Colección- Conociendo a Aila

Extension largaColección
FranquiciaOriginal
GéneroAmistadComedia
Resumen
#1
Mostrar Introducción
Buenas chicos~ Esta noche os presento algo, o mejor dicho a alguien, que me hace mucha ilusión. Mi estimado @Fafnir y yo tenemos pensado hacer un fanfic colaborativo de Pokémon con personajes originales como protagonistas y la mía es Aila, una adolescente a la cual iréis conociendo a lo largo de esta colección. Aila es la melliza de Arne, el personaje de Fafnir, y al igual que yo también irá subiendo una colección con drabbles/one-shots sobre él para que podáis ir conociéndolo antes de que empecemos el dual en junio, cuando nos liberemos de las obligaciones de la uni y tengamos todo el tiempo del mundo para fangirlear y darle al fic el amorsh que se merece.

Antes de dejaros con la lectura, os voy a mostrar como se vería Aila más o menos gracias a Picrew. La primera imagen capta mejor su esencia y personalidad.

https://picrew.me/image_maker/338224
[Imagen: sDr6EN1.png]

https://picrew.me/image_maker/278121
[Imagen: xr3IhxI.png]



Había muchas razones para fijarse en Aila y es que no era una chica que pasara desapercibida, precisamente. Su pelo estaba teñido de azul cielo y su flequillo de morado, tenía una cicatriz en forma de cruz en la mejilla izquierda y varias distribuidas por todo el cuerpo, y llevaba unos pendientes con forma de colmillo de dragón bastante vistosos. Sí, llamaba la atención por muchas razones, pero cuando llegó al hospital no lo hizo por ninguna de las anteriores.

Las puertas del edificio se abrieron de par en par pero los recepcionistas no hicieron mucho caso, hasta que escucharon algunos gritos ahogados de impresión por parte del resto de personas que había en la sala. Eso les impulsó a alzar la vista de los ordenadores y, al hacerlo, comprendieron con horror a qué venía tanta agitación. Una adolescente con el pelo teñido de azul y recogido en dos trenzas entró acompañada de un chico pelirrojo, pues ella tenía el brazo cubierto completamente de sangre y trataba de cubrirse la herida con un trozo de tela de su capa, por lo que no podía usar ninguna de las dos manos. Ella, en vez de mostrarse adolorida o aterrada, parecía igual de contenta que como si le hubieran dado las notas y hubiera aprobado todo con matrícula de honor. El chico, en lugar de parecer preocupado por su condición, estaba más bien molesto (y un poco celoso) por alguna razón que ninguno de los presentes podía entender.

—¡Despejad el camino! ¡Tenemos que llevarla a urgencias!

Parte del personal se acercó raudo a la herida y la rodeó para guiarla lo antes posible a urgencias; ella, sin embargo, no parecía tener mucha prisa por llegar a aquella zona del hospital. Se dio la vuelta antes de desaparecer tras una puerta corredera y le mostró una gran sonrisa a su acompañante.

—¡Con esta tendré más cicatrices que tú! —gritó mientras se la llevaban rápidamente de ahí. Arne murmuró algo por lo bajo y se sentó en una de las sillas para esperar a que trataran a su melliza.

—¿Qué le ha pasado? —le preguntó un hombre que se encontraba a su lado. El adolescente se cruzó de brazos y bajó el mentón.

—Arañazo de Gabite —murmuró indiferente. El hombre pareció preocuparse todavía más y el joven pensó que si conociera toda la historia le miraría más con desaprobación que con otra cosa.

Era bastante simple: su melliza y él tenían un pique por ver quien se hacía más cicatrices, ella quería ganarle a toda costa así que se ponía a jugar con su Gabite dejando un poco de lado la seguridad. Cualquiera diría que era una inconsciente por tener esa actitud con un dragón pero se trataba de todo lo contrario; sabía muy bien lo que hacía para lograr que su pokémon solo le dejara una marca de por vida (aquello que buscaba para superarle) y no acabara con ella. No muchos lograban encontrar ese punto pero, de nuevo, no muchos buscaban hacerse cicatrices de forma voluntaria. Su melliza podía llegar a ser un tanto extravagante y nada cuidadosa.

Aventurera, impulsiva, lista, arriesgada… Aila era muchas cosas y ninguna de ellas era ser prudente. Eso la metía en problemas de forma constante pero también hacía que viviera historias de lo más interesantes, historias que la hacían ser como era. Historias a través de las cuales la iremos conociendo a lo largo de esta curiosa colección.
 0  1  1  2  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#2
¡Fah! Esto no me lo esperaba, Saku. No sé si por no darle mucha bolilla al Discord o porque es un proyecto ultra-secreto y ultra-fanboygirlero de amadragones que tienen con Morde, pero... Me agrada, y bastante. xD

El hecho de que sean mellizos con aficiones que los emparejan y también contrastes en sus personalidades puede volver interesantes los puntos de vista de ambos compartiendo una misma aventura, y dar así mucha tela para cortar. Aunque todavía no sabemos si se embarcarán en un viaje juntos o si Aila morirá desangrada cuando su Gabite se vuelva Garchomp y se le pase la mano con los cariñitos.

También me gusta que, pese a tu obvio fanatismo por Lance/Dragones/Capas/Cicatrices (?), Aila se diferencie mucho de vos y se muestre más... ¿Neurótica? ¿Psicótica? ¡Bah, que me hace acordar un montón a Harley Quinn! Peeero sin estar tan demente. Aunque te aplaudo y de pie por cómo con una economía de palabras envidiable retrataste bastante bien ese anhelo de ella por estar a la altura de su pokémon, justificando de algún modo los riesgos que toma. Me pregunto si terminó en el hospital porque, durante ese peculiar entrenamiento, su Gible evolucionó de imprevisto en Gabite y terminó malhiriéndola.

También me surge la duda de si tiene relación el que ella quiera probarse como entrenadora de tipo dragón y que su hermano, fanático de Lance y también con un dragoncito a cargo, tengan el pelo celeste y rojo respectivamente . ¿Es un guiño, o hay algo más ahí? ¿Algún clancito del que quieran hablarnos?

Bueno, espero más de estos personajes. Si cranean algo bueno con Morde puede salir un fic (¿o dos?) genial(¿es?).
[Imagen: 7h3LGNS.png]

Pokémon No More

Sobre el plagio:
"Tenemos un protagonista con nombre japonés que curiosamente tiene cuatro sílabas"
                                                                                                                                        —Velvet
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#3
MIRA, YO LOS COMENTARIOS AQUÍ TE LOS VOY A PONER TODOS EN MAYÚSCULAS PORQUE NOS VAN A HACER FALTA UNAS BIEN GRANDES CUANDO EL DUAL EMPIECE Y NO ES POR COPIARME (?)
 
(18 Mar 2021
09:03 PM)
Sakura escribió:
—¡Con esta tendré más cicatrices que tú! —gritó mientras se la llevaban rápidamente de ahí. Arne murmuró algo por lo bajo y se sentó en una de las sillas para esperar a que trataran a su melliza.

SON LAS DIEZ DE LA MAÑANA AL MOMENTO DE LEER ESTO Y YA ME HAS SACADO LA PRIMERA RISA DEL DÍA, Y ESO QUE *YA SABÍA DE QUÉ IBA A IR EL DRABBLE*. DE VERDAD QUE TE QUEDÓ TREMENDO ESTE Y NOS VA A QUEDAR TREMENDO EL FIC <3
Hic sunt dracones

[Imagen: coURMrK.gif] 
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#4
A mí me pareció lindo. Todavía no entiendo la clase de proyecto que tienen entre manos, pero esta primera mitad tuya ha quedado bastante bien. Sé nota una soltura que antes no tenías, un manejo de la prosa mucho más trabajado. Veamos qué traen.
Meri no encontré un buen gif del lobito así que toma dos mapaches.
[Imagen: HQQLgVO.gif]
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#5
Pues...habiendo leído ya los dos drabbles de Morde y luego este tuyo, comienzo a preguntarme si Aila y Arne realmente quieren que sus pokémon les hagan cicatrices para competir entre ellos o es que son dos pequeños sadomasoquistas con insensibilidad congénita al dolor. Nah, es broma, me encanta su relación.

Fue lindo de leer. Supongo que a esperar los demás se ha dicho.
"Este fic es como un buffet de todo lo que puedas comer"-SoujiFujimura
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#6
He visto que esto no estaba en terminados y luego recordé que era colección y di un salto tremendo entre temas hasta llegar acá. Que decir. Estuvo muy bonito, espero el siguiente.

[font]Ya me imagino lo cabrón que debe estar buscar cicatrices a posta y lo difícil que es criar un dragón si un arañazo de un gabite logra hacer ese daño.

Quiero seguir leyendo esto.
[/font]
[Imagen: g325fpf.png]
Los Fan Arts usados en esta edicion son propiedad de sus respectivos autores
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#7
Bueno, ahora que leí esta parte, puedo ver por dónde va cada uno. Debo decir que no esperaba a que Aila fuese tan "extrema" por decir lo menos, supongo que de la aventura vienen las cicatrices, but damn! Estas no las crea la experiencia, sino ella misma.
Descansa. Hasta que nos volvamos a ver...
[Imagen: SwCanxx.png]
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#8
Mostrar Comentarios
@Tommy: hemos llegado a comentar alguna vez por el server que teníamos pensado hacer un dual... pero ha sido en contadas ocasiones, todo lo que tenemos planeado hacer se habla en secreto juju. Aila sobrevivirá... al menos hasta que empiece el long, luego puede pasar de todo (?)

Todavía no has visto nada de la locura de Aila. Con esa primera introducción te haces una idea pero la gracia va a estar en lo increíblemente loca que está y el gran contraste que tiene con su mellizo en ese sentido, que prácticamente son dos polos opuestos. Fuego y hielo. Sobre lo de si hay alguna razón por la que ella tenga el pelo celeste y él rojo, solo diré que las casualidades no existen 
Malicious

@Fafnir: MIRA YO NO PUEDO CON LA VIDA AHORA MISMO VAMOS A NECESITAR UN CARGAMENTO DE MAYÚSCULAS PORQUE LAS COLECCIONES NOS ESTÁN QUEDANDO PRECIOSAS Y EL LONG NOS QUEDARÁ HERMOSÍSIMO AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH.

@Mina107: muchísimas gracias, me alegra que se note que hay una evolución en mi escritura. Todavía estamos empezando el proyecto pero confío en que quedara más claro conforme vayamos avanzando.

@Lunarium: totalmente lo que dices, estos dos compiten para ver quien tiene más cicatrices. Mira que hay pasatiempos más seguros pero qué le vamos a hacer, así nos han salido los niños.

@DoctorSpring: muchísimas gracias por tus lindas palabras Doc <3 Iremos actualizando esto cada poco así que espero que vayáis disfrutando estas lecturas y, por supuesto, teniéndole cariño a los niños.

@Nemuresu: extrema es uno de los adjetivos que mejor define a Aila. Extrema, intensa, alocada... es un misterio que esta chica no haya acabado mutilada todavía. Veremos si consigue mantener todas las partes de su cuerpo.

 

 
—Estoy segura de que Kamao vencerá a Zeph a la próxima.
 
—Eso llevas diciendo… hace cinco combates.
 
—¡Y estoy convencida de que esta vez lo conseguiremos!
 
—Solo para tenerlo claro. ¿Estás más segura o igual que las otras veces?
 
Era un soleado mediodía de un caluroso martes. La campana del recreo sonó tan puntual como siempre, indicando a los alumnos que podían salir a tomar el almuerzo. Aila y Arne no iban a quedarse en clase con el día tan bueno que hacía; por eso estaban cruzando el patio en busca de sus respectivos grupos de amigos, para disfrutar de unos minutos de descanso en buena compañía. 
 
—Tú calla que tampoco estás para hablar. Todos nuestros combates han terminado en empate, no es como si fueras mejor que yo.
 
Aunque pudiera parecer por el contenido de la conversación que estaban manteniendo una discusión lo cierto es que se encontraban la mar de alegres y tranquilos: Arne llevaba las manos en los bolsillos del pantalón y una casi imperceptible sonrisa adornaba sus labios, mientras que Aila no dejaba de saltar y hablar a su lado, tan radiante y llena de energía como siempre. Eran conscientes de que atraían algunas miradas por el alboroto que estaba causando la joven, y los que los miraban eran igual de conscientes de que a ella no podía importarle menos.
 
Fue en una de esas cuando pasaron cerca de Emil, un estudiante de su misma clase. Se trataba de un joven alto y delgado cuyo largo pelo negro llevaba recogido en una coleta baja, y de lejos se podía ver que sus profundos y oscuros ojos rojos tirando a negros nunca escondían nada bueno. Sonrió cuando vio pasar a los mellizos y se acercó un poco más a su grupo de amigos. 
 
—Mira, ahí van. Rarito uno y rarita dos —les susurró y ellos rieron por lo bajo—. Me pregunto si él piensa que es influencer o algo con las fotos tan ridículas que sube a Pokégram. ¿Acaso piensa que Raihan se fijará en él? Patético, si dedicara el mismo tiempo a entrenar que a hacerse selfies sería algo más que una pobre excusa de aspirante a domadragones. Aunque lo que me sorprende de verdad es que la loca siga viva y no haya acabado convirtiéndose en la merienda de un dragón o precipitándose por cualquier barranco, debe de tener un ángel de la guarda o algo por el estilo.
 
Aila frenó en seco y dejó de sonreír. Arne siguió caminando pero se detuvo al darse cuenta de que su hermana se había parado, y cuando vio que todo su cuerpo se tensó y su alegre semblante se enfrió todas las alarmas se encendieron dentro de él.
 
—Aila, no, no merece la pena —le susurró con la intención de detenerla, pues sabía que estaba dispuesta a plantarle cara a Emil y no de una forma muy agradable. Arne sacó una mano del bolsillo para retenarla, pues no quería que acabara metiéndose en problemas innecesarios por culpa de un tipo cuyo único don era meterse con el resto y provocar; pero Aila era de mecha corta y de rápido actuar, así que antes de que sus dedos pudieran agarrar su brazo ella ya se había dirigido al grupo.
 
—¿Por qué no nos dices esas cosas a la cara, maldito cobarde? —inquirió cuando estuvo lo suficientemente cerca del grupo. Aunque este estaba formado por cinco chicos más altos que ella eso no pareció intimidarla, todo lo contrario. Tenía ambas manos posadas en las caderas y el ceño tan fruncido que sus cejas estaban a milímetros de tocarse, por no mencionar que sus colmillos estaban a nada de hacerse visibles. Tanto Emil como sus amigos se sorprendieron y estremecieron, pues no se esperaron que la joven escuchara el susurro.
 
—A-Aila-
 
—Sí, así me llamo, y ten por seguro que es un nombre que no vas a olvidar en tu patética existencia —dijo mientras se acercaba a él con fuego en los ojos. Emil empezó a retroceder sin darse cuenta; el aura que emanaba la casi siempre risueña Aila era demasiado amenazadora como para hacerle frente, y hasta su grupo de amigos se separó un poco para escapar de ese ambiente asfixiante—. ¿Sabes por qué? Porque me voy a convertir en la mejor domadragones del mundo y ¿sabes por qué? Porque a diferencia de ti me enfrento de cara a todo. Tanto a lo que me gusta como a lo que no, tanto a lo que me parece normal como a lo que no, tanto a lo que me resulta conocido como a lo que no. Lo doy siempre todo. ¿Y qué si me llevo un par de caídas y de cicatrices en el proceso? Eso solo me vuelve más fuerte y me prepara para el largo y arduo camino que me espera. Pero no pasa nada, sé que a todos vosotros os callaré la boca, así que seguid hablando de mí porque así más gente me conocerá.
 
Al acabar de hablar Aila cerró sus manos en dos puños y el labio inferior le comenzó a temblar. Emil vio como poco a poco iba siendo poseída por la ira y no pudo evitar que el miedo se hiciera un hueco en su pecho.
 
—Pero lo que no tolero es que un mindundi del tres al cuarto como tú llame patético a mi hermano. Él está luchando por su sueño, él se está mostrando al mundo aun sabiendo que puede quedar en ridículo y que todo el mundo le echará en cara cualquier error que cometa, porque así de fantásticas son las redes sociales, pero está dispuesto a aceptar eso y mucho más para llegar a conseguir lo que quiere. Además no tienes ni idea pero ni idea de lo que se esfuerza, porque por cada media hora de sesión de fotos que hace se pasa dos entrenando. ¿Se puede saber qué estás haciendo tú ahora, eh? ¿Cómo estás luchando por tus sueños? ¿Escondiéndote?
 
De tanto retroceder al final llegaron al centro del patio, donde había una gran fuente y su confrontación era más visible que en cualquier otro punto. Varios alumnos se acercaron y empezaron a cuchichear pero no se atrevieron a acercarse; nadie se acercaba a Aila cuando estaba enfadada. Se limitaron a observar desde una distancia prudente y a prepararse por si tenían que ir corriendo a avisar a algún profesor.
 
—Así te pasará con todo en la vida y ese es el patético futuro que te espera. Les dirás a tus amigos lo guapa que te parece esa chica y verás como acaba con otro porque nunca darás el paso; les dirás que encontraste una oferta genial de trabajo pero guardarás el panfleto y cuando te acuerdes de él ya habrá pasado la fecha para llamar; encontrarás la casa de tus sueños pero no te decidirás a dar la entrada y la perderás. Hablarás, pensarás y hablarás pero no harás nada porque te da miedo hacerle frente a la realidad por si fracasas y justo por eso acabarás siendo un fracasado, a diferencia de Arne, que se va a comer el mundo porque va a por él con todo. Por eso te dejará a la altura del betún, a ti y a todos los que le criticáis sin exponeros desde la comodidad del no hacer nada, escondidos tras los susurros o el anonimato de las redes.
 
Emil chocó con el borde de la fuente y se tambaleó un poco pero no pudo alejarse de esta, porque Aila estaba justo delante de él y no le iba a dejar escapar tan fácilmente.
 
—Te diré esto por la que espero que sea, por tu bien, la última vez —susurró mientras acercaba lentamente su cara a la de él. La luz de su mirada se apagó y su voz se volvió fría como el hielo—. No te metas con mi hermano.
 
Emil no pudo mantener más el equilibrio y acabó cayendo dentro de la fuente. Algunos alumnos exclamaron al ver la escena y se taparon la boca con sus manos; otros trataron de contener la risa y miraron a Aila como si fuera su heroína; mientras que otros pensaban que había sido demasiado dura y le enviaron miradas reprobatorias. Pero todo eso a ella, como siempre, le daba igual. Sus ojos volvieron a iluminarse, sus músculos se relajaron y su cara adoptó un semblante neutro.
 
—Que tengas un buen día.
 
Las palabras no podían expresar lo humillado que se sentía el joven en ese momento. Sus dientes rechinaron y tras unos segundos pareció salir de su estupor para darle un manotazo al agua y ponerse de pie. Varios alumnos se acercaron para ver si necesitaba ayuda pero no tardaron en retroceder al ver el odio en sus ojos.
 
—Maldita psicópata degenerada. En un psiquiátrico es donde tendrías que estar estúpida loca —susurró al escupir un poco de agua que había tragado mientras veía como la joven volvía al lado de su mellizo—. Esto no se me va a olvidar en la vida, Aila. Que sepas que me encargaré personalmente de que tú y tu hermano sintáis el doble de lo que yo he sentido hoy aquí.
 
—Te has pasado cuatro pueblos —le reprendió Arne a su melliza cuando se acercó a él. Ella se encogió de hombros y siguió caminando.
 
—Ha empezado él.
 
—No merece la pena seguirle el juego a tipos así.
 
—Oh, bueno. Discúlpeme, señorito —exclamó enfadada mientras alzaba los dos brazos al aire—. Dígame qué tendría que haber hecho. ¿Dejarlo pasar para que él y sus amiguitos y más compañeros se siguieran riendo de nosotros a nuestras espaldas? ¿Hacerles creer que somos unos debiluchos y que vamos a permitir que digan lo que quieran de nosotros? Esto le ha servido a más de uno para aprender a respetarnos; que sirva de precedente para que sepan a qué se van a enfrentar como quieran meterse con nosotros. Yo me lo pensaría dos veces si fuera ellos.
 
Aila siguió caminando pero se detuvo en cuanto sintió que los brazos de Arne le rodearon con afecto los hombros por detrás. El joven se acercó a su melliza y apoyó su cabeza en la de ella mientras cerraba los ojos.
 
—No cambies nunca, por favor —dijo con la vaga sonrisa que le caracterizaba. Aila sonrió ampliamente y se aferró a sus brazos con el poco cuidado que solía tener.
 
—Je. No lo haría ni por todas las capas del mundo.
 0  0  1  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#9
AY POR FAVOR, PERO CÓMO ES POSIBLE QUE LA NIÑA SIGA SIENDO ADORABLE A PESAR DE DAR AUTÉNTICO MIEDO, SEÑOR DORADO DEME MAYÚSCULAS MÁS GRANDES QUE LAS NECESITO POR AQUÍ (?)

ME ENCANTÓ MUY MUCHO LOS DRABBLES Y EL ABRAZO DE LOS NIÑOS Y TODO <3
Hic sunt dracones

[Imagen: coURMrK.gif] 
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#10
Dios mío, esta loca

[Imagen: feSSrmZ.jpg]

Espero que haya muchos Dracoputazos...Y que el tipo al que Saku, digo, Aila haya tirado a la fuente entrene hadas, o Hielos, o dragones...porque simio no mata simo pero dragón mata dragón (?)
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#11
Bueno, aunque me quedé con una impresión un tanto distinta de ambos, me gusta ver que a pesar de todo se aprecian como hermanos. Aila logró cerrar una boca con tal de defender a Arne, y si ese bully intenta algo chistoso más adelante, solo le vendrá una golpiza.
Descansa. Hasta que nos volvamos a ver...
[Imagen: SwCanxx.png]
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#12
No sabía que Aila tenía Intimidación como habilidad, ni que sabía usar Infierno. Okno.
"Este fic es como un buffet de todo lo que puedas comer"-SoujiFujimura
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#13
Mostrar Comentarios
@Fafnir: ES UNA DE SUS CUALIDADES QUE ES CAPAZ DE DAR MIEDO AUN SIENDO ADORABLE SO DON'T MESS WITH THEM PORQUE TE VAS A LLEVAR UNA BUENA REPRIMENDA DE SU PARTE COMO MÍNIMO AGSHDJNABSDASDFGFASD Y YO TAMBIÉN MORÍ DE AMOR AL ESCRIBIR EL ABRAZO WE NEED MORE MAYUS NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOW.

@AJ Slifer: la niña está loca pero es NUESTRA niña así que se la quiere. Juju ya verás lo que sucede con Emil, ya, tenemos grandes planes para él.

@Nemuresu: eso es mucho muy cierto. Aila y Arne se quieren muchísimo así que más les vale al resto ir con cuidado, porque harían lo que fuera el uno por el otro (lo que no quita que luego tengan una gran rivalidad entre ellos, obviamente).

@Lunarium: JAJAJAJA hay muchas cosas de Aila que no conocéis... pero sí, no se puede negar que siente cierta atracción por el fuego.
 


<<Creo que uno de nuestros mayores logros es que la gente nos conozca individualmente por nuestros méritos como entrenadores y no por nuestros lazos de sangre. Ya sabes que a la gente le gusta mucho hacer comparaciones, les resulta inevitable, así que algo estaremos haciendo bien cuando nos conocen como Lance, miembro del Alto Mando de Kanto y como Débora, octava y temida líder de Johto, y no como el primo de x o la prima de y. Ninguno se ha quedado a la sombra del otro y eso muestra lo fuerte que somos y lo mucho que nos esforzamos por crear nuestro propio camino; somos familia pero somos dos entrenadores distintos que no tienen nada que ver el uno con el otro.>>

Aila se quedó mirando el televisor durante un par de segundos más, permitiendo que las palabras de Débora se asentaran poco a poco en su mente. Después, levantó el mando de la televisión y rebobinó hasta que la entrevista pregrabada se quedó en el punto que ella quería.

<<Creo que uno de nuestros mayores logros es que la gente nos conozca individualmente por nuestros méritos como entrenadores y no por nuestros lazos de sangre.>>

Aila rebobinó una última vez la entrevista y cuando escuchó aquella oración apagó la tele y se quedó pensando. Su mirada se quedó fija en la pantalla, y su reflejo le devolvió la misma mirada pensativa que tenía. Lentamente, la chica empezó a levantarse, y cuando estuvo de pie se dirigió con presteza a la habitación de su mellizo.

Arne estaba tumbado en su cama mirando un par de vídeos de entrenamiento cuando Aila se asomó para echarle un vistazo. Ella le miró intensamente sin decir nada, y durante unos segundos Arne no le hizo caso (pues era algo que a veces hacían entre ellos, quedarse mirando al otro cuando estaba en su habitación e irse cuando este decidía establecer contacto visual, cosas de hermanos), pero al ver que no se iba y parecía estar ahí por una razón pausó el vídeo y alzó la mirada.

—¿Qué quieres?

—Que sepas que no pienso quedarme en tu sombra —respondió directamente señalándole con el índice, determinada—. No pienso permitir que los demás me conozcan como la melliza de Arne y, del mismo modo, espero que te esfuerces para que no seas conocido como el mellizo de Aila. Ambos nos esforzaremos tanto y seremos tan geniales que seremos conocidos por nuestros méritos y no por nuestros lazos de sangre, espero que lo tengas muy claro.

—Creo que eso es algo obvio —dijo el joven volviendo a mirar su móvil sin darle mayor importancia a las palabras de su melliza. Pero ella, y él lo sabía, no iba a conformarse con eso.

—Prométemelo.

—Prometido.

—No —dijo ella mientras daba un par de pasos y se situaba al lado de su hermano. Él alzó la cabeza y le miró pacientemente—. Prométemelo de verdad.

Sin previo aviso, Aila escupió en su mano y se la tendió a Arne. Él miró su palma, la miró a ella y volvió a mirar su palma. Con un aire de fastidio y resignación Arne se sentó en su cama, escupió en la palma de su mano y la estrechó con la de su melliza.

—¿Contenta?

—Mucho —contestó con una gran sonrisa mientras dejaba descansar una mano en su cadera y alzaba el puño del otro brazo—. Ahora vamos, ¡tenemos que entrenar!

—Pero si ayer dijimos que hoy nos merecíamos descansar. Estoy viendo vídeos de estrategias de combate de Rai- —Arne no pudo acabar la frase, pues Aila le agarró por los brazos y le tiró al suelo para arrastrarlo fuera del cuarto.

—No voy a ser la mejor domadragones del mundo si no entreno todos los días y ¡no puedo permitir que te quedes atrás! ¡Tenemos que sacar lo mejor del otro en todo momento así que tú te vienes conmigo!

Arne apreciaba la intención de Aila, de verdad que lo hacía, pero a veces le parecía que se pasaba de intensa. Aun así, esa vez optó por no contradecirla y seguirle el juego, así que a mitad de camino se levantó para ir a la sala de entrenamiento por su propio pie. Después de todo, había más formas de mejorar que entrenando, y esa podía ser una buena oportunidad para demostrarle cuan útiles podían llegar a ser los vídeos que pocas veces le dejaba ver en paz.
 0  0  1  1  1  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#14
PERO MIRA LOS NIÑOS QUÉ ADORABLES ME MUERO NECESITO MAYÚSCULAS MÁS GRANDES PERO YA

ESTUVO MUY BONITO Y NOS VA A QUEDAR EL FIC ESTUPENDO <3
Hic sunt dracones

[Imagen: coURMrK.gif] 
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#15
Hola, vengo a leer el proyecto de ambos, antes que nada, éxito para que puedan empezar con la mejor energía.

Primero que nada, a diferencia de tu compañero de equipo, aquí siento que más que un prólogo, como se lo mencioné a Fafnir, aquí veo más eventos que forjan o expresan quién es Aila y eso hace que ya me esté dando la idea de cómo va a ser ella cuando la historia empiece como tal y eso es un gran plus, aparte de que estás cumpliendo con el objetivo de esta compilación.

Creo que eso es lo único que puedo aportar, no puedo mucho más que suerte y éxito.
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)
task