Índice - Gen Bersérk: Segunda Temporada
#1
Gen Bersérk
 
[Imagen: yxxyt9t.jpg]
 
Índice:
Primera Temporada:
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder

Longfic- Gen Bersérk: Segunda Temporada

Extension largaLongfic
FranquiciaCoregames
GéneroAcciónSuspenso
Resumen

Convertido súbitamente en un monstruo y odiado por todo el mundo, tratará de encontrar a quienes proclamaron su castigo divino. Las personas pueden fácilmente volverse monstruos. Nadie es una víctima por siempre, así como los culpables no son siempre los villanos. Todo depende de donde se mire.

AdvertenciaViolenciaMutilacionesTrastornos mentales
#91
(09 Jul 2020
07:45 PM)
Velvet escribió:
ocupando un asiento doble con sus propias piernas para que nadie se sentara a su lado

Anuma, Visha estaba haciendo manspreading.

[font]Ya en serio, que bueno verte de vuelta con un nuevo capítulo. No tengo mucho que decir sobre este cap que no haya dicho ya en los otros comentarios. Me gustó el detalle que tratases la ilusión de la zoroark como una ilusión y cosas como cámaras y demás puedan detectarla. Conociéndote, sé que usarás eso en contra de ella y tal vez del resto del grupo en una situación más apremiante y que esto es solo para presentarnos la manera en la que la ilusión de Visha puede ser detectada en un futuro próximo. Me gusta como metes esas cosas sutiles dentro de tu narración. Sobre la trama del capítulo en sí, debo reconocer que no recordaba varios detalles de la trama, pero aun así pudo seguirla lo mejor posible y como es un capítulo de introducción, tampoco ha pasado gran cosa.

Eso sería todo por ahora.

Saludos.
[/font]
[Imagen: FsUUXVs.png]
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#92
Por fin puedo leerte. Empezamos segunda temporada y la empezamos con un personaje que hace tiempo que no se pasaba por aquí. Pobre Visha, tuvo que adoptar la forma de una humana relativamente famosa y que llama la atención entre el público masculino. Por un momento me entraron ganas de que le diera un putazo al chico antes de irse por haberla descubierto, es que qué pesada puede llegar a ser la gente en serio, dándote bola y sacándote fotos antes de que puedas darle permiso. No le queda más remedio que huir y llegar a pie a su siguiente destino, por lo menos ahí nadie descubre su Ilusión, aunque no puede decirse que gracias a eso pudo relajarse.

Continuamos y la chica que apareció al final de la primera temporada (es esa chica, ¿verdad? Dime que sí porque si no lo es voy a quedar muy mal) reaparece de nuevo bastante malherida. Por suerte su amiga la encuentra y la puede llevar a que le atiendan sus heridas, ahí descubrimos que no es un personaje cualquiera, sino que es la nieta del señor Fuji. Tengo mucha curiosidad por saber cuál va a ser su papel, ya que si la has introducido será por algo, y he leído un poco el comentario de Kiwi y por ahí recordaba que Visha tenía la tarjeta de Bill y eso podría resultarle muy útil en un futuro. Es algo tarde aquí y mi cabeza no está para hacer conexiones, así que me voy quedando con las teorías de los demás hasta que descubramos en los próximos capítulos qué va a suceder con todos los involucrados.

Por último, podemos ver que Visha consigue meterse en el coche patrulla que va al lugar de los hechos a su particular manera, de forma pacífica. Pensé que podía pasar de todo menos que acabara dentro, pero me alegra que así haya sido, porque ya quiero ver qué hará cuando llegue allí. Hm, eso me recuerda cómo acabaron las cosas en la primera temporada, y no sé si ella hará algo más que ser una espectadora, o tal vez aportó su grano de arena de alguna manera y no nos dimos cuenta. Sea lo que sea lo que haga, tengo ganas de ver su reacción cuando llegue allí.
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#93
En la zona sur de ciudad Celeste, existía un pequeño local que había crecido poco a poco, con el esfuerzo y el arduo trabajo de sus dueños. Ahora convertido en un enorme edificio, aquel negocio era el orgullo de la ciudad, la prueba de que con trabajo duro y dedicación incluso el más común de los ciudadanos podía llegar a alcanzar el éxito.
 
—¡Bienvenida a Bicicletas Milagro! ¿En qué puedo ayudarla?
 
Quisiera rentar una motocicleta.
 
Fundada originalmente como una simple tienda de bicicletas, el nombre de “Bicicletas Milagro” rápidamente se había extendido por toda Kanto y Johto en los últimos años. Creciendo en popularidad gracias a un arriesgado intento de promoción por parte de uno de los dueños, el negocio se había reinventado como una tienda de alquiler de vehículos de transporte y recreación. Bicicletas simples y tándem, scooters, cuatriciclos, y motocicletas de todo tipo.
 
—Ah, ¡eres tú, Sabrina! —la saludó el dueño con jovialidad al reconocerla—. Dime, ¿qué estás buscando esta vez?
 
—Estoy buscando una deportiva para volver a Azafrán—comentó como para sí misma, paseándose entre la docena de vehículos que había en el local—. Alguna de cuatro tiempos y freno de disco… una carenada no estaría mal. ¿Tienes algo bueno en reserva?
 
Los ojos del dueño parecieron iluminarse al escucharla hablar. Parecía que tenía justo lo que ella andaba buscando. Con un ademán de secretismo, la invitó a pasar a la trastienda. Al menos media docena de motos de alta gama se encontraban en el fondo de aquel lugar, brillando de manera impecable ante el orgullo del viejo dueño.
 
—Quinientas, seiscientas, y hasta setecientas cincuenta cilindradas ¿qué te parece? —le presentó, hinchando el pecho con alegría—. ¡Son parte de la nueva colección para el Grand Prix de Azafrán de este año!
 
Disimulando su emoción, deslizó un dedo sobre el frente de plástico de uno de los modelos. Ni una mota de polvo. No era como si hubiera sido ella la causante de que esas bestias estuvieran en Kanto, después de todo...
 
—Creo que me llevaré la negra.

 
—¡Sabía que te iban a gustar! Déjala en el aeropuerto cuando llegues allí, me ahorrarás el costo del flete. Y cuídala como si estuviera hecha de oro: créeme, no quieres saber cuánto cuesta el seguro por esta hermosura. ¿Vas a participar del campeonato este año?
 
Sabrina sólo le dirigió una media sonrisa, mientras el hombre se acercaba a un escritorio para buscar las llaves de la motocicleta. Y con un gesto de despreocupación, soltó la pregunta que más preocupada le tenía.
 
—¿Por casualidad sabes si los Pokémon… necesitan usar un casco?
 
 
Gen Bersérk
Segunda Temporada
 
[Imagen: yxxyt9t.jpg]
 
Mostrar  Comentarios

He V O L V I D O. Con la actualización de Julio. Teniendo en cuenta que empiezo el semestre nuevo cerca del 20/8, el capítulo 3 debería poder caer a finales de agosto sin apuro, así que estoy tranquila con eso. Les dije que iba a estar ocupada durante junio/julio/agosto, y como ven no les estaba mintiendo. No saben lo que extraño poder estar 3 horas boludeando en el discord - pero necesito un futuro si quiero huir de mi casa con un título y antes de que me caigan los 30 años. Como sea, vamos al lío.
@Nemuresu hola de nuevo. Una de las cosas que me llamó la atención que me dejaron en unos cuantos capítulos es que dejé demasiadas cosas sueltas, o salía con cosas de la nada que parecía que me las estaba inventando. Mi idea durante esta próxima docena es tratar de aclarar varios puntos de la trama, y que ya que estoy dividiendo a los personajes por toda la región voy a tratar de experimentar un poco, tratando de armar la historia de a pedazos para el lector, solamente que con distintos personajes y con distintas escenas. Así como en la primera temporada mantenía el misterio al solamente enfocarme en lo que veía el personaje, esta vez quiero que el lector conozca la historia completa a través de lo poco que va descubriendo cada personaje por su cuenta. El primer capítulo fue de la negra furra - y me encantaría haber podido seguirle los pasos en este capítulo, pero hay demasiados puntos de vista que se quedaron sueltos que también se merecen un rato de atención.
@Maze recién veo que me habías mandado un MP. Desactivé todos los mensajes para poder centrarme en la facu y la tortura todavía no se acaba, así que hasta mitad de agosto voy a seguir desaparecida. Pero bueno. A mí también se me armó un bollo con Azafrán y Azulona - y me seguí confundiendo un monton de veces hasta que me pude aclarar. AZAFRAN = SABRINA = CAPITAL = SILPH CO.
AZULONA = ERIKA = A LA IZQUIERDA = CONECTA CON EL CAMINO DE BICIS. Si las putas ciudades tuvieran nombres distintos sería mucho más simple de entender. Para aclarar: Erika estaba en la ciudad de Sabrina cubriéndola mientras esta iba a por Mewtwo. Listo.
La chica no es ninguna referencia. No le des tantas vueltas. La parte de Erika + Fuji en principio no usaba ningun nombre, pero cuando le pasé este capítulo a Gold para que lo betee en uno de los dos se perdió, y en el otro me lo entendió sin que le diera el nombre, por lo que me decidí dejar de darle tantas vueltas y dejar bien claro con nombre quienes son. Es por eso que hay suficientes pistas para saber quienes son, porque en principio ni me molesté en usar los nombres, pero después me di cuenta que era demasiado rebuscado y confuso para nada.
El tema de los pollos voladores dando vueltas en Kanto, dando vueltas en Kalos, y rompiendo las bolas en general lo tengo pendiente para explicarlo en un capítulo completo - pero faltan unos 4 o 5 para eso, así que va a tener que esperar. Pero no, no me las saqué de la manga para llamar la atención, esos tres también tienen su historia y su motivo para andar persiguiendo al gato malo.
Por esta temporada van a ser estos 4 del team y nada más, porque hay dos que aparecieron casi al final y se merecen un poco de desarrollo antes de seguir metiendo personajes. Y tal y como decís, esta temporada va a ir saltando de un personaje a otro todo el tiempo, así que me alegra que te guste el nuevo enfoque- sobre todo despues de un año clavados en la bendita cueva sin moverse mas que un par de kilometros a la redonda.
@DoctorSpring NO NENE. No esta con las piernas abiertas como una trola, estaba con la espalda sobre la ventana y con las patas ARRIBA del asiento de al lado. Imaginate a alguien abrazandose las rodillas y a lo mejor se te queda mejor la imagen. Conociéndome, sabés que voy a usar el tema de la ilusión y las cámaras en su contra y la puta madre que me estoy volviendo predecible. Pero me alegra que te guste - y que vayas viendo el patrón para que cuando menos te lo esperes PAM te cambie la narrativa y te caigas de culo al piso. Sí, el primer capitulo - y no se si este contará tambien - son bastante introductorios. El tercero tiene más salseo (aunque cero peleas), pero estoy segura que te va a gustar.
@PKMNfanSakura no sabes lo que me gusta cuando la gente empieza a hacer teorías de que si tal personaje va a encontrar a tal o cual, o si tiene tal cosa y eso le va a servir para no se qué. Es genial.
Sí, la negra desapareció como hace 4-5 capítulos y se me ocurrió que la mejor forma de meterla de vuelta a la acción era enfocando la mayoría del primer capítulo en ella y en qué carajo había hecho esa noche, mientras todo su equipito la pasaba mal frente a los pollos hermanos. La parte de la patrulla la cambié un montón de veces, agregando y quitando cosas. En primer lugar iba a hacer que los engañe a los dos policías para que la dejen subir. Despues pense que podía engañar a la central de policia a traves del comunicador. Pero ahi me di cuenta que todo le estaba saliendo demasiado bien y quedaba demasiado conveniente - así que me decidí por un punto medio. A los de la patrulla los engañó (algo así, en realidad el "destello violeta" - y me vino como anillo al dedo que no hubiera nadie en la calle para verlo - era en realidad Pulso Noche, que es el movimiento característico de Zoroark. Como tiene probabilidad de reducir la precisión, lo usé en la historia de tal forma que los deje un tanto despistados a los policías al escuchar el comunicador de la central, que claramente le dicen "que no suban a la chica a la patrulla"). Y de esta forma volví a usar el tema de "engañar a la gente pero no a la tecnología", engañando a los policías que tiene en frente, pero no a la policía al otro lado del comunicador. 
 
Capítulo 2: Reminiscencia
 
[1/4]
 
Una mujer delgada de largo pelo negro se encontraba detenida en la punta opuesta del Puente Pepita, la más alejada de la ciudad. Apoyada con una pierna en el piso, parecía imposible que fuera capaz de mantener el equilibrio de una motocicleta que al menos la cuadruplicaba en peso.
 
Girando la muñeca derecha, aceleró el motor con fuerza para llamar la atención. Y un par de minutos después, dos Pokémon emergieron de la pequeña cueva que había cerca, corriendo para echársele encima y abrazarla con alegría, con tanto ímpetu que casi la tiran a ella y a su vehículo al suelo.
 
Dos Pokémon que no pertenecían a ese lugar.
 
—Mira lo que te he conseguido— dijo, sacando un pequeño frasco del interior de su chaqueta—.  A ver si podemos limpiarte de una vez.
 
Su Alakazam había terminado de lidiar con ambas demasiado tarde la noche anterior, por lo que no había tenido tiempo de pasarse por la Tienda Pokémon a por aquel extraño producto. Jamás había entrenado criaturas de fuego, por lo que tuvo que pedirle ayuda al encargado de la tienda para que le diera una mano. Aquel aceite funcionaba como un jabón, pero no requería de un lavado posterior, y por lo tanto no necesitaba que el Pokémon tuviera contacto con el agua.
 
Giovanni le había comentado con anterioridad de qué especies se trataban. La más grande se trataba de una Delphox, famosa por ser una conocida especie para entrenadores novatos, y la de aspecto felino era una evolución de Eevee. Ambas nativas de Kalos.
 
—Parece que funciona bastante bien— le comentó a la de fuego, mientras ésta se mantenía inmóvil, dejando que le quitara aquellos asquerosos pegotes de sangre coagulada con facilidad—. Esto no tomará mucho tiempo, así que sólo mantente quieta un rato más.
 
Pudo notarla sacudirse con un escalofrío al tratar de limpiarle el frente de la cabeza – probablemente aún conservaba una que otra herida de la noche anterior. Y mientras terminaba de acicalarla, miró de reojo a su compañera. Su pelaje brillaba como nuevo, seguramente después de toda una noche limpiándose para que ella la viera al día siguiente. Parecían Pokémon increíblemente bien cuidados. ¿Quizás había sido Mewtwo quien las había estado entrenando? O a lo mejor…
 
Sus pensamientos se interrumpieron de golpe al ver a aquella Sylveon a su lado. En lugar de mirarla a ella, ésta se encontraba con la vista perdida en el suelo, como si estuviera tratando de recordar algo. Pero no podía ser, su Pokémon había estado horas trabajando en las memorias de ambas: era imposible que se le hubiera escapado algo. Terminó de limpiarle el último coágulo de una de las patas, y se lavó las manos en el río mientras la Delphox se revisaba el cuerpo con minuciosidad.
 
—Una cosa menos de qué preocuparse —dijo al aire, y al acercarse de vuelta a su motocicleta le puso de cuclillas, dándole una palmada en la cabeza a la Sylveon, que finalmente reaccionó— ¿Todo bien? Anoche tuvieron una pelea bastante difícil.
 
Ésta respondió con un maullido, restregándose contra su mano con la cabeza. Se tranquilizó un poco: si hubiera recordado al menos una pizca de lo que había sucedido la noche anterior, ahora mismo esa criatura debería estar tratando de ahorcarla con esos extraños lazos que le salían del cuello. Había aprendido a no desconfiar de las habilidades de su Pokémon más fuerte, después de todo.
 
Trató de convencerse a sí misma, pero llegó a la conclusión de que nunca se podía estar demasiado segura. Se llevó una mano a la chaqueta, con el objetivo de liberar a su Alakazam, pero en el último momento cambió de opinión. Un rayo rojizo materializó a una criatura muy similar a la Sylveon, sólo que de color morado y con una larga cola bífida.
 
—Él es Rue. Pensé que ibas a necesitar un poco de compañía si te dejaba aquí haciendo guardia— le mintió, mientras su Pokémon la miraba un tanto confundido—. Su trabajo es quedarse aquí en el caso de que Mewtwo regrese. Si lo llegan a ver, quiero que tú te teletransportes inmediatamente al gimnasio y des la señal de alarma, ¿de acuerdo? Ella puede defenderse sola, así que no te preocupes por dejarla aquí.
 
Su Espeon miró a su nueva compañera de reojo, y luego de un momento de silencio, éste asintió con seguridad. Tomó impulso con las piernas para volver a ponerse de pie, sólo para encontrarse con la mirada inquisitiva de la de fuego, con la cabeza inclinada y cruzada de brazos.
 
—Y tú—sonrió, mientras tomaba el casco que descansaba sobre el manubrio izquierdo de su moto—, te vienes conmigo. Ha sido una noche agitada en varias ciudades de Kanto y no me vendría mal tenerte patrullando un poco.
 
Esa era una de las razones, pero no era la única. Podía parecer agradable, casi inocente ahora que la veía, tan solemne y tranquila, pero no podía olvidar lo mucho que le había costado doblegarla, incluso en el estado en que las aves legendarias la habían dejado.
 
Esa Delphox era un Pokémon temerario, por lo que decidió que lo mejor era mantenerla vigilada. Y quien mejor que ella misma para realizar ese trabajo. Se subió al vehículo, y la Pokémon se sentó de costado detrás de ella, aferrándose de su cintura con un brazo mientras se sujetaba la cola con la otra, para que el chasis no se la chamuscase.
 
Y con el grave rugido del motor de cuatro tiempos de aquella bestia, emprendió el camino de vuelta a Azafrán.
 
 
[2/4]
 
“…aún se está investigando el motivo por el cual las Aves Legendarias atacaron el centro de Azafrán la noche del viernes. Esta mañana, gracias al reporte de la líder de gimnasio de Ciudad Azulona, podemos confirmar que no ha habido víctimas fatales en el incidente. Entre otras noticias, el tráfico en las rutas cinco, seis, siete y ocho se verá demorado por controles de seguridad en los peajes-“
 
Con un golpe seco al alargado botón de su viejo despertador, la radio se calló inmediatamente, devolviéndole a la mañana su preciada tranquilidad. Apenas había podido dormir durante toda la noche: aquella noticia se había disparado como una bengala por sobre toda Kanto. Y lo peor de todo, era que ellos ya lo sabían.
 
No eran simples rumores los que habían estado circulando la región durante toda la semana. El Alto Mando ya había tomado acción al respecto, y como siempre, lo habían dejado fuera de la operación. Él, que sabía más de Mewtwo que de nadie. ¡Él, que había estado al mando de su propia creación!
 
Se había despertado con una migraña terrible, por lo que la única solución a una cabeza caliente era un buen baño de agua fría. Congelándose hasta los huesos, para luego recuperar su temperatura con una buena taza de café, tomó su bata blanca y se dirigió al laboratorio, como todas las mañanas.
 
Sus ayudantes sabían perfectamente que él siempre llegaba antes de tiempo, por lo cual sólo existía un juego de llaves del lugar. Y en el fondo de su ser, le alegraba que fuera así: no había nada más satisfactorio que regresar a su lugar de trabajo y encontrar todo exactamente en el lugar en que lo había dejado al retirarse la noche anterior. Para un científico como él, la precisión y la exactitud lo eran todo. Silbando por lo bajo y disfrutando del fresco de la mañana, decidió tomar su caminata diurna por la costa.
 
Diez minutos más tarde, se estaría preguntando una y otra vez si había sido simple casualidad lo que le había hecho elegir caminar en la avenida costanera de la Isla Canela, de camino al trabajo. Quizás fue por su ojo de investigador, acostumbrado a percibir cualquier cosa fuera de lugar, que fue capaz de notarlo. O a lo mejor había sido gracias al sol matutino, que proyectaba su larga sombra en la playa. Pero sea como sea, allí lo encontró.
 
Varado en la costa, con el cuerpo de costado debido a su larga cola. Una criatura blanquecina de aspecto humanoide, pero mucho más grande que un humano normal.
 
—No puede ser…
 
A pesar de sentir como sus articulaciones se quejaban del esfuerzo, corrió hasta la primera bajada a la playa que encontró. Llenándose los zapatos de arena en una carrera de varios metros, procedió luego a empaparse los tobillos con la marea baja para finalmente llegar a su destino. Y sólo necesitó apoyar una mano en el cuerpo inerte para darse cuenta de la gravedad de la situación.
 
Su cuerpo estaba helado. Las puntas de sus dedos tenían un tinte azulado, probablemente producto de la hipotermia, y su respiración se sentía como un ronquido, producto del agua en los pulmones; era un milagro que estuviera vivo. Si se hubiera despertado tan sólo un par de horas más tarde… trató de sujetarlo por debajo de los brazos para alejarlo de la marea, pero su cuerpo era demasiado pesado para él.
 
Se negaba a dejarlo morir. No después de todos los problemas que le había causado, y menos por culpa de un poco de frío y agua. Sus manos se deslizaron hacia su cinturón, y dos criaturas inmensas de fuego se materializaron a su lado, despidiendo un calor que pareció revitalizarle el alma.
 
—Agáchate lo más que puedas —le ordenó a su Rapidash— y tú ayúdame a subirlo, ¡rápido!
 
Gracias a la ayuda de sus enormes fauces, su Arcanine fue capaz de alzarlo sobre el lomo de su compañero con facilidad. Colocado contra las cálidas crines de fuego, esperaba mantener su calor corporal lo suficiente hasta que pudiera tratarlo. Pero en el momento en que cruzó una de sus piernas sobre el can, la duda lo asaltó. ¿A dónde iba a llevarlo?
 
Llevarlo hasta su casa era la mejor forma de ocultarlo, pero lo obligaría a pasar entre medio de los suburbios, lo cual era una receta para que alguien lo viera. El gimnasio mantenía las puertas cerradas hasta el mediodía, pero lo único que iba a encontrar allí iba a ser un botiquín con un puñado de cristales para reanimarlo y un par de pociones en spray. El laboratorio tenía las herramientas más que disponibles para tratarlo, pero también tenía aproximadamente una hora hasta que sus ayudantes llegaran. Ninguna de las tres opciones era realmente sólida.
 
Todo se reducía a un trade-off. ¿Reducir sus probabilidades de supervivencia, a cambio de mantenerlo escondido por más tiempo? ¿O aumentar su seguridad personal, a costa de arriesgar la vida de su paciente? Blaine cerró los ojos, obligándose a tomar una decisión que en cualquier otra situación le llevaría muchísimo más tiempo elegir. Así que señalando hacia el frente, se encomendó a aquella variable que jamás sería capaz de predecir.
 
—Llévanos al laboratorio —suspiró, para luego espolear a su Arcanine—. ¡Andando!
 
 
[3/4]
 
Un enorme embotellamiento parecía haberse formado en el peaje norte de Azafrán. Filas de al menos una veintena de vehículos en cada pasaje hacían sonar las bocinas con molestia, pero a pesar de la insistencia, la frecuencia con la que dejaban pasar a la gente no parecía aumentar. Tamborileó con los dedos en el panel de la moto, mientras se estiraba de aquel agradable y desestresante viaje por la ruta 5. Realmente no le molestaba esperar por unos minutos… pero la Delphox a sus espaldas no tardó en empezar a resoplar de incomodidad, tratando de taparse las orejas frente al incesante ruido.
 
Chasqueando la lengua con molestia, hizo derrapar la moto hacia un costado y se adelantó al embotellamiento desde la banquina, aminorando la velocidad en el momento en que un guardia de seguridad se le acercó con la clara intención de que se detuviera. Pero cuando ella se quitó el casco, éste la reconoció inmediatamente.
 
—Quédate aquí, ya regreso—le ordenó a la Delphox a medida que se acercaba al guardia, para luego dirigirse a él con autoridad—. ¿Hay algún problema?
 
—Hemos recibido órdenes de revisar todos los vehículos que están llegando desde Celeste. Al parecer el hijo de uno de los comisarios encontró un Pokémon transformado en uno de los pasajeros, por lo que estamos realizando una investigación en la ruta para ver si es algo frecuente o simplemente cosa de un bromista.
 
Sabrina se cruzó de brazos, pensativa. Obligar a un Pokémon a copiar la apariencia de otra persona era causal de una multa bastante pesada, debido a las implicaciones que podría llegar a tener en el caso de que quisieran inculpar a alguien en un asunto criminal. No sería la primera vez que alguien había tratado de usar a un Ditto para hacer algún tipo de fraude de seguros, sólo para descubrir que en su Tarjeta de Entrenador se guardaban registros de todos los Pokémon capturados y liberados.
 
—Es sólo una cuestión de protocolo —continuó el guardia mientras regresaba a su caseta— pero comenzó a aplicarse esta mañana, por lo que los encargados del peaje van a demorarse un par de horas en acostumbrarse. La velocidad se debería normalizar hacia la tarde.
 
Inclinándose sobre su escritorio, el hombre sacó una pequeña imagen en blanco y negro de lo que parecía una fotografía. En ella se veía un chico de unos veinte años, saludando a la cámara con una sonrisa cansada. Y detrás de él, una criatura peluda de colores oscuros lo miraba con los ojos entrecerrados.
 
—La Central de Policía de Azafrán nos comentó que se trata de un Pokémon extranjero, por lo que están realizando una investigación en la aduana para ver de dónde salió, pero por el momento…
 
Mientras hablaba, Sabrina se llevó una mano al cinturón, liberando a su Alakazam a su lado. Éste le clavó los ojos al guardia, el cual se interrumpió de golpe, retrocediendo un par de pasos al verlo materializarse tan repentinamente. Y acercándole la imagen, su Pokémon la examinó por un momento.
 
—¿Reconoces a este Pokémon?— le preguntó, y éste asintió inmediatamente—. Y está relacionado con quien yo creo, ¿verdad?
 
Su Alakazam repitió el gesto, y ella suspiró, llevándose una mano al puente de la nariz. Ya era lo suficientemente difícil rastrear a Mewtwo en Kanto. ¿Cómo se supone que iban a encontrar a una criatura capaz de disfrazarse entre la gente? Dándole las gracias a su Pokémon, lo guardó de vuelta. Pero antes de despedirse, se dirigió al guardia una última vez.
 
—¿Sabes algo más que puedas contarme? Algún detalle, ¿algo que se te haya pasado?
 
El hombre se llevó una mano a la cabeza, tratando de recordar. Y con sus últimas palabras, confirmó que la información que había ahora mismo dentro de la cabeza de su Alakazam era más que verídica.
 
—Ahora que lo dices, al parecer esa criatura tomó la forma de Misty. Al parecer trataron de comunicarse con ella esta mañana, pero el Alto Mando reportó que tenía asuntos de los que ocuparse en Sinnoh, por lo que el gimnasio de Celeste estaba cerrado. Ahora que lo pienso, quizás fue ella quien…
 
Era ella misma la que se había inventado eso la noche anterior, para no sembrar el pánico de la desaparición de una líder de un día para el otro. A pesar de haber investigado casi toda la noche, aún no tenía la más mínima idea de qué le había pasado a esos dos… pero si esa criatura tenía algo que ver con Misty, al menos parecía haber encontrado un hilo del que tirar.
 
 
 
[4/4]
 
Agua. Agua helada y oscura llenándole los pulmones. ¿Cuándo había pasado desde la última vez que había pasado por esto? Ya era la segunda ocasión en la cual se repetía ese momento, pero por alguna razón se mantenía mucho más tranquilo esta vez. En lugar de desesperación por llegar a la superficie, sentía como si un colchón de miles de burbujas lo elevaran hacia la luz del sol. Hasta que finalmente, lentamente, abrió los ojos.
 
No se trataba del sol. Dos tubos blancos de luminaria fluorescente antigua lo cegaban, impidiéndole ver donde se encontraba. Trató de levantar un brazo para apantallarse, pero una especie de cable se lo impedía. Y cuando quiso usar la otra mano, un dolor punzante terrible lo atacó en una de las costillas.
 
—¿Qué…? ¿Dónde…?
 
Sintió el alboroto de alguien a su lado, seguido de un par de manos que lo sujetaban de los hombros, obligándolo a recostarse. Pero por mucho que intentara forcejear, apenas tenía fuerzas para moverse.
 
—¿¡Quieres que se te reviente un pulmón!? ¡Quédate quieto! —alcanzó a oír, entre el mareo y sus oídos tapados por el agua—. Trata de respirar lo menos que puedas: no esperaba que te despertaras tan rápido. Y por lo que más quieras, ni se te ocurra intentar toser.
 
Consciente del ritmo de su propia respiración, notó como si tuviera la peor gripe de su vida. La cabeza le daba vueltas incluso con los ojos cerrados, y aquella opresión en el pecho era insoportable. Estaba muerto de sed y con ganas de vomitar, pero por alguna razón, no sentía ningún dolor.
 
—¿Qué está… pasando? —alcanzó a musitar.
 
—Te estoy salvando la vida, eso es lo que está pasando —le respondió de vuelta esa voz rasposa—. Tienes dos agujas enormes clavadas a ambos lados del tórax, tratando de filtrarte la mayor cantidad de agua posible; y otra en el brazo, desde la que te estoy realizando una transfusión de emergencia desde el mío —le espetó haciendo énfasis en la última frase, y levantando un delgado brazo con un delgado tubo de color rojo intenso—, para que no enloquezcas en medio de la operación. Ah, y estás hasta arriba de morfina.
 
Aún trataba de entender lo que estaba pasando. ¿Quién era ese hombre? ¿Por qué lo estaba ayudando? Había hecho estallar aquella bolsa con sus poderes para enviar a Zapdos al agua, ¿¡pero por qué Devin no lo había rescatado!? Si él se encontraba en ese estado, entonces su Pokémon… después de todo lo que había hecho para salvarlo…
 
—¡Mi Noivern! —quiso gritar con la voz ronca, y fue acompañado inmediatamente del estruendo del puñetazo de aquel hombre sobre la mesa.
 
—¡Cierra la puta boca y tranquilízate! —estalló la voz a su lado—. Si te refieres a tu amiguito de la tele, ¡ahora no es el momento para que te preocupes por él! Si está en peligro, no hay nada que puedas hacer en esta condición; y si estuviera a salvo, lo mejor es que te quedes quieto si no quieres que te dé un maldito derrame cerebral y termines hecho un vegetal. ¡Y qué es eso de ponerse a hablar, ahora de golpe! ¿Para qué diablos tienes tus poderes psíquicos?
 
No podía hacer nada. No pudo hacer nada para ayudar a su Delphox más que escapar, y ahora él mismo no sabía ni dónde se encontraba. Su Noivern había hecho todo lo posible para salvarlo, y no podía hacer nada a cambio para devolverle el favor. Mew había hecho estallar aquel puente, ¿y todo para qué? Todos trataban de protegerlo, pero él se sentía tan inútil…
 
La opresión producto del agua en sus pulmones disminuía poco a poco, sólo para ser reemplazado por una sensación de angustia que ninguna droga podría calmar. Sentado sin poder moverse, esforzándose por respirar mientras el goteo de las agujas comenzaba a disminuir.
 
—¿Quién eres? —musitó, luego de unos minutos de silencio—. ¿Por qué estás ayudándome?
 
—No recuerdo haber notado ningún golpe en tu cabeza— respondió el doctor con ironía—. ¿O ya te has olvidado de mí otra vez?
 
Al girar la cabeza, pudo notar la mirada del hombre que lo había salvado. Lo había tratado con fiereza, pero en esos momentos su expresión era casi de lástima. Se acercó a él, y sintió como lo acariciaba en la cabeza, como si se tratara de su propio hijo al que estaba cuidando. Y cuando volvió a hablar, su tono de voz parecía haber cambiado completamente.
 
—No es la primera vez que te sucede, esto de parecer confundido y sin saber quién eres: de no saber cómo has llegado hasta aquí. De alguna forma, siempre te las arreglas para terminar en esta isla. Pero no te preocupes: siempre que haga falta, te recordaré qué- quien, eres. Y todo por lo que has pasado.
 
No importa cuántas veces sean necesarias.
 
► Siguiente capítulo
Volver al índice
 0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  1  0  0  1  0  0
Responder
#94
Kalm siendo ayudado por ¿Blaine? Suena a Blaine, tal vez es el diálogo, o el hecho de que ya has tomado conceptos del manga antes, pero me huele a que es él, o quizás es Fuji, siendo él quien participó en la creación de Mewtwo. De ambas formas, me he de imaginar que este científico ha de tener alguna respuesta importante sobre lo que le pasó a Kalm para volverse Mewtwo, o siquiera algo que lleve a esa respuesta.
Rompe mi armadura si quieres. Al final, terminarás arrepintiéndote de hacerlo...
[Imagen: IIhG3l7.gif]
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#95
Este capítulo ya me gustó más que el anterior y en general me agrada por donde va yendo la historia. El hecho de que le hayan borrado la memoria a la sylveon y a Arya después de lo que ha pasado me hace sentir una especie de incomodidad rara y un poco de melancolía, lo que me parece bastante bien logrado, aunque no sé si era esa tu intención. Estoy bastante seguro que las intenciones que tiene Blaine con el Ñutu no son buenas, o al menos no del todo, así que vamos a ver que pasa. Ya hasta estoy ansioso por leer los siguientes capítulos, quiero ver a donde llega todo esto.

Saludos.
[Imagen: FsUUXVs.png]
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#96
Vien… este capítulo me causa sentimientos encontrados. Por un lado, me gusta mucho. Por el otro, lo odié como no tienes idea. Por el otro, el que lo haya odiado es algo bueno. Por el otro, hay algo que no me gustó. Por el otro, está bueno. Por el otro, entran muchas cartas a la mesa. Por el otro, hay mucha incertidumbre. Por el otro, tengo teorías, por el otro, tengo ideas. Por el otro, es frustrante, por el otro, me encanta lo que estás haciendo y por el otro AAAAAAAAH MALDITA CÓMO TE ATREVES.

Un pequeño detalle que no se me va de la cabeza: la cola de Español es bífida, o está bifurcada. Eso significa que se divide en dos. Bípeda significa que algo se sostiene en dos piernas. Pequeño nitpick, pero tenía que decirlo. 

En cuanto a la parte que odié… lo de Arya y Sylveon. En primer lugar, no me gusta el control mental ni el lavado de memoria como herramienta creativa. La única vez que lo vi bien implementado me hizo llorar una semana (te maldigo, O'brien, maldito seas). Pero si algo he aprendido en estos meses con Gen Berserk y antes de ello con Cheza es que tomas las ideas que más odio del mundo y las conviertes en algo espectacular así que a estas alturas he aprendido a quedarme callado y dejar que me sorprendas. 

La parte curiosa de todo esto es que… ¿te ha pasado que lees un libro y alguien le hace daño a los pjs y sientes ganas de matarlo porque antes de darte cuenta te has encariñado con ellos? Es lo que me está pasando acá. Arya ADORA a Kalm, y ver sus memorias e identidad pisoteadas por un Alakazam hijo de puta hace que quiera matarlos a él y a Sabrina. Por más que los verdaderos culpables sean Giovanni y el Alto Mando. Y en parte porque te conozco y no creo que la solución sea simple porque sería un desperdicio que no fuera parte importante de la trama, pero es precisamente por eso y porque esto es un camino al mal para Kalm que creo que habrá consecuencias desastrosas y eso me hace temer por todos ellos y lo mucho que van a sufrir cuando Kalm se entere. Y ni siquiera estoy del todo seguro de que ese control mental pueda romperse porque no fue propiamente control sino que les sobreescribieron las memorias. Me recuerda un poco a Toaru y por qué Touma no puede recuperar sus recuerdos ya que el daño cerebral los destruyó por completo. No me gustaría, pero tengo sospechas de que, en al menos una de ellas, esto podría ser permanente y acabar muy, muy mal. A la mezcla hay que agregar que prometiste un Arya vs Visha y esto cambia completamente lo que podía esperar de lo mismo. 

Viendo las cosas en retrospectiva, hay algo acá que me llama la atención es que, aún siendo los más devotos a Dios, los pokémon psíquicos tienen las habilidades más… crueles. Control de recuerdos, manipulación de la patria, transmutación, la capacidad de provocar daño interno y tanto Arya como Alakazam han hecho uso de sus capacidades psíquicas de forma terrorífica. Es un detalle interesante hasta qué piensas en todo lo que podría hacer Mewtwo una vez que domine su potencial.

Eeeeeh, quiero aventurar una teoría, o dos. Hay algo que me llama mucho la atención de todo esto pero lo voy a poner en Spoiler para que nadie tenga a decir que era super obvio y que él también se dio cuenta y que resulte que al final estaba equivocado. Te quiero Nemu.

Mostrar
Primero la ruta fácil: el Pulso Noche de Visha que afecta a los sentidos y quizá, sólo quizá, podría tener un efecto en Arya durante su batalla si es que la logra salvar. Difícil, porque sería demasiado bueno.

Mostrar
Razonando al respecto, pongo mi dinero en Hari. Los lazos de Sylveon le permiten percibir emociones según la Pokédex y Hari ha demostrado ser mentirosa, manipuladora y troll. Y posiblemente la más lista del equipo. No es descabellado que sea la primera en darse cuenta de que algo anda mal. Después de todo, el gatito parecía algo mosqueado junto a ella, por sí misma parecía rara y se hizo mucho énfasis en que Sabrina no usó a Alakazam para double-check. O todo es un engaño y no están siendo controladas o es la que conecta los hilos tarde o temprano. O ninguna de las anteriores y es sólo mi deseo de que las cosas salgan bien. 

Okay, volviendo a lo que no me gustó… el hijo del policía. No sé si tendrá relevancia ni creo que la tenga, pero sentí súper forzado que justo el gato que se toma foto con Visha es hijo de un poli cuando realmente no era necesario si su poli no es tan incompetente como la nuestra. Pero esa conversación da pie a algo interesante y es el hecho del registro de Pokémon. Por un lado, significa que Visha sigue estando relacionada a Kalm y la pueden vincular a él porque saben que tuvo un Zoroark, de modo que esta información podría usarse en su contra o… no sé. Siento que es un detalle importante aún si no estoy viendo la relación todavía.  

No esperaba que volveríamos a ver a Kalm tan pronto, pero todo este segmento con Blaine me hace pensar en muchas cosas… en primera, confirma que probablemente, seguramente esto ocurre antes de los eventos de Rojo/Azul/Amarillo porque Isla Canela está intacta y Gio sigue siendo líder. Igual, tampoco espero que guarde demasiada fe al canon aún si dijiste que sí. Pero el pj me interesa aún si nunca me ha gustado mucho. Me llama la atención que justo no lo hayan llamado para todo esto de la crisis, y aunque él quizá no se dio cuenta, creo que la razón para mantenerlo al margen es que él precisamente está vinculado con Mewtwo. De alguna forma quiero creer que es sincero en su preocupación, pero me da la impresión de que no conoce toda la historia respecto a lo que pasa con Mewtwo. De momento quiero pensar que es más aliado que enemigo pero es que hay algo que no me cierra y que sólo me cierra bajo una suposición que también pongo en spoiler:

Mostrar
Todo eso de las voces en la cabeza de Kalm… ¿de verdad es telepatía? ¿qué tal si esas voces no vienen de fuera? ¿qué tal si Kalm no es el primero cuya mente acaba atrapada en el cuerpo de Mewtwo? ¿Qué tal si de verdad está muerto y alguien ha estado haciendo esto con aquellos que pierden contra Mewtwo, como si buscara a alguien que haga algo? ¿Qué tal si detrás de todo está el propio Mewtwo como en Detective Pekachu? ¿Qué tal si ya estoy divagando demasiado?

Otra cosa es lo que pasó con Devin ¿DÓNDE ESTÁ DEVIQUEEN? Entre Carmín y Canela hay un largo camino. Por ahí acabó en Fucsia, por ahí en las Islas Espuma, por ahí en las Islas Sete (suponiendo que estén por ahí) o por ahí lo sacaron del agua o anda en el SS Anne. ¿Lo atraparon? ¿Está sólo? ¿Está con Mewtwo? ¿Se lo llevaron los del club de fans? ¿Se perdió en el Safari? Chocó con algo en el camino de las bicis? ¿El golpe le causó daño cerebral? ¿Queda una parte de su cerebro sin dañar? Sea cual sea la respuesta, creo que también será importante. 

Se me olvidaba, pero lo de la tienda de bicis me vuela un poco la cabeza. Primero, porque parece que sabes de motos un poco así que me da curiosidad pero olvida eso, la inusual campaña de promoción de las bicis empezó con Lyra/Echo en GSC, así que, o se refiere a lo de los cupones que dan en el club, o es que venderlas a precios exorbitantes de verdad funciona. Pregunten a Steve Jobs. 

Imagino que me equivoco en un montón de cosas. No importa, me va gustando mucho cómo la llevas. Y la narrativa coral, es decir, a través de varios puntos de vista, es algo que me encanta leer además de algo que sigo tratando de hacer bien, así que voy a tomar esto de aprendizaje también.

? Acabo de hacer una rima… oh no
[Imagen: EdovJGiXkAYqwp4.jpg]
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#97
Ah amigo, ya me pareció raro al principio que Arya y Hari estuvieran tan contentas de ver a Sabrina, dije o me salté un capítulo y no me di cuenta o hubo una escena a la que no le hice mucho caso en su momento pero no, se nos revela aquí el por qué. Ya hacía tiempo también que no las veíamos, me alegra ver que no están tan mal como pensaba que podrían estar, si dejamos de lado el pequeño detalle de que les han borrado la memoria. Así que ahora mismo no recuerdan nada, eso le facilita las cosas a la líder, que por lo que deja intuir lo tuvo difícil para conseguir doblegarlas (que por cierto, cuando al principio le pregunta al de la tienda si los pokémon necesitan casco pensé que se trataba de Visha otra vez, lol).

Kanto se pone en alerta después de todo lo sucedido y es que no es para menos, tal y como nos cuentan puede llegar a ser un problema que alguien le esté pidiendo a su pokémon que vaya suplantando identidades por ahí, y no estoy mirando a ninguna zoroark en particular. Este es un tema peculiar que se podría tratar en otro fanfic... Pero no es momento para hablar de eso. De aquí extraemos dos cosas importantes: Misty sigue desaparecida pero eso es un secreto para la población, pues una se puede imaginar el revuelo que eso supondría, y Sabrina ya puede ir estrechando el cerco de su investigación con la nueva información que obtiene. Muy cara le va a salir esa foto a Visha, ojalá hubiera podido romper el teléfono antes de huir, pero claro se entiende que en ese momento su prioridad era escapar.

Y para finalizar, la parte de Kalmtwo y voy a decir que Blaine. Mira, al principio pensé que era Giovanni, luego al leer que había formado parte de su creación pensé en el señor Fuji, y ya cuando vi que el hombre en cuestión se encontraba en Isla Canela, habló del gimnasio y sacó a pokémon de tipo fuego me dije vale, tiene que ser Blaine. A la tercera va la vencida I guess, como por x motivo no sea él tampoco me voy a reír bastante. En fin, sigamos, qué suerte tuvo Mewtwo de que le encontrara él y no uno de sus perseguidores, eso le ha salvado la vida. Pensé que Blaine se mostraría más, cómo decirlo, que no tendría ese cariño. Me pareció que la escena final tuvo un aire ¿familiar, podríamos decir? (Justo como el capítulo de un fic que he leído hace un par de horas). Como también dije en la review que dejé allí yo es que me derrito con este tipo de interacciones, pero no sé qué esperar del líder de Isla Canela. No estoy muy segura de sus intenciones, no sé si se decidirá a ayudar a Kalm (si es que él decide explicarle lo sucedido), si fingirá prestarle ayuda por interés y luego le traicionará, si al enterarse de que no es su Mewtwo decide venderlo, si Kalm decide huir en cuanto tiene la oportunidad... Y a todo esto, no hay que olvidar que otra líder de gimnasio le está buscando, ¿podrá eso crear una brecha entre los líderes? Igual, es interesante que Blaine diga que no es la primera vez que no recuerda quien es él , ¿tal vez...? Nah, iba a decir que podría no ser la primera vez que se castiga a alguien haciendo que quede atrapado en el cuerpo de Mewtwo, pero me parece que me pasé unos cuantos pueblos pensando eso.

A ver qué nos depara la actualización de agosto.
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 2 invitado(s)