Longfic- Dividido

Extension largaLongfic
FranquiciaCoregames
GéneroAventuraSuperación
Resumen

Un chico despierta en medio de un bosque en medio de una region que ha perdido la esperanza por una organización malvada que esta causando estragos en todos lados, el campeón esta desaparecido ¿En este momento una nueva esperanza se podrá levantar?

#1


¡Hola! mi nombre es Dreckon y esta esta es la primera historia que escribo en esta plataforma y que mejor que empezar con una historia que surgió de cierta curiosidad sobre un padecimiento psicológico y la reciente necesidad de jugar rojo fuego por quinta vez, como aclaración de ciertos eventos en la "Cronología" y ambientación, esta historia se ambienta en el mundo de los juegos tomando ciertas cosas interesantes del anime como por ejemplo: el formato de la liga tipo torneo y no ir directamente con el alto mando pues al menos para mi ese formato se me hace mas entretenido, en cuanto personajes del anime, sinceramente dudo que ponga alguno y si lo hago sera totalmente secundario y sin demasiado impacto en la historia, ademas la historia se ambienta cinco años después de los eventos de R/A/AM o si lo prefieres rojo fuego o verde hoja, para efectos prácticos da igual y dos años después de los eventos de oro y plata/heartgold o soulsilver (de nuevo para efectos prácticos da igual).
 
Esto se vera reflejado en ciertos acontecimientos en la historia como la situación de ciertas locaciones como pueblo lavanda, ademas de la edad de ciertos personajes o eventos sucedidos posteriores a la segunda generación, para mas información del entorno y la situación de la región a continuación haré una pequeña recapitulación de la que ha sucedido.
 
Después de la derrota de Red a manos de Gold, el misterioso campeón ha desaparecido de nuevo, Gold ha sido proclamado campeón y un nuevo formato de la liga Pokémon ha sido implementado, ahora los aspirantes después de superar los desafíos de los gimnasios y conseguir las medallas se deberán enfrentar entre si en un torneo, el ganador de dicho torneo ha de superar al alto mando para tener la oportunidad de enfrentarse al campeón, si el aspirante logra derrotarlo el titulo de campeón se le habrá otorgado y el proceso se repetirá exactamente un año después ademas se ha incluido diversas modalidades que son individuales, en pareja y en grupo de 4 integrantes, eso si al final del torneo la pareja o el grupo deberán enfrentarse entre si para dejar a los finalistas.
 
Las operaciones del Team Rocket han sido reactivadas pese a la desaparición de su antiguo líder Giovanni, esta vez a manos de un enigmático líder del que no se sabe nada, que al parecer ha dirigido la organización de manera impecable, teniendo su mejor momento desde la desaparición de Giovanni, pues ha conseguido grandes influencias políticas y económicas a cambio de actividades que sobrepasan por mucho lo ilegal y lo inmoral, cosas que van desde secuestros, desapariciones de aquellos que se les opusiesen, trabajos forzados de pokémon, el robo y caza de especies exóticas y la toma de ciudades como centros de operaciones, el nuevo team rocket bautizado "Atomic Rocket" no ha parado de crecer y pese a las esperanzas de que el entrenador legendario regresara, parece ser que aun no ha dado señales de vida y el reciente campeón Gold ha salido en su búsqueda dejando a un remplazo provisional para la edición de la liga que sera celebrada dentro de poco tiempo. 
 
Los respectivos lideres de los gimnasios y el alto mando han permanecido a excepción de Erika que ha sido expulsada del gimnasio de ciudad azulona después de que Atomic Rocket recuperara el casino y posteriormente el control de la ciudad poniendo en su lugar a una de las manos derechas del jefe.
 
Silph S.A recientemente ha sido adquirido por una compañía fantasma propiedad de los Atomic Rocket usándolo como una de las principales fuentes de ingresos y para poco a poco alcanzar el control de Azafrán la ciudad mas importante de Kanto, el dojo ha sido demolido y la líder Sabrina esta siendo presionada para abandonar la ciudad como habían hecho con Erika tiempo atrás.
 
Las investigaciones mas profundas hacia el mundo Pokémon han sido entorpecidas e inclusive robadas, con este panorama todos los investigadores importantes de la región se han ido en busca de mejores lugares para continuar con las investigaciones dejando a Kanto sin el llamado "Profesor Pokemon" o profesor Oak y Bill el desarrollador de el sistema de almacenamiento Pokémon, el mas eficiente hasta ahora.
Con este ambiente desalentador la región esta en espera de alguien que les pueda dar un poco de esperanza y regresarlos a los ahora anhelados momentos de paz y tranquilidad ¿Pero realmente un héroe aparecerá? 
 
¡Espero que la historia te guste querido lector/a!
 0  0  0  0  0  1  0  0  1  0  0  0  0
Responder
#2
Buenas noches. O buenos días. Lo primero que debería decir es que te sientas bienvenido a este pequeño sitio. Por ahí soy el encargado del área de fanfics, así que cualquier duda que tengas, pregunta con confianza. Y si quieres puedes echarle un vistazo al reglamento por acá https://pokecueva.com/Thread-Importante-...e-publicar


Respecto a tu fanfic… el título me gusta, es bastante badass. Y la premisa que planteas es interesante. A lo mejor parece un poco sobrecargada de información para ser una introducción, pero de todas formas es una historia interesante. Me agrada la idea de tomar lo mejor de ambas partes, pero en especial alejarse temporalmente de ambas entregas para presentar personajes nuevos. Soy más fan de las historias así.

Pasala bien. Diviértete. Nos vemos pronto.

P.D: te edité el título para quitarle el sufijo de fanfic. Ese sólo se usa cuando el tema forma parte de una actividad general. Ahora sí, chau.
Meri no encontré un buen gif del lobito así que toma dos mapaches.
[Imagen: HQQLgVO.gif]
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#3
Nota: ¡Hey! Bienvenidos al primer capitulo de "Divido" Como pequeña aclaración pondré de vez en cuando en el texto una imagen y música como ambientación, realmente, no es obligatorio ni nada tenerla puesta pero da un pequeño ambiente bastante bonito, además de eso, los siguientes textos tienen una forma de redactar un poco diferente, pero es por la diferencia de tiempo con la que la escribi, terminando de aclarar eso, podemos iniciar
 

CAPITULO 1: EL DESPERTAR Y LA CHICA DE ROPAS VERDES



En este mundo los humanos conviven con los Pokémon seres impresionantes con habilidades que dejarían a cualquiera con la boca abierta, y es en este mundo donde esta la región de Kanto, una región antaño conocida por sus fuertes entrenadores y prometedores investigadores, hace unos años una organización criminal conocida como Team Rocket azoto la región pero un héroe llamado Red salido de pueblo paleta logro desmantelarla por sí solo, tiempo después otro entrenador excepcionalmente fuerte conocido como Gold aplasto la recién reformada organización haciendo que poco después su lider Giovanni desapareciera, Red seria derrotado y también desaparecería pero una nueva organización conocida como Atomic Rocket aparecería de la nada tomando entre sus manos casi todo el control de la ahora corrompida región, poco tiempo falta para que se hagan con el control de todo, Gold ha salido en busca de Red por ayuda y aun no a regresado, por la impaciencia algunos han intentado enfrentarse pero siempre desaparecen de la nada y con este desalentador escenario comienza nuestra historia...

Mostrar Imagen
[Imagen: MTFGvNm.jpg]
Mostrar Canción



-¡Eevee! ¡Eevee!.

-¿Qué es ese ruido?, Agh es tan fastidioso – Dijo mientras lentamente abría los ojos - Espera un segundo... ¿Dónde estoy?

Era un joven como cualquier otro que acababa en un lugar desconocido, los pidgeys sobrevolaban las cercanías, los weedles y caterpies paseaban tranquilamente ocultándose de sus posibles predadores alados, y los metapods... Bueno se endurecían, pero... había un Pokémon que no encajaba, una pequeña Eevee que chillaba alrededor del confuso joven

-Siento que mi cabeza vaya a explotar y mas con esa voz tan chillona

Dijo mientras agitaba la cabeza en busca de reducir el dolor un rato de leve agonía persistió hasta que nuestro joven protagonista decide levantarse, tras un rato de posibles represalias físicas se da cuenta del pequeño ser que lo despertó de su aparente sueño

-Hey ¿Qué haces aquí sola amiguita? Dijo mientras intentaba acercarse lo más posible

-¡Eevee! Chillo aliviada, parece que estaba un poquito preocupada por el humano junto a ella

-Lo siento, tal vez sea un poco obvio, pero no creo poder entenderte y ahora que lo pienso dudo que tú lo hagas

-¡Eevee! Respondió algo ofendida mientras se acercaba a un grupo de pokeballs

Era extraño encontrar estas capsulas abandonadas, hasta los entrenadores más desalmados tenían la delicadeza de abandonar a los Pokémon liberándolos de aquella pequeña esfera, ¿tal vez alguien sin muchas consideraciones había abandonado a sus pokémon ahí? ¿o tal vez se le habrían caído a un cazabichos distraído? sea como sea no podía dejarlos ahí

-Me preguntó que Pokémon guardarán dijo mientras presionaba el botón del centro de la pokeball

Para su sorpresa el botón se torno de un color rojo brillante, mostrando su aparente avería

-Es inútil, no se pueden abrir

La aparente tranquilidad del bosque se veía interrumpida con un hermoso y rojizo anochecer, no valía la pena quedarse viendo una pokeball averiada, necesitaban un refugio para pasar la noche.

-Amiguita, ¿Quieres venir conmigo? No querría dejarte sola, además de que seria una buena forma de agradecerte por despertarme

Eevee asintió con muchos ánimos y sin previó avisó se monto en los hombros del desconocido joven

-Jajaja espero que te lo pases bien haya arriba

Dijo mientras le dedicaba una corta pero sincera sonrisa a su nueva compañera de viajes no había un rumbo fijo que seguir, tal vez encontrarían un fortuito centro Pokémon o alguna choza de algún habitante que con suerte seria lo suficientemente piadoso de dejarlos quedarse en su casa, pero hasta ese momento no tenían nada, solo las tres pokeballs abandonadas a su suerte en el solitario bosque

-Tengo mucha hambre ¿y tú Eevee?, ella respondió con un triste chillido que se podría interpretar como un si

-Me pregunto si podré encontrar algunas bayas cerca

Un pequeño pero firme árbol se posaba en medio de la noche, en su punta había dos bayas azules, su color las delataba eran bayas aranja, un verdadero manjar para un Pokémon pero una simple fruta para un humano

- ¡Perfecto! Servirá por ahora. Dijo mientras estiraba su brazo para alcanzar aquel manjar Pokémon

- ¡Detente!

Una voz aun mas chillona que la de Eevee se aproximaba desde la distancia, pero pese a ser oída aun no se encontraba lo suficientemente cerca para poder observar de quien provenía

- ¿Eh?

Pese a la advertencia parece que era demasiado tarde, las bayas ya habían sido tomadas y un Pokémon furioso salto de los arbustos dispuesto a batallar por el delicioso tesoro

-¿¡Pero qué!?

- ¡A un lado! -Dijo una pequeña entrenadora de alrededor de 12 años, pese a estar de noche, su cabello rubio resplandecía como si fuera un pequeño sol además de destacar sus curiosas e inconfundibles ropas, era una cazabichos

-¡Adelante Scyther! -Una pokeball había sido lanzada y al caer, Un pokemon con garras afiladas como cuchilladas había salido al combate

-¡Primeape! -Grito el incontrolable Pokémon, era un Pokémon con extremidades aparentemente fuertes además de tener grilletes en ellas, pero sus ojos estaban inundados en ira y parecía imposible de calmar

El joven entrenador había caído al suelo de la sorpresa, Eevee se posó detrás de el tremendamente asustada mientras chillaba

-¡Scyther, cuchillada! -El Pokémon se lanzo con determinación hacia su objetivo mientras preparaba sus garras para atacar
Había enganchado un golpe directo totalmente devastador tanto que el Primeape que parecía incontrolable cayo debilitado de inmediato.

-¡Scyther regresa! -Exclamo mientras un extraño rayo rojo salía de la pokeball para devolver a scyther a su interior
la chica rubia se giro con una sonrisa burlona hacia el joven y con un tono aparentemente gracioso pregunto:

-¿Qué pasa debilucho? ¿estás bien?, -aunque aparentemente intentaba burlarse su aspecto tan delicado y adorable no la ayudaban demasiado

-S...si, gra... gracias -Un tartamudeo repentino se apodero del joven debido a la sorpresa del ataque

- ¿Qué tal tu Pokémon?
Eevee que hasta ese momento seguía oculta detrás del joven sacó un poco la cabeza para asegurarse de que todo estuviera bien, al ver al primeape en el suelo salió de su curioso escondite para hacer su característico chillido

- ¡Eevee! Parecía aliviada de que el peligro hubiese acabado y agradecida se acerco a la cazabichos para lamer sus manos en forma de agradecimiento

-Jajaja de nada chiquilla, por cierto, tengan más cuidado la próxima vez los Primeapes abundan en la zona y odian que les roben su adorada comida

-Muchas gracias por salvarnos a Eevee y a mí, realmente eres muy fuerte, lo derribaste de un golpe

-Gracias por el halago, pero realmente Scyther hizo todo el trabajo, por cierto, me llamo Lexie ¿Cuál es tu nombre?

- ¿Mi nombre? -se preguntó a si mismo realmente extrañado-

Realmente no lo había pensado hasta ahora pero no recordaba su nombre, peor aún no recordaba nada antes de despertar solo en el bosque

- N... no lo sé

- ¿No sabes tu nombre? Vaya que eres un rarito- dijo Lexie mientras levantaba una ceja

- No es eso, realmente no recuerdo nada...

- Lo mejor es que hablemos de esto en otro sitio, otros Pokémon salvajes podrían acecharnos y tomarnos por sorpresa, sígueme tengo un campamento cerca de aquí. Dijo mientras se ponía de pie y comenzaba a caminar

- Suena bien, realmente no sé cómo agradecerte- dijo mientras reía nerviosamente

-No te preocupes ya se me ocurrirá alguna forma

Aunque tratara de disimular una sonrisa un poco perversa había surgido en los labios de Lexie, durante su caminata el joven había podido observar más detenidamente a su salvadora, portaba pantalones cortos, una camisa verde y un curioso sombrero además se había percatado de las múltiples pecas que rodeaban sus ojos verdosos

-Oye -Dijo Lexie mientras giraba la cabeza.

- ¿Sí?

- ¿Podrías dejar de mirarme como un pervertido? Realmente eres malo disimulando -una cara indescriptible había tomado posesión del rostro de Lexie

- ¿¡Eh!? Lo... lo siento, no quería incomodarte

- Da igual, solo no me mires así, es perturbador

- ¡Eevee! -Un chillido algo ofendido resonó del hombro del joven, seguido por algunos golpes de unas pequeñas patas

- ¿tu también?, ¿En serio tengo una mirada tan terrorífica?

-Ojalá pudieras verla...

- Esta bien solo mirare el bosque si a alguien no le ofende-

Dijo mientras miraba con sarcasmo a su acompañante Pokémon, pese a estar algo sorprendido del peso de su mirada el joven pudo apreciar la verdadera belleza del bosque, aunque fuera de noche y el ambiente fuera mas tétrico de lo que le gustaría no dejaba de ser precioso, en especial el pequeño horizonte que posaba frente a él, había un hermosa y gigante luna llena frente a un cristalino lago cercano, de repente Lexie interrumpió la sorpresa del anonadado joven

Mostrar Imagen
[Imagen: wp7810429.png]
Mostrar Canción


-Es allí, en la orilla del lago -Dijo mientras levanta un dedo señalando la dirección correcta

Tras pasar el último tramo de la corta caminata por fin habían llegado al campamento. Era una modesta casa de campaña alrededor de una fogata apagada realmente no había nada espectacular excepto la vista sobre el lago

-Es aquí

- Wow, Es hermosa -Contestó el joven mientras un brillo aparecía en sus ojos.

La vista era simplemente indescriptible, la luz de la luna llena rebotaba contra el lago lleno de pokémon de tipo agua, mientras la seda que ponían los caterpies y metapods comenzaron a emitir un débil brillo, además los pocos Beedrills que seguían despiertos regresaban tranquilamente a sus panales sobrevolando el ya de por si hermoso lago

- ¿Vas a seguir con tu perversión? – interrumpió Lexie algo enfadada mientras se quitaba la gran mochila con la que cargaba – se que soy hermosa pero no es para tanto – dijo mientras sonreía halagada

-Me refería a la vista -Corrigió mientras se sentaba cerca de la fogata apagada

- Oh
Contesto un poco desilusionada haciendo unos graciosos pucheros -Es mi lugar favorito del bosque, tanto en el día como en la noche el ambiente aquí es maravilloso, de hecho, eres la primera persona a la que le muestro este lugar, siéntete afortunado pero no eres el primero en llegar

Dijo mientras apuntaba su dedo hacia una lejana sección del bosque, pero pese a la distancia se podía ver claramente, el bosque estaba siendo destruido... Los antiguos arboles que se posaban ahí habían sido talados y parece que no se detendrían ahí -la mirada de Lexie se torno algo melancólica, tal vez recordaba la antigua belleza de la zona

-Ya me había sentido lo bastante afortunado cuando me salvaste de aquel Pokémon pero ahora parece que de verdad es mi día de suerte -El joven intento levantar sus ánimos con el comentario pero no parecía surtir demasiado efecto

-Da... da igual, ahora debes decirme quién eres en realidad -Rápidamente los ojos verdosos de Lexie habían pasado de estar decepcionados a estar completamente llenos de determinación

- Ya te dije que no lo sé, lo ultimo que recuerdo es despertarme en el bosque con Eevee al lado -Eevee había asentido a la afirmación de su acompañante con decisión – Lo único que había cerca eran estas pokeballs

- ¿Qué Pokémon contienen? -Preguntó Lexie con curiosidad

- Observa- contestó mientras presionaba el botón con el que normalmente el Pokémon saldría solo mostrando aquella parpadeante luz roja

- Con que están averiadas, realmente quería saber que contenían -Dijo Lexie algo decepcionada – Tal vez alguien ciudad plateada sepa arreglarlas

- ¿Ciudad plateada? -Contesto el joven aún más confundido que antes

- ¿Ni siquiera sabes dónde estamos?

- Supongo que no

- Wow, realmente estás en serios problemas
Lexie había comenzado a sacar comida de su mochila -Toma – dijo mientras lanzo un sándwich y una baya en dirección a Eevee y su acompañante humano

-Gracias... -dijo mientras atrapada la comida que iba en su dirección- Lexie, realmente necesito tu ayuda

-Ya lo noté, pero ¿Qué saco yo de ayudarte?

-No lo sé ¿Qué quisieras obtener?

Lexie había comenzado a devorar su comida mientras reflexionaba, realmente muchas ideas pasaban por su mente, algunas graciosas, otras perversas, pero había una en especial que hizo que se decidiera de una vez por todas

- ¡Ya lo sé! -Exclamó con una sonrisa genuina en sus labios – Quiero que me ayudes a convertirme en campeona de esta región

- ¿¡Cómo dices!? -Exclamó mientras casi se atragantaba con la comida - ¿Por qué yo? Ni siquiera soy un entrenador

- Eso no importa, necesito a alguien con quien viajar que este lo suficientemente desesperaba para seguirme no importa a donde vaya y tu eres perfecto para ese puesto, además necesito que alguien me ayude a cargar esa gigante mochila

La cara de Lexie estaba totalmente iluminada teniendo además una gran sonrisa, que sorprendentemente no era en modo de burla, era completa felicidad de haber encontrado a su acompañante perfecto

-Realmente estoy desesperado y no me quedan muchas opciones -dijo con una mirada de resignación -Esta bien, te acompañare

-¡Fabuloso! Mañana partiremos hacia ciudad plateada, pero antes...

- ¿Antes qué?

- ¿bromeas? Necesitas un nombre, necesito llamarte de alguna forma, ya que no recuerdas el tuyo, que te parece... -Lexie paro de hablar mientras pensaba el nombre ideal - ¡Lo tengo! Qué te parece ¡Aki!

- Aki... ¡Me gusta! ¿Qué te parece Eevee?

- Un chillido de felicidad y emoción había resonado por el pequeño campamento - ¡Eevee! ¡Eevee! -Era bastante obvio que a Eevee le gustaba

-¡Toma! -Gritó Lexie mientras lanzaba una vieja bolsa de dormir hacia Aki -Puedes dormir afuera, la casa de campaña es toda mia- dijo mientras entraba a la casa de campaña-me niego a dormir en el mismo sitio de un pervertido con mirada aterradora -Exclamo al sacar su cabeza de la casa solo para sacarle la lengua a Aki

-Esta bien supongo que es justo -Contesto Aki con resignación

De repente Eevee había salido corriendo con Lexie buscando poder entrar en la casa de campaña

-Wow, jajaja parece que tengo una acompañante, ¡Genial tendremos una relajante noche de chicas ¿verdad Eevee? -Preguntó mientras Eevee entraba con emoción

- ¡Eevee! -Contestó de forma alegre

- ¿En serio me dejaran solo aquí afuera? - pregunto Aki con una mirada indescriptible

- ¡Desde luego! Grito Lexie

- Dios... En fin, da igual buenas noches Lexie

- ¡Buenas noches pervertido! Grito Lexie desde su cómodo refugio- Mientras sacaba la cabeza de la casa de campaña junto a Eevee para sacarle la lengua a Aki por segunda vez

- ¿Para que me pones nombre si solo me llamaras pervertido? – susurro Aki
 0  0  0  0  0  0  0  0  2  0  0  0  0
Responder
#4
Buen día/tarde/noche Mewwave

Primero que nada bienvenido a la cueva y a esta pequeña comunidad, esperó que logres hacerte un lugar y sentirte a gusto.

Como segundo dato dire... yo no voy a corregirte errores ortográficos, porque yo aún escribo bastante mal y me desayuno los acentos/comas/letras... LetalQQ , pero como un consejo de principiante que a sido bastante regañado, te dire que escribas con calma y que pongas vista previa antes de publicar, para que puedas ver como quedan los parrafos/dialogos distribuidos, así como que uses el guión largo en vez del corto... y eso es todo, el resto supongo alguno de los muchachos te los comentara en su momento RaltsLewd

Con respecto a la historia...

"Aki" es un chico imperturbable ¿eh? Parece el típico protagonista de juego de terror que le puede pasar un demonio y le lame la cara mientras el hombre/mujer Farfar  ni se inmutan del hecho y siguen como si nada. Despertarte en mitad del bosque junto con un Pokémon y tres Pokéball, no recordar nada de ti o de donde estas, pero aún recordar lo demás... Nada extraño ¿Verdad muchacho? umbreonwhat

Inicialmente pensé que sería un transportado al mundo de Pokémon, pero al ver la naturalidad con la que tomó la situación y el conocimiento que tenía, deje de pensar eso para quedar con la pregunta de... "¿No estas un poco relajado para estar perdido?" pero bueno... ¿efectos segundaros de la amnesia?

En cuanto a Lexie... ¿la chica está aprovechando el bug o me lo parece? Malicious  Bien por ella, ya que ahora tiene compañero para las competiciones, aunque es un poco extraña... porque siendo una chica pequeña que acepte con tanta facilidad a un "pervertido" como ella le dice, pero bueno aún es muy temprano para sacar conclusiones.

Eso es todo por el momento y de mí parte Mewwave
 
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#5
Hello my friend. Hace tempo que queria retomar lecturas y…


​​​​​​Está interesante. Primero lo primero, Katsu allá arriba dice que "otros te van a señalar la ortografía" y supongo que yo entro en ese grupo. No hay mucho qué decir: no es imposible de leer pero especialmente faltan puntos y comas. El consejo es que leas en voz alta y cada vez que tú hagas una pausa al hablar, pongas una coma. Y cada vez que hagas una pausa más grande o cambies el tema, pongas punto. El resto es mera cuestion de práctica.

El fanfic es curioso. Realmente no puedo decir mucho porque apenas empieza. Pero me agradan los dos al parecer la Eevee es el pokémon de Aki y los otros también, pero el chico ha perdido la memoria. Siento que su actitud tan serena tiene sentido si está bloqueado emocionalmente y debido a la amnesia no encaja bien las cosas. Por otro lado, Lexie me cae bien igual. Sí, es mandona, sí, es exigente y sí, es muy insistente con lo del pervertido, pero más que nada parece una niña que se siente sola y es demasiado orgullosa para admitirlo abiertamente. Parece que tendrán aventuras interesantes los dos, y tenemos el misterio de qué hacía Aki en el bosque y como perdió la memoria en primer lugar.
​​​​​​
Interesante. Muy interesante. 
Meri no encontré un buen gif del lobito así que toma dos mapaches.
[Imagen: HQQLgVO.gif]
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#6
¿Sabes? Esta premisa me da ciertos recuerdos a Prism, en el sentido de que tras Red y Gold surge un tercer entrenador a marcar su parte de la historia después de esos dos, aunque claro, aquí no hay una región original, o bueno, esa es la impresión principal, porque todavía queda bastante por revelarse, además de toda la amnesia del protagonista.
Descansa. Hasta que nos volvamos a ver...
[Imagen: SwCanxx.png]
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#7
Mostrar Pyromentario del capítulo 1
Como te comente en Discord, la premisa y toda la historia me resultan interesantes,  pero entrando de lleno en el primer capítulo.
Un protagonista con amnesia, he visto varias series que utilizan este recurso, siendo la mayoría no muy de mi agrado, sin embargo, el protagonista no me desagrada, a niveles generales su personalidad inmutable ante situaciones de peligro tiene cierta coherencia si asumimos que no tiene recuerdos y que no presenta muchas emociones.
Un punto que me gusto es la que creo es su compañera, Eevee. Me gustaron mucho sus momentos en el capítulo, siendo bastante tiernos a mi parecer.
Lexie por otro lado es el otro personaje que no me cayo mal, sus interacciones con Eevee y Aki me gustaron, teniendo la personalidad que tendría una niña de 12 años. Que sea una cazabichos la hace alguien interesante a mi parecer, pues no es un arquetipo muy usado en los relatos que suelo leer, más el hecho de que utilizara a Aki como mula de carga para cumplir con su objetivo de ser la campeona de la región. Por un momento pensé que le pediría que la ayude con la reforestación del bosque o algo así, pero un objetivo y pedido más personal y un tanto egoístas me agradan, además de que el prota no es el que tiene ese objetivo y es un acompañante.
Interesante capitulo, me intriga saber como seguirá la historia, que intuyo será de la recolección de medallas de Lexie + Aki con su amnesia (además de las pokéballs que intuyo tendrán relación con ella y con su personalidad)
Sin nada más que escribir, nos leemos en otra ocasión.
                                       [Imagen: APTHhOg.jpg]
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#8
Nota: Primero que nada me gustaría agradecer a todos por sus comentarios, realmente no me lo esperaba y se siente recibir ese apoyo y expectación, además de eso, tomare en cuenta sus recomendaciones para mejorar la redacción y así hacerlo mas cómodo a la hora de leer, ahora si, sin mas preámbulos, comencemos con el capitulo 2 ¡Espero que lo disfruten!

 

Capítulo 2: Ciudad plateada y el viejo artesano



Había salido el sol en aquel hermoso lugar escondido en el bosque verde, Aki había dormido a la intemperie mientras que Lexie y Eevee permanecían cómodas en la casa de campaña, un bello ambiente los rodeaba, aunque ahora en un mal estado debido a la intervención humana. Aun así los Pokémon tipo bicho del lugar habían salido para llevar a cabo sus rutinas después de la larga noche, una gran cantidad de beedrills salían a hacer los labores para su colmena mientras que los butterfree exploraban en busca de polen, los pidgeys y sperows salían en busca de alguna presa vulnerable, pero en ese tranquilo momento un grito excesivamente fuerte azoto el tranquilo bosque

Mostrar

 
- ¡AKI! ¡DESPIERTA!
 
Una cazabichos de aspecto peculiar gritaba a los 4 vientos aquella frase
 
- ¿¡QUÉ PASA!? -Contesto Aki terriblemente exaltado por los gritos mientras restregaba sus manos en sus ojos cafés
 
- Es hora de irnos a ciudad plateada -Dijo Lexie con una sonrisa- debemos partir ahora mismo si queremos llegar antes de que oscurezca de nuevo
 
Después de cuestionarse la elección de compañera de viaje que había hecho Aki se había puesto en pie, recogiendo la vieja bolsa de dormir en la que había dormido la noche anterior y comenzando el largo viaje a ciudad plateada, tenían que cruzar todo el bosque para llegar a la ciudad, aunque Aki se cuestionara el primer destino de su viaje, Lexie le aclaro el propósito de ir a aquella ciudad.
 
-Es ahí donde se encuentra el primer gimnasio de la región, además de que es posible que encontremos alguien que pueda reparar las pokeballs averiadas que encontraste
 
-Entiendo, pero… ¿Cómo es ciudad plateada? -pregunto Aki mientras Eevee se subía de nueva cuenta a su hombro
 
-No lo sé, realmente nunca he ido, solo se que el gimnasio que hay ahí es de tipo roca por lo que dudo que Scyther y yo podamos hacer mucho
 
Aki aún no se adecuaba a la propia lógica de los combates Pokémon, pero por lo que Lexie le había explicado, los tipos de cada Pokémon en una batalla eran vitales, podían asegurar tanto una victoria como una derrota, al parecer Scyther al ser tipo bicho era tremendamente débil con los Pokémon de roca, la única solución sería capturar otro Pokémon con eficacia hacia el tipo roca pero Lexie parecía aborrecer la idea de tener otro Pokémon que no fuese de tipo bicho.

- ¡ME NIEGO! -grito Lexie cuando Aki le propuso atrapar otro Pokémon que no fuera bicho

- ¿Por qué? – contesto Aki un poco aturdido por el grito

- Los Pokémon bicho son muy especiales-contestó mientras a veía fijamente la pokeball de Scyther -Simbolizan cosas muy importantes para mi…
 
- Como digas, pero ¿en serio vas a retar al gimnasio de piedra con solamente Scyther?, parece una derrota segura -El chico tenia una constante cara de preocupación, las posibilidades de ganar la medalla no estaban a su favor, y eso podría ralentizar su liberación de una compañera tan rara como Lexie
 
- Se me ocurrirá algo ¡Ya verás! -Ella continuaba determinada a ganar con los tipo bicho que tanto amaba y aunque Aki intentara persuadirla parecía que no tenía efecto alguno
 
Aki finalmente se había rendido, Lexie no cambiaría de opinión por ningún motivo, pero las preocupaciones del chico tenían cierto sentido, la batalla parecía imposible de ganar, pero la terquedad de la cazabichos asi que tampoco tenia limites así que no había nada que pudiera hacer para remediarlo, solo podía esperar que su compañera realmente tuviera un muy buen plan entre manos.
 
Conforme se acercaban a ciudad plateada el paisaje cambiaba enormemente, el hermoso bosque en el que Aki había iniciado su aventura parecía haber terminado para transformarse en un ambiente mucho más urbano, el silencio perpetuo del bosque se veía opacado por el ajetreo común de una ciudad, los edificios altos, los automoviles y el paso constante de personas se hacia notar de sobremanera, aun mas saliendo de un lugar tan silencioso y pacifico, aun así, había una extraña sensación de tranquilidad dentro de lo ruidoso de una metropolis, 

-Wow... Esto es realmente impresionante... -Un pequeño brillo se había apoderado de los ojos de Lexie, mientras casi como un reflejo, su boca se abría, mostrando una expresión fácil de leer

-Entonces asi se ve ciudad plateada... -Mientras su compañera parecía alucinada por el ambiente, Aki estaba mas tranquilo, realmente no viéndose totalmente impresionado por el lugar, realmente era una sensación extraña pero... El juraría haber estado en un lugar asi tiempo atrás
 
-¡TIERRA LLAMANDO A AKI! -Lexie se había puesto a su lado mientras daba pequeños tirones a la manga de su camisa, mientras le hablaba de manera poco disimulada

-¿¡Eh!? ¿¡Que!? -Se había percatado que se había perdido en sus pensamientos asi que solo agito la cabeza mientras se recomponía

-Te quedaste en mirando hacia la nada un rato ¿No estarías pensando nada raro verdad? -La chica sonrió, para este punto Aki ya sabia el protocolo, así que solo suspiro mientras negaba con la cabeza

-No empieces... Solo creo que ya he estado en una ciudad así antes... -Había comenzado a avanzar, mientras que con la mirada navegaba de un lado a otro del sitio buscando algún centro Pokémon 

-Bueno... Si realmente estuviste aquí antes podemos preguntar, si solo visitaste una ciudad en algún punto de tu vida eso no nos dice mucho  -Lexie había tomado su mentón haciendo una pose algo extraña y graciosa

-Supongo que tienes razón, supongo que este es un buen punto de inicio para ambos -En el horizonte, finalmente un edificio con un característico rojo en el techo se había hecho presente

Al entrar, una enfermera de aspecto amable y un curioso cabello rosa los saludo desde el centro del lugar, era algo mas pequeño por dentro de lo que realmente aparentaba en el exterior pero al menos ofrecían baños y una estadía gratuita para viajeros, oportunidad que no podían dejar atrás asi que en cuanto pudieron, ambos viajeros se fueron a bañar, pues el bosque no era un lugar precisamente limpio, aunque curiosamente Lexie siempre estaba limpia al igual que su ropa, según ella, era debido a que se bañaba y limpiaba su ropa en el rio.

El caso de Aki era totalmente distinto, tanto el como su ropa estaban bastante sucios por haber estado inconsciente en el bosque por quien sabe cuanto tiempo, curiosamente, fue apenas en ese momento donde había puesto un poco mas de atención a su aspecto, era un chico de piel clara, con un cabello negro y desaliñado, además de unos ojos marrones algo profundos, confirmando aquello de la "mirada aterradora" que le había mencionado su compañera, pues tenia una expresión algo antipática y seria, dentro de lo que cabe también poseía una ropa bastante normal, unos pantalones marrones con unos zapatos deportivos negros, además de una camiseta blanca con un chaleco verdoso para finalizar con una gorra roja.

Después del baño y de poder limpiar su ropa, Aki estaba listo para por fin descansar en paz, parecia que su suerte estaba cambiando y despues de una noche algo desastrosa tendria un momento de relajacion para el, aunque para su desgracia la noche en el centro Pokémon fue más complicado de lo que cabria a esperar, los sofás eran duros como piedras tanto que extrañaba el viejo saco de dormir de Lexie, además el continuo movimiento en el centro Pokémon no lo hacia mucho mejor, continuamente el silencio se veía interrumpido por jóvenes y novatos entrenadores derrotados, algunos de ellos en combates amistosos mientras que otros al llegar tenian una expresion llena de preocupacion y temor, definitivamente no habia sido un duelo amigable el que habrian tenido.

Además muchos viajeros se habían quedado a pasar la noche aunque no era normal que hubiera tantos, la cantidad de gente allí sobrepasaba fácilmente las 30 contando una variedad exótica de Pokémon, desde feroces Nidoking hasta gráciles Ninetales, algo grande parecía venir pero no tenían idea de que podría ser.
 
Pese a las dificultades la larga noche por fin había terminado y tras un incomodo pero revitalizante descanso, nuestros protagonistas parecían listos para el ajetreado día, pero empezar antes de salir del centro Pokémon preguntaron por alguien capaz de arreglar las balls rotas, al parecer un viejo artesano de balls se encontraba en la ciudad pero se decía que la única forma en la que podría ayudar a alguien seria derrotándolo en un combate mano a mano aunque eso no parecía muy alentador pues se decía que su Machoke era excepcional pero no lo descubrirían hasta que lo intentaran por lo que su primer destino fue ir hacia allí.

El artesano vivía a las afuera de la ciudad, cercano al camino que se tenia que seguir para ir a la siguiente ciudad, al llegar, una choza sobresalía sobre el verde paisaje, era una pequeña cabaña rudimentaria posiblemente sin ningún beneficio moderno, aunque para ser una simple cabaña se podía ver la dedicación y el esmero dedicado en su formación, pues dentro de lo que cabe se notaba la fuerte estructura pese a su simpleza aparente, al entrar realmente se podía ver lo modesta que era, dentro solo había una pequeña colchoneta en forma de cama, una muy sencilla cocina equipada apenas con lo básico y una mesa con sus respectivas sillas, pero en una esquina se posaba un pequeño taller con herramientas y artefactos extraños, en ese pequeño sitio se encontraba el artesano, que al notar la apertura de la con una fuerte voz dijo:
 
-Ya les dije que no dedico mi arte a estúpidos criminales como ustedes, lárguense si no quieren morder el polvo de nuevo -mientras lo decía no parecía haberse inmutado pues continuaba trabajando sin ni siquiera girar la cabeza.
 
-Di… disculpe -Lexie titubeo un poco en sus palabras, la voz del artesano la había intimidado -Creo que nos confunde… no somos criminales, somos entrenadores
 
- ¿Entrenadores? Dios mío... Realmente ellos tienen una mala costumbre de no tocar la puerta de las casas ajenas antes de entrar -finalmente se decidió a pausar su trabajo, tranquilamente poso sus herramientas en su sitio correspondiente y parecía dispuesto a dar la cara

Sorpresivamente la cara del artesano no era tan intimidante como su voz, parecía un simple abuelo que disfrutaba de comer galletas con sus nietos, poseía unos tranquilos ojos, una barba poblada gris caía hasta el suelo donde reposaba sobre el suelo de madera, sus ropas eran simples y viejas lo único notable de ella era un grueso delantal oscuro.
 
- Entonces ¿Qué desean jóvenes entrenadores? -La voz tan fuerte e intimidante había desaparecido para dar paso a una muy apacible y tranquila -No creo que hayan visitado a este anciano por gusto -Bromeo con una sonrisa.
 
Aki y Lexie estaban boquiabiertos no podían creer el cambio tan drástico que había sucedido ante sus ojos, con los ojos grandes como platos intentaron articular muchas palabras con poco éxito, hasta que después de un corto momento se recompusieron y por fin pudieron hablar.
 
-Venimos a reparar unas pokeballs averiadas -Aki seguía sorprendido mientras sacaba las balls de su cinturón, para después mostrarle al viejo artesano su mal funcionamiento con el ya característico brillo rojo
 
El artesano se puso sus pequeñas y redondas gafas para examinar más detenidamente esas balls defectuosas -Interesante… -contestaba muy intrigado, al parecer fuera cual fuera la mal función parece ser que era extraña o como mínimo poco común.
 
-Escúchame joven, realmente puedo intentar arreglarlas pero el problema es que el núcleo de la ball esta hecho trizas, al parecer alguien quiso romper esta ball pero no parecía tener demasiado tiempo así que la azoto con lo primero que tuvo a la mano, es lamentable ver esta obra de arte un estado tan deplorable… -el anciano parecía un poco decepcionado por el trato tan agresivo a “la obra de arte” como el le decía -eso sí, tengo una condición para ayudarte, demuestra tu valía en un combate, demuestra que eres digno.
 
Los ojos amables del viejo cambiaron radicalmente, pasaron de completamente apacibles a llenos de pasión y determinación, además su voz volvió al tono intimidante de antes para terminar con su extraño ritual se había quitado las gafas y el delantal preparándose para el inminente combate.
 
Antes de que Aki pudiese hacer algo, el viejo se había apresurado afuera de la pequeña cabaña, mientras una pokeball había sido lanzada para sacar a un Machoke al combate, era un Pokémon grande y fornido, con una figura humanoide y se veía en el una fuerza feroz

Mostrar

 
- ¡Deténgase! -Lexie intentaba llamar la atención del viejo, pero parecía ser inútil – El nunca ha estado en un combate ¡Yo luchare por el! -grito mientras sacaba la única pokeball de su cinturón
 
- JAJAJA, con que una jovencita apasionada ¿eh? Me parece bien, pero quiero que el también me demuestre su valía, así que ¡Ambos luchen contra mí!

Lexie no titubeo un segundo y Scyther había hecho acto de presencia, mientras que Aki un poco aturdido por la situación se veía contra las cuerdas, era demasiado tarde para echarse atrás así que Eevee tuvo que tener la iniciativa, dando un paso adelante decidida a combatir.
 
Mientras que Scyther y Machoke poseían una altura similar de aproximadamente un metro y medio, Eevee era completamente diminuto en comparación midiendo apenas 30 centímetros por los que Aki temía que terminara herida en la aparente lucha de titanes que seria la batalla de Scyther y Machoke. Pero con más o menos miedo no podían echarse atrás era hora de un todo o nada.
 
- ¡Scyther adelante, es hora de demostrarle lo que valemos! -La voz de Lexie inundo el silencioso alrededor, había dejado caer su curioso sombrero al suelo dejando salir su brillante cabello rubio
 
- ¡JAJAJAJA! La pasión es ardiente en ti muchachita pero mi Machoke no se puede subestimar tan fácil -El viejo parecía cada vez mas determinado y su Pokémon no era para menos tenia una mirada igual de ardiente que su entrenador.
 
- ¡Cuchillada! -El pokemon tipo bicho habia salido disparado hacia adelante mientras rapidamente habia levantado sus garras preparado para asestar un ataque fulminante
 
- ¡Tajo cruzado! -El viejo ladro la orden, momento en el cual aquel imponente Pokémon hecho una especie de X con sus fuertes brazos para después apresurarse a quedar frente a Scyther momento donde libero aquella extraña pose, haciendo que un golpe aun mas fuerte de lo que Lexie o su pokemon pudiesen esperar
 
Ambos Pokémon habían salido disparados uno contra el otro, la cuchillada con la que Scyther había dejado en el suelo al Primeape parece no haber sido igual de devastadora contra el Machoke pues no parecía haber sufrido ni un rasguño, mientras que el tajo cruzado del Machoke había hecho retroceder a Scyther unos pocos metros, mientras tanto Eevee permanecía inmóvil esperando ordenes, Aki no sabía cómo combatir con los Pokémon pero al menos tenía que intentarlo.
 
- Eevee, usa placaje -Dijo con algo de inseguridad, pero Eevee hizo caso a la orden, lanzándose contra el Machoke con toda la fuerza y todo el impulso que pudo, chocando su cabeza contra la pierna del gran enemigo aquel gigante en comparación a la pequeña Eevee ni siquiera se inmuto, hasta era posible que ni lo hubiese sentido
 
Eevee había sido repelido fácilmente mientras que Scyther hacia casi todo el trabajo, cuchilladas azotaban al Machoke constantemente, parecía que poco a poco empezaba a retroceder debido a los constantes golpes, mientras Aki observaba pasmado el emocionante combate, Eeve no dejaba de chillar, pidiendo otra orden de su entrenador
 
- ¡Scyther, acabémoslo con tajo aéreo! Grito Lexie confiada y lista para el final del combate, pero el viejo ni se inmutaba seguía igual de apasionado como si su compañero estuviese arrasando.
 
- ¡VENGANZA! -grito el viejo mientras se reía ruidosamente, Machoke obedeció y parecía que se había quedado inmóvil, permanecía quieto en una pose estática mientras ponía sus brazos frente a el para soportar el golpe.
 
Scyther ataco con todas sus fuerzas en un tajo aéreo que parecía haber dañado bastante a su oponente, pero parecía que no era suficiente por lo que Lexie dio otra orden - ¡De nuevo Scyther, este acabado! -Obedeció de nuevo dando un golpe devastador al inmóvil Machoke que pese a lo que Lexie creía, sorpresivamente apenas seguía en pie, levantando la mirada hasta mirar fijamente al adversario mientras el viejo animaba desde la distancia - ¡ESO ES, DESATA TU FURIA! -Un gancho con una fuerza aplastante tan absurdamente rápida que era prácticamente imposible de esquivar había impactado en el rostro del pokemon bicho, haciendo que este volara para caer inconsciente al suelo
 
- ¡SCYTHER! -Lexie corrió en auxilio de su herido compañero asegurándose de que este estuviera bien, mientras Eevee parecía enfadada, haciendo sus característicos gritos a Aki para que le diese otra orden mientras que el parecía totalmente perdido, aquel Pokémon había derribado a Scyther de un solo golpe y Eevee pese a usar toda su fuerza su placaje no había surtido efecto ninguno.
 
- ¡EEVEE! -La pequeña Pokémon hizo un ultimo grito desesperado mientras corría hacia el Machoke, estaba furiosa mientras que corría parecía reunir mas velocidad y fuerza de lo que había logrado antes con su placaje, liberándola toda a la vez  en un solo golpe
 
- ¡EEVEE NO! -Aki no había reaccionado a tiempo, Eevee estaba decidida a dar un ultimo golpe, sin importarle si usaba tanta fuerza que acabase herida, antes de que Machoke pudiese celebrar la victoria sobre el Scyther, Eevee se había lanzado contra el pecho del grande Pokémon, en un golpe que incluso hizo una pequeña onda expansiva alrededor.
 
El gran Pokémon del viejo había sido lanzado unos 6 metros cayendo noqueado al suelo, mientras Eevee salió disparada a la dirección contraria el doble de distancia que el gigante enemigo.
 
Un silencio aparentemente sepulcral había inundado los alrededores hasta que una ruidosa risa hizo acto de presencia.
 
- ¡JAJAJAJAJA! ¿DOBLE FILO? ¡ESA SI QUE NO ME LA ESPERABA! ¡JAJAJAJAJA! -El viejo se comenzó a reír extasiado con el combate mientras Aki sin voltear corrió en la dirección en la que Eevee había salido volando, estaba en suelo, unas pocas gotas de sangre brotaban de su cabeza además de tener un moretón en la misma zona, aparentemente estaba noqueada.
 
- ¡Eevee! -La preocupación inundaban la expresión normalmente fría de Aki, mientras desesperadamente cargaba a Eevee en sus brazos -El viejo se acerco y con orgullo en sus palabras dijo -Fue valiente, ese ataque tiene una potencia altísima pero también deja al Pokémon que la uso herido, Eevee se sobre esforzó en hacer el ataque mas potente que pudiera pero parece que también le paso factura, vamos a mi cabaña allí podremos recostarla para que descanse hasta que la lleves al centro Pokémon -Aki todavía con miedo y preocupación en sus ojos asintió y regreso a la cabaña dejando a Eevee en la colchoneta que el viejo usaba como cama.
 
Lexie seguía revisando a Scyther, cerciorándose que no tuviera alguna herida realmente grave, tras sentirse más segura devolvió a su compañero a la pokeball y acompaño a Aki y al viejo a la cabaña.

Mostrar

 
Al volver a un ambiente mas relajado el viejo se volvió a colocar sus gafas y con una gran sonrisa exclamo - ¡Bien hecho entrenadores!, han demostrado ser dignos, tanto ustedes como sus Pokémon han demostrado tener almas llenas de pasión, merecedoras de poseer el arte de un artesano, ahora puedes dejarme esas Pokeballs y hare todo lo posible por repararlas, cuando estén listas se los hare saber.
 
Aki no oía, solo permanecía al lado de la colchoneta observando a su herida compañera, de nuevo el viejo se percato y con firmeza toco su hombro -Es mejor que la devuelvas a su pokeball, no quieres que pase demasiado tiempo en el exterior, podría lastimarse más.
 
- Ella no tiene pokeball -Dijo Aki mientras acariciaba el rostro de su amiga

 - ¡JAJAJAJA! ¿Por qué no lo dijiste antes? Estas ante uno de los mejores artesanos de pokeballs de la región, he estado guardando esto para una ocasión especial -dijo mientras sacaba de uno de los cajones del taller una ball, esta era distinta, tenía un rojo más intenso de lo normal, y tenía pequeños detalles dorados, el que más destacaba era una pequeña inscripción “勇敢な”

- ¿Valiente? -Lexie parecía haberlo traducido fácilmente
 
- ¡Exacto!, si alguien merece esa ball es esa chiquilla, cuídala por favor que era de un antiguo compañero Pokémon -La expresión del viejo parecía un poco melancólica pero intentando evitar esos sentimientos mientras sacaba otra ball del cajon, esta era de un tono plateado con detalles igualmente dorados, esta vez con la inscripción “強い”
 
- ¿Fuerte? -Lexie de nuevo parecía haberlo traducido instintivamente.
 
- De nuevo acertaste jajaja, pareces buena en esto, pero bueno, esta ball es para Scyther, créeme que hace mucho un Pokémon no le había causado tantos problemas a mi Machoke, tienes potencial niña y tu Pokémon también, sigue entrenando y llegaras lejos -Dijo el viejo alegremente mientras sonreía.
 
- Lexie con una sonrisa brillante como mil soles, agradecía extasiada al viejo por el regalo y el cumplido, transfiriendo a su compañero de pokeball satisfactoriamente.
 
- Aki acerco lentamente la nueva pokeball hacia Eevee hasta que un rayo parecía haber salido del interior absorbiendo a la herida Pokémon al interior, parecía que funcionaba y realmente fue en ese momento en el Aki aprecio “las obras de arte” como les decía el viejo, mas allá de una simple herramienta, simbolizaban una conexión entre entrenador y Pokémon sea buena o mala.​​​​​​
 
Tras una corta despedida y con la promesa de volver pronto, Aki y Lexie abandonaron aquella pequeña cabaña, yendo directamente al centro Pokémon para dejar a sus agotados y heridos compañeros, pero nada más entregar las pokeballs una voz resonó en la entrada.

 - ¡USTEDES DOS!
 
Un hombre que media alrededor de 1.85 de alto había gritado desde la entrada del centro Pokémon, mientras con una sonrisa algo macabra se acercaba poco a poco hacia donde la enfermera se encontraba, al llegar poso su mano en el hombro de Aki mientras decía.

Mostrar

 
-Escúchame chico tienes unas muy bonitas pokeballs ahí -Dijo mientras señalaba hacia las balls personalizadas que el viejo les había entregado.

- ¿Gracias? -Aki titubeo en la respuesta mientras nerviosamente conducía las balls hacia la enfermera.
 
-JAJAJAJA, No hace falta dárselos a la enfermera, ME LOS DARAN A MI -En un movimiento sorpresivamente rápido, el tipo tomo las balls rápidamente mientras antes de empujar a ambos chicos contra la recepcion, las siglas AR brillaban en su camiseta conforme este se alejaba pues apenas tomar las balls se habia girado y habia comenzado a correr a la salida.

Las expresiones de terror absoluto de Aki y Lexie se hicieron notar mientras las balls con sus Pokémon adentro parecían a punto de salir como una bala por la puerta.

Por fortuna un tipo de aspecto extraño se posaba cerca de la puerta con su Pokémon, este era de un color café claro, con largas piernas y unos grandes ojos oscuros con un pequeño brillo blanco en el centro.
 
En un ataque tan rápido que parecía ensayado el Pokémon dio un corto giro dando una patada extremadamente fuerte que lanzo al tipo de aspecto robusto unos cuantos metros para atrás haciéndolo chocar contra el muro.

Al acercarse al ladrón este estaba totalmente fuera de combate mientras que las pokeballs que estaban en sus manos se habían caído al suelo rodando poco a poco hasta llegar por fin hasta sus dueños originales, mientras el tipo extraño junto a su Pokémon también se habían acercado para ver si habían cumplido con su objetivo, al confirmar que el ladrón había caído procedió a presentarse adecuadamente.
 
El chico parecía algunos años mayor que ambos, tenía el pelo oscuro con una piel morena, además que fácilmente le sacaba unos 15 centímetros de altura a Aki, tenía unos ojos de un color azulado además de poseer una gran y orgullosa sonrisa blanca también parecía vestir un atuendo deportivo de colores blanco y negro junto con el típico cinturón para pokeballs con 4 de los 6 espacios ocupados, después de un corto intercambio de miradas el repentino héroe se había decidido a romper el hielo.
 
-Deberían tener mas cuidado la próxima vez, quizá no sean tan afortunados... -El chico irradiaba confianza acompañado de aquella sonrisa, mientras se recomponía poco a poco después del ajetreo.

-¡Vaya! ¡Lo siento! Creo que es de mala educación no presentarse adecuadamente, mi nombre es...

 
 0  0  0  0  0  0  0  0  1  0  0  0  0
Responder
#9
Buenas vengo a dejar mi comentario Mewwave

Como siempre y primero que nada
 
(05 Aug 2021
02:28 AM)
Dreckon escribió:
- ¿Entrenadores? Dios mío... Realmente ellos tienen una mala costumbre de no tocar la puerta de las casas ajenas antes de entrar -finalmente se decidió a pausar su trabajo, tranquilamente poso sus herramientas en su sitio correspondiente y parecía dispuesto a dar la cara

Observemos un especimen raro dentro del universo Pokémon, ¡Por fin alguien es consciente de lo extraño que es que los protagonistas (entrenadores en este caso) entren en casas ajenas como si fueran suyas y eso sin contar que también se llevan cosas de ella como si nada! (La policia brilla por su ausencia en más de una labor No )

Ahora si... con la historia...

Entonces Ciudad plateada, eso quiere decir que estamos en Kanto y que van a enfrentarse a Brock o con su hermano u otro sucesor (*Inserte sonido de suspenso*) Opinó igual que Aki... un Scyther vs cualquier Pokémon de roca... mmm... esta bien que tengas confianza en tu bicho, pero... creo que ya tacharía un poco de abuso, aunque si ese Scyther es de alto nivel... podría tener oportunidad GrowThink 

El viejo artesano sin nombre... me da un aire a Kurt/César, aunque más huraño y desatendido. Puede ser que se descuido tras mudarse y no tener a su nieta cerca, pero con lo apegado que estaba a los Slowpoke... dudo mucho que haya abandonado el pueblito del pozo y que sea el mismo sujeto.

Por otro lado... Aki tendra que ponerse las pilas o esa Eevee va a aprender ataques de animosidad negativa como frustración... si sigue afrontando las batallas de esa manera, pero hay que aplaudir que por lo menos dijo Placaje en su empane mental Malicious Aunque... que Eevee tenga un ataque avanzado como Doble filo quiere decir que en realidad tiene bastante nivel pikaowo

Al final no me entere mucho en que quedaron con respecto a las Pokéball, a menos que no quedaran en nada y que solo se preocuparon en atender primero a sus Pokémon, antes de seguir con el tema. Supongo que es normal... aunque también es una caminadera por gusto umbreonwhat

Por fin aparece el equipo delictivo de turno que no puede faltar, con las iniciales de AR que vaya uno a saber que significan o si son un grupo realmente organizado y no solo unas matones rejuntados. Juro que creí que el que detuvo al fugitivo era Brock, pero al leer que tenía ojos azules... la imagen de Brock se pateada lejos... a menos que algo me este perdiendo... umbreonwhat

Bueno creo que esto es todo por el momento... estare a la espera del próximo capítulo para conocer la identidad del héroe sin capa y los demás acontecimientos que aun estan en "proceso..." como lo ques las modalidades nuevas de los gimnasios y si el viejo sin nombre reparara las Pokéball o si Aki dejara el empane mental antes de que su Eevee se vuelva una chica resentida. Mewwave
 
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#10

CAPITULO 3: EL CHICO Y EL GIMNASIO DE LAS ROCAS


Mostrar


—Mi nombre es Allen —Dijo aquel chico con una notoria cantidad de confianza a su alrededor mientras devolvía a su compañero Pokémon a su ball correspondiente

Además de su atuendo deportivo, poseía una gran mochila que recorría su hombro hasta su cadera donde se podía observar sobresaliendo una gran cantidad de equipamiento para un viaje de entrenador, poseía un buen numero de pociones, bayas, proteínas, MTs y MOs además de una buena cantidad de pokeballs, algunas usadas y otras libres y preparadas para capturar algún compañero nuevo. En cierta manera Aki se sentía algo intimidado debido a la gran cantidad de comparaciones fáciles de hacer para este punto, mientras el llevaba una mochila que triplicaba el tamaño que la aquel chico, la suya no estaba llena de cosas útiles para la exploración y aventura, la había revisado antes, solo había una cantidad absurda de ropa de Lexie con el mismo diseño además de varios pares de zapatos para distintas ocasiones y un par de sombreros distintos al que llevaba puesto incluyendo una vieja y sucia gorra roja de baseball, además de eso solo tenia cuatro bayas que habían pasado a ser dos cuando a Lexie le dio hambre y una pokeball vieja que estaba llena de suciedad por su largo tiempo hasta el fondo de la mochila
 
—Aki, no soy entrenador, pero acompaño a esta chica que si lo es —Agito la cabeza rápidamente y se paro erguido mirando a los ojos al chico —Ella es Lexie… —Se había girado en la dirección de su compañera para encontrarse con una nada grata sorpresa
 
—¡Lexie, Lexie Adeline! —Ella permanecía absorta, con unos ojos abiertos como platos y una sonrisa tan grande y brillante que era imposible de borrar además de un pequeño enrojecimiento en sus mejillas que no era sencillo de ver a simple vista
 
—Así que una entrenadora y el tipo que lleva la mochila —Este sonrió levemente mientras se dirigía al lugar donde segundos antes el malhechor había sido noqueado tomando las pokeballs del suelo para arrojarlas en dirección de sus dueños originales
 
Por otro lado, el centro Pokémon se había mantenido en un silencio casi sepulcral durante todo este pequeño espectáculo, por lo bajo aun se podían escuchar pequeños susurros con cierto tono de terror en los mismos, inclusive alguna que otra persona ya había prácticamente corrido hacia la puerta para salir, algo no estaba bien y en el ambiente se sentía una gran incomodidad grupal o al menos así era hasta que la enferma a cargo levanto la voz intentando llamar la atención de los presentes
 
—¡Disculpen! Pueden continuar su día con normalidad, ya hemos notificado a las autoridades competentes que llegaran en breves —Esta hacia su mayor esfuerzo para hacerse notar y sobresalir sobre los susurros temerosos y el pesado ambiente
 

Mostrar


Mientras tanto Aki y Lexie permanecían algo crédulos ante la situación todo había sido tan rápido y extraño, en busca de respuestas Aki giro la cabeza de Lexie que solo suspiro volvió a darle la pokeball a la enfermera y con la mirada baja comenzó a hablar
 
—Aki… Te presento a los Atomic Rocket —Pese a la personalidad altanera y confiada de Lexie ahora parecía algo molesta mientras miraba con despecho al chico noqueado
 
—¿Atomic Rocket? —Aki parecía confundido, que tuvieran un nombre y que hablaran de ellos en plural solo podría significar que eran una especie de banda o algo del estilo
 
—La banda criminal más prolífica de la región —Allen interrumpió mirando fijamente a Aki —¿Eres nuevo por aquí?
 
 —Algo similar, si… —Era obvio que no podía ir diciendo por ahí que tenia una amnesia y había despertado en un bosque
 
—Entiendo… Bueno, supongo que es hora de que tu amiga te de una pequeña clase —Este giro la mirada hacia Lexie que solo pudo asentir con resignación
 
—Hace unos cuantos años, en esta región existía una banda criminal conocida como Team Rocket —Esta se puso erguida y había apretado los puños con algo de rabia —Se dedicaban a traficar con Pokémon, esclavizarlos y sacar todo el provecho que pudieran de ellos, además de otras actividades de índole similar
 
—Los chicos malos de Kanto —Dijo Allen mientras apunto a la puerta con su cabeza, parecía que quería dar un paseo o algo similar
 
—La cuestión es que hubo una época en la que eran imparables y poseían gran control en la región… O al menos así fue hasta que llego el —Lexie asintió y comenzó a dirigirse hacia la puerta, dándole unos pequeños golpes a su sombrero antes de seguir—Red, un entrenador salido de Pueblo Paleta consiguió deshacerse de todo el Team Rocket por sí mismo haciendo que su líder Giovanni desapareciera y poco después la organización se desmantelara sin un líder para después ser proclamado campeón
 
—Así que un héroe misterioso deshizo una organización por si solo, supongo que era bastante poderoso —Aki siguió el mismo camino que Lexie mirándola mientras caminaba
 
—No tienes ni idea, de lo mejor que la región ha entregado —Apunto Allen mientras jugueteaba con una pokeball negra con detalles dorados en su mano
 
—Hace unos dos años, Gold, un chico salido de Pueblo Primavera detuvo el intento de reformar la organización, se gano el puesto de campeón e inclusive logro derrotar a Red cuando este había desaparecido poco después de coronarse campeón

—Aja… ¿Y que tiene que ver el señor ladrón en todo esto? Según contaste el Team Rocket no debería existir —Aki miraba de reojo al centro pokemon a lo lejos mientras se podían escuchar algunas sirenas acercándose

—Pues… Hace poco, el Team Rocket volvió… Y no lo hizo de manera precisamente silenciosa, robos, trafico, secuestros y control económico y político de la región… —Lexie había soltado la presión que tenia en sus puños para solo pasarse las manos por el cabello —También destrucción de hábitats Pokémon…
 
—¿El bosque fue afectado? —Todo empezaba a cobrar sentido, la deforestación no había sido hecha por que si, quizá buscaban algun beneficio económico de todo aquello
 
—Si… Incluso cambiaron de nombre… Ahora se hacen llamar Atomic Rocket y son prácticamente imparables, Red desapareció y Gold fue a buscarlo por ayuda así que la región quedo indefensa…

—¿Indefensa? ¿No es un poco extremista confiarle toda la seguridad de la región a solo dos tipos, uno de ellos desaparecido? —Todo esto era raro, era difícil de creer que una región entera cayera con la ausencia de solo dos fuertes entrenadores
 
—No podemos hacer mucho más… Todo aquel que se les impone termina desapareciendo sin dejar rastro, inclusive un miembro del alto mando esta desaparecido desde hace algún tiempo… Se sospecha que por rebelarse ante el bonito orden criminal —Allen hablo mientras miraba hacia su ball, poniendo su dedo pulgar en el botón que debería pulsar para abrirla
 
—Y Lexie… ¿Por qué no me lo contaste antes? —Aki se giró en su dirección, cruzando los brazos esperando una respuesta

—¡Acompáñame a recorrer una región dominada por una organización criminal donde posiblemente nos asalten para robar nuestros Pokémon y tu no puedas defenderte por que no tienes conocimiento en combates Pokémon! ¿A que no suena una propuesta muy atractiva? —Lexie le devolvió la mirada haciendo gala de su evidente sarcasmo
 
—Buen punto, aunque igualmente estaba entre la espada y la pared desde un inicio —Aki solo alzo los hombros mientras suspiraba un poco
 
Repentinamente un par de motos con sirenas habían salido disparadas al lado de los chicos, la persona que parecía liderar la situación era una chica relativamente joven, con el pelo azulado y un uniforme de policía que sobresalía de los demás
 
—Y ahí van… —Susurro Allen mientras giro el rostro en la dirección en la que se habían ido, para solo devolver la pokeball con la que jugaba a su cinturón  

 —¿No deberías alegrarse? Creo que van a arrestar al tipo —Aki estaba sorprendido por la repentina ola de negatividad acompañada de un ambiente algo pesado
 
—Pues… Estoy segura de que el tipo saldrá en un par de horas así que no pienses mucho en ello —Lexie solo levanto los hombros mientras seguía caminando
 
Dentro de lo que cabe la gente del lugar prácticamente había aceptado la situación, por ello nadie se sorprendió o intento detener al ladrón en el centro Pokémon, mas que eso solo se podía percibir una especie de aura de terror alrededor, nadie quería meterse porque sabía que las cosas se podrían poner mal para él, era algo triste que básicamente el pensamiento popular era solamente aceptar su situación, aceptar que no podían hacer nada y esperar a que un héroe legendario apareciera por la puerta y pusiera fin a todo como si fuera un truco de magia… Era en cierta forma lamentable, la gente estaba cansada, parecía que ya no tenían ganas de luchar.
 
Inclusive era fácil mirar a la ciudad con otros ojos, era complicado solo ver aquella gran ciudad llena de movimiento y ajetreo pues no era raro ver todo lo malo que podía rodear a la ciudad, personas con un Pokémon grande e intimidante a su lado proliferaban por todos lados era como una especie de “sistema de protección” mientras que el resto de los Pokémon que podían mantener estaban colocadas firmemente en su cinturón esta gente se sentía amenazada y no era precisamente difícil adivinarlo

—Hey Allen… ¿Por qué nos ayudaste antes? No es por nada, pero no parecía que a nadie más le interesara… —Aki pregunto mientras observaba sus alrededores con cierto nerviosismo, tragando saliva en el proceso
 
—Bueno… Tengo mi historia con los Rocket… Aunque no soy originario de aquí, me vi obligado a venir hace un tiempo por unos cuantos “problemas familiares” es una historia demasiado larga y no los quiero aburrir… —Este solo esquivo el tema mientras miraba en otra dirección notablemente incomodo
 
—No te preocupes… Lamento si dije algo inadecuado —Aki solo hizo una pequeña reverencia en forma de disculpa y siguió caminando algo incomodo


Mostrar


Había una especie de silencio largo e incomodo en el ambiente, tanto Aki como Allen solamente miraban en direcciones contrarias estando centrados en sus pensamientos, mientras Lexie paseaba la mirada de uno a otro buscando alguna especie de reacción de su parte, hasta solo suspirar antes de recomponerse acercándose un poco a Allen para estirar de su manga mientras lo veía a los ojos, tenia que terminar este silencio incomodo y de paso conocer algo más a su salvador
 
—¡Hey Allen! ¿Tú no estás reuniendo las medallas de la región de casualidad? ¡Creo que eres muy fuerte!
 
—Oh… Bueno, desde que llegue he estado reuniendo medallas, busco mejorar como entrenador así que no había mejor manera que luchando constantemente con lo mejor del lugar —Allen agito la cabeza respondiendo a la pregunta con una sonrisa —Ahora tengo seis medallas, aunque me estoy tomando un descanso de los gimnasios para prepararme para algo mucho más grande

—¡GENIAL! ¡YA QUISIERA TENER TANTAS MEDALLAS! —Lexie dio unos pequeños saltos en su sitio mientras sonreía ampliamente —¡ESPERO TENER UN DUELO CONTIGO CUANDO SEA MAS FUERTE!

 —Lexie… ¿Puedes bajar el volumen por favor? —Aki aun permanecía pensando la situación, hasta que la voz chillona a la que se estaba acostumbrando de repente se había hecho presente y en un volumen bastante alto
 
—Tómatelo con calma, viene bien algo de positivismo en una región llena de amargado ¿No es así Lexie? —Allen solo sonrió mientras abría su mano dirigiéndola hacia Lexie
 
—¡Así es! —Esta dio un salto chocando su mano con la de Allen
 
—Lo que digan supongo —Algo ajeno a la situación solo continúo caminando observando a lo lejos un edificio de gran tamaño, aunque cubierto de cinta amarilla por todos lados
 
—Es una lastima lo del museo… De hecho, solo vine hasta acá para verlo —Allen dirigió al llamativo lugar—Estuve preguntando y parece que la remodelaran o algo así

 —Es el museo de ciencias ¿No? —Aki respondió con toda la naturalidad del mundo mientras miraba el sitio
 
—Sip, escuche que hay algunos fósiles, cuando vine por primera vez no pase por allí, ahora me arrepiento un poco —Allen respondió algo avergonzado mientras llevaba la mano a su cabello
 
—¿Un museo? Que aburridos… A mi solo me interesa el gimnasio, es por lo único que vinimos ¿No es así? —Lexie dirigió su mirada hacia Aki, buscando algún tipo de complicidad
 
—Supongo que si… Aunque me hubiera gustado ver la nave espacial —Respondió llevándose la mano a la mejilla, rascándola un poco
 
—¡El gimnasio es más interesante que tu estúpida nave espacial! —Lexie grito orgullosa mientras le daba un pequeño golpe en el hombro a su compañero

 —Supongo que irán al gimnasio del lugar ¿No es así? —Allen solo sonrió un poco al ver a la peculiar pareja

 —Pues si… Lexie quiere reunir las medallas y entrar en la liga así que esta fue nuestra primera parada —Respondió Aki
 
—Voy a salir de la ciudad, pero el gimnasio me queda de pasada, si lo desean después de que tengan a sus Pokémon de nuevo los puedo acompañar —Allen sonrió mientras comenzaba a caminar de vuelta al centro Pokémon
 
—¡Grandioso! —Lexie corrió a toda velocidad hacia el lugar deseosa de tener a su Pokémon de vuelta, pasando de largo a Aki y Allen
 
El camino de vuelta al centro Pokémon fue algo silencioso, finalmente el ambiente se había calmado bastante después de hablar de una buena cantidad cosas bastante negativas antes, aunque no lo quería admitir, para Aki era reconfortante ver la energía de Lexie y una actitud mas tranquila y madura como la de Allen.

El centro Pokémon había vuelto a su funcionamiento regular, aquel maleante ya no estaba, así que parecía que los oficiales de policía habían hecho su trabajo, los clientes del lugar ya habían recuperado la actividad, entrando y saliendo constantemente, mientras que la enfermera atendía sonriente a todo aquel que se acercara, Aki y Lexie habían estado una buena cantidad de tiempo en su corto y divertido paseo así que tanto Scyther como Eevee estaban listos para la acción, aunque en el instante que Aki pudo recuperar la ball de Eevee lo primero  que hizo fue sacar a su compañera de la ball mientras acariciaba un poco su cabeza algo aliviado.

—¿Un Eevee? Eres algo suertudo de tener un Pokémon tan exótico —Allen sonrió notando el alivio de Aki, rompiendo su siempre tranquilo semblante

—¡Eevee! —Eevee ladro un par de veces en dirección a Allen, notablemente ofendida

—Es ella —Lexie señalizo mientras se dirigía hacia Eevee para acariciarla

—¡Vaya! ¡Lo siento entonces! —Allen hizo una reverencia antes de sacar una baya de su mochila para ofrecerla en modo de disculpa
 
Aki solo observaba un poco apartado, mientras que una muy pequeña sonrisa comenzaba a asomarse entre sus labios, era una sensación gratificante ver toda la escena, poco tardo en guiar a Eevee de vuelta a su hombro, antes de seguir a Allen por la puerta, aunque ahora un poco más confiado.

El trayecto hacia el gimnasio era relativamente corto, tenía bastante sentido que el centro Pokémon estuviese cerca, por lo que había visto la noche anterior, no era raro que los entrenadores viniesen corriendo lo más rápido posible intentando que sus Pokémon no sufrieran más daños antes de que se pudiese dar cuenta algo llamo súbitamente su atención.


Mostrar


—¡Aki! ¡Mira, allí esta! —Lexie tiro un poco de su manga para después señarle con una sonrisa aquel gran edificio de un techo dorado, era obvio lo mucho que contrastaba con el resto del sitio

—¡Les presento el gimnasio de Ciudad Plateada! —Allen se poso delante del lugar antes de poner ambos brazos en su cadera, mientras veía el lugar se podía notar una leve sonrisa orgullosa en su rostro

Aki solo trago saliva, algo le decía que lo que allí aguardaba era un reto mucho mayor al que se había enfrentado con el viejo de las afueras además de las pocas posibilidades que tenían de que esto saliera bien, pero que mas quedaba no podía simplemente irse así que solo suspiro mientras se aproximaba hacia la puerta

—Gracias Allen… Creo que a partir de aquí podemos suponer que debemos hacer —Aki hizo lo posible por apartar un momento sus nervios por lo que solo se giro en dirección a Allen para levantar su pulgar y hacer todo lo posible por desprender una sonrisa

—¡Claro! Suerte chicos, quizá los vea en Celeste —Este saco otra de las pokeballs de su cinturón para arrojarlo al suelo de donde salió un ave de un tamaño bastante considerable, con unas grandes patas además de un pico alargado y puntiagudo, además de tener unas cuantas plumas en su cabeza que le daba un aspecto dominante —¡Braviary! ¡Despega!

En un salto sorprendentemente rápido Allen se había montado a lomos del gran Pokémon para sujetarse fuertemente del mismo mientras se preparaba para despegar, este dedico una sonrisa al de incrédulos espectadores antes de poner la mano en su cabeza para hacer un corto gesto de despedida

—Demonios Aki… Por qué no puedes ser tan genial como ese tipo —Lexie puso en la mano en su barbilla mientras veía fijamente a su compañero, quizá estaba planeando alguna fechoría

—Lamento ser un amnésico aburrido y cínico con la mirada aterradora —Aki levanto sus hombros mientras suspiraba, si algo había aprendido este corto tiempo es que las comparaciones le disgustaban

—Hombre… Creo que si cambiaras tu ropa de vagabundo y dejaras de mirar fijamente a las cosas durante un tiempo absurdo podrías ser cool —Lexie se había alejado un par de metros, antes de observar el estilo de su compañero mientras cruzaba los brazos

—¿Podemos juzgar mi falta de estilo después? Creo que hay un gimnasio justo enfrente de nosotros y querías retarlo —Aki solo suspiro habiendo aceptado la personalidad de su amiga, mientras se acercaba lentamente a la puerta para abrirla

—¿HAS PROBADO EL CAFÉ? ¡CREO QUE TE QUEDA MEJOR QUE EL VERDE! —Lexie se había apresurado en alcanzarlo mientras daba unos cuantos saltos para igualar su velocidad

El interior del lugar era tan intimidante como el exterior, nada mas entrar un pasillo largo y oscuro se posaba delante, mientras que al avanzar por el alguna que otra luz se encendía súbitamente, hasta que de repente una arena de combate de gran tamaño estaba delante de ellos, estaba esta complemente llena de tierra acompañada de rocas de gran tamaño a su alrededor, era bastante temático con el tipo roca contra el que se tenían que enfrentar

—¡Bienvenidos retadores! ¡Les doy la bienvenida al gimnasio de ciudad plateada! —Una voz confiada y amable, con un tono parecido al de Allen atravesó la gran habitación —¡Yo soy Brock, el líder de gimnasio y su oponente a vencer!

—¡Yo soy Lexie Adeline! ¡Mas te vale reconocer el nombre de la futura campeona! —Lexie ya había llevado la mano a su cinturón tomando la ball de Scyther, mientras que una mirada decidida y confiada había tomado control de sus ojos
 
La voz poco a poco se acercaba cada vez más, hasta que una figura alta con un tono de piel moreno y con un cabello café se había hecho presente este solo mantenía una sonrisa confiada, aunque no es que se pudiera tener una buena descripción de sus ojos, la intensidad en el ambiente era suficiente para decir que tenia tantas ganas de combatir como la chica que tenía delante


Mostrar


—Hace mucho que no me enfrentaba a alguien tan confiada… Pero antes, dime ¿Cuántas medallas de gimnasio posees? —Brock observo un grupo de pokeballs que tenia en sus manos esperando la respuesta de Lexie

—Ninguna, este es mi primer gimnasio —Lexie cada vez sonreía más, parece que este era el momento que estaba esperando

—Muy bien, haremos de este un reto justo —Brock tomo una de las pokeballs que tenia antes de dirigirse al extremo opuesto de lugar —Muy bien Lexie Adeline… ¡Es hora de que nuestros Pokémon hablen por nosotros! ¡Demuestra que tienes madera de campeona!

—¡Scyther adelante! —Lexie arrojo su ball rápidamente y sin titubear al centro de la arena

—¡Buena suerte Lexie! —Aki había retrocedido un poco durante esta escena, tomando asiento en un lugar cercano para observar el combate, mientras Eevee reposaba en sus piernas

—¡SCYTHER! —El Pokémon de Lexie solo miraba hacia el frente lleno de determinación, parecía tener la misma mirada de su entrenadora

—¡Onix adelante! —Brock arrojo una ball hacia la arena de donde un Pokémon de una gigantesca altura había salido, esta estaba completamente hecha de rocas
 
El Pokémon del líder era grande e intimidante, además de tener una gran fuerza mientras que el Scyther de Lexie había probado ser fuerte, aunque quizá era este momento donde un reto le quedaba muy grande, apenas había podido vencer al Machoke del viejo y no pudo dar el ultimo golpe antes de caer, ahora se enfrentaba a un Pokémon gigante pero pese a eso no parecía dispuesto a retroceder, por el contrario solo golpeo las cuchillas de sus patas entre si afilándolas aún más, mientras que Onix solo miro a su pequeño oponente antes de rugir, durante todo este proceso, un chico con uniforme y un par de banderines se había ubicado en medio de la arena, parecía ser una especie de arbitro

—¡Por la medalla de gimnasio de ciudad plateada! ¡Lexie Adeline como retadora contra Brock líder de gimnasio! —Grito antes de mover los banderines que tenia en sus manos rápidamente, dando inicio al combate —¡Ahora! —Ladro antes de retroceder algunos pasos

—¡SCYTHER CUCHILLADA!  —Lexie apunto hacia su rival mientras daba la orden

—¡ONIX AVALANCHA! —Brock hizo un ademan similar señalando al ahora pequeño rival de su Pokémon

—¡Scyther! —Este salió disparado desde su lugar hacia Onix, dando un fuerte tajo con su cuchilla hacia el gigantesco Pokémon de roca, aunque para su desgracia, este ni siquiera se inmuto, solo había conseguido hacer un pequeño rasguño en una de las grandes rocas que formaban su cuerpo

El Onix de Brock solo dio otro rugido ante el golpe de su rival antes de retroceder rápidamente para lanzar un gran numero de rocas de gran tamaño salidas desde su mismísima boca, haciendo un sonido similar al de un derrumbe, pese a la rapidez de Scyther, este solo pudo observar como esas rocas gigantescas iban en su dirección y eran prácticamente imposibles de esquivar, usando el poco tiempo que tenia para poner ambas garras en forma de cruz frente a el buscando defenderse todo lo que pudiera

—¡SCYTHER CUIDADO! —Lexie grito al ver el ataque
 
Pese a la advertencia de su entrenadora y el su intento por defenderse, el grupo de rocas dio de lleno en el Pokémon de Lexie, arrojándolo fuertemente contra la pared, para después observar como este caía lentamente al suelo y parecía que no tenia muchas fuerzas para levantarse


Mostrar

​​​​​​​

Aki solo pudo ver como el Pokémon que los había sacado de tantos aprietos no tuvo ni siquiera una mínima oportunidad contra su oponente y peor aún, este había caído de un solo golpe, rápidamente dio un salto del lugar donde permanecía sentado antes de correr en la dirección del herido Pokémon  

Lexie se había quedado en shock, dejando caer la pokeball que tenía en su mano al suelo, aquella pokeball que tenia inscrita la palabra “fuerte” en ella, sin poder mencionar ni siquiera una palabra cayendo de rodillas al suelo, hasta que un grito la despertó de su momentáneo sueño

—¡SE ACABO! ¡EL SCYTHER DE LEXIE NO PUEDE CONTINUAR! ¡EL LIDER DE GIMNASIO HA GANADO EL ENCUENTRO! 
 0  0  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0
Responder
#11
Buen día/tarde/noche vengo a dejar mi pequeña puñaladita Malicious

Y empezando como siempre...
 
(04 Sep 2021
04:07 AM)
Dreckon escribió:
—¡Acompáñame a recorrer una región dominada por una organización criminal donde posiblemente nos asalten para robar nuestros Pokémon y tu no puedas defenderte por que no tienes conocimiento en combates Pokémon! ¿A que no suena una propuesta muy atractiva? —Lexie le devolvió la mirada haciendo gala de su evidente sarcasmo

Me cae bien esta chica Malicious , pero...
(04 Sep 2021
04:07 AM)
Dreckon escribió:
—¿Indefensa? ¿No es un poco extremista confiarle toda la seguridad de la región a solo dos tipos, uno de ellos desaparecido? —Todo esto era raro, era difícil de creer que una región entera cayera con la ausencia de solo dos fuertes entrenadores



Aki tiene un punto, no es muy creible que solo un niño (en este caso dos diferentes en distintos momentos) derrote a toda una organización criminal mientras la policia (y toda la región) se abanica y gana su sueldo por calentar sillas No

En fin... vamos por el capítulo

Que puedo decir, este capítulo se trata más que todo de conocer un poco a nuestros protagonistas, que Lexie aparte de ser una exploción de energía casi infantil, también es una chica enamoradiza . Por otro lado Aki parece intentar permanecer indiferente ante todo o quizás neutral, aunque por su reacción puedo tomar que serán shipeables en el futuro GrowThink

También nos medio presentan al otro chico, el que pensé que sería el líder local y que resultó ser un entrenador más experimentado. Allen entrenador extranjero, posiblemente de Unova, que vino a parar a Kanto para tomar el desafio de la liga de allí. No es mucha info, aparte de que por su reacción parece que las cosas en Unova no son mejores (*Inserte al Equipo Plasma aquí*) pero por algo se empieza y posiblemente vuelva a cruzar caminos con los protagonistas.

Me causa un poco de gracia que acusen a el Atom Rocket, y a toda organización delectiva, de "exclavizar a los Pokémon" Cuando en teoría todos los entrenadores hacen lo mismo, porque dudo que TODOS los entrenadores le preguntan a un Pokémon, antes de atraparlos sí quieren ser parte de su equipo o sí quieren que los saquen de sus habitat para hacerlos pelear combates "sangrientos", pero en fin... la hipotenusa Malicious

No tengo mucho más que decir sobre el tema de la delincuencia y la inutilidad de la autoridad en el mundo Pokémon, solo puedo que
Mostrar ...
[Imagen: 76253137.jpg]

Ahora vamos a la batalla...

Lexie, querida mía umbreonwhat  admiro tu entusiasmo y todo, tu fanatismo por los bichos siendo chica, pero... seamos sinceros... Cuchillada contra un Onix no es muy buena opción... aunque está bien. Lexie necesita una sacudida para darse cuenta que la mantis no podra contra todos los tipos de Pokémon y todos los gimnasios, solo espero que no se traume por la abrupta derrota.

Bueno... creo que eso es todo, no tengo nada más que decir, así que hasta un próximo capítulo Mewwave
 
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)
task