola incesantemente.

 Pese a la luminosidad existente en el interior de la cueva no pudieron evitar entornar los ojos por el contraste existente cuando atravesaron la metafórica puerta que los roedores custodiaban: Esa puerta daba lugar a una especie de hoyo con escarpadas paredes de piedra, que permitían formar zonas de sombra en la base, donde se encontraban nuestros protagonistas, dichas paredes además presentaban múltiples salientes naturales que los hacían interesantes en el hipotético caso de un combate con Pokémon voladores.

 -Bienvenidos-Les llamó atención una voz femenina desde uno de esos salientes rocosos-¡Bienvenidos a la venganza del Clan del Sotobosque!

 El cuarteto pudieron ver como desde uno de esos salientes una mancha negra saltó hacia donde se encontraron ellos, mancha que al tocar el suelo lo hizo temblar ligeramente. 

 -¡Eso es!-reaccionó Adam-¡Un Raticate de Alola!

 Había algo intimidante en la forma evolucionada del Pokémon al que tantas veces se habían enfrentado en su corto viaje: Quizás fuera esos desarrollados colmillos a los que les costaba destacar entre los mullidos carrillos, o el pelaje negro como las sombras que se formaban en las esquinas del lugar del combate, o los ojos rojos que miraban con cierto desprecio a quienes iban a ser sus oponentes…O tal vez…

 -Es un Raticate de Alola-retomó el tono Adam-¿Pero porque tan grande?

 Pokémon Ratón: Forma colonias con Rattata, compiten entre sí por las mejores fuentes de alimento, siendo muy exigente con el sabor y frescura de la comida se dice que si un Raticate de Alola vive en un restaurante es indicativo de la calidad de este-Informó la pokédex.

 -¿Quien iba a querer un Pokémon como estos viviendo en un restaurante?-Pensó Adam tras escuchar la descripción, aunque de inmediato su cabeza recordó aquella película sobre un Rattata de Alola que soñaba con ser cocinero, película que pese estar ambientada en Kalos supuso para muchos la primera toma de contacto con la variedad regional de esa familia de roedores, siendo mucho más conocidas las variaciones mal llamadas de Kanto -Un momento-dijo Adam viendo la pantalla de datos que ofrecía la Pokédex-Este Raticate debería de ser de igual tamaño que un Raticate “normal”-Pero debe ser como el doble-continuó sorprendido.
 -¿Normal?-dijo la gran roedora-Debes ser forastero aquí-añadió la Raticate mientras esbozaba una sonrisa desafiante-Apuesto que esto será una sorpresa para ti. 

 La Raticate que rozaba el metro y medio de altura avanzó en postura bípeda para luego iniciar alrededor de su cuerpo un intenso y por momento cegador fulgor anaranjado.

Adam tragó saliva, aunque ese fulgor bajó pronto de intensidad era evidentemente que algo había cambiado en el lugar. La “gigantesca” rata negra irradiaba ahora una sensación de mayor poder. Y si el, un humano normal, podía sentirlo estaba claro que sus Pokémon mucho más.

 -¿Que es eso?-Preguntó Ariel-La atmósfera ha cambiado de repente.
-No lo sé-respondió con sinceridad el Rockruff-Pero-añadió arqueando el lomo y estirando la cola-Tienes razón, algo ha cambiado.
-Creo que se lo que es-dijo Zappy con tono sombrío-Es lo que los humanos llaman…
-¿Lo que los humanos llaman?-Preguntaron intrigados Ariel y Garu
-Lo que los humanos llaman: Modo Saiyayin.
-¿Modo Saiyayin?-preguntaron extrañados los otros dos Pokémon.
-Sí…-inició el Pichu-Aunque esos niños que veían todo el día Dragonite Ball no parecían muy fiables-añadió con tono meditativo, provocando que la foca y el perro se miraran entre sí extrañados-Era raro, había pocas bolas y pocos Dragonite pero si muchos Hombres-Chimchar con pelo de colorines.

 -Esto-interrumpió la voz fría de la Raticate regional-¡Esto es el poder de la luz, de más allá de las estrellas!¡La luz que permite que mi oscuridad sea aún más fuerte!-añadió-¡Y ahora mis fieles pinches yo os convoco!¡Ayudadme en este banquete de destrucción!

 Los jóvenes Pokémon retrocedieron hasta chocar contra las piernas de Adam, quizás asustados por el discurso de la Raticate, pero lo peor fue como en algunos de los riscos comenzaban a aparecer varios Rattata de Alola, saltando algunos de ellos para acompañar en él inminente combate a su oronda lideresa.


 -Quizás hemos ido demasiado rápido.

 El Smeargle se retiró del borde del “cráter” en cuyo fondo se preveía un largo combate. Seguramente los participantes de dicho encuentro no iban a mirar hacia arriba y aún si lo hicieran la estructura del lugar dificultaba que los pudieran ver.

 -Para eso estamos aquí, querido Smeargle-Dijo Liam rizando su cabello rosado-Para prestar asistencia si fuera necesario.

 Liam revisó el lugar, no era difícil acceder por las suaves pendientes, erosionadas por la lluvia y ríos hacia el punto donde se encontraban. De hecho era mucho más fácil que tratar de subir desde dentro del cráter. Aunque la amenaza de caer dentro del mismo mantenía a la gente alejada.

 -¿Y qué Tapus hago yo aquí?

 La Rattata de Alola miró con poca motivación a quienes eran su entrenador y su compañero de equipos, al recibir la mirada de estos negó con la cabeza y se asomó ligeramente al hoyo. 

 -Sí, una Raticate y otros Rattata¿Deberían de interesarme sólo porque yo soy una?
 -No es eso-respondió Liam sonriente acariciando la cabeza de la malhumorada ratona.
-¿Y qué es entonces?-respondió la Pokémon regional cesando su resistencia inicial a la caricia.
-Necesito contar con mis Pokémon por si fuera necesario asistir a los entrenadores que realizan esta prueba.
-Y no podemos contar en esta con Yungoos-secundó el Smeargle-Por el bien de todos-añadió mientras un escalofrío estremeció su cuerpo desde su boina hasta la punta de su cola.

-Supongo que tendremos que derrotarte-Dijo Adam dando un paso enfrente-¡Atacad!-Dijo señalando a la oronda Raticate con la intención de que usaran sus golpes a distancia.

 Un chorro de agua y una piedra voladora salieron rumbo hacia la Raticate de negro pelaje pero esta, con expresión calmada, realizó un gesto con una de sus tridáctilas manos, suficiente para que dos de los Rattata saltaran y recibieran el impacto.

-Típico-Dijo la roedora regional de Liam con tono desinteresado

 -Parece que tenemos que enfrentarnos primero a esos Rattata-Pensó Adam-Otra vez-añadió con ligero fastidio.

 -¡Bola Sombra!
-¡Golpes Furia!
-¡Cola Férrea!

 Tres de los “guardaespaldas”, anchas espaldas por cierto, de la Raticate anunciaron sus ataques, siguiendo a este anuncio el disparo de una chisporroteante esfera de energía oscura que la Popplio esquivó con dificultad rodando hacia un costado. Otro encendió sus uñas de un fulgor blanco brillante y comenzó a propinar una serie de arañazos: Llegando a alcanzar uno en las espalda Zappy en un intento de este por darle la espalda para poder huir.

 -¡Mi culito!¡Mi culito amarillo!-se lamentó el Pichu 

  Mientras el tercer Rattata  tensó su cola hasta el punto de que alcanzó una textura y consistencia parecido al acero a la par que se iluminaba con un fulgor metalizado.

 -¡Puedo con ella!-Dijo optimista el Rockruff viendo venir a su tridáctilo oponente. 
-¡No, no puedes!-afirmó rápido Adam-¡Da un salto hacia atrás!

 Pese a su intención Garu obedeció a su entrenador pudiendo ver como la cola del Pokémon regional golpeaba el suelo como una maza medieval haciendo que esquirlas de piedra saltarán del duro suelo.

 -Tenemos que tener cuidado-Pensó Adam-Esos movimientos demuestran que claramente están a un nivel mucho más alto que el resto-¡Garu usa Placaje!-Dijo Adam queriendo aprovechar que el roedor azabache aún no había recobrado la postura.

 Y así fue, la cola del Rattata aún no se había despegado del suelo cuando recibió la fuerte embestida del can que lo hizo rodar varios metros por el rugoso terreno.

 -¡Yo todavía sigo aquí!-expresó el que había atacado a Pichu-¡Mordisco!

 Aquel roedor abrió la boca mostrando sus dientes que incluso parecían crecer para ejecutar el siniestro ataque. Sin embargo a última ahora su mandíbula se cerró bruscamente sin llegar a atacar a nadie. 

 -¡Maldición!-expresó el roedor que de inmediato notó como un intenso y desagradable hormigueo le hizo cambiar la postura bípeda que había adoptado  a una casi de rodillas.

 -¡Es la Electricidad Estática!-reconoció Adam cuando incluso una breve chispa recorrió el cuerpo del roedor-¡Le has paralizado Zappy!
 -¡Así aprenderá a no atacar a un pequeñín como yo por la espalda!-Dijo ufano el pequeño eléctrico-¡Pero si te gustaba mi espalda ahora la vas a ver!¡Látigo!

 El Pichu dio la espalda al Pokémon de pelaje negro y comenzó agitar su cola de un modo inocente pero a la par provocador  delante de sus mismas narices. A diferencia del Plumerazo que el Nickit de Sofía había usado en el callejón el Látigo no necesitaba de un contacto físico ya que suponía una maniobra de distracción que bajaba las defensas del oponente.

 -¡Basta marrano!-Dijo el Rattata casi sonrojado al ver como el Pichu seguía agitando su colita prácticamente en su cara.
 -¡Chincha rabiña!-provocó el Pichu-¡Chincha rabiAAAAAA!

 El Rattata pudo liberarse momentáneamente de su parálisis para cerrar sus fauces sobre el rabo del Pichu que como no podía ser de otra manera gritó como un descosido. 

 -Te está bien empleado-dijo con dificultad el Rattata, dificultad debido a lo complicado de articular palabra estando mordiendo todavía la cola del Pichu-Y ahora…

 El Rattata no pudo continuar su previsible amenaza ya que un golpe seco, no literalmente, en el costado le obligó a soltar a Zappy.

 -¿Estas bien?-preguntó Ariel, sacudiendo la aleta con la que recién había ejecutado el ataque Destructor.
-Me has salvado el culo-lloró cómicamente el Pichu abrazando a su acuática compañera-Literalmente.

 -Vosotros dos-Les señaló la Raticate a sus dos subalternos que más maniobras de corta distancia habían realizado-Sabéis lo que tenéis que hacer¿Verdad?

 -¡Sí, su enormidad!-exclamaron ambos con tono casi marcial, como obedeciendo a un superior del ejército.

 Dichos Rattata volvieron a dar un paso al frente, adoptando una postura agresiva mientras un fulgor encarnado recubría totalmente su cuerpo.

 -¡Sacrificio!

 Como si de un exorcismo se tratara el intenso fulgor rojo se acrecentó y fue seguido de “sendos” disparos de energía con forma de los mencionados roedores que pillaron de imprevisto tanto a Garu como Ariel. 

 -Nunca había visto ese ataque-Expresó Adam sorprendido para de inmediato comprobar que tanto el Rockruff como la Popplio estaban bien.

 Y era cierto que pese a que los grandes torneos y competiciones, a los que Adam era aficionado a ver por televisión, permitían y daban lugar a muchos tipos de estrategias y movimientos extraños las maniobras kamikaze no solían estar muy bien vistas. Ni tampoco, o quizás por esto, eran muy frecuentes.

 -¿E-están?-expresó la Ariel asustada al recuperarse ligeramente del ataque y ver como sus dos oponentes están rígidos e inmóviles en el suelo.
 -¿Muertos?-acortó la Raticate-No. Solo inconscientes, pero no te preocupes, ellos son felices sirviéndome-añadió la gruesa roedora con aviesa sonrisa-Preocúpate por esto. 

 La Raticate de Alola encendió un ondulante brillo de un intenso púrpura que pareció condensarse y espesarse para formar una sustancia líquida, ese líquido pareció retirarse del resto del cuerpo para formar una esfera de ese líquido oscuro pero reluciente y de aspecto no muy saludable delante de la boca del Pokémon de cola anillada.

 -¡Onda Tóxica!-Chilló la Raticate.

 De esa esfera de intenso morado surgieron, como si de chorros de agua a alta presión se tratasen, unos torrentes venenosos que salieron descontrolados golpeando tanto al perro de tipo roca como a Ariel. Así como algún que otro Rattata de Alola despistado.

 -¡Ariel!¡Garu!-expresó preocupado Adam.
 -¡Este es el poder de un Pokémon dominante muchacho!-replicó ufana la Raticate-Será mejor que vuelvas cuando mejores un poco.
 Adam se acercó a sus dos Pokémon que habían sido atacados por el ataque multiobjetivo y si bien el Rockruff, aunque malherido, se levantó rápido la Popplio ,tirada sobre un costado, parecía costarle más, hasta el punto que Adam la movió para moverla boca arriba.

 -¡Ariel!

 No era para menos la preocupación de Adam y es que una fea mancha púrpura apareció en el pecho de la Popplio, lo cual con un repentino desaceleración de la respiración hacía intuir lo peor.

 -Veneno-comprobó Adam.
-A…Dam-dijo con dificultad la Popplio-Me duele pero…
-No te esfuerces Ariel-Dijo Adam-Veneno, veneno-repetía en voz baja ¿Cómo se llamaba ese Baya? Aaaag-repitió angustiado-Se lo he oído decir a Daini muchas veces ¿Baya Melón? Meloc, baya Meloc-recordó-Pero qué más da, no tengo ninguna-dijo con un tono de creciente desasosiego

-Vamos Smeargle-dijo Liam-Debemos de alcanzarles rápido y proporcionarles el antídoto.
 -No tenían ninguna oportunidad-expresó la Rattata de Alola retirándose del borde-Un momento ¿Que hace ese estúpido?

-¡Mirad lo que he encontrado!

 El Rockruff y el entrenador desviaron la mirada para ver como el menudo roedor eléctrico cargaba un enorme montón de bayas de distintos tipos, tantas que el propio Pichu parecía que iba a desaparecer engullido por las mismas como si en vez de inocentes bayas se trataran de belicosas manzanas, tantas que no podía evitar que algunas cayeran a sus pasos.

 -¡Zappy!¡Has encontrado Bayas!-felicitó Adam-¡Y hay una Baya Meloc!-añadió esperanzado agarrando la sonrosada fruta.
 -¡Genial Zappy!-felicitó igualmente el can agitando su cola incesantemente.

 Adam con toda la rapidez posible abrió la boca de la Pokémon acuática para poder introducir parte de la baya para luego ejercer una ligera presión, obligándole a tragar.  La respiración de Ariel pareció normalizarse y esa mancha morada se disipó debido al efecto curativo de la Baya Meloc. Y tanto Adam como sus dos compañeros de equipo pudieron relajarse cuando la pinnipeda abrió los ojos. 

 -¿¡Esas bayas!?-interrumpió la voz de la Raticate como quien rasga una pizarra¡Esas Bayas son de mi reserva privada!-chilló
-Ah, pues no sé-respondió despreocupado Zappy-Pero para agradecer las molestias tiré unas que parecían viejas y olían raro.
-¡Esas eran bayas en el punto óptimo de maduración y listas para destilación!

 La gruesa roedora emitió un desagradable y desgarrador estruendo que se podría haber oído en la playa Big Wave. La Raticate, completamente desquiciada, daba violentos coletazos contra el suelo que hacían saltar pequeñas esquirlas rocosas para acabar tirándose de su denso pelaje con sus manos, ya que seguramente de no tenerlas ocupadas se las comería del disgusto.

 -Esos-juzgó la Rattata de Liam y refiriéndose a Adam y sus Pokémon-Esos no saben lo que han hecho-añadió negando con la cabeza.

 -¡Asquerosos mocosos!-Chilló la Raticate enfadada-¡Esas Bayas están reservadas para un banquete muy especial!¡EL MÍO!¡Iba a dejar que os fuerais con una advertencia!¡Pero!¡Pero…!

 Un intenso y furioso tono rojizo centelleó en él rostro de la Raticate, el brillo púrpura que predecía la Onda Tóxica volvió a manifestarse, anunciando el inminente ataque.

 -¡Tenemos que refugiarnos y rápido!

 Onda Tóxica a diferencia de otros ataques como Rayo Solar no disponía de lo que se llamaba “tiempo de carga” así que era cuestión de segundos el poder esquivarlo, con Ariel bajo el brazo y seguido de los otros dos Pokémon buscó refugio tras una roca.

 -¡ONDA TÓXICA!-Chilló la enorme roedora.

 Era difícil saber si la bilis que ahora corroía a la Raticate de Alola potenció el ataque venenoso. Pero Adam, con una roca a la espalda como única protección para él y sus Pokémon, juzgó eso al ver los ponzoñosos torrentes a ambos lados de la roca, también al oír los chillidos de los Rattata siendo arrastrados y dañados por el ataque venenoso.

 -En combates dobles Onda Tóxica golpea a todos, tanto oponentes como compañeros-explicó Adam-agarrando con fuerza a sus Pokémon-Oye-Dijo en voz alta aunque para sí mismo-¿Estas son Bayas Zidra?-añadió percatándose de algunas Bayas que el Pichu había sustraído y que no se habían caído en el envite de la ratona-¡Ariel!¡Garu! Comeoslas.

 Los Pokémon comieron la fruta de color amarillento mientras oían los pasos de la roedora acercándose y rezongar, rezongar mucho.

 -Si dejamos que se acerque mucho, mientras estemos tras esta piedra -pensó Adam-Llegará un momento en el que esté en un punto ciego-Lo mejor sería atacar aunque…

-¡Niñatos ingratos!-decía la Raticate-¡Deberíais estar agradecidos de que no intento devoraros vivos!-chilló-No-añadió de inmediato intentado recuperar la calma-¡Mi paladar!¡Mi exquisito paladar!¡No sois aptos para el!¡Las más dulces bayas!¡Los más aromáticos buqués!¡Vosotros no sois nada de esooooooooooooooogh!-acabó siendo interrumpida bruscamente la Raticate de Alola cuando un chorro de agua le impactó claramente en la boca.

 -Lo siento-expresó Ariel con tono de sincera disculpa al ver como su Pistola Agua casi ahoga a la Raticate.
 -Al menos la Raticate gorda se ha callado-expresó Garu agitando la cola felizmente-Dice cosas muy raras.
 -¡Tras ellos!¡Tras ellos!-Comandó la furiosa gran roedora.

 Los Rattata que no habían quedado inconscientes por el expansivo ataque venenoso de su lideresa iniciaron la carga contra los Pokémon de Adam, pero esta vez seguidos de la Raticate Dominante que adoptó una postura cuadrúpeda para unirse a la persecución.

 -¡Separaos!-Gritó Adam con fuerza para que le escucharan. 

 De no ser por la situación hubiera sido cómico ver como los tres pequeños Pokémon se veían obligados a huir en círculos de los siniestros roedores.

 -Creo que eran como seis-pensó el Pichu poniendo toda su energía en sus extremidades para poder huir-Más esa Raticate gorda son siete, aunque-hizo una pausa solo mental-Si nos hemos dividido tocaríamos a dos cada uno, Garu y yo somos más rápidos así que seguro que la Raticate se ha ido a por Ariel…De hecho quizás algún otro Rattata se haya ido también a por ella-Pensó Zappy con tono esperanzador mientras sus mofletes comenzaban a chisporrotear electricidad-¡Y de ser así estoy seguro que puedo con el que venga detrás mía!

 Zappy giró la cabeza ligeramente, dispuesto a detenerse y descargar una poderosa descarga eléctrica, para sólo volver a girarla y continuar la carrera más apremiado.

 -¡¿PORQUE VIENEN TODOS DETRÁS MÍA?!-Chilló el Pichu a todo volumen mientras unas lágrimas casi cómicas brotaban de sus ojos.

 El Pichu siguió corriendo todo lo que sus pequeñas extremidades le permitían, el notar del aliento húmedo de aquella destructiva y bigotuda ola negra detrás de él era estímulo suficiente.

 -¿No deberíamos de hacer algo?-preguntó Ariel preocupada, que al igual que Garu había vuelto junto a Adam al verse libre de roedores.
-Quizás sí-dicho el can de roca mientras jugaba con una piedrecita suelta-¡Pero es divertido!
 -Si Zappy usa un ataque eléctrico podemos arriesgarnos a que salga mal y entonces estaría perdido-pensó Adam-Ya, lo tengo-recordó el joven de inmediato-¡Escúchame Zappy!¡Quiero que uses Beso Dulce!

 -¿Beso Dulce?-acertó a repetir el roedor color limón-Sí, podría usarlo-pensó para volver a girar la cabeza y ver como esos bigotes casi le rozaban la espalda-¡Pero es que son muy feos!¿Por que no podrían ser unos Gardevoir o unos Liligant?¡Me conformo con unas Buneary!-chilló.

 -¡Zappy usa Beso Dulce!-exclamó Adam de nuevo, temiendo que su Pokémon no le hubiera escuchado.

El Pichu alzó la cabeza viendo cómo una de las escarpadas paredes rocosas se alzaba frente a él: Literalmente estaba entre la pared y un muro de furiosos dientes. Podía oír las patas de sus oponentes rascar el suelo duro y rocoso y si conseguían atraparlo las patas no iban a ser un problema, no tanto como los dientes.

 -¡Allá voy!

 El menudo roedor amarillo saltó contra la empinada pared rocosa, tomó impulso contra la misma y lo usó para poder saltar sobre la marabunta mientras algunos de los Rattata chocaban contra el muro. 

 -Voy a odiarme por esto ¡Beso Dulce!

 Una leve aura rosada encendió el cuerpo amarillo del Pichu, aura que parecía fluir para concentrarse en la boca de Zappy para de ahí estallar en forma de una lluvia de corazones que ducharon a los belicosos Rattata.

 -Me siengto sucio-dijo Zappy lavándose la boca -Pero supongo que ya está. 

 -¡Zappy cuidado!-exclamó la voz de la pequeña foca 
 Zappy giró la cabeza, para su sorpresa la enorme roedora estaba junto a él con semblante oscurecido.

 -Eh…Yo-inició el Pichu temeroso.

-Tú, tú…¡Apuesto jovencito!-exclamó la Raticate dejando ver que sus ojos parecían haber sido sustituidos por corazones-¡Voy a enseñarte que estoy llena de amorrrrr!-Añadió con tono fervoroso.

 -Esto es raro-Dijo Adam viendo como los otros Rattata parecían confundidos  y alguno que otro se daba golpes contra la pared-¿Por qué esa Raticate actúa como si hubiera usado Atracción?

 -Quizás-pensó Ariel-Quizás a esa Raticate si le gusta Zappy-Pensó viendo como, pese a cambiar la motivación, la forma regional seguía persiguiendo en círculos al Pichu.
-¡Ven aquí jovencito sabroso!-Repetía la Raticate. 

 -Esto parece sacado del Show de Rime Hill-dijo Adam medio tapándose la cara-Pero-volvió a mencionar el entrenador-¿Y si el efecto se pasa?

 Adam siguió examinando el lugar, aquellos Rattata que poblaban los riscos se habían retirado, quién sabe si por pura vergüenza a ver la actuación de su líder, pese a eso las paredes eran demasiado inclinadas para que un Pokémon no especialmente apto para la escalada como Zappy pudiera trepar por ellos. 

 -Debe de haber algo, algo…-Se decía Adam oteando el lugar.

 Y lo vío. Justo la posición donde se encontraban el mismo, junto a Garu y Ariel, cerca de la entrada, o salida según se miré, había un ligero desnivel. Seguramente nada significativo para cualquier persona con un mínimo de atención.

 -¡Zappy, por aquí!-Exclamó Adam ahora levantando los brazos para que el roedor le viera-Ariel. ahora cuando se acerquen necesito que uses tu Pistola Agua contra el suelo.

 El pequeño Pichu pasó por donde le indicó su entrenador, justo después la foca azulada disparó la Pistola de agua, esto. sumado al ligero desnivel hizo que la gruesa roedora cayera como un saco de patatas, deslizándose hasta acabar impactando contra la pared con un cómico “Ploff” para luego no levantarse más.

 -¿Ya está?-Se extrañó Adam.
-¡Qué fácil!-comentó el Rockruff despreocupado.
-Sí-jadeó el Pichu con un tono todo lo sarcástico que su oscilante pecho le permitía-Que fácil. 

Adam giró la cabeza al oír unos aplausos, firmes pero corteses, pudo ver de inmediato que estos provenían de Liam que acompañados de su Smeargle y su propio Rattata regional.

 -Felicidades a todos-Dijo el de cabello rosado-Nunca había visto a alguien derrotar a un Pokémon Dominante de esa manera.
 -¿Derrotar?-Se extrañó Adam-No me siento como si hubiéramos conseguido nada.
-Hemos visto el combate desde arriba-continuó Liam-Si piensas en un combate bajo los focos de un estadio y ante un público enfervorecido sin duda estos combates te resultarán simples y vulgares. Pero confío en que sean un sólida base sobre la que construir tu futuro.
 
Adam se llevó la mano a la cabeza, las palabras de Liam siempre, pese a sonar académicas o protocolarias también sonaban sinceras…Y por el motivo que fuera esto le generaba un punto desagradable. Como si hubiera algo de la actitud del chico que no terminara de conectar con él…Quizás fuera el hecho de que todo el mundo en la escuela, especialmente las chicas le idolatraban tanto, aunque desde luego Liam parecía ser inmune y actuaba de manera cordial y educada, además de que…

 -Y quiero obsequiarte con esto-seguía hablando Liam.

 Adam se fijó en lo que Liam traía en la la mano y que a su vez le ofrecía: un cristal romboidal de un blanco translúcido que se podía sujetar con solo dos dedos y con una marca negra compuesta de un círculo dentro de otro círculo abierto que se asemejaba a una Pokeball.

 -Espera-Interrumpió Adam-¿Esto es lo que creo que es?¿Un Cristal Z?
 -Un Normastal Z para ser más exacto.
 -Espera un momento-volvió a decir Adam-No te hemos derrotado, además ¿Cómo vas a usar aquel ataque sin él?
 -Eso no tiene importancia-Volvió a decir Liam con una sonrisa telenovelesca que tan natural le salían-Te acompañaré a la salida.

 La Rattata de Alola de Liam miró con bastante vergüenza ajena a los Rattata restantes que aún se golpeaban a sí mismos para acompañar a los dos chicos y al resto de Pokémon a la salida.

 -Pero no entiendo nada-Dijo Adam casi más confundido que esos roedores-Puedo entender que los Cristales Z sean como medallas, pero ¿No iba a haber combates de gimnasio?
-La situación actual es algo confusa-Reconoció Liam pero sin perder su tono usual-Pero considérame como un Líder de Gimnasio que te ve merecedor de esta “medalla”

 Ya en el exterior Adam alzó el cristal bajo el sol de la tarde, aún quedaban muchas horas de luz pero estás ya tenían un matiz anaranjado e inconscientemente invitaban a recogerse, o al menos a pensar en hacerlo antes de que un manto oscuro acompañado de una fría brisa se hicieran presente.

 -¿Y que tengo que hacer para usar el movimiento aquel con el que nos derrotaste?-Preguntó Adam guardando el cristal en el bolsillo-¿El bailecito?

 Liam sonrió y extendió el brazo hacia Adam, pudiendo este percatarse del objeto que el entrenador de tipo normal portaba en la muñeca.

 -Necesitarás de esto-le enseñó Liam-Una Pulsera Z.

 Adam se fijó de inmediato en el objeto, realmente no parecía nada especial y desde luego no parecía capaz de desencadenar el movimiento devastador que le costó la derrota hace prácticamente nada: A simple vista parecía ser un objeto muy similar a un reloj de pulsera, solo que en en lugar normalmente reservado para mostrar la hora había una hendidura donde colocar los mencionados cristales.

 -¿Y dónde puedo comprarla? 
-No son fáciles de encontrar-Reconoció Liam-Pero no te preocupes por ello-volvió a decir con tono calmado-Ahora si me lo permites, debo cumplir con otras obligaciones.

 El chico se despidió y su Smeargle hizo lo propio con una sutil reverencia, dejando solo a Adam con sus Pokémon bajo el sol de la tarde.
 -¿Vosotros habéis entendido algo?-preguntó Adam a sus Pokémon.

-No
-No
-No me podré casar de blanco-gimoteó el Pichu.

 -Será mejor que descanséis-Dijo Adam-Volved-añadió haciendo regresar sus Pokémon a sus respectivas esferas.

 Adam caminó con la intención de volver al Centro Pokémon, había estado fuera más tiempo del que esperaba. Afortunadamente el peso del Cristal Z no le retrasaba lo más mínimo, al contrario, pese a no entender muy bien lo que había pasado, pese a no comprender tampoco el tamaño anormalmente grande de esa Raticate y siendo honestos, no entendía demasiado bien lo que era un “Cristal Z”. Pero estaba feliz, feliz de que alguien como Liam que les había barrido hace nada les hubiera, a él y sus Pokémon, “reconocido”, feliz de que él y sus Pokémon, aunque no de la forma más convencional, hubieran podido aplacar a los belicosos ratones autóctonos…Y así, antes de darse cuenta ya estaba entregando sus Pokeballs a la enfermera Joy para un rápido chequeo. Acto seguido se dirigió a la mesa de la cafetería donde, por el rabillo del ojo, había avistado a Daini y Sofía.

 -¿Qué tal el día?-preguntó Daini.
-Algo movido…y raro-respondió de inmediato Adam-¿Qué tal los vuestros?
-Yo he acabado de leerme la “Alola Historia Naturalis”-dijo Sofía señalando el libro que ahora estaba apartado para que se viera-Es la edición de bolsillo, estaba en el revistero de la sala de espera-explicó la de ojos claros.
-Edición de bolsillo-pensaron tanto Adam como Daini incrédulos al ver el grueso mamotreto que había estado leyendo la oriunda de Kalos.
-Yo he conseguido dos nuevos Pokémon-explicó Daini-Ahora están con la enfermera Joy.
 -¡Que bien!-alcanzó a decir Adam sorprendido-Ya estamos parejos en eso-añadió-Los míos también están con la enfermera Joy-apuntó el de ojos castaños-El combate contra ¿Cómo lo llamó Liam?¿Pokémon Dominante? Fue complicado.
-¿Pokémon Dominante?
-¿Liam?
-Sí-alcanzó a decir Adam para de inmediato ver como tanto Daini como Sofía casi saltaron hacia él, con muchas preguntas en su cabeza que no tardaron en formular como si fuera metralla-¡Calma!-añadió apartando a sus compañeros de viaje-También me dio esto-agregó enseñando flamante su Normastal Z, sacándolo del bolsillo y causando aún más impresión en el de ojos verdes y la fémina de Kalos-Responderé a lo que pueda aunque-cambió de tono-Tengo yo una pregunta para vosotros.
-¿Una pregunta para nosotros?-dijeron los otros intercambiando miradas
-Sí-respondió Adam-¿Que es un Pokémon Dominante?

 Adam pudo notar claramente como los rostros de Sofía y Daini se destensaban  y soltaban un liberador suspiro, incluso sus cuerpos se deslizaron ligeramente en sus asientos.

 -Típico de ti-dijeron ambos.
-¡Oye!-estalló Adam en tono tragicómico-¡No hace falta que me llaméis estúpido cada vez que tenéis ocasión!

 





Mostrar Respondiendo Comentarios


Antes de responder los comentarios, los cuales agradezco muchísimo, independientemente que lo diga tanto que parezca algo rutinario quisiera, por simple curiosidad, haceros una pregunta a los lectores.

¿Cuál creéis que será el equipo de 6 Pokémon de Adam, Daini y Sofía?

Puede ser un poco tonta la pregunta, ya que los tanto Adam como Daini ya tienen 3 Pokemon cada uno, pero teniendo en cuenta que de que los equipos de Daini(especialmente) y Sofía sufrieron rediseños de cara ala versión final. tengo curiosidad  de saber, bien por la personalidad de los personajes o por la preferencia de cada lector que Pokémon les asignáis. De todas las generaciones, excepto Pokemon de Hisui.


Ahora sí.

@nakun92 
Cita: pero ninguno se compara con Ekans. Casi hago la suicidación con la historia tan dolorosa que carga en hombros  . Ha sido un capítulo divertido de principio a fin, y de verdad me ha gustado.

 
Parece que lo del Ekans ha sido algo general. Y me gusta que es algo que no tenía pensado con antelación xD. Me alegro que te haya gustado  Mewtwo



Luna


Aunque en el momento de escribir esto no haya corregido todos los errores gramaticales que señalaste quiero agradecerte el esfuerzo de señalarlos todos y desde luego que son muchos y algunos en los momentos más inoportunos.

Respecto a lo de publicar apresurado...Se que es un error pero tardo tanto en escribir los capítulos que en cuanto los tengo terminados el impulso de venir a publicarlos es casi insuperable.

Respecto a lo de que los diálogos estén pegados...¿No es ese el modo correcto? Al menos cuando son en una seguidos, cuando se cambia a un personaje en otro lugar u a otro tema si suelo dejar varios espacios. Igualmente cuevita y Google Drive son puñeteros respecto a eso.
Cita: acá por fin se ven más rasgos de su personalidad, como el hecho de que no le interesan los movimientos Z y que por el contrario prefiere combatir sin ellos, 
Creo que esto me lo habeis dicho varios y...tampoco me parece tan raro. Más que prefiere combatir sin ellos diría que es como si un chico que empieza a jugar al futbol dice que no quiere ser futbolista profesional. Es decir, acaba de empezar, no tiene que preocuparse de unos movimientos para los que no tiene ni cristales ni pulsera....y tambien para demostrar que nuestro AJ Verde es una persona relajada
 
Cita:Sin más que decir, nos estamos viendo, AJ.


Nos vemos Lunita, se te aprecia  Snivylove
 
Cita:Decidí releer el final del capítulo y me di cuenta de que me confundí y creí erróneamente que la jefa de la banda era una Purugly, cuando por el pelaje oscuro se da a entender que es una Raticate Alola. Me equivoqué por la parte en la que se dice que su cola es anillada y por las patas blancas. Mil disculpas.

Debes disculparte sí, por haberme privado de la oportunidad de usar el gif de los Padrinos Mágicos de: ¡No Exactamente!

xD

@SoujiFujimura 
Cita:Yay, al fin nos hemos deshecho de la gabacha (?)


Bienvenido al Sueño Europeo
 
Cita:aunque más que lagartijas chillonas, se me hizo incluso un poco Jojoesca, por todas esas reflexiones en medio del combate, además de lo bien desarrollado del mismo; y sí, esto es un halago, no creas lo contrario, porque me encanta esa saga).

Ahora es cuando yo explico mi No Tan Golden Experience con los JOJOS. Tambien para @Pyro 

Todo empezó cuando hablando de Inazuma Eleven en Discord mencione los "Espiritus Guerreros" o "Kenshin" a lo que Doc dijo que eran como Stands. Posteriormente y creo que tambien Doc puso el famoso video los Opening de Jojos cantados por Luis Miguel, por curiosidad le heche un ojo a la serie y no....visualmente no, no para mi. Pero continuemos.

Buscando la letra en YT para la canción de Kokoro Odoru (Cancion japonesa que es como el Opening de este fic) encuentro un vídeo llamado Kokoro Jojoru, que dejo a continuación

https://www.youtube.com/watch?v=HMJOLORxYh0

Ese video es mi único conocimiento de Jojo xD. Debido a que he visto este video muchas, pero que muchas, veces YT me ha ido recomendando clips de diversos capitulos. recientemente vi en el que Jousuke y el tipo feo y algo tonto van a un restaurante...Y precisamente ese captiulo demuestra mi mayor problema con ese universo, me parece que abusa de la sangre y demás muy fácil, que es algo que no me gusta. Y no pasa nada, es un estilo como otro cualquiera pero no para mi.

Recomiendo ver el vídeo, a mi sin saber nada me transmite ¿"goosebumps"?


Todo esto para decir que si hay algo que no he visto de JOJOS son los combates xD y que me alegro que te gusten. Ah y que Doc es un hombre del Pilar y su verdadero nombres Witch Doctor Rama lama Dindong
Cita:A ver qué le espera a Daini cuando vuelva al Centro Pokémon, porque me temo que se va a encontrar una toma de la Bastilla de parte de Sofía D:

Nah. Hoy Sofi esta de tranqui

 
Cita:Y hablando de comida, todos los pokémon quieren comida, y pese a que el simio se fue con el Kahuna Ex Machina, en las sombras todavía queda el reto de Melemele con la plaga de ratas

Cierto, empieza a parecer "El Viaje Gastronomico en Alola" respecto las ratas...bueno
Cita:El ritmo lo encontré algo desordenado, siendo rápido y lento a momentos, pero también me gusta como vas manejando los elementos de la región construyendo algo distintivo, como lo son los escenarios y los pokémon.

Gracias Pyro  Mewtwo

Respecto al ritmo no sabría decirte, pero teniendo en cuenta que en ese cap tenemos combates, y Daini siendo Daini y Sofía siendo Daini supongo que justificaría un poco el los distintos ritmos 



Y eso es todo, muchas gracias y ojala sigáis disfrutando de Alola   Mewwave

Y no os olvidéis de responder la pregunta  MincinnoKnife


 0  0  1  0  0  0  0  0  1  0  1  0  0
Responder
#33
Aquí vamos con otro entretenido episodio de AJlola :D

Pensaba que iba a ser un episodio de Sofía, pero no, ¡fue un episodio de Adam! (?)

Jojorreferencias aparte, sí que se agradece la caracterización de la chica cuando está a solas, dejando ver que a pesar de mostrarse tan estirada con los chicos (que es algo natural en ella), también tiene su lado más relajado (a regañadientes, al parecer). Tras esto, tenemos lo que ocurre con Adam y sus Pokémon algo después de los eventos del episodio anterior, donde acaban siendo guiados por Liam a donde vive la conflictiva colonia de roedores adaptados a Alola y tenemos una caótica lucha contra la Pokémon dominante y sus huestes. Debo decir, me encanta cómo eres capaz de combinar tan orgánicamente una situación de urgencia en semejante lucha y comedia, que supongo que tiene todo que ver con las caracterizaciones de los involucrados. Ha sido una escena con acción trepidante, buenas estrategias y una sana dosis de humor, además de un avance en el viaje del chico tras el reconocimiento de Liam por su inusual pero igualmente válida victoria en esa prueba. Y el cierre... Adam sabe lo que ha hecho, pero aún ignora qué es exactamente lo que ha enfrentado, dada su condición de oriundo de Kanto y ser despistado xD

Por lo demás, es un capítulo que ha fluido muy bien en cuanto a narración, con tu acostumbrada ironía entre líneas (convirtiendo al narrador en otro personaje más) que acompaña a las situaciones mostradas; un buen balance entre flujo narrativo y descripciones, que junto a todo lo mencionado anteriormente han generado una lectura agradable. No he citado todas las faltas o dedazos, pero he citado las que más me han llamado la atención o.o

Mostrar Citas
Cita:Ajena a la conversión de los zorros Sofía revisó el desayuno que ella mismo había  elegido:
conversación
 
Cita: -Maldición-dijo con apenas un hilo de voz-Está muy rico. 
Sofía también tiene un corazón (?)
 
Cita:-Sí, más o menos-respondió Adam-Supongo que deberíamos combatir contra Pokémon salvajes, pero siempre me pareció siniestro asaltar Pokémon que no nos han hecho nada.
Esto es un muy buen punto. Quiero decir, salvo que quieras capturar expresamente alguno (y por tanto, hacerte responsable de él a partir de ese momento), ir atacando criaturas porque sí es un tanto desalmado (¿verdad, Ken de cuidad Verde? owo)
 
Cita:-¡¿Quién dices que huele como pescado?!-chilló enfadado un Rattata de Alola.
 -¡Un Rattata de Alola!-exclamó Adam, seguramente recordando cuando encontró a Ariel atacada por esos roedores en Ciudad Hauoli.
 -¡Maldición me han descubierto!-se quejó el ratón negro.
-¡Claro que te han descubierto, imbécil-expresó otro ratón de la misma especie asomando su cabeza en el mismo arbusto-De perdidos al río ¡Venid todos!¡Defended a su enormidad!
JAJAJAJAJAJAAJAJAJA
 
Cita:Los cuatro allí presentes pudieron ver como esos Rattata regiones abandonaban su escondrijo para formar,
cómo, regionales
 
Cita:-¿Y por qué contra mí?-alcanzó a preguntar el eléctrico con tono tragicómico.
-¡Te bebiste la nata!-apostilló uno.
-¡Has traicionado tu “ratoneidad”-indicó otro
-¡Yo solo quiero pegarle porqué en el fondo me parece mono!-finalizó otro.
AY CIELOS xDDDDDDDDDDDDD
 
Cita: -Al final funcionó todo-comentó Adam-Esperaba que la cueva potenciara los ataques de sonido. Y al ver al Rattata usar las vegetación de la pared pensé que Zappy podía hacer lo mismo-decía en voz alta pero con un tono más para el que para sus Pokémon-Y al estar mojados confiaba en el que el ataque eléctrico funcionará mejor. 
Muy bien pensado :D
 
Cita:-Creo que se lo que es-dijo Zappy con tono sombrío-Es lo que los humanos llaman…
-¿Lo que los humanos llaman?-Preguntaron intrigados Ariel y Garu
-Lo que los humanos llaman: Modo Saiyayin.
-¿Modo Saiyayin?-preguntaron extrañados los otros dos Pokémon.
-Sí…-inició el Pichu-Aunque esos niños que veían todo el día Dragonite Ball no parecían muy fiables-añadió con tono meditativo, provocando que la foca y el perro se miraran entre sí extrañados-Era raro, había pocas bolas y pocos Dragonite pero si muchos Hombres-Chimchar con pelo de colorines.
AY POR FAVOR, QUÉ RISA xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
 
Cita:-Típico de ti-dijeron ambos.
-¡Oye!-estalló Adam en tono tragicómico-¡No hace falta que me llaméis estúpido cada vez que tenéis ocasión!
Ay, pobre, es el peso del protagonismo (?)

Ahora, respecto a tu pregunta, pues... me voy a arriesgar con estas predicciones (considerando ya formas finales); sin embargo, sólo voy a considerar Pokémon de la Pokédex de Alola, por el tema de disponibilidad, al ser incapaz de prever qué medios inesperados tendrás para hacernos llegar otros (como fue el caso de Lupin III [?]), y aplicando el principio de que no te gusta repetir tipos entre miembros de los equipos de tus personajes, además de excluir legendarios y ultra entes. Y creo que también voy a evitar poner Pokémon que sólo vivirían en el agua, porque limitaría sus oportunidades de interacción (o sea, nada de peces owo)

Por lo que tendríamos:

Mostrar DUN DUN DUN
Adam: Primarina, Raichu Alola, Lycanroc (forma día), Kommo-o, Krookodile, Salazzle
Daini: Torterra, Rimbombee, Mandibuzz, Arcanine, Toxapex, Sandslash Alola
Sofía: Delphox, Thievul, Mismagius, Florges, Tsareena, Aurorus

Y esto será todo por el momento. De nuevo, un placer leerte ^^

Mostrar
[Imagen: anh12KW.png]

Wasureruna saigo no buki wa ai sa
♪♪
 
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#34
Viejo, debo confesarte que me llenaba de desesperanza al no leer este capítulo hasta precisamente hoy, te lo digo xD.
Primeramente, ha sido un capítulo divertido a ratos, especialmente con esos momentos tan disparatados en el combate contra la Raticate dominante (¿Adam no tiene idea de qué es un pokemon dominante? Realmente viene en blanco a esta nueva experiencia). Al pequeño Pichu, luego de dañarle el culo en repetidas ocasiones en combate, casi que esa Raticate se lo culea al final  [Imagen: mewtwoLUL.png] . Estuvo cerquita, mucho, de que me hiciera comentar F por él.

Debo decir que el capítulo me hizo pensar que se enfocaría principalmente en la chica, pues el comienzo daba para eso mismo. Pero no, engaño bien realizado de tu parte, pero eso no quita que sea un buen capítulo. Lo que es más, ese detalle ni siquiera es que quite puntos ni nada.

Y ahora, sin que el propio Adam se diera cuenta de nada, ha dado un importante paso en esta vía de Alola. Me gusta eso.
nadaoriginal: La historia de un escritor de fanfics que te liga todo lo que se mueve mientras se burla
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#35
Mostrar Pyromentario del capítulo 6
Al fin, al día con las flipantes aventuras de los niños de AJ en Alola.
Es gratificante volver a leer este fic, y de hecho no se si es algo personal o algo así, pero como que sin importar del tiempo que pase entre capítulos, semanas, meses, etc., siento una cercanía y agrado con los personajes que no se me hace olvidar donde estaban, que hacían y todo eso (Aunque lo único que no me acordaba era el apellido de Daini y que aquí se mencionó).
Eso sería en términos generales, en cuanto a la historia en un principio pensé que iba a girar en torno a Sofia, pero ya sabiendo el titulo intuía que sería otra vez de Daini, Adam o ambos, resultando en la segunda opción.
La comedia sigue igual igual de referencial y creativa, dejándome poco material para hacer memes  MincinnoKnife MincinnoKnife MincinnoKnife , dándome mucha risa, de verdad, pese a la acción y momentos de combates, el factor AJ de mucha comedia no se quedó atrás, cambiando las patas por los culos  Malicious , culos amarillos para ser más especifico.
[Imagen: KQQev8Z.gif]
Me gusto mucho como abordaste el tema del reto del dominante, de Liam, los Rattata y la gorda. Me causo una carcajada tremenda ver como Liam veía a lo lejos como Adam y su equipo como si un policía del mundo pokémon se tratase xD, y en cuanto al combate, estuvo genial, como cada pokémon del chico aportaba en algo, cuando Zappy usó su electricidad contra las ratas y antes Ariel había usado un movimiento de agua para aumentar el daño, algo simple pero efectivo.
Lo otro y que ya comenté antes, como la comedia se mantenía aun con un escenario de estar rodeado de ratas negras y una gigante, hay referencias y chistes de culos.
Como en una situación critica de envenenamiento uno podría decir que Zappy es un Deus Ex Machina, pero yo no lo siento así, dado a lo que se había estipulado previamente de él con el tema de buscar bayas y ser una rata al igual que los enemigos.
Lo otro y volviendo al inicio del capítulo, como con una secuencia logras darle un poco más de detalles a Sofia, siendo en parte una floja que le cuesta levantarse xD, y que contrasta con esa personalidad responsable y de delegada del curso, eso es mucho muy importante porque también debemos ver más facetas de nuestros niños elegidos.
No tengo nada más que escribir, muy buen capítulo en varios sentidos, esperando con ansias la continuación y lo que le depara para el futuro a los niños de AJ.
Sin nada más que escribir, nos leemos en otra ocasión.
Momento!!!
AJ puso una pregunta que quiere que responda  GrowThink
Aquí le va:
Adam:
-Primarina
-Lycanroc nocturno
-Raichu de Alola
-Mimikyu
-Salazzle
-Kommo-o

Daini:
-Torterra
-Ribombee
-Mandibuzz
-Golduck
-Lopunny
-Golem de Alola

Sofia:
-Delphox
-Thievol
-Tsareena
-Crawitzer
-Togedemaru
-Noivern

P.D: Quería usar el comando de insertar pokémon para que se vieran más bonitos y ordenados, pero tuve problemas con las formas alternativas, tipo de Alola y nocturna de Lycanroc Ksad
                                       [Imagen: APTHhOg.jpg]
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#36
CAPÍTULO 7: ¿EL EMBRUJO DE UNA NOCHE DE VERANO?


En la mayoría de Alola las temperaturas eran suaves, tendente a cálidas, y permitían el vestir con las informales pero a la par  famosas “camisas Alolanas” durante todo el año. Desde luego la Isla de Melemele no era una excepción. Pero también es cierto que las islas eran mecidas casi de forma permanente por una suave y fresca brisa que permitía alivio durante las noches y que esas horas de vital y necesaria oscuridad fueran agradables. Brisa que como un ladrón de guante blanco aprovechaba el despuntar del lucero del alba para colarse sibilinamente en una habitación del Centro Pokémon de Ciudad Hauoli.

 -¿Listos?
-Oui.
-No-bostezó el Nickit-¿A qué viene todo esto?

 La chica de cabello rojizo revisó la habitación para cerciorarse que todo estuviera en orden y, tras estirar las sábanas arrugadas por estar todavía Lupin dormido sobre estas y cerrar la ventana se dispuso a abandonar el mencionado habitáculo, sabía que a esas horas las enfermeras Joy ya estaban despiertas por lo que no habría problemas en ese sentido.

 -Nadie volverá a pensar que soy una dormilona.

 Y acompañada del par de vulpinos la joven oriunda de Kalos abandonó el Centro Pokémon cuando el cielo era una capa nocturna manchada por breves pinceladas del naranja solar que precedía la presencia del mencionado astro.

 Este estaba mucho más alto cuando el color oscuro había desaparecido para dejar paso a un tibio color azul celeste mañanero donde el propio naranja ya casi estaba totalmente  difuminado y diluido, al menos hasta que el atardecer volviera a estar cerca. Y fue en ese momento cuando dos pares de ojos se abrían a un nuevo día en el mismo Centro Pokémon.

 -Buenos días-bostezó Daini.
-Buenos días-respondió en igual tono la voz de Adam desde la litera de arriba.
-¿Que crees que nos pasará hoy-preguntó el ojiverde.
-No lo sé-respondió el oriundo de Kanto-Solo espero que no involucre roedores gigantes.

 Tras una breve carcajada los chicos se vistieron y salieron de la habitación con clara intención de desayunar. Y si bien dudaron de esperar a la pelirroja el historial de retrasos de esta hicieron que retomaran la idea de comer, seguro que ella les alcanzaría para desayunar…aunque fuera a la hora de merendar.

 -¿Solo vas a comer fruta?

 Adam miró como el desayuno de su amigo era precisamente un único tazón de distintas frutas y bayas además de un zumo de las mismas.

 -Sí, es una pena que ya no haya malasadas¿Y tú vas a desayunar eso?
 -Sí.

 Daini miró la bollería que Adam había elegido para desayunar para luego mirar debajo de la mesa como los Pokémon se alimentaban.

 -Hanna, Circe ¿Os gusta?
 -Si-respondió Hanna, la Cutiefly-Está muy rica-añadió con tono feliz sujetando un grano de pienso entre sus patas.
-¿Ya te has comido toda tu comida?-Preguntó Taro, acercándose viendo que el cuenco estaba vacío.
-Ah, no-respondió la insecto-Se lo comió ella-añadió señalando a la bebe buitre.

 El quelonio y la tipo bicho dirigieron su mirada a como el ave “con pañales” tras haberse comido el plato de la Cutiefly ingería a alas llenas el alimento que se le había asignado.

 -¿Que?-inquirió la ave al notar las miradas inquisitorias de sus compañeros-Estoy en edad de crecer-añadió tras tragar apresuradamente-Tengo que comer mucho-añadió fijando su vista en el que plato que Garu había descuidado mientras trataba de capturar su propia cola-mucho más.

 La siniestra polluela saltó hacia el plato desprotegido del can solo para darse de bruces contra el brillante y limpio suelo del Centro Pokémon. 

 -Lo siento mucho-dijo Zappy con malicia, volviendo a poner el cuenco en su posición original-Pero te falta “chispa” si crees que le puedes quitar comida a Garu delante mía
-Maldito-masculló la ave levantándose dolorida.
-¡Yo soy el que se la quitara!-añadió el roedor con el pecho inflado.

 -¡Hey, chicos!-dijo una voz que les llamó la atención tanto a Daini como a Adam-¿Saciando vuestra Gula?

 El par de chicos vieron como el profesor Kukui les saludaba con la mano en alto, para acercarse a ellos cuando se percató de que tenía su atención.

 -¿Puedo sentarme?-Preguntó el enseñante retirando una silla.
-Claro-dijo Adam echándose a un lado-Además ya se ha sentado…-añadió.
-Tanto Liam como Kaudan-me han hablado de lo que hicisteis ayer-Estoy muy impresionado y orgulloso de los dos.
-Yo realmente no creo que hiciera nada-dijo Daini medio riéndose.

 -¡Claro que sí!-Pío la Vullaby desde debajo de la mesa-Le dimos una paliza a ese Passimian loco-Por cierto¿Quien es este hombre con la pechera al aire?-preguntó refiriéndose al profesor Kukui.
-¿Le “dimos” una “paliza”?-agregó con sarcasmo el quelonio vegetal levantando levemente la vista de su cuenco.
-No se quien es-respondió la Bicho/Hada-¡Pero tiene un aura muy brillante y bonita!-añadió entusiasmada.
 -¿Auras?-Preguntó curiosa la Popplio, acercándose al resto.
-¡Sí!-respondió Hanna-La tuya también es muy bonita-dijo-Y la tuya-añadió mirando al Rocruff que seguía tratando de alcanzar su cola-Y también la tuya-añadió mirando ahora a Zappy que intentaba contener a la Vullaby con una mano y de coger la comida con la otra.
-Mi mamá siempre decía que soy un ser de luz-comentó feliz el Pichu tratando de apartar a la siniestra ave.

 -De hecho Daini-continuó hablando del descamisado-Kaudan habló con Liam para que a su vez yo te hiciera entrega de esto-añadió el Profesor Kukui colocando sobre la mesa un Cristal Z.
 -¡Un Normastal Z!-dijo Daini sorprendido-Pero necesitaré una Pulsera Z-agregó de inmediato.
-No te preocupes por eso-dijo tranquilo el profesor Kukui-Y disfruta del Presente
-Es lo mismo que dijo Liam-pensó Adam-Por cierto-dijo ahora en voz alta-¿Que le trae al Centro Pokémon?
-Venia a buscar a Sofía -respondió el enseñante-Tenía un favor que pedirle-agregó-Claro que si no está aquí-continuó-debe de estar…
-Sip-respondieron los dos chicos, completando el pensamiento de Kukui de que la chica debía de estar por el séptimo sueño.

 -Estoy aquí.

 Un giro inesperado y casi automático de cuello hizo que dirigieran su cabeza hacia la voz, efectivamente era Sofía, y sus ojos claros parecían cristales penetrando la piel de los tres de la mesa, afortunadamente las hojas que tenía en el pelo y su ropa restaban esa sensación amenazante.

 La chica dejó a sus Pokémon con la Enfermera Joy y se dirigió a la mesa con el resto. Pese a que no quería reconocerlo sus ojos y aspecto cansado amplificaban el grito sordo de:¡COMIDA! que su boca no quería pronunciar.

 -¿Dónde has estado?-Quiso saber Kukui-Si se puede saber.
-He estado visitando el cementerio-respondió-Nunca había estado, pero es muy interesante.
-Así que le van esas cosas-le susurró Adam a Daini.
-¿Qué?¡No!-respondió de inmediato la de pelo cobrizo-Observando algunas de las lápidas que parecían más antiguas pude ver ciertos patrones parecidos a los encontrados en ciertos lugares de Hoenn-explicó-Claro que la escritura antigua no es mi especialidad ni mucho menos.
-Tiene cierto sentido-dijo Kukui llevándose la mano a mentón-Existe la teoría de que los primeros habitantes de Alola eran un pueblo navegante originario de Hoenn-explicó también-¿Pero era necesario madrugar para eso?-quiso saber-Especialmente sabiendo lo que te cue…
-Además-interrumpió la de Kalos-Quería ver algo de la fauna de Alola a esas horas de la mañana ¡Incluso capturé otro Pokémon-dijo con orgullo.
-¡Fantástico!-dijo Kukui-Me alegra ver que parece que tengas un Foco Energía-agregó-Además me viene muy bien para el favor que quiero pedirte.
-Sí, claro, sin problema-respondió Sofía-¿Pero qué favor?
-Necesitaría que vayas esta noche a recoger unos documentos míos a la Escuela Pokémon, se lo pediría a la Profesora Pimpinela pero ella está ocupada y a mi hoy también me resulta imposible-agregó-De hecho, debería estar yéndome a Velocidad Extrema—añadió mientras se levantaba.
-¿Por qué de noche?-preguntó Sofía.
-¡Ah!-exclamó repentinamente Kukui, como si no esperara esa pregunta-Al no ser personal del colegio sería inapropiado que se te viera entrar de día.
-¿No sería más inapropiado si entrara de noche?-preguntó ahora Adam-¡Ay!
-¿No le puede ayudar Liam?-preguntó Daini-Como Ex-Alum…¡Ay!
 -Y ahora tengo que irme chicos-dijo el enseñante ya levantándose definitivamente-Hasta luego-agregó con tono cordial.
 El profesor se despidió pero Sofía seguía mirando extrañada los rostros doloridos de los chicos.
 -¿Estáis bien?-quiso saber la chica.
-Si no fuera por qué es imposible-dijo Daini con gesto dolorido-Juraría que el profesor Kukui me ha dado una patada en la espinilla.
-Una Doble Patada-matizó Adam con igual tono.

 Un sudor frío recorrió la sien de Sofía al ver cómo el par de jóvenes se retorcían en sus sillas mientras proferían gemidos de dolor.

 -Oye, Daini-dijo Sofía con tono casi avergonzado-¿Quedarán Malasadas?

 Y Sofía tuvo que echarse ligeramente hacia atrás al ver como la mención de la comida parecía restablecer la salud y el ánimo del chico de ojos verdes a la vez que recuperaba su posición original.

 -Otra víctima de las malasadas de Daini-suspiró Adam-Cualquiera diría que se lleva comisión. 
 Una malasada y un par de bolsas de hielo, que amablemente les prestaron de la cafetería, después la conversación cambió sensiblemente de tópico.
 -Entonces-Comentó Adam-¿Sofía,vas a ir a la Escuela Pokémon de noche?
-Claro que sí-respondió esta-Es cierto que es algo raro pero no creo que tenga mayor complicación-Claro que si voy a hacer ese recado-meditó en voz alta-Debo prepararme, tengo que dejaros.

 Tanto Adam como Daini vieron como la oriunda de Kalos se alejaba para posteriormente acercarse al mostrador a recoger sus Pokémon y luego volver a tomar dirección a los dormitorios.

 -Va a echarse una siesta-Se dijeron el par de chicos con la mirada mientras apuraban su propia comida. 

 Sin darle mayor importancia los chicos tras acabar su comida salieron del edificio para entrenar en sus zonas anexas. No volvieron a entrar hasta que solo quedaba unos reflejos naranja, frutos del sol, que parecía zambullirse en el océano para pugnar contras los monstruos de las profundidades para emerger victorioso la mañana siguiente emergiendo brillante sobre las aguas.

 -Ha estado bien-comentó Daini secándose el sudor con una toalla desechable.
-Sí-respondió Adam-Es mucho mejor tener con quien entrenar-Aunque Zappy debería de tener algún ataque que no se electrocute a sí mismo.
 -¡Ja!-rió sarcástica la joven buitre-¿A quien le falta chispa ahora?

 -Buenas tardes chicos-Dijo Sofía saliendo al encuentro de los jóvenes.
-¿Ya te marchas?-preguntó Daini.
-Espero que te haya aprovechado la siesta-agregó Adam.
-No era una siesta-protestó la chica-Era un descanso técnico planificado-comentó con ligero enfado-Si, ya me voy-agregó algo más sosegada

 El trío se despidió y mientras Adam y Daini se dirigían a, probablemente, la ducha la fémina puso rumbo a la Escuela. La fresca brisa parecía impulsar en su camino ya que no tardó en llegar.

 -Hay algo raro.

 La chica de Kalos volvió a mirar el edificio en cuestión, nunca había estado en la escuela de noche, de hecho, no recordaba haber pasado siquiera por delante de la escuela de noche. Pero todo parecía distinto. Como si una siniestra sombra, invisible pero real, se cerniera sobre edificio.

 -Es cierto-corroboró la Fennekin-Tengo una extraña sensación.
-Es un colegio y es de noche, no se que esperabais ¿Una fiesta?-Dijo, más sereno, el Nickit.

 Sofía avanzó hacia la reja que separaba los terrenos escolares de la calle. Reja que se movió emitiendo un quejido quejumbroso apenas la oriunda de Kalos la tocó.

 -Está abierta-expresó ligeramente sorprendida la joven.
-Claro-dijo Lupin tratando de mantener la calma-De algún modo tendrías que entrar, avancemos.
 
Sofía y los vulpinos siguieron hacia delante. Pese a que el colegio estaba iluminado tanto por las farolas de la calle o por las presentes del propio centro esos focos daban la sensación de generar “islas” iluminadas y, por lo tanto, incrementar la sensación de oscuridad fuera de las mismas, oscuridad incrementada por la ausencia de luna, oscuridad en la que los inocentes movimientos de los Pokémon que habitaban los terrenos del colegio parecían terroríficas pisadas en la penumbra, oscuridad en la que los más nimios susurros parecían terribles conjuras.

 -Bien-Se dijo Sofía justo frente a la entrada-entremos, recojamos los documentos y vayámonos, cuanto antes me…
-Hola.
-¡Ah!
 Sofia no pudo evitar esa expresión de genuino terror al verse sobresaltada por ese inesperado saludo y su nueva interlocutora: Una niña pequeña de pelo negro y denso, con un amplio flequillo que le cubría los ojos, que portaba un vestido veraniego, quizás demasiado fresco para esas horas, también llevaba unas chanclas, aunque lo que más llamaba la atención de la niña no era algo propiamente suyo…¿O quizás sí? Como fuera: se trataba de un pequeño globo de color morado con dos delgados ¿Brazos? que parecían hilos con los cuales la niña sujetaba al globo, también unos pequeños ojos negros y una especie de parche amarillo así como lo que se asemejaba a una pequeña nube sobre la ¿Cabeza?

 -Drifloon, Pokémon Globo: Formado por una aglomeración de espíritus, prefiere las estaciones húmedas. Debido a su modo de volar sin rumbo se le apoda como el globo aerorrático-informó la Pokedex de Sofía.

 -Hola-respondió Sofía aún sorprendida por la brusca aparición de la niña-¿Querías algo?¿Te has perdido?
-Tiene que arder todo-dijo la niña con la cabeza baja-eso dicen las voces.

 -Sacrebleu-expresó sorprendida la Fennekin dando un paso atrás.
-Que bien, una loca-dijo Lupin lleno de sarcasmo-sin ofender, amigo-añadió mirando al silente Drifloon.

 -Las voces-continuó la niña-Que todo arda…me da miedo-repitió-¿Podrías ir a mirar?-añadió señalando con el dedo hacia una de las esquinas del colegio.
 -Supongo que es solo una niña asustada-respiró aliviada Sofía para sus adentros-Vale, me encargaré de eso.
 -Gracias…

 Sofia se alejó de la entrada, junto a sus Pokémon, dejando atrás a la niña y a su silente Drifloon. No es que en su breve estancia en la escuela Pokémon hubiera pasado demasiado tiempo en el patio. Pero lo conocía lo suficiente para saber que al doblar la esquina no le esperaba una zanja insondable en el suelo o un pozo donde nadie podría oírle gritar…Aunque habría  sido muy negligente por parte de la escuela permitir algo así…Claro que, por otra parte, estábamos hablando de una escuela donde se estaba permitiendo que una alumna entrara de noche.

 -Huele a quemado-advirtió Lupin-Y un poco a desesperación-añadió antes de doblar la esquina.

 Y lo que vieron no era precisamente tranquilizador: Una persona, no más alta que la propia Sofía, que frente a un incinerador, abierto y funcionamiento, tenía  un enorme saco irregular con clara intención de volcar su contenido entre las llamas rojas y eliminadoras del aparato. La persona en cuestión tenía un cómplice: Una criatura, que para ser un “bebé” era más alto que el par de vulpinos, de aspecto vagamente reptiliano y encarnada piel roja pero con una mancha amarilla en el vientre que parecía asemejarse a una llama en cuanto a forma, también era amarilla su hocico ligeramente tubular , aunque lo más destacable era la presencia de “bultos” en toda la cabeza del Pokémon en cuestión.

 -Todo debe ser reducido a cenizas-murmuraba la voz mientras cargaba el saco-¡Quemaré todas las pruebas y el mundo nunca se enterara de nada!
 -¡Nos espían!-alertó el Magby señalando a Sofia y sus Pokémon con sus manos de tres uñas.

 La persona giró bruscamente la cabeza dejando que el fuego iluminara sus facciones: Era una chica, seguramente más joven que la propia oriunda de Kalos, y vestía una mezcla entre una sudadera negra, seguramente puesta por motivos de incógnito, y un uniforme escolar, seguramente por preferencia personal, pero el hecho de que fuera una joven no le quitó terror a la propia expresión de furia y rabia que se dibujó en su rostro.

 -¡No puede haber testigos!¡Magby espantalos!¡Ascuas!

 -Magby, Pokémon Ascuas: Al parecer, sus suaves llamas son ideales para cocer grandes obras de alfarería. Si cae en un pequeño estanque, es capaz de evaporarlo por completo debido a su elevada temperatura corporal-Volvió a emitir el aparato electrónico mientras el par de zorros esquivaban la esfera ígnea emitida por el agresor.

 -Esa llama no tenía nada de suave-valoró el Nickit revisando que no tenía marcas de cenizas en su pelaje-Es un fastidio, pero habrá que bajarle los humos a este Pokémon-añadió dando un paso adelante y clavando sus almendrados ojos en su oponente.
 -Detente-Le interrumpió Sofía-La Pokédex ha sido muy clara, la elevada temperatura corporal de Magby, lo que llamamos habilidad Cuerpo Llama, hace que en caso de contacto se puedan infligir quemaduras-Explicó- No podemos arriesgarnos Lupin a que sufras un problema de ese tipo-continuó-Hay algo esta noche que me da mala espina.
 -Yo no le llamaría “algo”, le llamaría un par de locas-dijo el zorro de Galar con tono resignado-Agradezco tu preocupación ¿Pero entonces?…
-Servidora se encargará-afirmó con energía Hermione dando un paso al frente.
 -¡Magby no te quedes quieto!-dijo la de atuendo mal combinado-¡Sigue con Ascuas!
-Hermione usa Arañazo!-exclamó Sofía.

 La vulpina ígnea obedeció a su entrenadora, esquivando las esferas flamígeras que esputaba el otro Pokémon de fuego para acercarse a él y golpear con sus, no muy desarrolladas, uñas

 -¡Magby más Ascuas!-pidió su entrenadora, nerviosa a juzgar por el modo en que el saco que portaba se le cayó al suelo.
 -No te burlarás de mi-dijo el “bebe” a la Fennekin para luego volver a lanzar la ráfaga de esferas de fuego.
 -Hermione, evítalas y sigue con arañazo!

 La Fennekin demostró de nuevo sus reflejos y velocidad evitando elegantemente los ataques del Magby, consiguiendo acercarse lo suficiente mientras sus uñas volvían a relucir para ejecutar el ataque básico.

 -¡Una más!-expresó casi desesperado el Pokémon de boca tubular, justo para lanzar a bocajarro otra bola de fuego.
 La ígnea esfera impactó esta vez en la vulpina de Kalos, cubriendo toda su figura en llamas. 
 -¡Lo conseguí!-expresó feliz el bebé-¡Lo conseguimos!-añadió feliz girándose hacia su entrenadora.
 -Tu es sûr?

 El Magby volvió a girarse, no tan animoso, hacia la masa ardiente de la cual surgió una pata que velozmente le asestó un Arañazo en el pecho, siendo ese el golpe definitivo que tumbó la resistencia del Pokémon tubular.

 -¡Nooo!-chilló desesperada la entrenadora- ¡Ascuas es nuestro ataque más fuerte!¿Como hemos podido perder?-la entrenadora bajó su mirada decepcionada para percatarse de algo de inmediato-¿Mi saco?¡¿Dónde está mi saco?!

 -¿Buscas esto?-preguntó, con cierta sorna, Lupin con el saco en cuestión asido por su boca.

-Ahora-inició Sofía cogiendo el saco-Veremos que ocultas-añadió con tono dubitativo metiendo la mano-¿Papel?

 De inmediato Sofía sacó la mano con varias notas de papel en sus manos, una mirada rápida a las mismas le permitió darse cuenta de que lo eran.

 -¿Cartas de amor?
-Sí-respondió la entrenadora de Magby-Cartas de amor rechazadas-explicó-Pero si la gente se enterara mi reputación como reina de la escuela caería en picado-dijo-Pero además -agregó con tono mucho más dramático-Además…Mi corazón, mi corazón no puede soportar que lo rompan de esa manera ¡Por eso debían arder!¡Arder en el fuego de mi amor imposible!¡Que la pasión que no puede ser realizada sea reemplazada por el fuego purificador!

 -Lo dicho, una loca-apuntó el Nickit.

 -Ahora conoces mi secreto-dijo la colegial-Eres libre de hacer lo que quieras-agregó sin disminuir el dramatismo.
 -Lo primero que haremos es reducir la temperatura y volumen de las llamas  a lo recomendado por el fabricante-Dijo Sofía ajustando varias opciones en el incinerador-Para papel con esto es suficiente-Decía en voz alta aunque para ella misma-Lo segundo, por mucho que estemos en un espacio ventilado deberías de haber hecho uso de mínimo una mascarilla, lo tercero, en referencia al combate: Es cierto que las ventajas desventajas de tipos no lo son todo, pero no puedes esperar ganar si ignoras de forma flagrante algo tan básico-explicó, tomándose unos segundos de pausa para poder respirar hondamente-Mi Fennekin también es mejor cuando usa ataques especiales y de tipo fuego, no los usamos de forma deliberada por la resistencia que un Pokémon como Magby tiene a ellos de forma natural.
-¡Sí seño!-replicó la chica casi con tono militar 
-¡No soy tu seño!-respondió la de Kalos
-¡No seño!
-Bien-volvió a decir Sofía relajando el tono-Ahora ya puedes quemar tus cartas.
-¡Gracias!-se apresuró a decir.

 La chica se apresuró en quemar todo el contenido del saco mientras el Magby se recuperaba, su herida aunque dolorosa era superficial y no necesitaba de ir a un Centro Pokémon, pese a la insistencia de Sofía en que acudiera a uno, no debía ser una molestia para el servicio casi 24 horas de los Centro Pokémon además de que, precisamente por la poco importancia de la herida un simple acelerador de la cicatrización sería suficiente.

 -Por cierto-Quiso saber Sofía-Teniendo un Pokémon de fuego ¿Que necesidad de usar el incinerador de la escuela?
-Ah, eso-dijo la chica con timidez-¡El colegio que fue testigo de nuestro amor imposible será también testigo de las llamas que lo sellarán!-Volvió a exclamar subiendo el volumen y el dramatismo
-Entiendo-Alcanzó a decir la joven de Kalos que supo muy bien cómo continuar-Tu secreto está a salvo con nosotros-agregó de forma sincera.
-No podemos hablar por los habitantes de la otra punta de la isla que hayan oído tus gritos-Dijo con desinterés Lupin mientras lamía su pelaje.

La chica y el Magby se despidieron, para fortuna de Sofía y sus Pokémon lo que podría haber sido un caso de asesinato y cremación del cadaver acabo derivando a un acto igual de pasional pero bastante más leve…Sinceramente aliviada la joven de Kalos se dispuso a volver a la entrada principal con el fin de cumplir el objetivo que le había llevado hasta allí.

 -G-Gracias.

 Tanto Sofía como sus vulpinos acompañantes pudieron notar como cada pelo de su cuerpo se estremecía por el susto que provocó el susto de la siniestra joven del Drifloon que como por arte de magia apareció a su espalda.
 -Ese fuego-continuó la niña-Esa luz…me hace daño-agregó-Gracias.
-De nada-respondió Sofía tratando de recuperar la compostura-Ahora si no te importa-continuó la de Kalos-Debo de entrar.
 -Si…claro-dijo la chica de largo flequillo-Pero-su tono se volvió mucho más frío-Ten cuidado con los peligros que se ocultan en la escuela-añadió la niña-Quizás no vuelvas a salir…

Sofia se detuvo frente al pomo, frío y reflectante, no podía evitar sentir una desagradable sensación, no a lo que se pudiera ocultar dentro de los muros de lugar de enseñanza, si no a lo que imaginaba que tenía a sus espaldas.
 -Hermione-casi susurró la chica de Kalos sin darse la vuelta-La niña no está ¿Verdad?

 La vulpina de Kalos y también el de Galar giraron la cabeza, su entrenadora efectivamente tenía razón, no había ni rastro de la extraña niña ni su globo Pokémon.

 -¿¡Cómo es posible?!-expresó conmocionado el Nickit rompiendo su perenne calma-Con nuestro oído deberíamos de haber escuchado algo-añadió mirando a la Fennekin buscando confirmación-Los humanos no son tan sigilosos.
-C'est trés rare-reconoció Hermione.
-Vayamos dentro-dijo Sofía.

 La joven de Kalos pudo notar de modo claro como otra mirada se clavaba en su cuello, una sensación distinta a la de la niña, pero igualmente desagradable, quizás por instinto la joven giró la cabeza hacia otra dirección y para su desgracia pudo notar perfectamente como entre los arbustos algo la observaba: Una criatura de metro sesenta, de piel de un llamativo amarillo, de picudas orejas y prominente nariz, con un collarín de pelo blanco alrededor del cuello y con unos inquietantes ojos pequeños y angulosos que durante unos segundos se cruzaron con los claros luceros de Sofía.

 -¡Hypno!-chilló la joven.

 Tanto Lupin como Hermione giraron la cabeza hacia dónde miraba Sofía, mucho más tras el grito de la misma, no pudieron ver nada, pero segundos después eran arrastrados por la propia Sofía hacia el interior del colegio para que acto seguido ella cerrarse la puerta con un portazo apresurado.

El sonido metálico fruto del portazo flotó en al aire varios minutos mientras la puerta vibraba. En el recibidor del colegio todo era normal, que era mucho decir a estas alturas del capítulo: paredes de suaves colores y adornadas con distintos posters o mapas de Alola o algunos dibujos de los alumnos de los cursos menores, únicos testigos junto a las ordenadas taquillas de quienes acababan de entrar.
 
 -Sofía-preguntó Hermione-¿De verdad has visto un Hypno?
-¿Y porque esa reacción ante ese supuesto Hypno?-preguntó Lupin-¿Qué tienen de extraordinario?

-El…El despacho del Profesor Kukui-inició Sofía notando como su corazón palpitaba para bombear sangre a su esclarecido semblante-El despacho esta varios pisos más arriba-explicó Sofía-Vayamos, seguro que esto ha sido imaginación mía-trató de serenarse.

 No tardaron en dirigirse a las escaleras, también de colores suaves y de amplios escalones para facilitar apoyar el pie con garantías. Era de agradecer que cuando apoyaban sus pies en los peldaños estos no chirriaran de forma macabra.

 -Vaya-comentó el Nickit al alcanzar la siguiente planta-No se han molestado en cambiar la decoración.
-Qué raro-comentó Sofía-Parece que seguimos en la planta baja-añadió perpleja-Pero…Es imposible-agregó mirando tanto al cartel que indicaba “Planta Baja” como a la escalera por la que acababan de subir.
 -Esto no tiene sentido-Pensó la Fennekin.
 Sofía miró a sus Pokémon buscando respuesta, respuesta que no encontró, por lo que volvieron a dirigirse a las escaleras y de nuevo con la intención de llegar al piso superior. Con idéntico resultado: El volver a verse de nuevo en la planta baja visiblemente confundidos.
 -Claramente esto debe ser obra de una ilusión-comentó la de Kalos.
-Una ilusión-repitió Hermione-¿Tal vez sea obra de un Pokémon psíquico?
-En ese caso no debería de verme afectado-añadió Lupin mirando de reojo las escaleras-¿No huele a dulce?
 -Al final-Dijo Sofía con una tercera Pokeball en su mano-Haber madrugado va a tener su utilidad ¡Sal!-añadió arrojando la mencionada Pokeball.

 La idea de la chica era que la Pokeball al elevarse en el aire escolar liberara al Pokémon que contenía en su interior,  no que cayera al suelo sobre la cabeza del zorro de oscuro pelaje y de ahí al suelo, pero efectivamente dejando salir a la criatura en cuestión: un Pokémon aviar y parecido a un Rowlett debido a su forma evidentemente esférica, de plumaje pardo y con grandes ojos de esclerótica roja y pupilas negras contaba también con dos penachos de plumas en la parte de superior de su cuerpo que se asemejaban a las manecillas de un reloj, también contaba con dos patas claramente propias de un ave si bien cuando se manifestó del todo solo se sostuvo en una, retrayendo la otra.

 -Vamos a necesitar tu ayuda, Errowl-dijo Sofía al recién manifestado Hoothoot.
 -Cuenta conmigo-respondió el ave con tono formal-¿De que se trata?-preguntó con seriedad, seriedad que se veía disminuida por los saltitos que aprovechaba para cambiar el pie de apoyo.

 Sofía acompañada de los vulpinos y del Hoothoot volvieron a las escaleras para volver a subir por las mismas. Todo parecía normal y similar a los intentos anteriores.

 -¡Errowl, usa Profecía!-exclamó Sofía.

 El esférico búho agitó sus alas para elevarse y acto seguido lanzar desde sus ojos rojos una suerte de rayo de intenso color rojo. El rayo pese a parecer ser exclusivamente luz, sin calor o ninguna capacidad ofensiva, iluminó todo el hueco de las escaleras, y gracias a esa luz, debido a cómo está se comportaba, parecían apreciarse ligeras perturbaciones en la misma, como si existieran unos cuerpos invisibles al ojo humano, o Pokémon, pero no a esa luz que lentamente parecía exponerlos.

 -Lo sospechaba-Dijo Sofía viendo los Pokémon que el ataque Profecía había revelado-Pokémon fantasma.

 Gastly, Pokémon gas: Hecho de una sustancia gaseosa que debilita si quedas envuelto por ella. No aparecerá si hay mucho viento. Puede percibirse su presencia cuando está cerca, pues desprende un sutil olor dulce.
 Misdreavus, Pokémon chirrido: Le gusta hacer travesuras como gritar y aullar por la noche para asustar a la gente. Los valientes no le caen demasiado bien.
 Shuppet, Pokémon títere:  Se alimenta de sentimientos como la envidia y el rencor, que capta a través del cuerno de la cabeza.
Es muy activo durante la medianoche.


 Sofía escuchó las información que dio automáticamente la Pokedex mientras miraba a los levitantes espectros que a su vez se miraban entre sí sin tener muy claro cómo actuar.
 -Parece que nos han descubierto-dijo el de ojos saltones y que tenía una forma más esférica.
 -Pero no es quien queríamos-dijo el que presentaban un color más apagado y una especie de cuerno.
 -Cierto-Dijo la que tenía una especie de collar de rojas perlas en su diminuto cuello-¡Pero podríamos jugar con ellos, parecen divertidos!-dijo con tono pícaro-Y asustadizos.
 -¿Hay algo en este colegio que no esté lleno de fantasmas?-se quejó el Nickit.

 Los levitantes espectros explotaron en una genuina carcajada.

 -Si no queréis pasar miedo no deberíais entrar en un colegio a estas horas-dijo el Shuppet con tono algo más serio-No hacemos daño a nadie.
-¡Y si no queréis pasar miedo!-interrumpió la Misdreavus mucho más ruidosa-¡No entréis al cuarto de baño!
-¿El cuarto de baño?-preguntó la Fennekin, quizás temiendo por la presencia de un monstruo.
-¡Sí, el cuarto de baño!-expresó también ruidoso el Gasty-¡Da miedo!¡Da miedo…La nula puntería de los niños de este colegio!¡No podrían mear en el agujero ni para salvar su vida!

 -Escuchad-Dijo Sofía-Tenemos que subir un par de pisos más-explicó-Dejadnos pasad, por favor.
 El trío de fantasmas flotantes se miró entre sí seriamente…durante unos segundos.

 -¡Aburridos!-se quejó la Misdreavus mientras su “pelo” ondeaba aún sin soplar viento alguno-Vale, os dejaremos ir-Dijo mientras indicaba al Gastly y al Shuppet que se apartarán-Pero a cambio…
-¡Ay!-se quejó Sofía notando un fuerte tirón del pelo 
-Si-sonrío el Misdreavus-Excelente reacción-añadió con tono pícaro observando la cara de sorpresa de los presentes-¡Podéis pasar!
-Sois mucho más ruidosos que el Drifloon de la entrada-suspiró el Nickit, avanzando junto con el resto.
 -¿Hay un Drifloon en la entrada?-Preguntó el Shuppet interesado. 
-Oui-respondió Hermione-Iba acompañando a una niña.
 -Una niña…-repitieron de nuevo los fantasmas mirándose entre sí-Como sea-intervino el Gastly de nuevo-Felicidades por superar nuestra prueba-añadió de nuevo la esfera gaseosa.
 -Lo decimos con sarcasmo-añadió la Misdreavus que apareció flotando junto a la cabeza de la entrenadora-Ahora debemos buscar otro lugar donde jugar-añadió inflando los mofletes en una cómica mueca de fastidio-¿O tal vez no?-continuó mostrando ahora una amplia sonrisa que parecía más propia de su personalidad.
 
El trío de flotantes criaturas se despidieron entre risas atravesando los muros y paredes que rodeaban a la escalera, pronto todo volvió a quedar silencioso en la quietud de la noche. Quizás demasiado silencioso.

 -¿Que es eso de una niña y un Drifloon?-preguntó el ave esférica mientras subía escaleras junto al resto.
 -Es una larga historia-suspiró el Nickit-Parece que está escuela está llena de misterios…por no decir de gente loca.
-Estoy seguro que mi gran inteligencia será de vital ayuda para resolver estos misterios.
-Tú “gran inteligencia” no te salvó de que capturara una niña que no puede lanzar una Pokeball a más de un palmo.
-Yo podría decir lo mismo-dijo el búho entrecerrando la mirada mientras observaba a su compañero de equipo.
-No es momento de discutir por tonterías-Intervino la vulpina de tipo fuego-Todos estos extraños acontecimientos podrían ser parte de una prueba para Sofía-explicó-Es nuestro deber como sus Pokémon ayudarla.
-¿Un tipo de prueba?-preguntó el Hoothoot
-Oui-prosiguió la Fennekin-Anoche Ariel, me contó lo que ella vivió, no sería descartable que este encargo del Profesor Kukui fuera una algo similar.
-¿Tendremos que enfrentarnos a ratas gigantes y besuconas de las que se quejaba el Pichu?-preguntó Lupin 
-¿Ratas gigantes?-preguntó ahora el búho-Asumo que hablamos de Pokémon dominantes, si mi memoria no me falla, y nunca me falla-acotó-El único Pokémon dominante de esta isla es Raticate, otro queda descartado, especialmente en un colegio.

 -Gracias.

 Esa voz fría y femenina, casi artificial, que erizaba cada vello del cuerpo volvió a sonar, y como no podía ser de otra manera, su propietaria: La extraña niña del Drifloon, se volvía a encontrar con nuestros protagonistas en cuanto estos doblaron una esquina. De forma tan súbita que Sofía tuvo que frenarse en seco, casi provocando que los pequeños Pokémon se chocaran contra ella.

 -Esas escaleras embrujadas-continuó la niña del tupido flequillo-Podría haberme quedado allí para siempre…gracias.
 -De nada-Dijo con cierta dificultad Sofía, parecía no acostumbrarse a las silenciosas apariciones de la niña-Perdona, pero-continuó la de Kalos retomando el aliento-¿Buscas algo?
 -Estoy muy cerca de obtener lo que busco-dijo la niña-Hasta luego-dijo repentinamente iniciando a caminar, de forma lenta pero definitivamente normal-Por cierto-añadió una vez le había dado la espalda a Sofía y se disponía a doblar la esquina-Ten cuidado con el maestro pegajoso…sonidos extraños…algo se arrastra…te atrapa. Muy siniestro…me da miedo.

 Tras el críptico mensaje la niña y su silente globo doblaron la esquina. Dejando la mente de la pelirroja con muchas dudas.

 -Hay algo extraño en esa niña-dijo Errowl
-Gracias, Sherlock-replicó el Nickit.

 -¿Maestro pegajoso?-dijo Sofía en voz alta-Empiezo a pensar que esta escuela no ha aprobado una inspección en años.

 Sofía miró a su alrededor, obviamente el estilo arquitectónico y estructural era el mismo del pasillo inferior pero los diversos trabajos colocados en forma de póster explicativos, también obviamente distintos a los del piso inferior, descartaban que siguieran presos de una ilusión de aquellos bromistas y ruidosos Pokémon fantasma.

 -Este es mi trabajo-Dijo Sofía reparando en uno en concreto-Fue muy interesante-añadió explicando para sus Pokémon-Debíamos de elegir una especie o línea evolutiva, en concreto y buscar información-Debíamos de elaborar un trabajo escrito y también un cartel explicativo para que lo vieran los alumnos de otros cursos. Yo escogí la línea evolutiva de Flabébé-expuso señalando un cartel descriptivo donde se podían ver unas imágenes de unas criaturas de aspecto parecido a unas elegantes flores.
-Interesante-comentó el ave mirando el trabajo elaborado por la joven-Los Flabébé, son Pokémon realmente dignos de estudio, especialmente su relación simbiótica con las flores, algo más propio de un tipo planta.
 -A mi me gusta más este-Dijo Lupin señalando otro.
-¡Ah!-dijo Sofía viendo el que estaba mirando Lupin-Este es de Adam-dijo-Sobre los Charizard

 Sofía seguía observando el cartel que contaba con unas imágenes de un entrenador de vistoso cabello rojo y capa por un lado y de un entrenador de piel oscura, de aspecto fuerte pero de ilusión casi infantil en su cara, ambos acompañados de sendos dragones ígneos, debajo de las fotos unas declaraciones de ambos entrenadores sobre sus Pokémon, el tríptico contaba también con una somera descripción del hábitat de los Charizard y unas breves alusiones a sus formas previas: Charmander y Charmeleon.

 -Muy poco científico y con poco esfuerzo, si se me pregunta mi opinión-dijo Sofía viendo como sus Pokémon miraban el cartel-Pero se aprovechó de que el profesor Kukui es un loco de los combates.
 -En cambio-dijo el búho dando pequeños saltitos-Pese a que la información es más escueta es mucho más gráfica.
-Oui-dijo la vulpina-Yo pienso lo mismo.
-Además esta llama más la atención-intervinó ahora el Nickit-No son murallas de texto.
 -Y este es de Daini: Los Munchlax.

 Los Pokémon miraron el tercer tríptico, que si bien hablaba de los simpáticos y glotones oseznos de orejas puntiagudas, además de sus forma evolucionada, se centraban mayormente en la amplísima dieta de los mismos.
 
-Al final Daini tiene que hablar de comida sea como sea y…

 Sofía dejó de hablar, le había parecido oír unos pasos “húmedos”, como si algo se deslizara, no, se arrastrara lentamente, como si algo derramado avanzara lentamente. Sofía miró a sus Pokémon, pudo notar de inmediato como la mirada de estos se tensionaba, claramente ellos con sus muchos más desarrollados sentidos habían podido percibir algo. 

 -¿Qué hacemos?-pensó Sofía angustiada.

 Tanto la joven como sus Pokémon miraron a su alrededor…no había dónde huir, por muy loco que todo pareciera aquello seguía siendo el pasillo de una escuela, pósters, percheros, no es como si de pronto apareciera un lugar donde poder ocultarse, taquillas, extintores…
 -¡Las taquillas!-resolvió Sofía.

 Los pasos viscosos seguían escuchándose, lentos pero avanzando inexorablemente hacia donde se encontraba el grupo. La humana se lanzó presta contra una de las taquillas de cuerpo entero.
 -Están cerradas-Maldijo mientras él sonido de sus quejas se mezclaba con el metálico bamboleo que hacían los armarios.
-Podríamos ocultarnos en una de las aulas-dijo el Hoothoot
-Seguro que están cerradas también-lamentó la Fennekin.
-Quizás si…-inició Sofía.
 -Ya, abierta-dijo el Nickit soplando sus uñas lleno de confianza.

 Sofía agarró a sus Pokémon y se introdujeron en la taquilla. Claramente no era el lugar más espacioso, Sofía podía notar las uñas del ave ligeramente clavadas en su propio pie,así como notaba a los dos vulpinos que con el sumo cuidado trataban de mantenerse sujetos a la espada. La taquilla en cuestión no tenia ningún tipo de ranura por lo que deberían de estar con todos sus sentidos avizor para oír al “Maestro Pegajoso” fuera lo que fuera, pasar de largo. Para colmo y por temor a quedarse encerrados la chica tenía, de la forma más disimulada posible, sus dedos interpuestos entre la metálica puerta y el cierre por lo que en caso de que alguien tratara de dar un portazo Sofía se llevaría un daño nada despreciable en la mano.

 -Esto es totalmente ilógico-dijo Errowl viéndose como una sardina enlatada.
-Oui.
-Al menos la chica tiene buen gusto para la colonia-dijo Lupin, entra la espalda de la joven y el fondo del armario.
 -Tendríais que ver las caras que tenéis-dijo divertida una cuarta voz.

 Con la dificultad que daba el angosto espacio en el que se encontraban Sofía giró la cabeza hacia esa voz, así pudo ver en la cara risueña de una Misdreavus que aparecía manifestada, como solo los fantasmas podrían hacer, entre la taquilla, llena cual camarote de los Hermanos Marx, y la vecina.

 -¡Bu!

 Sería absurdo, e inexacto, decir que esa infantil expresión asustó a Sofía lo bastante como para empujarla fuera de la taquilla, no tanto decir que esa interjección hizo que la joven rebotara desprevenida contra el duro techo de metal de la mencionada taquilla-armario y que eso, además de una ligera conmoción la hiciera caer, dolorida, fuera.

 Sus ojos se abrieron lentamente, podía ver gotear delante de ella una masa verde, de aspecto no muy sano y claramente olor no muy fresco, esas pequeñas gotículas se desprendían de una masa igualmente verde oscuro y mucho mayor, superando el medio metro de altura de forma clara, no era muy normal  montón ver un montón de baba verde en medio de un colegio: mucho menos si este contaba con una boca rodeada de un cerco amarillo y con dos dientes cuadrados en la parte superior, o dos brazos lánguidos y fofos….U ojos de expresión no muy despierta.
 
-¿Estás bien, chica?
 
Los ojos de Sofía se dirigieron ahora hacia un joven, varios años mayor que ella, y vestido con el uniforme de conserje de colegio y que le tendía la mano para ayudarla a levantarse.

 -Sí, creo que sí-dijo aún notando el dolor en la cabeza mientras se dejaba levantar.
-¿Puedo preguntarte qué haces aquí a estas horas?
-Vengo a recoger unos papeles del Profesor Kukui-explicó mientras miraba a la masa verde de que ahora hablaba con los Pokémon de la oriunda de Kalos-¿Es un Grimer de Alola?

 -Grimer de Alola, Pokémon Lodo: Forma regional de Grimer.Fue introducido en Alola para solucionar la problemática de los residuos en la región. Sus dientes son en realidad cristales venenosos muy peligrosos-informó la Pokedex de la chica, confirmado su pensamiento 

 -Saluda Grimertita-Dijo el que parecía ser su entrenador 
-Me llamo Grimertita-dijo la Pokémon saludando agitando uno de sus venenosos brazos-Me gusta comer basura y los días lluviosos…así la basura está más fresquita.
 -Que edificante conversación-dijo sarcástico Lupin mientras de reojo veía a la Misdreavus revolotear, de nuevo risueña, sobre las cabezas de todos.

 -Llevas el uniforme de conserje aunque creo que nunca te había visto en la escuela-comentó Sofía.
 -La verdad es que soy aprendiz de conserje-reconoció el joven apretando ligeramente el palo de la fregona que portaba-Soy el nieto del conserje y tanto Grimertita como yo nos entrenamos duro para poder superar a mi abuelo y su Grimer, Grimertin.
-Que meta tan…original-Dijo Sofía con la máxima educación.
-¡Verdad que sí!-dijo el chico no notando el tono dudoso de la joven-¡Vamos a limpiarlos a todos!-remató con entusiasmo.
-…
-…
-…
-…
-Si se lo proponen tal vez lleguen a las O-Limpiadas-carcajeó la Misdreavus que seguía flotando

-Una pregunta-Quiso hacer Sofía antes de partir hacia su objetivo-¿Has visto una niña por aquí?¿Una niña algo rara?
-Por supuesto.
-Me alegra oírlo-dijo la de Kalos-Ya pensaba que esa niña del Drifloon estaba solo en mi cabeza-agregó mentalmente.
-La loca de las cartas es inofensiva-explicó el aprendiz de limpiador-O lo es desde que pusimos el doble de extintores y quitamos todo el material inflamable posible-continuó-Alguien debería de haberle explicado que inflamable significa altamente flamable.
-No me refiero a ella-dijo Sofía-Sino a otra chica, acompañada de un Drifloon.
-No, para nada-negó mientras asía un cubo lleno de agua-Grimertita y yo nos marchamos a limpiar los lavabos de los de primero, esos niños tienen la puntería un poco desviada.

-Sip. Si que la tienen-confirmó la Misdreavus que se acercaba semitransparente para ver su reflejo en el cubo metálico.

 El joven y su Grimer regional se despidieron mi entras que Sofía y sus Pokémon siguieron avanzando, acompañado de la Misdreavus que lo mismo se desvanecía que aparecía en el lugar más insospechado. Sin más imprevistos e interrupciones consiguieron llegar al despacho del profesor Kukui, donde no hace tanto el mismo le entregó Ariel a Adam…Y en cierta manera le entregó a Sofía a Daini y al propio Adam.

 -Debe de ser esto-dijo Sofía poniendo bajo el brazo un paquete-Ya podemos irnos-agregó aliviada.
-¡Buuuuh!-se oyó quejarse a la Misdreavus.

 Sofía salió del despacho, pero apenas pudó dar unos cuantos pasos cuando volvió a sentir un glacial escalofrío en la espalda.

 -No-Dijo la voz de la niña-No podéis iros. Nunca más podréis iros-añadió para luego lanzar de igual modo una carcajada heladora.
 Sofía se giró bruscamente, allí detrás de ella y sus Pokémon estaba la siniestra niña agarrada al Driflloon.

 -El temor a las luces, el no querer encontrarse a Grimertita-recopiló Sofía verbalmente ante la siniestra niña que avanzaba a cámara lenta-Solo se me ocurre una explicación lógica-¡Errowl, usa Profecía!

 Los ojos del ave esférico volvieron a lanzar ese rayo rojo que bañó de inmediato a la niña y al Drifloon, obligando a la primera a soltar al segundo.
 
-¡E-Escapad, escapad ahora que podéis!-alcanzó a decir el Drifloon con un hilo de voz.

 Mientras el extenuado globo morado ascendía débilmente tanto Sofía como sus Pokémon podían ver, con cierto horror, como la figura de la niña se deformaba brutalmente hasta mostrar una criatura muy distinta: Mucho más alta para empezar, superando los dos metros de altura, levitando a escasos centímetros del suelo, de piel gris oscura en la cual resaltaban unas marcas amarillas en su estómago que se asemejaban a unos ojos y una enorme boca, también presentaba unas marcas amarillas en unos largos brazos que acaban en unas cuasi humanas manos de cinco dedos, su cabeza era quizás lo más siniestro con una antena dorada y un único ojo rojo.

 -Dusknoir, Pokémon grilletes: La antena de la cabeza captura ondas de radio de otra dimensión  que le permiten secuestrar a gente y llevarla allí. Es temido porque se cree que absorbe almas errantes

 -Un momento-dijo Sofía notando como la mera presencia de ese fantasmal cíclope le dificultaba la respiración-Pensaba que el Drifloon estaba manipulando a la niña, no podía esperar que la niña fuera “Él fantasma”

 -Necia humana-dijo el Dusknoir-Mi plan ha salido tal y como pensaba-Los humanos no podéis reprimir vuestra estúpida curiosidad. Sabía que más tarde o más temprano alguien me seguiría ¡Hacia su final!-sentenció mientras abría la enorme boca de su estómago para aseverar sus palabras.
 -Eso no explica qué hace un Dusknoir en una escuela-expuso el Hoothoot tratando de poner algo de cordura al asunto, si bien cierta vibración en su cambiante pierna exponía un visible nerviosismo.
 -Es justo que lo explique-dijo con regodeo el gran fantasma-En está escuela, justo en esta planta se halla la confluencia exacta de energías telúricas para poder abrir un portal a la otra dimensión, pero estoy débil y no podía arriesgarme a atacar al chico del Grimer o a la piromana de la planta baja-dijo para luego mirar hacia el Drifloon inconsciente vagando por el techo-Absorber la energía de ese Drifloon me ha permitido subsistir, pero necesito más ¡Más!¡Y aquí os tengo!-rio con malicia.
 -Eso no tiene ningún sentido-dijo el Hoothoot-¿Porque iban a confluir energías telúricas en un tercer piso?
-Sigue sin ser lo más raro que hemos visto hoy-alcanzó a decir Lupin-¿Que hacemos Sofía?¿Sofía?

 El Nickit giró la cabeza y pudo ver es rostro aterrorizado de su entrenadora, como la mera presencia de aquel Dusknoir provocaba una fuerte opresión en el pecho de la chica hasta el punto de obligarse a llevarse las manos en el mismo, como si cuerpo supiera que él mismo corazón intentaba escapar y se viera obligado a mantenerlo dentro. Claramente él también lo notaba, como para  mover cada músculo necesitaba algo de más de la energía usual. Algo mínimo, pero que acumulado podía ser como una gota horadando un ladrillo. Lupin dirigió la cabeza hacia Hermione: La raposa de fuego en un acto muy noble se había puesto justo delante de su entrenadora, lo dicho, muy noble, pero la actitud temblorosa de la Fennekin demostraba que no estaba en condiciones, no sólo de poder, sino mentales para afrontar al Dusknoir.

 -Errowl¿Te ves capaz de luchar contra él?-preguntó el Nickit al Hoothoot pero manteniendo fija su mirada en el fantasma.
-Sabes perfectamente que ninguno de los tres podemos-respondió serio él ave pero sin mirarle, también manteniendo su mirada fija en el temible oponente.
-No eres ningún cerebro de pájaro-Dijo el Pokémon siniestro-Aunque esto es genial-dijo Lupin sarcástico-Tres Pokémon-dijo corroborando que la Misdreavus y él Drifloon ya se habían ido-Y ninguno es capaz de hacer nada…En ese caso…

 El zorro de pelaje rojo sucio dio medio paso al frente, estirando la cola y con las patas en posición semiflexionada.
 
-¡CORRED!

 Tanto el Hoothoot como el zorro siniestro salieron corriendo a toda velocidad deshaciendo el camino que habían hecho, tuvo Sofía que notar el cálido tacto de Hermione para también iniciar la carrera uniéndose a sus Pokémon. 

 -Verdaderamente sois unos estúpidos si pensáis que os pienso dejar escapar tan fácilmente-dijo con vanidad el Pokémon de un solo ojo.

La escuela parecía absurdamente más ancha y grande ahora que intentaban salir a todo escape de la misma. Todo parecía requerir un esfuerzo mucho mayor que el que habían necesitado para entrar.

 -Esto no puede ser una prueba del Profesor Kukui-Dijo Sofía aferrándose al paquete como si este fuera la salvación-Imposible-se dijo, repitiéndose a si misma que el profesor Kukui nunca le pondría en una situación así. Claro que eso no solucionaba nada en esa situación.

 -¡BOLA SOMBRA!

 El grupo alcanzó a girar la cabeza para ver cómo el fantasma, pese a estar en la otra punta del pasillo, abría su terrorífica boca-estómago para lanzar desde el mismo una miríada de esas chisporroteantes esferas oscuras que avanzaban raudas hacia ellos.

 -¡Psicoonda!

 Un círculo de energía multicolor pareció surgir de la nada e impactar contra una de las oscuras esferas, lo suficiente para ralentizarla y que colisionara con las otras.

 -¡Vamos!¡Seguid corriendo!-dijo la Misdreavus apareciendo parcialmente por una de las paredes.

 Sin tiempo para agradecer la acción, probablemente por pura diversión, de la Misdreavus siguieron corriendo, pudieron oír las risas de la pequeña fantasma de collar que se había unido a su carrera, pero lo más importante: La puerta, allí estaba…

 -Ya casi estamos-dijo jadeante Sofia.

 -Ya he dicho que no escapareis…

 De una de las paredes surgió un grueso y espectral brazo que agarró a la joven. Acto seguido, como si quisiera enseñar su cara regodeándose, mostró su cuerpo entero sin soltar a la chica.  

 -¿De verdad pensabais que ibais a poder escapar?-dijo el Dusknoir-Supongo que sí, vuestra ilusa esperanza de que podrías engañarme y huir de mi rota-añadió en tono grandilocuente-Ese cúmulo de sentimientos: miedo, decepción, desesperanza… serían la delicia de cualquier otro Pokémon fantasma, pero yo necesito algo más que sentimientos-sentenció, volviendo a abrir su terrorífica boca-estomago.

 -¡Ascuas!-anunció la Fennekin tratando de frenar al antagonista.

 La vulpina esputó una brillante esfera ígnea apuntando hacia él único ojo de Dusknoir, llama que el cíclope fantasmal apartó con un simple manotazo, como un Snorlax a un Cutiefly, claramente el Pokémon fantasma de oscuras intenciones sobrepasaba por mucho al Magby de antes y a los Rattata del callejón.

 Sofía notaba un fuerte dolor de cabeza, sentía que su conciencia se desvanecía, pero no como en un sueño sino como si alguien la arrancara a fragmentos dejando una sensación de intenso calor y un posterior frío, quizás por eso el sonido metálico de la puerta abriéndose le sonó totalmente lejano y ajeno.

 El Dusknoir sin aminorar la presión ejercida sobre la chica giró su cabeza fijando su único ojo rojo en quien acababa de entrar: Un Pokémon de pelaje amarillo y aspecto vagamente humanoide, con un collarín de pelo blanco y un extraño péndulo.

 -Llegas tarde Hypno-Dijo el Dusknoir dejando que su macabra voz retumbara por todo el colegio-¡Vete o tu alma será la siguiente en caer!

 El Hypno guardó pacientemente su péndulo en su collarín de pelo, esbozando una igualmente aviesa sonrisa bajo su vistosa nariz.

 -La única alma que va a caer…¡Eres tú!

 Antes de que el Dusknoir pudiera decir algo este fue engullido por el torrente ígneo que escupió el pokémon amarillo, obligando a soltar su victima al suelo como si de una muñeca de trato se tratara.

 -¡Sofía!
 Los Pokémon de la joven acudieron a su auxilio al verla liberada de su espectral opresor.  La vulpina de tipo fuego aproximó sus orejas al cuerpo de la chica. Para alivio de todos su corazón latía de forma normal y fue cuestión de segundos que sus albos luceros se despertaron, cansados, pero sanos.

 -¡Estúpido infeliz!-maldijo el Dusknoir al pokémon a una nariz pegado-¡Serás tú el primero en caer entonces!¡PUÑO SOMBRA!

 El Dusknoir balanceó sus puños al aire, no golpeando con estos sino con borrosa imagen de los puños, una sombra o una proyección si se quiere. Ataque que el Hypno eludió sin dificultad.

 -Hablas mucho-dijo el mamífero dando un firme paso adelante, paso que hizo que el Dusknoir inconscientemente diera uno para atrás-Pero solo tienes fuerza suficiente para asustar a unos chiquillos-aseveró separando ligeramente la piernas, como preparándose para un ataque-Quizás un colegio si sea un sitio adecuado para un bravucón de recreo como tú-finalizó con sonrisa socarrona.

 El Dusknoir no acertó a responder con sus palabras y sí con una andanada de Bola Sombra quizás no excesivamente grandes pero si muy numerosas.

 -Esto es otra cosa-dijo el Hypno-¡Lanzallamas!

 Sofía trató de levantarse, para luego caer al suelo, al ver las primeras ascuas salir de la boca del Pokémon de color amarillo. No pudo evitar que la imagen del edificio ardiendo hasta sus cenizas se instalara en su mente. Cuál sería su sorpresa ver que ese Lanzallamas más que un desparrame de fuego descontrolado se manifestaba más como una lengua de fuego perfectamente controlada por su usuario, el Hypno, que utilizaba para destruir las chisporroteantes esferas oscuras.

 -Vaya-dijo la levitante Misdreavus con genuina sorpresa-Ese Hypno usa Lanzallamas…como si no fuera un Hypno.
 -¿El Hypno?-dijo Sofía ahora algo más recuperada-Nos está ayudando…-añadió en tono más bajo, sintiendo cierta vergüenza por la desconfianza que había mostrado en el tapir bípedo-¡El paquete!-recordó-¿Dónde está el paquete?

 Por primera vez en varias horas Sofía sintió genuino alivio al ver como el paquete que había desencadenado todo aquello estaba sano y salvo.
 
-Ya te vale-suspiró el zorro de pelaje más oscuro-Preocuparte por un paquete después de esto.

 Lupin iba a decir algo más, pero la mano de la que era su entrenadora deslizándose suavemente por su cabeza le hizo callar, sus irises amarillos se cruzaron con los claros ojos de Sofía, no hacía falta ser muy observador para notar una superficie acuosa sobre los ojos de la chica, lagrimas que su sistema fisiológico quería expulsar pero su mente no le permitía.

 -Vale, ya está-dijo el Nickit restregando su cabeza contra las piernas de la chica, haciendo lo propio los otros dos Pokémon de la joven.

 -¡Has bajado la guardia!

 La siniestra voz del Dusknoir volvió a sobrecoger a todos los presentes, apareciendo por una de las paredes y lanzando un furibundo puñetazo al
Hypno, mandándolo contra la pared opuesta.

 -¡Sofía!

 La joven y sus Pokémon ignoraron momentáneamente el serrín y el polvo que se levantó al impactar el Hypno contra la mencionada pared al oír una voz de sobra conocida para la joven.

 -¡Profesor Kukui!-chilló la joven respondiendo la voz.

Segundos después el descamisado y jovial profesor llegó a la ubicación de Sofía y, una vez viendo la situación, interponiéndose entre ella y el Dusknoir.

 -¿Va a usar uno de sus Pokemon?-preguntó la joven.
-Mi Pokémon ya está aquí-dijo el profesor.

 Sofía no pudo evitar sentir un temblor dentro de ella, no se podía creer que verdaderamente ese Dusknoir y todo aquello fuera una prueba por parte del Profesor Kukui…

 -Kukui-sonó una voz, algo más áspera y grosera, en lugar donde debía de estar el Hypno-Llegas tarde.
 
Para sorpresa de Sofía la criatura que apareció del polvo era muy distinta al Hypno que todos habían visto: Era también bípeda y de aspecto vagamente humanizado, de pelaje en la que los colores negro y gris se intercalaban de forma perfectamente sutil y armonizada, más destacaban las numerosas partes de color rojo, como sus uñas, o unas marcas rojas cerca de sus ojos verdes pero sobre todo la gran mata de pelo peinada como si fuera una coleta humana.

-Zoroark, Pokémon Disfrazorro: Cuida de sus semejantes. Provoca ilusiones terroríficas para proteger tanto su guarida como a su manada de sus adversarios, para ello también es capaz de transformarse.

 -Veo que te has encargado ya tú de casi todo-dijo Kukui viendo las múltiples quemaduras presentes en el cuerpo del Dusknoir.
-Que remedio-dijo el zorro bípedo sacudiéndose el polvo de su cuidada y lustrosa cabellera-De todos modos-añadió con tono resignado-Date el gusto.
 -Muy bien Zoroark-dijo el hombre de pecho descubierto-¡Usa Tajo Umbrío!

 Un brillo oscuro iluminó las rojas uñas del Zoroark, si es oscuro resplandor de la Bola Sombra podría definirse como una energía ligera, oscura pero etérea, como si fuera de otro mundo la que el Zoroak acumulaba en sus uñas de un brillo mucho más denso, más terrenal, como violentos rayos negros que se canalizaban en las garras, transformando esas uñas en unas pseudo espadas de energía oscura y pesada que se permitía el lujo de lanzar unos reflejos de rojizos como metafórica sangre en esas igualmente metaforicas espadas.

El cortante ataque atacó al Pokémon de tipo fantasma y al juzgar por el exagerado grito de dolor había sido un éxito, tanto que el fantasma se vio obligado a iniciar su desvanecimiento no sin antes jurar que volvería y todos se arrepentirán de lo que blablablablablaba… 

 Por otro lado, bajo la enorme luna de Alola y su manto negro cuajado de estrellas cual adornos de un elegante vestido de noche el profesor Kukui acompañado de Zoroark, que a su vez cargaba a la joven pelirroja. caminaban hacia el Centro Pokémon donde presumiblemente Adam y Daini esperaban a su compañera, no era una distancia corta, pero sin duda para la chica, además de la pertinente revisión que le harían en el edificio médico, el fresco y agradable aire nocturno no podía hacerle ningún daño.

 -Debo de pedirte mis más sinceras disculpas Sofía-reconoció el enseñante-De haber sabido lo de ese Dusknoir ni mucho menos hubiera organizado esto.
-Entonces-dijo la chica con tono cansado, tentada a hundir su cabeza en la tupida cabellera del Zoroark-Tanto lo de Grimertita, como los fantasmas, como lo de la chica y las cartas ¿Fue idea suya?
-Sí, reconozco que si hubiera sabido que el Pokémon que habías capturado esta mañana era un Hoothoot no te lo hubiera pedido, habría sido demasiado fácil, pero sí, esos Pokémon fantasmas les gusta gastar bromas en la escuela  y pensé que un reto intelectual podría venirte bien para que ganaras tu Normastal Z.
-Yo no me siento especialmente lista ahora mismo-continuó con tono cansado-¿Lo he ganado?
-¿El Normastal Z? Sí, por supuesto-se apresuró a responder el profesor local-Tendrás que esperar algo más para poder usarlo pero ya es tuyo.
-Liam no se enterara de esto ¿Verdad?-preguntó Sofía
-No, ten Paz Mental sobre ese tema.
-¿Lo del paquete era entonces una excusa?
-Si y no-respondió el profesor respecto al paquete que llevaba debajo del brazo-Es cierto que es el pretexto para que fueras pero también es cierto que podía haber ido yo a por él perfectamente-explicó-Me aseguraré que lo que has pasado esta noche sirva para que nadie más pueda pasar por la misma Pesadilla-dijo con tono mucho más serio-Y…
-Kukui, dejalo-cortó el Zoaoark-La niña lleva dormida un buen rato.

 Una sonrisa no podía evitar dibujarse en los labios del hombre con el pecho descubierto al ver como el Zoroark había reducido sensiblemente su marcha para evitar que la chica pudiera caerse.

 -Por cierto-dijo el Pokémon de tipo Siniestro-¿Sabes que nos llevan siguiendo desde el colegio, verdad?
-Sí-respondió el profesor-Y esta muy Cerca si no me equivoco.

 El profesor, aun en mitad de una calle que a esa hora estaba llena de parejas dando largos y románticos paseos nocturnos junto a la línea de playa pudo notar el rojo titilar de un collar de perlas que se mecía suavemente junto a ese peinado “mechado”

 -¿Quieres acompañar a Sofía por Alola, Misdreavus?-preguntó el Profesor Kukui sin dejar de caminar.

 El Zoroark y su entrenador  pudieron ver perfectamente como la fantasma se desvaneció para justo reaparecer flotando sobre la chica dormida.

 -Es divertida-dijo la fantasma-De una forma extraña, pero divertida-dijo-Y tiene un pelo bonito-añadió.
-Ni se te ocurra acercarte a mi pelo-amenazó el Zoroark.
-Fantástico entonces-dijo Kukui-Seguro que Sofía se pone muy contenta cuando la despertemos en el Centro Pokémon…si su Ronquido no nos debilita antes.

 El profesor sin temor a la hipotermia y los dos Pokémon continuaron caminando, con la pequeña fantasma a veces volando sobre, junto o entre ellos y de forma visible o con ese estado parecido a una invisibilidad muy propio de algunos tipos fantasmas.

 -Oye Kukui-dijo el Zoroark mirando de reojo el paquete-Dime que todo esto no ha sido por esa máscara maloliente tuya.

 El gran zorro bípedo pudo notar perfectamente el temblor nervioso que durante unos segundos invadió la mano con la que el profesor asía el paquete, algo apenas perceptible para cualquiera, claro que su relación no era la de un cualquiera.

 -Ojala fuera tan fácil-suspiró el profesor-¡Y mi máscara está perfectamente limpia!




Mostrar RESPONDIENDO A COMENTARIOS

No se cuanto ha pasado desde el último Capitulo. Pero aquí esta: En este cap en concreto he intentado algo ligeramente distinto y creo que me he quedado un poco entre dos aguas.

Muchas gracias a @Pyro y @SoujiFujimura por responder a mi pregunta sobre que Pokemon  tendrían los Alolaniños. Cualquiera otra persona que lea esto puede seguir participando. Y como siempre tras agradecer tanto estos comentarios como el de Nakkun, comencemos:


Danot (3 Puntos para Griffinzard por acertar un Sofi-mon)

Agradezco mucho que te guste el combate y te parezca orgánico porque me resulta muy complicado la situación de escribir combates con Pokemon parlanchines sin que el humano parezca un monigote ni los Pokemon autómatas que hacen todo lo que se les dice
Cita:con tu acostumbrada ironía entre líneas (convirtiendo al narrador en otro personaje más) que acompaña a las situaciones mostradas; 

Hay que aprovechar que no esta Angie para discutir con el 
Cita:-¡Yo solo quiero pegarle porqué en el fondo me parece mono!-finalizó otro.
Que no falten las buenas simpson-referencias

@nakun92 
Cita:¿Adam no tiene idea de qué es un pokemon dominante?

La verdad es que no mucha, Adam no es la persona más atenta en el ámbito académico y al mudarse de "imprevisto"
 a Alola, sin que el tuviera mucho que decir, tampoco es que tuviera oportunidad(o ganas) de investigarlos 
 
Cita: Al pequeño Pichu, luego de dañarle el culo en repetidas ocasiones en combate, casi que esa Raticate se lo culea al final   .

En más de un sentido xD

Muchas gracias por el comentario Nakkun


Pyro(Sin Alola-Memes)
Cita: (Aunque lo único que no me acordaba era el apellido de Daini y que aquí se mencionó).
Debo ponerme en serio a hacer fichas.
 
Cita: como con una secuencia logras darle un poco más de detalles a Sofia,

Creo que a veces un pequeño detalle como esos, o por ejemplo los que hay en este capitulo asignando un Charizard a Adam y un Munchlax a Daini dicen mucho más de los personajes que muchas líneas de dialogo...Espero que sinceramente este capi no arruine la caracterización de la Kalosiana favorita de todos.


Muchas gracias y hasta pronto.  Snivylove


PD: No te preocupes Pyro, yo tampoco sé como funciona el Foro XD

 

 0  0  0  0  0  1  1  0  0  0  0  0  0
Responder
#37
Buena hora era para que Sofía no quedara tan mal parada como en el capítulo anterior. De verdad me hizo mucha gracia el énfasis que los demás hacen en que Sofía tiende a quedarse dormida, y aquello de la recuperación táctica (o como le dijera) de Sofía. Y pensar que en un principio yo creía que ella destacaría como la seriecita del grupo, no como la bella durmiente  [Imagen: mewtwoLUL.png]

Ha sido también bastant interesante el plot twist de Dusknoir. Vaya reto el que le terminó tocando a Sofía. Aunque si de plot twist hay que hablar, pues el capítulo anda repleto de ellos desde el mismo momento en que Sofía se acerca a la escuela. Una cosa tras otra, y todo por la máscara del profesor Kukui. Grande este capítulo.
nadaoriginal: La historia de un escritor de fanfics que te liga todo lo que se mueve mientras se burla
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#38
En serio, AJ, no sé cómo lo haces para mezclar humor con casi cualquier cosa y que te queden unas mezclas tan homogéneas que son tan divertidas e interesantes de leer. Esta vez han tocado las historias de fantasmas con nuestra chica dormilona kalosiana favorita. Aunque la presencia de Adam y Daini ha sido mínima, se ha explorado algo que no hemos visto en sus respectivos episodios: la relación con Sofía y cómo ella les percibe, al menos a nivel superficial, lo que también cimienta su propia caracterización.

Y luego está la prueba a la que la someten. Transmites muy bien esa sensación de temor a lo extraño o sobrenatural, la cual se ve potenciada por los intermitentes momentos de alivio cómico tan característicos de tus escritos, sobre todo en alguien que intenta ser tan racional como Sofía. Ha resuelto con lógica las situaciones que la requerían, pero se ha visto superado cuando un imprevisto se las ha hecho ver contra un Pokémon demasiado fuerte, que al final fue vencido por Zoroark y Kukui (curiosa elección de Pokémon para el segundo, pero muy adecuada para la situación). Me gusta el rol del profesor en esto, involucrándose en que sus estudiantes pasen estas pruebas, aunque me hace preguntarme por su motivación, dado que esto no va a ser una novelización de SL/USUL. Más misterios que tendremos que descubrir conforme nos vayas narrando esta historia owo

Y como siempre, las citas xD
 
Cita: -Nadie volverá a pensar que soy una dormilona.
Pobre, le ha pegado fuerte lo del episodio anterior xDD
 
Cita:-Mi mamá siempre decía que soy un ser de luz-comentó feliz el Pichu tratando de apartar a la siniestra ave.
Vale, confirmado, Zappy es la fursona de AJ (?)
 
Cita:-¡Y si no queréis pasar miedo!-interrumpió la Misdreavus mucho más ruidosa-¡No entréis al cuarto de baño!
-¿El cuarto de baño?-preguntó la Fennekin, quizás temiendo por la presencia de un monstruo.
-¡Sí, el cuarto de baño!-expresó también ruidoso el Gasty-¡Da miedo!¡Da miedo…La nula puntería de los niños de este colegio!¡No podrían mear en el agujero ni para salvar su vida!
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
Un claro antiejemplo de mear y no echar gota [?]
 
Cita: -Oye Kukui-dijo el Zoroark mirando de reojo el paquete-Dime que todo esto no ha sido por esa máscara maloliente tuya.

 El gran zorro bípedo pudo notar perfectamente el temblor nervioso que durante unos segundos invadió la mano con la que el profesor asía el paquete, algo apenas perceptible para cualquiera, claro que su relación no era la de un cualquiera.

 -Ojala fuera tan fácil-suspiró el profesor-¡Y mi máscara está perfectamente limpia!
JAJAJAJAJA, qué gran final xDDD

Así pues, gracias por otro divertido episodio de AJlola. ¡Nos vemos en el siguiente! :D

Mostrar
[Imagen: anh12KW.png]

Wasureruna saigo no buki wa ai sa
♪♪
 
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#39
Mostrar Pyromentario del Capítulo 7
AJ, AJ, AJ, nos encontramos de nuevo en otra aventura de los niños de Alola. Al fin tengo tiempo de leerlo después de tanto trabajo y quehaceres.

Un capitulo centrado en Sofía pikaowo , que podría malir sal. El inicio sigue la línea de tu escritura, divertido, ligero y cercano con los personajes (humanos y pokémon), con Zappy robándose los reflectores y la comida de Garu.  No

Me agrada la caracterización de dormilona que tiene la niña, gracioso y tierno, además de que les da material al resto de personajes de bromear con ella. En un inicio pensé que el pokémon que atrapó en el cementerio se trataría de un Misdreavus, esa teoría rápidamente fue descartada.

Aquí es cuando juegas con el género del horror, pero mantienes la esencia ajotezca de comedia (no tentáculos), quedando bastante bien, sentí nervios de lo que le podía pasar a la niña, que si le pasaba algo no iba a perdonar al autor  MincinnoKnife , pero esos momentos de relajación y humor si daban por sentado que lo que fuese que le pudiese pasar a Sofía, no iba a pasar a mayores. Sin embargo, cuando vi que un Hypno rondaba por la escuela, de inmediato me alerte  MincinnoKnife MincinnoKnife MincinnoKnife . y aquí pensé en varias teorías. Qué el Hypno era el Kukui disfrazado, lo cual iba a ser realmente extraño en contexto  umbreonwhat . Qué era un pokémon que sólo iba a salir ahí y que a lo largo de la iba a seguir a Sofía, y el último era que iba a ser un pokémon de Kukui, y que estaba siguiendo a la niña para que nada malo le pase.

Las pruebas estuvieron entretenidas y medio de miedo, la pirómana, los fantasmas bromistas, el conserje, los baños sucios (lo entiendo perfectamente). La revelación del Dusknoir me tomo de sorpresa, sospechaba de la niña, pero no pensé que fuese a ser un pokémon, y de ese nivel. En ese momento llegó el Kukui y desintegró al pokémon con el brillo de su pecho descubierto. Curioso que el profesor tenga un Zoroark, pensaba que iba a ser un Incineroar disfrazado, pero ninguna de mis teorías se hace realidad  Ksad .

El final estuvo bueno, las cosas se salieron de control, pero al final la niña esta a salvo  pikaowo , lo logró, y todos vivieron felices por siempre, con su mascara maloliente.

Muy buen capitulo, que fue por un camino medianamente diferente pero funcional, el humor y Sofía funcionaron junto al escenario.
Sin nada más que escribir, nos leemos en otra ocasión. Mewwave
                                       [Imagen: APTHhOg.jpg]
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)
task