Longfic- Contagio

Extension largaLongfic
FranquiciaCoregames
GéneroCiencia ficciónTerror
Resumen

Natsuki Nakamura ha vivido toda su vida con temor a lo que ocurre después de la muerte. Y no se imagina que pronto lo descubrirá.

AdvertenciaMutilaciones
#1
[Imagen: hJB6Yjv.png]

Mostrar ÍNDICE
Capítulo 1: Sola y sin rumbo

Capítulo 2: El Brote

Capítulo 3 (próximamente)

Capítulo 4 (próximamente)

Capítulo 5 (próximamente)

Capítulo 6 (próximamente)

 
Capítulo 1: Sola y sin rumbo
 
Desde el día en el que abrió los ojos por primera vez, siendo bienvenida a un nuevo mundo por la enceguecedora luz de la lámpara del techo del quirófano y por la cálida sonrisa de su madre, Natsuki Nakamura sintió frío. Un escalofrío que nunca abandonó su cuerpo, ni siquiera en sus momentos más íntimos. Uno que siempre le hacía recordar lo frágil e insignificante que era la llama de la vida, y lo fácil que era extinguirla.
 
La muerte siempre estaba a su lado, respirándole en la nuca y recorriendo todas y cada una de las vértebras de su columna. Siempre acechando como un Arbok reptando por el cuerpo de su incauta víctima hasta rodearla y comenzar a oprimirla con los poderosos músculos de su cola, tanto en su hogar como en la escuela.

Todo lo que estaba a su alrededor era una potencial arma mortal. Incluso aquellos finos y delicados lápices a los que siempre sacaba punta compulsivamente para luego dejarlos sobre el pupitre durante sus clases de matemática podían acabar con su vida si tan solo se los incrustaba en el cuello o en la yugular, o si los utilizaba para perforarse y extraer sus ojos como si fuesen malvaviscos atravesados por una rama.
 
La muerte. Aquel momento que tanto humanos como pokémon conocían como la luz al otro extremo del túnel. El fin de la vida. Pero, se preguntaba ella, ¿acaso era realmente ese el final de todo? ¿O era en realidad solo el inicio de algo oculto, algo misterioso? ¿Algo más...siniestro?
 
De cabello y ojos rojizos y una piel pálida como la tiza, Natsuki era el vivo reflejo de su madre tanto en físico como en actitud. Jamás dejó de ser callada como una lápida, y mucho menos delgada como la escoba ubicada detrás de la puerta trasera en la cocina de su casa. Le resultaba imposible hacer amigos en la escuela, y aunque los médicos la habían diagnosticado con un trastorno depresivo mayor, su dedicación al estudio y sus calificaciones eran lo suficientemente excepcionales como para que sus profesores le encargasen siempre trabajos prácticos individuales, otorgándole un trato especial. La cosa más cercana a una amiga que tenía era Toothy, aquella pequeña Emolga joven que su madre había traído de su viaje a la región de Unova con motivo de regalársela para su cumpleaños.
 
Es redonda, tímida, dulce y llena de amor para dar. Igual que tú, tesoro.”
 
Al poco tiempo de haberse graduado con honores de la facultad de medicina de Ciudad Azulona, la parca plantó la semilla de la desgracia en su familia. Su padre murió de un ataque al corazón producido por su constantemente alto colesterol. Su madre falleció meses después a causa de una extraña enfermedad que llevaba años consumiéndola. Era como si la muerte misma estuviese ayudándola a convencerse de que su destino era unirse al cuerpo forense de Ciudad Carmín. Y fue entonces cuando Luke, uno de sus viejos compañeros de laboratorio, se le acercó para conversar acerca del tópico en cuestión.
 
No pierdas tu tiempo allí, Nats. Fui a una entrevista con esos idiotas, y cuando ven que sabes más de lo que deberías te echan diciéndote que estás sobrecalificado. De hecho, conozco el lugar perfecto al que puedes ir.”
 
Natsuki desconfiaba de Luke. Aquel muchacho de cabello y ojos verde claro era imprudente, arrogante y propenso a juntarse con la gente incorrecta. Pero tenía una manera nata de convencer a aquellos que le escuchaban para que creyesen en sus palabras. Y una chica con tan baja autoestima y tan desesperada por obtener inserción laboral como ella no podía decirle que no.
 
¿Qué tal si te nos unes al Equipo Rocket? Somos una organización extraoficial que vela por el bienestar de Kanto. Estamos necesitando médicos y doctores que atiendan a nuestros hombres y a sus pokémon cada vez que vuelven de una misión riesgosa. Nats, alguien con tus conocimientos nos vendría de maravilla. Siempre fuiste la alumna estrella en nuestro curso, y puedes seguir haciendo uso de tu talento con nosotros. Además la paga es buena. ¿Qué dices?”
 
Habían muchos adjetivos con los cuales se podía describir a Natsuki. Tímida. Tartamuda. Insegura. Antisocial. Ermitaña. Pero estúpida encabezaba la lista de los que debían ser descartados a la hora de hacerlo. Ella sabía más que bien todo lo que se necesitaba saber sobre el Equipo Rocket. Fundada a mediados de los años ochenta por la enigmática empresaria Madame Boss, durante los últimos días de la Gran Guerra de Kanto, se había convertido en una mafia organizada que se dedicaba al hurto, a la venta y al tráfico ilegal de pokémon en pos de generar ganancias. Por más de dos décadas controlaron tanto la región de Kanto como la de Johto, manteniendo aterrada a la población y aprovechándose de la corrupción dentro del departamento de policía de ambas regiones con tal de poder llevar a cabo sus horrorosos y despreciables crímenes, hasta que en el período de cuatro años su organización fue espantada y dividida por dos jóvenes pero poderosos entrenadores, uno de ellos siendo el actual campeón de la liga pokémon en la Meseta Añil. No obstante, siempre se había dicho que algunas células rebeldes y agentes durmientes habían resistido.
 
Solo un pobre desgraciado sin nada que perder aceptaría trabajar con y para delincuentes tan sumamente infames. Pero Natsuki quería el dinero. Necesitaba el dinero. Y, como su madre nunca se había cansado de repetirle, si la vida le daba limones, la mejor opción de todas las que le quedaban era hacer limonada.
 
Muy bien. Acepto.”
 
Luke se limitó a contestar con una sonrisa que dejaba en evidencia tanto orgullo como sorpresa. Aunque vivía acostumbrado a que todo aquel con el que conversase terminase o poniéndose de acuerdo con él o por lo menos hallando lógica en lo que decía, jamás habría esperado una respuesta afirmativa de parte de una chica tan lista y tan íntegra como lo era Natsuki. Intentó disfrazarlo recomponiendo aquel lenguaje corporal que siempre empleaba para lucir muy convencido y seguro de sí mismo, mas ella parecía ya parecía haberse percatado de ese momentáneo pero notable cambio en su expresión facial. Y si no lo había hecho, tampoco se había molestado mucho en probarlo.
 
¿E-en serio? E-eso es...¡Estupendo! Entonces pasaré a buscarte mañana para llevarte a las instalaciones. Pero te pido que hasta entonces no lo compartas con nadie. Si lo haces los dos podríamos meternos en...bueno, no diría aprietos, pero sí momentos algo incómodos con la ley, si es que me entiendes.”
 
No compartírselo a nadie. Claro. Como si hubiese podido compartírselo a alguien para empezar. Con sus padres muertos ya llevaba un largo tiempo viviendo sola en la casa que había heredado de ellos, sin amigos, sin familiares cercanos y sin ningún tipo de contacto. Ni aunque lo hubiese gritado a los cuatro vientos le habría importado a alguien. Con suerte quizás Toothy prestaría atención a su secreto.
 
¿A qué hora pasarás?”
 
Estaré allí a eso de las nueve de la mañana. Asegúrate de haber desayunado y de tener todo lo que necesites llevar a mano.”
 
Seguro. Te estaré esperando.”
 
¡Espléndido! ¡Nos vemos, Nats!”
 
Y lo vio alejarse contento, acompañado de su Porygon2 mientras el fuerte viento que se había levantado sacudía tanto los cabellos de él como los de ella. Juró por un segundo escuchar a la muerte soltando una sádica carcajada sobre su oído izquierdo, como si acabase de hacer un pacto con el demonio por haber dicho que sí a semejante proposición.
 
Pero ya era muy tarde para arrepentirse. Para ese punto, el único pecado era arrepentirse.
"Este fic es como un buffet de todo lo que puedas comer"-SoujiFujimura
 0  0  0  0  1  1  0  0  1  0  0  0  0
Responder
#2
Un fanfic curioso el que montas ahora mismo, y debo decir que en cierta forma me recuerda muuuy vagamente a Pokemon no more. Claro que le pones un toque propio, o tal vez no tan propio según te reconozco, pues la mayoría de los fanfics que te he leído no aplican el tema perturbador, o al menos no de la manera en que abres la historia.
Como sea, debo decir que es un inicio tentador, mucho.

P.D.: Malas noticias. En Fanfiction te robaron la cuenta. Una tal Lady Woona se ha hecho pasar por ti y te ha quitado los fanfics. Supongo que es una fan tuya la muy loca, o una hater, no lo sé xD.
nadaoriginal: La historia de un escritor de fanfics que te liga todo lo que se mueve mientras se burla
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  1
Responder
#3
Me gusta el nivel de violencia contenida que tiene Natsuki, y da la sensación de que o va a ser responsable directa o va a estar muy involucrada en algún tipo de desarrollo secreto maligno del los científicos del Equipo Rocket para... no sé, alterar genéticamente a los pokes y volverlos máquinas asesinas, pero que eso se va a volver un virus terrible que se propagará rápidamente y se les va a salir de control y entonces va a diseñar un jetpack con lanzagranadas para combatir al Scyther mutante zombie gigante del banner y-- ok me calmo. La realidad es que no puedo opinar mucho de esta primera parte porque es híper introductoria y, aunque me describís un montón el carácter de la protagonista, todavía no la veo haciendo o diciendo gran cosa para constatar qué tan hundida en la mierda está a nivel moral. No sé si vas a manejar poco diálogo en los próximos, en todo caso es una decisión estilística, pero me gustaría ver más de ella y su, aunque sea escasa, interacción con el resto del mundo.

En todo caso, estoy ansioso por llegar a la parte terrorífica. Si te soy sincero, el terror mezclado con la ciencia ficción nunca me impresionó demasiado (salvo por cosas de aliens), así que tenés una oportunidad de sorprenderme.

Respondiéndole a @nakun92: De hecho, me fijé y es ella misma la de FFnet. Y si no fuera... también le plagió los gustos y la descripción, porque todo coincide con la propia Luna. xD!
[Imagen: 7h3LGNS.png]

Pokémon No More

Sobre el plagio:
"Tenemos un protagonista con nombre japonés que curiosamente tiene cuatro sílabas"
                                                                                                                                        —Velvet
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#4
Mostrar Pyromentario del capítulo 1
Natsuki me da ciertos aires a Bullseye en el momento que se mencionó que hasta los lápices eran armas mortales en sus manos.
Buen capítulo introductorio, siendo corto, pero dándonos la información suficiente para hacer teorías de lo que se avecina, además de darnos aspectos de la protagonista.
El hecho de que la muerte siempre la acompaña y la perdida de sus padres a causa de esta, me hacen pensar que ella sería responsable directa o indirecta del contagio, quizás quiere manipular la muerte por todas las experiencias de su vida y sale mal (suena a video con clickbait xD). O tal vez el principal catalizador sea el Equipo Rocket, quienes tienen un historial de modificación genética con la clonación de Mewtwo, tal vez al intentar crear a pokémon más resistentes y poderosos creen por accidente un virus que corrompa el cerebro de los huéspedes. Sólo queda esperar.
Me llamó la atención del nombre del Emolga, Toothy, que es el nombre de uno de los personajes de Happy Tree Friends, serie conocida por su exceso de gore, espero que no le pase nada malo a ese Emolga  Ksad .
Sin nada más que escribir, nos leemos en otra ocasión.
                                       [Imagen: APTHhOg.jpg]
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#5
Pues por fin me he animado a leer este nuevo proyecto literario tuyo ^^

Lo cierto es que he tardado porque la presentación me tiraba un poco para atrás, pero una vez leído, me alegra haber dado el paso. Creo que la decisión estilística de diálogos tan escuetos van perfectos con el carácter tan reservado de Natsuki. Y es que es precisamente lo que haría una persona de sus características, quien se comunica lo justo y necesario para lo que necesita. En todo caso, es triste que una mente brillante pero afectada por sus problemas psicológicos dé el paso en la dirección equivocada y termine abocando su talento en algo que a la larga será no sólo su perdición, sino la de muchos otros, como parece que será el caso. No tengo muchas esperanzas de que las cosas acaben bien para nadie en esta historia, pero al menos procuraré disfrutar del viaje que será esto, a ver con qué nos sorprendes esta vez, Luna owo

Sin mucho más que decir, espero con curiosidad el siguiente :)
Starlight Traveler

Wasureruna saigo no buki wa ai sa
♪♪
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#6
Capítulo 2: El Brote

Construida a principios de 1986 y habiendo sido clave para poner fin a la Gran Guerra, la prisión subterránea secreta Firecracker era el último núcleo de resistencia Rocket en la región de Kanto. Tras la desaparición de Giovanni y la disolución del Neo Equipo Rocket en Johto, lo que alguna vez había sido solo una simple serie de calabozos creados con el fin de mantener y hacer desaparecer bajo tierra a prisioneros de guerra y potenciales enemigos que supusiesen una amenaza mayor para la organización ahora también servía como un centro de investigación y de desarrollo de nuevas armas biológicas, muchas de ellas siendo proyectos antiguos que ahora estaban siendo retomados. Todas las operaciones corrían a cargo de un tal Marcus Howell.

“Aquí le traigo a mi compañera de la que le he hablado.”

“Bienvenida, doctora Nakamura. El joven Luke me ha contado maravillas de usted. Dice que es toda una experta en autopsias.”

Encontrándose ya en sus sesenta y teniendo canas hasta en su bigote, Howell era un hombre obeso de aproximadamente un metro con ochenta y cinco centímetros de alto, de una mirada fría y penetrante y ojos tan grises como el concreto. Siendo un veterano de guerra que fácilmente podría haberse sentado a compartir anécdotas con el líder de gimnasio de Ciudad Carmín, había estado allí cuando el Equipo Rocket se formó originalmente, siendo posiblemente el más confiable ejecutivo de Madame Boss y por extensión de su hijo Giovanni, cuando este ocupó el lugar de su madre para tomar las riendas de la organización. Tanto su estatura como su arrugado y casi cadavérico rostro, con unos ojos que parecían haber presenciado todos los tipos de horrores que la mente humana pudiese imaginar y engendrar, produjeron que Natsuki no pudiese evitar retroceder involuntariamente, sintiéndose intimidada. Era como ver el horrendo cascarón vacío de un hombre que había perdido todo motivo para seguir viviendo más allá de asegurar el futuro del ente al que servía, pero negándose a morir al mismo tiempo.

“Así es, señor Howell. Solo quiero ponerme a trabajar lo más pronto posible.”   

“Eso me agrada. Más tarde hablaremos sobre su paga. Confío en que hallará útil y espaciosa su zona de trabajo. Luke, asegúrate de darle a la doctora una visita guiada como corresponde antes de llevarla hasta la morgue.”

“Será un placer.”


Las recientes remodelaciones llevadas a cabo durante los últimos años habían otorgado a la prisión un elevador y nueve niveles en total, con el noveno conduciendo directamente a los viejos calabozos del complejo. Actualmente las celdas de aquella cárcel estaban completamente vacías, a excepción de una que albergaba a dos peculiares prisioneros.

“Ten mucho cuidado con estos dos, Nats. Son muy peligrosos, en especial el segundo. De no ser por él, Giovanni no nos habría abandonado.”

Los reclusos eran un joven de cabello y ojos castaño oscuro y una mujer de pelo negro y ojos magenta, siendo esta última unos pocos años mayor que su compañero de celda. Natsuki los reconoció de inmediato como Red, joven ex-campeón de la Liga Pokémon, y Sabrina, líder de gimnasio de Ciudad Azafrán y afamada actriz de los estudios cinematográficos Pokéwood en la región de Unova. Ambos le dirigieron la misma mirada seria y analítica, como si estuviesen estudiándola centímetro por centímetro. 

“Logramos someterlos hace un par de meses, cuando intentaron desbaratar uno de nuestros operativos secretos en las Islas Espuma. El jefe pidió que los dejásemos vivir, que tenía planes para ellos.”

“¿Y qué hay de sus pokémon?”


“El jefe ordenó al principio tratar de re-acondicionarlos y domarlos, como hacemos con todos los pokémon que nuestros colegas nos traen. Pero probaron ser tan resistentes y tan leales a sus dueños que decidimos permitir que los conservasen. De todas formas el campo de energía de la celda emite una señal que impide que las poké ball puedan abrirse, por lo que no podrán usarlos. En fin, sigamos.”

Sala de computadoras. Sala de descontaminación. Sala de pruebas. Enfermería. Cafetería. Natsuki suspiró más que aliviada en cuanto finalmente vio el silencioso y vacío depósito de cadáveres en el que se suponía debería trabajar. Afortunadamente, y aunque el tour por las instalaciones había sido bastante denso y agotador, se las había ingeniado para anotar y memorizar lo mejor que pudo la ubicación de cada sitio importante del complejo. Su padre le había enseñado desde que tenía uso de razón a saber ubicarse, puesto que nunca sabría cuándo lo necesitaría para, en caso de emergencia, escapar a algún peligro inminente...o a una muerte segura.

“Todos los días solemos mandar a varios de nuestros soldados a misiones secretas en los lugares más inexplorados de la región. Y en algunas ocasiones, por no decir muchas, nos encontramos con que han muerto de causas desconocidas, a veces junto con sus pokémon. Ahí es donde entras tú.”

“Excelente. ¿Cuándo empiezo?”

“Cuando quieras. Tus, ejem, pacientes se mueren por conocerte en la sección de al lado.”

“Entonces no perdamos tiempo. Pásame al primero.”


Durante los siguientes cinco días la mente de la joven forense estuvo en piloto automático, concentrándose única y exclusivamente en revisar cuerpo tras cuerpo, determinar la causa de muerte  e informar a Marcus y a sus otros superiores sobre sus descubrimientos en tiempo y forma. Realizaba antes de irse a dormir aquella labor con rapidez e impecable precisión por diez horas seguidas, entre las que solía hacer tres breves pausas para buscar su desayuno, almuerzo y cena y las de Toothy, quien la ayudaba guardando a cada difunto donde correspondía y pasándole tanto su anotador como su café. A diferencia de su dueña, la pequeña pokémon ardilla nunca llegó a sentirse cómoda dentro de aquel lúgubre y semi-vacío establecimiento, mas al mismo tiempo se aseguraba en asistir a su ama con todo lo que podía. Solo eso le bastaba para ser feliz.

“¡Oh, rayos! ¿Esa es la doctora Nakamura?”

“¿Quién?”

“Ya sabes, la nueva interna favorita de Howell. Es la que se encarga de inspeccionar todos los casos de muerte dudosa en la morgue.”

“¿Cómo es que no se vuelve loca allí adentro con tanto olor a muerto refrigerado?”

“Nadie lo sabe. Aunque corre el rumor de que lo disfruta. Por eso pide lo que necesita y luego se marcha.”

“¿Quién en su sano juicio podría disfrutar de trabajar y de dormir allí?”


Los mismos comentarios y chismes por parte de los demás médicos y algunos reclutas Rocket llegaban a sus oídos cada mañana, cuando ingresaba junto con Toothy a la cafetería para saciar el hambre que le entraba al despertar, siendo siempre tan puntual que nunca había alguien antes que ella en la fila. Y sin embargo nunca nadie se le acercaba a hablarle, puesto que sabían que como lo intentasen les clavaría sus profundos ojos rojos como puñales, indicándoles que les convenía mantenerse lo más lejos posible de ella.

Bien. Si no la respetaban, aprenderían a temerla. Así lo prefería ella. Ya había tolerado burlas e insultos peores gran parte de su niñez y de su adolescencia, por lo que ya estaba acostumbrada. Y ya tenía suficiente con trabajar para criminales. Lo único que le faltaba era tener que socializar con personas de esa calaña. Informaba y entregaba lo que debía informar y entregar para luego regresar al área donde podía ser ella misma. “Cuanto más conozco a la gente más quiero a los muertos”, solía decirse a sí misma. Y de todos modos, Toothy era la única compañía que necesitaba.

Cada cuerpo humano o pokémon que le tocaba abrir contaba una historia intrigante, poniendo sus conocimientos a prueba: cuellos rotos al caer por un desfiladero. Testículos mordidos y reducidos a cenizas por los colmillos ígneos de un Arcanine. Torsos y cinturas seccionadas en dos por las guadañas de un Kabutops. Abdómenes y tripas destrozadas por las garras de un Ursaring. Cráneos reventados a patadas por un Hitmonlee o por un Tauros. Corazones y pulmones agujereados por los aguijones de un Beedrill. Ojos arrancados por el pico de un Murkrow. Natsuki siempre abría los ojos como platos, fascinada ante los casos que cada uno de sus temporales “compañeros” de piso le “relataban”. 

No podía decir que no sentía pena por algunos de ellos, especialmente por los pokémon. Pero en ese momento nada debía retrasar u obstaculizar a su bisturí, y mucho menos a su hambre de conocimiento. Su obsesión con la muerte, que en más de una noche le impedía dormir, ya fuese por miedo o por mera excitación e inquietud por lo desconocido.

Ya no estaba en clase de medicina y de biología. Finalmente estaba examinando cadáveres por plata, algo con lo que siempre había soñado. El abrir, extirpar, volver a colocar, coser, grabar y anotar de manera tan automática y repetitiva era para ella más relajante que cualquier melodía musical jamás compuesta.

Estaba tan entusiasmada y ensimismada con su labor que no habría tenido problema en quedarse a vivir allí para siempre, haciéndolo gratis. No le gustaba recibir dinero manchado de sangre, pero lo cierto era que la paga era buena, y no podía quejarse, sin mencionar que como abriese la boca Howell se aseguraría de que desapareciese de la faz de la tierra. Y de todas formas no extrañaba tanto su casa, no desde la muerte de sus padres.

Solo tenía que hacer esto por un mes. Y cuando hubiese reunido el efectivo suficiente, se las apañaría para renunciar a aquel insidioso puesto y hallar uno mucho mejor en un lugar mejor, con verdaderos profesionales y gente de bien. Aunque no negaba que extrañaría la morgue una vez todo estuviese dicho y hecho. Hasta ahora había sido muy...educativo. Debía recordar agradecer a Luke por todo apenas su tiempo allí hubiese llegado a su fin.

Pero el incierto y siempre en movimiento futuro tenía otros planes para ella. Planes oscuros, de formas imprecisas envueltas en el corazón de las tinieblas.

Recordaba perfectamente cómo había empezado todo. Ella y otros tres médicos habían sido llamados un turbulento y agitado viernes a la enfermería del séptimo piso para atender de urgencia a un paciente que acababa de ser ingresado por su compañera: era un soldado Rocket de muy bajo rango.

“¿Tienen idea de qué le pasó a nuestro amigo?”

“Howell nos dijo que fue aparentemente la mordida de un pokémon desconocido en Ciudad Fucsia, y la chica está tan inconsolable que no hemos podido sacar más información de ella. Sea como sea debemos dar un diagnóstico y tratar de salvarlo.”

“Muy bien. Empiecen por hacerle un encefalograma. Después vean de sedarlo con un poco de óxido nitroso. No podremos darle el tratamiento apropiado si se sigue moviendo tanto.”


“¡¿Óxido qué?!”

“Gas anestésico, idiota. ¿Dónde lo tienen?”

“E-en la sala de al lado.”

“¡Pues ve y búscalo YA!” 


El paciente en cuestión presentaba una piel tan blanca como el queso fresco, repleta de granos tan rellenos de pus que parecían volcanes en erupción. Su respiración era entrecortada, y sus ojos no dejaban de mirar hacia el techo, al mismo tiempo que todo su cuerpo sufría todo tipo de convulsiones y espasmos, tan inesperados e impredecibles como el más potente de los sismos. La única pista que tenían sobre el origen de su actual estado eran dos peculiares mordidas con forma de orificios en su mano derecha, los cuales habían atravesado los huesos carpianos del dorso, hasta llegar a la palma. Y su pulso era cada vez más débil. Si no hacían algo pronto, lo perderían.

Natsuki jamás había visto un caso semejante. No obstante ya tenía varias hipótesis sobre el tipo de pokémon que podía haber causado una mordida parecida. La parte forense de su mente siempre estaba trabajando, incluso cuando dormía. 

Al principio pensó que podía tratarse de un Zubat o de un Golbat, pero los orificios eran demasiado grandes como para tratarse de un ejemplar de dicha familia evolutiva. También podía haber sido un Houndour o un Houndoom, pero aquella especie llevaba muchos años extinta en Kanto, y en base a la información que les habían dado, el muchacho y la otra recluta se hallaban traspasando ilegalmente la Zona Safari de Ciudad Fucsia cuando el primero fue atacado. Por lo que solo le quedaba un posible candidato.

Pero no podía ser. ¿Desde cuándo esa raza era venenosa? ¿Qué era lo que no les habían contado?

“¡AGH!”

El grito de uno de sus colegas la sacó de su reflexión, haciéndola recular mientras se llevaba la mano izquierda al pecho.

“¡Maldita sea, Patrick! ¡Pudiste habernos matado de un infarto! ¡¿Qué diablos ocurre?!”

“¡Me ha mordido! Estaba revisando su ortodoncia cuando cerró sus dientes sobre mi mano.”

“Richard, dale otra dosis de óxido nitroso con la mascarilla. Celia, ve por unas gasas y luego saca a Patrick de aquí.”

“Esperen un segundo...¡Retrocedan, parece que va a…!”


Pero la advertencia llegó demasiado tarde. El moribundo joven procedió a vomitar todo lo que tenía adentro suyo, bañando a Patrick, Richard y Celia tanto con su bilis como con sus entrañas y órganos, solo para luego derrumbarse sin vida sobre la cama, a la vez que su pulso desaparecía por completo en el monitor cardíaco. Natsuki, habiendo reaccionado a tiempo, se agachó y evitó la anormalmente gigantesca arcada por pocos centímetros.

Y mientras se encargaba de anotar la hora de muerte y de llamar al equipo de descontaminación, la joven pelirroja sintió a su sexto sentido susurrándole al oído, diciéndole que ese solo había sido el comienzo.


Mostrar Respondiendo comentarios

@nakun92 Me agrada que te haya gustado el inicio. La verdad es que hasta que leí tu comentario no había pensado mucho en Pokémon No More. Quizás será porque el tono de ambas historias es un poco parecido.

@Tommy Natsuki con jetpack lanza-granadas is best Natsuki. Que Poi o alguien haga un fanart de eso ya mismo. Okno. Ya en serio: personalmente siempre me ha gustado la ciencia ficción mezclada con terror (con decirte que mi película de ciencia ficción favorita es Alien, refiriéndome a la original de Ridley Scott), puesto que pienso que los dos géneros van muy bien de la mano. Tal vez consiga sorprenderte para bien, y si no, pues al menos espero que disfrutes este capítulo y lo que falta de esta propuesta.

@Pyro Te juro que el hecho de que la Emolga se llame Toothy es una mera coincidencia (aunque admito que en mis años de adolescente edgy veía mucho Happy Tree Friends, así que a lo mejor el nombre me quedó en el subconsciente mientras escogía uno para la ardillita de Nats. Mis personajes favoritos eran Flippy, Splendid, Giggles y Lumpy). Y ya sobre el resto de tus teorías, pues suenan todas interesantes. Ya veremos si se cumplen o no, pero como dije, me gustaron.

@SoujiFujimura En efecto es muy triste que Nats haya tomado semejante decisión. Te hace pensar en las muchas personas que en la vida real a veces toman trabajos nefastos que no quieren porque lo prefieren por sobre comer cucarachas y ratas en la avenida: drogas, prostitución, ser estríper, trata de personas y un largo etcétera. Y con respecto a lo de si las cosas saldrán bien o mal al final, pues como le dije a Pyro, habrá que entrar a ver ;)


Gracias a todos los que me comentaron el primer capítulo por estar interesados en este nuevo mini-proyecto. Ojalá el resto les guste. Sin nada más que decirles, los veo con suerte en la próxima actualizaciónMewtwo  
  
"Este fic es como un buffet de todo lo que puedas comer"-SoujiFujimura
 0  0  0  0  1  0  0  0  1  0  0  0  0
Responder
#7
Claro que eso va a ser el comienzo, pues esa manera de morir es anormal se vea por donde se vea, y no hay manera de verlo como un simple fenómeno aislado. No, la cosa está sospechosa, y la confusión parece que va a cundir.  MincinnoKnife

No puedo dejar de lado a Red y Sabrina. Claro, no están de luna de miel ni nada de eso al momento de ser presentados a Natsuki, pero que estén juntos representa un nuevo énfasis en el ship que estableces entre ellos xD.

La mención de un pokemon misterioso, más las dudas de Natsuki, sugieren que no se trata de un pokemon de tipo veneno, pero todavía hacen falta detalles para enterarse de lo que pasó. Natsuki puede que sea una ermitaña total, pero no es tonta para saber que algo pasa, aunque sea desde su subconsciente. A ver cómo hará frente al peligro que se cierne sobre todos desde la sombra. En resumen, un incidente un tanto parecido a Resident Evil, con lo mucho que disfruto con el juego original de la saga.  Larvitar
nadaoriginal: La historia de un escritor de fanfics que te liga todo lo que se mueve mientras se burla
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#8
Estaba aburrida y con ganas de leerme algo cortito esta noche, y gracias a [chaboncito que está acá arriba ↑↑↑] tu historia apareció al costado en la página principal.
 
Habiendo leído un montón de one-shots tuyos y soltado muchos suspiros frente al largo de los capítulos de Ragnarok, me llamó la atención encontrarme una historia tuya que tenga capítulos cortos. El gore innecesario y demasiado descriptivo siempre me pareció una basura en las historias, pero gracias al setting que armaste desde el comienzo con una protagonista que trabaja de forense haciendo autopsias de fiambres y atendiendo a la vez de urgencia, no solamente está justificado, sino que funciona espectacularmente bien para darle tono a la historia.

Me imagino que esta era tu idea para el concurso de Halloween, lo que explicaría el embole que te agarró cuando te dijeron que tenías que cambiar la idea original. Si fue así y no me estoy armando un headcanon gigante en la cabeza, me gusta que hayas decidido publicarlo igualmente en el foro. En cuanto a la historia, teniendo en cuenta que recién arranca, los únicos puntos en los que puedo ahondar algo hasta ahora son el gore - que es un punto fuerte, super bien usado - y la protagonista, que con el combo de inteligente + introvertida realmente no puede fallar. Me parece raro que la marques como tímida, insegura y tartamuda (antisocial sí) cuando eso no se ve para nada, pero seguro me estoy adelantando y a lo mejor cuando la ponen bajo presión la flaca se me derrumba como un Jenga.
 
Teniendo en cuenta que Nat me esquivó con Ultrainstinto el pato que se tiró el chaboncito que se estaba muriendo, ya me veo venir que esos dos van a estar más muertos que Nisman para el próximo capítulo. Linda lectura, súper rápida y muy amena - aunque esté marcada como longfic ya dijiste que es un mini-proyecto, así que me quedo con ganas de ver a donde te lleva una historia que tenga el largo a medio camino entre tus one-shots y Ragnarok.
Superá el headcanon de Red & Sabrina ahre
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#9
Bueno, es tarde, así que vamos a hacer esto corto y duce owo

Hemos tenido la presentación de quien parece ser el encargado de toda operación, así como el escenario donde supongo se desarrollará buena parte (sino toda) la acción de esta historia. Nats, siendo Nats, va haciendo lo suyo sin implicarse con quienes le rodean, lo mejor que podría hacer en esa situación (aunque no haya sido buena idea entrar, en primer lugar), creyendo ilusamente que podrá salir fácilmente... si no es por la trama en sí, es porque se trata del fucking Equipo Rocket. Así que la única forma de salir será que todos se mueran primero (me veo un potencial momento duro para ella, porque me temo que Toothy va a caer infectado en algún momento y es el único ser que le importa). El caso es que ya ha empezado... y me pregunto de qué Pokémon sospecha, porque dudo que esta mención y reflexión suyas hayan sido gratuitas. A ver qué le espera (aparte de muchas vísceras y terror)

A nivel técnico, no tengo mucho más que agregar respecto a lo dicho previamente. Todo correcto aquí.

Mostrar Citas
Cita:Los reclusos eran un joven de cabello y ojos castaño oscuro y una mujer de pelo negro y ojos magenta, siendo esta última unos pocos años mayor que su compañero de celda. Natsuki los reconoció de inmediato como Red, joven ex-campeón de la Liga Pokémon, y Sabrina, líder de gimnasio de Ciudad Azafrán y afamada actriz de los estudios cinematográficos Pokéwood en la región de Unova. Ambos le dirigieron la misma mirada seria y analítica, como si estuviesen estudiándola centímetro por centímetro. 
Oh, dammit... estamos jodidos si estos dos están atrapados (?)
 
Cita:“Cuando quieras. Tus, ejem, pacientes se mueren por conocerte en la sección de al lado.”
Jajaja, humor mortuario, como me gusta (?)

Pues esto es todo por ahora. A ver cómo sigue owo
Starlight Traveler

Wasureruna saigo no buki wa ai sa
♪♪
 0  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#10
Mostrar Pyromentario del capítulo 2
Ahora sabiendo que el nombre de Toothy no viene del de Happy Tree Friends estoy menos preocupado, y a la vez lo sigo estando  Ksad . Esto dado a que ese Emolga es alguien a quién Nats quiere mucho, y considerando que ya perdió a sus padres, la perdida de su pokémon sería un gran detonante mental en todo lo que se viene.
Me gustó mucho la historia de la base y la historia del Equipo Rocket sumado la aparición de Red y Sabrina, supongo que el campo de fuerza que impide utilizar las pokéballs también restringe los poderes de Sabrina, y en un caso hipotético en que ella resulte zombificada sería un problema "La bruja zombie".
También me agrado el detalle de Nats disfrutando su trabajo y viviendo sólo de su trabajo, sin realizar actividades sociales. En cuanto al pokémon misterioso chan chan chan, podría llegar a ser una especie de Scyther cómo se muestra en la portada ¿O sea que los infectados lentamente se volverán insectos? guiño guiño o alguna variante del pokémon que atacó a Hop aquí vamos otra vez  ?, u otra opción es que se trate de un pokémon original, ya esta por verse.
Muy buena lectura compañera en el Chessshipping y los zombies.  pikaowo
Sin nada más que escribir, nos leemos en otra ocasión.
                                       [Imagen: APTHhOg.jpg]
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)