Actividad - Hisuikai (Fichas de Entrenador 2.0 - Back to the Past Edition)

Extension larga
Advertencia
#1
¡Atención: Posibles spoilers de Pokémon Legends Arceus! 
Si tenés miedo de ver un bicho que no conocías, una forma que no imaginabas o un plotcito que escapa a tu comprensión; o si simplemente te repugna lo ñoño que puede volverse un thread como este, abstenete de seguir leyendo y, en todo caso, volvé a pasar cuando hayas jugado el juego y descubierto todos sus secretos.

[Imagen: dzpGpBw.gif]

Una actividad que me hizo muy feliz hace un tiempo fue la de las fichas de entrenador de los usuarios de la cueva, imaginando cómo nos equiparíamos para vivir una gran aventura y qué pokémon nos acompañarían en el viaje. O en el... bar, si eras esa clase de persona.

Ya sé que no podés dejar de pensar en mí.

Hacé la fichita, dale. pikaowo

Olvidate, ya la hice una vez y me la bardeaste.

Fue todo para las cámaras, pero estuvo muy buena. Dale, podés tener una carretilla con bidones de sake para llevar por toda la aldea; el sueño de tus antepasados cordobeses otakus. (?)

Por suerte se prendió gran parte de nuestra pequeña pero genialosa comunidad, y me divertí un montón viendo la creatividad de algunos, los nulos conocimientos de Photoshop y Paint de otros, y cómo Espeon era absurdamente popular ocupando huecos en casi todos los equipos.

Anyways, el tiempo pasó y todos nos fuimos desencantando con nuestras aspiraciones de vivir en el mundo pokémon; olvidando la ilusión con la que habíamos elegido el vehículo para transportarnos, o la piedra para ahuyentar alimañas, o la porción de pizza en un tupper que llevaríamos fielmente a cuevas y bosques de la región que ansiábamos explorar. Regresamos a nuestras vidas rutinarias, a nuestros estudios y trabajos, a nuestros covides y spidermanes... Hasta que la aventura volvió a llamar a la puerta.

 



Una mañana como cualquier otra, y como ninguna, el cielo se ilumina sobre nuestras cabezas y nos transporta nuevamente a un mundo que no es nuestro, pero que sentimos tan o más propio que el real. No hay monstruos digitales con escotes sospechosos, ni chicas 2D con... escotes sospechosos; pero algo se alza a lo lejos en el horizonte: una montaña inmensa envuelta por un destello hipnótico en su cima. Un aroma particular en el viento. El trino entre los árboles no-del-todo-bien-modelados que no se parece al de ningún ave que hayamos escuchado en nuestro mundo.



Así es: llegamos a Hyrule... acá conocida también como Hisui. Y sobre la arena, junto a la orilla del mar, un hombre encorvado de aspecto afable y con guardapolvo nos espera acompañado por tres criaturas familiares: Rowlet, Cyndaquil y Oshawott.

Volvemos al Mundo Pokémon una vez más, y tal es nuestro hype por la salida de Legends Arceus que el universo que tanto amamos nos reclama una vez más. Pero algo cambió: ya no estamos en el presente o en un futuro cercano, sino en una época tan distante como la región que visitaremos todos juntos, donde la única pieza de tecnología avanzada que llevamos con nosotros es nuestro teléfono celular con un aspecto ligeramente modificado.

¿Qué propósito tendremos que cumplir en este fascinante lugar? ¿Qué pokémon desconocidos encontraremos en el camino? ¿A qué personas nos cruzaremos y con quiénes decidiremos formar alianza para compartir el viaje juntos? ¿O tal vez estemos destinados a vagar sin rumbo acompañados apenas por nuestra propia sombra? ¿Qué clase de aventurero seremos en la antigua Hisui?


 



Tal y como en el thread anterior, acá tenemos la oportunidad de imaginar cómo querríamos vivir nuestra aventura en lugar de los protagonistas de PLA. Podemos ser quienes queramos ser, tener a los pokémon que más nos gusten (disponibles en Hisui*), equiparnos con cuatro objetos imprescindibles para nuestra aventura, usar nuestros nicks habituales o modificarlos para que suenen mucho más hisuísticos, e incluso escoger el aspecto que tendríamos, porque la customización de los juegos jamás es suficiente.

Si les gusta la idea, incluso podemos doblar la apuesta y tomar estas fichas como base para armar un rol o fic colectivo más adelante. Pienso que podría ser divertido, en sincronía con la salida del juego y con nuestra pasión natural por el fanfiction.

Esta es la plantilla horrenda que retoqué para que completen:

Mostrar Player A
[Imagen: jhsrnYZ.png]

Sí, es muchísimo más sencilla que la anterior; no esperen tener TANTAS comodidades en un lugar como Hisui.

Estilo: Buscate una imagen piola de cómo querrías verte. El outfit dirá todo sobre lo que harás en este mundo, así que podés ser desde un ronin que rompió su código de honor hasta un asesino a sueldo, un ladronzuelo de poca monta, una chica kimono, un científico, un pobre tipo que odia la vida salvaje y solo quiere volver a su aburrida vida de oficina, una ebria asquerosa que conseguirá pokémon raros para venderlos al mejor postor, o lo que a vos se te ocurra.

Nombre: ¿Te lo tengo que explicar? Si te llamás Carlos, acá podés ser Carlos-kun o Karulos, lo que se te cante.

Items: SOLO CUATRO, así que pensá bien las imágenes que vas a poner. Obviamente podés hacer trampa y llenar un cuadrito con ochocientas pokebolitas o quinientos revivir máximos, pero tené en cuenta que mucho te lo vas a tener que aprender a craftear en el camino, o arreglartelas para comprarlo seguro a precios elevadísimos en la Villa Jubileo, o amigarte con algún mercader ambulante copado que por unos bigotes de Magikarp y un diente de Bidoof te tire alguna poción. Por lo demás: vale todo. Solo traten de seguir la temática feudal del juego, y si tienen algo más moderno que eso lo tienen que justificar por haberlo tenido encima cuando se transportaron a Hisui.

Pokémon: Los seis que te van a acompañar. Llegás a Hisui sin ninguno y te van a ofrecer un inicial de entrada, pero los otros cinco los vas a tener que atrapar como Arceus manda. O ganar en una apuesta. O robar si sos un ladrón. O crear si sos un científico que experimente con su hija y su perro. Seguro acá va a haber muchos repetidos porque la plantilla no es tan extensa y hay claros favoritos entre las formas Hisui o las flamantes evoluciones exclusivas, pero les recuerdo que también hay disponibles muchos pokémon de casi todas las generaciones andando libres por la región, así que no están obligados a usar solo lo novedoso.

* Respecto de los disponibles en Hisui, la imagen linkeada arriba se interpreta así:

Verde: Disponible
Rojo: Nueva evolución
Violeta: Forma Hisui

¿Sos un pibe o una piba?: Eh... No me miren a mí, yo solo agarré la plantilla original que pusieron en 4chan y la modifiqué para sacarle más jugo al thread, pero ya venía con lo del género por default. Así que nada, siéntanse libres de elegir ser nena siendo nene o nene siendo nena o... da igual, no me interesan sus genitales si a ustedes no les interesan los míos. (?)

De más está decir que pueden volverse los mejores usuarios del universo y añadir un plotcito ligado a su personaje. Cuanto más se explayen, más feliz seré y menos reacciones feas como Pyukumuku o Snivy recibirán. ¡Ganen bien sus Rokitos!

 



Y ahora sí, dejo mi ficha para que vean lo cancheros que pueden verse o lo mucho que pueden avergonzar a sus padres y amigos si descubren lo frikis que son.

Mostrar Tommy es transportado a Hisui y pasa a ser...
[Imagen: hcSBjjj.png]

Nombre: Touma Shitakatto (Shita Katto significa "Corte Pulcro", pero también suena a "Corte de Mierda")

Género: Masculino

Estilo: Gastándome una broma pesada, mis compañeros del trabajo me visten a imagen y semejanza de uno de los más prestigiosos y legendarios samuráis de Johto y me envían solo al oscuro corazón de Ilex, con el objetivo de probar mi valía como cortador ahora que poseo una flamante motosierra de segunda mano. Aquella tala de honor no saldrá tan bien como imaginaba, y al cabo de una hora abriré los ojos cientos de años en el pasado, en un lugar completamente diferente. Sigo siendo tan perdedor en esta vida como en aquella, pero al menos aquí no me tomarán fotos entre risas al verme caminar por las calles con este estúpido cosplay y con mi averiada motosierra... Supongo que porque todavía no existen las cámaras de fotos. Si esta va a ser mi última oportunidad para hacer el ridículo, al menos no me veré tan extraño como ese tipo disfrazado de pirata.

Items:

- Chainsaw-Rotom para protección y destrucción de propiedad privada
- Set de variadas pokébolas de la época para cazar
- Talismanes Ofuda para ahuyentar malos espíritus
- Maneki-Meowth para que me vaya bien en el casino

Pokémon:

- Growlithe de Hisui (Kanu): Tras mis desafortunados primeros pasos en compañía del pokémon asignado por el Profe, la principal compañía que encontré en la todavía distante Hisui fue la de los dientes fríos y metálicos de mi motosierra descompuesta... O en ello divagaba mi mente cuando sentí la ardiente mordida del Growlithe que lo había visto todo, agazapado entre los matorrales. Cómo aquella bestia me hacía entender por las malas —y al desgraciado inicial, por las peores— que el mundo real no te otorgaba el consuelo que los juegos y los cuentos tras perder un combate. No había botón de reinicio. No había segundas oportunidades. Y ese intrépido y aguerrido Growlithe de Hisui me gruñía y jalaba del brazo con más ímpetu que poder, intentando arrastrarme de vuelta al combate, guiándome hacia la bestia que se alejaba de mí relamiéndose las garras aún ensangrentadas. De algún modo, ese maldito perro esperaba más de mí de lo que nadie jamás había esperado.

- Turtwig (Dodai): Todo en este lugar estaba patas para arriba, y mi breve estadía en Villa Jubileo ya me había cruzado con más criaturas espeluznantes y foráneas de las que hubiera deseado. En Azalea todo era demasiado típico, demasiado familiar... ¡Pero es que todas estas criaturas no se parecían en nada a las que recordaba de mi antiguo hogar! Desesperado por hallar una cara medianamente familiar, un pokémon que pudiera ocupar efectivamente el espacio que ese monstruo salvaje me había arrebatado, me dirigí raudamente hacia el bosque en compañía del Growlithe que ahora jadeaba como idiota con la lengua afuera. Estaba armado con esas ásperas pokébolas de madera que me dieron en el cuartel del Equipo Galaxia (¿pueden creerlo?), y mucho más envalentonado ahora que había visto lo que el cachorro de fuego con un cuerno (¡¿pueden creerlo?!) podía hacer en combate. Atrapar un Bulbasaur o un Chikorita sería pan comido... Pero mis pasos me condujeron hasta un Turtwig. Al menos se ve exactamente como debería verse uno (y espero que no me digan que esto es un Bulbasaur de Hisui).

- Magnemite (Asimov): Aunque jamás haya leído una sola de sus obras, me pongo a hablar de Isaac Asimov a los nerds en el laboratorio de Jubileo para ganarme su confianza y que me mantengan alimentado y me faciliten toda clase de objetos para mis ocasionales aventuras. Ellos no entienden nada de lo que digo, ni yo tampoco; pero entre androides, planetas distantes y electricidad mágica, un Magnemite pequeñín se termina haciendo más fan del escritor de lo que yo jamás fui, y se me pega todo el rato para escuchar más de sus historias. Le termino poniendo "Asimov" e invitando a formar parte de mi equipo porque... necesito algo que me recargue la motosierra si el Rotom que la posee se llega a morir —o escapar— algún día. Si consigo hacerlo evolucionar hasta Magnezone, podré pedirle que me lleve volando a todas partes. Si quiero, hasta el espacio (pero no voy a querer).


Criado en la insufrible mundanidad de Azalea y formado en el noble arte de ser explotado por una empresa maderera que delegaba todo el trabajo duro en los pokémon, una serie de sucesos accidentados terminaron guiándome a la lejana Hisui. Se supone que es Sinnoh, pero en el pasado... Francamente, de haber vivido en un mundo sin criaturas cargadas de poderes mágicos, todo esto me habría resultado mucho más shockeante y difícil de creer de lo que resultó siendo. ¡Genial! ¡Mi vida sigue siendo una mierda!

¡Y mi nueva motosierra se averió completamente! Aunque debo decir que fue todavía más sorprendente lo que le hizo en Ilex a ese árbol... ¡No puedo creer que haya funcionado! Como sea, ahora me encuentro perdido en un pasado en el que seré incluso menos recordado que en el presente de Johto. ¿O tal vez pueda hacer algo para cambiar eso...? ¡Ja! Es lo que diría cualquier protagonista de manga shonen, pero ya estoy grande para esas tonterías. Por lo pronto, debo buscar a alguien que repare mi motosierra. No tendré mejor oportunidad para hacerme de cero y mostrarle a toda esta gente que las personas todavía podemos hacer cosas tan espectaculares como el más grandioso de los pokémon.

¿Tu Scyther corta un árbol? ¡Dale un poco de electricidad a esta cosa, y te prometo que cortaré dos! ¿Eh? ¿Que hay una cosa mucho más grande, peligrosa y afilada que un Scyther en este lugar? Al menos eso mencionó el sujeto hosco con la colección de clavos en su taller. Este lugar no para de darme sorpresas, ¿cómo se supone que alguien como yo podrá sorprenderlo?

¿Nh? ¿Ustedes qué se me quedan mirando? ¿Les gusto acaso? ¡Sigan caminando o les enseñaré todo lo que puedo hacer con esto! ¡¡PRRRRMMMMMM!! *¡Cof cof!* No, no puede hacer nada, y agitarla de esta forma por encima de mi cabeza es más peligroso para mí que para esta gente vestida como en los festivales de Ecruteak. ¡Mierda, en este lugar ni siquiera puedo sentirme del todo lejos de casa! Tal vez debería tomar una siesta en la posada. Quizás dos... ¿Me queda algo de dinero todavía por la información recabada para el Profe? No pareciera ser suficiente para una cama, pero un almohadón bastaría para mí.

Escuché rumores de una bruja que atrajo fantasmas a la aldea tras su visita. ¿Qué clase de perfume usaría para conseguir eso? ¿O será que detectan las presencias malignas y se alimentan de aquella oscurid--? ¡¡Agh!! ¡¿Qué fue eso?! Ya suficientemente amargada se veía esta Jubileo sin energía eléctrica en sus calles como para encima robársela al único edificio medianamente moderno de la... ¿Región? ¡¿Y qué son esas risas?! ¡Hey! ¡¿Por qué corren a esconderse?! ¡¡Son el maldito Equipo Galaxia!! ¡¡Se supone que la gente se tiene que esconder de ustedes!!

Algo se desplaza rápidamente a través de las corrientes eléctricas que generan los Magnemite del laboratorio intentando devolver la luz. Una asistente temblorosa consigue encender una vela, pero un chispazo de energía me estalla en la cara y todo lo que mis ojos ven antes de cegarse por el destello es una frenética sonrisa y un rostro anaranjado con ojos azules. Estoy seguro de que vi un reportaje sobre esta criatura alguna vez en las noticias... ¡Pero si te metes en mi motosierra no me dejarás pensar de qué se trataba! ¡Hey! ¡¡Devuélvemela!!
 
Touma Shitakatto, un inadaptado que a duras penas servía para cortar listones de madera
es transportado por el tiempo y el espacio a la misteriosa Hisui.
La última chispa de felicidad en su vida fue la adquisición de una sierra eléctrica disfuncional de segunda mano,
porque era lo mejor que su dinero podía pagar.
Touma buscará infundir el terror entre los necios que se atrevan a subestimarlo,
blandiendo su motosierra averiada y poseída por un Rotom.
Sin dinero, sin trabajo, sin hogar... Su carisma sin igual lo guiará hacia nuevas aventuras,
pues un perdedor no comprende el éxito sin una pizca de desesperación.
 



Y ustedes... ¿Quiénes serán en Hisui?
 0  0  0  2  0  2  0  0  0  2  1  0  0
Responder
#2
Mostrar Ficha
[Imagen: EBfqhK5.png]
 
Nombre: Darai Ueda. Quise reciclar un nombre viejo de alguna cosa que hubiera hecho y que sonara lo suficientemente japonés. Buscando por curiosidad, es una forma de decir "torno" en japonés (la herramienta de tallar). El apellido lo agregué de caras al colectivo, y en este caso, emplea los kanjis de "arriba" y "campo", "campo alto", dada su conexión y talento para la agricultura.

Género: Masculino

Estilo: Quería algo tranquilo y práctico, por lo que elegí la vida del campo con un personaje que se va a ganar la vida gracias a la agricultura. Sin embargo, su herramienta usual es una con la que también pueda defenderse, al ser un instrumento moderno y de mejor calidad de lo que se podría encontrar en la época.

Objetos:

- El tridente para trabajar en el campo y protección
- Poké Balls
- Vegetales variados (comida o medio de intercambiar/vender por si le hace falta alguna cosa más)
- Hierbas medicinales, para humanos y Pokémon, considerando la poca disponibilidad de medicinas modernas

Historia:
 
Mostrar Trasfondo
Como todo chico con grandes sueños, Darai realizó el viaje de su vida por su natal Sinnoh, capturando Pokémon, conociendo lugares nuevos y expandiendo sus horizontes, prefiriendo concentrarse en entrenar Pokémon de tipo planta, que le daban mucha paz con su compañía. Sin embargo, cuando llegó a competir en la torneo regional, fue derrotado aplastantemente por una especialista en tipo hielo que incluso fue capaz de congelar su alma y convertir sus sueños de grandeza en polvo que el viento se llevó.

Apesadumbrado, volvió a ciudad Corazón sin saber qué camino tomar. Aunque le gustaba viajar y explorar, no se sentía con la suficiente confianza para afrontar a alguien así, además de tener la presión que tener que decidir pronto qué hacer con su vida, por presión de sus padres. Finalmente, dejó a todos sus Pokémon en casa y se propuso seguir con su otra gran pasión: la agricultura. Así, empezó sus estudios en la universidad de ciudad Vetusta, donde pensó que podría dejar atrás ese pasado y centrarse en su brillante futuro. Sin embargo, no esperó encontrarse en ese lugar a la persona que había propiciado esa decisión, si bien ella no le recordaba y estaba estudiando algo muy distinto. Intentó no prestarle atención y dedicarse a sus propias cosas, hundiendo más y más aquel anhelo por la vida que podría haber tenido de no haberla conocido.

Por esto, fue un gran alivio para Darai cuando le dijeron que ya podía ir a hacer las prácticas de la univerdad en el campo, por lo que cogió el primer cupo que pudo para dirigirse hacia las plantaciones cercanas a pueblo Sosiego, precisamente lo que necesitaba. Fueron días agradables en los que pudo olvidar por fin todo aquello y dedicarse con todo su corazón a trabajar la tierra. Sin embargo, esta felicidad no duraría mucho, pues un día en que Darai se disponía a asir el tridente más resistente que encontró para mover el heno, un agujero de gusano apareció bajo sus pies y lo arrastó hacia aquella tierra salvaje y poco clemente con quienes se aventuraban a explorarla sin el debido cuidado.

Darai despertó en una playa, desorientado, con la ligera sensación de que algo trascendente había ocurrido y no podía recordarlo por más que lo intentara. Pronto, una voz algo atolondrada pero bienintencionada captó su atención, y se encontró a quien parecía ser un investigador con un gorro que, incluso en su desorientación, le pareció ridículo. Contestó sus preguntas como pudo, y cuando recuperó buena parte de su sentido de la realidad, reparó en que su interlocutor usaba expresiones bastante desfasadas en comparación a lo que conocía, aunque un nombre se le hizo conocido entre todos esos arcaísmos: Villa Jubileo. ¿Estaba en el pasado de su propia región? Lo comprobó cuando Laventon le dijo que estaban en Hisui y el grupo al que pertenecía tenía el objetivo de explorarla y establecer nuevos asentamientos humanos, una iniciativa del gobierno nacional que se había visto obligado a interactuar con potencias extranjeras. Esto, por supuesto, no le sonaba nada a la historia de su propio mundo. ¿Acaso había viajado al pasado de un mundo paralelo al suyo? No sabía qué pensar, al tener como única referencia los animes que miraba en sus ratos libres antes de llegar ahí. Para su sorpresa, el tridente con el que iba a trabajar estaba a su lado, por lo que Laventon asumió que debía ser un granjero, cosa que les vendría bien en Jubileo, por lo que insistió en que le acompañara. Sin tener otra opción, Darai aceptó esa forzosa invitación.

El camino hacia Jubileo le dio una primera idea del mundo en el que estaba. Amplio y desconocido a pesar de ser la misma región que conocía de cabo a rabo, esto despertó sus deseos de lanzarse a explorarla, pero su sentido común no tardó en hacerle ver que esto era una temeridad en una época con tan poco desarrollo tecnológico. Además, para los actuales habitantes de esa Jubileo, era un forastero del que seguramente desconfiarían. Volviendo a aplacar sus deseos, aceptó que lo mejor sería mantener un perfil bajo y buscarse la vida de lo que sabía, trabajando la tierra. Y esto no iba a ser fácil, dado lo agreste del terreno y las pocas herramientas modernas de las que podría disponer ahí. Pero lo primero era ganarse la confianza de esa gente y que le dejaran hacer sin un escrutinio constante... o algo peor.

Y por un momento temió que fuera esto, cuando Laventon la llevó delante de Cyllene, la encargada de administrar y dirigir las operaciones de aquel grupo. Esa mirada fría y calculadora le recordaba demasiado a la de su verdugo en la liga regional, pero procuró mantenerse ecuánime y responder a sus preguntas con lo justo, cosa que esa mujer pareció encontrar aceptable. Como gesto de buena voluntad, le dejó pasar la noche ahí, ya que al día siguiente le darían una parcela para trabajar y que mostrara lo que podía hacer por ellos.

Y así, poco a poco, Darai fue adaptándose a su nueva vida. Guardó a buen recaudo la ropa con la que llegó a esa época, demasiado llamativa para los estándares de la época y adoptó tanto la forma de vestir como el hacer local, aunque le fue muy difícil imitar esa forma tan arcaica de hablar, que se le hacía poco natural. Ya otras preocupaciones tenía, pues había escuchado en la cantina local rumores de sujetos sospechosos merodeando las inmediaciones... como si la encargada de la posada no lo fuera lo suficiente, con ese atuendo tan de la época que ambos parecían compartir. No quiso dejar a ambos en evidencia, pero fue la primera pista para Darai de que quizá no era el único "forastero" que había llegado en circunstancias misteriosas. Sospechaba de un herrero que frecuentaba el lugar y parecía hacer tratos con la moderna posadera, pero lo que realmente le interesó de él era esa capacidad casi mágica para forjar lo que se le pidiera. Decidió tenerlo en cuenta a futuro, por si se encontraba en la situación de requerir alguna herramienta que la época no pudiera proporcionarle. Otra fue aquella bruja que vivía en las afueras de Jubileo, quien de tanto en tanto hacía incursiones en los campos y otros lugares de su interés, y no parecía ser precisamente piadosa con quien se cruzara en su camino.

Aun con esto, la vida le fue relativamente bien... o eso quería creer. Hacía aquello que adoraba, y aunque no compartía la opinión que la mayoría de gente tenía sobre los Pokémon, la relativa ausencia de éstos sosegaba su corazón, al evitarle aquellos recuerdos dolorosos de sus sueños rotos. Incluso había hecho una amistad en ese mundo ajeno, cuando menos lo esperaba, un día que estaba trabajando el campo y una canción que se le antojó conocida de su antigua vida empezó a sonar cerca; luego supo que su nombre era Haru y su oficio era la música y el arte, pero lo demás resultaba irrelevante. Era una compañía que le brindaba mucha tranquilidad y alivio, que no hacía preguntas incómodas, quizá porque ambos eran extraños que intentaban vivir sin llamar la atención más de lo necesario; hasta esos días, lo mejor era esas ocasiones en la que se había visto cantando en medio de su trabajo.

Sin embargo, extrañaba la compañía de los Pokémon, aquellos con los que había viajado... aunque era más que probable que nunca volviese a verlos; quizá nunca se atrevió a intentar atrapar uno, junto a lo escasas y caras que eran aquellas Poké Balls primitivas que a veces había visto llevar a Laventon y otros. Aquello cambió cierto fatídico día...

Pokémon:

Mostrar Vivencias con sus compañeros
Cyndaquil:
 
Según supuso luego, ese día Laventon había recibido un grupo de Pokémon procedentes de otras regiones para su estudio en ese entorno, cosas técnicas en las que no estaba interesado. Pero, descuidado como era, todos ellos escaparon y el ratón de fuego acabó en el campo en el que Darai estaba trabajando ese día. Siempre había tenido cierto recelo hacia los Pokémon de fuego, dada su especialidad, pero ese en concreto curioseaba y olisqueaba algunas hierbas y flores medicinales que el agricultor había sembrado en una esquina a pedido de un pueblerino. Pensaba cogerlo y sacarlo de ahí, al ver que no tenía su fuego encendido, pero algo pasó silbando muy lejos del ratón y demasiado cerca de su rostro... sin duda, la puntería de Laventon era patética. Sin embargo, esto alentó a Cyndaquil a ponerse en guardia y encender su fuego, cosa que espantó a Darai y, en un reflejo propio de su época como Entrenador, le hizo coger aquella Poké Ball arcaica y lanzársela al bicho, capturándolo sin problema. Un fascinado Laventon recogió el dispositivo y agradeció encarecidamente a Darai por aquello, sin dejar de estar sorprendido por que un simple agricultor tuviera mejor puntería que la mayoría de exploradores de Jubileo.

Para su sorpresa, al día siguiente, aquel Pokémon volvió a acercarse a olisquear aquello, mientras un jadeante Laventon llegaba para intentar devolverlo a su Poké Ball. Aunque lo hizo, no tenía la energía ni paciencia para hacer aquello todos los días, por lo que se lo ofreció a Darai, quien a pesar de ser una persona sencilla, no era tonto; el profesor, sin opción, admitió que le gustaría contar con sus servicios como capturador de manera esporádica, sabiendo bien que para el chico sería difícil subsistir sólo de su trabajo como agricultor por ser considerado aún un forastero, en particular tras los rumores sobre otros que empezaban a pertubar la paz, como aquel loco de la motosierra; como muestra de confianza, Laventon le dejó un tres de Poké Balls, incluyendo la del ratón. Derrotado, Darai aceptó a su nuevo compañero e intentó verle el lado bueno; podía tener una oportunidad de ingresos, quizá una excusa para explorar aquella tierra, y en caso de cruzarse con un odioso Pokémon de hielo, podría contar con Cyndaquil para sacarse un poco el clavo de aquella ya lejana derrota. Además, era evidente el amor de aquel Pokémon por las hierbas y flores medicinales.

- Starly:
 
La vida dedicada a la agricultura era dura, sobre todo cuando algún amigo de lo ajeno echaba ojo a tus cultivos. Cyndaquil no era mal luchador, pero lo último que Darai quería era que usara su fuego precisamente ahí, aunque ello limitara mucho su potencial ofensivo. Reconociendo ese peligro incluso cerca a la ciudad, decidió dedicar el tiempo que no dedicaba a su trabajar a entrenar para poder defenderse con las herramientas que tuviera a mano, en especial con ese tridente, mucho más resistente que cualquier otro disponible en esa época. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, poco podían hacer cuando los ladrones eran Murkrow y otras alimañas voladoras. Esto cambió el día que fue a ver qué trabajos tenía Ado; había uno que ninguno de los "forasteros" había tomado, quizá por estar tan mal pagado o porque era aburrido. Necesitaba el dinero, por lo que no dudó en atrapar el Starly que pedía un anciano excéntrico del pueblo.

Los Starly no solían acercarse al pueblo, por lo que tuvo que aventurarse a buscar uno en los llanos que lo rodeaban. Y era por buena razón que no se acercaban: solían ser asustadizos, por lo que huían ni bien notaban su presencia... hasta que lo encontró. Uno con un espíritu lo suficientemente aguerrido para hacerles frente; sin embargo, esto no le bastó para vencer a un Pokémon algo más fuerte con él y las indicaciones de Darai, quien lo capturó apenas tuvo la oportunidad. Satisfecho, no tardó en llevárselo al anciano en cuestión, quien le dio una buena mirada, pero que se negó a quedarse con él, pues sólo quería verlo (tiempo después, Darai sabría que casi nadie tomaba sus trabajos precisamente porque era caprichoso y excéntrico en su hacer y expresión, incluyendo la escrita). No tuvo más remedio que quedarse a Starly, decidido a aprovechar esa valentía suya y cubrir el punto débil en su defensa del campo; por suerte, éste pareció conformarse con la comida suficiente para ser un buen guardián, a diferencia de sus compañero de equipo, quien parecía más interesado en consumir algunas hierbas en específico de las que Darai cultivaba para vender.

- Voltorb de Hisui:
 
Aunque agradecía la compañía que sus nuevos Pokémon le brindaban, no le producía la misma tranquilidad que Haru o sus antiguos compañeros de aventuras; además, un Pokémon de tipo planta podría serle útil para mejorar sus cosechas, pues había muchos trabajos de exploración o captura que no se veía en capacidad de realizar, dada su nueva vida. No se sentía con el valor de hacer aquello que se equiparaba a proezas personales realizadas durante su viaje por Sinnoh. Su oportunidad no tardó en llegar, cuando escuchó rumores de un Pokémon que se adentraba en en pueblo para esparcir sus semillas; la mayoría de veces, había sido ahuyentado, incluso con algún infeliz cubriendo el agujero en su cabeza. Pero éste siempre volvía, y nadie quería atraparlo para luego tener que recibir el mismo escarnio que dicho Pokémon. Fue por esto que más de un pueblerino observó con extrañeza cómo Darai lo confrontaba con Cyndaquil y lo atrapaba. No podían entender lo que significaba para él volver a contar con un Pokémon de tipo hierba, uno que por fin le daría ese sosiego que tanta falta le hacía y con quien podría contar para mejorar sus cosechas. Y quizá, por fin, darse cuenta de que estaba en sus propias manos conseguir que su nueva vida fuera más satisfactoria de lo que creía que podía conseguir.

El pequeñín resultó muy útil en ambos sentidos, y curiosamente, parecía ser el Pokémon que más disfrutaba de las melodías de Haru cuando les honraba con sus visitas. Eran tiempos por disfrutar, porque pronto, el destino de todos aquellos "forasteros" y otros tantos en el pueblo daría un giro brusco que cambiaría por completo lo que entendían de ese mundo.

Mostrar
[Imagen: anh12KW.png]

Wasureruna saigo no buki wa ai sa
♪♪
 
 0  0  1  2  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#3
Mostrar Ficha
[Imagen: fwrELQv.jpg]

Propósitos: Llego al laboratorio del profesor donde previamente habíamos tenido una acalorada discusión donde intentó desprestigiar todos mis conocimientos sobre el arte de la brujería por considerarlos inútiles, falaces e irrelevante frente a la ciencia moderna. Tras una rabieta donde le hice mierda algunas probetas y tubos de ensayos, y luego de haber amenazado a su equipo con lanzarles una bomba de amoníaco y cloro, decido escabullirme en medio de la noche junto a la ayuda de mi entonces único poke, Mismagius.

Decido fabricar mi propia choza en medio del bosque, donde con ayuda de varios pokes que vaya capturando en el camino, destilaré mis propias pocimas y desarrollaré nuevos hechizos, con el infantil deseo de demostrarle al profesor Laventon el grave error que cometió al comparar mis oscuros artes con la homeopatía. También crearé pociones efectivas para la curación, las cuales se venderán de forma clandestina en mi laboratorio, a un precio mucho más razonable. 

Conseguí a Cyndaquil gracias a Mismagius, quien logró entrar al laboratorio aquella noche, robándoselo. Le especifiqué estrictamente que se llevara a Rowlet, ya que al poder volar nos sería mucho más útil, pero no tardó demasiado en levantar sospecha dentro del lugar, por lo que nos terminamos quedando con el falopero. 

Luego de eso, comienzo de lleno con mi plan de liderar el mercado de medicinas, vitaminas, y demás objetos de combate. Todas las noches tengo el mismo sueño recurrente donde restrego mis millones sobre el arrugado rostro del profe, usando su melenita como plumero y orinando sobre su delantal. ¿Batallas? ¿Aventuras? Que paja... El mercado ilegal sería mi único sustento. 

Y ya, living la birra loca

https://tenor.com/view/twerking-pokemon-...f-15788511

Estilo: así luciría el primer día de mi emprendimiento, una inocente niña barroca. Luego el cabello se me enrredará, mi vestido se llenará de tajos, mugre y aquellas molestas pelotitas, mi piel sufrirá pequeñas quemaduras, golpes y cortes debido a las nulas medidas de seguridad de mi trabajo, dotándome finalmente del clásico aspecto de bruja. 

Items:

​​​​​​I.  Pokebolas, obvio (también choreadas) 
II. Un libro de hechicería, también para chorear recetas, y anotas mis propias. 
III. Un erhu, ya que llevar mi violin sería muy western y no da. Lo usaría para asustar a los nenes que anden jugando por ahí, tocando melodías disonantes y ritualisticas. 
IV. Una caldera, indispensable. 

Pokémon:

Typhlosion de Hisui: 
me va a ayudar a mantenerme calentita, y consolarme cuando tenga un mal viaje. Encendedor de calderas irreemplazable. 

Lilligant de Hisui: primer poke en capturar en mi aventura. Cada día se somete a una intensa sesión de extracción de esporas, la cual con el tiempo ha aprendido a disfrutar. Suele molerme a golpes cuando la comparo con Floette. 

Braviary de Hisui: Ma que escoba, yo vuelo en uno de estos bichos. Catador profesional de hierbas, sobrevuela la región entera buscando ejemplares para mis pocimas. Cuando está de humor se come mis piojitos.

Toxicroack: un nene al que convertí en sapo, ¡y en qué sapo! Ahora está condenado a servirme para la eternidad por haberme gritado vieja rota.

Mismagius: Mi primer poke. Una astuta ladrona, excepcional cantante y una sinigual luchadora. Le roba a cada entrenador que se adentra al bosque, aunque últimamente anda algo rebelde y comenzó a exigir la mitad de las ganancias. 

Goodra de Hisui: el fortachón, aunque de muy bajo perfil. Se me quedó pegado en el vestido cuando era un Sliggoo y se terminó uniendo al equipo.
[Imagen: hTb8bqQ.png]
 0  0  0  1  0  1  1  0  0  1  0  0  2
Responder
#4
Mostrar ficha
[Imagen: ysM3EhA.jpg]

Historia:
Así como en algún momento el suyo fue un nombre normal, ya no lo es, hace mucho se trató de un humano normal, y ya no lo es.

Michio fue el nombre al que respondía cuando puso pie en las tierras de Hisui, cuando era joven prometedor con aspiraciones de convertirse en un gran entrenador pokémon, uno que aún se permitía creer que podía llegar a campeón, cuando el destino decidió que se tomara un desvío a dos mil años antes de la fecha en que esta historia toma lugar.

Fue así que se perdió en un mundo desconocido, de caras, tradiciones y palabras extrañas. Cualquier otro hubiera enloquecido y perdido el rumbo, o en caso contrario, hubiera tratado e adaptarse, pero él no. Sus aficiones le daban experiencia con los viajes a mundos paralelos, y sabía que podía hacer uso de sus recursos y mentalidad del futuro para desviar el cauce de la fortuna hacia su propio río. No le fue difícil volverse un maestro del artificio y tratarse con las personas correctas, innovando en su agricultura, arquitectura y medicina para ganarse el favor de la nobleza. Uno no viajaba a un mundo de fantasía sin al menos unos cheats bajo la manga, y él se aseguró de usar el suyo en la mejor manera. La influencia creció, si fortuna creció; para cuando tuvo enemigos, el Magikarp era un Gyarados; una fuerza imparable en ascenso capaz de desafiar las corrientes de la historia.

Llegaron los títulos, llegaron los honores. Sin embargo, el ahora emperador seguía tan infeliz como al principio, y es que el mundo al que había llegado no era apto para sus ambiciones. Él, quien toda su vida soñó con ser un simple explorador, con dejarse los pies recorriendo la región, desafiando a los ocho líderes por las ocho medallas y hacerse con el título de campeón, el único que en verdad le interesaba portar. En cambio, ahora se hallaba atrapado en una tierra primitiva en la que humanos y pokémon eran enemigos acérrimos y no los aliados invaluables que cimentaron sus sueños. Él no era ignorante. Sabía que humanos y pokémon convivían como aliados desde siglos atrás, reforzando sus vínculos y luchando lado a lado. ¿Qué había pasado entonces con él? Pues había vuelto demasiado atrás. Antes de que se dieran los primeros pasos hacia el futuro del que había caído a las arenas del pasado. Uno en el que no quería permanecer.

Un hombre menor se hubiera roto, y otros tantos se hubieran conformado con la gloria y los errores; pero si el emperador había llegado a emperador fue porque no se trataba de un hombre ordinario ni menor. De modo que abrió sus arcas y se abocó al único empeño de recuperar lo que debía ser suyo; investigando las leyendas sobre el pokémon del tiempo y usando sus cada vez más avanzados recursos tecnológicos para buscar un camino de vuelta. Sin embargo, los atajos solo podían accelerar las cosas hasta cierto punto, pero no lo suficiente. Y el emperador dedujo en base a sus progresos que, para alcanzar el éxito su proyecto debía esperar al menos otros dos siglos, de los que ningún humano disponía. El emperador volvió a probar su valía al negarse a la rendición, y en su lugar enfocó sus esfuerzos a un proyecto distinto.

Porque su cuerpo era material, pero su sueño no. Y si el único obstáculo era su propio cuerpo, bien podía prescindir de él y su mortalidad. De modo que volvió a virar el mástil de sus recursos, y por tanto, de los del reino, en una dirección más pragmática. Después de todo, en su época había pokémon completamente mecánicos que aún así poseían un alma. Los pokémon podían abandonar su forma material para convertirse en datos y ser transportados de un computador a otro. ¿Qué eran las pokeballs, sino dispositivos de sueño perpetuo, que transportaban a las criaturas en su interior del momento en el tiempo en que se cierran hasta aquel en el que se habrían? Conocía la teoría y poseía los recursos. El modelo inicial era un sistema de inteligencia artificial que pensara como él, percibiera el mundo como él y llegara a las mismas conclusiones. Con el tiempo, de entregó completamente a la construcción de dicho modelo, quien llevaba consigo sus sueños y esperanzas, cuya construcción consumía los recursos de un imperio que no podía importarle menos. Le amaba como los padres aman a sus hijos, soñando con el futuro que tendría, viviendo la vida que el mismo no pudo.

¿Sabía el emperador que sus enemigos crecían día tras día? Si lo sabía, no le importaba. Ni le importó cuando las fuerzas aliadas tomaron la ciudad, y poco sintió cuando tiraron abajo las puertas del palacio, después de todo, aquella no era su vida. Su futuro se hallaba oculto bajo tierra, programado para despertar en el futuro distante, que ahora era su pasado, y volverlo su presente, donde estaría listo para seguir sus sueños y ajustar cuentas con el destino que lo había apartado de su camino. De modo que el emperador esperó en su trono, saludó a los ursurpadores y los despidió con su bendición. Después de todo, hacia mucho que no estaba ahí.

Olvidaba el emperador que los hechos rara vez seguían el paso que marcaba. Sin su presencia, el imperio se desvaneció en el olvido, como un mal chiste que nunca hubiera existido, y la historia se corrigió en su lugar. Pasaron los años, y los siglos, y eventualmente, todo rastro de su presencia se desvaneció. Tampoco contaba con que su programación mostrara fallos a largo plazo. El modelo que debía "revivir" en la era moderna era todo menos perfecto, mezclando aspectos de su personalidad actual con la que creía tener de joven, cuando aún soñaba con volverse entrenador pokémon. A menudo olvidaba quién de los dos se suponía que era, y por lo regular se consideraba a sí mismo como una amalgama de ambas versiones, son reconocer ninguna de las dos. Lo más desastroso, sin embargo, es que despertó algunos siglos antes de lo planeado; en una época rural en la que, si bien humanos y pokémon convivían entre sí, estaba muy lejos de la tierra materialista e individualista que había añorado por tanto tiempo.

Por suerte, él no lo ve así. Los errores en el sistema se extendieron al punto en que es incapaz de reconocer el mundo en que ha despertado como otra cosa que su mundo ideal, y ha dado los primeros pasos para convertirse en campeón de una liga que aún no existe, visitando esos gimnasios que no parecen estar en ningún lugar y atrapando amigos pokémon en el camino, que crezcan a su lado para alcanzar la gloria. Recientemente ha oído acerca de una comunidad en la que un grupo de científicos prepara un proyecto de exploración y captura. Asumiendo que no son otra cosa sino profesores a cargo de la liga, ha dirigido ahí sus pasos para tomar parte en el debido proceso.

Así, en síntesis, esta es la historia de un androide construido en el pasado por un isekaiado, que a su vez fue isekaiado a un pasado no tan pasado que bien podría ser su futuro, y que quiere ser campeón en el Sinnoh rural. Por favor no penséis demasiado en ello.

Objetos: Pluma y papel. Todo entrenador debe portar una pokédex, pero él no cuenta con ninguna, de modo que tomó el sustituto más accesible. Toma notas y hace dibujos de los pokémon que ve.

Pokéball: recibidas eventualmente.

Fósil con forma de diente: lo encontró a su lado al despertar. Desconoce su origen, pero ha asumido que se trata de una Garra Rápida que le permite moverse más rápido.

Pokémon:

Rowlett:
recibido como su inicial. Trata de instruirlo en lo que es la etiqueta de un noble, tarea que el pequeño lechuzo se toma con dedicación.

Zorua: por alguna razón, lo ha seguido desde que despertó. Deja que lo acompañe a todas partes, si bien no se involucra en las batallas, la captura ni permite que lo encierren en una pokéball. Ha aprendido a considerarlo algo similar a su sombra.

Basculin: similar a los que cuidaba en un estanque en su palacio. Michio parece creer que se trata de uno de esos mismos Basculin, de modo que lo cuida como si fuera una mascota y una posesión más que como un aliado en combate.

Wyrdeer: su pokémon de combate, y el más leal de todos. Odia que lo usen como medio de transporte, pero disfruta probando su fuerza contra otros. Michio sabe que ha usado sus poderes psíquicos en él, y que seguramente conoce su verdadero pasado, pero ha decidido seguirlo en una muestra de lealtad absoluta.

Starly: el primer pokémon que trató de capturar. Por desgracia, en aquel entonces no contaba con ninguna pokéball, de modo que usó lo primero que encontró a mano como sustituto. Sorpresivamente, las piedras no funcionan exactamente igual a las pokéball, ya que la pequeña avecilla no le expresa el menor afecto, sino un rencor asesino. Él lo atribuye a una fase de tsunderismo que superará cuando evolucione para protegerlo, porque eso siempre pasa con los pokémon.

Chimecho: lo compró en un bazar a un vendedor, si bien se opone a sus principios de entrenador, y lo conserva por alguna razón. El sonido de su campana le resulta nostálgico, como despertando recuerdos dormidos en su subconsciente.
[Imagen: 6zFZgO5.png]
Animus. Antrum. Unverse. Anima, Animusphere
 0  0  0  1  0  0  0  0  3  0  0  0  0
Responder
#5
Buah, qué palo redactar ahora. Pero al menos esta vez no tendré que esmerármelo taaaanto, así que mucho no tendré que contar... espero. So there, here you go [??].

Mostrar ¿¡Dónde te crees que es esto!? ¿¡TEYVAT?!
[Imagen: E34fa2f.jpg]

TF I AM DOING IN HERE!?

¿¡Y yo qué sé!?  ¡Ya tenía bastante con isekearme en el fic de otro, AAARGH! [?????????]
En fin. No sé ni cómo ni por qué, pero Arceus me metió ahí a vete a saber qué. Y no me voy a cascar la cabeza en ello. El caso es, soy muy comodona y no me ha hecho mucha gracia el estar aquí, porque en la antigüedad no me puedo dar el lujo de embobarme. Así que más bien iría a procurar aprender un poco de "defensa personal". O mejor dicho "aprender a atacar antes de que me ataquen porque así de temerosa soy" [?]. ¿Quizá vaya acompañada? No lo sé. Pero si fui isekeada para el propósito original del juego que es hacer la primera Pokédex... eeeeeh... meh, iría afín a lo que puedo hacer. Además una oportunidad de retratar Pokés en su estado natural siempre es un plus.
¡PERO ESO TAMBIÉN LO PODÍA HACER EN EL FUTURO AAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

Principalmente mi objetivo sería volver al futuro porque damn, that is not my time and not even my country, aunque estuviera viviendo el sueño de cualquier historiador. Por eso he optado por un porte un poco más... "agresivo". Ahora, que si puedo disfrutar del retiro lo hago con mucho gusto. Tampoco es que tuviera nada que hacer anyway so... yeah. El retorno puede esperar. Pero leche, que tengo familia y amigos. No voy a quedarme aquí para siempre, dammit [?].


NOMBRE

EVIDENTEMENTE, ME VOY A PONER DE APELLIDO KUJOU, PORQUE ES COMO, O SEA, MUY COOL Y TAL. Que no, hombre. [???]

Ahora me vais a preguntar por qué me he puesto Kimi si ese nombre ya estaba bastante bien. Pues porque no le voy a robar la identidad a otro personaje, está claro. Y porque ese NO es mi nombre. [?] Bueno, Kimi tampoco lo es. Es un apodo que me dieron en mis tiempos de rolera, en verdad. Creo que el chaval que me lo puso lo sacó de Tokyo Ghoul, si mal no me acuerdo. El apellido (Dokutori) viene de las palabras "Veneno" y "Pájaro", que es, yeah you guessed it, ¡MI NICK! Así que básicamente he pillado un nombre falso y traducido literalmente mi nick para camuflarme entre la gente de Hisui. ¿A que es genial? [???]

Bueno, estoy actuando como Arataki Itto ya. Mejor paso renglón.

ESTILO

I know, I knoooow, se me ha ido un poco la pinza but. Hear me out. Da la casualidad de que en Genshin hay una región llamada Inazuma, e Inazuma está basada en Japón y ahí hay precisamente un personaje que se llama.... eeeer, bueno, supongo que ya lo habréis visto vosotros mismos. Quien me conozca de cerca seguramente conozca el resto de circunstancias. So yeah, that was fucking hilarious and I went to it [?]. So el estilo NO. ES. FIEL. A LO QUE. LLEVARÍA. Ni sería general, ni sería un tengu (porque soy humana 100% no fake [???]) ni manejaría el arco... eh, bueno, sí. Pero tendría una puntería de mierda porque soy patosa o... más fácil; podría haber perdido las gafas cuando me caí a Hisui. Qué sé yo [?].

En todo caso, lo que llevaría en realidad es en... ¿sabéis esa zona donde tienes que marcar tu GÉNERO? Yeah, básicamente. Lo trataría de imitar, pero no sé tejer mis propios haoris, sooo no cosplay for me. Tampoco sé qué opciones te van a dejar, so.

OBJETOS

La Hamayuni Arco y flechas: Yeah, por desgracia parece que el Decidueye de esta región no va a ser un arquero, así que tendré que apañármelas yo. Que acierte o no ya es otro asunto.

Libreta con pincel y tinta: Pero por supuesto que me llevaría utensilios para dibujar. ¡Y ahora aún más! Tengo que colaborar en la ciencia, caraio. Aunque vaya de general, pero eso ya son apariencias, leches [?]

Pokéballs: Duh. Con algo tendré que atrapar, digo yo.

Juego de té: Lo siento, yo sin mi té no soy persona. He oído que el té de Japón es muy amargo tho... pero bueno, supongo que en Hisui habrán Miltanks. ¿Tal vez provoque una paradoja y quede como quien inventó el macha latte al final? [????]

Y ahora me vais a preguntar cómo voy a hacer fuego si no tengo pokés de fuego. Pues una de dos: o confío en ser isekeada con Mew y que este elija a Cyndaquil o atrape un tipo fuego o FRICCIÓN, BITCH. [?]

POKÉMON

I fucking tried. Quería hacer que todo el equipo fuera compuesto de pájaros, pero... me conozco. No iría dejar tantos puntos flacos en mi equipo. Y desde luego el abarcar tanto pájaro implicaría sacrificios a los que no estoy dispuesta. so I said "fuck it, almost all birbs this time". Esta vez sí voy a ahondar en los orígenes porque solo hay seis.

Torimaru (鳥丸): Ah, el inicial. Por supuesto que iba a elegir Rowlet. El resto o no se distinguían mucho de sus formas originales o simplemente... no [?]. Se traduce literalmente como "pájaro redondo", aunque ya no lo fuera tanto [?]. Desconozco si es más un espadachín o sigue siendo un arquero, pero... yeah, that guy is my pal, my chum-chum [?]. Definitivamente lo eligiría.
(Fanart hecho por harlequinwaffles. It's on Deviantart.)

Aoitori (青い鳥): ¿¡OTRO INICIAL!? ¡BAKEMONO! [?] Nah, en realidad quiero darle una tercera oportunidad a Empoleon. Es de la región y me imagino navegando con él por los glaciares, como en Sombras de Almia. Su nombre significa "pájaro azul". Sí, muy original, lo sé [?]. Plus, es casi obligatorio llevar un tipo agua para cuidar del plantón... y un poco de acero también por la época [????].

Shirotori (白鳥): "Pájaro blanco"... yeah, you can see the pattern here [?????]. Esta sería mi montura voladora por excelencia; mi águila de pluma blanca. Volaría por toda Hisui con él, ahí colgando como si fuera un parapente [???]. También necesitaría algo para combatir a tipos luchadores, así que tenerlo sería todo un win-win.
(Fanart hecho por Shemii. It's on Tumblr.)


Kurotori (黒鳥): Guess it yourselves [?]. Otra amenaza que me voy a encontrar serían los tipo psíquico, ¡y qué mejor forma de contrarrestarlos que capturando a un PÁJARO TO SINIESTRO! Plus being a crow and shi-

Hanako (花子): Dude, de verdad juraba que estaba por pasar de Venomoth; muy a pesar de haberla visto en verde en la lista de pokés que aparecen. ¿¡Pero cómo iba!? ¡Menudo ultraje me haría si pasara de largo a un viejo compa en estas tierras tan desconocidas! "Aaaaaah, pero Decidueye ya es débil al tipo fuego y volador, no puedes poner un tipo bicho"... FLYING AND FIRE TYPES BE DAMNED! Por una razón puse a Empoleon, carajo. Además, Hanako significa hija de la flor, y es un mote de lo más idóneo para mi pokémon favorito.
(Y es lo más parecido a Rosalia que se me ocurrió, so [?])

Kimyona (奇妙な): Aaaand there goes the oddball of the group. Mientras me estaba planteando el equipo, me fui dando cuenta que 3 pokémon (antes 4 porque pensaba poner un Skarmory encima) eran débiles al tipo eléctrico. Vaya, que podía venir a que me parta un rayo tranquilamente (quite hilarious, desde que puse una ilustración de la simp de la arconte electro [????]). Así que mi respuesta fue... poner un Gliscor. Yup. No se me ocurría nada mejor.
Ahora a ver qué puñetas hago con los tipo hielo... brrrr. [?]
Kimyona viene de traducir "oditty", que vendría a ser "cosa, persona o hecho extraño o peculiar". Venía bien en contexto cuando estaba el Skarmory, pero ahora hay dos pokés extraños lel.

And that would be it! Espero que os haya gustado la fichita. Damn me tomó toda una tarde.


Cheerio~!


¡Lee Ranger por Casualidad TODAY y recibirás un peluche de Kyumbreon de regalo!
No, no lo vas a recibir.
(Just click on the banner, cmon. Kudos to Luna for the banner.)
 0  0  0  1  0  0  0  0  2  0  0  0  0
Responder
#6
Mostrar The man
[Imagen: ZCo1BkX.jpg]
What am I even doing here?
En mi vida anterior fui un un hombre de dinero. Businessman? Actor? Musician? None matter, solo importa que vivía en el éxito, hasta que terminé en este mundo de la nada, sin explicación alguna. Quizás desperté, quizás morí, quizás algo me comió, no lo puedo recordar.
Así que cuando llego a Hisui, antes de que siquiera exista Villa Jubilife, estoy solo. Todo el éxito que tenía, ya no está. Las aldeas me rechazan, apenas me explican donde estoy, no soy adoptado por nadie. Estoy por mi cuenta. ¿Qué hago en estas condiciones? Me tengo que establecer en algún lado, pero solo lo puedo lograr si empiezo a desarrollar habilidades, primero a recolectar, luego a defenderme, y la más importante: a forjar. Sin herramientas no puedo ir muy lejos, necesito armar mi propio hogar, aprendo a hacer martillos, clavos, y más importante, espadas, con esas ya puedo cortar la madera, luego, cuando pierden esa utilidad, las uso como armas, y ya que dejan de hacerme falta armas, me vuelvo un vendedor. Con el tiempo, empiezo a cruzarme con gente, la cual se interesa en mis servicios. Las aldeas actuales ya no me rechazan, ahora piden mi ayuda en Jubilife para forjar, o el mejor de los casos, me piden que funja como sicario.
Como pueden ver, uso dos nombres, técnicamente hablando, el primero es como me llamaba en mi mundo, el cual no puedo olvidar porque de otra forma, dejo de ser quien soy, y el segundo, para adaptarse al nuevo mundo en el que estoy, es esencialmente una mezcla de mi nombre hecha a la medida.
Ahora que he pasado demasiado tiempo en Hisui, no busco la forma en volver al presente, pues parece una tarea imposible.

Items:
Dusk Balls: La noche es el mejor momento para atrapar, solo en ese entonces los pokémon estarán cansados y sin disposición para luchar.
Katana y Martillo: La espada está para defenderme por mi cuenta en las peores situaciones, el martillo para que pueda extraer material útil que encuentre.
Materiales para curry: Comida simple para preparar en cualquier ocasión que salga.
Hierbas: Para el veneno más que otra cosa.

Pokémon:
Scyther (Oroku / 小禄): El primer poké al que me enfrento. Lo encontré en una ocasión que quiso meterse con mi hogar, y a sabiendas de lo peligroso que puede ser, lo detuve a espadazos, pero cuando tuve la oportunidad de matarlo, decidí no hacerlo por la simple lógica de que es mejor tenerlo de ayuda.
Zorua (Yuki / 雪): Apareció un día que estaba yendo por las zonas más nevadas de la región, y estaba solo. No tenía a nadie a quién recurrir. Así que para tenerle algo de piedad, lo adopté y dejé que viviera conmigo.
Rufflet (Reiki / 冷気): Luego de haberme hecho con un hogar, me di cuenta con el paso del tiempo que un Rufflet se quedaba a refugiar en lo más alto de la casa, empecé con simplemente darle comida cada cuando, luego hice un hábito por criarlo. Ahora está en la misma posición que Zorua.
[Imagen: l1Mexwv.png]
Best Friends
 0  0  1  1  1  0  0  0  0  1  0  0  0
Responder
#7
Mostrar Esa ficha te hace ver como una chica[????????
][Imagen: TDWG8je.jpg]

Historia:

Me atropella el camión, bla bla bla, me encuentro con una alpaca en el más allá bla bla bla y cuando despierto eso ya no está ¡YA NO ESTÁ! Y lo único que tenía a mano por algún extraño motivo era un puntero laser, quizás estaba jugando con el gato...en mitad de la calle...con transito, así que sin identidad, sin dinero y sin p*ne no me quedó otra cosa que hacer que ¡Robarle hasta a los mocosos de la esquina con tal de sobrevivir! ¡Que de mis poderes latinoamericanos y la virgencita aún me acuerdo y con ello esto se me da tan natural como...como algo natural!

Luego de decirle que sí a un viejito loco con cara de menso para que me diera uno de los extraños monitos con poderes que tenía me dediqué a una vida de robo, saqueo y más cosas latinoamericanas descubrí que tenía un don de dones para convertirme en un ninja, pero la falta de aquello que alguna vez tenía pero un camión y una alpaca me quitaron me negó el puesto de shinobi así que tuve que convertirme en kunoichi que es lo mismo pero en niña así que me convertí en una mejor que Sakura, Hinata y todas esas que el señor "No tengo amor propio" creó y así lograré mi sueño de convertirme en ¡El rey de los piratas! No, perdón ¡Convertir Hisui en Latinoamérica! 

Nombre: Entre comillas y con la font de Naruto porque no tenía algo más Japo y porque nadie puede conocer la identidad de una kunoichi tan fácilmente, por eso el papelucho de mierda en la cara también ¡Que existe algo llamado incognito! ¡Kishimoto!

Género: Femenino

Estilo: Quería algo que no fuera tan llamativo en cuanto a vestimenta, lo que verías normalmente al salir de tu casa de mierda en un pueblucho de mierda en el siglo pasado pero que fuera cómodo para trabajar...y un papelito para tapar la cara porque hay que ser honestos ¡No hay que revelar identidades!

Objetos:

-Puntero Láser: Aparecí con él y me sirve bastante para distraer Pokés tanto salvajes como entrenados y a los campesinos de mierda que con suerte conocen la electricidad porque el Pichu de al lado tiró un rayito...y para divertirme
-Hierbas varias: Para hacer medicina en caso de lastimarme o mis Pokés se lastimen...o para darle diarrea a alguien que necesite ser silenciado
-Cuerda: Nunca sabes cuando vas a necesitar una cuerda, ya sea para trampas, para crear herramientas o para matar
-Libreta y pluma: Hay que anotar las cosas, saber los horarios de aquellos que van a ser ultrajados y/o silenciados...o para anotar las compras que en este pueblito tienes que caminar 3 km para comprar verduras y otros 7 para comprar pescado

Pokémon:

Samurott (Oden): 


El inicial robado del viejito loco que quería que le llenara una libretita de mierda para "Aprender de los peligrosos Pokémon". El compañero ideal puesto que puedo navegar y es lo suficientemente fuerte como para acallar a cualquiera que necesite ser acallado, lamentablemente su temperamento no es muchas veces el mejor por lo que más de una vez ha comprometido las misiones.

Zoroark (Yamato):

La más calmada y siniestra del grupo, su inquietante presencia me perturba en algunas ocasiones pero de verdad es un elemento indispensable. Sus habilidades para crear ilusiones sirven tanto para ocultar como para escapar e incluso porque no, torturar a los mocosos que de vez en cuando le dicen a sus papás "¿Qué está haciendo esa niña mirando por la ventana de esa casa?"

Ursaluna (Yokozuna): 

Es un vago de primera y tiene que ser alimentado con casi lo mismo que come el resto incluyéndome pero es un simpático muchacho regalón que funciona especialmente cuando se está acorralada ¿Qué me vas a tirar un Kleavor? ¡Toma un oso de como 1000 kilos! Y no importa que llames a tus amigos Bronzong y Drapion, este tanquea como rey.

Braviary (Suzaku): 

Estoico y serio como él solo pero un Pokémon bastante leal. Gracias a sus poderes psíquicos puedo encontrar objetos, información, personas, rutas y trampas con relativa facilidad y gracias a sus habilidades de vuelo puedo cruzar Hisui por los cielos además de contar con un mensajero ideal cuando se trata de entregar o recibir información por aire con relativa rapidez.

Arcanine (Tama): 

Encontrada desde Growlithe, es un poco llamadora de atención y exigente de cariño para actuar pero cuando se trata de trabajo es buena en lo que hace. Su olfato ayuda bastante a encontrar objetos y rutas en zonas de difícil acceso o lugares donde Suzaku no pueda actuar y Yokozuna sea muy grande además de ser una veloz mensajera por tierra para rutas medianamente cercanas y para movilizarme con facilidad cuando alguna misión se complica en algún lugar.

Glaceon (Yukiko): 

A veces las esperas para una misión se hacen eternas y esta pequeña compañera es fantástica para estar con una. Incluso por su tamaño y apariencia tienden a subestimarla hasta que se dan cuenta que se les congelan las pestañas. También puede escabullirse en lugares donde ni yo puedo acceder y por su adorable imagen y sus malas enseñanzas se las apaña para robar las pertenencias de aquellos que le tratan de hacer algún mimo.

-o-

Finalmente terminé la condenada fichita, el único valiente que no se hizo del mismo sexo que la vida real ¡En tu cara Bariloche! [??????????]
 0  0  1  1  0  0  0  0  1  0  0  0  0
Responder
#8
Mostrar Ficha
[Imagen: vZWV5l1.jpg]
Nombre: Ryu. No lo saben, pero mi nombre no es Pyro. Tampoco es Ryu, pero cuando iba a la escuela mi apodo era Ryuzaki, así que use la mitad del nombre para esta actividad.

Género: Masculino.

Estilo: Estando en este nuevo mundo, tomaría el camino solitario de un ronin, cumpliendo trabajos de mercenario, asesinato, robo de personas, objetos y de pokémon. Ya hay mucha recolección de medallas y recados de cartas, así que para tomar un aire nuevo, que mejor que recados como robar y matar.

Historia: Un portal de magia pokémon se había abierto justo cuando fui a comprar pan al negocio al frente de mi casa. Llegando a Hisui unos Aipoms se robaron mi pan, persiguiéndolos hasta llegar a Villa Jubileo, donde transición temporal Con Oshawott estuvimos vagando por las calles, sin dinero y sin comida, solo con una espada de madera que un comerciante me regaló.
Un sujeto misterioso nos habló y me dijo que me daría dinero si entraba al laboratorio del profesor Laventon y le robase los otros dos pokémon iniciales que el moreno tenía en su poder, siendo el inicio de mi camino como delincuente.

Ítems:
-
Katana: Herramienta principal para defenderme en caso de que mis pokémon no estén a la disposición de hacerlo y para realizar las labores de asesinato.
-Pokéballs: Para atrapar pokémon que me ayuden.
-Arco y flechas: Mismo propósito que la katana. Las flechas son multipropósito, para capturar pokémon, escapar, mensajes, etc.
-Libreta: Para anotar mis divagaciones.

Pokémon: En un inicio iba a poner a los pokémon que serían mi Dream Team en Hisui, pero decidí guardarlo para otra ocasión y también para tener uno más acorde con el estilo de esta ficha.
-Samurott de Hisui (Musashi/武蔵): Iniciando como un Oshawott, me asombré por su habilidad con su caparaconcha, tratando de imitar su estilo rápido y fugaz replicándolo con una espada de madera que terminé cambiando por mi katana actual. Conforme iba evolucionando nos volvimos una extraordinaria dupla a la hora de realizar trabajos de sicario, con él apoyándome en sorpresivas acuáticas, transporte en el agua y en términos de defensa.
-Heracross (Kabuto/兜): Capturado después de realizar el primer trabajo, intentó robar la comida que había comprado con el dinero que gané junto a Oshawott en nuesto primer trabajo moralmente cuestionable. El bicho mostró fiereza y fuerza al lograr defenderse de nuestros ataques combinados, por lo que decidí atraparlo, siendo un buen escudo y atacante al mismo tiempo, no teniendo miedo a la hora de combatir.
-Wyrdeer (Tsuno/角): Fue el pago que me dieron luego de un trabajo de saquear un mercado rival. Siendo de utilidad para transportarme en tierra, bastante ágil y veloz, al usar su velocidad y su cornamenta para embestir con brutalidad. Gusta de alimentos dulces y se pelea con Kabuto por eso mismo.
-Gengar (Kuro/黒): Desde un pequeño Gastly que atrapé sin querer, funcionó inicialmente para asustar y atrapar a mis victimas usando sus poderes extrasensoriales. Al evolucionar hasta un Gengar generó la costumbre de esconderse en las sombras de los objetivos para alimentarse de su fuerza vital, siendo algo que le permitía hacer si realizaba un buen trabajo.
-Magmar (Shiri/臀): Capturado con el propósito de servir para mantener a mi equipo y a mi calentitos, al igual que para preparar alimentos. Su naturaleza floja sería su única desventaja, no siendo utilizado cuando a tareas de ronin se refiere.
-Rufflet (Washi/ワシ): Fue capturado con el propósito de indicarme localizaciones desde el cielo, al igual que para enviar mensajes discretamente. Un pokémon leal y bastante cariñoso.
                                       [Imagen: APTHhOg.jpg]
 0  0  1  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#9
Mostrar No tienes buena cara... ¿Quieres que toque una canción para animarte?
[Imagen: LnCbIQu.png]

Nacida en una familia de artistas, Haru pasa desde que nació la mitad del año con su madre (Ashley) en Teselia y la otra mitad con su padre (Théodore) en Kalos, por lo que fue criada en ambas culturas. No están divorciados, de hecho se quieren y mucho, pero sus respectivos trabajos les obligan a vivir en sus regiones nativas. Su madre dirige y forma parte de algunas obras del musical de Ciudad Mayólica y es una dibujante reconocida amiga de Camus, mientras que su padre es un diseñador importante encargado de vestir a las estrellas del momento, conocido de Valeria. Por ello, no es de extrañar que desarrolle una fascinación por el dibujo y la música desde bien pronto, aunque se decanta más por la última porque su tía materna (Isabella) le enseñó a tocar diversos instrumentos las tardes que cuidaba de ella en Ciudad Marga. Dicha ciudad junto a Ciudad Romantis son los lugares favoritos de Haru porque representan los lugares de tranquilidad en los que vivía con su madre y su padre cuando el ajetreado ritmo de sus vidas se lo permitían. 

Como he dicho anteriormente, pasa gran parte de su vida desplazándose entre las grandes ciudades del mundo occidental: Mayólica, Porcelana, Luminalia… Por eso está acostumbrada al ruido y a los nervios y por eso es capaz de mantenerse en calma durante tanto tiempo. Como se puede intuir, valora la tranquilidad porque esta está ausente durante gran parte de su día, por eso procura guardarse aunque sea quince minutos diarios para ella para meditar y asentar sus pensamientos. Aunque es reservada no es tímida ni sabe lo que es la vergüenza, ya que para ella salir al escenario y mostrarse es tan natural como respirar, por eso no le cuesta decir lo que piensa, lo cual, junto con su enorme cabezonería, le puede traer más de un problema.

Debido a su fisonomía y personalidad, Haru nunca se ha sentido identificado con el género que se le atribuye por tener determinados genitales, ni con el opuesto. Demasiado afeminado y fino para ser hombre, demasiado plana para ser mujer, es como si su cuerpo se encontrara entre los dos y, por eso, ha decidido sacarle el máximo partido a esta característica suya para rebelarse contra un concepto que tanta confusión sobre su identidad le ha causado y por el que ha recibido innumerables burlas. Al vivir en el mundo del espectáculo, Haru ha tenido la suerte de conocer a infinidad de personas que se expresan de formas poco convencionales, las cuales le han ayudado a formar una identidad en base a lo que es y siente, y al final ha llegado a la conclusión de que aunque no se decanta ni por el género masculino ni por el femenino le gusta representar uno u otro (o ninguno) dependiendo del día y la situación, como si fuera un papel de una obra más.

Al estar tan metido en el mundo occidental, Haru queda fascinado con la brutal diferencia que hay entre este y el oriental en un viaje que hace con sus padres a Johto. Es ahí cuando se enamora de esta región y su vecina, Kanto, y empieza a consumir productos y series procedentes de esta región. A Théodore le hace tanta gracia la fascinación de su hijo hacia ese mundo que le hace un disfraz de ninja como broma, pero Haru queda encantado con él y se lo pone bastante a menudo. Aunque no ha heredado el sentido de la moda de su padre, sabe bastante sobre telas y coser porque pasaba muchas tardes en su taller de Ciudad Luminalia, por eso a veces si se le rompe alguna prenda de vestir se la arregla por su cuenta.

Fue en uno de esos días en los que estaba disfrazado tocando la guitarra para hacer unas pruebas de sonido en el musical de Ciudad Mayólica, que sufre un accidente porque alguien no puso el cartel de suelo mojado, y cae de forma tan aparatosa que se desmaya. Cuando vuelve a abrir los ojos ya no se encuentra ahí, sino en un lugar silvestre que no ha visto nunca, así que empieza a caminar por lo que piensa que es un sueño hasta que se encuentra con un hombre que dice llamarse Laventon. Él le explica que está en Hisui y le hace un resumen de la situación actual mientras Haru asiente y piensa que es el mejor sueño que ha tenido en mucho, así que ahí va, lleva seis meses viviendo como artista ambulante en lo que empieza a sospechar que ya no es un sueño. Hay todo tipo de gente ahí y ya ha visto de todo, desde un hombre siendo lanzado por la borda por su Pokémon hasta una discusión entre el profesor Laventon y una bruja. Le gusta admirar estos sucesos en silencio para entender mejor el mundo que le rodea y saber con quien relacionarse y con quien no, por eso no es raro verla reflexionando en la naturaleza o en la posada, donde hay una rosa azul que le gusta mucho dibujar. Además de eso, pasa su tiempo libre tocando canciones que recuerda de su vida anterior con la guitarra, es así como conoce a Darai al sentirse este atraído por su versión acústica de Guren no Yumiya. Con él Haru termina de confirmar lo que sospecha, que no todos son originarios de Hisui, y encuentra en Darai una reconfortante amistad con la que compartir buenos recuerdos y el pesar de los malos días.

Todavía le queda mucho por descubrir en esa extraña región donde la relación que tienen los humanos y los Pokémon no se parece en nada a la que tienen en su mundo. En Hisui, Haru tendrá la oportunidad de acercarse más a esas criaturas a las que no prestó demasiada atención en su vida anterior, y vivirá todo tipo de experiencias que le harán cuestionarse sus creencias y puede que parte de su personalidad. Aun así, está contenta de vivir esta experiencia y está deseando conocer a las personas que ahí habitan, por muchas motosierras que puedan blandirle cerca de la cara.

Ah, y como dato extra, Haru no es su verdadero nombre, sino un apodo que se puso aprovechando la ocasión al llegar a Hisui. Su verdadero nombre se lo dirá a quienes se ganen su confianza.

Nombre: Haru. Es un nombre que en japonés se relaciona con la primavera, mientras que en coreano significa día. Lo escogió porque es ambiguo, como su género.

Género: su aspecto andrógino dificulta saber cuál es su sexo, cuando la gente está casi segura de que es hombre por su físico (al ser una persona alta y plana) la dulzura de su voz les hace pensar que están equivocados, y cuando piensan que es mujer la ausencia de curvas en su cuerpo les hace dudar de nuevo. Claro que no se sabe muy bien si tiene curvas o no o si tiene nuez de Adán o no porque Haru guarda con recelo tanto su apariencia física como su mundo interior. Ante a aquellos que se atreven a preguntar por su género y/o sexo, responde con una enigmática sonrisa un "Adivina" que trae de cabeza a ciertos profesores Pokémon.

Estilo: cualquier prenda ancha que le cubra todo el cuerpo (menos el pelo y los ojos) para proteger su identidad.

Ítems

Guitarra española:
su compañera más fiel y querida. Con ella puede reproducir las canciones que recuerda de su vida pasada, aprender las de Hisui, crear nuevas y amansar algunos pokémon.

Pinturas: con ellas hace cuadros parecidos a los que haría un niño, pero por alguna razón a los habitantes de Hisui parece gustarles, por lo que se gana la vida intercambiándolos por lo que necesita para vivir.

Colgante con forma de luna: el único recuerdo de su vida pasada, el cual le regaló su madre.

Instrumentos de cocina: para hacer todo tipo de platos e innovar, dado que que le encanta cocinar.

Equipo

Puesto que no es una persona que sienta especial interés por los combates Haru no ha capturado a ningún Pokémon, también porque no le gusta meterlos en cápsulas y sacarlos de su hábitat, por lo que se limita a interactuar con ellos en los lugares en los que viven. Así es como ha hecho amistad con algunos, como por ejemplo un Wyrdeer al que le gustó cómo le había dibujado y desde entonces posa para sus cuadros de tanto en tanto, o un Snorlax que probó uno de sus experimentos culinarios y ahora se acerca cada vez que le ve. Sin embargo, hay un caso especial, y es que un día Haru se puso a tocar algunas baladas porque estaba triste y así atrajo a una Zorua de Hisui que empatizó con su malestar. La pequeña se quedó toda la tarde escuchando las canciones en su regazo y cuando Haru le dio las gracias antes de irse esta empezó a seguirle y no se han separado desde entonces, así que como ya tiene claro que no se va a ir Haru ha decidido adoptarla y llamarla Yuki. Sin embargo, a Haru todavía le queda mucho por vivir en Hisui, y puede que vaya haciendo más amigos pokémon con el tiempo.
[Imagen: rrYl76h.jpg]
 
 
[Imagen: vS2axv2.png]
 
Érase una vez un grupo de extraños destinado a salvar el mundo.
 0  0  0  5  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#10
Mostrar La ficha de presentación (?)
[Imagen: HsKz27u.jpg]

Historia:

El único recuerdo que tiene es estar hundiéndose en silencio a la completa oscuridad, mientras una presión insoportable aplasta su pecho. Lo siguiente es abrir los ojos y jadear en busca de aire, solo para encontrarse en un lugar desconocido y con una identidad ajena.

Sin ninguna otra información de lo que había sido su vida antes de su "despertar", tuvo que valerse de todo para sobrevivir en el hostil mundo al que de repente se vio arrojada y que le parecía tan familiar como extraño. Eventualmente aprendió a robar a los tenderos y aldeados desprevenidos, a ser cautelosa e inteligenta para evitar ser atrapada en sus pequeños actos, a no temerle a los Pokémon salvajes que a pesar de su tamaño y ferocidad muchas veces eran menos peligrosos que los propios humanos.

En algún punto el Clan Diamante decidió acogerla y dale algo que llamar hogar, aunque eso nunca significo que dejara de usar y prácticar sus habilidades de hurto mientras era enseñada en otros campos mas vanales. Cuando se hizo lo suficientemente mayor abandonó el cobijo de los miembros del clan y se dedicó por completo a lo que mejor sabía hacer.

Abandonó casi por completo el nombre de Katsumi y adoptó el seudónimo de "Umi" para referirse a sí misma, cuando quería dejar su marca en sus robos, al tiempo que cuando andaba por la calle usaba cualquiera que le pareciera interesante. Desconfiana por naturaleza, prefiere ser muy precavida al momento de moverse, así que buscaba toda la información disponible con antelación, antes de caminar por terreno desconocido.

Nombre:

Katsumi es el nombre que recuerda como propio y al mismo tiempo no, aunque es uno que no escucha muy amenudo a diferencia de su apodo "Umi". Está compuesto por dos palabras Katsu ( 勝つ ) que hace referencia a "ganar/ser exitoso/superar adversidades" mientras que Umi ( 海 ) es una forma de referirse al mar/oceano

Estilo:

Cómo buen ladrón y trabajador de los bajos fondos, le gusta mantener su identidad oculta para todos. Por lo que su apariencia cuando roba es una muy conocida, pero su apariencia sin la mascara siempre varia y solo se conserva para ciertas personas.

Ítems:

Cuaderno de notas: Dónde lleva un registro de sus posibles víctimas/clientes/personas/Pokémon, en resumen información que puede ser útil para su propio futuro beneficio.

Bombas más artesanales: En su mayoría son para ayudarla a escapar en caso de ser necesario, pero tiene un par con carga explosiva para usarlas en caso de emergencia o de un posible ataque.

Kunais: No los usa muy a menudo, pero siempre es mejor ir armado por si las cosas se salen de control y necesita amenazar o escudarse con alguien. Aparte que es mejor que otros salgan heridos antes que ella, ¿no?

Pokeball: Le resultan extrañas y un tanto incómodas, ya que no logra acostumbrarse del todo a usarlas e incluso algunas veces olvida que las trae consigo, pero no puede negar que su existencia es muy útil y más si en ellas puede llevar a sus fieles compañeros o mercancía para negociar.

Pokémon:

Croagunk (Itazura): Era su primer rival y compañero de robo con el que eventualmente competía en aquel pueblo donde desperto. Tiene una buena amistad con él y usualmente le gusta consultar su opinión sobre las cosas.

Tangela (Shien): Fue un Pokémon que capturó después de una mala experiencia durante un robo y que la motivo a buscar otro método de huía aparte de los que usualmente usaba. Tenía pensado hacerse con un Venonat o un Venomoth, pero tristemente descubrió que nadie conocida dichos Pokémon ni por asomo, así que tuvo que buscar alternativas y terminó por toparse con esta pequeña...

Rufflet (Hato): Inicialmente lo capturó por la necesidad de tener una forma de enviar o intercambiar información, aunque en algún punto empezó demostrar que podía ser más que una "paloma" mensajera.
 
Todo tiene un precio, pero si no es negociable... ¡Tranquilo! Algo podemos hacer al respecto

PD: gracias a Pyro por hacerme la ficha

Estado...
12/02 - Actualización de apariencia de Katsumi/Equipo Pokémon, agregado significado del nombre.
13/02 - Actualización de historia... en base a percepciones.
18/02 - Actualización de historia con la antigua base
22/02 - Actualización de Equipo Pokémon por contar con miembros inexistentes en la región...
 0  0  0  4  0  0  0  0  0  1  0  0  0
Responder
#11
Una luz del futuro llega a un mundo del pasado ¿Usara sus conocimientos para proteger su nuevo hogar, más sincero, noble y con una esperanza de vida 30 años menor? ¿O será parte de las sombras que amenazan con sumergirlo todo en la noche eterna? ¡Este es el camino de un hombre delgado que no flaqueara jamás!¡Una forma de vida oculta en un misterio que atenaza los corazones!¡Esta es la historia de Arata Jun!


Mostrar
[Imagen: Oc2Sovf.jpg]

Objetos:
Calzoncillos. Sí, a riesgo de romper el meme no me gusta sentir el vaivén de mis bolas

Fruta Deshidratada: Fácil de transportar, se conserva bien y puede ser intercambiada a los aldeanos.

Libros: Para anotar cosas o para poder usar mis conocimientos

Arma: A diferencia del resto de siniestros personajillos del futuro que se creen capaces de manejar arcos y espadas Arata Jun elige: UNA MORNING STAR ¿Por? Se llama Morning Star, eso debería ser suficiente. 



Pokemon:

Tamao (Typhlosion de Hisui) Antes las dudas de que inicial elegir se decidió por la Cyndaquil que le ofreció un hombre de un inapropiado tono moreno, principalmente por el contar con un Pokémon de fuego en una región tan fría. Ahora, habiendo alcanzado su evolución final...¿Sera la tranquila Tamao las llamas que guíen a las almas descarriadas hacia la luz...o quien se encargue de consumirlas?

Fang (Snearsel): Una Pokemon que conoce la región y que sirve de guía tanto a Arata como al resto de sus Pokémon, pese a su rostro serio e inexpresivo su carácter bromista alivia los duros viajes por las escarpadas montañas de Hisui

Alastor(Braviary de Hisui): Transporte aéreo, atacante de larga distancia, transporte de mercancías y usar sus poderes mentales para detectar potenciales amenazas desde lejos.

Prince:   Transporte marino, resistencia al frio: De aspecto férreo y regio dentro del su armadura sigue estando el Piplup al que Arata rescató.

Sylvan: De carácter alegre y jovial Sylvan junto a Fang guían en los bosques y ayuda a la recolección de hierbas y para cortar lo que sea menester.

Web : Gracias a sus hilos electrificados es capaz de tender trampas alrededor de los distintos campamentos y poder dormir con la tranquilidad necesaria en un mundo donde no sabes si volverás a ver salir el sol
 0  0  0  2  0  0  1  0  1  0  1  0  0
Responder
#12
Mostrar
[Imagen: 3z6j2Io.png]

Historia: Es una historia simple y aburrida donde no hay mucho que contar así que seremos breves. Alexander nació en el pueblo más rural de Galar conocido como Postwick. Desde pequeño su padre le ha enseñado el negocio familiar de usar a los pokémon como una fuente de recursos para alimentar a toda una familia. Esta tan acostumbrado a cazar y despellejar que no entiende por qué algunas personas le tienen demasiado cariño a criaturas que son un peligro, una fuente de recursos y como mucho, herramientas. A la edad de 17 años, sabe lo básico sobre cómo se comportan las bestias y es un maestro en instalar trampas con materiales que encuentra por el bosque. Un día como cualquier otro, una vecina de su pueblo le pidió recuperar a un dubwool que se adentró en el bosque Oniria. Alexander aceptó, pero tenía una intención oculta. Iba a cazar a la oveja para vender su piel y su lana a buen precio mientras le decía a la vieja que una bestia terrorífica la había asesinado. Después de todo, sabía que los habitantes del lugar le tenían un miedo ridículo a ese lugar que ante los ojos de un cazador no era más que una mina de oro. En eso estaba cuando la niebla lo cubrió por completo y al disiparse, se encontraba en un lugar a campo abierto que no conocía en lo absoluto y a un señor bastante raro con el que compartiría filosofía si no fuera un cobarde.

Así es como comenzó su aventura en un nuevo mundo, donde se dedicaría a lo que mejor sabe hacer.

Nombre: Alexander es un nombre genérico ingles mientras que Drexler es el apellido de un cantautor que me parecía que encajaba bien.

Género: Es un I’’m your man.

Estilo: Básicamente el personaje es una idea desechada de uno de los planteamientos que consideré para Lady Fantasy . Vi al chavo del Little Nightmares 2 con su gorrito de castor y se me ocurrió “¿Qué tal un pokémon que cace a otros pokémon?” y al final no hice eso, pero sí utilizo la imagen del antes mencionado para este personaje. No encontré ningún fan art que usara el mejor gorrito del juego así que me conformé con el gorrito de cartero que también está bien de todos modos. Se ve muy inglés el tipo con ese outfit.

Objetos

-Navaja suiza: Un sobreviviente debe tener una de estas, que parece bastante impráctica, pero se ve de rechupete. Tiene destornillador, navaja, sacacorchos y todas las herramientas que traen estas madres.

-Pala hacha: Una pala de supervivencia que puede convertirse en un hacha. Es bastante debilucho así que solo la usará como arma para rematar cuando su presa este indefensa.

-Libreta y pluma: En un entorno nuevo, tiene que aprender las peculiaridades de su lugar de trabajo. Ahí están anotados datos bastante diversos de las especies del lugar.

-Silbato: Dar señales a sus criaturas y provocar a las presas.

Pokémon

Alpha: Un rowlet que le dio un tipo raro. Es bastante obediente y eso es lo único que le importa.  Es capaz de sobrevolar la zona y avisarle a su entrenador que encontró una presa asequible o un peligro más adelante. Incluso teien un código de comunicación basado en el numero de graznidos. Uno significa posible presa. Dos significa un depredador peligroso. Tres significa un peligro ambiental más adelante.

Beta: Un pequeño que le siguió después de una cacería especialmente sangrienta… por alguna razón. Con sus ilusiones cubre las huidas y rodea a las presas para que sepan que no tienen más opción que morir a manos de
Alexander. Es un poco desobediente cuando su entrenador lleva tiempo sin haber cazado nada, pero cuando lo logra, se contenta con él, más si Drexler le regala algún hueso o órgano como recuerdo.

Charlie: Es la fuente de cuerda del cazador. Casi siempre esta dentro de su pokebola hasta que es necesario que salga.
[Imagen: g325fpf.png]
Los Fan Arts usados en esta edicion son propiedad de sus respectivos autores
 0  0  2  1  1  0  0  0  1  1  0  0  0
Responder
#13
Mostrar Dorado Isekiado
[Imagen: v4rbjCi.png]

Nombre: Kintoki. Mi nick es Gold, en español es Dorado, literal le copié el nombre al Golden Boi Sakata Kintoki. So, eso(?. Otro golden boi. 

Género: Masculino

Estilo: NINJA FACHERO ASÍ ES. Aunque tenga la delicadeza de una motosierra, dado que no hay tecnología, no me queda de otra de tratar de acoplarme y que mejor que poner mis conocimientos frikis a buen uso y usar de por sí mi mala facha para hacerme pasar por un ninja que se camufle en  la oscuridad de la noche y le robe dulces a los niños. 

Items:

-Wakisashi: Es una espada mediana, de utilería claro está. Servirá para hacerle frente a todos los que se me pongan al tiro, al menos para asustarlos un poco y luego para ir saqueando casas bajo la falsa amenaza de hacerles daño. 

-Tanto: La única cosa real entre tanta utilería, sirve como reemplazo para hacerla de cuchillo del Bryan y robar a los incautos que se adentren a la noche. 

-Pokeballs: Pues es obvio, para capturar más Chinpokomones. Que aquí no existe la magia de la amistad. 

-Maruchan: Antes de que me pregunten, "Dorado, ¿Qué tienes con esa cosa?" Les diré ESPEREN; esta cosa no es por primera vez para mí, sino como moneda de cambio gracias a Dr Stone. Los aldeanos seguro van a estar hartos de tener que esperar largos periodos de cosecha y preparación para tener comida en la mesa o arriesgar el pellejo luchando contra algún pokémon salvaje a ver si lo pueden hacer estofado; ahí es donde entro yo, cuando no estoy tratando de robar algo, obviamente; les ofreceré la copa de fideos instantáneos con sabor artificial a plástico a cambio de varias frutas o verduras o carne fresca. Así, mientras ellos comen petroleo procesado, yo me llevo comida fresca y saludable. 

Pokémon:

-Typhlosion de Hisui[Haru]: Voy a llegar al Laboratorio de Lavaeton de pura casualidad y entre que el profesor me pida ayudarlo con su investigación, aprovecharé para robarme al Cyndaquil antes de que sea demasiado tarde y en serio me engatuse con sus falsas promesas de reconocimiento. Haru será el nombre que le pondré y aunque lo comparta con un trapo de sexo dudoso, este será el Haru decente y útil al que querre que me acompañe y así juntos enfrentar a las amenazas de la región mientras  vamos fileriando gente en el proceso. 

-Arcanine de Hisui[Taiga]: En el camino a Jubileo me encontraré un lindo Growlithe al que no dudaré en adoptar y junto con Haru serán los MVP de la party, a pesar de compartir un tipo. Será perfecto en su etapa de Growlithe para atraer niños, niñas y jóvenes que vean lo lindo que es, donde entonces aprovecharemos para despojarlos de todas sus posesiones. Evolucionará por accidente, cuando un niño le arroje una piedra fuego como premio. Taiga es literalmente "tigre" en japonés y le queda como anillo al dedo al parecer más feral que su contraparte moderna de Kanto. 

-Sneasel de Hisui [Shintaro]: Otro que necesito para hacer mis desmanes. Sin embargo, a él lo capturaré a fuerza bruta. Pues me robará uno de mis botines y tendré que perseguirlo, donde se rehusara a cooperar y tendré que sacarle el relleno con ayuda de Haru y Taiga. Quedará tan noqueado que no podrá luchar contra la Pokeball y una vez en el equipo, me ayudará cada vez que se le cante en gana. Shintaro será un pequeño amargado que no dudaré en hacerle tragar una piedra eterna aunque muera en el intento, para evitar evolucione a esa horrible cosa que no es Weavile. Con el tiempo se adaptará un poco más y me ayudará con los objetivos que requieran más sigilo, pero siempre fingirá que es por su propia voluntad. 

-Electivire SHINY PAPS [Shodai]: Necesito defenderme de esos temibles pokémon acuáticos y aparte necesito una batería que sirva como pararrayos cuando haya tormentas eléctricas y no morirme en el proceso, un Elekid sería la opción más adecuada. Shiny porque nadie lo querrá al pensar que está enfermo por su raro color, lo que le provocará problemas de desconfianza y algo de agresividad, pero después de  someterlo con Haru al ver que no quiere venir por cuenta propia. Será quién pechee los ataques directos, porque como dije tengo la sutilidad de una piedra y alguien tarde o temprano se dará cuenta de mi presencia; tras arduas batallas evolucionará a Electabuzz, pero su evolución a Electivire será eventual pues lo hará justamente cumpliendo su función; usando su cuerpo como un pararrayos natural en medio de una tormenta eléctrica, un rayo le pegará por accidente dada la atracción y la energía será suficiente para cambiarlo. 

-Zoroark de Hisui [Asagi]: Iré a la Tundra sólo para probar un punto después de que un NPC random me haya dicho que no puedo regresar vivo del frío. PUES CLARO QUE PUEDO, MOCOSO INGENUO; y con Haru y Taiga es casi pan comido dado a su fuego; Asagi se acercará en medio de la nieve cuando se vea atraído por uno de los paquetes de dulces y usando su mejor set de ojos de perrito, obviamente no podré decirle que no. Se volverá adicto a los caramelos, por lo que decide seguirme al ver que tengo bastantes de estos y su adicción llegará a tal que sería capaz de pelear solo por proteger sus dulces; sufriría síndrome de abstinencia si se ve separado de su botín y se volvería agresivo e irracional si pasa más de 24 horas sin comerlos. 

-Ursaring de Hisui [Hiro]: Necesitaba a alguien que le hiciera compañía a Shodai en el apartado físico porque casi todos los demás son stealth, así que Hiro se integró sin más después de quemar su guarida en medio del combate. 


Mostrar Kouichi
[Imagen: uLHolAZ.png]


Nombre: Kouchi Tetsuya.
 Edad: 24 años. 
 Género: Masculino. 
 Profesión (Antes/Después): Sus sueños de ser un entrenador se vieron derribados y destruidos tanto en Kanto como en Galar, por lo que se ha dedicado desde ese entonces a la delincuencia. En Hisui su profesión no ha cambiado, pero sí ha cambiado la frecuencia de sus robos y los motivos de estos; para la gente de Hisui, Kou es lo más parecido a un héroe que vela por los más desfavorecidos que otra cosa. 

 Historia: Kou es el mayor de tres hermanos de una pareja de clase obrera. Sin embargo, a pesar del constante trabajo de sus padres, apenas había suficiente en la mesa para alimentar tres bocas o brindar una educación de calidad; en más de una ocasión, Kouichi se vio forzado a elegir entre un nuevo par de tenis o seguir en la escuela. Por estas razones, a la edad de catorce años decidió meterse a trabajar, ayudando a sus padres en la educación y manutención de sus hermanos más pequeños compaginándolo con sus estudios sobre los Pokémon. 

 Sin embargo, pronto se vio forzado a dejar los estudios, pues entre más crecían sus hermanos, los cuales sólo tenían la obligación de estudiar para labrarse un futuro mejor, iban necesitando más materiales cada vez más caros. El trabajo se volvió de tiempo completo, y su sueldo se desaparecía en un santiamén con tal de que sus hermanitos no tuvieran el mismo destino que él. 

 Por azares del destino, cuando cumplió dieciocho años, sus padres le regalaron un Scyther, que había sido el encargo que le habían hecho a un amigo de hace años. Con su nuevo Pokémon, Kouichi decidió cambiar de rumbo y volverse entrenador, fascinado por las historias que escuchaba de la gente y la promesa de un futuro monetario mucho mejor. 

 Entrenó a su Scyther duramente y se embarcó en su viaje por las medallas. Venció a Misty y a Surge, pero Brock, Sabrina, Blaine, fueron un muro inquebrantable. Y a pesar de que entre semana sacaba unas cuantas monedas más de enfrentamientos misceláneos contra otros entrenadores, pronto el dinero volvió a escasear. 

 En un salto de fe, decidió ir a Galar bajo la falsa promesa e ilusión de que allá podría ser exitoso, combinado con el supuesto sueldo que ganaría por superar el reto de gimnasio. Y así se embarcó sin nada más que su Scyther y unas cuantas monedas hacia una región que sólo conocía gracias a revistas y podcasts de radio. 

 Está de más decir que su sueño tampoco se cumplió en Galar. Ganando a duras penas los dos primeros gimnasios, Kabu fue el último obstáculo que no pudo sortear. Estando solo en una región completamente extraña, donde apenas y podía rentar un apartamento roñoso en la parte más insegura de Hammerlocke y con el deseo de mandar dinero para mejorar la situación económica para su familia, Kouichi empezó a dedicarse a la delincuencia con tal de subsistir.

 Con algo de dinero se compró unas ganzúas y descubrió pronto lo hábil que era para romper cerraduras. Se hizo analítico y estudioso, para descubrir los patrones adecuados para meterse a robar sin lastimar a nadie en el proceso; sin embargo, nunca fue codicioso, llevándose solo lo necesario que le diera para subsistir unas cuantas semanas o meses, aunque casi todo lo que ganaba se lo terminaba mandando a su familia. 
 Pero, como todo joven soñador, se metió con la gente que no debía cuando empezó a tener un moderado éxito. Uno de sus supuestos “amigos” delincuentes lo terminó empujando a una mafia, donde intercambió su libertad por la de Kou, obligándolo a pagar su deuda. 

 Bajo sus nuevos jefes, los robos de Kouichi se hicieron más peligrosos, más seguidos y sobre todo más demandantes en cuanto a qué tanto tenía que robar para no perder un dedo o varios. La deuda de su ex amigo era enorme, por lo que en la semana tenía que ejecutar mínimo unos diez u doce desfalcos para tratar de al menos bajar los intereses. 
 Esto provocó que también sus servicios fueran necesitados a altas horas de la noche, privandolo seguido de sueño. Por lo que, cuando llegó el momento de saldar una gran cantidad de su deuda, se encontraba mal nutrido y desvelado; y el robo como tal salió de la peor forma posible. 

 En un error estúpido, activó la alarma de la lujosa casa a la que se tenía que infiltrar y dado que era una zona de alta alcurnia, la policía no tardó en llegar y los dueños en despertar. Sus jefes lo abandonaron al ver la situación y una persecución se desató en todo Hammerlocke. 

 Angustiado y sin ganas de terminar en prisión, tomó la decisión de saltar del puente de la ciudad, pensando de forma ingenua que el agua amortiguaría su caída.
 No resultó como planeó, obviamente y se terminó partiendo el cuello. Sin embargo, por alguna extraña razón, Arceus le concedió una segunda oportunidad de vivir al mandarlo pocos segundos después de eso hacia la lejana tierra de Hisui. 

 Su primer instinto al llegar ahí fue de proveerse de comida y dinero, asustado al verse en una época extraña; así que aprovechó sus conocimientos del robo moderno para proveerse de los víveres necesarios  antes de decidir cuál sería su siguiente paso. 

 No obstante, a pesar de que no encontró resistencia, se encontró con la cruda realidad de la región. A pesar de que él podía vivir, sus acciones le quitaban un suplemento bastante importante y tedioso de conseguir a los aldeanos, prácticamente dejándolos sin comer para él poder alimentarse. 

 Así que decidió cambiar de enfoque, aunque su trabajo se volvió más tedioso así. En vez de dedicarse a robar sin distinción, comenzó a robar a las personas que tuvieran excesos marcados; líderes de clanes, algunos charlatanes que se decían ser  profesores, gente sumamente rica como señores feudales déspotas y desobligados. 

 Planeaba con cuidado sus robos y repartía los bienes entre la gente del pueblo, aunque nunca de forma simultánea para evitar levantar sospechas y represalias. 

En uno de sus trabajos se encontró con Shinobu, quién apenas acababa de llegar a Hisui, y al verla desubicada y sola decidió ayudarla. La llevó aún inconsciente con Laventon y en los meses siguientes procuró velar por su seguridad; Shinobu se tomó su amabilidad y su diligencia como servidumbre, por lo que lo tomó como su mano derecha y su seguidor más leal. Kouchi le sigue el juego, y dentro de todo, no encuentra a la ex-performer molesta. 




 Personalidad: Kouichi es alguien que, por su profesión, es precavido con los extraños, sobre todo aquellos que tienen mala pinta desde el inicio, pues sus malas experiencias lo han hecho desconfiar de gente así. Sin embargo, no es del todo desconfiado, pues su confianza o falta de ella se irá construyendo a base de sus experiencias y conocimiento de dicha persona; después de tener una imagen clara de cómo es, su comportamientos seguirá igual muy probablemente, pero tendrá a guardarse más verdades e información que considere prudente. 

 Sin embargo es amable y empático, no teme hablar con extraños ni le rehúye al contacto social, aunque no es fanático de ser el centro de atención. Un chico con un corazón de oro, no le gusta ver a los demás sufrir ni con carencias, por lo que hará todo lo posible por ayudar para mejorar su situación. Mas sabe que su ayuda es limitada, así que trata de no prometer mucho para no decepcionar, pero está dispuesto incluso a arriesgar el pellejo si ve a alguien que no conoce en peligro. 

 Calmado, con un balance de sus emociones e impulsos. A pesar de que pueda dar una imagen de alguien errático por su desbordante energía y que escucha más a su corazón que a su parte racional -siendo lo último cierto-, sus experiencias lo han forjado en alguien metódico si hay peligro presente y es lo suficientemente maduro para saber cuando hizo algo mal, aceptarlo, remediarlo si aún es tiempo o simplemente seguir adelante. 

 Es un excelente mentiroso, aunque no le guste mentir si no es necesario. Desgraciadamente es un mal hábito que le cuesta dejar, sobre todo cuando las personas tienden a preguntar sobre su profesión.  

 También es alguien bastante leal, si encuentra personas con las que se encuentre a gusto, no dudará en seguirlas hasta el fin del mundo, no es alguien que olvide fácilmente un favor, una promesa 

 Curioso por naturaleza y siempre con ganas de aprender. Le gusta leer libros de todo tipo, sea literatura o algo más complicado. Quizás no los entienda a la primera, pero siempre se esforzará por hacer que su cerebro digiera el contenido y aplicarlo de alguna u otra manera. 

 No es un idiota, sabe distinguir perfectamente a la gente que sólo busca usarlo por sus habilidades especiales o que sólo quiere buscar su propio beneficio económico usandolo a él de puente personal. La mafia de Hammerlocke dejó una marca permanente que difícilmente el tiempo borrará. 
 
Gustos:
-Le gustan las bayas, sobre todo el jugo. Dado que aquello se consideraba un lujo en sus tiempos por sus escasos recursos, ahora que tiene un suplemento amplio gracias a la vida silvestre no duda en aprovecharlo. 
 -Libros; aunque en Hisui la mayoría del conocimiento esté almacenado en cuadernos improvisados, le gusta leerlo. 
 -Nadar. Correr. Ejercitarse. 
 -Estar en compañía de sus Pokémon o de gente de confianza. 

Disgustos: 
-La mafia o las organizaciones peligrosas. 
 -La gente tramposa y oportunista. 
 -El maltrato a los Pokémon. 
 -Detesta el frío. Le trae malos recuerdos. 

 Items: 
 -Ganzúas modernas
 -Bombas de Humo: Bombas artesanales que fabricó gracias a las instrucciones del maestro artesano. Las usa para huir o distraer y su único aspecto llamativo es que pueden ser de colores. 

 Equipo Pokémon: 
 -Scyther (Tokugawa): Su Pokémon inicial, aquel que lo ha acompañado durante buena parte de su vida. Fue un regalo de sus padres, que se lo pidieron a uno de sus viejos amigos. Es el Pokémon más fuerte de Kou, siendo quién ha librado tanto combates oficiales de gimnasio como pequeñas batallas esporádicas. 

 Aunque no es muy bueno en su defensa, el filo de sus cuchillas es de temer. 

 -Chimchar (Sun): Un monito que recientemente se unió a su equipo. 

Sun terminó muy herido después de una batalla entre Pokémon alfa, dónde él quedó en medio; Kou lo encontró y pasó varias noches en vela hasta verlo totalmente recuperado. No está unido a una Pokébola, por lo que Sun puede marcharse cuando quiera, pero por lealtad es que se ha quedado con el humano. 

 Kou lo llamó así gracias a una serie de televisión que solía ver de niño en las pantallas de los supermercados y lo está entrenando para que, llegando el momento, pueda defenderse solo; aunque las tácticas de batalla de Tetsuya están algo oxidadas. 

Extras: 

 A pesar de que Shinobu pueda caer en varias categorías de “gente con la que no se llevaría bien”, la chica tiene algo detrás de todas sus capas de egocentrismo que lo hace seguir a su lado, a pesar de sus constantes arrebatos y caprichos. La considera una especie de hermana adoptiva, y cree firmemente que su actitud puede cambiar para mejor, sólo necesita los impulsos y motivaciones adecuadas.
 

Mostrar Shinobu
[Imagen: ganAzqo.png] 
Nombre: Shinobu Beidou.
 
Género: Femenino.
 
Edad: 20 años.
 
Profesión [Antes/Después]: Era una Top Perfomer de la región de Kalos, en Hisui se ha dedicado a fabricar el cuento de ser una Princesa o una Diosa, según le convenga a sus designios. Actualmente es la ayudante del profesor Laventon -más por necesidad que otra cosa-, pero eso no ha menguado sus mentiras acerca de su origen.
 
Historia: Nacida en cuna de oro, tuvo una vida llena de lujos y excentricidades gracias a sus padres, siendo hija única. Mientras crecía, se empezó a interesar en diversos campos como el baile y el canto, disciplinas que eventualmente la catapultaron al estrellato cuando decidió empezar su carrera como modelo y Performer a la tierna edad de quince años.
 
Con una voz prodigiosa para el canto y un esfuerzo incomparable en sus rutinas de baile, no tardó mucho tiempo en ser la sensación de la región, lo que terminó por desvirtuar su personalidad con una rapidez abrumadora.
 
Si antes era una niña que al menos se esforzaba por hacer algo y ser mejor cada día, con los fans, los regalos y los patrocinios, no tardó en creerse que era mucho mejor que los demás, con un talento innato que no requería pulirse por medio de ningún esfuerzo extra.
 
Se hizo déspota, floja y despreocupada en su vida privada, pero de cara a sus seguidores, se mostraba complaciente y amable; una máscara con tal de no perder lo que que consiguió. Por eso, a pesar de tener un carácter impulsivo la mayoría de las veces, bajo los reflectores piensa con lógica y la cabeza fría, por mucho que una situación le esté carcomiendo de ira lentamente.
 
Su vida anterior la volvió  egoísta, vanidosa y dramática gracias a sus excentricidades; sin embargo, desde que llegó a Hisui después de sufrir un accidente automovilístico en su mundo actual -el conductor estaba borracho-, ha tenido que re aprender el valor del trabajo duro; dado que no es nadie en ese mundo antiguo, tiene que trabajar cada día para conseguir agua y comida, pues Laventon no tiene los recursos necesarios para ir alimentando bocas de forma gratuita.
 
Así que en los últimos tres meses ha estado como ayudante del profesor, aunque con renuencia, dado que le cuesta mucho dejar sus malos hábitos atrás y en vez de cumplir sus deberes de forma competente, pueden pasar varios días hasta que se decide a hacer sus tareas designadas (y usualmente fue convencida porque se quedó varias noches sin cenar).
 
Personalidad: Como se mencionó con anterioridad, Shinobu es una chica egoísta, vanidosa, superficial, y centrada sólo en ella y sus objetivos. No le gusta trabajar, ni esforzarse, pues ha sido tan deslumbrada por la fama repentina que su visión se vio cegada, haciéndole creer que ya ha trabajado lo suficiente y es el momento para disfrutar las recompensas sin molestarse en lo más mínimo. Tiene un lado demasiado impulsivo, pero pesar de que quiere muchas veces dejarse llevar por sus impulsos, se ha abstenido a actuar erráticamente por las repercusiones que eso pueda causar a su persona; sólo en su persona, pues los demás no tienen mucha importancia para ella.
 
Cree que todos deben servirla, admirarla y usa su carisma que ha desarrollado a lo largo de su carrera para acoplarse al entorno con facilidad. Ante los aldeanos, Shinobu se muestra dispuesta, amable e inocente, siempre cambiante según lo requiera la situación para ganarse su confianza y su lealtad.
 
Sin embargo, con el profesor se muestra caprichuda y rebelde. A pesar de que Laventon le ha dado lo más cercano a un hogar a cambio de su ayuda, Shinobu lo desprecia y rehuye de sus asignaciones, haciéndolas mal, haciéndolas cuando se le de la gana o simplemente ignorándolo por días; le agarró todavía más resentimiento a Laventon gracias a que sus acciones no se iban sin castigo alguno, usualmente dejándola sin comer o bien, mandándola a los bosques a que siguiera investigando -pero siempre en zonas estratégicas que tuvieran una choza como centro de investigación de por medio para que pudiera estar a salvo y regresar-.
 
A veces, para que el profesor olvide su mal comportamiento, decide ayudarlo de “buena gana” para darle un falso sentido de progreso y tratarlo de convencer que ha estado mejorando con respecto a su actitud, aunque no sea más que una fachada.
 
Es una excelente mentirosa, por lo que en su corto tiempo ha logrado convencer a unos cuantos incautos de que viene de la realeza y que terminó en Hisui por el capricho de los dioses para tratar de aprender sus costumbres y guiarlos hacia una nueva era.
 
Con la gente que no le agrada o no es de su gusto, tiende a ser cortante y directa, a menos que vea valía en esa persona; entonces, lo asigna como un peón a sus planes por el tiempo que le pueda ser útil.
 
Kouichi es lo más cercano que puede considerar un “amigo” dado que fue uno de los pocos en ayudarla cuando terminó en ese extraño mundo primitivo, así que no dudó en designarlo como su sirviente y ayudante en términos prácticos; con él es un poco más abierta, pero considerando su historial, es realmente difícil saber si lo aprecia de forma genuina o si simplemente lo está utilizando.
 
Gustos:
-Regalos caros.
 
-La diversión.
 
-No hacer nada.
 
-Ropa cara o a la moda.
 
-Salir de fiesta.
 
Disgustos:
-La naturaleza.

-El frío.
 
-Esforzarse.
 
-Los pokémon feos.
 
-Laventon.
 
-Hacer misiones.
 
Items:
-Pokébolas. Regalo de Laventon por ayudarlo en sus misiones, no ha usado hasta el momento más que una.
 
-Shuriken/diversos dardos. Armas que se ha encontrado cuando está de misiones; no son de gran utilidad, pues o están rotos, o están romos o están oxidados. Sólo sirven en dado caso que quisiera ganar tiempo para escapar y tenga que usar dichas armas rotas como distracción para ello.
 
 
Equipo Pokémon:
 
-Mamoru: El más leal del equipo y también un regalo de Laventon. En ocasiones es quién caza la comida cuando Shinobu anda en sus misiones de investigación. Quiere mucho a la chica aunque ella no le muestre la misma reciprocidad; mas aún así la trata como una princesa y no deja que nadie a quién considere peligroso se acerca a ella.
 
También sirve como una especie de “compás moral”, dado que a pesar de que quiere mucho a su ama, la regaña si ve que está actuando de forma infantil o si cree que está haciendo algo malo; en estos casos suele ser rotundamente ignorando por su entrenadora, pero se enorgullece de las pocas veces que le ha hecho caso.
 
-Uzui: Un Gligar salvaje que Shinobu capturó como muestra de una colonia que estaba haciendo estragos en Jubileo; sin embargo, Uzui decidió quedarse con ella en vez de volver a la naturaleza cuando tuvo la oportunidad de ser liberado; es quién mejor se compenetra con la chica, pues comparten casi los mismos rasgos de personalidad. Es el primero en apoyarla cuando Shinobu se rehúsa a trabajar o hacer esfuerzos innecesarios y también el primero en abalanzarse sobre una recompensa que no le costó en lo más mínimo.

 
Tiempo en Hisui: Tres meses.
 
 
[Imagen: EoTbvLf.png]
[Imagen: rdHpyS1.png]
 0  0  0  1  0  0  0  0  1  1  0  0  1
Responder
#14
~ Ado ~
 
Mostrar  Ficha
[Imagen: ubHMiz4.png]
 
Estilo - Misiones, Pedidos y Recompensas para el Colectivo.

Deslizando su fino dedo índice sobre el inmaculado mostrador de madera, una mujer de aspecto sumamente elegante es la encargada de dar la bienvenida a los nuevos clientes de la Posada de Villa Jubileo. Su atuendo moderno desencaja completamente con el resto de los habitantes de la Villa, pero su porte refinado es sinónimo de limpieza y pulcritud... algo que no suele verse muy a menudo en aquel pequeño pueblo de la antigua Hisui.


Ado no era nada más que una simple ingeniera en su trayecto de todos los días de camino al trabajo, cuando en un abrir y cerrar de ojos, fue lanzada a un lugar desconocido en el que no había estado nunca. Fue el Maestro Artesano de la Villa quien la encontró mientras recolectaba materiales, el cual fascinado con las cosas que llevaba encima, decidió rescatarla y traerla de vuelta a Jubileo.

No quería que la confundieran con una pueblerina, así que decidió mantener las ropas con las que había sido transportada a aquella época: un simple atuendo formal, y sus impecables guantes blancos de trabajo. Fue gracias a su antiguo trabajo que el Maestro Artesano le entregó las llaves de la antigua Posada, la cual mantienen a dúo junto con el Taller de Artesanías.

Items - Libro Electrónico

La información es una moneda de cambio muy valiosa para la gente moderna. Especialmente cuando tu información consiste en una biblioteca con más de cuatro mil libros con todo tipo de conocimientos tecnológicos, de innovación, científicos y técnicos adquiridos por la humanidad durante cientos de años al alcance de la mano. Es normal que el Maestro Artesano de la Villa se maravillara ante semejante despliegue de información, y que hiciera todo lo posible para que aquella extraña mujer del futuro compartiera sus conocimientos con él.

Desafortunadamente, la electricidad no existía en la antigua Hisui. Era una carrera a contrarreloj buscar la forma de que su enciclopedia infinita no se convirtiera en un posavasos más de la Posada.

Items - Caja de Herramientas

Se necesita de un gran conocimiento, además de un pulso de relojería, para reemplazar el microchip de una Pokédex o para arreglar los circuitos de una Pokéball defectuosa. Pero se necesita un conocimiento mucho más profundo y olvidado, para aprender cómo hacer una Peso Ball capaz de atrapar a un Snorlax con nada más que un bonguri y una piedra calcárea negra. Se necesitaba una precisión de micras para que el carbonato de calcio hiciera la reacción química necesaria en la corteza del fruto, para que este pudiera replicar de burda manera la tecnología de una Pokéball.

Cualquier idiota sería capaz de hacer una simple Pokéball con la ayuda del amable Maestro Artesano. Pero se necesitaba algo más que las sencillas herramientas del Taller para fabricar algo que sirviera para atrapar algo más que un Bidoof dormido. Algo como su hermosa caja de herramientas de precisión, y una coordinación visomotriz que sólo dos personas poseían en toda la región, entrenados por años en el arte de la elaboración y reparación de la tecnología de captura Pokémon. Sólo tenían que encontrar la forma de crearlas de forma consistente con los materiales de la naturaleza.

Items - Bate de Béisbol

Por la Posada pasaba todo tipo de personajes excéntricos en su visita a la Villa. La mayoría era gente de allí, guardias y exploradores de la región; pero a veces le llamaba la atención una que otra figura que, al igual que ella, claramente no pertenecían a esa época. Uno de ellos era un tipo solitario con una afición a trabajar con la madera. Herramientas, armas, instrumentos: era capaz de replicar todo tipo de cosas con un talento casi nato. Fue gracias a él que pudo recuperar una de sus pertenencias más preciadas que había dejado atrás en su antiguo hogar, a cambio de la promesa de fabricarle un puñado de Ocaso Balls... siempre y cuando le consiguiera los materiales adecuados, claro está.

No podía recordar su nombre. ¿Mutaracha? ¿Muzzarela? ¿Musaraña? Qué mas daba. Ado se agachó detrás del mostrador, tratando de esconder una sonrisa a pesar de que no había nadie en la Posada a esas horas. Y blandiéndolo como si se tratara de una extensión de su cuerpo, sacudió en el aire un inmaculado bate de béisbol, tan negro como la noche misma. Hecho de la madera más resistente que existía en toda Hisui. ¿Quién necesitaba guardias? Podía dejar inconsciente a cualquier borracho en un instante con aquella preciosidad. ¿Y quién necesitaba Pokémon? Si conseguía los materiales adecuados, podría lanzar uno de aquellos bonguris como si se tratara de una bola de béisbol. Podría acertar a un Staraptor en la cabeza a ciento cincuenta, quizás doscientos metros de distancia: tenía la puntería, la práctica y la precisión para lograrlo.

Items - Rosa de Cristal

Agitando su precioso bate de ébano una y otra vez en la oscuridad, la mujer súbitamente se detuvo, la punta del mismo a escasos centímetros de un jarrón de vidrio en el que descansaba una decoración muy particular. Se trataba de una rosa de color azul intenso. Mucho más intenso que el color de sus ojos, que el cielo o incluso los bonguris que se usaban para hacer Cebo Balls. Ado dejó su bate a un lado, tirándose de brazos extendidos en el mostrador con melancolía. Y sacándose con delicadeza uno de sus guantes blancos de trabajo, deslizó un dedo sobre uno de sus pétalos. Y aquel increíble sonido invadió el lugar una vez más. Un tono dulce como el que se producía al pasar el dedo sobre una copa, pero inexplicablemente más hermoso y cautivador.

No sabía de donde había salido aquella rosa. Sólo que no la llevaba consigo cuando había sido arrancada de su hogar, pero sí que la tenía atada en sus cabellos cuando el Maestro Artesano se lo mencionó en la Villa Jubileo. Quizás aquella flor era un mensaje, algo que tenía que descifrar. O quizás era una pista para que no sólo ella, sino toda aquella gente extraña que había sido lanzada a esta antigua época, pudiera regresar algún día a su hogar.

Pokémon - Ninguno

A pesar de que podía manejar la Posada por su cuenta, Ado secretamente anhelaba tener a un grupo de Pokémon que le hicieran compañía. Alguien que le ayudara a mantener prendido el fuego del hogar, y otro que la ayudara a mojar el piso cada vez que alguien tiraba su bebida por accidente. Alguien que la ayudara a colgar los pedidos de materiales y criaturas que necesitaba para poder hacer sus trabajos de fabricación. Alguien a quien contarle los cientos de rumores que oía de los clientes día a día: sus nuevos descubrimientos, los rumores sobre el hombre fantasma, la bruja de los bosques, o la ola de asaltos que había sufrido el laboratorio los últimos días. Las alertas sobre las manadas de bichos en determinadas partes de la región, e incluso las mentiras sobre la gente que juraba haber visto Pokémon con pelaje de un color distinto al normal. Quizás un día, un aventurero le conseguiría un huevo de algún Pokémon exótico, y entonces lo cuidaría como si fuera lo más preciado del universo.


Mostrar Ideas para el equipo (spoilers)
Munchlax --> Snorlax: Me gusta la idea de que aparezca un Munchlax buscando comida y que se quede porque Ado le da las sobras todos los días. Eso la va a incentivar a tratar de fabricar sus propias Pokéball, al darse cuenta que si lo sigue malcriando va a evolucionar a un Snorlax y una Pokéball ordinaria hecha a partir de un bonguri no le va a servir. También me gusta la idea de un Snorlax gigante en la entrada de la Posada haciendo de guardia de seguridad.

Huevo --> Happiny --> Chansey --> Blissey: Me encantaría conseguir un huevo de un Happiny, y que ésta la haga salir de la ciudad para encontrar la Piedra Oval que necesita para evolucionar a Chansey, y que encariñe con ella hasta que evolucione por amistad a Blissey. Sumado a que la imagen de dos Pokémon gordos como Snorlax y Blissey juntos se me hace buenísima.

Chatot: La idea de un pajarito que grite tonterías como los loros cada vez que alguien entra en la Posada, que sepa Estruendo para dejar sordo a todo el mundo si se arma lío entre los clientes, y que se ponga a gritar como loco si alguien quiere intentar a robar se me hace demasiado buena para dejarla pasar. Mucho potencial de meme.

Elekid --> Electabuzz --> Electivire:  El hecho de que Ado sea ingeniera electrónica y tenga una Kindle que tiene que cargar me da la excusa perfecta para meter a un Pokémon eléctrico, y que mejor que un Elekid que se la robe o algo así, teniendo en cuenta que esos aparatos no existen en esa época. También me fascina la idea de que se ofrezca a construirle su propio Electrizador para que evolucione a Electivire.

Aipom --> Ambipom: Se me ocurrió que, a la hora de buscar Bonguris para hacer sus Pokéball raras, se encuentre con un Aipom que le tire bonguris en la cabeza. Y como Ado es fanática del béisbol y buena lanzadora, se las devuelva y el monito se quede de cara. Aipom evoluciona con Doble Golpe, así que es super fácil armar una escena donde evolucione mientras practican lanzamientos o algo así, que se yo.

Riolu --> Lucario: Uno de los únicos Pokémon que aprende Ataque Óseo, junto con Cubone/Marowak. Sorpresa, sorpresa: no están en la Pokédex de Hisui. Mi otra idea era un Farfetch'd, que tiene el palo y todo. Sorpresa, sorpresa, TAMPOCO ESTÁ. Siento que puede salir algo divertido de un Pokémon que sepa usar un hueso como bate de béisbol. A lo mejor la ve a ella practicando con sus Pokémon y se re engancha a jugar. Probablemente también lo use como conexión con la Rosa de Cristal.


Mostrar  Inspiración - Readymade, by Ado


Mostrar  SPAM DE FANART
[Imagen: FJrq9zKVQAImYtA?format=jpg&name=900x900][Imagen: FJwHkCCaIAA0El3?format=jpg&name=small][Imagen: FJsgvIkaUAQVSnz?format=jpg&name=900x900][Imagen: FJvyR9WVQAACnaB?format=jpg&name=900x900][Imagen: FJsSyfjVkAEJUGW?format=jpg&name=900x900][Imagen: FJjUtXVaUAUpW0p?format=jpg&name=small][Imagen: FJToHuCakAIAxEV?format=jpg&name=small][Imagen: FJfdW7haQAMoVje?format=jpg&name=small]
[Imagen: iBRKG73.png]
 0  0  2  3  0  1  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#15
Mostrar ficha
[Imagen: DHjjvYZ.png]

Tampoco él entiende por qué recibió una segunda oportunidad. Tras lograr absolutamente nada con su primera vida, ha resuelto al menos darle algo de sentido a la segunda. Tras aliarse con un pokémon nativo, forjaron juntos un plan para hacerse de un nombre y un hogar en esa tierra y esos mares que tan extraños les son a ambos. .

Estilo: su ropa original quedó hecha jirones hace años, pero ha hecho poco por adaptarse a la moda de Hisui; de modo que ha tratado de mantener la misma apariencia que tenía en su propio mundo. 

Objetos:

Figurita de Cynthia:
su posesión más valiosa, que conserva de su propio mundo, y un constante recordatorio de la alegría que busca impartir a la gente del pasado.

Deportivas: calentitas y huelen a pies, pero que no te engañen. Con ellas puede correr el doble de rápido.
​​​​​
Argo: bautizado por Dokuro, tras oponerse a las opciones de Shimakaze, Going Sunny y, tristemente, el Daigurren. Un barco encallado en la Costa Cobalto que restauraron juntos, gracias a los conocimientos de carpintería y navegación del pequeño fantasma.


Pokémon:

Dokuro (Duskull): un fantasma que habitaba en el Argo antes de que Teach llegara. Conserva recuerdos de su vida anterior, y se considera a sí mismo más humano que pokémon. 
​​​​​​
[Imagen: 6zFZgO5.png]
Animus. Antrum. Unverse. Anima, Animusphere
 0  0  0  1  1  0  0  0  0  0  0  0  1
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)