Oneshot- CAMPAMENTO, EL COMIENZO DE UNA HISTORIA

ExtensiónOneshot
Extension larga
Franquicia
GéneroAmistadRomance
Resumen

Un día especial se acercaba al campamento, en el cual se tomaría una foto para recordar a los nuevos amigos que habían formado los niños campistas, uno donde aquella niña tendría el recuerdo más hermoso de su vida.

#1
CAMPAMENTO, EL COMIENZO DE UNA HISTORIA


Era una hermosa mañana, el sol brillaba y había una bandada de Pidgeotto volaba hacia el sur, en un hermoso cielo azul al igual que hermoso era un lago que brillaba muy deslúmbrate a la luz del sol; cercano a él, se encontraban algunas pequeñas cabañas de madera y más allá, un pequeño estacionamiento y de la carretera principal, un auto pequeño, color azul marino se acercaba hacia el lugar, en él se encontraba una pequeña niña con un vestido rosa. El auto tomo lugar en el estacionamiento y de el salió una mujer que seguidamente abrió la puerta para que la pequeña niña bajara.
— Aquí es Serena — Grace le sonrió a la pequeña quien muy tímida bajaba del vehículo — No te pongas nerviosa, estoy segura de que te divertirás y harás muy buenos amigos.
— Mama, yo no — la pequeña Serena se sujetó fuertemente a la pierna de su madre — No quiero que me dejes aquí sola.
— Hija entiendo que estés nerviosa — Su madre se arrodillo y puso sus manos sobre la pequeña — Todo es mi culpa, debido a mi labor como corredora de Rhyhorn, hemos tenido que viajar de ciudad en ciudad, entiendo que es difícil para ti conocer gente nueva en cada ocasión, pero más que nada, me siento muy mal de que no puedas tener amigos por todo esto; hija quiero quedarme aquí en este pueblo por un tiempo, pero esto lo hago solo por ti y este campamento ha sido una buena elección.
— Es-está bien.
— No te preocupes, estaré por aquí si me necesitas.

Fue lo único que dijo, mientras tomo la mano de su hija y seguidamente caminaron a conocer el lugar.

Después de unos breves momentos, observando los alrededores, lo niños campistas se reunieron todos en un pequeño escenario al estilo del campo, sentados en troncos como sillas, en la parte delantera, estaba un pequeño escenario hecho de madera, hacia el cual el profesor Oak se acercaba.

— Bienvenidos a todos — dijo el mientras que Serena, junto a su madre se acercaban — Este es el campamento del profesor Oak, yo soy el profesor Oak y es un verdadero gusto tener un buen número de campistas este año y por ser este el primer campamento para muchos, les entregare un anuario al final del campamento, en el cual estarán los mejores momentos que vivarían en este lugar — al decir ello, todos los niños hicieron un alboroto de felicidad — Tranquilos, tranquilos con calma.
— Profesor — un chico entre el grupo levanto la mano — ¿Cuándo será nuestra primera actividad?
— Ash, veo que ya estas ansioso de empezar.
— Por supuesto que si — el pequeño Ash se levantó de su tronco muy animado — Mi sueño es convertirme en maestro pokémon, por eso estoy ansioso de aprender mucho de los pokémon en este campamento.
— Niño no fanfarronees — un chico del grupo dijo en forma molesta.
— Pues es la verdad — respondió el niño Ash — Cumpliré mi sueño así sea lo último que haga.
— Pero que entusiasmado que es ese chico — Grace dijo al ver que un pequeño pleito de palabras comenzaba a surgir en todos — Lo vez hija, todos están ansiosos.
— Así, parece — dijo con cierto tono de desconfianza.
— Diviértete — fue lo único que dijo su madre mientras que lentamente coloco un sombrero de paja sobre la pequeña Serena quien sonrió un poco insegura y decidió adentrarse al grupo.
— Estarás bien — susurro su madre con cierta preocupación — Ahora será mejor que haga lo que vine ha hacer en este pueblo.



El campamento había iniciado, los niños campistas conocían a el lugar y a su instructor quien los guiaría día a día por el campamento, después de unas largas narraciones de información, la hora de la comida había llegado, en el verde pasto algunos niños se sentaron unas mesas de maderas poniendo sus charolas de comida; Serena, insegura se sentó en una mesa lejana y lentamente comenzó a comer un plato de arroz cocido.

— Adoro los macarrones con queso que mi mama preparo para el día de hoy — Ash como todo un comilón, disfrutaba de su almuerzo.
— Es ella verdad — Ash escucho susurros de algunos chicos que estaba sentados a su lado y trato de prestar atención sin dejar de comer mientras dos niños continuaban con su conversación.
— Si, ella es la niña nueva del pueblo — dijo otro niño.
— Escuche que su madre es una famosa corredora en competencia de Rhyhorn y que viajan por todo el mundo.
— No me gustan ese tipo de personas, se creen la gran cosa.
— A mí tampoco, solo mírala ahí, de seguro no le gusta nuestro pueblo.
— Si, tal vez por eso no sonríe.
— ¿Están hablando de ella? — Ash sin ser visto se acercó a esos 2 niños —Así que no sonríe, estoy seguro que su sonrisa es muy linda.
— No nos molestes niño — reclamo uno de ellos.
— Largo de aquí fastisio.
— Pero qué carácter— Ash tomo su charola y se disponía a levantarse de la mesa — Iré a saludarla.

Ash camino con una sonrisa y dando pequeños pasos se acercaba hacia Serena, pero se detuvo ya que alguien llamaba la atención de las miradas de todos; como deslumbrante por la luz del sol, se podía ver la silueta de un chico quien parecía traer una exagerada sonrisa.

— Aun lado fracasados — Gary caminaba por el lugar, como un niño rico y mimado mientras que todos lo miraron algo fascinados, el niño Gary se acercó hacia esos chicos, los cuales se retiraron de la mesa cediéndole sus almuerzos al chico.
— ¡¿Pero quién es el?! — Ash mostro poco interés a lo que pasaba.
— Quiero que escuchen todos — Gary se paró sobre la mesa — Soy el nieto del profesor Oak y por lo tanto soy el más querido de este lugar y quiero que todos lo sepan que de ahora en adelante todos harán lo que yo les diga, entendido — hablo con malicia y todos se asustaron por la severa actitud del chico, excepto Ash quien continuaba caminado hacia Serena, pero eso, provocó la ira en Gary al ser ignorado y seguidamente corrió hacia Ash — Oye tú, que acaso no préstate atención a lo que dije.
— ¿Yo? — el futuro maestro pokémon se mostró confundido.
— No te hagas el tonto, todos ustedes deben obedecerme — tomo por la parte frontal el almuerzo de Ash — Dame tu almuerzo.
—QUE, NO — forcejeó — Este almuerzo lo preparo mi mama especialmente para mí, no te lo daré.
— Dije que me lo entregues.
— NOOOOO— mientras estos 2 se peleaban, Serena miraba ese pleito, eso la preocupo un poco y la puso más intranquila.
— Oye, ese tonto es muy valiente — dijo uno de los chiquillos que observaba.
— Debe serlo, como para hacerle frente al nieto del profesor Oak — murmuro otro.
— ¡Nieto del profesor! — Ash escucho y soltó la charola.
— HAAAAA— Gary jalaba tan fuerte que al momento de soltarla, cayo hacia atrás y la charola volando al aire cayó sobre el chico, embarrándolo con la comida mientras todos miraron muy sorprendidos y preocupados; Gary se levantaba y parecía demasiado fiero .
— ¡Vaya!, pareces un Beedrill — dijo el hijo de Delia, al ver que la cara de Gary estaba cubierta por una ensalada de papa y en su cabeza, dos tenedores como antenas.
— JAJAJAJAJAJAJAJA —El comentario resulto ser muy gracioso y todos los niños comenzaron a reír al ver la graciosa imitación; Serena solo esta asombrada por lo ocurrido, pero Gary estaba ardido en llamas y una furia descontrolada por ser humillado de esa manera.
— TU, COMO TE ATREVEZ— el chico Oak, exploto en rabia y movió su puño hacia atrás con la intención de golpear al chico, pero antes de moverlo, Oak, atrapo el brazo del chico, el cual no se veía muy contento.
— ¿Qué está sucediendo aquí Gary? — pregunto firme el profesor.
— Abuelito — Gary se mostró demasiado amable — Este chico me tiro su comida encima y se está burlando de mí.
— ¡Eso no es cierto! — Ash reprocho por la mentira.
— Castígalo, te sugiero que no le des desayuno por las mañanas.
— Gary, no te pedí tu opinión — Oak molesto soltó el brazo del chico — Conociéndote, lo más probable es que otra vez estas abusando de los demás solo porque soy tu abuelo.
— ¡Que! ¡Yo, yo no haría algo como eso! — el nieto se mostró muy nervioso.
— Quiero recordarte que aquí nadie está por encima de nadie, así que pido que te comportes, tú eres un campista más de este lugar.
— Lo pusieron en su lugar
— Así parece — murmuraban cosas los chicos quienes solo reían por lo sucedido y eso molesto aún más a Gary.
— Ahora ve a bañarte, tomaremos nuestra primera actividad en unas horas.
— Está bien — dijo bajando la mirada en forma de obediencia mientras comenzaba a salir de allí, miro a Ash y mostro una mirada de venganza, pero el chico no le presto mucha atención.

Después de un par de horas, el grupo de campistas, había comenzado su primera actividad.

— Espero que estén listos jóvenes campistas — Oak se había vestido como un Indiana Jones — En una de nuestras primeras actividades, nos adentraremos al bosque para conocer las maravillas y peligros que hay en él y sobre todo, la experiencia de conocer a los pokémon que viven por estos lugares; están listos.
— SIIIIIIII— todos los niños se veían animados mientras que Oak comenzó a caminar por el sendero


Caminaron por unos minutos, a los primeros metros muchos pokémon ya comenzaba a notarse.



— Ahí tenemos a una manada de Tauros, es recomendable no acercarse a ellos, soy muy peligrosos — mientras caminaban, Oak señalaba las pocas criaturas que se podían ver entonces apunto al cielo — Y ahí tenemos una bandada de Murkwos y Honchrow ; junto a su derecha hay un par de Rhyhorns; vamos niños hay que seguir.

El profesor Oak continúo por el camino y los niños lo siguieron, pero Serena se detuvo y miro a Rhyhorn comiendo algo de hierba; mientras lo miraba detenidamente, comenzó a pensar


Son bástate parecidos al que tiene mi mama; si ella sabe mucho sobre Rhyhorn y las carreras, hemos viajado por todas partes y estoy cansada de eso, me gustaría tener una casa y mi propia habitación, y que mama me despierte todas la mañanas para tener un desayuno familiar, mama, papa y yo — suspiro — Pero eso es solo una falsa ilusión, estoy condenada a tener esta vida — dijo con un ánimo muy caído, mientras que comenzó a caminar, pero la preocupación y el miedo llego a ella, al darse cuenta de que los demás ya no estaban, se había separado del grupo y eso la asusto mucho — Hola, hay alguien, por ahí, a donde se fueron todos, holaaaaaaaaa — muy desorientada comenzó a caminar por los alrededores.

Más adelante el grupo se encontraba observando a otros pokémon, mientras que Ash se distrajo al ver que en su camino unos cuantos Dugtrios, saliendo del el suelo; se detuvo a mirarlos, mientras no presto atención que el grupo se alejaba; pero alguien notó que Ash se había distraído; Gary escondido entre arbustos lo miraba con malas intenciones.

— Vas a pagar por lo que me hiciste — susurro mientras que salió del arbusto y puso un letrero en medio del camino, mientras que sigilosamente comenzó a alejarse; Ash retomo su camino pero se encontró con dicho letrero.
— ¿Qué es esto? — lo miro — ``El profesor Oak, se fue por aquí´´ hummmm, genial, no me perderé — comenzó a caminar por otro camino y a la lejanía Gary sonreía por su travesura.

Hubo una confusión de camino Ash camino por aquel sendero, pero después de unos minutos se sintió inseguro de haber tomado el camino incorrecto, entonces se detuvo.

— Creo que estoy perdido; mama dijo que no debía asustarme si esto pasaba, tranquilo, calma Ash, calma.

5 minutos después.

—NOOOOOOOO, ESTOY PERDIDO — Gritaba desesperado mientras corría en círculos y sin esperanzas se arrodillo en el pasto— ¡Ahora que voy a hacer, porque la desgracia me persigue!— algo comenzó a moverse entre los arbustos cerca de él — ¡Huh!, es un Poliwag — dicho pokémon salió entre arbustos.
— Poli, Poliwag
— Hola, dime podría ayudarme a encontrar el campamento y el camino de regreso.
— Poligaw, poli poli.
— No entiendo lo que dices pero confiare en ti.
— Poligaw — el pokémon comenzó a adentrarse entre árboles y arbustos.
— Espérame — Ash lo siguió.

En otra parte, la niña del vestido rosa y sobrero de paja estaba algo asustada y preocupada, debido a que también estaba perdida.

— ¿Dónde están todos? ¿A dónde se fueron? HAAAA— escucho un ruido entre arbustos y torpemente cayó al suelo lastimándose la rodilla por la caída, estaba muy asustada y quería llorar debido a que algo salía de ese arbusto, pero su miedo fue leve al ver que un Poliwag salió de ahí.
— Poli, pol — dijo el pokémon quien se alejó a saltos del lugar.
— Sabía que no debía venir al campamento, lo sabía — la niña comenzó a soltar unas lágrimas de tristeza — MAMIIIIIIIIIIIIIIIII, huh — volvió a escuchar que el arbusto se movía de nuevo y tenía más miedo, mientras más lagrimas recorrían su rostro.
— Poligaw — Se escuchó la Voz de Ash quien salió de los arbustos y miro a la niña del sombrero — Oye, ¿Te encuentras bien?— dijo en forma muy amable — Hola soy Ash ¿Quién eres? ¿Qué sucede?
— Yo, me lastime la pierna — dijo con angustia.
— No te preocupes — Ash se arrodillo y de su bolsillo saco un pañuelo —Ves esto, te hará sentir mejor — se acercó con cuidado y lentamente ato el pañuelo en la herida de la niña — Listo — termino, pero ella solo mostro un gesto de dolor — Ahora observa esto, ``cúrate, cúrate de inmediato´´ — dijo como jugando un infantil juego mientras movía sus manos.
— Me duele, no puedo caminar — solo siguió quejándose de dolor.
— No te rindas hasta el final, de acuerdo — el niño se levantó diciendo aquellas palabras mientras le estrecho la mano — Vamos.
— Huh — Serena, no estaba segura si podría levantarse o no, pero sintió algo de confianza hacia el chico mientras que lentamente tomo su mano y Ash la levanto en un ligero jalón, mientras ella solo se acercó más a él y hubo un corto abrazo entre los dos. La niña reacciono y se alejó un poco.
— Así si — él no dejaba de sonreírle — Creo que deberíamos regresar al campamento, ven, acompáñame — sin soltar la mano de ella, comenzó a caminar mientras que Serena estaba sorprendida por lo que había sucedido, pero era más lo que sentía, por primera vez desde que había llegado a este campamento, se sentía segura y más a lado de aquel chico.


Después de unos minutos de caminata, Ash tomaba de la mano a Serena; ella le sorprendida de la actitud del chico, poco a poco se acercaron al campamento, en el cual Oak estaba algo preocupado mientras esperaban, entonces se acercaron.
— ¿Se encuentran bien? — Oak pregunto.
— No se preocupe profesor, solo nos descuidamos y nos perdimos del grupo.
— Me alegro de que estén bien, pero no vuelvan a hacer algo así.
— Se lo prometemos — Ash mostro una sonrisa y Serena lo miraba aun sorprendida; Gary solo pensaba que su plan había fallado, así que pronto idearía uno nuevo.

Después de algún tiempo en el campamento, se dio algunas otras actividades, entre ellas la clase de pintura en la cual todos los niños pintaban a sus pokémon favoritos y el más animado de todos era Ash quien dibujaba a un Charizard con pintura roja y cerca de él, la pequeña niña de vestido rosa había tomado algo de confianza, ya que se sentía segura a lado de Ash.

— Creo que un detalle más — dijo Ash moviendo su pincel — Listo, lo hice.
— Creo que es un buen dibujo— Serena se le acerco a mirar y noto un dinosaurio con alas —Pero no se parece a un Charizard
— Bueno, estoy aprendiendo no — Dijo Ash quien se rascaba la nariz y sin evitarlo se manchó el rostro con pintura.
— Jeje — la niña dio una ligera risa — Te manchaste la cara.
— Ho, no lo note — dijo mientras tomo un poco de pintura roja y se la puso cubriéndose los ojos, Serena lo miro algo sorprendía— Mira ahora parezco un Smeargle.
— Jajajajajajja— la chica comenzó a reír.
— ¡Lo sabía!.
— Jaja, ¿De qué hablas?
— Es la primera vez que te veo reír, pero sabía que tu sonrisa era muy bonita.
— ¡Huh! — la pequeña se sonrojo por primera vez.
— Jejeje.

Al otro lado, Gary trataba de pintar y mientras hacia un excelente dibujo de un Lugia, terminó pasando por accidente la pintura azul tras una distracción de las risas de los dos chicos cerca de él.

— Otra vez ese chico — se molestó y rompió su pincel — Esta vez me la pagaras — comenzó a tomar un par de cosas cerca de él; con un pedestal de madera y una cuantas ligas, formo una resortera y como bala cargaba un frasco de pintura negra para disparar — Toma esto.
— Po- por cierto, Ash, y- yo quería regresarte esto — Serena se puso un poco nerviosa mientras se inclinó a buscar algo en una pequeña mochila que traía consigo.
— ¿De qué se trata? — Ash también se inclinó y justo en ese momento, el frasco de pintura paso por encima de los dos y salió por la ventana, entonces todos escucharon el sonido del salpiqueo de pintura y estaban pasmados al ver que la pintura chocó contra el profesor Oak quien pasaba por la ventana del lugar.
— Espero que alguien tenga una buena explicación para esto — dijo con un enojo leve, mientras que todos solo comenzaron a reír por lo sucedido al igual que Ash y Serena, que olvidaron lo que hacían, pero Gary solo escondió su cara tras la hoja en la cual dibujaba.

Las actividades fueron varias y entre otra de ellas, se habían propuesto a hacer una competencia de pesca en el pequeño lago que había en aquel lugar.

— Bien niños— Oak traía un traje de pescador — El día de hoy quiero ver su talento de pesca, hare una pequeña competencia; aquel que logren atrapar al pokémon pez más grande, ganara un frasco de dulces, tomen sus cañas y tengan una buena pesca.
— SIIIIIII— dijeron todos muy contentos, que seguidamente pasaron a una pequeña cabaña y tomaron sus cañas de pescar, Ash entre todos ellos tomo una, pero la tímida Serena espero a que los demás terminaran; después de breves segundos, los niños fueron a las orillas del rio y tiraron sus cañas, pero en la cabaña desgraciadamente ya no había más cañas de pescar, Serena se puso algo triste al saber que no podría hacer esto.
— Creo que ya no hay más cañas de pescar — Ash se le acerco.
— No importa — dijo con la mirada baja — De todos modos, no hubiera pescado nada.
— No digas eso, toma — el niño le cedió su caña — Podemos compartirla.

Serena, comenzó a sentirse más relajada de lo normal, al mirar la sonrisa de Ash, entonces sintió como si su confianza creciera nuevamente.

— De acuerdo — dijo ella quien se disponía a tomar aquel objeto, pero se detuvo cuando otra caña cayó a sus pies.
— Odio esta cosa — Gary había tirado dicho objeto — Puedes usar esa insignificancia, ya que nada se compara a la turbo pesca 2000 — mostro una caña más gruesa y muy llamativa — Con esto seré el ganador de esta competencia, atrapare al pokémon más grande y sobre todo te ganare a ti — se mostró muy competitivo señalando a Ash.
— Ha si — Ash tomo la caña del suelo — Pues nosotros te ganaremos a ti, no es así Serena.
— Bueno yo — se mostró algo nerviosa.
— Eso lo veremos, jajajajaj — comenzó a reír de una forma muy malvada mientras se alejaba de ellos.

La competencia continuaba y algunos niños habían atrapado algunos pokémon como, Goldeens y Seakings

— Te tengo — Ash tiraba fuertemente de su caña, jalando la cuerda y un pokémon salió del agua el cual cayó sobre él — Si, atrape un Magikarp jajjaja — reía por su hazaña, mientras que la hija de Grace, sorprendida lo miraba, pero se puso triste, al notar que no había podido pescar nada mientras recogía su hilo.
— Lo sabía, no soy buena para esto — Serena se dejó caer de rodillas muy desanimada.
— No digas eso — Ash se acercó — No debes rendirte, no ahora.
— Ash — volvió a ver esa misma sonrisa en el niño, entonces sintió como si su confianza regresara — Ti- tienes razón.
— Así se habla, ven déjame ayudarte — le mostro su mano, la cual Serena tomo de nuevo y se puso de pie — Quizás tal vez tu caña tiene problemas — comenzó a revisar y llego al anzuelo mirando la carnada, entonces comenzó a olfatear, pero sin respuesta le dio una pequeña lamida, entonces su cara se tornó verde — Quizás hay pokémon a los cuales no les gusta esta cosa.
— Ash no deberías comer eso — Serena se preocupó por lo que el chico había hecho.
— Ya se — Ash comenzó a buscar algo entre los artículos de pesca y saco una galleta con chispas de chocolate — Quizás esto funcione.
— ¿Estás seguro?
— No lo sé, pero tengamos algo de confianza — Ash ataba la galleta al gancho — Ahora, inténtalo.
— Está bien — Serena con indecisión y torpes movimientos, lanzo la cuerda de pesca con la carnada hacia el agua, entonces se disponían a esperar.
No pasaron muchos segundos cuando algo pico, entonces comenzó a jalar.
— ¡Creo que atrape algo!
— No lo sueltes— Ash comenzó a tirar junto con su amiga.

A la distancia, Gary estaba sentado sobre una roca esperando que algo picara su anzuelo, pero debido a la espera, estaba aburrido y enojado, entonces escucho a los chicos que tiraban fuerte de la caña, eso lo molesto más y decidió ir con ellos.
— No lo sueltes, ¡Creo que atrapamos algo grande!
— ¡Tú crees! — Serena hacia lo mismo— Ash y Serena tiraban fuertmente.
— Aun lado — Gary apareció — Reclamo mi caña, debido a que es ilegal usar cañas nuevas como la que traía conmigo — Empujo a los chicos y les quito la caña quien rápidamente comenzó a jalonear.
— Oye no puedes hacer eso — un enojado Ash reclamaba.
— Era mi caña por derecho y lo que atrapaste con ella, es MioooooooOOOOOOOOO— lo que pesco, comenzó a arrastrarlo fuertemente hacia el agua — HAAAAAAAAAAAAA— Gary no soltó la caña y esta la arrastro como si estuviera surfeando por todo el lago mientras que todos los niños en la orilla lo veían muy asombrados.
— ¡Sí que era grande¡ — Serena estaba impactada por lo que había sucedido.
— Así Gary, no lo sueltes — Ash le dio algo de ánimos.
— AYUDENMEEEEEEEE — grito el nieto del profesor quien continúo siendo arrastrado por lo que había pescado.
— Ha nada más relajante que navegar en aguas tranquilas — Oak, con gafas de sol, flotaba tranquilamente en una pequeña balsa totalmente relajado, pero fue despertado por unos gritos — ¿Que sucede?
— ECHEN PAJAAAAAAAAAAAA — Gary ese dirigía hacia Oak, mientras que del agua salió un Gyarados que había atrapado el anzuelo con la galleta y este lo arrastraba a gran velocidad, el profesor solo se asustó por lo que le venía encima, entonces en un abrir y cerrar de ojos el Gyarados derribo el bote provocando un gran chapoteo en el agua; Gyarados desprendió del anzuelo y se undio en el agua. La corriente se calmaba y Oak traía una cara larga mientras se sostenía de su bote que estaba de cabeza y Gary montado sobre dicha bote solo reía muy nerviosos por lo que había ocurrido.

El tiempo en el campamento trascurría, pero el odio y rabia de Gary no se desvanecía, entonces solo pensaba en un plan para desquitarse de lo que Ash le había hecho.
— Lo odio, lo odio, tú serás mi enemigo por siempre — Gary hacia un torpe garabato sobre una pequeña libreta con la lápices de colores — Encontrare la forma de deshacerme de ti.
— ¿Porque que estás enojado? — Un niño del lugar se acercó junto con otro.
— Es porque el novio de la niña nueva lo ha estado humillando varias veces— decía el otro.
— No me agrada la niña nueva, es tan distanciante.
— Solo le gusta pasar tiempo con ese tonto niño Ash.
— Así que le gusta pasar tiempo con él he— dijo Gary en forma malvada y una sonrisa siniestras, mientras que otro plan se ponía en marcha.

Un día especial se acercaba al campamento, en el cual se tomaría una foto para recordar a los nuevos amigos que habían formado y esa era la perfecta ocasión para que el niño Gary la arruinara; después de recibir algunos consejos de los niños a los cuales Serena no les agradaba, encontró un plan perfecto; sigilosamente se robó muchas botellas de salsa de tomate y mayonesa mientras fabrico consiguió un bazuca de juguete, entonces se armó una serie de globos con las cosas que se había robado. La hora del almuerzo había llegado y los niños comían tranquilos, Gary a la distancia, escondido entre un arbusto, con vinculares observaba atentamente.

— Ahí están — dijo al ver a Ash y Serena juntos comiendo el almuerzo, entonces rápidamente se escondió en su arbusto falso y comenzó a caminar lejos de ahí; partía hacia fuera del campamento caminado por el estacionamiento, entonces chocó con algo y saco su cabeza del arbusto.
— ¿Pero quién eres tú? — Gary había chocado contra los pies de la madre de Serena.
— Yo —dijo algo nervioso — No soy nadie — se ocultó de nuevo en el arbusto y salió muy rápido del lugar.
— ¡Que arbusto tan extraño! — Grace se notó extrañada por lo sucedido.

Después de unos minutos Gary se había alejado hacia una torre vieja de agua, la cual tenía la mira de la parte de concentración del campamento, en la cual algunos niños del lugar estaban reunidos.

— El día de hoy les tomaremos una de sus fotografías para el anuario, pueden elegir si quieren sus fotografías con los nuevos amigos que han hecho en este campamento — Oak tenía la atención de los niños.
— De acuerdo — los niños estaban nerviosos pero animados.

Mientras algunos de ellos, se había formado en grupos de amigos, Serena muy nerviosa trataba de acercarse a Ash, el cual comía una bola de arroz.
— O- oye Ash — se mostró más nerviosa de lo normal.
— ¿Qué sucede Serena? — terminaba su alimento.
— Yo- yo, quiero decir, quiero, me gustaría que.
— Serena — la interrumpió — ¿Quieres tomarte la fotografía conmigo?
— ¡Haaaa!— un gran asombro llego la niña al escuchar la propuesta del chico y como si se desmayara de felicidad, no podía responder correctamente — S, Si- me gustaría.

Algunos niños se tomaron fotografías como un grupo de amigos y Serena estaba algo nerviosa al posar a lado de Ash; su turno casi llegaba, pero a la distancia Gary no quitaba la mirada de atacante, entonces Ash tomo lugar frete a la cámara y Oak era el fotógrafo, detrás de él había un árbol muy bonito, Serena buscaba algo en su pequeña mochila.

— Serena date prisa— dijo el sonriente Ash.
— Un segundo — saco de su mochila el pañuelo que le había prestado en aquella ocasión y se disponía a devolvérselo; entonces se le acerco.
— Los tengo justo donde los quería — en la torre de agua, Gary vio a los chicos que se disponía a posar para la fotografía —Cuando los cubra de salsa, los dos tendrán la más humillante foto de este campamento — comenzó a cargar algunos globos de Kétchup en su bazuca — Con eso basta, mejor cargare más para asegurarme de que queden muy sucios — Cargos más globos y apunto hacia los chicos — Sayonara tontos — disparo.
— Ash, yo, q-quería — dijo acercándose lentamente y nerviosa, entonces un viento fuerte soplo de imprevisto, y este tiro el sombrero de Serena.
— Voy por el — Ash siguió el sombrero que se lo llevaba el viento.
— Ash espera — dijo la chica que comenzó a escuchar un sonido en el viento, entonces un globo de salsa de tomate se estrelló a los pies de la chica y salpico una gran cantidad manchándola por todas partes; fue rápido aquel momento y los demás niños miraron impactados la escena, de la cual rápidamente comenzaron a reír sin parar.
— JAJAJAJAJAJA — los chicos a los cuales no les agradaba Serena, se reían a grandes carcajadas

Ellas solo estaba impactada por lo sucedido, entonces reacciono y miro risas y burlas por todas partes, sintió como si algo le doliera en el pecho, entonces bajo su mirada al suelo sintiendo una humillación mientras salió corriendo del lugar soltando algunas lágrimas, mientras corría los niños seguían riendo, excepto Ash, quien regresaba con el sombrero en manos; no pudo hacer nada más que sentirse mal.

— Rayos, ese no era el resultado que esperaba — Gary se reprochaba así mismo — Intentare otra vez pero esta vez lo hare con todo — sin pensarlo cargo y sobre lleno su arma con aquellos globos, entonces apunto y disparo, pero la bala no salía, así que comenzó a sobrecalentarse aquel aparato y sin esperarlo exploto — HAAAAAAA— debido a la explosión, Gary cayo de la torre sobre un arbusto de espalada y no recibió algún daño; Se sentía adolorido mientras trataba de ponerse en pie, pero noto que de la cima de la torre, su arma estaba en la orilla y esta caía de la torre, debido a su sobrecargar de proyectiles, cayó sobre Gary el cual solo cerro sus ojos de miedo y este al chocar, exploto y salpico a todos los autos del estacionamiento, fue un suceso tan rápido que Gary, preocupado y lleno de mostaza y salsa, se ponía de pie y miro a los alrededores— Esto se ve mal, espero que nadie lo haya visto.
— Eso piensas tu — Oak estaba en el estacionamiento y está cubierto de mayonesa al Igual que Grace.
— Uffffffff— el niño solo suspiro, debido a que sabía que sería lo próximo que pasaría.

Ese día había terminado y mientras el sol se ocultaba, muchos niños miraban muy sonrientes las fotografías que se habían tomado, otros simplemente estaban cansados, en especial Gary, quien solo muy decepcionado de sí mismo, limpiaba con un trapo, el suelo de uno de los salones del campamento.


En una de las cabañas, Serena estaba sentada en el suelo y apoyando su espalda sobre su cama y lloraba desconsoladamente.

— Yo no quería venir a este lugar — Secaba sus lágrimas — No me gusta viajar de pueblo en pueblo, estoy harta de no tener amigos, solo personas que son malas conmigo, estoy cansada de que piensen que soy una niña solitaria, no me gusta que la gente se burle de mí, es tan difícil tener esta vida, no la QUIERO.
— Serena — Ash toco la puerta.
— ¿Quién es? — torpemente, tomo un tramo de la cobija y comenzó a secarse las lágrimas.
— Soy yo, Ash.
— No quiero ver a nadie — dijo la chica, pero él no hizo caso y abrió la puerta lentamente, entonces la miro allí sentada y cubriendo su rostro con aquella sabana, se notaba que su ropa estaba manchada y en la cama se veía una toalla sucia con la cual se había limpiado.
— ¿Por qué estas llorando?
— Déjame — grito, mientras continuo llorando — Odio este campamento, quiero irme a casa.
— ¿Porque dices esas cosas?
— Porque estoy harta de tener esta vida, he viajado con mi madre por todos partes y anquen ella ha estado a mi lado, me he sentido muy sola, no tengo amigos, esperaba tener algo de confianza al venir a este campamento, pero, pero a pesar de todo eso, no les agrado a los niños de aquí, solo se burlan de mí.
— Serena — susurro el chico al mirar sus lágrimas y ese dolor que reflejaba, entonces lentamente se acercó y se arrodillo, ella no lo notaba porque lloraba con sus ojos cerrados — Te equivocas en lo que dices — tras escuchar esas palabras abrió los ojos y sus lágrimas se detuvieron, al ver la cercanía del chico — Tú me agradas a mí, además hemos pasado lindos momentos en el campamento, tal vez el día de hoy no resulto como lo esperábamos y quizás se burlaron de nosotros, pero lo que importa es que a pesar de las malas experiencias, los recuerdos más bonitos se guardan en el corazón, y esos recuerdos superan a las malas experiencias; así que no te pongas triste, porque sé que te has divertido aquí en pueblo paleta; cuando llegaste al campamento no podías sonreír, pero puedo ver que ahora sonríes más de lo que imaginaba, porque has encontrado aquello que te hacía falta, un amigo que estará contigo para siempre — sonrió.
— A-Ash — susurro la chica por el sentir de esas palabras.
— Oye, aun no tenemos nuestra fotografía, que tal si vamos por ella.
— No — dijo mirando a la izquierda — Mi ropa está sucia, y no me gustaría salir así en la fotografía, me vería muy tonta.
— Hummm— Ash se detuvo a pensar, entonces miro aquella toalla con manchas la cual tomo, entonces comenzó a pasar dicho trapo por su ropa, manchándola del mismo color.
— ¡¿Ash que estás haciendo?!
— Estoy manchando mi ropa — terminando de frotar su camisa, se mostró igual de sucio que Serena — Listo, ahora los dos nos vemos tontos jaja— la niña no podía creer lo que había pasado, lo que Ash había hecho solo por ella — No importa cómo nos mostremos, lo que importa es que lo hagamos juntos — le estrecho la mano.
— Ash — volvió a susurrar, entonces recordó la primera vez que se conocieron, la situación parecía igual, entonces mostro unas lágrimas de felicidad mientras tomo la mano del chico y se levantó del lugar.

Serena, se había dado cuenta de que no estaba sola, de que por fin había encontrado un amigo, con quien lo acampanaría en la buenas y en las malas, pero sintió que desde esos días del campamento, en su vida tenia a algo más, algo que apreciaba más que a su propia vida, algo que llenaba el corazón de alegría, y que aquella palabra llamada amor, había empezado a tener sentido en su vida.




La noche había llegado y mientras todos los campistas dormían, Serena quien son su piyama, se encontraba sentada en su cama mirando en sus manos la fotografía que se había tomado; sonreía y tenía una cara ruborizada, era la primera vez en su vida que sentía tanta alegría desde el fondo de su corazón, que torpemente se recostó sobre su cama y abrazo su almohada mientras.


— Ash — susurro mientras comenzaba a quedarse dormida — Me gustas…


Fue su última palabra antes de caer en lo que esperaba ser un dulce sueño, el campamento aun no terminaba, había mucho más que hacer y sobre todo una larga vida nueva le esperaba, después de todo tenia aquello que siempre había querido, un amigo de verdad.

FIN
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#2
Fue una buena representación de lo que pudo ocurrir después de que Ash encontrara a Serena en el campamento. Ver a Gary haciendo todo por vengarse ha sido muy hilarante, sobre todo con esa última broma salida de Carrie.
Rompe mi armadura si quieres. Al final, terminarás arrepintiéndote de hacerlo...
[Imagen: IIhG3l7.gif]
 0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)