Oneshot- A Puertas Abiertas

ExtensiónOneshot
Extension larga
FranquiciaCoregames
GéneroDramaRomance
Resumen

Marnie está dispuesta a dar el siguiente paso. La verdadera pregunta es si Gloria también lo dará con ella.

AdvertenciaContenido sexual
#1
“¿Estás segura de que quieres hacerlo?”

“...”

“Oye, estoy preguntándotelo en serio. No tiene por qué ser ni hoy ni ahora si te incomoda. Podemos esperar un tiempo más si quieres. No me agradaría que lo hiciésemos sin que ambas nos sintiésemos a gusto.”

“...”

 “¿Me estás escuchando? ¡Deja de mirarme así y contesta! ¡Estás asustándome!”

“...”

“Bueno, tomaré eso como un no. Te pediré un aerotaxi y...”

“¡NO! No, espera. S-sí quiero hacerlo. Si no es hoy y ahora, jamás volveré a reunir el coraje suficiente para pedírtelo. E-es solo...que estoy aterrada. Mi corazón dice sí, pero mi mente que no.”

“...”

“...”

“...Ay, ¿Era eso? ¿Por qué no me lo dijiste desde el comienzo?”

“N-no quería echarlo todo a perder. D-después de todo fui yo quien insistió en...”

“¿Echarlo a perder? ¿Por qué, por no quedarte callada y hacer lo que te diga? ¿Qué clase de persona crees que soy? ¿En serio pensabas que te obligaría a hacerlo independientemente de cómo te sintieses?”

“¡N-no! ¡No, no, no, no! ¡No es que p-piense eso de ti! Es que...”

“Mira, te propongo algo. Es un simple experimento. Tú te recuestas sobre la cama y yo te guiaré con lentitud. Y si en algún momento te sientes incómoda o quieres que paremos, me lo dices sin dudar. ¿Te parece bien?”

“...”

“...”

“..E-eso podría funcionar. S-sí, me p-parece...bien. Me parece muy bien.”

“Perfecto. Entonces supongo que aquí vamos.”

“S-solo prométeme que serás gentil.”

                      



Tu reloj despertador con forma de Cramorant empieza a “graznar”, separándome del hermoso sueño que estaba teniendo mientras marca las siete y media de la mañana. Refunfuñando fastidiada, extiendo mi brazo izquierdo para aplicarle un leve golpe en la cabeza, apagándolo. Sabía que tenía razón cuando te dije que debiste haber comprado el que tenía forma de Rookidee. Sonaba mucho más armonioso y mucho menos chillón.

Intentando no hacer movimientos bruscos para que las pesadas e impermeables sábanas rosas no se suelten del colchón, me doy la vuelta para verte: ahí estás todavía, durmiendo con la mejilla derecha apoyada sobre la almohada y con una sonrisa en los labios. Tu largo y lacio cabello está completamente suelto, formando una grande pero adorable maraña de pelo, separada únicamente por tu flequillo y la zona rapada de tu cabeza. Es la primera vez que te lo veo así, lo que hace que me sonroje y deje escapar un leve suspiro en la forma de un susurro, sintiéndome presa de tu ternura. Es como ver a un ángel sin alas, descansando sobre una blanca y esponjosa nube de mañana.

Mientras me levanto de la cama y camino de puntillas para no despertarte, me detengo en frente de la ventana para observar el panorama con detenimiento: todo Pueblo Crampón ha sido invadido por una lluvia torrencial. Duras y gruesas gotas de agua que probablemente se filtran a través de los agujeros en el techo que da a este lugar aspecto de garaje impactan a una impresionante velocidad sobre las descuidadas baldosas y farolas de la calle, produciendo y dejando tras de sí un seco pero potente repiqueteo. El pronóstico del tiempo de la noche anterior había dicho que llovería hoy, pero nunca pensé que tan temprano, y mucho menos con tanta fuerza. No hay ni un alma en la acera, ni siquiera uno de esos molestos Mr. Mime que suelen pasar por aquí, imitando a la gente y jugando a los muros invisibles usando el movimiento Barrera. Pareciera como si estuviese ante una tierra de nadie, repleta de ventanas rotas y almacenes que jamás abren, sin importar la hora del día. Aunque no es que me sorprenda mucho.

Detesto este pueblo, y también a su gente. Lo detesto desde el día en que tuve que entrar en él para desafiar a tu hermano y obtener mi séptima medalla de gimnasio. Aun comprendiendo que parte del motivo por el cual casi nadie lo visita es por la carencia de un nodo energético con el cual sacar provecho del Dinamax, e ignorando a esos insufribles del Equipo Yell, todas las personas de por aquí son desagradables, haraganas y mediocres, y sus pokémon de tipo psíquico y siniestro no son mucho mejores. Nunca trabajan y jamás agradecen ni la mitad de la ayuda que las demás ciudades de la región les han dado para aumentar y fomentar el turismo. De no ser por que vives aquí...

Tus manos rodeando y acariciando mi desnuda cintura deshacen mi tren de pensamiento, haciendo que me distraiga. Inevitablemente me sonrojo apenas escucho tu voz cerca de mi oído izquierdo.

“Tenías razón. Debí haber escogido el del Rookidee.”

Te ríes, y yo también lo hago a los pocos segundos. Tu risa es la más contagiosa que haya oído en toda mi vida, como una bella y pura melodía en una caja de música a la que le daría cuerda una y otra vez, hasta que el mecanismo se rompiese. El sentir tu mentón apoyándose sobre mi hombro me llena de seguridad, sabiendo que estás allí para protegerme de cualquier cosa.

“Sé lo que piensas” te oigo decir “¿Cómo es que voy a levantar el ánimo y la moral de toda esta gente ahora que Piers no está aquí?”

Una sonrisa melancólica se dibuja en mi rostro.

“Sinceramente creo que no te merecen” te contesto, sin despegar la vista de la lluvia “Piers y tú han hecho lo imposible con tal de que sigan figurando en el mapa, ¿Y cómo te lo agradecen? Abriendo tarde los negocios y luego quejándose de que no hay suficientes clientes.”

“Tal vez” me respondes casi al instante “Pero es porque necesitan a alguien que les muestre la importancia del trabajo duro y que al mismo tiempo los defienda, que los haga sentirse orgullosos de formar parte de este pueblo. Esa es la obligación de todo líder de gimnasio, incluyéndome.”

Como si fuese producto de un acto-reflejo del que no era consciente hasta ahora, te tomo de la mano izquierda con mi derecha. Acariciar tu palma con las yemas de mis dedos es como pasearse por un interminable y precioso trigal, mientras la tibia brisa del viento acaricia tu rosto.

“Siempre te tuve envidia, sabes” admito en voz alta “Tu piel es mucho más suave y lisa que la mía, y el esmalte negro en tus uñas nunca está corrido o dañado. ¿Cómo es que lo haces?”

Te escucho reír una vez más, logrando que quede perpleja.

“Bueno, tal vez tendrías la piel igual a la mía si me dejases recomendarte cremas” me dices, dejando escapar otra pequeña risita “Nunca te preocupas por tu imagen, y eso a veces opaca tu lado femenino. No es que yo le dé mucha importancia tampoco a decir verdad, pero el maquillaje, la manicura y la pedicura siempre ayudan a que una se luzca mejor frente a las cámaras cuando te están grabando.”

“¿Estás diciendo que no soy femenina?” pregunto levemente ofendida ante tu insinuación.

“Lo eres cuando haces el esfuerzo” te oigo responder con un tono burlón “Aunque hay ocasiones en las que me he preguntado si nunca te han confundido con un chico.”

Volvemos a reír juntas, esta vez más fuerte que antes. Cuando el silencio nos invade, decido llenar el vacío compartiéndote mi reflexión.

“Parece como si hubiese sido ayer cuando competimos la una contra la otra en el torneo de medallistas, ¿No es así?”

“Francamente todavía me cuesta aceptar que hayan pasado dos años” me dices, casi susurrando “Galar se ha mantenido exactamente igual desde entonces. Pero nosotras...bueno, anoche dejamos de ser niñas.”

Tu comentario hace que trague saliva mientras continúo observando las grandes gotas de agua que descargan su ira contra el pavimento allí afuera. En el fondo sé que tienes razón. Ambas hemos cambiado mucho. Un día éramos simples rivales peleando entre nosotras mientras intentábamos completar el desafío de los gimnasios pokémon. A los pocos meses de que tú te hubieses vuelto la nueva líder de Pueblo Crampón y que yo hubiese ganado el campeonato nos volvimos grandes amigas, y al año y medio de habernos hecho tan cercanas nos confesamos nuestro amor, convirtiéndonos en novias. Y ahora estamos aquí, desnudas en tu cuarto, tras haber hecho lo que algunos adultos llaman lo prohibido. Nos hemos convertido en mujeres hechas y derechas.

Bueno, no. Solo tú. Yo sigo siendo basura.

“¿Recuerdas el Applin que te regalé en el Día de San Valentín?” me preguntas “Acabo de darme cuenta de que nunca me mostraste lo mucho que dices que ha crecido.”

“Evolucionó en un Flapple la semana pasada” replico desviando la mirada, recordando algo avergonzada el día que te presentaste en mi casa para obsequiármelo, forzándome a pensar rápido en una excusa para explicárselo luego a mi madre “Desde que aprendió a volar no para de revolotear alegre sobre el tejado, y los vecinos que se mudaron hace poco temen que pueda llegar a escupir su saliva ácida estando contento. Afortunadamente no ha ocurrido nada. Aún.”

“Me gustaría ir a verle un día de estos” te escucho decir entristecida, seguido de un suspiro “Si tan solo mis obligaciones como líder no me mantuviesen tan ocupada...”

El rugido de mis tripas te interrumpe abruptamente. Viéndome incapaz de disimular lo humillada que me siento, mi rostro se pone más rojo que el caparazón de un Orbeetle. Acto seguido la puerta de tu dormitorio es sacudida y abierta violentamente, y una familiar pokémon se acerca corriendo hacia nosotras, chillando malhumorada.

“¡MORPEKO!” gritas furiosa mientras intentas frenar a la pequeña y veloz cobaya, sin éxito. Aquella adorable y a la vez aterradora bola de pelos con patas siempre se mueve a una velocidad espeluznante cada vez que tiene hambre “¡¿QUÉ TE DIJE SOBRE ENTRAR SIN TOCAR?! ¡SAL DE AQUÍ AHORA!”

Haciéndome a un lado para darte espacio, veo cómo te agachas para tomar de los hombros y contener a Morpeko, quien ya está echando chispas por sus rosados mofletes, haciendo señas con su pata delantera izquierda para que metas alimento en su boca.

“¡ESPERA ABAJO! ¡YA TE LLEVARÉ TU COMIDA!” dices mientras elevas aún más el tono de voz “¡MORPEKO, MALDITA SEA! ¡¿POR QUÉ NUNCA ME HACES CASO?!”

“Déjame intentarlo a mí” digo mientras me interpongo entre los dos y te quito a Morpeko de las manos para luego adoptar una sonrisa y una voz más juveniles. La pequeñita cambia completamente de actitud en cuanto me ve a los ojos, con su pelaje pasando de morado a amarillo y su furia desapareciendo en un instante. “Hola preciosa, ¡Buenos días! Debes tener mucho apetito, ¿No es cierto?”

Morpeko me asiente alicaída, emitiendo un chillido lastimero, apenas perceptible. Estupendo. La tengo justo donde la quiero.

“¡Pues mami Gloria te preparará algo muy especial!” digo mientras aplico cosquillas sobre su barriguita con el dedo índice de mi mano izquierda. Morpeko responde riendo como si fuese una bebé recién nacida, liberando de sus mofletes una corriente de energía eléctrica inofensiva que recorre mis folículos “Pero tienes que ser paciente y esperar abajo un rato. ¿Prometes ser paciente?”
   

Veo a Morpeko asintiendo nuevamente, esta vez con una sonrisa de oreja a oreja. Decido dejar a la dulce cobaya en el suelo, permitiendo que abandone el cuarto brincando de la alegría por el desayuno que sabe que le espera. No pierdes ni un segundo y cierras con llave detrás de ella.

“Debí haber puesto la llave anoche” alcanzo a escucharte murmurar en voz baja mientras te das la vuelta hacia mí “Sigo sin comprender cómo es que te escucha a ti y a mí no. Desde que Piers me la atrapó cuando tenía cinco años se la ha pasado desobedeciéndome cada vez que puede, ¡Y entonces llegas tú a mi vida y se hace la dócil y melosa a tu alrededor!”

“¿Qué puedo decir?” digo risueña y algo orgullosa “Los pokémon me aman.”

“Me doy cuenta” me contestas con evidente sarcasmo para luego distenderte “Entonces, ¿Qué es lo que le prepararás para que se tranquilice?”

“Mi especialidad, desde luego: ¡Un curri dulce a las finas hierbas!” digo mientras me beso los dedos de la mano derecha, imitando a un chef  “Aprendí a hacerlos en los poké campamentos. Tengo todos los ingredientes necesarios para hacerlo en mi bolso. ¡Créeme, incluso tú disfrutarás probarlo! Es todo un manjar.”

Mi soberbia se desvanece en cuanto vuelvo a sentir tus manos sobre mi cintura. Te has aprovechado de que bajé momentáneamente la guardia para rodearme y atraparme nuevamente por detrás. Sí que eres astuta.

“¿En serio?” me preguntas con un tono sugerente, alzando tu ceja izquierda “Porque ahora mismo se me antoja probar otro manjar.”

“¿Otro manjar?” pregunto confundida, completamente perdida “Pero si ni siquiera he sacado todavía la olla y las...” 
                 

Me toma como cinco segundos extra entender por fin a lo que te refieres. Sintiéndome una estúpida y haciendo silencio, me sonrojo de nuevo. Mi corazón empieza a latir con mayor rapidez en el segundo en el que tu mano izquierda comienza a acariciar mi seno.

“P-p-pero Morpeko...” consigo decir tartamudeando, justo antes de que me interrumpas.

“Tenemos tiempo” me respondes con una sonrisa socarrona mientras corres mi cabello hacia un costado para tener libertad de acción “Además, ya no podrá volver a entrar. Ahora solo relájate y gocémoslo.”

Y antes de que siquiera pueda hacer algún tipo de objeción, besas con gentileza la zona que separa mi cuello de mi hombro, al mismo tiempo que aprietas mis pezones como si te fueses a morir al soltarlos. Sin contenerme gimo de placer, con los ojos clavados en el techo arriba nuestro. Y de pronto, algo en mi interior me hace sentir capaz de poder alcanzarlo.  

“M-Marnie” alcanzo a suplicar mientras mantienes el ritmo “P-por favor...tócame allí abajo.”

Siento cómo repentinamente pierdes el agarre. Los besos y lamidas en mi cuello paran abruptamente.

“¿Hablas en serio?” me preguntas con evidente preocupación “Pero me dijiste que no querías que...”

“Cambié de parecer” respondo al instante, sin temor. Me cuesta discernir si soy yo o la adrenalina la que está hablando “Hazlo, por favor. Quiero sentirte en todo mi cuerpo.”

Los besos regresan, y con ellos el toqueteo de mis pezones. El deleite aumenta cuando tus manos se apartan con cariño de mis senos para pasar por mi ombligo, mi zona más vulnerable, hasta que finalmente se detienen entre mis piernas, palpando la superficie hasta hallar mi flor. Todavía está húmeda, tan mojada y empapada como ayer. Y lista para ti.

“¿Estás absolutamente segura?” oigo que preguntas “Porque una vez que empiece, no me detendré.”

“Cuento con ello” logro decir con una sonrisa, para luego gritar con gusto en cuanto tus dedos comienzan a hacer su magia.

                    



“Hmm” consigo decir mientras me sirvo el primer bocado con la cuchara de plata y degusto con la lengua tanto la hierba como las bayas. Mis papilas gustativas celebran con júbilo el celestial y divino manjar, exigiendo más “¡Hmm! ¡Gloria, esto es delicioso! ¡Es el mejor curri que he probado en mucho tiempo! ¿Cómo es que lograste hacerlo tan bien?”

“El secreto está en saber escoger las bayas y en el cómo revolver” me respondes mientras devoras con celeridad lo que ya está servido en tu plato. Situado a tu derecha, tu Rillaboom te imita, comiendo casi al mismo ritmo y a la par. Finalmente entiendo a lo que se refería Piers con que a veces entrenador y pokémon pueden llegar a ser idénticos hasta en los hábitos alimenticios “Algún día te pasaré la receta.”

“¿Existe la posibilidad de que le hayas puesto romero?” pregunto entusiasmada, a la vez que dirijo mi atención hacia Morpeko, quien se halla a mi izquierda masticando el curri en su tazón, chillando la mar de feliz. Es en momentos como estos en los que por al menos un instante olvido todos los dolores de cabeza que me causa a diario y me dan ganas de abrazarla. En los que recuerdo la razón por la que adoro tanto a esa golosa bola de pelos: porque de no ser por ella, jamás hubiese empezado a tener confianza en mí misma como entrenadora. Gracias, Piers.

“Tal vez” contestas de forma pícara y guiñándome con un ojo “Sé que te encanta.”

Inevitablemente me sonrojo. Tras voltearme por unos minutos para observar cómo el resto de nuestros pokémon parecen disfrutar tanto del curri como los que estamos sentados a la mesa, respiro profundo y procedo a compartirte mis actuales sentimientos.

“¿Sabes qué? Estoy cansada.”

“¿Qué dices?” me preguntas desconcertada mientras dejas de comer momentáneamente, claramente sin entender a qué me refiero. No es que te culpe, pues no me he expresado con total claridad.

“Que estoy cansada” reitero “De todo esto. De toda esta farsa. Quiero que sepan que somos pareja.”

Noto cómo de pronto toses como quien se ha atragantado con algo, hasta que Rillaboom consigue darte una mano dándote una leve pero eficaz palmada- en la espalda con su pata delantera izquierda. Luego me miras con los ojos abiertos como platos, secándote las lágrimas.

“Por favor dime que no hablas en serio” me dices temerosa.

“¿Por qué no?” indago “De una u otra forma eventualmente se enterarán. Tu madre ya debe de estar preguntándose por qué te gusta pasar tanto tiempo afuera de casa conmigo. Y cuando Piers regrese de la gira con su nueva banda en Sinnoh lo primero que hará será preguntarme por qué hay olor a curri en la casa, o qué hacen tus bragas en el picaporte de la puerta.”

“Siempre puedes ocultarlo con aromatizantes y devolviéndome mi ropa, ¿No?” sugieres con nerviosismo.

“¡Gloria, no seas infantil!” contesto irritada mientras tomo tu SmartRotom y procedo a mostrarte varios sitios web y páginas oficiales de distintos noticieros informativos de la región “Ese no es el punto. Mi hermano y tu mamá no son tontos. Si no se enteran por nosotras, tarde o temprano unirán las piezas ellos mismos. ¿Por qué debemos seguir ocultando nuestro amor? Prácticamente media Galar nos ha visto saliendo a estas alturas, y ya hasta esos pesados de los paparazzi nos han sacado fotos que no dejan de circular por el canal de chismes. El Equipo Yell no podrá deshacerse de la evidencia por siempre. Debemos decirles la verdad.”

“No, no debemos” me respondes de forma tajante “Si se enteran, se terminó para ambas. Y sabes bien por qué: si toda Galar descubriese que una líder de gimnasio y la actual campeona se encuentran en una relación que va más allá de lo profesional pensarán que Leon y yo te estamos dando un trato especial comparado con los demás líderes. Además, las relaciones de nuestra clase aún no han sido del todo aceptadas por la gente de esta región. Nos veríamos rodeadas de controversia de la noche a la mañana, y no pararían de acosarnos tanto a nosotras como a nuestros amigos y familiares.”

“¡¿Pero es que acaso no me escuchas?!” protesto indignada, absteniéndome de golpear la mesa con mi puño derecho “¡Ya todos lo saben! ¡Es prácticamente un secreto a puertas abiertas! Es ridículo que pienses que podemos seguir con esto por siempre. Si queremos seguir juntas, pronto tendremos que hacer pública nuestra relación, aunque sea a la fuerza. Leon lo sabe, Sonia lo sabe, Bede lo sabe, los demás líderes lo saben y Hop, aunque distraído, eventualmente lo sabrá.”

Una vena en tu frente comienza a palpitar en cuanto el nombre de Hop sale de mis labios. Había olvidado que tú y él no se encuentran actualmente en buenos términos. No desde aquella tarde en la que te sacó de quicio...

“¡Oigan, chicas! ¿Sabían que mi hermano...?”

“¡HOP, YA CIERRA LA BOCA Y VUELVE AL LABORATORIO! ¡ESTOY HARTA DE ESCUCHAR TU VOZ! ALÉJATE Y DEJA DE ATOSIGARME POR UNA VEZ, ¿QUIERES?”

Los recuerdos bullen en mi mente mientras te veo cerrando ambos puños con furia, intentando no estallar.

“¡NO ME INTERESA!” te veo vociferar “¡Es nuestra relación, y nadie tiene por qué saber sobre ella! ¡Eres lo mejor que me ha pasado en la vida, y no quiero que nadie estropee lo que tenemos! ¡Pero si quieres aliarte con ellos, por mí está bien! ¡Esta relación se acaba aquí!”

Abro la boca para hablar, pero antes de que aunque sea una sílaba salga siquiera de mis labios ya te has levantado y tomado tu bolso y tu gorra de lana, dirigiéndote hacia la puerta.

“¡¿A dónde vas con esta lluvia?!” exclamo con premura, consternada.

“A mi casa” dices en un tono casi neutro, sin voltearte a verme.

“¡¿Pero qué hay de tus pokémon?!” pregunto asustada, viendo como Rillaboom y los demás te ven partir entristecidos.

“Conocen el camino de regreso” alcanzas a contestarme mientras sales por la puerta “Adiós, Marnie.”

Enojada y angustiada a la vez, abandono mi silla y, a la velocidad de un relámpago, corro hacia afuera con mi paraguas en mano, abriendo la sombrilla en el proceso para evitar mojarme. Chapoteando con mis botas de cuero los charcos que se han formado en la acera, consigo alcanzarte para detenerme y llamarte por tu nombre.

“¡GLORIA!” consigo gritar “¡Si crees que voy a dejar que rompas conmigo para luego regresarte a tu hogar sin pokémon, caminando, bajo la lluvia y terminando con una neumonía, estás más que equivocada!”

Te detienes apenas termino de hablar. A los pocos segundos te das la vuelta para verme a los ojos, con una mirada y un lenguaje corporal desafiantes. Sin sentirme intimidada, te devuelvo la mirada con la misma expresión que siempre suelo adoptar para hacerle creer a mis oponentes que todo me da igual.

“¿Que estoy equivocada?” me dices mientras continúas permitiendo que el agua moje tu precioso abrigo gris y tu vestido fucsia “¿Qué, acaso crees que eres mi mamá? ¿Piensas pedirle a tu Grimmsnarl que me inmovilice?”

“No necesito de nada ni de nadie para detenerte” contesto de forma cortante “Y te inmovilizaré si tengo que para impedir que cometas una tontería. No estás pensando claramente.”

“No, Marnie” replicas “Por primera vez en mucho tiempo pienso con claridad. Nuestra relación no tiene futuro, y solo hallaré la paz interior estando sola.”

“¡Oh, ya deja de ser tan melodramática!” te suplico casi rezongando “¿Por qué siempre haces las cosas tan difíciles? ¿Y a qué te refieres con que no tenemos futuro? ¿De pronto te has olvidado de todo lo que ya hemos vivido juntas? ¿Nuestros combates amistosos, el cómo trabajamos juntas para remodelar tu casa y mi gimnasio? ¿El día en el que nos confesamos mutuamente nuestro amor? ¿El hecho de que juramos perder unidas nuestra virginidad? ¿Cómo te atreves después de todo eso a tener la osadía de decir que lo nuestro no tiene futuro? ¡Nos amamos, y eso es lo único que de verdad importa! ¡¿Por qué te preocupa tanto lo que nuestra familia o el resto de Galar vaya a pensar de que estemos juntas?!”

“¡Porque tú eres la única persona a la que valoro!” consigues decirme antes de que tu voz sea tapada por el rugido de un trueno a la distancia “¡Eres la única que me entiende, y la única con la que no temo mostrarme tal cual soy! ¡Y no quiero que te lastimen!”

“¡Sabes más que bien que puedo cuidarme sola!” respondo sin que me tiemble ni la voz “Así que, ¡¿De quién rayos buscas protegerme?!”

“¡DE MÍ MISMA!” escucho que me dices.

Arqueo mi ceja izquierda incrédula ante lo que mis oídos acaban de escuchar.

“¿De qué estás hablando?” te pregunto perpleja “¡Eres la campeona de Galar, y la entrenadora más hábil que he conocido jamás!”

“¡No, no lo soy!” gritas enfurecida, con la cólera dominándote “¡Solo soy la campeona de Galar por pura suerte, y no porque sea buena entrenadora!”

“P-pero...” empiezo a decir, titubeando “M-me has vencido a mí...A Bede...Y a...”

“¡Solo porque el azar estaba de mi lado!” me dices entre sollozos “No sé nada sobre combates pokémon, efectividades de tipo o estrategias para ganar batallas. ¡He llegado hasta donde estoy solo porque todos en esta región son unos auténticos imbéciles!”

Veo que haces una pausa para mirar hacia otro lado, probablemente hacia la gran persiana metálica que sirve tanto como entrada como salida de Pueblo Crampón. Luego vuelves a verme a los ojos y prosigues.

“Yo no quería ser una entrenadora, y mucho menos una campeona” me explicas “Fui empujada a participar del desafío de los gimnasios, tanto por mi madre como por Leon y el resto. Solo quería aprender a hacer mejores curris, a estudiar y convertirme en cocinera y así ayudar a las personas y pokémon necesitados que se mueren de hambre en toda nuestra región. Pero mi madre prefería que siguiese con la profesión de la familia desde el día en que nací, y me obligó desde el primer minuto a escoger un pokémon, a ir a todos los gimnasios de Galar y asegurarme de llegar a la final con tal de vencer a Leon, aprovechándome de que sus pokémon seguían fatigados por la batalla de tres días antes contra Eternatus y haciéndola sentir orgullosa. ¿Sabes siquiera por qué escogió para mí el nombre Gloria? ¡Para que fuese la gloria de la familia y que reivindicase al bueno para nada de mi padre, que ni siquiera llega a aficionado mediocre con lo pésimo que es como entrenador!”

Nuevamente haces una pausa, más mi sexto sentido me dice que esta será la última que necesitarás.

“Cada segundo de mi viaje pasé miedo, frío y hambre. Mientras Hop no paraba de plantarse en mi camino y de hablarme sobre lo duro que era para él estar bajo la sombra de su hermano, yo estaba comiendo basura en las calles y capturando cuantos pokémon pudiese para poder abrirme paso a través de las grandes cantidades de entrenadores poderosos que me desafiaban en cada ruta que atravesaba. Las únicas instancias en las que Grookey y yo pudimos descansar fueron en el Hotel Budew, o cuando ese lunático de Rose me invitó a cenar a El Espigón para celebrar la obtención de mi segunda medalla. Lo único que me quedaba era sonreírle a todo el mundo cada vez que salía invicta por puro accidente contra un líder de gimnasio, ganándome los falsos halagos y felicitaciones por parte de los líderes de gimnasio, incluyendo tu hermano. Piers no me tolera. Me desprecia, y tú lo sabes mejor que nadie.”

“¡Pero eso no tiene ninguna lógica!” digo negando con la cabeza, hallándome incapaz de dar fe a lo que estoy oyendo “¡Jamás pudiste haber llegado tan lejos si no fueses buena entrenando pokémon! ¡He luchado contra ti y sé de lo que eres capaz! ¡Hasta salvaste a toda la región de Eternatus!”

“¡¿De lo que soy capaz?!” me preguntas mientras estallas en carcajadas “¡Marnie, por favor! ¡Regresa a la realidad! ¡Todas las veces que hemos luchado siempre te he ganado únicamente porque poseo a Alcremie! ¡Un pokémon hada capaz de neutralizar a todos tus pokémon siniestros, y nunca por verdadera habilidad! Y los únicos que salvaron a Galar de Eternatus fueron Zacian y Zamazenta, los lobos legendarios. Yo solo le lancé una ball aprovechando que estaba débil para capturarle. Afrontémoslo, llegué hasta donde estoy porque soy una ignorante a la que la suerte siempre saca de cualquier situación. Todos me alaban y corean mi nombre, llamándome salvadora, cuando solo soy un fracaso y un desastre emocional con patas. ¡No quiero esta fama de heroína elegida, y mucho menos esta vida que todos los demás decidieron por mí! Quiero ser una chica normal. Una asustada e inocente chica normal que desea compartir su gusto por cocinar con todo el mundo.”

El verte tapando tu rostro con tus manos mientras prorrumpes en llanto golpea mi corazón con mayor fuerza que un Copperajah descargando la energía acumulada en su trompa sobre una montaña para reducirla a polvo. Ignorando la lluvia, y sin pensarlo demasiado, dejo caer el paraguas al suelo para correr de inmediato a abrazarte con los brazos abiertos. Mientras me aferro a tu cuerpo y aprieto fuertemente tu cabeza contra mi pecho, siento cómo las gotas de agua azotan mi frente, espalda y cabello sin misericordia, como si un Dragapult hubiese empezado a practicar su Meteoro Dragón cerca de allí. Pero no me importa. Nada me importa ahora mismo salvo ampararte.

“Todos me odian” gimes entre sollozos “Y ya no puedo seguir soportando esto.”

“No, no es cierto” respondo conteniendo mis propias lágrimas “Todos te queremos, Gloria. Yo te quiero.”

“Solo me quieres por mi título” me contestas “Al igual que todos.”

“¡Nunca jamás vuelvas a decir eso!” exclamo fuera de mí y sacudiéndote con una fuerza que no sabía que tenía “No es por tus logros o tu título por lo que te quiero. Te quiero por cómo eres.”

Se producen unos cuantos segundos de silencio en los cuales me dejas sin una respuesta, escuchando solo la fiereza con la que la lluvia sigue cayendo tanto sobre el suelo como sobre nosotras. Hasta que finalmente me vuelves a hablar.

“E-entonces...¿N-no fuiste mi novia ni lo hiciste conmigo para sacar algo a cambio? ¿E-en verdad te gustan las chicas?”

“¡No me gustan las chicas!” grito desconsolada mientras levanto tu cabeza para que me veas a los ojos, ejerciendo presión con los dedos de mi mano izquierda sobre tu delicada barbilla “¡Me gustas !”

Y te traigo hacia mí para besarte en los labios, apasionadamente. El insoportable ruido de la lluvia ahora se ha vuelto distante, como si estuviese cayendo en cualquier otra parte menos aquí. Siento tu mano izquierda posándose sobre mi hombro derecho, sujetándose de él con firmeza. El tiempo parece congelarse por un instante, y es en ese mismo instante en el que de pronto te veo como la única persona-la única cosa-que es real ante mis ojos. Todo lo demás parece masas amorfas, sombras ilusorias envueltas en la oscuridad.

“Sé lo que es vivir bajo las expectativas de los demás” murmuro apenas nuestros labios se separan “Nunca quise ser líder de gimnasio, ni tampoco ser asertiva o parecer ruda. No estaba en mi naturaleza. Pero gracias a ti y a mi hermano, las dos personas más importantes en toda mi vida, me di cuenta de lo que podía y lo que puedo llegar a lograr. Lo eres todo para mí, y no quiero seguir viendo cómo te lastimas y te alejas de mí, sin serme sincera. Estoy harta de que nos guardemos secretos entre nosotras y la una a la otra. ¡No me importa si has llegado hasta donde estás ahora por talento o por casualidad! Eso no hará que deje de amarte y de apoyarte.”

El silencio vuelve a invadirnos de nuevo, hasta que es roto cuando sueltas una risita ahogada.

“S-supongo que hemos tenido nuestra primera discusión de pareja” dices mientras secas tus lágrimas. Tus bellos ojos color miel vuelven a recuperar el brillo perdido, y tu cabello castaño luce aún más cautivante ahora que está mojado “Rayos, he sido una estúpida, ¿No es cierto?”

“Sí, lo has sido” respondo mientras me alejo unos cuantos metros para levantar mi paraguas y luego regresar contigo, protegiéndonos a ambas de la lluvia “Escucha, ya no podemos seguir de esta forma. Tienes que disculparte con Hop. Sé que a veces puede ser algo molesto pero...también es tu mejor amigo, y se nota que te quiere mucho. Y también debes decirle a tu madre lo que hay entre nosotras. Yo ya me encargaré de hacerlo con Piers en cuanto él vuelva, pero tú debes dar el primer paso.”

“Tienes razón” me dices “Pero no puedo hacerlo sola.”

“No tendrás que hacerlo” replico mientras sostengo tus dos manos “Yo estaré a tu lado.”

                    



Nuestro viejo reloj marca las nueve y cuarenta y cinco. Mientras observo cómo los truenos rugen no muy lejos de la ventana de la cocina y termino de alimentar a Budew, a Flapple y a Munchlax, rezo porque te encuentres bien. Ay, Gloria, ¿Por qué ayer de todos los días tenías que irte a acampar al área silvestre, con todos esos pokémon salvajes que podrían hacerte quién sabe qué cosas? Sé que siempre podrás defenderte junto a tus pokémon, pero el panorama me impide mantenerme tranquila. Desde que te volviste la nueva campeona de Galar pasas cada vez menos tiempo en casa, y ya casi nunca nos vemos.  A veces temo que un día me toquen la puerta para decirme que algo terrible te ha sucedido. Que he sobrevivido a mi propia hija.

Como si la vida hubiese escuchado mis pensamientos, la puerta de calle es golpeada tres veces desde el otro lado. Temiéndome lo peor, corro a abrirla lo más rápido posible. Mi corazón se relaja en cuanto me hallo con un escenario completamente distinto al que esperaba.

“Hola, mamá” me dices mientras me sonríes de forma algo tímida, como si esperases que te gritase o que te levantase la mano.

“Buenos días, señora Taylor” me habla Marnie, saludándome con su mano derecha y con una sonrisa similar a la tuya.

“¡Gloria!” consigo exclamar finalmente, viendo tu actual estado “¡Cariño, estás toda mojada! ¿Qué ha ocurrido? ¿Acaso te atrapó la lluvia cuando salías de la tienda? Y Marnie, tesoro, ¿Tú qué haces aquí? Pensaba que te encontrabas en Pueblo Crampón.”

Tus siguientes palabras me extrañan de sobremanera.

“Mamá, yo...no estaba acampando en la zona silvestre.”

“¿De qué hablas?” pregunto confundida.

“Hay algo de lo que yo...de lo que Marnie y yo...debemos hablar contigo” respondes avergonzada.

Y mientras veo sorprendida cómo tomas a tu amiga de la mano izquierda, permito que ambas puedan entrar, cerrando la puerta para evitar que el agua moje el parqué.   
[Imagen: nDb2mjH.png]
   Pokémon Ragnarok
"Al fin, el gran fiestón."-Pyro
 0  0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#2
No culpo a Gloria por creerse un fraude como campeona, a veces agarras unas batallas feas en los Raids que realmente sientes que ganas porque la IA jugó a tu favor...

But in all seriousness, es entendible, cuando te pushean para ser la nueva estrella máxima, ya sea otro Michael Jordan, otro Pelé, otro Hulk Hogan, te va a tocar una presión de la fea, que hasta puedo sentir que por eso recurre al sexo como escapatoria. Afortunada es de tener una relación sincera, cosas simples que ayudan bastante.
Descansa. Hasta que nos volvamos a ver...
[Imagen: SwCanxx.png]
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#3
Mostrar Pyromentario
No tengo mucho que decir de este relato. Encontré lindo la relación de ambas como ya había comentado en el especial, solo que en esta historia tiene un trasfondo diferente.
La historia del viaje de Gloria me resulta divertida, con que todo en si resultaba muy fácil, paralelizando con las entregas de los juegos.
Su temor e inseguridad de revelar su relación con Marnie me parece bien, un poco exagerada la reacción de salir, pero como ya he dicho, hormonas e irracionalidad los humanos en esa edad tienen de sobra.
Lo que si me pareció un poco forzado es cuando le preguntó si estaba con ella he hizo esas cosas solo porque tenia el titulo de campeona, cuando antes había dicho que no quería que malentiendan de que Marnie llego a ser líder por contactos.
En fin, una bonita historia de tijeretazos, y el gorila.
AJ si lee eso se le va a zafar un tornillo. Malicious
Sin más que escribir, nos leemos en otra ocasión. 
                                       [Imagen: APTHhOg.jpg]
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#4
Wow... a ver, aquí hay mucho pan por rebanar o.ó

Primera pareja homosexual del Moonverse, ambas con muchas cosas yendo por dentro aparte de su romance, narración en segunda persona con tres partes claramente diferenciadas (la última para un poco de shock value usado efectivamente). Voy a dejar que las citas guien el camino del comentario, por lo dicho al principio owo
 
Cita:Bueno, no. Solo tú. Yo sigo siendo basura.
Primera pista de que algo no va bien con Gloria o.ó
 
Cita:Haciéndome a un lado para darte espacio, veo como te agachas para tomarle de los hombros y contener a Morpeko, quien ya está echando chispas por sus rosados mofletes, haciendo señas con su pata delantera izquierda para que metas alimento en su boca.
cómo
... no sabes cómo el anime nuevo de Pokémon me ha hecho detestar a esta especie ówò
 
Cita:Siento como repentinamente pierdes el agarre. Los besos y lamidas en mi cuello paran abruptamente.
cómo
 
Cita:Tras voltearme por unos minutos para observar como el resto de nuestros pokémon parecen disfrutar tanto del curri como los que estamos sentados a la mesa, respiro profundo y procedo a compartirte mis actuales sentimientos.
cómo
 
Cita:Noto como de pronto toses como quien se ha atragantado con algo, hasta que Rillaboom consigue darte una mano dándote una leve pero eficaz palmada- en la espalda con su pata delantera izquierda.
cómo
Oh, esto era lo que a alguien no le gustaba (personalmente, no me disgusta, pero tampoco es mi favorito xD)
 
Cita:“¿Por qué no?” indago “De una u otra forma eventualmente se enterarán. Tu madre ya debe de estar preguntándose por qué te gusta pasar tanto tiempo afuera de casa conmigo. Y cuando Piers regrese de la gira con su nueva banda en Sinnoh lo primero que hará será preguntarme porqué hay olor a curri en la casa, o qué hacen tus bragas en el picaporte de la puerta.”
por qué
... vale, una de dos: Gloria es una desvergonzada a quien le gusta dejar las bragas donde sea o Marnie las tiene como adorno/fetiche... considerando que "se las tiene que devolver", parecería el segundo caso (???)
 
Cita:“No, no debemos” me respondes de forma tajante “Si se enteran, se terminó para ambas. Y sabes bien porqué: si toda Galar descubriese que una líder de gimnasio y la actual campeona se encuentran en una relación que va más allá de lo profesional pensarán que Leon y yo te estamos dando un trato especial comparado con los demás líderes. Además, las relaciones de nuestra clase aún no han sido del todo aceptadas por la gente de esta región. Nos veríamos rodeadas de controversia de la noche a la mañana, y no pararían de acosarnos tanto a nosotras como a nuestros amigos y familiares.”
por qué
Hmm... aunque es un buen punto, también suena un poco a excusa de parte de Gloria por motivos que vendrán a continuación... owo
 
Cita:“¡¿Pero es que acaso no me escuchas?!” protesto indignada, absteniéndome de no golpear la mesa con mi puño derecho “¡Ya todos lo saben! ¡Es prácticamente un secreto a puertas abiertas! Es ridículo que pienses que podemos seguir con esto por siempre. Si queremos seguir juntas, pronto tendremos que hacer pública nuestra relación, aunque sea a la fuerza. Leon lo sabe, Sonia lo sabe, Bede lo sabe, los demás líderes lo saben y Hop, aunque distraído, eventualmente lo sabrá.”
Dado el contexto, ese "no" sobra (quiero decir, si realmente no va a golpear la mesa)
Pobre Hop, siempre le toca recibir (?)
 
Cita:“¡NO ME INTERESA!” te veo vociferar “¡Es nuestra relación, y nadie tiene por qué saber sobre ella! ¡Eres lo mejor que me ha pasado en la vida, y no quiero que nadie estropee lo que tenemos! ¡Pero si quieres aliarte con ellos, por mí está bien! ¡Esta relación se acaba aquí!”
Segundo indicio de que algo está muy mal con Gloria o.ó
 
Cita:“¡Solo porque el azar estaba de mi lado!” me dices entre sollozos “No sé nada sobre combates pokémon, efectividades de tipo o estrategias para ganar batallas. ¡He llegado hasta donde estoy solo porque todos en esta región son unos auténticos imbéciles!”
OUCH
Menudo "Take that!" a Galar xD
Ahora bien, tengo la sospecha de que Gloria podría estar exagerando mucho... la suerte infinita no existe, y ciertamente esta chica sufre de autoestima baja junto con lo que considera (queda ambiguo) que se le empujó a ese camino o.ó
 
Cita:“¡No me gustan las chicas!” grito desconsolada mientras levanto tu cabeza para que me veas a los ojos, ejerciendo presión con los dedos de mi mano izquierda sobre tu delicada barbilla “¡Me gustas tú!”
Best answer ever :3
Nunca me cansaré de ver este tipo de respuestas, siempre que estén bien usadas (ha sido el caso, sí)
 
Cita:Nuestro viejo reloj marca las nueve y cuarenta y cinco. Mientras observo cómo los truenos rugen no muy lejos de la ventana de la cocina y termino de alimentar a Budew, a Flapple y a Munchlax, rezo porque te encuentres bien. Ay, Gloria, ¿Por qué ayer de todos los días tenías que irte a acampar al área silvestre, con todos esos pokémon salvajes que podrían hacerte quién sabe qué cosas? Sé que siempre podrás defenderte junto a tus pokémon, pero el panorama me impide mantenerme tranquila. Desde que te volviste la nueva campeona de Galar pasas cada vez menos tiempo en casa, y ya casi nunca nos vemos.  A veces temo que un día me toquen la puerta para decirme que algo terrible te ha sucedido. Que he sobrevivido a mi propia hija.
¿Qué clase de programas ve esta mujer que teme cosas aparte de la violencia y el consumo de humanos como comida? (?!)
No, ahora en serio, el cambio a este personaje en particular me hace plantearme muchas dudas de qué es lo que realmente Gloria teme o ha pasado realmente (cosas muy duras... es ambiguo, pero no es lo más importante, por ahora... y quizá no lo sea a futuro, dado a dónde se dirige este universo)
 
Cita:“Hay algo de lo que yo...de lo que Marnie y yo...debemos hablar contigo” respondes avergonzada.
Awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww ;w;
Esto es MUY significativo, a dos niveles: el del tener el valor de por fin afrontar sus sentimientos reales y el "nosotros"; this is serious sh*t, man D:

Pues ha estado bien, la verdad. Sigo con las dudas de qué tanto de lo que dijo Gloria es cierto (no creo que mienta, pero siempre está la posibilidad de algún desorden paranoide... pero no soy doctor, así que no puedo decir mucho). Será interesante ver qué rol juegan estas dos en el Moonverse :3
Starlight Traveler
 0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#5
(03 Jul 2021
12:58 PM)
SoujiFujimura escribió:
Wow... a ver, aquí hay mucho pan por rebanar o.ó

Primera pareja homosexual del Moonverse, ambas con muchas cosas yendo por dentro aparte de su romance, narración en segunda persona con tres partes claramente diferenciadas (la última para un poco de shock value usado efectivamente). Voy a dejar que las citas guien el camino del comentario, por lo dicho al principio owo
 
Cita:Bueno, no. Solo tú. Yo sigo siendo basura.
Primera pista de que algo no va bien con Gloria o.ó
 
Cita:Haciéndome a un lado para darte espacio, veo como te agachas para tomarle de los hombros y contener a Morpeko, quien ya está echando chispas por sus rosados mofletes, haciendo señas con su pata delantera izquierda para que metas alimento en su boca.
cómo
... no sabes cómo el anime nuevo de Pokémon me ha hecho detestar a esta especie ówò
 
Cita:Siento como repentinamente pierdes el agarre. Los besos y lamidas en mi cuello paran abruptamente.
cómo
 
Cita:Tras voltearme por unos minutos para observar como el resto de nuestros pokémon parecen disfrutar tanto del curri como los que estamos sentados a la mesa, respiro profundo y procedo a compartirte mis actuales sentimientos.
cómo
 
Cita:Noto como de pronto toses como quien se ha atragantado con algo, hasta que Rillaboom consigue darte una mano dándote una leve pero eficaz palmada- en la espalda con su pata delantera izquierda.
cómo
Oh, esto era lo que a alguien no le gustaba (personalmente, no me disgusta, pero tampoco es mi favorito xD)
 
Cita:“¿Por qué no?” indago “De una u otra forma eventualmente se enterarán. Tu madre ya debe de estar preguntándose por qué te gusta pasar tanto tiempo afuera de casa conmigo. Y cuando Piers regrese de la gira con su nueva banda en Sinnoh lo primero que hará será preguntarme porqué hay olor a curri en la casa, o qué hacen tus bragas en el picaporte de la puerta.”
por qué
... vale, una de dos: Gloria es una desvergonzada a quien le gusta dejar las bragas donde sea o Marnie las tiene como adorno/fetiche... considerando que "se las tiene que devolver", parecería el segundo caso (???)
 
Cita:“No, no debemos” me respondes de forma tajante “Si se enteran, se terminó para ambas. Y sabes bien porqué: si toda Galar descubriese que una líder de gimnasio y la actual campeona se encuentran en una relación que va más allá de lo profesional pensarán que Leon y yo te estamos dando un trato especial comparado con los demás líderes. Además, las relaciones de nuestra clase aún no han sido del todo aceptadas por la gente de esta región. Nos veríamos rodeadas de controversia de la noche a la mañana, y no pararían de acosarnos tanto a nosotras como a nuestros amigos y familiares.”
por qué
Hmm... aunque es un buen punto, también suena un poco a excusa de parte de Gloria por motivos que vendrán a continuación... owo
 
Cita:“¡¿Pero es que acaso no me escuchas?!” protesto indignada, absteniéndome de no golpear la mesa con mi puño derecho “¡Ya todos lo saben! ¡Es prácticamente un secreto a puertas abiertas! Es ridículo que pienses que podemos seguir con esto por siempre. Si queremos seguir juntas, pronto tendremos que hacer pública nuestra relación, aunque sea a la fuerza. Leon lo sabe, Sonia lo sabe, Bede lo sabe, los demás líderes lo saben y Hop, aunque distraído, eventualmente lo sabrá.”
Dado el contexto, ese "no" sobra (quiero decir, si realmente no va a golpear la mesa)
Pobre Hop, siempre le toca recibir (?)
 
Cita:“¡NO ME INTERESA!” te veo vociferar “¡Es nuestra relación, y nadie tiene por qué saber sobre ella! ¡Eres lo mejor que me ha pasado en la vida, y no quiero que nadie estropee lo que tenemos! ¡Pero si quieres aliarte con ellos, por mí está bien! ¡Esta relación se acaba aquí!”
Segundo indicio de que algo está muy mal con Gloria o.ó
 
Cita:“¡Solo porque el azar estaba de mi lado!” me dices entre sollozos “No sé nada sobre combates pokémon, efectividades de tipo o estrategias para ganar batallas. ¡He llegado hasta donde estoy solo porque todos en esta región son unos auténticos imbéciles!”
OUCH
Menudo "Take that!" a Galar xD
Ahora bien, tengo la sospecha de que Gloria podría estar exagerando mucho... la suerte infinita no existe, y ciertamente esta chica sufre de autoestima baja junto con lo que considera (queda ambiguo) que se le empujó a ese camino o.ó
 
Cita:“¡No me gustan las chicas!” grito desconsolada mientras levanto tu cabeza para que me veas a los ojos, ejerciendo presión con los dedos de mi mano izquierda sobre tu delicada barbilla “¡Me gustas tú!”
Best answer ever :3
Nunca me cansaré de ver este tipo de respuestas, siempre que estén bien usadas (ha sido el caso, sí)
 
Cita:Nuestro viejo reloj marca las nueve y cuarenta y cinco. Mientras observo cómo los truenos rugen no muy lejos de la ventana de la cocina y termino de alimentar a Budew, a Flapple y a Munchlax, rezo porque te encuentres bien. Ay, Gloria, ¿Por qué ayer de todos los días tenías que irte a acampar al área silvestre, con todos esos pokémon salvajes que podrían hacerte quién sabe qué cosas? Sé que siempre podrás defenderte junto a tus pokémon, pero el panorama me impide mantenerme tranquila. Desde que te volviste la nueva campeona de Galar pasas cada vez menos tiempo en casa, y ya casi nunca nos vemos.  A veces temo que un día me toquen la puerta para decirme que algo terrible te ha sucedido. Que he sobrevivido a mi propia hija.
¿Qué clase de programas ve esta mujer que teme cosas aparte de la violencia y el consumo de humanos como comida? (?!)
No, ahora en serio, el cambio a este personaje en particular me hace plantearme muchas dudas de qué es lo que realmente Gloria teme o ha pasado realmente (cosas muy duras... es ambiguo, pero no es lo más importante, por ahora... y quizá no lo sea a futuro, dado a dónde se dirige este universo)
 
Cita:“Hay algo de lo que yo...de lo que Marnie y yo...debemos hablar contigo” respondes avergonzada.
Awwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww ;w;
Esto es MUY significativo, a dos niveles: el del tener el valor de por fin afrontar sus sentimientos reales y el "nosotros"; this is serious sh*t, man D:

Pues ha estado bien, la verdad. Sigo con las dudas de qué tanto de lo que dijo Gloria es cierto (no creo que mienta, pero siempre está la posibilidad de algún desorden paranoide... pero no soy doctor, así que no puedo decir mucho). Será interesante ver qué rol juegan estas dos en el Moonverse :3

¡Corregido!
[Imagen: nDb2mjH.png]
   Pokémon Ragnarok
"Al fin, el gran fiestón."-Pyro
 0  0  0  1  0  0  0  0  0  0  0  0  0
Responder
#6
Bueno... esto será una declaración sorprendente, pero esta es la única Glora que hasta el momento no me a caido mal... y no es porque sea lesbiana umbreonwhat Sino porque es la primera en la que concuerdan sus palabras y acciones.

Creo que sus dudas en dar el paso a la intimidad y su forma de tomar su relación con Marnie (que parece un iman para la gente sin importar el género) es un "estado normal" en las personas que pasan de una orientación a otra o más concretamente, como parece el caso de esta Gloria, el que le guste alguien específico que casualmente es del mismo género, pero que siga sin mostrar signos de gustarle las personas de su mismo sexo. Esto puede ser algo muy confuso y crear tantas inseguridades como muestra esta Gloria.

Inicialmente pensé que su adversión por hacer pública su relación era el hecho de que al ser la campeona y mayor representante de Galar, su noviazgo con Marnie fuera mal visto o una decepción para todos, pero es lindo saber que está más preocupada porque el hecho de que esto pudiera afectar más la precaria reputación de Marnie. Aunque sigue siendo una "decisión" tomada por sus dudas y temores, producto de que aún no esta completamente segura de su orientación.

Es bueno ver que al final lograron hacer las pases y que Gloria logró aclararse no solo con Marnie, sino también consigo misma. Ojala que su relación no se vea afectada por una región abocada al espectaculo y chisme, pero en el peor de los casos... hay muchas otras regiones a las que pueden ir y algunas en las que nadie les dara pelota si son o no lesbianas Larvitar

Como dato curioso dire que este es uno de los pocos relado de temática "yuri" que he leido, más que todo porque la mayoría son un fanserver con mucho smut y poco contexto.

PD: Pobre Hop PikachuFacePalm Como el destino de todo compañero de protagista de pokémon que se respete, debe ser un Barry reprimido o no en su interior (así que no es su culpa)
 
 0  0  1  0  0  0  0  0  1  0  0  0  0
Responder




Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)
task