Finalizada Oneshot- Propuesta de Campeonato Mundial

ExtensiónOneshot
Extension larga
FranquiciaAnipoke
GéneroComediaRomance
Resumen

Día 7 Semana PokéShipping 2020 (Ash vs Misty en el Campeonato Mundial Pokémon)

#1
Disclaimer: Pokémon y todos sus personajes son propiedad de Satoshi Tajiri, Nintendo y GAMEFREAK. Todos los derechos reservados.

Summary: Es la final del Campeonato Mundial Pokémon, entre Ash Ketchum y Misty Waterflower. No es la primera vez que se enfrentan entre sí, ni tampoco la primera vez en una competencia oficial. Pero algo es seguro: este día agregará otro preciado recuerdo a los muchos que ambos comparten, como amigos, rivales, y algo más. Escrito originalmente Día 7 de la Semana Pokéshipping 2020, tema: Ash vs Misty en el Campeonato Mundial Pokémon.
 
(--0--)
Islas Remolino, Estadio de Ciudad Inland…

El estadio acuático de Ciudad Inland, ubicado en la Isla Blue Point, usualmente era el escenario para el torneo de especialistas en Pokémon de tipo Agua más importante del mundo, la Copa Remolino. Ash Ketchum y Misty Waterflower ya se habían enfrentado una vez allí, hacía muchos años, y el día de hoy habían regresado para una revancha.

Pero no para la Copa Remolino; aquel año, el estadio era el escenario de la gran final de otro torneo, mucho más grande y más importante. La gran final del Campeonato Mundial Pokémon, el torneo para decidir al entrenador más fuerte del mundo entero. Los dos se habían abierto paso entre rivales formidables para ascender hasta la Clase Maestra, y tras superar los encuentros de los ocho mejores del mundo, ahora se estaban jugando el todo por el todo en la gran final.

El encuentro llegaba a su punto culminante; el Gyarados de Misty acababa de noquear al Dragonite de Ash, dejándolos a ambos con un solo Pokémon cada uno. El tablero mostraba del lado de Ash los iconos apagados de Charizard, Sceptile, Lucario y Lycanroc encima del de Dragonite. Del lado de Misty, los iconos apagados eran de Starmie, Golduck, Kingdra, Dewgong y Milotic, con solo el de Gyarados activo ahora.

- ¡Esto es todo, damas y caballeros! – dijo el comentarista. – ¡Ahora a ambos contendientes les queda un solo Pokémon en juego! ¡Este será el asalto decisivo!

- Llegó la hora, Pikachu, ¿estás listo? – preguntó Ash.

- ¡Pikapika! – exclamó el roedor eléctrico, saltando hacia el campo de batalla y aterrizando en una de las plataformas para encarar a Gyarados.

- ¡Gyarados, llegó la hora de la revancha! – exclamó Misty. – ¡Usa Hidrobomba!

La serpiente marina azul rugió con fuerza y disparó un torrente espiral de agua hacia el roedor eléctrico. Ni Ash ni Pikachu se inmutaron; ambos sabían perfectamente lo que debían hacer.

- ¡Esquiva con Ataque Rápido y usa Atactrueno!

Pikachu saltó hacia arriba, dejando tras de sí una estela blanca y evitando la Hidrobomba por los pelos. En la cúspide de su salto, lanzó su ataque eléctrico contra Gyarados que lo recibió de lleno, pero la serpiente resistió el dolor hasta que finalmente cesó, antes de lanzar otro rugido y mirar a su oponente de manera amenazante.

- ¡Pikachu, lanza Electrotelarañas por todo el campo!

- ¡Pikapikapika, PIKA!

Siguiendo la orden de Ash, Pikachu comenzó a lanzar desde su cola esferas eléctricas que luego estallaban formando redes, y estas se estiraban pegándose de los pilares y plataformas. Misty se preguntó qué estarían tramando esos dos, pero conociendo a Ash, seguro la sorprendería.

- ¡Gyarados, atrapa a Pikachu con Triturar y no lo dejes huir!

- ¡ROAAAAAAAAARRR!

Acto seguido, Gyarados se lanzó con los colmillos para morder a Pikachu, pero el ratón, siendo mucho más pequeño y veloz no se dejó atrapar, y continuó dejando redes estiradas alrededor de todo el campo, aparentemente encerrando a Gyarados.

- ¡Gyarados, quema esas telarañas usando Llamarada! – gritó Misty.

Gyarados abrió sus fauces de nuevo y disparó un kanji de fuego, con la clara intención de incendiar las redes que había dejado Pikachu. A pesar de la potencia del ataque, la explosión solo eliminó unas cuantas, pero le dejó suficiente espacio para moverse y volver a atacar, tratando de centrar su atención en el pequeño punto móvil amarillo.

- ¡Ya sabes qué hacer, Pikachu, esquiva con Ataque Rápido!

Gyarados comenzó a lanzar una explosión de fuego tras otra, pero a pesar del poder no lograba acertarle ningún golpe a Pikachu. El roedor era un blanco demasiado pequeño y rápido, y no se dejaría atrapar con facilidad. Al esquivar un ataque rebotó en una de las redes que había dejado como si fuera un trampolín, y luego en otra a la vez que eludía una segunda explosión de fuego.

Pikachu siguió esquivando los ataques de Gyarados, y con cada rebote en las redes eléctricas, su velocidad de incrementaba, hasta que se volvió un pequeño borrón amarillo casi imposible de seguir.

- ¡Ahora, empieza a girar y usa Tacleada de Voltios!

Dicho y hecho, al dar el último rebote hacia Gyarados, Pikachu empezó a girar mientras se cubría en una película eléctrica, convirtiéndose en un taladro relampagueante vivo. Impactó con fuerza en la sección media del cuerpo de Gyarados, y la serpiente marina lanzó un rugido estremecedor hacia el cielo mientras volaban los rayos por todo el campo.

- ¡Increíble, aficionados! ¡El Pikachu de Ash asesta otro golpe devastador al Gyarados de Misty! ¡La Tacleada de Voltios es un ataque de doble filo, pero aquí no cabe duda de quién se llevó la peor parte!

- Buena jugada, Ash. – dijo Misty. – Pero les tomará más que eso para vencernos.

- No querría que fuera de otro modo. ¡Dame todo lo que tengas, Sirena de Cerulean!

- ¡Como quieras, Gladiador del Coliseo! ¡Gyarados!

Gyarados se recuperó, y miró fijamente a Pikachu. El roedor eléctrico apenas tenía algo de daño, y había sido auto-infligido en el último ataque, pero nada que le hubieran causado ellos. Sabían que la durabilidad no era el fuerte de Pikachu, así que tenían que conectar un buen golpe que no pudiera esquivar ni soportarle el daño para poder vencerlos. Con eso en mente, la batalla se reanudó.

Los dos habían recorrido un largo camino hasta llegar hasta aquí. Después de su primera participación en el Campeonato Mundial Pokémon, Ash se retiró un tiempo de los viajes para aceptar la propuesta de Scott y convertirse en Cerebro de la Frontera, para mejorar sus habilidades. Fue así como se construyó el Coliseo de Batallas de Pueblo Paleta, que fungía a doble propósito como un gimnasio para retadores. Después de unos años, Ash volvió a participar en la Liga Índigo, y tras ganar el torneo desafió al Alto Mando de Kanto, y eventualmente a Lance por el título de Campeón Regional, que ostentaba actualmente.

En cuanto a Misty, había continuado en su puesto como líder del Gimnasio Cerulean, haciéndose de un gran prestigio y reputación por sus habilidades. Cuando tenía la oportunidad de viajar lo hacía, y después de ganar tres ediciones consecutivas de la Copa Remolino, atrajo la atención de la miembro del Alto Mando y su gran heroína, Lorelei, que ya estaba planeando retirarse y buscaba una sucesora, llevándosela para entrenar por un tiempo. Las dos se enfrentaron en un combate oficial unos meses atrás, y fue así como obtuvo su actual puesto.

Y tras haber llegado a las finales entre los mejores ocho de la Clase Maestra, los dos solicitaron este estadio como locación para su batalla final. Después de todo, fue allí mismo donde se enfrentaron por primera vez en un torneo oficial, y a ambos les parecía un escenario apropiado. Aunque claro, hubo que hacer arreglos, ya que normalmente solo se utilizaba para la Copa Remolino, y no para otros torneos donde había Pokémon variados en lugar de solo tipo Agua.

Los ataques fueron y vinieron uno tras otro. Claramente Pikachu y Ash conectaron más golpes numéricamente hablando, pero Gyarados y Misty devolvieron el castigo en igual proporción. Ninguno de los dos se había llevado equipamiento adicional para esa batalla (Anillo-Z, Mega Piedras, Banda Dinamax), queriendo luchar ambos únicamente con su poder base para probar sus límites, y ambos demostraron que no los necesitaban para dar un gran espectáculo. Y la audiencia parecía estar de acuerdo.
Los dos Pokémon estaban jadeando, exhaustos por el esfuerzo y claramente solo les quedaba un golpe a cada uno.

- ¡Pikachu, prepara Cola de Hierro!

- ¡Gyarados, carga tu Híperrayo al máximo!

Mientras Gyarados acumulaba energía naranja entre sus quijadas, Pikachu alzó la cola, adoptando esta un brillo metálico al tiempo que echaba chispas por sus mejillas. Los dos Pokémon se miraron fijamente, listos para lo que sería el choque final de fuerzas.

Solo estaban esperando la señal de sus entrenadores.

- ¡TACLEADA DE VOLTIOS!

- ¡DISPARA AHORA!

De nuevo, Pikachu se envolvió en la película eléctrica, transfiriendo toda la energía hacia la Cola de Hierro para potenciarla, antes de salir corriendo hacia Gyarados. De la misma manera, la serpiente disparó un rayo masivo de energía hacia el ratón, pegando este último un salto mientras giraba en el aire para poner su cola al frente.

La cola de Hierro cortó el Híperrayo, atravesándolo hasta llegar a la cara de Gyarados, donde se la asestó con toda su fuerza, pero esta reaccionó con la energía remanente del ataque, gracias a la potencia que le estaba imprimiendo el Pokémon de Agua. Hubo una enorme explosión de humo y un salpicón enorme de agua delatando que Gyarados había caído, pero durante varios segundos, el estadio entero se quedó en silencio, con todos a la expectativa de lo sucedido.

Al aclararse la vista, vieron el resultado. Aún quedaban algunas chispas remanentes traqueteando por el campo. De un lado, Gyarados yacía con la cabeza apoyada en una de las plataformas y el resto del cuerpo hundido en el agua. Del otro, flotaba Pikachu panza arriba. Una cosa era clara: ninguno de los dos se levantaría en un buen tiempo.

- ¡Pikachu y Gyarados, ambos son incapaces de continuar! – declaró el réferi. – ¡La batalla ha terminado en un empate!

- ¡Qué locura, damas y caballeros! – exclamó el comentarista. – ¡Estamos ante un suceso histórico! ¡Ambos entrenadores han agotado a sus equipos! ¿Qué significará esto?

Los murmullos de la gente no se hicieron esperar. No era para menos; un empate en la final del Campeonato Mundial Pokémon, donde se determinaba al entrenador número uno del mundo, era algo sin precedentes. Ash y Misty se miraban uno a la otra mientras los jueces y autoridades parecían deliberar.

Finalmente, al cabo de varios minutos que se les hicieron larguísimos a ambos entrenadores, el comentarista volvió a tomar la palabra:

- Atención, acaba de llegarme este comunicado. En vista de que es imposible determinar cuál de los dos Pokémon cayó primero, y que ninguno de los dos posee Pokémon extra para seguir combatiendo, el comité del Campeonato Mundial Pokémon ha tomado una decisión. Tanto Ash Ketchum como Misty Waterflower serán declarados como Monarcas y compartirán el título como campeones de esta edición.

- ¿Cómo dicen? – dijo Misty sorprendida.

- ¿Campeones, los dos? – exclamó Ash, igualmente.

- Sin embargo, el empate deberá romperse en un enfrentamiento a muerte súbita al inicio de la próxima edición, para determinar quién permanece en el puesto de monarca.

El estadio entero rugió en aplausos y vítores después de eso. Tanto Misty como Ash se quedaron perplejos del resultado, pero finalmente sonrieron. No era la primera vez que se enfrentaban, ni tampoco la primera vez donde no había un ganador claro entre los dos. Pero más que una molestia, les trajo muy buenos recuerdos a ambos.
No era una mala forma de concluir ese torneo.



La ceremonia de premiación se llevó a cabo como de costumbre. Los ocho mejores de la Clase Maestra también asistieron para ofrecer sus respetos y felicitaciones a los ganadores. Tanto para Ash como para Misty era una rareza verse allí, en medio de entrenadores que años atrás parecían estar años luz por encima de ellos en cuestiones de logros y habilidades. Entrenadores de la talla de Lance, Wallace, Cynthia, Diantha, Leon y Steven Stone ahora estaban alrededor de ellos, aplaudiéndolos como ganadores.

- Como campeona de la edición anterior del Campeonato Mundial Pokémon, es un honor para mí entregarles el trofeo del ganador. – declaró la Campeona Regional de Sinnoh. – Los dos han probado sus habilidades y merecen estar en la cima.

- Gracias, Cynthia. – dijo Ash.

- Fue un honor combatir con todos ustedes. – Misty asintió de igual manera, sosteniendo la copa junto con Ash.

- Y bien, ¿quieren los nuevos campeones decir algunas palabras? – les preguntó la rubia. – ¿Algo para todos quienes los observan ahora, y también por todo el mundo?

- De hecho… sí tengo algo importante que decir. – dijo Ash.

- También yo. – dijo Misty. – Pero si no les molesta, es algo que no tiene que ver con la competencia.

Hubo un murmullo colectivo alrededor de todo el estadio. Las miradas de los finalistas se volvieron de curiosidad; esto sonaba muy interesante para perdérselo. Cynthia les cedió su micrófono para que todos pudieran oírlo, y Ash dejó que Misty hablara primero.

- Quizás muchos ya sepan esto, pero en este mismo estadio tuve mi primera competencia oficial, hace ya más de una década. No gané, pero la experiencia me sirvió para ver cuán lejos había llegado y cuánto me faltaba por mejorar, si quería lograr mi sueño de ser una gran Maestra Pokémon de Agua. Y también, en ese entonces, nos enfrentamos Ash y yo. No fue nuestra primera batalla entre nosotros, pero sí la primera en un torneo oficial, ¿la recuerdas?

- Ja, nunca la olvidaría. – dijo Ash. – Quién podría borrar de su memoria una derrota tan vergonzosa, y por un error de novato como el que cometí yo.

Todo el estadio se carcajeó. Era una de esas anécdotas vergonzosas que les recordaba a todos que incluso los entrenadores más fuertes del mundo seguían siendo humanos, y no habían empezado siendo expertos. Pero aún a pesar de la vergüenza, tanto para Ash como para Misty eran buenos recuerdos, muy preciados para ambos.

- Mi punto es, fue por eso que acordamos enfrentarnos hoy en este mismo estadio. – continuó Misty, retomando un tono serio. – Este lugar es muy importante para ambos, está lleno de recuerdos de todo lo que hemos hecho, del largo camino que hemos recorrido, tanto juntos como por separado. Recuerdos que son muy preciados para nosotros.

Los dos se miraron fijamente a los ojos, y un brillo nostálgico cruzó por ellos. Ash asintió. Los dos habían pasado por muchas cosas juntos. Como compañeros de viaje, como mejores amigos, en ocasiones como rivales competitivos… y eventualmente también, como algo más.

- Esto también lo saben muchos de ustedes. Ash Ketchum y yo llevamos tiempo saliendo juntos. No siempre es fácil; a veces pasamos meses sin poder vernos, debido a nuestras obligaciones, pero nuestros corazones siempre están juntos. Mi mentora una vez me dijo que a veces, la distancia aviva el amor, y creo que tiene razón. Estar separados solo incrementaba mi deseo de volver a vernos, y hacía que nuestros encuentros y todos los momentos que pasáramos juntos fueran aún más especiales para mí.

»Por eso, Ash Ketchum, quiero decirlo, sin miedo delante de todo el mundo, que aunque estoy feliz de que hayamos sido los mejores amigos, de que nos hayamos enamorado… quiero que demos el paso definitivo en nuestra relación. No hay nadie más con quien quiera compartir el resto de mi vida.

El estadio soltó un grito de asombro colectivo, para quedarse inmediatamente en silencio. Ash por su parte, parecía haberse quedado totalmente paralizado, incapaz de responder a lo que acababan de decirle de manera tan directa. Quienes lo conocían mejor sabían que a veces podía ser muy despistado, especialmente en asuntos del corazón, y necesitaba que le dijeran las cosas de frente. Y eso Misty lo sabía mejor que nadie.

Para sorpresa de todos, la boca de Ash se torció en una sonrisa, y luego, como si fuese lo más gracioso del mundo, se llevó la mano a la cara y comenzó a reírse a carcajadas. Por supuesto, nadie estaba más sorprendida (y molesta) que Misty.

- Oye, ¡oye! ¿De qué te ríes? – gritó. – ¿Te parece una broma lo que acabo de decir? ¡Estaba hablando muy en serio!

- Jajajaja, perdón, no… no es por eso de lo que me estaba riendo. – le dijo él, sin perder su buen humor. – Es que… no puedo creer que me ganaras de mano.

- ¿Ganarte de mano? ¿A qué? – preguntó la pelirroja ladeando la cabeza.

Ash siguió riéndose un poco más, aunque ya no tan fuerte como antes. Cuando al fin se calmó, se metió la mano al bolsillo, y sacó un estuche con forma de Pokébola que extendió sobre la palma de la mano. Misty la miró con curiosidad por un momento, hasta que se acordó de algo que le contaron en su visita a Alola.

Específicamente, cómo le propuso matrimonio el Profesor Kukui a su esposa. ¿Acaso Ash iba a…?

- La verdad, quería esperar a después de la competencia, pero no me imaginaba que me ibas a dar tu respuesta sin haberte hecho la pregunta. – dijo él, presionando el botón para abrir la Pokébola. Y efectivamente, adentro había un anillo de compromiso. Todo el enojo repentino por su aparente burla se disipó en un instante.

- Ash… no puedo creerlo, ¿ya estabas preparado? – preguntó ella, ruborizada. – ¿Hace cuánto que compraste ese anillo?

- Varios meses, pero estábamos tan ocupados con el torneo que no había encontrado la oportunidad de decírtelo. – dijo él, sonriendo igual de ruborizado que ella. – Había pensado en hacerlo un poco más privado, pero… supongo que con esto ya nos ahorramos tener que darles la noticia a todos nuestros amigos.

El chico miró en dirección hacia las cámaras, como queriendo decirles a todos "Sip, acaban de verlo". Si bien no todos sus amigos cercanos habían podido venir en persona a ver su batalla, aquellos que no sin duda debían estar en alguna parte del mundo viéndola por televisión.

- Pero bueno, creo que no está mal de esta manera. – El chico se arrodilló, presentándole el anillo "apropiadamente". – Misty Waterflower… ¿quieres casarte conmigo?

Una vez más, la gente del estadio gritó asombrada, para luego contener la respiración a la expectativa de la respuesta. En cuanto a Misty, la pelirroja sintió que el corazón se le aceleraba de la emoción.

Tanto que no pudo decir su respuesta en palabras: simplemente se abalanzó sobre Ash para darle un gran beso, al cual todos los presentes aplaudieron estruendosamente.

- Tomaré eso como un sí. – dijo Ash, tomando el anillo para poder colocárselo. Misty alzó la mano y dejó que se lo deslizara en el dedo, tomándose un momento para admirarlo.

- No creas que por esto te la pondré fácil cuando tengamos el desempate. – le advirtió con una sonrisa desafiante.

- Me enojaría mucho si lo hicieras. – replicó Ash antes de abrazarla y saludar ambos juntos al público, que comenzó a ovacionarlos y felicitarlos por su compromiso.

La espera para el desempate en la próxima edición del Campeonato Mundial se les haría muy corta. Después de todo, ambos estarían más concentrados contando los días para su eventual boda. Pero como todo, este encuentro, y la propuesta de matrimonio, se sumaba a los preciados recuerdos que ambos compartían, y que seguirían compartiendo juntos por el resto de sus días.

FIN
(--0--)

Notas del autor:

¿Qué hay, gente? Bueno, decidí arrancar en este sitio con mi fic publicado más reciente. El pasado 2020 no participé en todos los días de la Semana PokéShipping, únicamente lo hice para los días 4 y el 7, en parte porque no se me ocurrieron muchas ideas con los temas ofrecidos. Espero que este año sea diferente.

Para dejar algunas cosas en claro, en varias de mis historias suelo hacer referencias o utilizar elementos comunes de algunas que he hecho anteriormente, (si me siguen en Fanfiction, verán que en algunas tengo  a Ash de Cerebro de la Frontera o a Misty en el Alto Mando tras sustituir a Lorelei), pero eso no implica que haya continuidad directa con ninguna de ellas. Hacer las historias más independientes me sirve mejor para evitar conflictos con cosas que no cuadren y no crear complicaciones. De hecho, podría decirse que hice algo de "trampa" al reutilizar un tema del 2019 al hacer que Ash le proponga matrimonio a Misty, pero como dije, las ideas me escaseaban.

Espero que lo hayan disfrutado, y para mañana les traeré el que hice para el día 4 y quizás algo más. Este año parece augurar buenas cosas y espero poder volver a hacer la semana completa. ¡Hasta la próxima!
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 2 invitado(s)
task