Charla - Semilla del Mal: ¿Cómo se engendra un buen villano?

#1
¿Cómo escribimos un buen villano?

[Imagen: Ct9GqxB.png]

Reflexionando un poco sobre la escritura, suelo toparme con la idea de que uno de los mayores atractivos que encuentro para desarrollar una historia es la de poner un buen villano en el camino de los héroes. Inmediatamente se me vienen a la cabeza villanos que me gustan, aunque el motivo por el que me gusten puede estar ligado a su presencia imponente y tenebrosa, a ser casi una fuerza de la naturaleza haciendo retroceder a los héroes en la búsqueda de sus objetivos, o incluso por cosas más superfluas como su carisma, su aspecto o sus diálogos.

Son personajes difíciles porque a menudo pueden distraer al lector o incluso al propio autor del verdadero foco de la historia, opacando rotundamente a los héroes y hasta consiguiendo que la gente empatice con ellos al punto de frustrarse si el soso y plano héroe le patea el culo y salva el día al final. Aunque hay buenas historias donde el malo se sale con las suyas, esto suele suponer solo un golpe duro para el héroe que, eventualmente, terminará evolucionando como personaje a través de sus caídas y volverá por un segundo round para darle su merecido al malo. Esto último se ha visto en historias bien largas compuestas por sagas o arcos, pero la eterna normativa suele indicar que el villano, a la larga, tiene que perder. ¿Ustedes creen que sea así?

Por otra parte, existen directamente grandes historias donde el protagonista es el villano. Aunque, por pura estructura narrativa, esto suene casi como un oxímoron, ya que el villano o antagonista debe oponerse al protagonista de algún modo, y si el protagonista es un tipo malo... El villano de su historia tiene que ser la justicia o, por el contrario, un tipo todavía más repulsivo. Se me ocurre como ejemplo el personaje de Humbert Humbert en Lolita (Vladimir Nabokov), que es un personaje al que el lector desprecia durante la historia, pero que a través de su discurso en primera persona te arrastra permanentemente a generar una empatía artificial para hacerte dudar de tu propia moral. Durante el curso de la historia, aparece una figura sombría y misteriosa que no es más que un espejo de lo que verdaderamente es y hace Humbert Humbert, pero la narrativa desde el punto de vista del monstruo grotesco que es su protagonista te lo hace ver como un héroe que tiene que salvar a su amada de las garras del mal verdadero. Es un ejercicio literario interesantísimo que me plantea un montón de inquietudes como escritor acerca de cuál es el mejor foco para que un villano sea efectivo.

¿Tenemos que pensarlo como un personaje malvado y despreciable, o abstraernos un poco de nuestra moral y estructurarlo simplemente como una figura antagónica y opuesta a nuestro protagonista?

¿Puede construirse un gran villano desde el bien y la pureza, teniendo como protagonista a un ser despreciable?

¿Puede pretenderse que una gran historia haga que los lectores deseen ver a su héroe caer, y a su antagonista triunfar?

¿El autor debe tener algún tipo de código ético para trazar los derroteros de la historia, o tiene que tener sumo cuidado con nunca glorificar a sus villanos en detrimento de sus héroes?


Son muchas las preguntas que se me vienen a la cabeza cuando me dispongo a escribir un villano, o cuando me encuentro con uno que despierta mi interés como para plantearme qué es lo que me atrae de un personaje así. Llegando a plantearme incluso muchas veces si el hecho de que me gusta un villano asquerosamente malvado no será otra cosa que una proyección de mi propia maldad, o de todos los pensamientos inmorales que escondo bajo la alfombra para ser un humano decente e integrado en la sociedad.

Esto último se me ocurre al leer comentarios, por ejemplo, en mi propio fic, donde casi todo el mundo está de acuerdo en lo repugnante que es Rose y el odio que les produce leer lo que va haciendo el tipo... Mientras que yo lo adoro como personaje y me parece re divertido ponerlo a hacer cosas malas, incluso aunque sea consciente de que está mandándosela. O en NMH, donde pongo a todos los que deberían ser personajes arquetípicamente heroicos y luminosos como gente de mierda o, por lo menos, sumamente cuestionable. Es algo en lo que tengo ganas de ahondar mucho más cuando lo retome en un futuro, pero que a veces dudo de lo saludable que pueda ser realmente como ejercicio literario, o si no es más que una prostitución de personajes originalmente construidos con propósitos más nobles.

Y eso me lleva a otro punto, que es el tema de las perspectivas. En el medio en que nos movemos, el del fanfiction, debemos estar bien acostumbrados a leer historias que agarran personajes y situaciones ya conocidos y los dan vuelta, mostrando otros ángulos inexplorados en la obra original. Esto puede traducirse a Ash siendo un sex symbol y un latin lover, a Mewtwo siendo un sex symbol y un latin lover... O a personajes que fueron concebidos con un propósito en mente y que luego el ñoño autor del fanfic desea retorcer y torturar, ahondando más en lo que en el canon del juego/manga/anime apenas se insinúa.

Los demonios internos de Green tras haber perdido contra Red luego de volverse finalmente campeón en Kanto, por ejemplo, son un tema sobre el que he leído en este foro y en otros más, ahondando mucho en cómo la figura inocua del rival en los juegos puede en realidad llegar a trastocarse volviéndolos seres resentidos y carcomidos por su sentimiento de derrota.

También me pasó de leer muchos fics donde no hay un villano claro, y donde los protagonistas suelen ser más víctimas de "las circunstancias" que de una entidad formal, física, que les ponga palos en las ruedas constantemente. Mierda, incluso yo disfruto muchísimo haciendo que sean mis propios personajes los que tropiezan por sus propios defectos, peleándose entre ellos y con sus pasados antes que con una figura maléfica y sombría en el horizonte. Historias buenísimas como Oscilaciones o Gen Berserk que no parecieran tener un villano concreto, o mejor dicho, que parecen tenerlo pero hallarse tan en las sombras que tal vez solo lo descubramos al final de las mismas... o tengamos que averiguarlo durante un mini-juego en un Bonus Stage.

Lo que me lleva a una serie de preguntas finales que me gustaría que respondan:

1) ¿Qué hace para ustedes a un gran villano?

2) ¿Cuál es la importancia que le dan al villano en sus propias historias?

3) ¿Podrían identificar rápidamente a algún villano que les haya resultado excepcional? ¿Por qué motivo?

4) ¿Está bien, como autor y como lector, empatizar con el villano? ¿O es caminar por la cuerda floja?

5) ¿Puede una gran historia no contar con ningún villano? ¿Se te ocurre algún buen ejemplo?

6) ¿Es mejor un villano bien establecido desde los primeros compases de la historia, o en cambio uno que vaya revelándose muy gradualmente a lo largo de la historia? ¿O, por el contrario, una gran revelación en la recta final que nos deje a todos con el culo lleno de preguntas?

Y... Ya. Pueden elegir no responder lo que les de paja, o plantear nuevas preguntas y nuevas formas de analizar el tema de los villanos. Me interesa mucho conocer su opinión y enfoque sobre esta clase de personajes.


 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#2
1) ¿Qué hace para ustedes a un gran villano? 

Es ese sentimiento de superioridad sobre los protagonistas, que están indefensos ante esa persona que es mejor que ellas. Debe ser alguien al que temas por el poder que tiene de arruinar cientos de vidas. Un ser despreciable a la vez que complejo. No importa si está en el escenario o tras bastidores esperando a actuar, debe ser ese alguien que no para de mover los hilos y manipula a los seres conscientes como si fuesen nada más que muñecos. Una vez leí por ahí que un buen villano (o antagonista, ya llegaremos a eso) debía ser ese alguien que movía la trama, el maquinista del tren donde los protagonistas abordaron y deben permanecer hasta el final del viaje.

El que no deja que se pongan cómodos.

2) ¿Cuál es la importancia que le dan al villano en sus propias historias?

En mis historias, el villano es más que nada que un catalizador para conflictos internos. Aunque cada uno tenga su propio plan, los protagonistas sufren más por las consecuencias que tienen esas acciones en su manera de ver e interactuar en el mundo que por los ataques directos en sí, que también afectan más a este aspecto. Siguiendo el anterior ejemplo del tren, él está contento de que todos vayan a la dirección que quiere y los pasajeros no dejen de dañarse entre ellos y a si mismos. Esa es otra cosa.

El verdadero antagonista de una historia, muchas veces eres tú.

3) ¿Podrían identificar rápidamente a algún villano que les haya resultado excepcional? ¿Por qué motivo?

Hans Landa de Bastardos sin Gloria es alguien carismático y que está orgulloso de labor de exterminador de judíos, aunque muchas veces se permite actuar por puro capricho. Meruem de Hunter X Hunter tiene ese toque de ser un jodido monstruo más fuerte que el mejor cazador del mundo y un desarrollo excelente que hace que te preocupes y te encariñes con él. Hisoka, de la misma serie, es un personaje impredecible y que actúa por mero placer, hasta el punto de aliarse con los protagonistas si eso significa que serán más fuertes para poder destrozarlos con mayor gusto más adelante; esos mismos protagonistas que en muchos arcos se mueven por sus acciones. Kira de Jojos es aterrador por lo relativamente normal que es. Y así hay muchos que son geniales a su manera.

4) ¿Está bien, como autor y como lector, empatizar con el villano? ¿O es caminar por la cuerda floja?

Aunque no es necesario siempre, una de las características que puede formar un buen villano es que, pese a hacer cosas miserables, siga siendo una persona normal con sus virtudes y defectos. Muchas veces pueden servir como espejo para reflejar ciertos aspectos de la humanidad hacia a los que no queremos voltear y en los que podemos caer.

Si a nosotros solo nos juzgaran por nuestro peor día, ¿qué tan malas personas seríamos?

Cuando empatizas con un villano o le das cierta razón en algún aspecto, genera esa enorme sensación de incomodidad que de vez en cuando es bueno causar en tus lectores. Esa incomodidad que sientes cuando en una escena del comic Blacksad ves una foto familiar sobre el escritorio del villano. Es bastante cómodo darle un villano hijo de puta a la gente, al que puedan odiar sin miramientos y yo lo hago muchas veces, pero al darles lo contrario, les recuerdas una verdad que no quieren aceptar. Ese borracho que mató a una niña conduciendo quizás sea voluntario en un comedor público. Ese político que odias porque ha arruinado tu país y quieres ver muerto, tienen hijos que lo quieren y lo ven como su héroe. No existe nadie totalmente malo ni nadie totalmente bueno. Es incomodo para muchos y es más fácil pensar que los empresarios ricos son demonios salidos de portales del infierno y que Elon Musk vendería bebés si pudiera, o que los progres solo quieren ver caer el occidente y quedarse con tu dinero, pero la vida es una enorme escala de grises a la que tenemos que irnos acostumbrando. 

Esa es la perspectiva del lector.

Como autor, veo imposible no tomarle cierto… respeto a todos los personajes que escribo, pese a que sean unos miserables que yo mismo quiero que mueran de la peor manera posible. Después de todo, son una mente ficticia que tú creaste. 

5) ¿Puede una gran historia no contar con ningún villano? ¿Se te ocurre algún buen ejemplo?

Acá creo que estamos confundiendo ciertos términos. No es lo mismo un villano que un antagonista. Un villano es alguien cuyas acciones lo hacen un ser despreciable, al menos desde nuestra perspectiva. Un antagonista no tiene porque ser un villano, de hecho, puede ser la mejor persona del mundo o desearle lo mejor a nuestro héroe. Es así porque simplemente es el termino que define a cualquier personaje que sirva oposición contra los deseos del protagonista. Por ejemplo, si el protagonista es un villano que quiere quemar una escuela primaria, el antagonista sería el profesor que quiere salvar a sus alumnos.

Diciendo esto, hay varias historias.

Hamilton no tiene villano. Existen Jefferson y Burr como antagonistas, pero no hay nadie precisamente malo. De hecho, el que acabó con su propia vida fue el propio Alexander Hamilton por su manía de mantener el control y proteger su legado.

En las historias deportivas, los rivales no son malos, solo personas que tienen el mismo sueño que el prota.

En Moby Dick, no se puede considerar a la ballena como un villano ya que ni siquiera tiene la voluntad de ir en contra del capitán; solo es un animal enorme.}

En Angel Beats (spoilers) se revela que no existía un villano para empezar, solo que los protas tenían el miedo subconsciente a reencarnar.

Y muchas más.

6) ¿Es mejor un villano bien establecido desde los primeros compases de la historia, o en cambio uno que vaya revelándose muy gradualmente a lo largo de la historia? ¿O, por el contrario, una gran revelación en la recta final que nos deje a todos con el culo lleno de preguntas?

Los dos tienen su encanto, pero prefiero los villanos que no actúan hasta que tienen todas sus fichas puestas sobre el tablero. 

Esos son los mejores porque sabes que cuando salen al escenario, ya es demasiado tarde.
[Imagen: g325fpf.png]
Los Fan Arts usados en esta edicion son propiedad de sus respectivos autores
 0  0  0  0  0  0  0  0  3  0  0  0  0
Responder
#3
Bueno, la pregunta no es fácil... por varios motivos. Pero el tema es muy interesante.

Primero que nada, creo que hay que establecer una diferencia entre villano y antagonista, porque pese a que suelen coincidir, no se refieren a lo mismo. Villano es el que hace villanías y el antagonista es el que se opone al protagonista. Teniendo eso en cuenta, cualquier combinación posible se puede dar entre ellos.

Justo el ejemplo de Lolita viene bien porque el villano de la historia no es otro que Humbert². Quilty es poco más que un antagonista muy secundario al final de la obra, cuya única aportación importante fue permitir a Lolita escapar eventualmente del prota. El mismo Humbert² lo dice: Quilty le rompió el corazón, pero él le destrozó la vida. Lolita es un caso interesante porque, aunque el protagonista quiera hacernos creer lo contrario, él es el villano de la historia. Y en términos más weebs, lo mismo tenemos en Death Note (que a su vez derivó en una marea de gente edgy que al día de hoy insiste en que Light no hizo nada malo).

¿Tenemos que pensarlo como un personaje malvado y despreciable, o abstraernos un poco de nuestra moral y estructurarlo simplemente como una figura antagónica y opuesta a nuestro protagonista?

Como en todo, depende. Depende de lo que quieras, como autor. Aunque personalmente, encuentro a los pjs completamente despreciables como... despreciables. En el mal sentido. Personajes aburridos de ver o leer, que acaban aportando poco a la historia más allá de ser el obstáculo final para el héroe. Prefiero cuando ambos tienen algo interesante qué mostrarme, la verdad. Porque si el villano toma todo el carisma, es difícil aceptar que el prota tiene que ganar.

¿Puede construirse un gran villano desde el bien y la pureza, teniendo como protagonista a un ser despreciable?

Again, creo que acá confundimos villano con antagonista. Un antagonista bueno y puro puede ser un excelente contraste contra un protagonista despreciable. Pero un protagonista (o antagonista) también puede ser un villano en base a su pureza. El ejemplo que me viene a la mente es el El Jorobado de Notre Dame, un tanto más claramente en la novela. Y en cierto modo tienes también a Javert y Jean Valjean, siendo el primero una fuerza de la justicia inmisericorde y el otro un criminal redimido.

¿Puede pretenderse que una gran historia haga que los lectores deseen ver a su héroe caer, y a su antagonista triunfar?

Bajo esos términos específicos, no. Si deseas ver caer a un villano protagonista (EG, Light again) la historia hace bien. Si deseas ver caer al héroe para que el villano triunfe, es que algo hiciste mal en el camino. O hiciste al héroe demasiado desagradable o hiciste al "villano" demasiado simpático. O de algún modo enredaste los motivos de cada uno. Usando ejemplos de calle otra vez, toda la polémica en torno a Thanos en IW.

Algo que se mencionó en el tema de Meri sobre el plot armor es que, a final de cuentas, el protagonista debe vencer (en la mayoría de los casos). El lector cuenta con ello. Estamos acostumbrados a asumir que el protagonista es el héroe y superará todas las adversidades, lo que inmediatamente nos hace ver al villano como el gran perdedor de la historia. Es importante, me parece, hacer al protagonista agradable. Porque si es inevitable que el protagonista venza al final, más te vale como autor hacer que el lector quiera ver al protagonista triunfar. Darle motivos para apoyar al héroe y que encuentre satisfactorio el final. No está mal que se sientan mal por el villano, o incluso que hayan deseado que el villano tuviera un final feliz. Pero cuando la razón es "es que el prota es aburrido, odioso, etc" es que algo haces mal como autor.

¿El autor debe tener algún tipo de código ético para trazar los derroteros de la historia, o tiene que tener sumo cuidado con nunca glorificar a sus villanos en detrimento de sus héroes?
.
Es literatura, puedes hacer lo que quieras. En particular, prefiero las historias que te pueden hacer dudar sobre qué camino es completamente correcto. Esas en las que piensas "Bueno, pero tal vez este tipo también tenía su parte de razón". Las que no te dejan aburrirte sin importar cuál personaje esté en escena. Por ese lado, diría, que una historia en la que el villano tiene seres queridos, lo ves más humanizado, o lo ves siendo una mente maestra, con muchísimo carisma y virtudes que lo hacen destacar... pues no está mal. Es un excelente villano. Pero nunca hay que olvidarse de darle el mismo cariño al protagonista. Tipo, puedes tener un villano que sea genial y que el lector pueda admirar, a lado de un héroe que el lector vea luchar y superarse, que aunque no sea igual de cool que el villano, el lector aprecie y quiera verlo triunfar.

Justo ahora que mencionas el fanfiction, me hizo recordar que hace unas horas hablaba con Kaos y Doc de un fanfic que leímos en el que una autora escribe a James del Team Rocket como un santo (eventualmente también a Meowth y Jessie) mientras que Ash y sus amigos son cretinos o idiotas en el mejor de los casos, a veces ambos. La verdad, aunque sea interesante manejar a los pjs desde diversas perspectivas y en diversos tonos en la escala del bien y del mal, si tuerces demasiado las cosas puedes acabar arruinando lo que pudo ser una mejor historia.

Por no hablar de lo que pasa cuando quieres justificar tanto a un villano que acabas haciendo parecer a la heroína como una perra.

En el caso de Rose y de Namor, varía. Con Rose es un poco la cosa de que el tipo es carismático, astuto y elocuente, pero al mismo tiempo despiadado, cruel e intempestivo. Sigue siendo un villano, sí, los lectores lo odian... pero por las razones correctas. Se le disfruta y se le odia a partes iguales porque hace la historia más interesante (salvo ese incidente que te comenté hace unos meses). Y dentro de todo lo siento como un antagonista correcto.

Con Namor es demasiado pronto para juzgar. Pero no creo que el problema sean necesariamente la inversión de roles para el cast principal, sino que la historia ha avanzado demasiado poco y que a los personajes les falta... algo. Yuki, Fran y el niño odioso son basuras los tres. La ex de Yuki parece medio estúpida y mientras que Leilani está bien, se siente algo difícil empatizar con estos pjs. Podría ser divertido verlos siendo malvados y ya, planeando cosas y haciendo maldades, pero lo primero que vemos de ellos es lidiar con el violín de Suckamore y un evil vs evil es muy poco interesante si todos son personas horribles.

Al rato respondo las otras preguntas.
[Imagen: 6zFZgO5.png]
Animus. Antrum. Unverse. Anima, Animusphere
 0  0  0  1  0  0  0  0  1  0  0  0  0
Responder
#4
1) ¿Qué hace para ustedes a un gran villano?

La marca que deja en la historia más que cualquier otra cosa. Los villanos son flexibles de la misma forma que los héroes, en el sentido de que pueden representar mucho, desde la crueldad, la ambición, la estupidez, a la razón, los sacrificios, e incluso en los casos más raros, la bondad.

2) ¿Cuál es la importancia que le dan al villano en sus propias historias?

Son esencialmente, gente cruel. Son personajes que uso para mostrar algunas de las peores actitudes que puede tener una persona. En el mejor de los casos, son víctimas de eventos que no podían controlar, en el peor, son gente que deseas ver sufrir. También los basé en algunos tipos de personajes que nunca han destacado en Pokémon: líderes corruptos, slashers, familiares abusadores,  Mr. Hyde, guerreros brutales...

3) ¿Podrían identificar rápidamente a algún villano que les haya resultado excepcional? ¿Por qué motivo?
Dr. Doom.
[Imagen: dr_doom_on_the_throne_by_patrickbrown_de...rEPJciBmaU]
Si me lo preguntan, no hay mejor villano en el mundo de los cómics que este. Él hace algo tan excepcional que realmente no le puedo adjudicar a alguien más, y eso es que puede transformar los actos más bondadosos en los más egoístas. ¿Necesitan un ejemplo? Él fue quién protegió a la Mujer Invisible cuando ella iba a dar a luz, sin que Reed pudiera hacer algo, además de que estabilizó el traje de la Antorcha Humana en un momento donde sus poderes se habían vuelto difíciles de controlar. El precio de estos actos fue que ahora Doom tenía el derecho de nombrar a la hija de Reed, y luego de ello, le dijo a la cara a su mayor enemigo que disfrute de su familia, pero que nunca olvide que fue él quién los salvó en su momento más difícil.

Simplemente increíble. Salvó a la familia de su peor enemigo solo para humillarlo.

Y eso es solo uno de sus grandes momentos. Este tipo ha sabido dejar a los héroes como unos completos idiotas muchas veces.

4) ¿Está bien, como autor y como lector, empatizar con el villano? ¿O es caminar por la cuerda floja?

Lo pondré así: depende del personaje. Supongo que lo mejor es poner un ejemplo de alguien que lo supo ejecutar bien, y alguien que lo hizo mal:
[Imagen: 609e265cbf21440b20ff3293.jpg]
En el positivo, veamos a Lord Bertilak, el Caballero Verde del viejo romance arturiano.
Este hombre es un manipulador, un chantajista, y un sádico, pero de alguna forma, se vuelve agradable para el lector. No necesariamente ocurre porque sus acciones sean justificadas, sino porque la bondad del hombre es genuina, realmente demuestra ser alguien capaz de apoyar a otros y se asegura de ser bueno con Gawain cuando termina su prueba.

Ahora, por el lado malo... tenemos a Abby de The Last of Us 2.
[Imagen: abby.jpg]
Esta nefasta mujer hace cosas atroces todo el tiempo. Mató a Joel, arrasó con campamentos de gente, estaba incluso lista para matar a una mujer embarazada. ¿Y se esfuerza por siquiera ser simpática para que puedas ponerte de su lado? Nah, solo te muestran que era buena con un perrito que mataste horas antes. Es un ser amargo que solo existe para hacer sufrir a los demás, y la historia quiere que forzosamente te pongas de su lado, pero obviamente, no puedes hacer eso cuando el juego no te da las razones. Solo puedo tomar una lección de todo su personaje:
Nunca te metas esteroides, a menos de que quieras terminar como Abby.

5) ¿Puede una gran historia no contar con ningún villano? ¿Se te ocurre algún buen ejemplo?
Your Name.
[Imagen: Kimi_no_Na_wa_Your_Name-845448662-large.jpg]
No es exactamente un gran ejemplo porque personalmente, la película tiene muchas más fallas de las que muchos realmente reconocen, pero técnicamente es una historia sin villanos. Lo más cercano a un villano en toda la película es una roca del espacio, pero eso no es un personaje. Así que sí, historias sin villanos pueden existir, el sí funcionan o no, no es algo que pueda responder.

6) ¿Es mejor un villano bien establecido desde los primeros compases de la historia, o en cambio uno que vaya revelándose muy gradualmente a lo largo de la historia? ¿O, por el contrario, una gran revelación en la recta final que nos deje a todos con el culo lleno de preguntas?
Lo mejor es irlo desarrollando con el paso del tiempo, o tenerlo ya listo antes de que empiece la historia. Realmente no son muchos los villanos que destacan por revelarse al final, excepto quizás por Friend de 20th Century Boys.
[Imagen: 24ce4bd0754ce9eea826d22d97887b34.png]
Pero la cosa es, Friend se mueve en la trama todo el tiempo, el que no sepamos su identidad hasta las partes finales no quiere decir que el personaje no tenga un desarrollo gradual.
[Imagen: l1Mexwv.png]
Best Friends
 0  0  0  0  0  0  1  0  0  1  0  0  1
Responder
#5
Si bien es cierto el villano es aquel desagradable sujeto que tiene una fijación extraña (y alarmante) por los protagonistas, sea porque estos se inmiscuyen en sus planes o por alguna razón que en primeras instancias no se nos revela, pero que aparentemente está allí y somos demasiado ciegos para verla.
 
También existen aquellos cuya existencia no gira entorno a acosar a esos entes con un sentido de la justicia extremo, sino que se enfocan en cumplir sus objetivos y dejarte ver sus ideales. Obviamente estos siempre van en contra de las creencias del protagonista o del público en general y esto es lo que justifica que dicho personaje sea el malo, así que por ende hay que “derrotarlo”, dígase arruinarle los planes….
 
De aquí vamos a otro punto… la línea entre un villano y un antagonista es muy delgada… si bien parecen ser el mismo rol, la realidad es que son dos cosas distintas.
 
Es cierto que el antagonista también es una especie de “malo”, pero más que alguien malvado es un real “justiciero”, un ente que no teme hacer cosas moralmente cuestionables y que jamás pasarían por la mente del buen protagonista para hacer cumplir el bien o para hacer lo que es correcto. Es aquel que no le importa la percepción que tengan los demás de él, así como no dudara en jalar el gatillo contra quien hizo mal o en humillar a quien sea si lo considera que es necesario.

Básicamente un protagonista, sin la moral extrema que estos tienen, que no es bien visto por el público general, pero que tampoco es considerado malo porque no es que busque hacer daño a terceros por un fin completamente "unilareral y egoista".

 
Muchas veces es este personaje es el que tiene el verdadero rol de hacer que el protagonista se desarrolle, mientras que el villano se ocupa de que brille, ya que joder el plan malévolo es la cúspide de la trama y el momento en el que el “héroe” se luce. El antagonista es ese ser que odiamos, porque siempre parece meterse de forma injusta con el protagonista, aunque nunca a una escala tan nefasta como el villano, para contradictoriamente, terminar en una relación amigo/enemigo con él mismo.  
 
Esto en cuanto al tema en general… Ahora bien… vamos a las preguntas…
 
La pregunta ¿Qué hace para ustedes a un gran villano? Para mí esta relacionada con ¿Está bien, como autor y como lector, empatizar con el villano? ¿O es caminar por la cuerda floja? ¿Por qué…? Pues bien…
 
Si bien el villano es la representación del mal en toda historia, también es el personaje más humano, incluso por encima del protagonista y otros personajes del elenco. Un gran villano es aquel que logra mover tu interior con sus creencias y hace que dudes de tu propia moral, hasta el punto que le das algo de razón a sus descabellados planes.

Para eso esta el protagonista, para recordarte cual es el camino correcto a seguir y bueno.. toda la chachara heróica y justiciera que viene con ello.

 
Porque como humanos somos imperfectos y ese ser “roto” muchas veces es el que más se acerca a nosotros, incluso por encima de que nos guste la idea de ser el “héroe”. En algunas ocasiones el protagonista termina siendo tan perfecto y artificial, que nos resulta difícil vernos reflejados en él, aspecto que se profundiza a medida que envejecemos y nos damos cuenta de lo irreal que puede llegar a ser este tipo de personaje.
 
Podría decirse que todos soñamos con ser el “protagonistas”, pero en realidad somos un villanos que aspira ser antagonista de su propia historia.
 
¿Cuál es la importancia que le dan al villano en sus propias historias?
 
El rol de encarrilar la trama para que avance a un solo lado, como bien dije al inicio… para mí el que se encarga del desarrollo de los protagonistas son los antagonistas, mientras que el villano se encarga de hacerlo brillar. En este sentido mi villano es el que va estar haciendo y deshaciendo alrededor de los protagonistas sin tomar activamente medidas contra ellos, en un inicio, porque simplemente ellos no estaban en sus planes.
 
Creo que son contadas las historias en donde uso villanos, ya que suelo ocupar más antagonismos para establecer las tramas… porque es más divertido y porque típico villano todo poderoso, que sabes que será derrotado al final por el poder de la amistad, ya está muy visto(?)

Y también porque es diseñar un personaje que en apariencia se vea perfecto e insuperable (aunque sabemos que esta roto), pero que de un momento a otro llegue un inutil, que al inicio era un don nadie, y lo supere en todo hasta arruinar años de esfuerzo jaja...

 
¿Puede una gran historia no contar con ningún villano?
 
Perfectamente puede haber una historia sin villano, no es realmente necesario tenerlo cuando el mismo protagonista puede ser su propio villano o puede haber múltiples antagonistas para hacer que el “inútil” personaje principal tenga motivos para superarse y justificar su puesto como la estrella del show…
 
¿Es mejor un villano bien establecido desde los primeros compases de la historia, o en cambio uno que vaya revelándose muy gradualmente a lo largo de la historia? ¿O, por el contrario, una gran revelación en la recta final que nos deje a todos con el culo lleno de preguntas?
 
Ambas son buenas temáticas, pero el impacto del villano varia de una a la otra.
 
En la primera puedes llegar a conocer a cabalidad (o no) las razones del villano para ser como es, para que en el transcurso de la historia decidas si simpatizas o no sus creencias. Obviamente con la brevedad de que ya sabes como acabara todo y si ese hecho te da lastima o no.
 
En cambio en la segunda, la abrupta revelación puede llevarte (en primera instancia) a un sentimiento de “traición” que generalmente deriva a un odio por dicho personaje, que a lo largo de la historia te estuvo engañando al mostrarte una mascara irreal de sí mismo. Posteriormente este pensamiento cambia y aunque todavía puedes seguir odiándolo, se le concede el voto de tener un matiz más real y quizás sorpresivo...
 0  0  0  0  0  0  0  0  2  0  0  0  0
Responder
#6
Ya volví.


1) ¿Qué hace para ustedes a un gran villano?

Que me haga disfrutar verlo. Que me haga temer verlo. Que, definitivamente, provoque una emoción en mí al leerlo, y que nunca me provoque hastío o indiferencia. Se puede lograr de muchas formas, en mi opinión. No necesito que sea un genio mil pasos adelante de todo el mundo, o que sea cruel y coma perritos. O que sea absurdamente poderoso. Solo que sea amenazante, que sienta que los héroes no tienen del todo las de ganar contra él. A veces.

2) ¿Cuál es la importancia que le dan al villano en sus propias historias?

Tan importante como a cualquiera, supongo. Me interesa que sean importantes y que tengan sus motivos. Me interesa que influyan en la trama... pero con los villanos tengo una regla personal: la trama y el entorno debe influirlos a ellos también. El héroe debe causar un cambio en ellos, para bien o para mal, y en lugar de mantenerse estáticos, deben desarrollarse con el pasar de la historia y adaptarse a los desafíos que les presenta el otro bando. Me gustan los villanos que evolucionan. Los que crecen tanto como el héroe. Los que puedan ser los propios protagonistas de una historia más oscura, por decirlo así, en lugar de overlords en su trono controlando todo desde las sombras. No, no, no. Me gusta tener a mis villanos bajo la luz para que los conozcan.

3) ¿Podrían identificar rápidamente a algún villano que les haya resultado excepcional? ¿Por qué motivo?

Satán de Paraíso Perdido. Sí, es viejisimo. Sí, es un puto poema. Pero sí, de algún modo te muestran a Satán como se supone que es en la Biblia, es decir, cobarde, rastrero, ruin e hipócrita; y al mismo tiempo tan carismático que te llega a conmover el hijo de puta... tal como esperarías del mejor mentiroso del mundo. Por momentos te llegas a creer que hay cierta nobleza en su rebelión... aunque las cosas que hace van de despreciables a desagradables.

Aleister Crowley de Toaru. Realmente no puedo explicar qué lo hace tan buen villano sin spoilear a Doc así que no puedo entrar mucho en detalles...

Peter Baelish, de Asoiaf. De algún modo el dirty Santa toma la historia del plebeyo aventurero y lo convierte en un comerciante astuto y despiadado que tiene al reino en su mano a través del poder de la economía sin que nadie lo sepa. Es un perdedor sin tierras y sin nombre, alguien a quien todos ven como poco más que un secretario con talento para contar monedas, yet fue el mismo que sumergió los siete reinos en caos solo por la posibilidad de ascender en la escalera social. No es un villano overpower, no va presumiendo su poder porque no tiene su poder. Solo usa su astucia para ascender con el caos porque, a su parecer, el caos es una escalera.

La verdad Baelish bebe mucho de Iago... Aunque Iago lo siento demasiado obvio en su farsa. Culpa del bardo que no puede dejar de ser pretencioso.

Y hablando del bardo, hay que mencionar a Macbeth. A Macbeth lo amo por ser lo opuesto a lo que uno normalmente consideraría un villanazo. Es un tipo que se le subieron las ambiciones a la cabeza y, aunque llegó a la cima, sus propias dudas y la culpa acaban siendo sus peores enemigos. Hay algo demasiado hermoso en el personaje, en ver al villano luchando con su conciencia aún después de haber ganado, mostrando tanta humanidad, ingenuidad y debilidad. Es algo que nunca ves en el villano, y menos en el protagonista. Esos son mis favoritos: los villanos que no dejan de ser humanos.

Y porque amo mis juegos de cartas para niños: Zarc. Putas Zarc. El mejor reflejo oscuro del protagonista. Una antítesis de todo lo que la historia nos hizo creer como bueno y moral. Un giro oscuro, pero razonable al concepto mismo de los duelos por las sonrisas. Alguien que le dió al público lo que quería, en lugar de lo que necesitaba, como el tomatito. 

4) ¿Está bien, como autor y como lector, empatizar con el villano? ¿O es caminar por la cuerda floja?

Está bien. Pero como todo, hay gente que lo lleva al extremo. No puedes hacer al villano demasiado simpático a costa de tus héroes. Y gente que justifica a los villanos (Griffith did nothing wrong) está simplemente mal de la cabeza.


5) ¿Puede una gran historia no contar con ningún villano? ¿Se te ocurre algún buen ejemplo?

Oscilaciones. Ah re.

Ejemplos hay para tirar al cielo: la Ilíada, El Quijote, Crimen y Castigo, Guerra y Paz, El Extranjero, La Metamorfosis, Un Mundo Feliz, Cuento de Navidad, El Golem, Romeo y Julieta, Ulises,  cualquier novela de Auster, la mitad de  Austen, Fitzgerald, Hemmingway, Svevo, Stendhal, Zweig... se me acaban los autores o me voy al infinito.

En el cine tienes montón de ejemplos igual, mientras te salgas de las clásicas aventuras de bien contra mal. Cualquier película romántica o de comedia, películas de drama, animes de deportes o románticos, etc, etc.

¿Por qué son buenas a pesar de no contar con un villano? Porque los villanos no son necesarios. La lucha del protagonista, su pugna interna, es más importante que cualquier oponente que quieras ponerle, y eso aplica también para las historias que cuentan con un villano. A dedo vamos a elegir... El Libro de las Ilusiones, ponele. Va sobre un hombre que pierde a su familia en un accidente de avión y vive en un estado de sopor durante el próximo año. Entonces descubre un comediante del cine mudo en televisión, empieza a investigar sobre él y su repentina desaparición, y la historia te cuenta al mismo tiempo las vidas de ambos hombres, con sus pérdidas y victorias, y más capas que una cebolla. Una historia sobre dos viajes en simultáneo de estos dos tipos tratando de reconstruirse. Y es súper hermoso.

Un ejemplo más conocido. Cuento de Navidad. Es simplemente la historia de un hombre, parte de esta sociedad enferma y capitalista, que mira dentro de sí mismo y confronta sus propios errores con su realidad y el futuro que le espera. ¿Los fantasmas son villanos? Ni siquiera sabemos si son fantasmas. Es un hombre luchando contra su propia conciencia y alcanzando una resolución de cambiar su propia vida.

Hace una semana me pasaste ese manga precioso del tipo ese de Chainsawman sin un solo villano, sobre el tipo que graba la película de su madre explotando. Aún tomando en cuenta que la madre era abusiva con el prota y su padre, sigue sin ser realmente una antagonista porque el foco de la historia va por otro lado.

Y mis amadas pelis de Crows que van de adolescentes agarrándose a piñas por sus problemas personales.

​​​​​​Qué aburrido sería reducir todas las historias a una pugna entre el bien y el mal.

6) ¿Es mejor un villano bien establecido desde los primeros compases de la historia, o en cambio uno que vaya revelándose muy gradualmente a lo largo de la historia? ¿O, por el contrario, una gran revelación en la recta final que nos deje a todos con el culo lleno de preguntas?

Eh, depende. Depende de la historia y el tono, supongo. Pero es fácil elegir cualquiera de las tres y hacerlo mal o elegir cualquiera de las tres y hacerlo bien. Tipo, los villanos sorpresa de Disney. Son horribles. Es nomás ponerle la etiqueta de villano a cualquier personaje que se ve inofensivo y pretender que sirva como revelación, culminando en un personaje débil siendo un villano débil. Como la oveja fea de Zootopia o el rarito de Frozen o el viejo de Toy Story.

Pero luego tienes por ejemplo a Harry Potter. Que te quiere vender a Lord Valdomero como el epítome de la maldad y el mago más temido, pero para cuando llega la cuarta peli y regresa... ya le han pateado el trasero dos veces. Y pasa las próximas dos películas haciendo absolutamente nada, y la última siendo un incompetente. Como que tenerlo desde el principio en lugar de hacerle un bien le hizo mucho mal.

Supongo que los personajes que se muestran gradualmente me gustan más. Personajes que vas conociendo de a poquito para apreciarlos mejor, y que puedas acabar adorando llegando al final, sean buenos o malos.
[Imagen: 6zFZgO5.png]
Animus. Antrum. Unverse. Anima, Animusphere
 0  0  2  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#7
"PRIMIRI QUI NIDI, NI IS LI MISMI IN VILLINI QUI IN INTIGINISTI" - todos en este tema.
Dejado eso de lado, supongamos que las palabras son sinónimos. Que cuando digo "villano" estoy hablando del antagonista. Del malo. De ESE personaje.

1) ¿Qué hace para ustedes a un gran villano?

Estuve casi dos horas tratando de distraerme para olvidarme de lo que las otras respuestas habían dicho para poder decir algo que sea lo que yo pienso, y no lo que dijo alguien más / lo que yo diría pero no lo digo porque "ya lo dijo alguien más". Un villano. Un villano. A mí siempre me parecieron super divertidos los villanos que están sumamente por encima del protagonista. Tener un villano al que no se lo pueda vencer con violencia física (autismo total), un villano al que es IMPOSIBLE convencerlo de que abandone su plan (autismo total), porque está TAN convencido de lo que hace que nadie lo va a evitar de lo contrario (AUTISMO TOTAL)

Un villano tiene que tener una mejor mano que el protagonista. Al igual que él, el villano tiene que tener la misma voluntad de hierro de querer hacer lo imposible posible. La pelea entre el bueno y el malo, entre el gato y el ratón tiene que finalizar con la victoria de uno de los dos. Ninguno de los dos se puede permitir perder, y lo tiene que dar absolutamente todo para ganar, hasta la última consecuencia. Un gran protagonista apuesta todo para ganar, y un gran villano que iguala la apuesta y la redobla es incluso mejor.

2) ¿Cuál es la importancia que le dan al villano en sus propias historias?

Contrario a lo que yo misma esperaría después de 5 putos años escribiendo fanfics de mierda, en todo este tiempo escribí a 1 (UN) solo puto villano- perdón, intiginisti. Y no te puedo explicar lo mucho que lo adoro. Es alguien que tiene todas las de ganar, porque es más fuerte, más astuto, más inteligente, más experimentado, más sabio y más TODO que el protagonista. No existe una chance en cien mil millones de años en la cual mi villano NO GANE, y es eso lo que hace el conflicto más interesante. ¿Cómo CARAJO es posible que gane el protagonista? ¿Cómo puede el protagonista ganarle en su propio juego al villano? Si el villano es un especialista en presionar los puntos débiles del protagonista y no tiene ningún problema en hacerlo, ¿cómo puede hacer el protagonista lo mismo, sin abandonar sus convicciones?

Este es un ejemplo muy clásico de las historias. El "si lo matás, sos igual que él". Podrá parecer una estupidez, pero desde el punto de vista narrativo, es TAN acertado que duele. Si tu protagonista es heroico, y noble, y todas las cosas buenas que se te ocurran, ¿cómo va a ganar MATANDO al que se le puso en contra? Eso no es una victoria: eso es una cagada. La cosa es muy distinta si tu protagonista ya pasó la barrera de matar gente y de golpe dice "ah no a vos no porque sos el malo principal y no te puedo matar". Eso también es una cagada.

No podés hacer perder al villano a menos que le ganes en su propio juego, y manteniendo a tu personaje FIEL A SUS PRINCIPIOS. Así es como escribís un protagonista, así es como escribís un villano, así es como escribís un final, y así es como resolvés el conflicto de una historia, sea la que sea.
 
3) ¿Podrían identificar rápidamente a algún villano que les haya resultado excepcional? ¿Por qué motivo?

Tengo a dos. En primer lugar, la inspectora de LCDP.
 

Mostrar elgatouuuu

 
Es difícil de explicar para el que no vio la serie. Pero en una persecución de policía y ladrón, sea quien sea el bueno y el malo, solamente hay un resultado que importa. Si el ladrón se escapa, gana él. Si la policía lo atrapa, gana ella. Tener una escena tan espectacular como al protagonista admitiendo que perdió, que la villana es mejor que él (dejen de lado toda la tontería del "jaja bueno y malo trabajan juntos por enemigo común"), es lo que hace al personaje excepcional. Toda la historia tenés a este protagonista pseudo-Robin Hood siendo ASQUEROSAMENTE más inteligente que cualquier personaje en todo su universo, pero en este robo son los protagonistas los que tienen la carta ganadora. El protagonista es más inteligente, tiene a la gente a su favor, y tiene una cantidad de dinero tan ridícula comparado con "la villana" que puede hacer narrativamente todo lo que él quiera posible. Y sin embargo, él es el protagonista. 

Tener a una mala en una posición inferior es lo interesante, porque simplemente invierte los roles. Es lo mismo que puse arriba pero dado vuelta, la esencia es la misma. El protagonista es un villano excepcional para la villana y viceversa. Pero esto es un caso muy especial. Vamos a algo que concuerde exactamente con lo que dije más arriba, y que aplique para ustedes WEEBS DE MIERDA QUE SOLAMENTE VEN ESTAS COSAS

Mostrar Supermalo requetemalo


Tiene que haber una razón para que tu malo sea "el malo". ¿Qué tal algo como "su único objetivo es que el universo no explote"? La crueldad, el desapego a las emociones y el sufrimiento como arma son cualidades clásicas de un villano. Son las cosas a las que el protagonista se opone. Es muy interesante como funciona este personaje, porque su razonamiento es sumamente válido. Su causa es noble. Todo lo que hace lo hace por el bien común, que es salvar a todo el universo. Si en vez de ser un alien que sacrifica niñas, se tratara de una persona que sacrifica crías de animales porque esa es la única forma de que la Tierra no vuele a la mierda... ¿no estarías del lado de él? Es un razonamiento a larga escala, y sin embargo es el villano. ¿Y por qué es un buen villano...?
 
Porque está sumamente por encima del protagonista.
Porque no se lo puede vencer con simple violencia física.
Porque es imposible convencerlo de que abandone su plan.
Y porque la única forma de ganar es ganándole en su propio juego.
 
Y la única forma en que la protagonista puede hacerlo correctamente es manteniéndose fiel a sus convicciones. El caso de este bichito tan lindo es uno donde ese tipo de resolución está forzada por la misma narrativa, en un villano al que no se le puede vencer de otra forma que no sea haciendo lo imposible - y eso sólo puede lograrse gracias a las convicciones de tu protagonista, que lo logra luego de someterse a una tortura psicológica interminable solamente para salvar a un ser querido.

Convicciones tan fuertes que la convierten en una villana bajo el mismo razonamiento. No se trata de ser bueno o malo, sino de la fuerza de convicción de tu personaje. Y no digo que los personajes débiles de mente sean malos, pero a menos que los endurezcas, nunca vas a lograr un buen conflicto. Si lo resuelve a medias contra alguien que está completamente convencido y GANA (o si gana contra alguien que nunca se tomó el conflicto en serio), vas a estropear el desenlace - y vas a arruinar el final de tu historia.

4) ¿Está bien, como autor y como lector, empatizar con el villano? ¿O es caminar por la cuerda floja?

Depende del villano. EL GATOOO de acá arriba simplemente cubre el cupo de "psicópata que no entiende emociones", lo cual técnicamente puede darle la suficiente empatía con el lector. Pero muchas veces esta cosa se siente como... que el que escribió a este malo no se le ocurrió otra forma de hacerlo malo que "hace cosas malas porque no sabe que están mal". Me parece que un villano tiene que saber perfectamente lo que está haciendo, pero lo tiene que hacer porque sabe que es la única forma de lograr lo que quiere. De otra forma, el conflicto entre convicciones se da entre una parte que dice "lo que estás haciendo está mal" y otra que dice "no etniedno". Estamos en un foro de bichitos mágicos, pero mirándolo desde el punto de vista de un personaje, cualquier villano que demuestre al menos UN momento de humanidad hacia otro personaje (10.000 puntos más si esa es la razón por la cual hace lo que hace), lo hace alguien válido para empatizar.

...o que sea un psicópata. Empatizás con él porque está enfermito de la cabeza. ¿Ven como se siente una salida fácil?

5) ¿Puede una gran historia no contar con ningún villano? ¿Se te ocurre algún buen ejemplo?
 
La verdad es que no. Nemu dijo que un villano tiene que ser una persona, pero si lo englobás como villini/intiginisti/lo que sea, podrías mirarlo como "lo que genera el conflicto" en una historia. A una historia no le puede faltar un conflicto, pero el "conflicto" una vez más podés mirarlo como el "nudo" de la historia. Y una historia sin un cambio, sin que "pase algo" o "cambie algo", NO es una historia. "Fui al super, compré bananas y volví a casa" no es una historia. "Fui al super, compré bananas y LAS BANANAS ESTABAN PODRIDAS, ASÍ QUE ME PUSE A BUSCAR Y ERAN UN ASCO Y ME TUVE QUE IR A OTRA VERDULERIA Y ESTABAN TODAS RE LEJOS Y ENCIMA CARISIMAS Y LOS VERDULEROS ME QUERIAN ENCHUFAR DE VUELTA BANANAS MAS NEGRAS QUE UNA MORCILLA" - sí es una historia, y tenés tantos villanos que no podés contarlos. El asqueroso del super que pone las frutas caras, los verduleros avivados, incluso las fucking bananas podridas pueden ser generadores de conflicto. Incluso el hecho de que la puta verdulería quede tan lejos es un generador de conflicto en una historia. Sí, puede haber una historia sin villano, pero lo que HACE ese villano (generar conflicto en la historia) lo tiene que cumplir algo sí o sí, sino no hay historia. Podrías decir que la función del villano es indispensable, y si no está, alguien o algo la tiene que suplantar.
 
6) ¿Es mejor un villano bien establecido desde los primeros compases de la historia, o en cambio uno que vaya revelándose muy gradualmente a lo largo de la historia? ¿O, por el contrario, una gran revelación en la recta final que nos deje a todos con el culo lleno de preguntas?

Código cifrado: MTT-TMS
[Imagen: iBRKG73.png]
 0  0  0  1  1  1  0  0  0  1  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)