Actividad Colección- Connection Chronicles - 31 días con Pokémon - Lawl.

Extensión
Extension largaColección
FranquiciaOriginal
Género
Resumen

Colección de historias situadas en el universo de Connectionn para la actividad de 31 días con Pokémon

#1
Buenas a todos! Para el desafío pensé en maneras para poder motivarme durante todo el mes y lo qué decidí hacer es una colección de historias todas en el universo de Connection. Va a ser bueno para expandir ciertos personajes y lugares sin interferir con los capítulos de la fic. Todavía tengo que pensar como integrar los dias que tienen como objetivo a pokés de otras regiones pero oh well. En fin, aquí van!


 

 
Día I - Tipo Bicho

 
Era un día domingo hermoso en el sereno pueblo de Littleroot, perfecto para que las familias salgan a caminar o hacer un picnic al aire libre. De hecho, eso era lo que los tres Holter estaban haciendo aquella mañana. Habían salido de su casa tempranito y ya pasaban un par de horas sentados en una hermosa área verde, famosa localmente por ser uno de los mejores lugares para pasar el tiempo. Anna, Max y el pequeño Will, de 7 añitos, estaban terminando de comer unos buñuelos cuando de repente un pequeño bichito se acercó lentamente a la família.

 
""Wuuuurmp..."
 
 
Dicho bichito era un Wurmple, pokémon muy común en estas zonas de Hoenn. Este particular individuo, estaba en feas condiciones, parecía cansado y medio lastimado pero principalmente parecía hambriento, su cansada mirada lo delataba. Vió que el chiquito pelirrojo tenía un buen pedazo de comida en sus manos y se acercó para agarrarlo con un mordisco.


— ¡Aaah! —Gritó el niño, soltando su comida del susto.


Casi en un segundo, utilizando sus reflejos paternales, Anna y Max se dieron vuelta para ver que le había pasado a su hijo. El padre, viendo al Wurmple robando la comida, trató inmediatamente de ahuyentarlo a gritos. Sin embargo, la pelirroja le agarró el brazo a su marido y fue a buscar al pokémon.



— Todo bien, chiquitín. —Dijo la pelirroja, agarrando al agotado y asustado insecto en sus manos— Pobre, está super agotado. ¿Estuviste en alguna pelea?


Rapidito el gusanito se calmó, estaba seguro que ella no le iba a hacer daño. Todavía con la comida en su boca, asintió con la cabeza. De hecho Anna ya se había dado cuenta, tenía algunas lastimaduras que no podían haber aparecido de otra manera. 


— ¿Pobrecito, está bien? —Preguntó Will, ya sin miedo.

— Parece que tiene hambre. —Respondió Max, medio avergonzado— No lo debería haber amenazado.

— Chicos. ¿Que tal si este chiquito nos acompaña en el picnic? —Propuso Anna, gentilmente sosteniendo al Wurmple mientras al fin comía el buñuelo— Agárrate otro, hijo, hay bastante todavía.

— ¡Si! —Exclamó el joven pelirrojo— No me molesta darle un poquito, quiero que se mejore.


Feliz, Anna puso al ahora visiblemente contento Wurmple a un lado con una porción de comida y le hizo unas caricias al particular pelo rizado de su hijo mientras Max miraba aquella situación con satisfacción, una linda memoria más para la familia.
Pokémon Connection - Capítulo XIII
¿Como se manejará un grupo de jóvenes en una Hoenn cada vez más peligrosa?
 0  0  2  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#2
Holi.

Imagino que son personajes de tu fic, me pregunto si ese Wurmple habrá permanecido con ellos por más tiempo, espero que sí. Me gustó la forma en que narraste la escena, con tanto cariño de por medio y tanta calidez. Espero seguir leyendo los demás días.
[Imagen: giphy.gif]
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#3
(01 Aug 2020
01:56 PM)
Thranduil escribió:
Holi.

Imagino que son personajes de tu fic, me pregunto si ese Wurmple habrá permanecido con ellos por más tiempo, espero que sí. Me gustó la forma en que narraste la escena, con tanto cariño de por medio y tanta calidez. Espero seguir leyendo los demás días.

Me encanta que te haya gustado este experimentito, no suelo dedicarle demasiado tiempo en la fic al tema familiar aparte de los primeros capítulos, entonces este espacio me viene muy bien para explorar. Gracias :3

 


Día II - Siniestro
 
Humo de cigarros, olor a distintas variedades de alcohol, gritos de persona claramente no en su mejor estado mental, risas y llantos, así se caracterizaba la atmosfera del Migthy’s Bar en Lilycove. Era viernes a la madrugada y este lugar era el lugar preferido del jovial Aaron y sus colegas de la estación de polícia para empezar el fin de semana. Y aquel particular fin de semana si que habia empezado. Habian varios integrantes de la fuerza juntos, desde reclutas a detectives, todos compartiendo el tiempo libre y obviamente, una gran cantidad de bebidas


— ¡PERO ESO NO ES NADA! —Exclamó uno de los policías, tomando el resto de su vaso de cerveza— Quiero… me voy a pedir más de lo que va en el vaso. ¿Ok? —Terminó, tratando de caminar rectamente desde su asiento hacia la caja.

— ¡Bueno, no estoy en la fuerza hace tanto! Drogas, secuestro, tráfico de armas, hice todo eso. ¡Pero un “crimen más raro que la mierda”, que se yo! —Respondió Aaron al resto de su grupo, continuando a beber de su trago.

— ¡Daaaaale, Aaron! ¡Yo quiero escuchar bizarreadas! —Exclamó otro del grupo.

— ¡EHEM! —Gruñó Tedesco, el detective senior, esencialmente supervisor y amigo de Aaron— Los que ya están hace tiempo sirviendo van a conocer esta joyita. —Continuó, reciebiendo esperadas risas de los policías más experimentados— Voy a contarles de la vez que desarmé la mayor mafia pokémon en Lilycove…


Entre medio de “ooohhhs” y más risas, Tedesco bajó uno de sus shots de la serie que tenía alineada y empezó a contar:


“Era una noche cualquiera en el precinto, yo estaba tratando de no dormirme mientras organizaba los casos en la compu cuando llega mi jefe tira una pila enorme cantidad de denuncias en mi mesa. “¿Por qué carajos no se accionaron estas denuncias? “Fueron los vagos del turno mañana, no hicieron nada.” Eso le dije, bien cara dura. “Aparte, son la mayoria cosas perdidas, no puedo perder el tiempo con eso.” Las bolas, no me dejó escapar, estaba enojado y me iba a hacer perseguir esas denuncias.

Resulta que me pasé el resto de la noche viendo estas boludeces que se perdieron. Y obviamente, siendo el crack que soy, encontré la relación que los flacos de la mañana no se importaron en buscar. ¿Qué se estaba perdiendo más? Anillos. Entonces mandé a que los policías busquen por los recovecos de las calles justamente eso, eran tantos desaparecidos que en algún lado deberían estar. Y adivinen, encontraron un grupo de Murkrows con anillos en sus dedos volando por la ciudad, seguramente buscando más para robar.”


— ¿¿Qué?? —Se preguntó Aaron— ¿Qué onda, lo estaban usando para moda, status?

— Esos Murkrow… desde que los importaron esos pájaros desde Johto, algún caso de esos pasa. —Rezongó uno de los oficiales, claramente sin filtro por el alcohol.


“Pero oh no, señores, no era solo un par de Murkrows robando anillos brillantes, no no. Encargamos a un entrenador local para que busque y capture esos pokémon con los anillos. Una vez que logró capturar uno, los trajo al precinto. Alineamos seis en un salón y los interrogamos, a ver si nos podían decir qué estaban haciendo.”


— Oh dios… —Suspiró Aaron— ¿Eso es laburo de policía?

— Esperá que la mejor parte está por venir. —Dijo uno de los veterano.


“Después de largas horas muy silenciosas por los culpables, después de haberle sacado los anillos y amenazarlos con prisión preventiva, nada cambiaba. Eso hasta que yo me di cuenta de que a uno de los Murkrow le faltaba un dedo. Presionamos ese tema pero ninguno hablaba, tampoco se conocían entre ellos, o mentían sobre eso. Uno de mis compañeros llevó cada uno a una sala separada y empezó con su plan, ofrecer un anillo de diamante, protección e inmunidad en cambio de información. ¡BINGO! Uno de los delincuentes abrió el pico y nos contó sobre su jefe, un Honchkrow. Él le había sacado el dedo por robar propiedad del jefe, el dedo era la manera de disculparse y volver al “rebaño”. Aparentemente un big shot, estaba basado en un edificio abandonado con el resto de su banda. Su lacayo no nos había dicho nada más que eso pero ya era lo suficiente. Terminamos liberando a todos los sospechosos menos al que delató, ese fue llevado a una localidad secreta de la justiciera policía de Lilycove.

La noche siguiente fuimos un grupo de dos detectives, seis policías y dos entrenadores al lugar abandonado para ver a este tan famoso jefe. Era una vieja casa, por afuera era horrible pero una vez que entramos, dios mío. Primero, muchos Murkrow salieron volando del lugar, enviamos parte de nuestras fuerzas a buscar a todos aquellos que tuvieran anillos. Sin embargo no solo Murkrows se escaparon, Mewoths, Skittys, hasta un Kadabra parecían frecuentar el lugar. Yo y un par mas de agentes seguimos hasta encontrar al jefe de la banda, la escena era de terror. Nos encontramos con este gigante pájaro adornado con cualquier cantidad de joyas, rodeado de anillos y cosas brillantes, muchas de ellas me las acordaba de las denuncias, así como varias “compañeras” hembras.”



— Va a decir “una locura”. —Continuó el mismo veterano, al oído de Aaron.


“Una locura. Hicimos terrible combate, derrotamos a su equipo de seguridad y arrestamos a todos los capos de la banda. Resulta que el big boss estaba manejando una quadrilla de Murkrows que controlaban el trueque de objetos manufacturados y a veces cosas valiosas de Lilycove, estaban tan bien que decidieron usar esas cosas para ellos mismos y mostrarse a los otros pokémon como superiores, fuertes. La decisión fue severa, mandamos al jefe a un centro en Sinnoh que trata de rehabilitar a este tipo de pokémons, muchos Murkrows fueron mandados a otras regiones, a la Day Care o hasta la Batalla de la Frontera para cumplir sus penas. Sin embargo, algunos se nos escaparon. Si llegan a encontrar algun dia a un Murkrow o Hochkrow con un anillo en sus dedos… no los dejen escapar.”


El grupo de policías se mataba de risa, aplaudia a Tedesco, tomaban más alcohol, lo que sea. El único que lo miraba de manera medio rara a aquella sublime actuación era Aaron, se preguntaba si aquello de verdad habia pasado pero no iba a publicamente dudar de su mentor. El jóven detective tomó un último sorbo de su vaso de ron alolano, se rió y fue a pedir otro drink, claramente necesitaba seguir tomando.
Pokémon Connection - Capítulo XIII
¿Como se manejará un grupo de jóvenes en una Hoenn cada vez más peligrosa?
 0  0  0  0  0  0  0  2  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#4
Holi.

No esperaba algo de mafiosos, pero me gustó mucho que capturaras la esencia de Honchkrow, al principio del relato no me esperaba que fuese a tomar ese rumbo, por lo que me sorprendió gratamente. También me gustó que fuese una historia dentro de una historia.
[Imagen: giphy.gif]
 0  0  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#5
(02 Aug 2020
10:36 AM)
Thranduil escribió:
Holi.

No esperaba algo de mafiosos, pero me gustó mucho que capturaras la esencia de Honchkrow, al principio del relato no me esperaba que fuese a tomar ese rumbo, por lo que me sorprendió gratamente. También me gustó que fuese una historia dentro de una historia.
Qué bueno que te haya gustado, fue super divertido de escribir, tenia al pirncipio pensado algo super serio y misterioso pero después lo decidí cambiar para un grupo de policías hablando boludeces! 

Para los que no sepan, en Connection trato de representar una Hoenn en el futuro cercano, todavía reconocible pero bastante cambiada. En uno de los capítulos nos enteramos de la muerte de ciertas figuras, una de ellas es parte de este drabble. Más que nada dejo el disclaimer para avisar que esto es algo del canon y que no estoy matando personajes porque si (? Decidí esa temática porque quería explorar un otro lado de los dragones, no solo su majestuosidad y poder si no su capacidad de empatía y la relación con su entrenador. En fin, al desafío de hoy!

Día III - Tipo Dragón

 
Era un día de semana más para el viejo marino y veterano miembro final del Alto Mando de Hoenn. Estaba en su habitación privada de la imponente torre de Evergrande, mirando notícias y esperando noticias de algún estúpido o corajudo entrenador que quiera desafiar los mejores entrenadores que la región tiene para ofrecer. Su compañero, acostumbrado a estar afuera de su pokébola, había salido al balcón por la ventana deslizable y se había entregado a los cielos, trazando líneas en las nubes con sus afiladas alas rojas. Feliz de estar así de libre, soltaba intensas llamaradas de su boca.

Todo parecía tranquilo hasta que recibió una llamada inesperada en su PokéNav de un número desconocido. Gruñón como siempre, atendió el teléfono con un despreciable “¿Quién llama?”. Al principio su cara de enfadado se sostuvo, era un llamada de un hospital en Rustboro. ¿Por qué lo llamaban de esa ciudad? No le gustaba que cada vez más la ciudad iba perdiendo su valor histórico, edificio por edificio reemplazado por propiedades empresariales. ¿Qué querían, una visita promocional, favores? Sin embargo, silenciosamente, su mirada fue cambiando de cabeza dura a preocupación y luego tristeza.


— Entiendo. Perdón por haber sido desagradable. —Murmuró, alisando su bigote, con la mirada al suelo— ¿Y él solicitó que vaya? —La voz del otro lado del teléfono seguía hablando— Bien. Voy directo para allá.


Drake lo llamó de vuelta al imponente dragón con un fuerte silvido, que obedeció inmediatamente. Al aterrizar de la manera más cuidadosa posible en el balcón, Salamence miró a su viejo entrenador e instantáneamente entendió la cara que estaba poniendo. Era algo muy raro de ver pero el dragón estaba hace tanto tiempo con su amigo que ya podía determinar qué emoción significaba qué cosa, lo conocía tanto como a los cielos que diariamente frecuentaba.


— Falleció Briney. —Dijo, con voz baja— Viejo estúpido, siempre me decía que me iba a ganar. Como últimos deseos nos pidió un favor. Escribió una carta para nosotros, quiere que la agarremos y leamos en persona. —Dijo, acariciando el largo cuello de su compañero.


Salamence no necesitaba oír más nada, su cara se puso igual de triste. El dragón conocía a Briney desde que era un pequeño Bagon, cuando Drake todavía era un marino profesional. Los vió envejecer mientras crecía, pasando por muy buenos momentos compartidos, hasta que la carrera del entrenador terminó apartándolos. Se acordaba de las veces que había pasado en el barco, jugando con Peeko, volando sobre los cielos, sintiendo ese salado aire en su cara y sus alas. Sin embargo no podía quedarse en las memórias, tenía una tarea que hacer para su entrenador. 

Drake activó su Mega Bracelet, causando que la Salamencite fijada a su pecho empezara a brillara, llevando a cabo una mega evolución. Poco a poco el cuerpo del dragón se iba haciendo mayor, más aerodinámico, más puntiagudo y sus alas se juntaron en una sola cresciente roja, cambiando completamente su parecer. Antes de nada, Salamence se acercó su entrenador y descansó su cabeza en uno de sus hombros. Este gesto fue retribuido por un firme abrazo, acompañado de un par de lágrimas que terminaron deslizando por el cuerpo del pokémon hasta llegar al suelo. Así se quedaron unos minutos hasta que el veterano pudiera recomponerse, procesando el momento.

Eventualmente Drake se recuperó se subió en las espaldas de su viejo compañero y ambos despegaron hacia Rustboro, para dar sus últimos adioses a su viejo amigo, pieza importante más de la clásica Hoenn que los tiempos modernos estaban cambiando tan drásticamente.
Pokémon Connection - Capítulo XIII
¿Como se manejará un grupo de jóvenes en una Hoenn cada vez más peligrosa?
 0  0  0  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  1
Responder
#6
Holi.

Me encantó. Me pareció triste la muerte de Briney, pobre Peeko. Pero creo que lo más interesante fue ver a Drake llorando, creo que le aporta mucho contraste a su personaje. Además del contexto de un futuro que va dejando el pasado atrás, y uno de esos pasos es la muerte de Briney, muy interesante.

Besos.
[Imagen: giphy.gif]
 0  0  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#7
(03 Aug 2020
10:48 AM)
Thranduil escribió:
Holi.

Me encantó. Me pareció triste la muerte de Briney, pobre Peeko. Pero creo que lo más interesante fue ver a Drake llorando, creo que le aporta mucho contraste a su personaje. Además del contexto de un futuro que va dejando el pasado atrás, y uno de esos pasos es la muerte de Briney, muy interesante.

Besos.

Holuuu! Que bueno que te haya gustado, salí un toque de la comfort zone con ese escrito, un poco me pasó con el de hoy también. La nueva modernidad trata de ser un tema recurrente en Connection, me parece un angulo lleno de potencial para escribir. Espero que te guste el de hoy :)

 


Día IV - Tipo Eléctrico

 
No era una ocurrencia común que algo así pasara en Littleroot. Un festival novedoso de música llamado Electrifying Orchestra, directo desde Kanto, estaba haciendo su primer tour en Hoenn y planeaban hacer su parada inicial en aquél pintoresco pueblo. Claramente eligieron tal lugar por su “tradición”, habiendo formándose en Pallet, el grupo disfrutaba hacer conciertos en pueblos similares a su casa. El grupo se basaba en música electrónica, estaba compuesto por cuatro integrantes que manejaban diversas consolas para hacer música y un DJ Pikachu super famoso, Lil’ Sparks. Este ratoncito era la clave para el suceso de la banda, en los shows en vivo se hacía dueño del espectáculo, emitiendo ataques eléctricos mientras pasaba su música.

También era el primer festival de música en el cual Will iba a ir solo con sus amigos, eso sí, después de unas discusiones con Max, su papá, sobreprotector como siempre. Durante la temprana noche él se encontró con su grupo de compañeros de la secundaria y todos juntos fueron al lugar del concierto, un salón en una de las partes más movidas de Littleroot (por más raro que suene esa descripción). Todos púberes, con 16 años ya se sentían hombres listos para salir de joda, buscar chicas y tomar alcohol, típico pensamiento adolescente. 

Al pasar por el chequeo de seguridad y entrar al salón, pudieron ver bien de qué se trataba todo aquello. El lugar estaba decorado de arriba a abajo con piezas de plástico enormes imitando Impactruenos, Rayo, Trueno y demás ataques eléctricos, se vendían remeras con estampas de Lil’ Sparks, bebidas y comidas con nombres de los mencionados ataques, todo muy bien ambientado.

Cuando el show empezó, todos los atendientes explotaron. La música electrónica, compuesta intencionalmente para que sonara eléctrica, retumbaba en la cabeza de los jóvenes que decidieron entregarse al momento. Pasando ya un buen rato juntos, el grupo se separó por unos momentos y Will fue a buscar alguna chica con quien bailar. 

Logró intercambiar miradas con una jóven más o menos de su edad que vestía un traje cosplay de raichu, totalmente incongruente con la ropa del pelirrojo. Sin embargo eso no fue problema, se sentía esa chispa entre ellos y no por la música. Sonrisa va, sonrisa viene y ellos ya estaban juntos bailando a los potentes ritmos. “¿Cómo te llamás? Seguro que tu nombre no es Raichu” “No lindo, Tania me llamo.” Esa interacción era todo lo que necesitaban para afianzar la atracción. El primer toque de Will al brazo de la joven envió mútua estática, poco a poco estaban cada vez más cerca.

Lil’ Spark había finalmente hecho su tan esperada aparición, causando euforia en la audiencia. El pokémon tomó cuenta de la consola y empezó a tocar sus remix en vivo mientras tanto, acompañados de un fuerte “CHUUUU!”, emitía espectaculares ataques eléctricos que brevemente iluminaban la pista de baile una y otra vez en un único show de luces. Pero para el pelirrojo y la cosplayer el show eléctrico ya era secundario ya que la electricidad generada por el beso entre ellos eclipsó cualquier música y ataques por el resto de la noche.
Pokémon Connection - Capítulo XIII
¿Como se manejará un grupo de jóvenes en una Hoenn cada vez más peligrosa?
 0  0  0  0  0  1  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#8
Holi.

Me encantó el detalle del Pikachu en la banda, siento que es un giro interesante para un pokémon tan explotado, además de ser bastante creativo y como ambientación para una fiesta queda espectacular. Ya me dieron ganas de que termine esta pandemia e ir a una disco. Por ahora este es mi relato favorito.

Besos.
[Imagen: giphy.gif]
 0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#9
(04 Aug 2020
01:02 PM)
Thranduil escribió:
Holi.

Me encantó el detalle del Pikachu en la banda, siento que es un giro interesante para un pokémon tan explotado, además de ser bastante creativo y como ambientación para una fiesta queda espectacular. Ya me dieron ganas de que termine esta pandemia e ir a una disco. Por ahora este es mi relato favorito.

Besos.
Hace mil que no salgo a bailar, también me dieron ganas mientras escribía esto! Y si, yo no tenía pensado un Pikachu pero si algun pokémon va a ser un DJ super famoso, seria un Pikachu. Iba a hacer Plusle y Minum ya que son de Hoenn pero no es lo mismo. Me alegro que te haya gustado, saludos.

La de hoy es algo diferente, es backstory para una de las personajes principales, Hope. Es una ventana a una parte de su infancia, cuando recién empezaba a tener dificultades por su enfermedad. Con esta me pasó lo mismo, puedo extenderme mucho más, hasta hacer un oneshot bastante largo, pero tengo que controlarme jajaja. Espero que disfruten leerla tanto como yo disfruté escribirla!
 


Día V - Tipo Hada

 
La pequeñita Hope no siempre había tenido problemas para relacionarse durante sus primeros años en el sistema educacional. Todo esto sin embargo cambió cuando empezó a padecer de su misteriosa enfermedad degenerativa- Muy pero muy rara en chicas de su edad, la condición causaba que ella gradualmente perdiera su visión, totalmente incorregible e incurable. Fue durante esos momentos en que ella empezó a no poder ver bien que su corta vida social empezaba a sufrir.

No podía compartir ciertos juegos con el resto de los chicos, ciertas clases, gustos o experiencias, llevándola a recluirse en si misma. Tampoco ayudaba que su hermana iba a otra escuela, ese momento de separación era fatal. Eventualmente comenzó a escuchar burlas y pasó a ser ignorada frecuentemente por los demás. Su familia y el cuerpo docente del colegio trataba su máximo para servir como red de soporte pero no siempre era lo suficiente. 

Un día como cualquier otro, mientras estaba pasando el tiempo sola en el recreo, afuera del aula, Hope aparentemente vio pasar rápidamente por el cielo a un grande pokémon blanco con todos rojo y azul en todo su cuerpo. Lo curioso es que podía observar claro como la luz del día mientras pasaba, hasta que lo perdió. Exaltada, llamó la atención del resto de sus compañeros.


— ¡Chico! ¿Vieron eso? —Dijo, aplaudiendo, emocionada de haber visto finalmente algo nítido— ¡Un pokémon blanco azul y rojo volando por las nubes! ¿Alguién más lo vio?


Lo único que recibió fue miradas raras. Algunos de los chicos que la escucharon trataron de buscar lo que indicaba en el cielo pero no podían ver nada. Un ratito después se cansaron de buscar.


— Bah, es solo Hope “viendo sus cosas” de nuevo, pérdida de tiempo. ¿Para qué aún le prestamos atención cuando habla? —Respondió uno de los chicos “listos” del grupo, contestado por risas.

— ¡Thomas! ¿Cuántas veces te dije de no ser maleducado con Hope? —Exclamó la maestra, que había escuchado la situación— ¡Se lo voy a decir a tus padres y al director!


La chiquita al escuchar eso se largó a llorar y volvió a su lugarcito seguro en el playground, con la maestra yendo a consolarla. Más a la tarde, una vez de vuelta en su hogar, ya segura y confortable en su cuarto, le contó a su hermana Hannah lo que había pasado aquella mañana.


— ¿HanHan, podés creer que hoy pude ver un pokémon blanco azul y rojo volando por el cole? —Preguntó, tímidamente.

— ¿Uh? ¿Y lo pudiste ver bien? —Respondió Hannah— ¡Que lindo! ¿Me imagino lo que podría ser?

— Y los tontos de mi clase no me creyeron. Como siempre. —Dijo, enfadada— Pero que bueno que me crees, hermana. —Continuó, dando un bostezo del sueño— Te quiero.


Luego de un tiempo de que su mamá les diera un beso y las pusiera para dormir, Hope se levantó de su cama y lentamente fue a mirar por su ventana, tomando cuidado para no despertar a su hermana. Para la sorpresa de la chiquita, una vez más vio esa nítida silueta colorida volando. ¡Lo único distinto es que ahora parecía estar acercándose a ella! De hecho, para su sorpresa el pokémon llegó hasta la misma ventana. Finalmente el velo se había levantado, revelando un Togekiss. Hope podía verlo a la perfección en contraste con lo borroso que veía el resto de las cosas, podía ver sus marcas coloridas, sus grandes alas y principalmente su serena sonrisa.

La pequeña abrió su ventana y para su sorpresa, el pokémon se dejó acariciar. Su piel se sentía super suave al tacto y solo de tocarlo, el pokémon le causaba tranquilidad. Ambos compartieron el momento hasta que Togekiss se tuvo que despedir, no antes de emitir un Bostezo hacia Hope para que se pudiera volver a dormir. La niña no quería que él se fuera pero mismo así lo dejó, saludándolo mientras se alejaba. A lo lejos, notó que dejaba un rastro brillante, similar a estrellitas, característico del movimiento Deseo. Por algo dice la tradición que encontrar a un Togekiss sin entrenador es símbolo de bendición y suerte. ¿Qué será que le espera a la jovencita en su futuro?
Pokémon Connection - Capítulo XIII
¿Como se manejará un grupo de jóvenes en una Hoenn cada vez más peligrosa?
 0  0  1  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#10
Holi.

También me gustó mucho esta historia, que sólo ella pudiese ver a Togekiss fue interesante, demuestra que a veces un ciego puede ver cosas que otros no. Aunque debo decir que por un momento pensé que Togekiss la iba a sanar de la vista, pero imagino que la intervención de éste es para darle un poco de ánimo a Hope por lo que le estaba sucediendo, para que no cayera en la tristeza.

Besos.
[Imagen: giphy.gif]
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#11
(05 Aug 2020
09:59 AM)
Thranduil escribió:
Holi.

También me gustó mucho esta historia, que sólo ella pudiese ver a Togekiss fue interesante, demuestra que a veces un ciego puede ver cosas que otros no. Aunque debo decir que por un momento pensé que Togekiss la iba a sanar de la vista, pero imagino que la intervención de éste es para darle un poco de ánimo a Hope por lo que le estaba sucediendo, para que no cayera en la tristeza.

Besos.

Serìa re lindo si le hubiera curado la visión, pero de verdad su condición es incurable, ella sigue ciega cuando comienza Connection. Pero si, se me hizo re lindo escribir ese relato y me parecio re cute. Que bueno que te haya gustado. 

Este próximo no se si logré lo que quería. Busco representar al tipo luchador con Wally y Gallade pero no por solo poder si o por la lucha que ambos llevaron para superar sus propios límites. Espero que els guste.

 

 
Día VI - Tipo Lucha
 
Wally finalmente había podido parar una vez más en su vieja casa de Verdanturf para poder pasar unos días tranquilos. Ya un entrenador experimentado, siete años después de haber empezado su carrera, él frecuentemente viajaba al pasado por medio de sus pensamientos y hoy no era diferente. Tirado en su cama de la infancia y mirando hacia el paisaje abierto y pintoresco de su pueblo, no tardó en volver a sus primeros días.
 
Recordó cómo en un simple día de semana había decidido convertirse en un entrenador. Se rió por dentro mientras reconstruía su razonamiento que lo llevó a ir al líder de gimnasio siendo un mero chico a pedirle “un pokémon por favor”, no había mejor ejemplo de su inocencia. Se acordaba claramente de cuando, con la esencial ayuda de May, la hija del líder Norman y pieza esencial para salvar a Hoenn de los caóticos Equipos Aqua y Magma, capturó a Ralts, su mejor amigo y compañero desde aquél entonces.
 
Tantas batallas y aventuras, habían crecido muchísimo juntos. Ambos muy frágiles cuando jóvenes, entre ellos crearon una red mútua de soporte que los ayudó a superarse. Tanto el entrenador de pelos verdes cuando el pokémon hada, batalla tras batalla, derrota tras derrota, desafío tras desafío se iban poniendo más fuertes. La eventual evolución de Ralts a Gallade había marcado un notorio cambio. Tanto uno cómo otro no eran más inseguros, no más su frágil condición física iba a sabotearlos, la conexión creada entre ambos era algo que no se podía superar.
 
Luego de su derrota en el espectacular combate frente a su primer mentora en la Victory Road, Wally continuó para adelante, poquito a poquito, lado a lado con su fiel compañero. Gallade nunca se rindió, siempre fue una fuente de inspiración para el joven que año tras año se hacía cada vez más experimentado. El primer momento culmine de ellos dos fue cuando finalmente derrotaron a Steven cuando aún era el Campeón de Hoenn, años de entrenamiento finalmente habían dado frutos y ahora era uno de los oficiales top entrenadores de la región. Pero la pareja no paró por ahí, utilizando el poder de la megaevolución, ellos desafiaron a la Batalla de la Frontera de Hoenn, ganando todas las medallas de sus respectivos líderes, su segundo y más reciente punto máximo. 
 
En un parpadear de sus ojos, Wally volvió al presente. Mismo con toda esa conmoción por los notorios robos en la región y el peligro creciente en las rutas anteriormente pacíficas, él había finalmente vuelto a casa para relajar. Sin embargo esa tranquilidad no le iba a durar mucho tiempo, un entrenador famoso de su calibre tenía claramente compromisos en otros lados. Pero mientras tanto, aprovechando el tiempo que tenía, se levantó de su cama y liberó a Gallade de su pokébola para pasar ese tiempo libre que tenía con él. Lo que si era seguro es que mientras uno tuviera al otro a su lado serian invencibles.
 
Pokémon Connection - Capítulo XIII
¿Como se manejará un grupo de jóvenes en una Hoenn cada vez más peligrosa?
 0  0  1  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#12
Holi.

Me encantó el detalle de una lucha mutua, que creciesen juntos, siento que se adapta bien al tipo del día de hoy. Siento que Wally estuvo mal aprovechado por la franquicia, pero tú le diste más atención y trasfondo, no cualquiera gana el frente de batalla. Imagino que está conectada con tu universo, noté un detalle de robos en rutas que antes eran pacíficas.

Besos.
[Imagen: giphy.gif]
 0  0  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#13
(06 Aug 2020
11:08 AM)
Thranduil escribió:
Holi.

Me encantó el detalle de una lucha mutua, que creciesen juntos, siento que se adapta bien al tipo del día de hoy. Siento que Wally estuvo mal aprovechado por la franquicia, pero tú le diste más atención y trasfondo, no cualquiera gana el frente de batalla. Imagino que está conectada con tu universo, noté un detalle de robos en rutas que antes eran pacíficas.

Besos.

Concuerdo a mil, Wally fue bastante mal aprovechado por la franquicia en general, yo lo veo como una pieza que tiene bastante potencial. En Connection Wally va a tener una aparición importante, pero falta un rato todavía para eso así que por que no un poquito más de backstory? Saludos!

La de hoy es algo parecida a la anterior, un poco de historia de fondo para personajes que lograron cosas importantes en su pasado y que seguramente van a interferir en un futuro, ya vimos a Drake, Wally y ahora nos toca a May, recontando solo una pequeñita parte de su lucha contra los Equipos Magma y Aqua.

 

Día VII - Tipo Fuego

 
La tensión se podía sentir en el aire en el último salón de la Caverna Abisal. El líder del Equipo Aqua, Archie, estaba en su últimas esperanzas, sus planes de finalmente despertar y controlar al majestuoso y anciano legendario Kyogre estaban a punto de fallar por la interferencia de una joven chica, la hija del líder de gimnasio de Petalburg, May. Ella había sido un constante problema para los planes de ambas organizaciones, Aqua y Magma, interfiriendo y logrando saborearlos siempre que tenía la chance de hacerlo. Ella estaba determinada en defender Hoenn y no iba a parar hasta lograrlo.

Archie, desesperado y no queriendo arriesgar tu plan maestro en un batalla contra May, envió a sus cuatro pokémones, Mightyena, Muk, Crobat y Sharpedo para enfrentar a la entrenadora, mientras él corrió hacia la próxima sección de aquél lugar con la Esfera Azul, sección en la cual muy probablemente estaba el durmiente Kyogre. La joven no tenía tiempo para perder, por eso decidió elegir directo a su campeón, la pieza más importante de su equipo.



— ¡Blaziken, te elijo! —Exclamó, arrojando una pokébola al aire.


El feroz pokémon tipo fuego/lucha se materializó y automáticamente, acompañado de un fuerte rugido, se colocó en posición de pelea, como si ya estuviere consciente de lo que estaba por pasar. May rápidamente activó su mega brazalete, haciendo que la Blazikenita aferrada a su brazo derecho empezara a brillar, cubriendo con dicho brillo el cuerpo entero del pokémon, haciéndolo cambiar. Su roja cresta comenzó a crecer, su pelaje se hizo más prominente y fuego empezó a ser emitido desde sus muñecas, había megaevolucionado, quedándose más fuerte y rápido de lo que ya era.


— ¡Vamos, primero quiero que uses Terremoto!


Su velocidad era muy superior a la de cualquier pokémon allí. Con un potente salto, él se alzó varios metros en el aire, situándose para caer bien al medio del grupo oponente. Estiró una de sus fuertes piernas, ganando velocidad al caer. Cuando finalmente llegó al piso, su pura fuerza estremeció y violentamente quebró gran parte del terreno de batalla, noqueando instantáneamente al Muk. Los tres enemigos trataron de atacar al Blaziken pero con su velocidad logró esquivar a todos los movimientos. 


— ¡Ahora, dos Ganchos Altos en el Sharpedo y el Mightyena!


Su pokémon no dudó en hacerlo, emitiendo una breve llamarada desde su boca, se concentró y se lanzó sobre sus oponente, parecía borroso mientras se movía. La sucesión de hechos fue rapidísima. Blaziken apareció al costado del Mightyena y lo noqueó de un violento gancho que lo envió fuertemente hacia arriba y luego hacia el suelo. Logró esquivar rápidamente un Colmillo Venenoso del Crobat y la Cuchillada de Sharpedo, respondiendo con el mismo golpe al tipo agua/siniestro. También superefectivo, lo noqueó, no antes sin dejar sangrando a sus dedos a causa de la Piel Dura, característica de Sharpedo.


— ¡Para cerrar, Blaziken, Envite Ígneo!


Focalizando todo su poder, entrenamiento y energía, Blaziken empezó a emitir llamas que comenzaron a envolver su cuerpo entero, representando a una verdadera armadura ardiente que bailaba sobre su poderosa figura. Mirando fijamente a los ojos del murciélago de cuatro alas, Blaziken se lanzó sobre él y efectivamente comenzó a pegar golpe tras golpe, principalmente con sus piernas. Crobat no aguantó mucho de aquellos movimientos, quedó noqueado casi que en seguida.

Ese era el verdadero poder del Blaziken de May. Habían trabajado tanto, entrenado tanto y superado tanto que no muchos entrenadores más podían igualar aquél nivel de poder, ciertamente no Archie o Maxie, que había sido derrotado momentos anteriores. Sin embargo la pelea tomó el tiempo suficiente para que el líder del Equipo Aqua haya logrado escapar a la otra sección de la Cueva con la misteriosa orbe. 


Desde aquél lugar poco a poco ya se podían escuchar horrorosos y violentos rugidos, las paredes de la vieja Cueva comenzaban poco a poco a temblar y despedazarse, un preludio que no se compararía con la destrucción y violencia que Kyogre traería a Hoenn. May e Blaziken se miraron fijamente y asintieron silenciosamente con sus cabezas, cientes de lo que les tocaba resolver, para el futuro de todos.
Pokémon Connection - Capítulo XIII
¿Como se manejará un grupo de jóvenes en una Hoenn cada vez más peligrosa?
 0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#14
Holi.

Me gustó mucho la ferocidad del blaziken de May, se ve que es una entrenadora de armas tomar, pudo contra los cuatro pokémon al mismo tiempo, por un momento pensé que el haber usado terremoto pudo haber derivado en una complicación para ella misma, algún derrumbe o algo. No esperaba una megaevolución pero la situación lo ameritó.

Besos.
[Imagen: giphy.gif]
 0  0  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#15
(07 Aug 2020
10:54 AM)
Thranduil escribió:
Holi.

Me gustó mucho la ferocidad del blaziken de May, se ve que es una entrenadora de armas tomar, pudo contra los cuatro pokémon al mismo tiempo, por un momento pensé que el haber usado terremoto pudo haber derivado en una complicación para ella misma, algún derrumbe o algo. No esperaba una megaevolución pero la situación lo ameritó.

Besos.

Siempre me quedo con la duda de cual es la mejor de dar mas luz a la historia de May y los demás personajes originales, resulta que estos cuentos son re buen outlet, así que capaz siga con eso! Por ahi puede ser que haya escrito al Blaziken muy OP pero quería demonstrar el poder que tenía y lo fuerte que May era por ello, tambien por eso usé la mega, para que no quede como un Blaziken solo bajando a cuatro pokés de una xD

El de hoy es tranquilito, nada especial, solo quería transmitir la paz que generalmente se asocia con volar o pasar el tiempo haciendo cosas que uno disfruta.

 

Día VIII - Tipo Volador

 
La atmósfera de la Ruta 105 era la mejor de toda Hoenn, la brisa era de lo más suave y las corrientes eran tranquilas, no podía ser mejor. Esto es, de acuerdo al veterano marino Briney. Como casi todos los días de su vida, estaba en aquella localidad, esta vez en su relativamente pequeña embarcación personal. No estaba haciendo nada importante, se había tomado el día libre de transportar personas y lo único que quería hacer era parar su barco en el lugar más aislado de la ruta, apagarlo, acostarse, relajarse y lentamente dormirse mientras su fiel compañero Peeko volaba, disfrutando de su hábitat natural.

De hecho, eso era lo que estaba sucediendo. El viejo marino ya estaba estirado en el deck del barco, mirando al Wingull, esperando que le llegue el sueño. Siempre le parecieron curiosos esos pokémon voladores, era algo sobre sus larguísimas alas en comparación con su cuerpo, o capaz era su largo pico que tanto servía para cazar como para utilizar potentes ataques acuáticos. Briney le entretenía ver la habilidad que Peeko tenía para quedarse estático, con sus alas bien abiertas y solo moverse por la fuerza de las corrientes de viento, de cierta manera era hipnotizante. Ah, cuántas veces había soñado ser un Wingull para volar con su compañero. 

Unos fuertes ruidos estorbaron su descanso, al parecer un grupo de jóvenes en jetskis estaba pasando muy cerca de él. Jóvenes. A Briney no le molestaba eso en lo más mínimo, siempre le gustaba ver cómo las nuevas generaciones interactuaban con el mar, cuanto mayor conexión, mejor. Lo que si él notaba como un cambio importante era lo que estaba a la boca de todos, la creciente modernización de la región. Habían pasado solo un año y medio de los sucesos con Kyogre, Groudon y Rayquaza y la región estaba en su proceso de resurgimiento, solo que ese resurgimiento venía acompañado con un cambio del viejo modo de vida. La antigua serenidad de la región se estaba perdiendo.

Pero ese pensamiento duró apenas unos segundos, interrumpido por Peeko haciendo trucos mientras volaba, hacía loops, giraba sobre su eje, todo que lo hacía el pintoresco y contento pokémon que era. Y esta era la razón porque se llevaban tan bien, ambos apreciaban mucho la libertad, relajarse, las simples felicidades de la vida, ambos lo disfrutaban mucho.

No importaba cuanto los tiempos estaban cambiando, cuánto ruido hacían los jóvenes, lo verdaderamente importante era que no iban a perder ni a la navegación ni la libertad de volar, era algo que ambos iban a quedar haciendo hasta el final.
Pokémon Connection - Capítulo XIII
¿Como se manejará un grupo de jóvenes en una Hoenn cada vez más peligrosa?
 0  0  1  0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 2 invitado(s)