Longfic- El Transtemporal Express - Capítulo II - 17/12

Extension largaLongfic
FranquiciaOriginal
GéneroAventuraFantasía
Resumen

Cuando todo parece llegar a su fin, una serie de personas parecen recibir una chance de comenzar de nuevo. Sin embargo, nada en esta vida viene gratis...

#1
El Transtemporal Express
 
 [Imagen: epXykZU.jpg]
 

Introducción del Autor
Mostrar
Bueno chicos,

Bienvenidos a un fic que realmente no pensaba publicar tan pronto. Ustedes notarán que es un trabajo bastante distinto a Connection, ejemplo más importante siendo que esto no es la historia de un viaje tradicional por las medallas. Todavía es un viaje, pero de distinta índole. En muchas cosas tomenlo como un relato experimental. Los primeros capítulos introductorios saldrán rápido, pero conforme esta historia avance, las publicaciones serán más periódicas. No solo por que sigo publicando Connection (y no, no la pienso dejar), si no que quiero darle una espécie de detalle y atención diferente a este trabajo. Espero que disfruten, como siempre sus opiniones son bienvenidas, siempre me ayudan a mejorar. Arrivederci.

PS: Esta primer página la voy a editar y dejar linda con el tiempo, ahora es tarde y mañana tengo que laburar D:
 
 


Capitulo I - Journey's End

La oscuridad de la noche cubría los altos edificios de Motostoke. Sus activos ciudadanos terminaban de cenar y se preparaban para descansar, ya que otro día de constante trabajo los esperaba con el nacimiento del Sol. Sin embargo, para uno de sus ciudadanos, su horario laboral era nocturno. ¿Un barman, guardia de seguridad, cantante? No, para nada. Trevor, o por lo menos ese era el nombre que estaba utilizando durante los últimos días, trabajaba en una carrera un poco menos respetada que las anteriores, él era ladrón de joyas. Un verdadero pícaro desde su niñez, durante su adolescencia perdió a sus padres por enfermedades relacionadas a la inhalación de carbón, dejándolo solo en la poco misericordiosa región de Galar. Sin una red de apoyo o paciencia para la educación formal, el joven de pelos negros se dedicó a estafar. Fue exitoso por un tiempo, pero rápidamente sus nuevos gastos lo obligaron a ampliar su juego. Experimentó robar autos, pero la experiencia de casi ser capturado lo dejó en duda. Finalmente, luego de participar de un robo de joyerías con un conocido, decidió invertir en esa actividad.

Era como que él había sido creado y afinado para dicha actividad. Con su compañero criminal de infancia, un Zoroark llamado Arsenio, Trevor viajó por Galar robando joyería tras joyería, sosteniendo una gran fortuna a las escondidas. Podría muy bien haber dejado de robar una vez que había llegado a los millones de pokedolares, sin embargo, estafar y robar era esencialmente una adicción. Aquella particular noche, él finalmente iba a hacerse con los diamantes de la Carthy’s Jewelry, un local conocido y de gran tradición en la región. Especialmente era conocido como un local imposible de robar ya que contaba con varios guardias privados y los mejores sistemas de seguridad. 


 

“Showtime”

 
Pero aquello era pan comido para Trevor. Junto con Arsenio, habían estudiado e investigado cada rincón del lujoso local, hasta había logrado una relación de amistad con el dueño, un viejo inmigrante de demasiado buen corazón que todavía insistía en trabajar durante las noches. El plan había funcionado a la perfección. Zoroark tomó la identidad del “amigo” del dueño, una figura humana con las características físicas de Trevor, pero mucho más viejo. Cuando el viejo Carthy lo llevó al salón privado de la joyería, sin presencia física de guardias, para ofrecerle las piedras más preciosas, Zoroark esperó a que el viejo se diera vuelta para agarrar las cajas fuertes y se transformó en una versión idéntica al hombre, hasta los detalles de sus medias el tipo oscuridad logró imitar. Se tomó un momento para observar el salón, dándose cuenta que existía una puerta categorizada como “Salida Exclusiva para Compradores”. En el momento que el señor nuevamente encaró a su “cliente”, quedó boquiabierto, sin reacción alguna. Arsenio entonces, ágilmente actuó y noqueó al joyero utilizando un certero Golpe Mordaza.

Acto seguido, agarró las cajas que Carthy había seleccionado y las llevó hacia afuera de la sala privada, aún disfrazado, solo para encontrarse con Trevor esperando en el mostrador como un cliente normal, bajo la atenta mirada de los guardias del local.


— Buenas noches señor, espero que usted me perdone. —Zoroark saludó a su cómplice, con una inofensiva sonrisa, dejando las cajas sobre el mostrador— Acabo de terminar una venta.

— Buenas noches. —Dijo Trevor, con tangible seriedad— Estoy aquí por aquél set que había reservado el mes pasado, bajo el nombre Eustace Willmoore.

— ¡Señor Eustace! —Arsenio fingió sorpresa— Perdóneme nuevamente, mi memoria no es la misma que hace algunos años, completamente había olvidado su cara. Un segundo que busco su comprobante y concretamos la transacción.


Imitando los movimientos y procedimientos que Zoroark había observado del viejo las varias veces que había infiltrado el local, él retiró de un cajón un comprobante aleatorio y se lo mostró a Trevor, que no cambiaba de su seria cara.


— Set número 570 reservado bajo el nombre del Señor Eustace, lo encontré. Por lo menos mi memoria no me falla a la hora de vender articulos caros. —Arsenio se rió, causando risas hasta en uno de los guardias— Venga conmigo, vamos a completar el negocio.


Trevor asintió y lentamente acompañó a Zoroark al salón privado, con las mismas cajas que había retirado anteriormente. Una vez cerrados junto con el desmayado señor Carthy, rápidamente y sin decir palabra alguna, buscaron las cajas fuertes marcadas con los mayores valores y las guardaron en un maletín que llevaba Trevor. En cinco minutos ya habían reunido todo lo valioso que buscaban y, sin más ni menos, escaparon por la salida exclusiva para compradores, Zoroark todavía con la identidad del viejo joyero.

 

“Alright”


La puerta llevaba directamente al estacionamiento del local. Sin levantar sospechas, los dos se dirigieron a un automóvil, estacionado previamente durante el día por Trevor. Una vez adentro, Zoroark se transformó en una joven mujer, causando la impresión de que eran una pareja terminando de comprar una pieza importante de joyería, como muchos de la clase alta hacían en Motostoke. El automóvil, bajo la cubierta de la noche, se dirigió por medio de las callecitas de la ciudad, metiéndose cada vez más por caminos más oscuros y poco iluminados, hasta terminar en un viejo sector industrial, más precisamente, en una gran fábrica abandonada.

Luego de apagar el motor, ambos salieron de su transporte todavía silenciosos pero con una cara de enorme satisfacción. Chocando los puños, Trevor y Arsenio entraron en la oscura fábrica y se dirigieron hacia un salón cerrado, su base de operaciones. Sin embargo, cuando abrieron la grande y oxidada puerta, se encontraron con lo impensable.

Toda su sala de operaciones estaba plagada de policías y sus pokémon, en su mayoría Machamps y Falinks, armando una posición ofensiva. Uno de los agentes exclamó por medio de un megáfono: “Freeze, Motostoke Police Department!”


 

“Shit.”


Rápidamente ambos se dieron vuelta y comenzaron a correr en la dirección opuesta de los policías. Realmente aquello fue totalmente inútil, la policía de Galar no hacía este tipo de operaciones sin antes planearlas hasta la muerte. Del techo de la fábrica, una gran cantidad de agentes descendieron montados en increíblemente intimidadores Corviknights. Realmente aquellos pokémon tenían una expresión asesina en su cara. Trevor y Zoroark se tropezaron al observar que estaban rodeados. La agentes especiales aéreos de un lado, la fuerza de choque Machamp en otro y la infame unidad falange los rodeaban.

 

“Game’s over”


Varios agentes se acercaron para reducir a los criminales. Cuando pensaban que todo estaba perdido y que iban a pasar sus vidas tras rejas, Trevor y Arsenio perdieron su conocimiento instantáneamente, cayendo en un pleno sueño.

 



Poco a poco el hombre recobró su conciencia. No sentía dolor, no estaba lastimado, nada, solo sentía una cantidad ridícula de sueño. Reconoció que estaba acostado en un banco grande, diseñado para una variedad de personas. Ese banco era bastante lujoso, acolchonado y cubierto por un verde terciopelo. Cuando finalmente se logró levantar, miró alrededor suyo y encontró a Arsenio, también en el proceso de despertarse.


— ¡Arsenio! —Exclamó, moviendo el brazo del pokémon para ver si reaccionaba— ¿En donde estamos? ¿La policía?


Cuando verificó que su compañero daba señales de actividad, suspiró y reunió sus pensamientos, tratando de no perder la cordura. Sin embargo, cuando pudo realmente mirar a su alrededor y en donde de hecho se encontraba, literalmente no lo podía creer.


Se encontraba solo en lo que parecía ser una estación de tren victoriana, lujosa y renovada, pero totalmente vacía. Todas las luces estaban encendidas, candelabros con velas prendidas, los quioscos parecían abiertos, pero sin nadie atendiendolos, era surreal.


— ¿Pero qué carajo? —Se cuestionó Trevor— ¡Me estoy volviendo loco! ¡La policía nos secuestró! ¡Arsenio! —El hombre no logró calmarse, ahora desesperadamente gritando a la nada. El Zoroark parecía igual de incrédulo al ver sus alrededores, no entendía nada, estaba desorientado y la reacción del hombre solo lo dejaba más nervioso.

 

“Trevor y Arsenio.”


Se escuchó una voz femenina por los megáfonos del techo, repitiendo sus nombres. La voz vino como shock para el ladrón, sin embargo lo hizo entrar en razón. Capaz todo lo de la noche anterior fue un sueño, o capaz estaba en un sueño ahora mismo, por ahí realmente se había quedado dormido esperando un tren. Tren. Trevor había obviado el detalle más claro. Un hermoso y anticuado tren yacía estacionado en las vías. Era una cópia de las locomotoras antiguas y tradicionales de Galar, totalmente negra con detalles dorados y con una serie de vagones de color vino a ella conectados. Cuando Trevor y su pokémon se dieron cuenta, las puertas del primer vagón después de la locomotora se abrieron.

 

“Trevor y Arsenio. Hora de embarcar.”


Inseguros, los dos se miraron, totalmente dudosos. Reticentes al principio, continuaron mirando para ver si conseguían encontrar personas o algo más, cualquier cosa o elemento que los haga entender la situación. Sin embargo, la insistente voz repitió la orden.

 

“Trevor y Arsenio. Hora de Embarcar. No es opcional.”


Asustados, los ladrones se levantaron del asiento, con sus piernas todavía tambaleantes y se dirigieron lentamente a aquella maravilla de la ingeniería. Realmente parecía una de las antigüedades de los museos ferroviarios, pero en la más perfecta condición. Cuando se acercaron al vagón, dos mujeres de pelo largo y bien lacio, una rubia y otra morena, vestidas de azafatas, se acercaron a la entrada y sorprendieron al dúo.

 
“Bienvenidos al Transtemporal Express.”

“Los llevaremos en un viaje.”

“Un viaje interminable.”
 
Pokémon Connection - Capítulo XVII
Hoenn está bajo amenaza... ¿Podrá un grupo de jovenes transitar la una vez pacífica región?

Pokémon Blazing Emerald
Un let's play boludo de un revamp de Emerald!
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#2

El fic me da vibras -al menos esas vibras me dio en la primera mitad del cap- a Persona pero bien duro, sobre todo por la secuencia del principio, me recordó también justo al primer tutorial de Persona 5 (pero con más contenido para ver toda la secuencia del robo hasta la redada policial).

Sé que Arsenio es el personaje de los libros y también me dio super vibra a Lupin III xD.

El cap es cortito, pero me interesa saber cómo se va a desenvolver la segunda oportunidad para ambos y como va funcionando ese tren. Este fic cayó justito al dedo porque iba a empezar con Connection pero qué mejor que darle una leída a algo que apenas va empezando antes de darle un clavado a la opera prima (?).

Igual tener dos obras es pesado, entonces a ver cuándo se actualiza este fic, pero de momento me ha intrigado.
[Imagen: iSs3j2Q.jpg] 
 0  0  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#3
Me gustaría decir algo del transexual express pero dado que apenas y salió al final, lo dejamos para otra ocasión. 

Los pjs están interesantes, al menos los primeros. La historia de Belmont y Arsénico es, siniestra (JAJA GET IT?) pero relatable. Hace que se quiera saber más de ellos porque personas como estas siempre tienen algo interesante qué contar. Y, no, no tengo idea de qué putas va a pasar en ese tren pero el hecho de que los primeros pasajeros sean personas de moralidad dudosa augura, cuando menos, algo lleno de intriga.

La narración está bastante limpia. Sí, uno se acostumbra a los argentinismos en Links pero cuando quieres proyectar un ambiente más serio se te da de puta madre también. Es envolvente y misteriosa, con un toque de cinismo que le pega muy bien a esta historia con… ¿clase, es la palabra? No digo que Kinks no lo sea, es una pasada de leer, pero esta de acá lo es precisamente por los motivos opuestos, lo que habla muy bien de ti como autor.

Espero el siguiente… pero no me descuides a los pibes  No
[Imagen: EdovJGiXkAYqwp4.jpg]
 0  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#4
Mostrar

@Gold  JAJAJAJAJA Me maté de risa con el video del Joker, no lo había visto. Hola Dora, gracias por dejar un comentario por esa pequeñita fic, espero que te continue gustando. Estás correcto con las referencias a Persona, Lupin III y las novelas de Arsene, agarré un poco de inspiración de esas y otras fuentes para la idea de Trevor y Arsenio, espero hacerles justicia. Sobre la frecuencia, tengo un plancito para organizarme. La primer serie de capitulos de esta fic van a ser o cortitos o bien largos, entonces no hay mucha periodicidad, pero basicamente voy a trabajar en este fic durante la semana y en connection, durante los findes en donde tengo mucho más tiempo para dedicarle. Gracias de vuelta por leer!

@Maze Guardaste ese chiste para después, aparte me lo estaba esperando, es muy fácil xD Also, prometo no descuidar a los pibes, como dije en la respuesta de Nemu, esta fic va a ser periódica, Connection sigue en primer plano. Gracias por el comentario, me alegra mucho que te guste, porque (como dijiste) es algo bien diferente a connection, especialmente en el tono. Pero me gusta mucho escribir esto también, así que ojalá que te siga gustando. Vamos a ver que te parece el personaje de hoy, jejeje.  

 

 
 
II - Closing the Curtains
 


“Bienvenida al Transtemporal Express.”

“La llevaremos en un viaje.”

“Un viaje interminable.”

 
Aquellas palabras de las dos curiosas azafatas fueron lo último que ella había escuchado antes de perder nuevamente el conocimiento. Lentamente se despertó, todavía sintiendo tangible ansiedad e incerteza sobre su situación y estado mental. Al mirar a sus alrededores, observó que estaba dentro de un vagón de pasajeros, sin duda perteneciente al tren al que ordenaron a que ella embarcara. Estaba acostada, ocupando las dos plazas del asiento compartido. Las puertas estaban cerradas y las azafatas no se encontraban por ningún lado. Aún estaba en sus ropas de concierto, un apretado vestido blanco con detalles rosa y amarillo, lleno de decoraciones. Además, sentía el horrendo exceso de maquillaje en su cara, que dejaba su piel igualita a un mazapán, elemento rutinario para su apariencia laboral. Sus zapatos de tacón aún se sentían apretados y molestaban mucho a sus pies, ella odiaba toda aquella parafernalia que sus ejecutivos la hacían vestir. Cuando logró finalmente sentarse, observó nuevamente en donde se encontraba, confirmando que estaba totalmente sola. Con un suspiro bien hondo, trató de recomponerse y recordar lo que la había llevado a aquel momento.
 



 
“*Kira!*”


 
La joven y prometedora estrella exclamó, mientras hacía su icónico gesto con la mano derecha y volvía una vez más a cantar las líneas de su canción. Kira Hoshi, el nombre artístico de la cantante del género Johto Pop o J-pop (rival de la versión de Kanto, K-pop), había logrado llenar su salón de eventos una noche más, esta vez llegando a un récord personal, superando los miles de espectadores. El colorido show de luces, los gritos de sus adoradores fans, la banda y los bailarines, ella amaba aquella atmósfera, si pudiera experimentar aquella euforia eternamente, daría su vida por ello. Sin embargo, esa felicidad era efímera.

El mundo lindo y la alegría era algo que sólo experimentaba en el escenario, el mundo real comenzaba nuevamente cuando las cortinas se cerraban e iba a su camarín. Si, la esperaban con flores y miles de cartas de fans, que Kira sabía que no las iba a leer, porque la joven no conocía el concepto del tiempo libre. Sus asesores personales, luego de cada espectáculo, la bombardeaban con números, futuros compromisos y lo peor de todo, extensas críticas al mínimo error que ella cometía.


 
“Tus pasos en Espectacular fueron horrendos, necesitas más entrenamiento.”

“Tu ritmo en la segunda parte de Love Rainbow era asqueroso, vamos a marcar más horas con el coach.”

“Sí, señor.”

 
No conocía otra realidad. Había estado en entrenamiento y bajo contrato desde los doce años, ahora recién cumplía sus veinte y unos, esta había sido su “vida normal” hasta el momento. No tuvo una infancia y adolescencia como los demás jóvenes. Nunca había tenido un pokémon, aunque le encantaban. Nunca tuvo la oportunidad de salir en un viaje por las medallas. En el momento que Kira había logrado establecerse en la industria y ganar dinero, su padre la abandonó y desapareció, marcando el fin de sus interacciones con familiares, ni podía darse el lujo de una familia. Pero tenía que aguantarlo todo. Necesitaba resistir el duro régimen de doce, trece, catorce horas por día de puro trabajo, el control sobre su vida personal, las restricciones sobre relaciones y parejas, su dieta dedicada a mantener aquel perfecto cuerpo fino (el ideal de la indústria), las interminables entrevistas, de todo, si es que eso significaba cantar una vez más en frente de sus fans. Pero no importa la resiliencia que mostraba, Kira también era humana.

Durante los últimos meses estaba tomando antidepresivos, se estaba tratando con especialistas, mostraba claras señales de agotamiento y desgaste mental. Pero lo que sus ejecutivos miraban era que la joven, misma con todos esos problemas, seguía esencialmente imprimiendo dinero. Seguían buscando conciertos, sponsors, si significaba fama y dinero, ellos iban a hacer de todo para conseguirlo.

El punto cúlmine fue una semana después de su último show. Muerta después de otro dia de entrenamiento y ensayos, Kira fue recibida por su manager más senior, acompañado de un señor desconocido de avanzada edad.

 
— Kira, buenas noches. —Su manager, Okamoto, la saludó.

— Buenas... noches a ambos. —La joven trataba de calmar su respiración, estaba agotada— ¿En que los puedo ayudar?

— Kira, este es el señor Shimizu. —Dijo Okamoto, en todo agradable— Él es el dueño del salón de conciertos Goldwater, en donde te presentaste la semana pasada.

— ¡Señor Shimizu, muchas gracias! —Algo de alegría y agradecimiento se notaba en su voz— Fue un placer actuar en su salón, de verdad estoy muy agradecida, amaría hacerlo de nuevo.

 
Pero el viejo empresario no emitía ninguna palabra.


— Justo por eso estamos aquí. —Respondió el manager, seriamente— Shimizu está dispuesto a ofrecernos nuevamente su espacio. Pero el requiere que vos realmente muestres lo agradecida que estás.


Kira tomó un momento para descifrar lo que le decían.


— ¿Lo agradecida que estoy? —Su expresión representaba exactamente como se sentía— Okamoto, no estoy entendiendo bien…


 
“El señor Shimizu quiere acostarse contigo.”


 
Puro pánico recorrió completamente el cuerpo de Kira, tomando control de ella. Todas las barreras que levantó, todas las justificaciones que se hacía, todo lo que aguantaba para continuar con su vida, en un instante se desvanecieron y de muy mala manera. Descontrolada y desorientada, la cantante empujó a ambos hombres de frente suyo y, gritando, se fue corriendo por los pasillos del edificio que su empresa alquilaba para los ensayos. 

Kira corrió y corrió, llamando la atención del resto del personal que seguía en sus tareas diarias, hasta encontrar la sala de enfermería, vacía. Desesperadamente buscó las llaves, tirando cajones y cajas por el piso. Cuando las encontró, rápidamente se trancó, bloqueando la puerta con una mesa ratona. Respirando frenéticamente, rompió las puertas de vidrio del armario de medicamentos y encontró los frascos de benzodiacepinas.
 
 
 
“Capaz pueda cantar en el cielo.”
 

Okamoto había rápidamente adivinado en donde su cantante se había metido. Exclamando y golpeando fuerte en la puerta, tratando de romperla, el manager quería evitar la muerte de su preciado bien.


— ¡KIRA! ¡Pensá muy bien realmente en lo que vas a hacer! —La desesperación también había llegado a la voz del hombre.


Kira. Kira esto, Kira aquello. ¿Acaso alguien se acordaba de su verdadero nombre? ¿Acaso se acordaba ella mismo de quien fue alguna vez? Sobrepasada y queriendo que todo se termine, Kira abrió el frasco y tragó un sinfín de medicamentos. Cuando los terminó, arrojó el recipiente contra la puerta y se colocó en posición fetal y cerró sus ojos, esperando lo inevitable. Lentamente comenzó a perder el conocimiento, sentía como se desvanecía de la realidad…


 
“No era mi destino convertirme en una estrella.”


 


 
Pero a pesar de todo, volvió a despertarse. Perdida, por lo menos logró darse cuenta que yacía acostada en unos bancos aterciopelados. Sentía muchísimo sueño, realmente la cantante imaginó que todo había sido un sueño, que se había quedado dormida después de un ensayo y que recién se levantaba. De a poco, logró sentarse y observar sus alrededores. Fue en este momento cuando el sueño dio lugar a la perplejidad.


— ¿No… no me morí? —Se preguntó en voz baja— ¿En donde estoy?

 
Se encontraba en una enorme y lujosa estación de tren, como las famosas que existían en Galar, lugar admirado por la joven artista. Luego de explorar el local un poco más con su mirada y confirmar que estaba completamente vacante, detectó un elemento que se destacaba: una hermosa locomotiva clásica de color negro y detalles dorados, conectada con una serie de vagones de color vino. Impresionada, observó el tren por unos momentos, mientras lentamente volvía a sí mismo. Fue en este momento cuando las puertas del primer vagón se abrieron, acompañadas por una voz femenina, emitida desde los megáfonos del techo.


 
“Rise Hayashi. Hora de embarcar.”


 
Rise Hayashi. Ese nombre le había pegado con toda la fuerza del mundo. Finalmente, su verdadero nombre, algo que no escuchaba hacía años. ¿Como esa etérea voz sabía su nombre? ¿Esta era la verdadera apariencia de la vida después de la muerte? Ella podía sentir el nerviosismo y la ansiedad tomando cuenta nuevamente de su cuerpo mientras se levantaba de su asiento. Impaciente, la voz repitió:


 
“Rise Hayashi. Hora de Embarcar. No es opcional.”


 
Tambaleante y obedeciendo aquella voz desconocida, Rise se acercó al vagón de las puertas abiertas. Cuando estaba por entrar, dos mujeres vestidas de azafata, una rubia y otra morocha se acercaron a la cantante.


 
“Bienvenida al Transtemporal Express.”

“La llevaremos en un viaje.”

“Un viaje interminable.”



Y se desmayó.
Pokémon Connection - Capítulo XVII
Hoenn está bajo amenaza... ¿Podrá un grupo de jovenes transitar la una vez pacífica región?

Pokémon Blazing Emerald
Un let's play boludo de un revamp de Emerald!
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#5
Me da vibras a esa película de animación de furros en la que dos amigos van a un tren lleno de gente fuera y uno de ellos está vivo, todos los demás son gente muerta que va camino al más allá (incluyendo al amigo, uno de los dos niños es un gato azul). Por ahí todavía quedan preguntas. Con los ladrones era ambiguo pero acá es bastante claro que el tren va recogiendo gente muerta o a punto de morir… como Gantz, pero con más chinpokomones y menos sexo no consensual. Igual la pregunta es si van a pelear contra aliens, a superar sus traumas como en Angel Beats o a coger como en Chikan License.

Da para especular.
[Imagen: EdovJGiXkAYqwp4.jpg]
 0  0  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 3 invitado(s)