Oneshot- Mi Swanna

ExtensiónOneshot
Extension larga
FranquiciaAnipoke
GéneroDramaRomance
Resumen
#1
Mi Swanna
Hace mucho tiempo en un reino muy muy lejano en la tierra de Sinnoh vivían un rey y una reina que eran muy queridos y amados. Ellos eran sabios y bondadosos y estaban llenos de amor y sabiduría. Y tenían un hijo. El era un joven noble de ojos tan brillantes como una puesta de sol y se llamaba Ash. El tiempo pasaba y el joven príncipe creció para convertirse en un encantador galán. Era amado y codiciado por muchas mujeres de todo el reino que querían casarse con el.

Todo empiezo cuando tenía 21 años. Como era sucesor al trono el rey y la reina hablaron con su hijo.

-Sal a cazar hijo mío y tu matrimonio estará arreglado para cuando heredes el reino -dijo su real majestad a su hijo

La mamá de Ash le entrego un precioso arco de madera dorada.

-Haznos sentir orgullosos mi amado Ash

El azabache miro a sus queridos padre y madre. En sus ojos habia un brillo de emoción. Tomando su arco les guiña el ojo

-Dejenmelo a mi papá y mamá

El lugar era muy maravilloso. Nubes flotaban. Starlys y Staravias volaban sobre sus nidos. Los árboles eran verdes y la yerba era suave como nubes y estaba húmeda por el rocío. Justo en el centro de todo había un lago de agua azul y cristalina como un espejo y tranquila como el viento

Y sentada en el centro del lago había una Swanna.

La mas elegante criatura de ese mágico lugar. Su cabeza estaba agachada. Negros ojos tristes miraban su reflejo. Su pico dejo salir un tierno suspiro como única respuesta.

-¿Que debería hacer?

Después de horas de caminar y cazar Ash encontró un lugar oculto detrás de los arbustos. La curiosidad empujó al príncipe azabache al otro lado

El no esperaba un paraíso como ese

Era una vista muy maravillosa. Nunca había visto nada tan hermoso o magnífico. Ash se acercó para ver el interior del lago. El azabache se acercó emocionado y tropezó y cayó de rodillas y caminó hasta el lago para tomar un poco de agua y limpiarse la cara. Un bajo gruñido de fatiga escapó de su boca. Estaba muy cansado luego de un largo día de caza

De repente abrió sus ojos y vio un reflejo en la superficie del agua. Agitó su cabeza completamente maravillado de ver una elegante Swanna volar por el cielo

Era la criatura mas bella que jamás había visto.

Sus alas se abrían perfectamente al volar. Las plumas en su pecho se agitaban majestuosas por el viento. Parecía preocupada y distraída

Una perfecta oportunidad de caza

-Ven acá

El sol estaba por ocultarse. Saludaba a la noche mientras la luna tomaba su lugar

A la cuenta de tres el azabache disparo su flecha

La Swanna solo estaba haciendo un poco de ejercicio como siempre hacia. Nada inusual tenía que pasar. Era otro día normal para ella

Bueno pues asi era. Hasta que una flecha afilada paso frente a su cara y roso su pico

-¡Oye! -La Pokémon grito y perdió su balance al ser atacada por sorpresa. Miro para abajo y dejo de gritar al quedar sorprendida. Allá abajo había un humano vivo parado en el suelo. Sus ojos fijados en ella sin dudas. Pero era la mirada del cazador una que ella temia

En pánico agito sus alas y volo al árbol mas cercano. Pronto iba a anochecer

-¡Oh no! -ella escucho que alguien le gritaba. Su cuerpo se sentía pesada. Sus alas estaban rigidas. Podía sentir el peligro

Su transformación empezaba

Su visión se hizo borrosa. Aterrizo en el árbol cuando sus alas se convirtieron en manos. Los ojos cerrados y sus recién formadas manos cubrían su cara. Su cuerpo cayo sobre la rama más gruesa. "Auch" dijo por el dolor. Tal vez no había sido su mejor idea… El joven azabache se acercaba al árbol. Ella se froto la frente con los dedos y se sujetaba de la rama pero se detuvo al escuchar el murmurar de las hojas

Cuando abrio sus ojos negros todo lo que pudo ver fue a un hombre joven sentado frente a ella

Cuando vio a su presa caer en el árbol Ash no dudo y subio rápidamente. Años de entrenamiento y ejercicio hacían al príncipe rápido y ágil en sus movimientos. Apartó las ramas y llego hasta donde estaba su presa

-¡Te tengo!

Ash grito triunfal. Con sus rapidísimos movimientos salto a la rama mas alta frente a ella.

Pero su sentimiento triunfal fue reemplazado al ver que no habia un pokémon frente a el. Era una humana de carne y hueso

Los ojos de ambos se reflejaban entre si y ninguno tenía palabras.

-¡AAAAA!

La peliazul gritaba. El grito tomo el azabache por sorpresa y lo hizo perder balance. Afortunadamente pudo recuperar su balance y se sujeto a la rama.

Entonces la rama se rompio y los dos cayeron

Su espalda de el choco con la hierba y cuando estaba por sentirse aliviado la esbelta chica cayó sobre su cuerpo. El grito de dolor sintiendo el peso sobre su estómago y abrio los ojos y vio que su cara de ella estaba muy cerca a la de el

-¡Aaaaa!

Ella grito de nuevo. Rápidamente la joven dama bajo de su pecho y se levanto. Su corazón latía muy rápido

El azabache se levanto el también respiraba muy rápido por el shock. Sus ojos no lo engañaban. Había una chica humana parada frente a el

-Tú… tu no eres una Swanna… tu eres una chica!

La chica hizo un puchero ante tanta obviedad. Sus ojos azules se fijaron en el emblema real en su camisa. La peliazul se concentró en el joven azabache y lo entendio todo

—Tu eres el príncipe…

Ash estaba estupefacto y levantó una sola ceja sorprendido.

-¿Tú me conoces?

-¡Si, yo vivo en tu reino alteza!

Hizo una reverencia. Su blanco vestido se agitaba alrededor de sus blancas piernas.

-Yo soy Dawn, una humilde plebeya que vivía en tu reino, su majestad

-¿Que cosa? ¿Una maldición?

El joven príncipe azabache se sentó con las piernas cruzadas enfrente de la joven dama. Dawn solto otro suspiro. Para ser un príncipe, parecía del tipo al que tenían que explicarle la misma cosa 50 veces.

-Si fui maldecida por la malvada Madame Inverna. Ella siempre se sintió amenazada por mí. Yo no se por qué... Ella decía que me odiaba por ser mas cercana a el…

-¿El?

Dawn dijo que si con la cabeza

-Yo era amiga de ese chico. Éramos amigos de la infancia. El era importante y yo una plebeya pero nunca le importo el status y a mí tampoco. Hasta mi padre y sus padres prometieron que nos casaríamos cuando fuéramos grandes.

El joven príncipe Ash solo escuchaba. Sus ojos estaban encantados con ella. Su cabeza estaba pesada. Sabía que ella no se sentía comoda hablando de eso. Sus hombros de ella estaban rígidos y sus manos temblaban.

Verla asi le rompía un poco el corazón

-Y fue cuando Madame Inverna supo de nosotros. Estaba tan celosa de nuestra amistad que me convirtió en un Swanna de día y en una humana de noche

Dawn cubría su cara con sus manos

-¡Estoy atrapada por siempre en este hechizo infernal!

De repente, sus manos fueron apartadas. Ella miro a adelante y vio al joven príncipe que sostenía sus manos y le sonreía encantador y cálido

-No te preocupes… voy a ayudarte a romper este hechizo! ¡Y voy a ayudarte a encontrar a tu mejor amigo para que te cases con el!

Paso casi un mes desde que se conocieron

Y para ser sincero amo cada momento de eso

Tuvieron que aprender muchas cosas para poder romper la maldición. Ash incluso trajo unos libros de ciencia y matemáticas que robo a su profesor. Descubrió que Dawn era una chica lista. Ella entendía cada palabra y ecuación en las páginas. Incluso sabía unos cuantos idiomas extranjeros

Pero a pesar de su amplio conocimiento de ella el hechizo era muy fuerte

Sin rendirse jamás Ash le compro un pendiente que creyó que era mágico. Cuando ella pregunto quien se lo vendio el sonrio y dijo que lo habia comprado a una gitana

Dawn no sabia si reír o llorar. El joven príncipe estaba dispuesto a hacer cualquier cosa para ayudarla incluso ser estafado por una vendedora

-Gracias… pero esto no va a funcionar. Es muy bonito pero sabes que es falso. Lo sabes?

Tan pronto como la vio sonreír su corazón latio otra vez

Ash se rasco la cabeza y sonrió como un idiota. Sus mejillas se pusieron todas rojas. Maldecia en su cabeza

-¡Si ya lo sabía!

El no mentiría

Mientras mas días pasaba con ella su atracción crecía más y más

Como una Swanna durante el día era la más bella de todas sin duda. Pero de noche en su forma humana era la belleza personificada. Había algo en su mente cada vez que la veía. Sentía algo. Un sentimiento desconocido que alguna vez tuvo. El sentimiento era débil al principio pero mientras más la veía más intenso se hacía

Ella era como un sueño. Un extraño y maravilloso sueño.

Ash se retrasaba con sus deberes reales. Su madre lo apresuraba a encontrar una esposa y el le daba vueltas y decía que sí. En su mente la elegante y misteriosa Dawn era su única reina…

Ese pensamiento hacia bailar su corazón

Fue a su pequeño lugar secreto y Ash vio a Dawn. El azabache quedó muy sorprendido al ver que ella bailaba muy feliz. Sonidos de Starlys y Staravias llenaban el cielo. Cantaban una melodía adorable y la joven dama bailaba con su ritmo.

Elevó una pierna mientas se estiraba bellamente. Sus brazos elevados y sus dedos unidos. Sus ojos cerrados disfrutando el sonido de la música. Incluso con todos sus años de desesperación bailar siempre la ponía calmada. Era su forma de liberar estrés y mostrar sus emociones. Y desde que conoció a Ash sentía más ganas de bailar

Era feliz. Era la verdad

Y en su interior la semilla del amor empezó a enraizar en sus corazones

Ash miraba escondido detrás de un árbol. Contenía la respiración con sus brazos cruzados sobre su pecho. Dawn era un ángel… nunca había conocido a una persona tan bella. Incluso con ese oscuro hechizo que la maldecia el podía ver la alegría y belleza en sus movimientos. Ella sonreía cuando giraba y hacia chocar sus talones

Hasta un ciego podría ver lo bella que era… El dejo de pensar. Ash recordó el único problema: ella estaba prometida a alguien. A su misterioso amigo de la infancia.

No el.

El pensamiento le rompía el corazón como si alguien lo hubiera pateado

-No es momento para pensar en eso. Soy el príncipe. Voy a casarme también y ser feliz

Su cara se convirtió en una de decepción y sufrimiento. Solo que… No con ella.

-Maldición

-¿Maldición que?

Sus ojos castaños se abrieron y vieron a Dawn parada muy cerca de el y el tropezó para atrás. Dawn se río y le dio la mano para ayudarlo a pararse

-¿Que pasa?

Dawn suspiraba

-Quiero que bailes conmigo

-P-pero…

Ash estaba shockeado. Nunca le había pedido bailar con el. Hacia mucho tiempo que no bailaba con nadie

La peliazul le sonreía pícara

-Vamos. No me digas que un príncipe no sabe bailar

Eso prendió su ego

-Bien te enseñaré a bailar

El rápido tomo su mano y la acerco a el. Dawn se sorprendió por su cambio de actitud y puso su mano sobre el pecho de el. Sus caras estaban muy cerca y su sonrisa era la única parte de el que podía ver

La sensación de su tacto y la visión de su sonrisa eran suficiente para hacerla sonrojar

Comenzaron a bailar. Bailaron con el suave sonido del cantar de las aves. Bailaron bajo la brillante luna llena. Bailaron bajo el calmo susurro de la hierba. Sus manos encajaban perfectamente. Sus pasos estaban sincronizados a la perfección. Ella alzó la vista y lo vio a los ojos. Su corazón parecía a punto de romper su pecho. Ni siquiera parpadeaba. Todos sus movimientos se congelaban en su presencia

Habia algo familiar con el... Algo que no podía entender

A pesar de su edad era infantil en su interior. Incluso en su exterior. Le recordaba a alguien. A...

De repente sus pupilas se dilataron.

Su memoria lleno su cabeza

Recordaba todo

Ella se detuvo. Ash también se detuvo con ella. El joven príncipe estaba tan cautivado con ella que no se dio cuenta de que sus ojos estaban llorosos. La miraba confundido. La delicada dama parecía shockeada y lo hizo preocuparse a el

-¿Dawn?

-¡Noooo!

De repente un tornado de humo morado apareció de repente. Los dos adolescentes tosieron por el exceso de humo. Ash jalo a Dawn por reflejo detrás de el y concentro su vista en el lugar del humo

-No voy a permitir esto…

La voz misteriosa crecía. El humo empezó a evaporarse. Una vez que su visión se hizo clara vieron una Frosslass

A Dawn le temblaban las rodillas. Tiro asustada de la camisa de Ash. Ash podía sentir claramente el temblor en sus manos de ella

La Frosslass miraba a sus victimas. Tenía colmillos afilados y ojos rojos

-¡No te dejare tenerlo!

Ash sintió el peligro y tomo su espada preparado para atacar.

La Frosslass se convirtió en humana. Tenía un vestido corto negro y morado. Tenía zapatillas de tacón violetas y medias negras hasta la rodilla. Tenía un velo largo y blanco que se parecía a una calavera

Ash se dio cuenta de quien era con un vistazo

-Tu eres Madame Inverna

-Chico listo hahahaha

Ella dio un paso hacia los dos pero estaba concentrada en Dawn. Entre mas los veía mas se enojaba.

-Tu… tu no tenías que conocerlo. Nunca más. El príncipe es mío... No tuyo!

Dawn estaba asustada de muerte pero Ash seguia tan denso como una roca

-¿Que?

-Toda mi vida te quise mi querido príncipe. Pero gracias a ella... Yo no pude tenerte. El hecho de que estuvieran destinados desde nacer me enferma!

Fue como si el tiempo se detuviera para la peliazul. Ella estaba en lo cierto. Todo ese tiempo, después de todo lo que tuvo que pasar, su compañero de la infancia al que estaba prometida era Ash. Todo el tiempo fue el príncipe. Ahora recordaba como siempre iba al castillo a jugar. Recordaba su sonrisa, su risa y la luz en su cara cada vez que estaban juntos. Hasta se acordaba de sus padres haciendo los planes de boda

Ash también se dio cuenta y su corazón se detuvo con los ojos super abiertos. El azabache se dio vuelta a la chica que tenía atrás. A pesar de su shock, su pensamiento era que había encontrado a su princesa

Pero aún había un problema...

-¡Muere!

Madame Inverna grito enojada. Sus manos tenían un brillo morado. Lanzo una Bola de Sombra contra la pareja

-¡Cuidado!

Dawn grito de pánico y saco a Ash del camino

Por fortuna el la esquivó

Por desgracia ella no

La Bola de Sombra le pego en el pecho y la hizo chocar contra un árbol. La peliazul gimio de dolor y luego no hizo ningún sonido

Ash sintio como una piedra en su cabeza. El azabache abrió sus ojos dolo para ver a su prometida caer unos pasos adelante de el

-¡No!

Su corazon se detuvo. Su amada doncella llacia en la hierba y sus ojos no iban a abrirse nunca mas

-Hahahahahahahahahahaha. Ahora... Ahora eres mío!

Ash se levanto con temblor. Sus ojos concentrados en la fantasma psicópata. Ash puso su mano en su bolsillo y respiraba muy rápido

Dawn. Su amiga de la infancia perdida.

Dawn. La pobre chica maldita.

Dawn. La mas bella Swanna y mujer que había visto nunca.

Dawn. La chica que amaba.

Dawn. Su luz. Su futuro. Su futura esposa.

Dawn. Su perdida

Ash saco su daga. El azabache siempre estuvo en contra de la violencia pero esta era una excepción. El joven príncipe lanzo su daga de plata a la fantasma distraída

En un suspiro Madame Inverna fue apuñalada en la garganta por la plata y la vida la dejo dejando su cuerpo desalmado en el suelo

Todo era silencioso

De repente Ash volvió a la realidad. El miro al cuerpo de Dawn. Su corazón latía loco.

-¡Dawn!

Por fin se habían reunido luego de tanto tiempo y el destino era tan cruel con ellos dos. El se agacho para oir el latido de su corazón. Cualquier latido.

Para su fortuna y sorpresa escucho un latido

Ella estaba viva

-Dawn...

Pero ella no se movía

-¿Dawn?

El joven azabache murmuró bajito. Dos ríos de luz bajaban por sus mejillas bajo la luz de la luna y una lágrima cayó sobre los rojos labios de su amada

-Lo siento... Lo siento tanto tanto...

-Por favor despierta Dawn... Mi Dawn...

Pero ella ni parpadeaba

El príncipe azabache tomo sus manos y se acerco a ella hasta que su cabeza toco su pecho de ella. Ash subio su mirada hasta quedar cara a cara con ella y con sus labios casi tocándose

-Te amo

De repente la peliazul se desvaneció entre sus brazos como una nube de plumas que levitaban

-¿Dawn?

La amaba con todo su corazón. Era la mujer de su vida. Habían roto el destino para estar juntos y ni siquiera pudo darle un simple beso

El príncipe azabache tomo su lugar como rey. El tan sabio y bondadoso como lo fueron sus padres pero nunca se caso a pesar de que todas las doncellas del reino morian por el

En las noches cuando no esta trabajando lo ven pasear por las torres del castillo con un pendiente en las manos que tenía desde que era príncipe y dice un nombre en voz baja

Y otras noches pide su rapidash para volver a los bosques del reino a ese lago que solo el y su amada conocían. Siempre esperando para volver a ver a su única Swanna de nuevo.

 0  0  1  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#2
Debo admitir que el Ash como caballero en armadura dorada ha sido uno de mis placeres culposos en el fanfiction. Este logra gustarme, gracias a su enorme lealtad que perdura incluso después de la muerte. Verdaderamente un hombre a amar y una historia trágica que entristece.
Rompe mi armadura si quieres. Al final, terminarás arrepintiéndote de hacerlo...
[Imagen: IIhG3l7.gif]
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#3
Ese cisne que hay ahí… ¡Es meus!

Sorry, tenía que hacerlo. Not sorry.

Lo digo de nuevo: cuando tienes que escribir terror, escribes terror. Cuando tienes que escribir drama, escribes drama. Se te da muy bien ir a la esencia de las cosas y eso hasta da un poquito de envidia.

Un gusto leeros de nuevo por acá.
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#4
Ayyy jo me dejó resad  LetalQQ  sobre todo ese final, en el que no se casa y deambula como alma en pena por las torres del castillo, o va al bosque deseando que haya suerte y encontrarse de nuevo con su amada. Maldita Inverna, ni un beso le pudo dar. Tenía la esperanza de que el escuchar el latido de Dawn fuera una buena señal, y que no hubiera muerto, pero luego todo eso se esfuma junto a ella. Hiciste que me ilusionara con la pareja, para luego romperme el corazón. Te ajustaste de miedo a la temática, bien hecho.
[Imagen: 6be4Jwe.jpg]
 
~La dulce brisa que te envuelve en un cálido abrazo primaveral~
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  1
Responder
#5
Un final atipico y triste, realmente me gusto ese final (Triunfo el mal), pero si fue una historia con gran referencia a esa pelicula de la chica que se convertia en cisne, una gran referencia para el mundo Pokemon, hubiese sido mejor en Kalos o Galar por ser regiones basadas en Europa y esos reinos si pegan en ese continente, sinnoh es mas japones, pero en todo lo demas es una gran historia.
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#6
(06 Mar 2020
01:57 PM)
Kuroneko escribió:
Sus alas se abrían perfectamente al volar. Las plumas en su pecho se agitaban majestuosas por el viento. Parecía preocupada y distraída

Una perfecta oportunidad de caza

Owwww pero que hermosa escen.... oh... 
¡Buah! pensaba que la historia iba a terminar feliz y va que no... y cuando te dan esperanzas de que se iba a salvar... nada! te rompen todas tus ilusiones  LetalQQ a sido un relato melancólico pero también bonito ya que aunque era predecible quién era el amigo de la infancia, el giro final hace que no sea una típica historia de romance fácil. También debo rescatar que me encantó que a pesar de que el relato es su propia cosa y una adaptación de La princesa cisne, hay una parte donde a Ash se lo relata como alguien distraído y al que hay que explicarlo todo mientras que Dawn es una chica más avispada y lista, y ver esos detallitos del canon reflejados siempre le dan poder al relato porque hace que realmente te puedas imaginar a los personajes en otro contexto :D
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#7
Bueno Kurito, la verdad ni siquiera sabía que estabas por acá, pero es una grata noticia verte de nuevo en esta historia. Sacando de lado que al inicio avisaste de la Y y te faltaron algunas comas (que no es tan grave, más bien un detalle) es una historia bonita y que te rompe el corazón. Me encanta tu estilo y forma de escribir, tiene aires de cuentos clásicos infantiles. Buen trabajo
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)